InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre Las hijas del frío (12)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Merixun
 22 marzo 2020
Nos hayamos en Fjällbacka junto a Erica y Patrik que han sido recientemente padres de una niña, Maja. Mientras se adaptan a su nueva vida como padres, un pescador encuentra el cadáver de una niña, Sara, que es hija de una amiga de Erica. al principio parece que fue un accidente pero la autopsia revela que murió ahogada en una bañera y no en el mar, por lo que fue asesinada. Días después otro niño es atacado y entonces cundirá el pánico en Fjällbacka.

En este, el tercer caso de la saga de Patrik y Erica, volvemos a encontrarnos a un gran abanico de personajes. al principio cuesta hacerse a ellos y te lías con los nombres y los apellidos, pero tardas poco en acostumbrarte a ellos. Además, todos los personajes están conectados entre ellos de una manera u otra, lo que facilita acordarse de cada uno.

A parte de la trama principal hay varias subtramas. Algunas son más importantes que otras y aunque a priori no entiendes a qué viene hablar de algunas ellas, todas acaban teniendo sentido y su importancia en la historia. También están unidas entre ellas, a veces de la forma más inesperada.

La trama principal es muy interesante. La autora sabe dejarnos con ganas de más y nos va dando la información con cuentagotas, poco a poco, lo que hace que cada vez se tenga más curiosidad y dudas. Cada vez que crees que las piezas van encajando y la historia va en una dirección, ocurre algo que pone todo patas arriba y te descoloca. En esto, en sorprenderte, la autora es experta.

La historia tiene dos líneas de tiempo: una situada en la actualidad en Fjällbacka y otra situada entre los años veinte y los sesenta en Strömstad, Fjällbacka y Gotemburgo. de esta última sabemos menos cosas y avanzamos más lentamente aunque igualmente es interesante. Además, tenemos claro que de una forma u otra estará unida a la trama de la actualidad y eso le da más interés.

En la historia se tratan varios trastornos que cada vez son más frecuentes pero de los que realmente sabemos poco. El que para mí es más conocido es el síndrome de Asperger, pero también se habla de TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad) y DAMP (Déficit de atención, del control motor y de la percepción) aunque casi nada. Yo casi no sabía nada de estos temas por lo que me ha gustado que la autora hablara de ello y nos diera información pues eso hace que la lectura sea más enriquecedora.

La trama no es sólo un caso de asesinato con su misterio y ya, si no que la autora trata otros temas como los ya mencionados trastornos, la pedofilia o la infidelidad. Eso aporta interés y dinamismo a la historia ya que no es mono temática.

Algo que siempre me gusta en esta autora y sus historias es que mezcla los casos y el misterio con la vida privada de los personajes. Aunque dicha vida privada es algo secundario, en cada libro les van pasando diferentes cosas que les hacen crecer como personas, ver las cosas desde otra perspectiva...en resumen, evolucionar, sea del modo que sea.

El final es muy muy sorprendente. Todas las piezas que a priori están sueltas y no tienen sentido encajan dando como resultado una resolución alucinante. No queda ningún hilo suelto y aunque algunas cosas podrían haberse explicado mejor, todo tiene su explicación. Sólo queda un punto abierto y es algo que sucede en la última página del libro y que te deja con ganas de leer el siguiente.

Los personajes son muchos, pero como siempre están muy bien definidos y desarrollados. Los personajes que ya conocemos siguen evolucionando y son ya como de la familia. Los demás personajes juegan su papel a la perfección y aunque conocemos más a unos que a otros, todos están bien construidos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
pasiondelalectura
 31 marzo 2019
Primer policial que leo a esta famosa escritora sueca, y con gran expectación porque había escuchado loores por doquier.
A pesar de sus 475 páginas, y sus dos historias imbricadas, se lee con fruición porque la trama está bien urdida aunque el suspense sea escaso. Pero es un pretexto para describir una sociedad sueca de clase media con sus problemas y sus vicios. Bastante inquietante (idem con Mankell, Larsson y otros).
La plétora de personajes me molestó bastante y de repente surgía uno en el relato y no lo podía adherir la trama ni asignarle un rol...
Comentar  Me gusta         10
angieastorga
 01 marzo 2018
Nunca había leído una novela de ésta autora y decidí comenzar con Las hijas del frío porque su sinopsis me llamó mucho la atención. Es un policial que me atrapó desde el inicio y me dejó hasta el último momento a la espectativa.

La novela se encuentra dividida entre dos historias. Una de ellas se ve envuelta desde 1923 y su protagonista es Agnes, una adolescente atormentada y egoísta, la otra historia es en la actualidad y comienza con el asesinato de una niña en el pueblo de Fjällbacka.

La historia de Agnes tiene un desarrollo complejo desde su adolescencia hasta su adultez, como sobrevive a su padre y como trata de escapar de los conflictos que, por su egoísmo, ella misma comete. Es un personaje que no salvaría, no me causó simpatía y la odié bastante a medida que leía su historia, pero aún así tiene un desarrollo espectacular.

La historia que comienza con el asesinato es sorprendente. La escritora va narrando desde distintos puntos de vistas de los habitantes del pueblo, que a medida que la novela avanza llegan a unirse en un punto en común. En ésta parte rescato muchísimo a los protagonistas: Patrik, el policía encargado del asesinato, un hombre que con todo los recursos que tiene trata de hallar al asesino, y al mismo tiempo cuidar a su hija y a los demás niños del pueblo; y también a Erica, su esposa, una mujer que comienza a aprender cómo ser madre de una niña.

Volvería a leer otra novela de Camilla Läckberg porque el suspenso que le da a cada página es impresionante y los giros que dar en la trama son sorprendentes.
Enlace: http://viverespirapalabras.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
erasibanez
 22 febrero 2018
Con esta tercer entrega de los crímenes de Fjällbacka, Camilla nos demuestra su crecimiento como escritora. Es el mejorcito de la serie hasta ahora, si bien ya hay publicados nueve libros quiero ir leyendolos por orden. No es necesario de todos modos, porque se los puede leer individualmente, es solo que hay mini-plots sobre los otros miembros de la comisaría que se van desarrollando de trasfondo a lo largo de la investigación de turno que no quiero perderme.La estructura sigue siendo la misma de siempre, alternando una historia del pasado con el crímen actual y el comienzo de la investigación con las presentación de los familiares de la víctima, los interrogatorios y todo eso.Es muy llevadero y pese a tener casi 500 páginas se pasan volando porque no tiene tanto relleno (como en el libro anterior).Camilla sabe muy bien que la finalidad de sus libros es entretener, distender, mantenerte al hilo del suspenso tratando de descifrar quién será el asesino, y las resoluciones de los casos nunca me las veo venir y siempre dan escalofríos. Sí, este tipo de policiales son los míos, y creo que por eso esta serie es mi guily pleasure... porque, pese a estar bien narrados, los personajes siguen siendo el punto de quiebre: muy acartonados, mujeres dependientes y hombres muy machistas. Por suerte, Patrick, el protagonista, zafa bastante y lo hace más soportable. Ah y por cierto, odié a Ernst todo el fucking libro, literalmente quise molerlo a golpes.En fin, no me voy a extender mucho más, esto es sencillo: si tenes que llenar un bache lector, o si necesitás algo de lectura tranquila y ligera para un viaje o una sala de espera, estos libros siguen siendo una buena opción. Y las ediciones de bolsillo son hermosas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Brenda
 10 junio 2020
Esta historia la leí hace mucho y a mi me encantó ese misterio y esa intriga que tiene desde principio hasta el final y que no te esperas quien sera el o la asesin@ hasta el final me encanta. Yo lo recomiendo al 100%.
Comentar  Me gusta         00
IDianaAndrea
 16 abril 2020
Sin duda alguna en uno de mis libros favoritos, me ha dejado impactada, con ganas de mas.
Me agradó la forma en la que se manejan ambas historias, el tema principal y la conexión entre las partes me sorprendió.
Es el primer libro que leo de la serie pero me enganchó a mas.
Comentar  Me gusta         00
seempiterna
 12 marzo 2020
Mi objetivo al empezar a leer el segundo libro de la gran saga que persigue esta historia fue volver a engancharme tanto como me enganchó "La princesa de hielo". Soy consciente de que esta saga tiene cientos de seguidores y buenas críticas, pero con esta lectura decidí no continuar el misterio que envuelve los casos del pueblo Fjallbacka. A mí no me gustó, el ritmo simplemente no me entretenía y la verdad es que me daba mucha pereza pensar en todos los libros que venían después de este. Eso sí, "La princesa de hielo" fue un libro cuando lo leí en su día y creo que lo que me ocurre con esta autora es que su estilo es muy característico, pero a mí no me ha convencido.
Comentar  Me gusta         00
Paloma
 08 septiembre 2019

Las hijas del frío es el tercer libro en la saga de los crímenes de Fjällbacka, de la escritora sueca Camilla Lackberg. La primera entrega de la serie, La Princesa de hielo me encantó y me tuvo al filo de mi asiento todo durante la lectura. Sin embargo, debo decir que los dos siguientes libros me han parecido un tanto más débiles. No son aburridos pero creo que se convierten en muy predecibles.

El contexto es el mismo –al tiempo que acontece un crimen y se intenta resolverlo, paralelamente seguimos las vidas de Patrick –investigador de la policía local – y Erika, escritora de biografías y algunas otras publicaciones, quienes se convirtieron en pareja desde el primer libro. En esta ocasión, acaban de ser padres y una parte del libro explora los sentimientos y los cambios que conlleva la llevada de una hija. En particular para Erika, el cambio no ha sido nada fácil.

Las hijas del frío inicia con el asesinato de una niña de siete años, que es descubierta ahogada en el mar. La niña es hija de una amiga de Erika, quien también acaba recién de ser madre y por ello comparten los retos y las dificultades de cuidar a un bebé. de igual forma, comparten un poco la soledad –si bien Patrick ama a Erika y a su hija, lo cierto es que trabaja demasiado como policía; por otra parte, la amiga de Erika es una especie de ama de casa olvidada por su marido, que es doctor y un Don Juan.

Al tiempo que se van revelando las pistas para descubrir al asesino, se cuenta otra historia: la de Agnes, una jovencita mimada de la Suecia de 1920 que es prácticamente una sociópata. Me gustó mucho esta trama, que eventualmente se conectará a los acontecimientos del presente y al asesinato. La construcción de la personalidad de Agnes es bastante interesante y creíble.

Sin embargo, en su conjunto me parece que Lackberg usa una fórmula para todos los libros y no se despega de ella, lo cual es lo que convierte su narración en algo predecible. Si bien las historias del pasado que son la clave de los crímenes están muy bien construidas, de pronto ya sabemos cómo se irá hilando la trama: primero el asesinato, luego unas pistas y la presentación de nuevos personas, luego flashbacks a una familia o personaje de otros tiempos, y finalmente, el descubrimiento del culpable. Además, en términos de la técnica literaria, me parece que la autora abusa de los capítulos cortos que parecen más bien como episodios de una serie de televisión y que se detienen justo cuando viene una revelación. Presenta demasiadas historias y líneas de acción que al final se vuelve un poco abrumador y pierden peso tanto los personajes como sus vidas.

Sin duda, no dejan de ser historias entretenidas, la perfecta lectura de verano, pero cada vez más olvidables.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
ElMundoEntreLosLibros
 02 julio 2019
La autora nos presenta una trama muy simple: el asesinato de una nena en un pequeño pueblo costero de Suecia. Los personajes son presentados con mucha fluidez y están muy bien construídos y el lector logra empatizar u odiar a muchos de ellos. Si bien los mismos tienen problemas muy clichés (depresión post parto, peleas entre vecinos, competencia en el ambiente laboral, etc) y que al principio parece que nada tienen que ver con la historia principal, a medida que avanza la trama el lector se va dando cuenta que todo tiene que ver con todo. Pueblo chico, infierno grande. A raíz del asesinato de la nena todas las miserias humanas del pueblo salen a la luz.
Lo que más resulta interesante es la historia paralela a la principal, que ocurre en 1923 (muchos años antes del asesinato de la nena). Y que, hasta las últimas 30 páginas de la novela, no se revela la relación que hay entre ambas historias, por lo que la autora logra mantener la intriga hasta el final. Lackberg también logra algo muy difícil en el género policial: que los personajes estén por delante del lector en cuanto a los detalles de la investigación. El lector sabe que los personajes saben algo, pero estos detalles no se dan a conocer hasta el momento adecuado.
La novela me gustó muchísimo, la leí muy rápido y la autora me mantuvo tan intrigada que no podía parar. Fue una experiencia muy grata. Espero poder leer más libros de ella.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Samarkanda
 20 mayo 2019
Animada por el buen rato que me hicieron pasar las anteriores entregas de Los crímenes de Fajällbacka hoy os traigo la reseña del tercer caso protagonizado por la escritora Erica Falk y el comisario Patrik Hedström.

En esta nueva entrega nos encontramos con que Erica y Patrik han sido padres de la pequeña Maja pero, pese a la felicidad que supone tal acontecimiento, Erica está sumida en una depresión post-parto al darse cuenta que la maternidad no es el mundo idílico que ella pensaba; su hija sólo se queda dormida en sus brazos, pide ser amamantada cada poco rato y absorbe todo su tiempo. Por su parte, Patrik ha vuelto al trabajo y debe enfrentarse a un nuevo caso tras recibir el aviso de que un pescador de langostas ha descubierto el cadáver de una niña cuando sacaba su cubeta del agua. Cuando acude al puerto se da cuenta que la niña es Sara, la hija de Charlotte, una amiga de Erica. Aparentemente, todo indica que se trata de un triste accidente hasta que los datos de la autopsia revelan que Sara fue asesinada. ¿Quién puede ser tan cruel para hacerle daño a una niña de siete años?

Patrik y sus compañeros tendrán que investigar para dar respuesta a ésta pregunta que constituye el eje central de la novela pero no será el único ya que se entremezcla con los flashbacks al pasado de una historia acontecida entre los años veinte y cincuenta cuya protagonista indiscutible es Agnes, una niña rica de papá a la que han malcriado toda su vida y que siempre consigue lo quiere. Todo; incluso a Anders, un picapedrero del que se encapricha, pero su vida cambiará por completo cuando descubra que está embarazada y su padre la obligue a casarse. ¿Hasta dónde será capaz de llegar Agnes para conseguir sus metas?

De las tres novelas está es la que más me ha gustado hasta el momento porque, a parte de la investigación del asesinato -que he disfrutado como una enana-, también se tocan otra temas interesantes como el TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad), el Síndrome de Aspergen (trastorno neurológico del desarrollo que afecta a la capacidad de relacionarse socialmente ya que quienes lo padecen no aprecian la comunicación no verbal, ni las ironías, bromas, sentimientos, etc., también al sistema cognitivo y locomotor), la pedofilia, el maltrato en todas sus vertientes y el suicidio, entre otros. Aunque no se profundiza en cada tema sí sirve para que el lector reflexione sobre todos ellos, algunos han despertado mi curiosidad, como el Aspergen (del que no había oído hablar en la vida), y otros han encendido mi ira (especialmente la explicación que da uno de los personajes para justificar la pedofilia).

Tal vez parezca que hay muchos frentes abiertos pero no es así puesto que estos temas se integran a la perfección en la trama y la historia gira sobre el asesinato de Sara y la historia del pasado de Agnes. ¿Qué relación puede haber entre dos historias que, a simple vista, nada tienen en común? Es algo que tendréis que descubrir vosotros mismos si os animáis a leer Las hijas del frío.

Läckberg crea una historia con un inicio potente puesto que a nadie le deja indiferente el asesinato de un niño, así sea en una novela, y la acción va de menos a más haciendo que el lector elucubre posibles sospechosos así como los motivos que pueden llevar a una persona a cometer un acto tan deleznable.

Soy de esas lectoras que les gusta adivinar quién es el culpable y, en este caso, no he sido capaz de averiguarlo hasta que era obvio, cosa que agradezco gratamente. Lo mismo me ha pasado con la relación que hay entre las dos historias, no veía qué nexo podía haber entre ellas y al descubrirlo me he quedado de piedra. Pero cuando piensas que ya no puede haber más sorpresas, Läckberg riza el rizo en la última página y te deja estupefacta con un acontecimiento que, aunque puedes llegar a intuir tras sopesarlo, no te lo esperas para nada y te dan ganas de ponerte a leer la siguiente entrega de la saga.

Creo que queda patente lo mucho que he disfrutado leyendo esta novela y no sólo porque me ha sorprendido el final sino también porque me sigue resultando muy ameno que se intercale la vida de los personajes permitiendo conocerlos más y ver cómo evolucionan, tanto Erica y Patrik como los secundarios, Martin y Mellberg entre otros.

Habrá quien diga que leído uno leído todos y, puede ser, Läckberg usa la misma fórmula en sus libros: alguien descubre una persona muerta, aparentemente es un accidente, la autopsia desvela un asesinato y se investiga el caso pero es que, si algo funciona, para qué cambiar. Los personajes están bien construidos, las descripciones son buenas para imaginar lo que vamos leyendo y nos metamos más en la historia y las páginas vuelan.

Si os gustan este tipo de historias Las hijas del frío os hará pasar unos buenos ratos de lectura entretenida pero, aunque cada libro es un caso diferente y es autoconclusivo, os recomiendo empezar por La princesa de hielo porque disfrutareis muchísimo más viendo la evolución de los personajes, como ya os decía anteriormente, y os meteréis más de lleno en la historia.

Lástima que Crimen en directo esté en casa de mis padres porque sino me habría puesto a leerlo ya mismo pero tendrá que esperar a que vaya de visita y se venga acompañado de Las huellas imborrables para no quedarme con el ansía de saber qué pasará.
Enlace: https://librosacuestas.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes de poesía?

El término «poiesis» era la palabra griega correspondiente a «poesía» que significaba:

hacer
llorar
dejar
hablar

10 preguntas
6 lectores participarón
Thèmes : poesíaCrear un test sobre este libro
{* *}