InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Carmen Montes Fernández (Traductor)
ISBN : 841514007X
Editorial: Ediciones Maeva (16/09/2010)

Calificación promedio : 4.07/5 (sobre 46 calificaciones)
Resumen:
Las Hijas del Frío de Camilla Läckberg. Maeva, 2010
La alegría de Erica y Patrik por el nacimiento de su hija es inmensa, pero deben enfrentarse a unos problemas nuevos para ellos; la pequeña llora mucho, Erica sufre una depresión posparto y Patrik está constantemente cansado. Erica encuentra entonces apoyo en Charlotte, madre de Sara, una niña de siete años que sufre el síndrome de deficiencia de atención cuando, de repente, se produce un drama totalmente in... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (18) Ver más Añadir una crítica
Celeste_Cruz
 15 febrero 2021
Si ser padres primerizos no es suficiente desafío para Erica y Patrik, los crímenes tampoco les dan descanso. Ha aparecido una niña de unos siete años ahogada en el mar y, aunque al principio se piensa que es un accidente, pronto se dan cuenta de que es un asesinato. Así pues, Patrik se ve de nuevo al frente de la investigación para esclarecer lo sucedido mientras Erica se encarga de la recién nacida Maja. Erica siente que no puede más, que la maternidad la está consumiendo y encima Patrik apenas la ayuda, pues se pasa todo el día fuera trabajando. Añadido a la presión que siente como madre, su hermana Anna casi no le coge el teléfono y, cuando lo hace, Erica no puede evitar pensar que está sucediendo algo extraño. Por suerte, ha encontrado una nueva amiga en el pueblecito de Fjällbacka, Charlotte, madre de dos hijos con la que compartir sus inquietudes maternales. Charlotte tampoco está en su mejor momento, pues se ha visto obligada a trasladarse a la casa de su madre con su familia, ya que su esposo, Niclas, encontró un buen puesto como médico en el pueblo y tuvieron que mudarse. Las constantes críticas de su madre, Lillian, hacia todo lo que hace y el hecho de que Niclas apenas pase tiempo en casa con ella y con sus hijos hace que Charlotte haya encontrado en Erica a una buena amiga, pues ambas se entienden muy bien.
Por desgracia, las cosas se torcerán más para Charlotte y su familia cuando se descubra que el cadáver de la niña que se ha encontrado es el de su hija mayor, Sara. A partir de ese instante, Patrik se encargará de llevar la investigación y de averiguar quién querría hacerle daño a una simple niña, por lo que empezarán a surgir los trapos sucios de la familia y ciertos recuerdos que querían dejar atrás.
De los tres libros que me he leído hasta ahora de la saga, quizá haya sido este el que más me ha gustado. Mantiene la misma esencia de alternar el presente con el pasado, pues ciertos acontecimientos que tuvieron lugar muchos años atrás están relacionados con el fatal desenlace de Sara, así como el hecho de que siempre hay más de una familia implicada de una manera u otra en el suceso. Se repiten, pues, los mismo patrones que en las novelas anteriores. La trama engancha igual que los libros anteriores y te mantiene en vilo tratando de deducir qué fue lo que ocurrió y, al igual que en el inicio de la saga, Erica vuelve a estar implicada en el asesinato de una forma u otra, algo que no vimos en el segundo.
Si recordáis, en las reseñas anteriores mencioné que estas novelas tenían un tufillo machista bastante sospechoso y he de decir que en esta tercera entrega eso mejora bastante. Seguimos teniendo maridos de dudosa ética, pero exitosos en sus trabajos mientras que sus mujeres se limitan a ser amas de casa, cuidar de los niños y mantener una posición sumisa. Sin embargo, en esta ocasión esas mujeres, a lo largo del libro, se van dando cuenta de su situación e intentan cambiarla o, al menos, se quejan acerca de ello y ponen en cuestionamiento los roles que les ha tocado vivir solo por ser mujeres. Hay varios ejemplos, pero, para mí, el más relevante es el de Asta, la madre de Niclas y esposa de Arne (sí, volvemos a tener nombres prácticamente idénticos). Arne es un hombre a la vieja usanza, tremendamente religioso cuyo fuerte carácter y exacerbadas ideas calan mucho en su esposa. Así pues, Asta siempre ha creído que su sitio como mujer es al lado de su marido, acatando sus órdenes, respetando sus decisiones y apoyándole en todo, independientemente de si está bien o mal porque, como ella dice, su marido siempre tiene la razón porque para eso es el hombre de la casa. No obstante, esa férrea convicción de que ella no vale nada y no puede hacer nada más que lo que su esposo le manda va cambiando conforme avanza el libro y termina por darse cuenta de que ser mujer no le hace inferior y de que ella se merece ser la protagonista de su vida, no estar a la sombra de Arne. No solo eso, sino que terminará por enfrentarse a él en un momento dado, con un discurso que me puso los pelos de punta y que dejó al imbécil de su marido por los suelos. Aunque este es el ejemplo más claro, también vemos esta crítica o despertar hacia el machismo en otros personajes como Erica, que está cansada de ser la única que cuida de su hija de recién nacida, o en Charlotte, que está en una situación similar a la protagonista, ya que ella se limita a cuidar de la casa y de sus hijos mientras que su marido Niclas cumple el papel de esposo perfecto y trabajador.
Este cambio de rumbo en los personajes femeninos y su mentalidad puede deberse a que conforme la autora iba escribiendo su propia forma de ver las cosas en lo referente al machismo ha ido también evolucionando y lo ha reflejado en su novela o, quizá, son personajes que fueron construidos desde un punto de vista patriarcal a propósito. Sea como fuere, me ha alegrado mucho ver estos cambios y espero que Lackbërg siga por este camino.
Otro punto que me gustaría destacar y que ya he avanzado un poco es cómo se trata la maternidad en este libro. Es cierto que la autora trata muchos tipos diferentes de relación madre-hij@, pero temía que, debido a esa fijación por las mujeres limitándose a ser madres y amas de casa, planteara la llegada de un bebé como algo idílico. Para mi sorpresa ha sido al contrario. No idealiza la maternidad, sino que la muestra tal y como es: algo muy bonito, pero que desgasta mucho. de hecho, la propia Erica cuenta que a causa de los libros sobre maternidad que ha estado leyendo para prepararse durante el embarazo la convencieron de que tener un hijo era algo maravilloso, deseable y sin ningún pero. Sin embargo, ella ha comprobado en su propia carne que todo eso es mentira y que, si bien tener hijos es algo muy bonito, es agotador física y mentalmente.
Asimismo, me gustaría mencionar que Lackbërg trata aquí temas como los trastornos TDA y el síndrome de DAMP (Déficit de Atención, del control Motor y de la Percepción). No sé si la manera en que los aborda es correcta o no porque apenas tengo conocimiento de estos síndromes y no estoy familiarizada con ellos, pero es cierto que la autora profundiza en los mismos e, incluso, introduce a una psicóloga en la trama para que asesore a los investigadores. También se nos habla de otros temas más turbios como la pedofilia y la trata de menores, así que lo menciono en la reseña por si sois sensibles a ese tipo de cosas, para que lo tengáis en cuenta.
En lo referente a la trama, no os puedo decir más que sigue los mismos patrones que los dos primeros libros, que engancha muchísimo y que, por más que hagas tus teorías, no tienes ni idea de quién es el verdadero culpable hasta el final. También aquí nos encontramos muchos giros de trama del todo inesperados.
Las hijas del frío es una digna tercera parte para esta saga. Aunque mantiene la esencia de las dos primeras novelas, se nota una mejoría en cuanto a la trama, la construcción de personajes y, sobre todo, el machismo del que hacía gala en las dos primeras entregas.

Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Kass_CK
 04 agosto 2020
Tercera entrega de la saga Fjällbacka de Camilla Lackberg y me tiene igual de enganchada ahora que cuando empecé la saga, de hecho ya tengo el cuarto libro esperando en mi estantería para leerlo. Soy muy fan de los libros de misterio de este estilo, los que me plantean varias tramas, me dan espacio para teorizar, pero no alimentan morbo macabro describiéndome absolutamente todo al detalle. Las historias de por si son duras, por lo que para mi no es necesario añadir extras desagradables.
En esta ocasión el caso central del libro es especialmente duro por que se trata del asesinato de una niña pequeña. Todos los implicados en la investigación evidentemente están muy tocados, sobre todo Patrick que es el investigador principal y reciente padre de un bebé de dos meses. A su trabajo se le unirá una situación personal complicada, ya que Erica, su pareja, está sufriendo depresión post parto.
¿Qué es lo que más me gusta de Camilla? Su capacidad de crear historias muy reales. La trama central siempre es el caso policial, pero eso no tapa que hay personajes alrededor con vidas y problemas propios y Camilla nos lo enseña. Estamos en un pueblo pequeño de Suecia en el 2010 y si tiene que enseñarnos la homofobia y lo cerrados de mente que podían ser los habitantes del pueblo, nos lo enseña. Si la pederastia es un problema enorme y actual lo muestra. Si hay una gran desconocimiento sobre los trastornos de TDAH y como son realmente las personas que los sufren, lo enseña también. ¿Que es lo que menos me gusta? Que puede ser poco detallista. Por ejemplo, como he mencionado antes Erica sufre de depresión post parto y creo que trata el tema muy superficialmente (quizás me equivoque y en el siguiente libro continúe con ello pero no tengo esa sensación). Empieza bien, pero luego parece que lo arregla un poco mágicamente y no soy experta en el tema, pero creo que era una gran oportunidad para hablar de ello y sobre formas de sobrellevarlo y superarlo sin que parezca que casi puedes arreglarlo sola de un día para otro.
A pesar de esos posibles fallos, todo lo que me gusta de los libros de Camilla lo compensa. Su narración sencilla y directa, su facilidad de meternos en la historia y llamar nuestra atención, su capacidad de interactuar entre todos los personajes del mundo que ha creado en Fjällbacka, como crea personajes reales e imperfectos con los que empatizas o no según te caigan pero a los que ves como personas del día a día que podrían ser vecinos tuyos. Me parece una gran autora y que esta saga merece la pena para todo aquel que disfrute de los thrillers que te den un misterio que resolver y al mismo tiempo añadan vivencias del día a día que acompañen la historia de principio a fin.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Merixun
 22 marzo 2020
Nos hayamos en Fjällbacka junto a Erica y Patrik que han sido recientemente padres de una niña, Maja. Mientras se adaptan a su nueva vida como padres, un pescador encuentra el cadáver de una niña, Sara, que es hija de una amiga de Erica. al principio parece que fue un accidente pero la autopsia revela que murió ahogada en una bañera y no en el mar, por lo que fue asesinada. Días después otro niño es atacado y entonces cundirá el pánico en Fjällbacka.
En este, el tercer caso de la saga de Patrik y Erica, volvemos a encontrarnos a un gran abanico de personajes. al principio cuesta hacerse a ellos y te lías con los nombres y los apellidos, pero tardas poco en acostumbrarte a ellos. Además, todos los personajes están conectados entre ellos de una manera u otra, lo que facilita acordarse de cada uno.
A parte de la trama principal hay varias subtramas. Algunas son más importantes que otras y aunque a priori no entiendes a qué viene hablar de algunas ellas, todas acaban teniendo sentido y su importancia en la historia. También están unidas entre ellas, a veces de la forma más inesperada.
La trama principal es muy interesante. La autora sabe dejarnos con ganas de más y nos va dando la información con cuentagotas, poco a poco, lo que hace que cada vez se tenga más curiosidad y dudas. Cada vez que crees que las piezas van encajando y la historia va en una dirección, ocurre algo que pone todo patas arriba y te descoloca. En esto, en sorprenderte, la autora es experta.
La historia tiene dos líneas de tiempo: una situada en la actualidad en Fjällbacka y otra situada entre los años veinte y los sesenta en Strömstad, Fjällbacka y Gotemburgo. de esta última sabemos menos cosas y avanzamos más lentamente aunque igualmente es interesante. Además, tenemos claro que de una forma u otra estará unida a la trama de la actualidad y eso le da más interés.
En la historia se tratan varios trastornos que cada vez son más frecuentes pero de los que realmente sabemos poco. El que para mí es más conocido es el síndrome de Asperger, pero también se habla de TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad) y DAMP (Déficit de atención, del control motor y de la percepción) aunque casi nada. Yo casi no sabía nada de estos temas por lo que me ha gustado que la autora hablara de ello y nos diera información pues eso hace que la lectura sea más enriquecedora.
La trama no es sólo un caso de asesinato con su misterio y ya, si no que la autora trata otros temas como los ya mencionados trastornos, la pedofilia o la infidelidad. Eso aporta interés y dinamismo a la historia ya que no es mono temática.
Algo que siempre me gusta en esta autora y sus historias es que mezcla los casos y el misterio con la vida privada de los personajes. Aunque dicha vida privada es algo secundario, en cada libro les van pasando diferentes cosas que les hacen crecer como personas, ver las cosas desde otra perspectiva...en resumen, evolucionar, sea del modo que sea.
El final es muy muy sorprendente. Todas las piezas que a priori están sueltas y no tienen sentido encajan dando como resultado una resolución alucinante. No queda ningún hilo suelto y aunque algunas cosas podrían haberse explicado mejor, todo tiene su explicación. Sólo queda un punto abierto y es algo que sucede en la última página del libro y que te deja con ganas de leer el siguiente.
Los personajes son muchos, pero como siempre están muy bien definidos y desarrollados. Los personajes que ya conocemos siguen evolucionando y son ya como de la familia. Los demás personajes juegan su papel a la perfección y aunque conocemos más a unos que a otros, todos están bien construidos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Samarkanda
 20 mayo 2019
Animada por el buen rato que me hicieron pasar las anteriores entregas de Los crímenes de Fajällbacka hoy os traigo la reseña del tercer caso protagonizado por la escritora Erica Falk y el comisario Patrik Hedström.
En esta nueva entrega nos encontramos con que Erica y Patrik han sido padres de la pequeña Maja pero, pese a la felicidad que supone tal acontecimiento, Erica está sumida en una depresión post-parto al darse cuenta que la maternidad no es el mundo idílico que ella pensaba; su hija sólo se queda dormida en sus brazos, pide ser amamantada cada poco rato y absorbe todo su tiempo. Por su parte, Patrik ha vuelto al trabajo y debe enfrentarse a un nuevo caso tras recibir el aviso de que un pescador de langostas ha descubierto el cadáver de una niña cuando sacaba su cubeta del agua. Cuando acude al puerto se da cuenta que la niña es Sara, la hija de Charlotte, una amiga de Erica. Aparentemente, todo indica que se trata de un triste accidente hasta que los datos de la autopsia revelan que Sara fue asesinada. ¿Quién puede ser tan cruel para hacerle daño a una niña de siete años?
Patrik y sus compañeros tendrán que investigar para dar respuesta a ésta pregunta que constituye el eje central de la novela pero no será el único ya que se entremezcla con los flashbacks al pasado de una historia acontecida entre los años veinte y cincuenta cuya protagonista indiscutible es Agnes, una niña rica de papá a la que han malcriado toda su vida y que siempre consigue lo quiere. Todo; incluso a Anders, un picapedrero del que se encapricha, pero su vida cambiará por completo cuando descubra que está embarazada y su padre la obligue a casarse. ¿Hasta dónde será capaz de llegar Agnes para conseguir sus metas?
De las tres novelas está es la que más me ha gustado hasta el momento porque, a parte de la investigación del asesinato -que he disfrutado como una enana-, también se tocan otra temas interesantes como el TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad), el Síndrome de Aspergen (trastorno neurológico del desarrollo que afecta a la capacidad de relacionarse socialmente ya que quienes lo padecen no aprecian la comunicación no verbal, ni las ironías, bromas, sentimientos, etc., también al sistema cognitivo y locomotor), la pedofilia, el maltrato en todas sus vertientes y el suicidio, entre otros. Aunque no se profundiza en cada tema sí sirve para que el lector reflexione sobre todos ellos, algunos han despertado mi curiosidad, como el Aspergen (del que no había oído hablar en la vida), y otros han encendido mi ira (especialmente la explicación que da uno de los personajes para justificar la pedofilia).
Tal vez parezca que hay muchos frentes abiertos pero no es así puesto que estos temas se integran a la perfección en la trama y la historia gira sobre el asesinato de Sara y la historia del pasado de Agnes. ¿Qué relación puede haber entre dos historias que, a simple vista, nada tienen en común? Es algo que tendréis que descubrir vosotros mismos si os animáis a leer Las hijas del frío.
Läckberg crea una historia con un inicio potente puesto que a nadie le deja indiferente el asesinato de un niño, así sea en una novela, y la acción va de menos a más haciendo que el lector elucubre posibles sospechosos así como los motivos que pueden llevar a una persona a cometer un acto tan deleznable.
Soy de esas lectoras que les gusta adivinar quién es el culpable y, en este caso, no he sido capaz de averiguarlo hasta que era obvio, cosa que agradezco gratamente. Lo mismo me ha pasado con la relación que hay entre las dos historias, no veía qué nexo podía haber entre ellas y al descubrirlo me he quedado de piedra. Pero cuando piensas que ya no puede haber más sorpresas, Läckberg riza el rizo en la última página y te deja estupefacta con un acontecimiento que, aunque puedes llegar a intuir tras sopesarlo, no te lo esperas para nada y te dan ganas de ponerte a leer la siguiente entrega de la saga.
Creo que queda patente lo mucho que he disfrutado leyendo esta novela y no sólo porque me ha sorprendido el final sino también porque me sigue resultando muy ameno que se intercale la vida de los personajes permitiendo conocerlos más y ver cómo evolucionan, tanto Erica y Patrik como los secundarios, Martin y Mellberg entre otros.
Habrá quien diga que leído uno leído todos y, puede ser, Läckberg usa la misma fórmula en sus libros: alguien descubre una persona muerta, aparentemente es un accidente, la autopsia desvela un asesinato y se investiga el caso pero es que, si algo funciona, para qué cambiar. Los personajes están bien construidos, las descripciones son buenas para imaginar lo que vamos leyendo y nos metamos más en la historia y las páginas vuelan.
Si os gustan este tipo de historias Las hijas del frío os hará pasar unos buenos ratos de lectura entretenida pero, aunque cada libro es un caso diferente y es autoconclusivo, os recomiendo empezar por La princesa de hielo porque disfrutareis muchísimo más viendo la evolución de los personajes, como ya os decía anteriormente, y os meteréis más de lleno en la historia.
Lástima que Crimen en directo esté en casa de mis padres porque sino me habría puesto a leerlo ya mismo pero tendrá que esperar a que vaya de visita y se venga acompañado de Las huellas imborrables para no quedarme con el ansía de saber qué pasará.
Enlace: https://librosacuestas.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Paloma
 08 septiembre 2019

Las hijas del frío es el tercer libro en la saga de los crímenes de Fjällbacka, de la escritora sueca Camilla Lackberg. La primera entrega de la serie, La Princesa de hielo me encantó y me tuvo al filo de mi asiento todo durante la lectura. Sin embargo, debo decir que los dos siguientes libros me han parecido un tanto más débiles. No son aburridos pero creo que se convierten en muy predecibles.
El contexto es el mismo –al tiempo que acontece un crimen y se intenta resolverlo, paralelamente seguimos las vidas de Patrick –investigador de la policía local – y Erika, escritora de biografías y algunas otras publicaciones, quienes se convirtieron en pareja desde el primer libro. En esta ocasión, acaban de ser padres y una parte del libro explora los sentimientos y los cambios que conlleva la llevada de una hija. En particular para Erika, el cambio no ha sido nada fácil.
Las hijas del frío inicia con el asesinato de una niña de siete años, que es descubierta ahogada en el mar. La niña es hija de una amiga de Erika, quien también acaba recién de ser madre y por ello comparten los retos y las dificultades de cuidar a un bebé. de igual forma, comparten un poco la soledad –si bien Patrick ama a Erika y a su hija, lo cierto es que trabaja demasiado como policía; por otra parte, la amiga de Erika es una especie de ama de casa olvidada por su marido, que es doctor y un Don Juan.
Al tiempo que se van revelando las pistas para descubrir al asesino, se cuenta otra historia: la de Agnes, una jovencita mimada de la Suecia de 1920 que es prácticamente una sociópata. Me gustó mucho esta trama, que eventualmente se conectará a los acontecimientos del presente y al asesinato. La construcción de la personalidad de Agnes es bastante interesante y creíble.
Sin embargo, en su conjunto me parece que Lackberg usa una fórmula para todos los libros y no se despega de ella, lo cual es lo que convierte su narración en algo predecible. Si bien las historias del pasado que son la clave de los crímenes están muy bien construidas, de pronto ya sabemos cómo se irá hilando la trama: primero el asesinato, luego unas pistas y la presentación de nuevos personas, luego flashbacks a una familia o personaje de otros tiempos, y finalmente, el descubrimiento del culpable. Además, en términos de la técnica literaria, me parece que la autora abusa de los capítulos cortos que parecen más bien como episodios de una serie de televisión y que se detienen justo cuando viene una revelación. Presenta demasiadas historias y líneas de acción que al final se vuelve un poco abrumador y pierden peso tanto los personajes como sus vidas.
Sin duda, no dejan de ser historias entretenidas, la perfecta lectura de verano, pero cada vez más olvidables.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (1) Añadir cita
MasquepalabrasblogMasquepalabrasblog15 abril 2018
La amistad se demostraba en los malos momentos y ella no quería pertenecer al tipo de personas que, por exceso de celo y quizá también de cobardía, se apartaban de los amigos cuando estaban en dificultades.
Comentar  Me gusta         10
Videos de Camilla Läckberg (9) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Camilla Läckberg
Faye, una mujer con dos rostros y un pasado del que escapar.
Camilla Läckberg nos sorprende con una novela que reinventa la línea que divide el bien y el mal
Faye lleva una nueva vida en un pueblo de Italia. Su compañía Revenge va viento en popa y su exmarido está en la cárcel. Pero justo cuando piensa que todo ha vuelto a la normalidad, su pequeña burbuja de felicidad se ve de nuevo amenazada al descubrir que alguien intenta arruinar el sueño por el que tanto ha luchado. Los fantasmas del pasado todavía parecen estar muy cerca y dispuestos a arrebatarle todo lo que es suyo. Faye tiene que regresar a Estocolmo para salvar lo que más quiere. También hace una escapada a Madrid, un guiño a los lectores de nuestro país, que la autora adora.
+ Leer más
otros libros clasificados: asesinatoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
105 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro