InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8467046031
Editorial: Espasa (23/02/2016)

Calificación promedio : 2.5/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
"Este libro recupera la memoria y los avatares de varias mujeres, artistas y pensadoras de la generación del 27, cuyo legado resulta determinante en la historia de nuestro país, al igual que el de sus compañeros pertenecientes a esa ineludible generación literaria. 
Mujeres que se quitaron el sombrero, ese corsé intelectual que las relegaba al papel de esposas y madres, y participaron sin complejos en la vida intelectual española entre los años veinte y trei... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 20 octubre 2018
Merece la pena leer Las sinsombrero. Ensayo sobre diez mujeres de la Generación del 27, diez artistas olvidadas en los libros de texto, olvidadas en los estantes de las librerías y, en algunos casos, olvidadas en las memorias de ciertos compañeros a pesar de haberles servido de inspiración o de influencia artística; a pesar de haber formado parte de su círculo de amigos; a pesar de haber mantenido con ellas una relación de amor.
El libro tiene la lectura que cada uno le quiera dedicar, es decir, la escritura es fluida, segura y pretendidamente objetiva, centrada en los conceptos que quiere resaltar de las artistas. Si nos quedamos ahí, la lectura es continuada y ligera. Pero Tània Balló es otra artista, cineasta, ofrece con su pluma una serie de imágenes que permiten ver entre líneas más allá de lo que está escrito; en esos instantes el lector queda atrapado en una época histórica, en una generación que aspiró a ser libre y creativa y vio cómo sus esperanzas se desvanecieron, cómo la creación quedó modificada en ocasiones y destruida en otras, cómo la libertad se transformó en dependencia, prisión o aniquilación, cómo la espontaneidad e independencia derivaron en el ostracismo y el silencio. Y en esos momentos la lectura de este libro no fluye; no se puede permanecer en esos diez nombres porque aparecen muchos otros y la curiosidad lleva a investigar en ellos.
El libro es apasionante; descubre a mujeres desafiantes que consiguieron, aunque fuera durante un tiempo efímero, realizar sus sueños al tiempo que fueron conscientes de que el futuro no les estaba permitido, de que sus ambiciones no eran suyas sino que formarían parte de las de otros, o ni siquiera eso. Cuando el lector profundiza en esto se da cuenta de que una tristeza, derivada de la soledad de estas mujeres, engloba las páginas y se convierte en rebelión ante el ser humano como máximo depredador del propio ser humano.
Porque la mujer ha debido luchar contra una sociedad perjudicial en la que tienen cabida no sólo amigos o conocidos, a veces incluso hombres a los que admiramos, sino también familiares, otras mujeres, y su propio mundo interior en el que «Se encerraron en él, como refugio de una vida que sentían que no las contemplaba. Y su arte fue el único vínculo con el que conseguirían entrar en contacto con su entorno.» Y como es lógico, quien debe encerrarse en sí mismo está abocado a la ocultación, a la tristeza, la angustia, la rabia y la opresión, porque uno mismo es muy pequeño.
La mayoría de estas mujeres, y esto es lo más triste, fueron aniquiladas por sus propios compañeros de generación, lo que dice mucho de la misoginia de esa Edad de Plata de la cultura española, porque es cierto que Juan Ramón Jiménez, Pedro Salinas, Jorge Guillén nos hacen vibrar con su poesía, Dalí con su pintura o Buñuel con su cine, pero no debemos olvidar que ellos no formaron ese Grupo del 27 que ha traspasado épocas y fronteras; ellos son sólo una parte que se completa con Mª Teresa León, Rosas Chacel, Ángeles Santos, Maruja Mallo o Concha Méndez entre otras. Lo más triste es que algunos de esos compañeros no sólo las ignoraron o intentaron subestimar su obra durante la República, sino que en los tiempos en los que los exiliados empezaron a regresar a España, a finales de los 70, en que las multitudes se agolpaban para vitorear a aquéllos que debieron refugiarse en otras latitudes, ninguno puso por delante de sus éxitos el de alguna de sus compañeras.
Y merece la pena destacar, aunque es difícil decisión, el papel de Mª Teresa León durante la Guerra Civil, pues su aportación a la escena español no sólo resultó encomiable sino innovadora, utilizó técnicas escenográficas que no se habían visto hasta ese momento como la mezcla de proyecciones cinematográficas con los decorados teatrales; creó y dirigió el Teatro de Arte y Propaganda, representando durante una temporada completa en el Teatro de la Zarzuela; regeneró el teatro al convertirlo en manifestación cultural y educadora del pueblo; estrenó a Lorca, a Alberti, a Arconada, a Valle-Inclán y a Dieste, entre otros, y la crítica se rindió a sus pies valorando su labor como autora, gestora, directora y actriz y ensayista de distintos proyectos escénicos. No debemos pasar por alto la reflexión de Tània Balló, «La acción de las Guerrillas del Teatro me hace pensar que mientras en otros países se levantaba el ánimo de los soldados con vistas de actrices de cuerpos seductores, en España, el gobierno de la República manda al frente a Shakespeare.»
Con la entrada de la democracia la sociedad había cambiado, la mentalidad franquista había ensanchado, la mujer formaba parte de puestos importantes, y, sin embargo, parece como si esos hombres en particular y todos en general, dieran por sentado que la obra de sus compañeras ocupaba el lugar que les correspondía, oculta tras la de ellos. Es doloroso, mucho, saber que grandes poetas, es cierto, han estado respaldados en ocasiones por una mujer que además de escritora podía ser filóloga, investigadora, profesora y precursora de los derechos de la mujer —como el caso de María Teresa León—, que si quería ser oída debía utilizar algún pseudónimo, renunciar a sus hijos y soportar groserías sobre su talento por parte de compañeros incluso.
No sólo esto resulta llamativo, el libro está plagado de curiosidades entre las que se podría destacar la educación esmerada que recibieron casi todas las mujeres de las que trata, debido entre otras razones, a que formaron parte de los círculos culturales de la época «No debemos olvidar que Rosa Chacel era sobrina nieta de Zorrilla y desde los tres años recitaba algunos de su poemas.»
Concha Méndez, «campeona de natación, poeta, guionista, dramaturga, editora, impresora, vendedora de libros…» y sin embargo «Buñuel nunca mencionó nada al respecto de su noviazgo con ella en ninguno de sus posteriores textos autobiográficos. Un desliz claramente intencionado que dice mucho de la personalidad del archiconocido director de cine». Aun así, apenas se oyó su nombre o su obra, sólo que fue la mujer de Manuel Altolaguirre.
También Josefina de la Torre mantuvo un apasionado romance con Luis Buñuel tras haber trabajado juntos. Su nombre no es tan conocido como el de su hermano, Claudio de la Torre, a pesar de constituir una figura indispensable en la poesía en el cine, en el teatro y en la ópera.
Maruja Mallo, pintora espléndida fue novia de Miguel Hernández entre 1925 y 1930 y de cuya relación se vislumbra una mutua influencia en la obra de cada uno. Asimismo A cal y canto de Alberti refleja la extraordinaria compenetración con Verbenas y Estampas, de Mallo.
Mª Teresa León “aconsejó” a su nuevo amante que no volviera a nombrar a la pintora y él le hizo caso hasta el final de sus días. Es cierto que María Teresa, sobrina de Menéndez Pidal, fue cautivadora; desde Primo de Rivera hasta Salinas quedaron rendidos al talento y encanto «de esta escritora, ensayista, dramaturga, guionista, periodista, feminista y activista en favor de la libertad y los derechos sociales», aun así tuvo que escribir con pseudónimo durante una temporada.
María Zambrano fue la primera filósofa de la historia de nuestro país, aunque según ella misma dijo, «Pensar por pensar no está bien visto en España»; a pesar de todo, la filosofía de la mejor discípula de Ortega y Gasset es indispensable para entender la evolución del pensamiento occidental del siglo XX.
La pedagoga María de la O Lejárraga vivió casi 100 años luchando por el socialismo, el feminismo y la República a la vez que escribió las obras con las que su marido primero, después exmarido, Gregorio Martínez Sierrra, se granjeó una fama nacional al firmarlas.
Y es que, estas mujeres Sinsombrero decidieron quitárselo, aunque no lo consiguieran del todo, porque las oprimía y ocultaba sus pensamientos, su obra, su vida.
Resulta irónico que al buscar en una enciclopedia Julio Caro Baroja encontremos: Hijo del editor Rafael Caro y de [ ? ] Carmen Baroja, sobrino del novelista Pío Baroja y del pintor Ricardo Baroja, y hermano del documentalista, etnógrafo y escritor Pío Caro Baroja. Y resulta irónico, si no ofensivo, porque su madre, Carmen Baroja, que aparece sin oficio, la “hermana” de Pío Baroja, estudió Artes en París para dedicarse a la orfebrería artesana; sus primeros trabajos, a los 15 años, tratan sobre temas etnográficos y es poeta y autora de cuentos infantiles.
Pues, porque va siendo hora de cambiar muchas entradas de diccionarios y muchos pensamientos y actitudes, gracias, Tània Balló; esta nueva aportación es valiosísima tanto por el contenido como por la forma en que está narrado, ágil y visual.

Enlace: http://elblogaurisecular.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Invitandoadreambooks
 28 abril 2021
¿Te suenan los nombres de Margarita Manso, Marga Gil Roësset, Concha Méndez, Maruja Mallo, Ángeles Santos, María Zambrano, María Teresa León, Rosa Chacel, Ernestina de Champourcín o Josefina de la Torre?
Probablemente sólo te suene alguna de ellas y quizá sólo de pasada, pero sin embargo seguro que conoces a Manuel Altolaguirre, Rafael Alberti, Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca o Gerardo Diego, pues todos pertenecen a la misma generación, la famosa generación del 27, sólo que ellas son la otra cara de la moneda, esas poetas, filósofas, pintoras, dramaturgas... que el tiempo ha ocultado y que sus compañeros de profesión, de confidencias e incluso de vida han silenciado siempre.
En este libro nos encontramos, yo no lo llamaría biografías de estas mujeres sino más bien introducciones a su vida y obras puesto que se quedan cortas y te dejan con ganas de seguir conociendo más de ellas, de su obra y vida personal, ya que en muchos casos la una no se entiende sin la otra.
Ellas son ejemplo de lo que podrían considerarse las feministas de su época, concepto muy diferente el de feminismo en aquel entonces con lo que conocemos hoy en día ya que ellas revindicaban el dejar de ser cosas para ser reconocidas como personas.
En cuanto a la narración del libro deja bastante que desear puesto que desde mi punto de vista va dando saltos en el tiempo y no sigue un orden lógico dentro de cada biografía lo que hace que en ocasiones te pierdas y no puedas seguir el hilo de los acontecimientos. Narrado de tal forma que parece más el guión del documental que existe con el mismo nombre que un libro en sí. Me parece un libro fantástico para conocer la existencia de estas mujeres pero no con el que profundizar ni obtener una visión objetiva de ellas o que vayas a disfrutar de su lectura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (1) Añadir cita
MacabeaMacabea14 diciembre 2020
El mundo de la mujer era muy pequeño, yo quería libertad. Quería vivir como los hombres, que podían viajar.
[Ángeles Santos]
Comentar  Me gusta         20
Video de Tània Balló (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Tània Balló
Hoy te hablo de las Sinsombrero: las desconocidas de la Generación del 27. En esa generación también hubo artistas y escritoras cuyos nombres y obras son infinitamente menos conocidos que los de sus homólogos hombres. ¿Quiénes eran y por qué las hemos olvidado? Te lo cuento en este vídeo.
Sinsombrero mencionadas en el vídeo: Maruja Mallo, Ernestina de Champourcín, Margarita Manso, Concha Méndez, Marga Gil Roësset, Josefina de la Torre, María Teresa León, Victorina Durán, María Zambrano y Rosa Chacel.
RECURSOS NOMBRADOS EN EL VÍDEO -Proyecto "Las sinsombrero": https://www.lassinsombrero.com -Documental "Las sinsombrero": https://youtu.be/DXwgReVkrtQ -Libro "Las sinsombrero", de Tània Balló: https://www.planetadelibros.com/libro-las-sinsombrero/287960 -Libro "Aquelarre", coordinado por Irene Liberia Vayá y Bianca Sánchez-Gutiérrez: https://www.advookeditorial.com/aquelarre-la-emancipacion-de-las-mujeres-en-la-cultura-de-masas/ -Conferencia "Las mujeres y el canon", de Laura Freixas, en la Biblioteca Nacional: https://youtu.be/o3rjZdzt3No
Suscríbete aquí a la newsletter de Léeme y entérate antes que nadie de las novedades del canal: https://leemetv.com/newsletter/
Si te mola, ¡comparte! Y dime en los comentarios sobre qué te gustaría que hablase en próximos vídeos.
Sígueme en redes sociales y visita la web de Léeme si quieres más contenido sobre literatura, escritura, libros y vida:
-Web: http://www.leemetv.com -Instagram: http://www.instagram.com/irenelivre -Twitter: http://www.twitter.com/irenromar -Facebook: http://www.facebook.com/leemetvlibros
Puedes encontrar el podcast de Léeme en iVoox, iTunes y Spotify.
Visita Llig-me, mi canal sobre libros en valenciano: https://www.youtube.com/channel/UCIcYic_uga6ETiCaa-7kXdQ
Gracias por verme. Te espero en los comentarios :)
+ Leer más
otros libros clasificados: ensayoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Tània Balló (1)Ver más




Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
135 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro