InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8420435570
Editorial: Alfaguara (04/04/2019)

Calificación promedio : 4.17/5 (sobre 21 calificaciones)
Resumen:
MÁS EXTREMA AÚN Vuelve Carmen Mola: el último fenómeno de la novela negra española y la autora más audaz y enigmática. «¿La Elena Ferrante española? Carmen Mola irrumpe con fuerza en el panorama de la novela negra.» (Juan Carlos Galindo, El País) Un día tórrido de verano la inspectora Elena Blanco, al frente de la Brigada de Análisis de Casos, irrumpe en la vivienda de una familia de clase media y llega hasta la habitación del hijo adolescente. En la pantalla de... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (13) Ver más Añadir una crítica
mariacriado
 28 mayo 2019
La red púrpura” es la segunda parte de “La novia gitana” de la autora Carmen Mola. Continuamos con nuestra protagonista principal, la inspectora de policía Elena Blanco.
El equipo de Elena, irrumpe en el domicilio de una familia con dos hijos, ha policía ha rastreado que desde el ordenador del hijo adolescente se está visionando una snuff movie (un asesinato en directo) de una chica que había desaparecido.
La historia es tremenda, sólo de imaginar que estas cosas pueden y ¿pasarán? en la vida real es para poner los pelos de punta. Si ya es horrible que alguien pueda torturar a una persona hasta matarla y transmitirla por internet, más horrible es aún que alguien pague para ver estas cosas.
Sin entrar en spoiler, ya que el caso está relacionado con la historia que cuenta en la anterior La novia gitana, diré que Elena Blanco en esta entrega está totalmente destrozada moralmente. La autora ha sabido dotarla de la emoción y la depresión que el caso está causando en ella. Con todo esto, digo que no se os ocurra leer este libro sin haber leído el anterior, os perderíais muchas muchas cosas importantes.
Nos reencontramos con los demás compañeros de Elena de la primera parte, me ha gustado mucho la evolución de todos, se le nota a la autora la madurez en esta segunda parte.
Aparte de que sea una novela policial con una investigación, La red púrpura es un drama en toda regla, familias destrozadas por la droga, desapariciones de chicas y chicos sin que haya rastro de ellos en mucho tiempo, y sobre todo el gran drama de Elena, que su propio hijo desapareció años atrás, lo que lleva a Elena a un estado de ansiedad superior al que ya tenía en la primera parte.
En resumen, La red púrpura me ha parecido un thriller super adictivo, con mucha adrenalina y bien escrito. Sin duda lo recomiendo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
AnnieMoneth
 04 junio 2019
Como os comenté hace unos días, en La novia gitana, de Carmen Mola, hay una subtrama relacionada con la inspectora, Elena Blanco, que no queda cerrada porque de ahí arranca la narración de la Red Púrpura, la segunda novela de este/a autor/a (de momento, seguimos conociendo solo su seudónimo) editada por Alfaguara.
La Red Púrpura es el nombre de la red ilegal montada por una organización criminal de la que se desconoce quién está al frente y quiénes la integran. Solo se puede acceder a los servicios que ofrece a través de la Deep Web y previo pago de ciertas cantidades ingentes de dinero. No quiero daros más información de la que aparece en la sinopsis (caería en spoilers para aquellos que no hayáis leído aún la primera), pero para situaros os diré que la acción de esta novela comienza meses después de que se archiva el caso de “la novia gitana”, así que se pueden leer de manera independiente. No obstante, os recomiendo no leer La Red Púrpura sin haber leído la anterior.
También está ambientada en Madrid, en la época actual, y eso me gusta. Además, me parecen enriquecedoras las explicaciones que aporta sobre los diferentes barrios madrileños; se nota que hay un trabajo de investigación detrás.
Al igual que en su primera novela, La Red Púrpura se estructura en cinco partes, cada una de ellas precedida de un fragmento relativo a una historia acontecida en el pasado; en este caso, sobre la pérdida de la inocencia de un niño recluido en compañía de una mujer, en principio, desconocida. Gracias a un narrador cuasi omnisciente, no podemos saber bien lo que piensa y siente el menor (me imagino que hubiera sido demasiado fuerte), solo apreciar su comportamiento e interpretar sus reacciones. Una vez más, Carmen Mola logró atrapar mi atención desde el minuto uno.
A excepción de esos retazos de historia, el resto de la narración está a cargo de un narrador omnisciente que se encarga del desarrollo cronológico de la investigación. Y tengo que decir que me encanta no encontrar cabos sueltos. Aunque, por otro lado, identifiqué enseguida la artimaña de Carmen Mola para desviar la atención de cierto personaje cuya presencia no se justificaba a menos que estuviera de algún modo implicado.
Los personajes principales son los mismos: el equipo de la Brigada de Análisis de Casos (BAC) liderado por la inspectora Elena Blanco y formado por los agentes Orduño y Chesca, el forense, Buendía, y la sexagenaria experta en informática, Mariajo. Aquí ya, Zárate es un miembro más del equipo.
En relación con ellos, me llamó especial atención el cambio de comportamiento de la inspectora, que no llevé nada bien en algunos momentos de la trama. No me creía que pudiera cometer tantos errores, como si al despertar cada mañana hubiera decidido dejarse el cerebro atrás. Por momentos me sentí espectadora de una mala película de terror donde el típico personaje femenino, la próxima víctima del asesino, se dirige directamente (para más inri, indefensa) a la boca del lobo con una excusa insulsa. Me debatí acerca de si la implicación de Elena como madre, en el caso, justificaba esa pérdida de oremus en Elena, inspectora de élite; un personaje cuyo conflicto interno gira en torno a si unos padres, por amor, deberían perdonar cualquier cosa a un hijo.
“¿No debe ser incondicional el amor hacia un hijo?”
Al igual que en La novia gitana, encontramos mucha acción, solo que aquí parece ralentizarse hacia la mitad de la novela —coincidiendo con el comportamiento, a mi entender, ilógico, de la volcánica inspectora Elena Blanco—, hasta que un giro argumental imprime un ritmo trepidante que nos lleva al desenlace final.
El hilo conductor de la Red Púrpura es la violencia (extrema). Sus páginas están manchadas de corrupción, vídeos snuff, secuestros, torturas, narcotráfico (¡hay que ver todo lo que he aprendido sobre este tema!), apuestas ilegales en peleas donde lo que se juega es la vida humana… Y tras su lectura, no dejo de preguntarme qué es lo que pretendía transmitir Carmen Mola. Quizá, ¿sensibilizar a sus lectores sobre el exceso de violencia en el mundo?
“El mundo está enfermo de violencia. Hay personas enganchadas a la violencia en cualquiera de sus formas. Y todavía nadie se ha preocupado de conseguir la cura”.
Y para ello, ¿es necesario entrar con tanto detalle en ciertas escenas? En especial, hubo una al principio, tan escabrosa, que me resultó difícil de leer porque me imaginaba todo y me estaba poniendo mala. Así que, ¿es este el camino correcto? ¿Mostrar violencia para sensibilizarnos y actuar en consecuencia? al final, ¿no habrá lectores que pierdan lo que les queda de inocencia leyendo una ficción que se siente muy real? (¡Dios!, necesito una novela romántica o de humor, ¡ya!).
La Red Púrpura es una novela que se lee rápida, aunque no se olvida del mismo modo. Se disfruta y se sufre a partes iguales. La recomiendo para amantes del género.
Valoración: 3.5/5
Enlace: https://despertaresdestonewa..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Bajolapieldeunlector
 19 julio 2019
Hace tres meses me decidí a leer "La novia gitana", la entrega anterior al libro que os traigo hoy, y así me acerqué al fenómeno en el que se ha convertido Carmen Mola. Ese seudónimo que parece esconder un nuevo autor con el que los amantes del género nos estamos frotando las manos, porque si sigue escribiendo como hasta ahora, nos esperan grandes historias.
"La red púrpura" comienza poco tiempo después de donde se cerró su primera entrega, ahora Elena y su equipo tienen entre manos una nueva investigación relacionada con ese final. Están detrás de la Red Púrpura, una organización que se dedica a la venta comercial de películas snuff. O lo que es lo mismo, películas de extrema violencia donde se muestra personas a las que se tortura o mata de forma real, con el único objetivo de conseguir dinero a través de sus visualizaciones. Lo realmente complicado es que la red opera en la deep web, el internet más profundo y oscuro en el que se esconde la peor calaña. Y entrar ahí no es fácil, ni siquiera para los mejores expertos en informática.
La historia arranca con el equipo a punto de intervenir en una operación relacionada con la investigación. Tienen una pequeña pista que podría acercarles a las personas que están detrás de todo, solo tienen que actuar. Así es como acaban entrando en una casa y descubriendo a un menor visualizando uno de esos macabros vídeos. No es lo que esperaban, ni siquiera se le acerca, pero les servirá para ir tirando de una madeja que cada vez se volverá más enrevesada.
La diferencia de esta historia es que para Elena esta investigación no será como la anterior, aquí su implicación será máxima. Se convierte en algo personal, pues parece que su hijo desaparecido podría tener algo que ver con esta red de vídeos macabros. El problema es que ni ella misma está segura de hasta qué punto su hijo sigue siendo aún una víctima o se ha pasado al otro bando. Pero eso es un tema que se reservará para ella.
"Sigue adentrándose en el mar hasta que el agua la cubre y, entonces, rompe a llorar y sus lágrimas se mezclan con el océano."
Elena es muy "suya", una mujer peculiar que gusta de la soledad o de beber grappa hasta caer dormida. Su vida, la desaparición de su hijo y todo lo que vino después la empujó a convertirse en lo que es ahora. Y si en el primer libro ya vimos cuál era su esencia y cómo era con sus compañeros, en este segundo Elena casi pasa a ser una desconocida para nosotros e incluso llega a eclipsar un poco al resto de personajes. Alcanza su propio límite personal, no tiene nada que perder, al contrario, puede ganar saber más de su hijo. Y para ello no dudará en llevarse por delante lo que haga falta, sin pensar en nada ni en nadie. Sé que a muchos lectores esto les ha chirriado, pero yo he llegado a comprender su forma de actuar, pues a ella lo único que la mantiene en pie es su hijo y está claro que hará lo que sea para conseguir saber más sobre lo que pasó con él.
"El trabajo y la obsesión de encontrar a su hijo la sostienen. le dan la esperanza de que, cuando llegue al final, el viaje habrá merecido la pena."
El resto del equipo siguen siendo parte clave de todo, se complementan a la perfección y cada uno sabe lo que tiene que hacer. Veremos más acercamientos e incluso conoceremos parte importante de la vida de alguno. Es cierto que quizás no tengan tanto protagonismo como en la anterior novela, pero para mí esto no fue un aspecto negativo...creo que el desarrollo de la historia empujaba a que todo estuviera más centrado en Elena.
"La red púrpura" es una novela negra a ritmo de thriller que nos trae de nuevo a un equipo de policías que ya dejaron el listón alto en la primera entrega y a los que es fácil coger cariño. Esta vez su historia nos acerca a un mundo perverso y oscuro relacionado con todo lo que esconde la deep web, un tema que hace pensar en cuál es el límite de la maldad humana. Pone los pelos de punta plantearse que realmente esto pueda estar ocurriendo sin ni siquiera nosotros saberlo.
"El mundo está enfermo de violencia. Hay personas enganchadas a la violencia en cualquiera de sus formas. Y todavía nadie se ha preocupado de conseguir una cura."
Para mí, Carmen Mola vuelve a conseguir crear una historia absorbente e interesante, que consigue dejarnos con ganas de más. Algo que probablemente ocurrirá, pues según me han chivado recientemente, parece que podremos disfrutar una vez más de sus protagonistas.
Enlace: https://bajolapieldeunlector..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
ncarboz
 17 mayo 2019
Si bien el caso criminal de la novia gitana quedó totalmente cerrado, de él se formaron algunas ramas que nos llevan al caso actual. No reencontramos en pleno verano con la Brigada de Análisis de Casos (BAC), al mando de la inspectora Elena Blanco. Esta sigue obsesionada con la desaparición de su hijo, cuando era un niño, y cree que una organización que trafica con vídeos de violencia brutal en la internet profunda, llamada Deep Web, y que descubrieron en el anterior caso, está relacionada con su desaparición y es la clave para encontrarlo.
La trama empieza con el allanamiento por parte de la brigada y un equipo de apoyo de una casa familiar en una urbanización. El objetivo es llegar a la habitación del joven adolescente de la familia, que está viendo un vídeo en que torturan a una chica hasta la muerte en directo, para desmontar La red púrpura, la organización que lleva a cabo tales horrores y distribuye las imágenes. Aunque llevan preparando esta acción meses, no sale cómo tenían planeado.

Para empezar os diré que el libro me ha gustado, pero seguramente si no hubiera leído el primero me hubiera gustado mucho más. Es lo malo cuando algo te deja un muy buen sabor de boca, que luego comparas, y si el nivel no es el mismo te parece peor.

La red púrpura se estructura en cinco partes, cada una de ellas encabezadas por un capítulo corto en letra cursiva que narra una trama del pasado diferente a la principal, sobre un niño al que pronto identificamos y relacionamos con el presente. La trama principal nos cuenta la investigación policial en tercera persona, con un ritmo ágil, abundantes diálogos y una prosa sencilla. Tanto el desarrollo como el final no han sido para mí tan novedosos ni sorprendentes como en el otro caso. Hasta diría que el final me ha resultado algo precipitado.

En cuanto a los personajes en esta entrega quedan bastante desdibujados, se profundiza poco en ellos, y eso es culpa de Elena Blanco. Es tal la obsesión de la inspectora con su hijo, que se obceca en eso y se olvida de todo lo demás, de sus compañeros y de cómo eso puede perjudicarlos. Y es comprensible hasta cierto punto que sólo tenga en la cabeza a su hijo, pero el cambio en el personaje es exagerado, y lo aísla del resto en demasía, perdiendo fuerza la trama, la acción y el resto de protagonistas de la brigada. Esto la hace perder credibilidad. No existe un equipo como tal.

Pese a los peros, insisto en que me ha gustado, me enganchó y me duró dos sentadas. Pero es lo que tienen las comparaciones. No tengo claro si habrá una tercera parte. La trama queda cerrada, incluida la personal. Aunque si nos guiamos por el éxito de la primera diría que sí. Y si la hay será con historias nuevas.

En definitiva, La red púrpura es una novela negra que nos adentra un poco más en la internet profunda y nos sumerge en las atrocidades que esconde. Una novela adictiva y entretenida, si bien con pegas que hacen que para mí no esté a la altura de la primer entrega. Así que sino has leído la anterior, primero ve a por esa.
Enlace: https://www.perdidaentremisl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
MegRaven
 05 junio 2019
La historia continúa de "La novia gitana" (Reseña aquí) y aunque pueden ser leídos de forma independiente, os recomendaría empezar por esa para disfrutar al máximo de la experiencia. Os lo garantizo, ambas son una delicia y hasta me cuesta decidir cuál de las dos me ha gustado más. Dicho ésto, ahí va la reseña (Sin spoilers de éste o el anterior libro).
Nos reencontramos con Elena Blanco, inspectora de la BAC (Brigada de Análisis de Casos) y su equipo de la anterior entrega. Ésta vez, persiguen un objetivo mucho más oscuro: Desmantelar la llamada "Red Púrpura" que opera en la Deep Web vendiendo algo mucho peor que películas de contenido violento e ilegal. Ellos ofertan vídeos en directo, torturas reales y víctimas que aparecen muertas a los pocos días. Pero hay algo mucho peor que el nivel de violencia y perversión con el que comercializa ésta mafia. Os preguntaréis, ¿En serio hay algo peor? Me temo que si. Elena cree que su hijo podría formar parte de la organización, pero ni ella misma tiene claro si juega el papel de víctima... o es el verdugo.
Con un tono mucho más violento pero la misma tensión e intriga, Carmen Mola, el seudónimo tras el que se esconde ésta misteriosa autora (O autor) nos vuelve a meter de lleno por las calles de Madrid en compañía de la problemática y cada vez más desquiciada inspectora. Su investigación también les llevará a Canarias, donde Orduño conocerá a una mujer con la que pronto empieza a tontear y conocer que la vida es algo más que trabajar. Es algo que me gustó mucho, tener la posibilidad de conocer más a fondo esos personajes que hasta ahora habían quedado en segundo plano. También sabremos más de Chesca, y sobretodo de Ángel, que aunque dejó la comisaría de Carabanchel sigue siendo de lo mas útil por tener una manera de proceder tan diferente a la del resto del equipo.
En éste tipo de novelas es habitual encontrar múltiples sospechosos y diferentes sendas engañosas, y me alegra decir que una vez más se vuelve imposible saber qué nos deparará el desenlace de la historia. Hay demasiada gente implicada, coordinados para ser prácticamente invisibles. Pero la Red Púrpura no se construyó en unos pocos días, ni siquiera en años. Ha sido un proyecto en constante evolución que se remonta a sucesos más oscuros y recónditos de lo que nadie espera. El equipo de Elena deberá aprender a trabajar unido, a confiar los unos en los otros aunque todo apunte a que están siendo víctimas de sus propios demonios. Y la inspectora la primera: No confía en nadie y los está volviendo a todos en su contra con su constante mal humor y la infinidad de barreras que ha levantado entorno a su vida personal. ¿Es posible que su hermetismo termine por impedir la resolución del caso?
Ni siquiera el nombre es aleatorio. La red púrpura hace referencia a un anillo... pero hablaros de él sería restarle parte de su encanto a una trama que se deja desmenuzar, que da giros de guión constantemente y nos sorprende con cada nuevo capítulo. Ese es sin duda su punto fuerte, la adicción que genera su lectura y lo imprevisible que se vuelve.
Bienvenidos a la cara menos bonita de la realidad, al lado oscuro de las personas. Muchos descenderán a los infiernos, pero pocos, muy pocos, saldrán de ellos y los que lo hagan, jamás volverán a ser los mismos. ¿Te atreves a resolver el caso?
Enlace: http://elcuervodealasrotas.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (4) Añadir cita
MegRavenMegRaven05 junio 2019
Supongo que ya has oído lo que siempre se dice, que si a los diez minutos de estar jugando no has identificado al pringrado de la partida, preocúpate, eso es que el pringado eres tú.
Comentar  Me gusta         10
BajolapieldeunlectorBajolapieldeunlector19 julio 2019
"El mundo está enfermo de violencia. Hay personas enganchadas a la violencia en cualquiera de sus formas. Y todavía nadie se ha preocupado de conseguir una cura."
Comentar  Me gusta         10
sanhezpedsanhezped09 abril 2019
No está haciendo bien su trabajo, porque hace tiempo que dejó de ser una policía, solo es una madre que busca a su hijo.
Comentar  Me gusta         10
MegRavenMegRaven05 junio 2019
Nunca debiste parir a esa bestia.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: ThrillerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Carmen Mola (1)Ver más




Test Ver más

La novela negra en el cine

¿Cuál de las siguientes adaptaciones cinematográficas basadas en las novelas de James Ellroy, fue dirigida por Brian De Palma?

L.A. Confidential (Los Ángeles al desnudo)
La Dalia Negra (The Black Dahlia)
Dueños de la calle (Street Kings)
Dark Blue (El rostro oscuro de la ley)

10 preguntas
29 lectores participarón
Thèmes : novela negra criminal , novela policiaca negra de accion , novela negra policiaca de intriga adictiva , novela policíaca , cineCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..