InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Aleix Montoto Llagostera (Traductor)
ISBN : 8408143085
Editorial: Planeta (02/06/2015)

Calificación promedio : 3.37/5 (sobre 787 calificaciones)
Resumen:
¿Estabas en el tren de las 8.04? ¿Viste algo sospechoso?Rachel, síRachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas? y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es s... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (177) Ver más Añadir una crítica
Antoched
 12 abril 2021
Hacía rato que quería escuchar el audiolibro de la chica del tren y andaba extrañando los thrillers así que lo empecé un día mientras hacía compras en el supermercado. Sabía de qué iba la historia porque vi la película hace unos años y me había gustado, también había visto comentarios un tanto negativos sobre la historia en general (que no es muy entretenida ni que estaba muy buena o que la peli le dio el toque de suspenso trepidante que le faltaba al libro). La verdad verdadera es que la novela me gustó un montón y sí, la historia se va tomando su tiempo en desarrollarse pero es de esperarse siendo un domestic thriller. Además está contado con tres POVs que se van intercalando cada tanto y con cronologías diferentes.
El POV principal es el de Rachel, la mismísima chica del tren, ella es nuestra protagonista poco confiable debido a que es alcohólica y la mayoría de las veces no recuerda lo que hizo o le pasó por perder el conocimiento después de varios tragos. Simpaticé mucho con Rachel, la entendí y no le recriminé ninguno de sus errores porque es una mujer depresiva que estaba sumamente hundida y el único escape que encontraba de su vida era el alcohol. Además de su problemilla depresivo y de adicción Rachel tiene una fascinación con el tren, creo que es su momento relax, aunque no tenga a donde ir ni un hogar al que volver le gusta el viaje del tren que ha tomado desde siempre en los mismos horarios en que trabajaba hasta que la despidieron. Ahora sigue viajando en el mismo tren a la misma hora para que su compañera de cuarto no sospeche nada y porque le gusta pasar en tren por su antigua casa, donde un par de casas más allá encontró una pareja que le recuerda a cómo era ella con su esposo hace tiempo. Cada vez que el tren pasa por ahí le gusta mirar a la pareja a los que bautizó como Jess y Jason y les armó toda una vida de ensueño en la que encuentra cierto consuelo. La historia de Rachel es triste, su matrimonio se fue al tacho cuando ella quiso ser madre y no pudo, eso la deprimió lo que la terminó empujando al alcohol y lo que "empujó" a su marido a los brazos de otra mujer.
La otra mujer es Anna, la actual esposa de Tom, la madre y ama de casa que está llena de dicha en su familia perfecta. Odié los capítulos de Anna, desde la voz de la narradora de su perspectiva hasta lo básica que era su vida y los comentarios odiosos que hacía sobre Rachel y otras mujeres. Ni hablar que salió con Tom mientras seguía casado con Rachel, cuando Rachel estaba en su peor momento. Anna fue el último puñal que terminó de arruinar la vida de Rachel... cómo no se la va a pasar deprimida, borracha y dando lástima la pobre :(
Y por último tenemos el POV de Megan, la vecina de Tom y Anna, la Jess en la fantasía del tren de Rachel. Megan tiene 29 años y está casada con Scott, su vida parece idílica en apariencia, pero ella lidia con algunos problemas de su pasado. Todos esos traumas que acarrea Megan le impiden vivir feliz de forma plena, la acosan y la torturan y la hacen sentir vacía, incompleta e inadecuada. Los capítulos de Megan son del pasado, son anteriores a la historia principal que nos cuenta Rachel y Anna de a ratos. Megan es en cierta forma el misterio de esta historia, por varias razones, pero su historia fue la que más me emocionó y su personaje fue mi favorito.
Me pasé toda la novela preocupada por estas mujeres. Rachel con su depresión, su alcoholismo y los mocos que se mandaba. Megan con sus fantasmas del pasado, sus andanzas para sentir un poco de emoción y la relación tan sofocante que tenía con su marido. Y Anna, la verdad es que Anna es el personaje más normal de esta historia y sin embargo fue la que peor me cayó. No es para nada agradable, es sumamente egoísta y detestable. Pero en cierta forma nos da un poco de pena al final porque terminó siendo otra víctima más en esta historia.
No me molestó el ritmo de la novela ni que diera tantas vueltas sobre nada en la historia de Rachel. Entendí a Rachel, simpaticé con ella y solo podría criticarle el hecho de que se culpara por todo lo que le había pasado sin recordar claramente cómo habían pasado las cosas. Aún así las vueltas y lo poco confiable de la narración de Rachel hacen a esta historia, ella es la llave de todo. Y la admiro por seguir insistiendo en todo eso, por querer conocer la verdad de todo a pesar de las humillaciones y el sufrimiento que le deparan, pero sobre todo la admiro porque al recordar lo que le pasó antes y lo que vio la noche en que Megan desapareció su primera reacción fue advertirle a la mujer que se robó su vida. Es triste llegar al final y ver lo ciegas que fueron todas ellas y cómo les afectó creerse las mentiras que les vendieron. Ninguna sale intacta de esta historia, pero me gustó que se cobraran un poco de justicia y enmendaran un poco las cosas. La actitud que tienen ellas dos al final es la que deberían tener más seguido las mujeres en lugar de odiarse y pelearse por un tipo.
Sobre el audiolibro, me gustó que eligieran diferentes narradoras para cada POV de estas mujeres. La que más escuchamos es la que interpreta a Rachel y logró que simpatizara aún más con ella. La que le pone la voz a Megan también me encantó, se nota que es más joven como el personaje y le pone mucha emoción a todos los dramas de Megan. La que interpreta a Anna es irritante y tiene una voz odiosa, me hizo odiar más al personaje. Me parece gracioso eso, porque Rachel y Megan me cayeron bien a pesar de ser personajes no muy agradables si se quiere y las narradoras pusieron su granito de arena para que conectara un poco más con sus voces y sus historias. Todo lo contrario a lo que sucedió con Anna que de entrada me cayó mal la voz de la narradora y los comentarios y su vida tan hogareña y de apariencia feliz me sacaban de quicio.
En resumen puedo decir que disfruté y conecté un montón con esta historia, me entristeció mucho lo que les pasó a estas mujeres, la historia de Megan me emocionó un montón, pero la de Rachel nos da bronca. Es una pena que una de ellas tenga un final tan terrible, pero me dio un poco de consuelo cómo se desenvolvió todo el asunto hacia el final. Espero que Megan encontrara paz, que Anna sea feliz con su hija y que Rachel encuentre su propósito en algún lugar donde pueda seguir soñando desde el tren.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
joes093
 16 julio 2018
Un libro que fácilmente me encontré en muchos blogs y que se recomendaba, pero que desgraciadamente no puedo coincidir que sea un buen libro.
La historia que nos plantea Paula Hawkins es de Rachel, una mujer que toma un tren a las 8:04 y siempre ve el mismo paisaje. Dentro de esa vista, siempre ve a la pareja perfecta: "Jess y Jason" (nombres que ellas les da dentro de su imaginación). Pero un día abre el periódico, y descubre que Jess ha desaparecido.
Este fue una de las lecturas que más odié durante el año pasado. Me parecía una buena idea lo que planteaba la autora (el de que una persona dentro de un tren viese algo que la hiciera participe de algo "misterioso"). Pero ni siquiera esta idea se acerca a lo que viene detrás del libro. Sí, quizás ve algo "escandaloso" dentro del tren, pero ni es lo suficiente interesante para que la trama del libro girara sobre eso.
La situación que ella vive y que hace la trama gire al rededor de toda la historia, ¡es algo que sucede fuera del tren! Así que se podría decir, que lo único que le da sentido al título del libro es que todas las mañanas tome el tren, pero nada tiene que ver con el "misterio".
Además de eso, vemos la frase dentro de la sinopsis "Tú no la conoces. Ella a ti, sí." Lo que me lleva a comentar que la actitud de la protagonista Rachel se hace pesada de leer. Tiene un problema de alcoholismo que nunca le vemos superar (aunque no necesariamente estoy diciendo que sea malo), sino que independientemente de su problema, no la vemos madurar ni evolucionar como personaje. Este misma adicción con sus otros malestares, le atribuyen una personalidad ociosa que le conduce a tomar actitudes inverosímiles, casi acosadoras. Y eso no se detiene ahí, sino que los que interactúan con ella cuando ella dice "Que los conoce, y que sabe su vida", no se espantan, sino que la invitan a tomar café y cervezas, cuando deberían escandalizarse al ver que una persona ajena a su vida "supuestamente" los conoce. En un resumen de esa parte, diría que fue un pobre recurso que utilizó la autora para relacionar a sus personajes.

Y el problema no es sólo el de Rachel. Si hubiera existido un sólo personaje que fuera agradable y tuviera coherencia dentro de la historia, creo que la trama se hubiera rescatado algo, pero resulta que cada uno de ellos tenían sus propios problemas sumado con actitudes egoístas. Lo que hace que la historia se vuelva difícil de digerir pues no existe un catalizador. Paula Hawkins no logra surgir empatía con alguno de ellos.
En cuanto al final, diría que es demasiado previsible. Desde un inicio, cuando la autora nos comienza a proyectar la historia y a presentar a los personajes, nos podemos dar idea de lo que vamos a leer. (Incluso uno de los pensamientos, dentro de los primeros capítulos, de Megan nos revela quién es el villano).
Así que diría, que de ser posible, eviten en lo posible este libro. (Al menos que quieran saber cómo NO escribir un thriller).
+ Leer más
Comentar  Me gusta         110
Blog_La_Copela
 03 diciembre 2021
No serán muchos los que aún no hayan saciado la curiosidad sobre este libro. Pero me consta que quedan algunos a los que no ha terminado de convencer la publicidad de esta novela. Para ellos y para los que la han leído ya y solo buscan comparar opiniones... aquí llega la mía.
Empezaré diciendo que llegó prometiendo una alta dosis de misterio, presentándose como un thriller y que aunque sí que hay una intriga, si nos atenemos a lo que puramente es un thriller, en mi caso carece de la fuerte tensión emocional. Pero vayamos por partes.
¿De qué trata la novela? de una mujer, Rachel, que tras un divorcio pasa por un momento delicado en el que parece que todo le va realmente mal. La han despedido, es adicta al alcohol y además sigue obsesionada con su ex-marido, que ha rehecho su vida y ahora es padre.
Coge el tren todos los días a la misma hora y recorre el mismo trayecto. al observar el mundo a través de la ventana, imagina e idealiza las vidas de las personas que habitan las casas cercanas al las vías. En concreto, le atrae una de las casas, en la que siempre observa a una pareja. Les ha inventado nombres, trabajos, aficiones e incluso pormenores de su relación. Y cada día añade un capítulo más a su historia.
Un día, Rachel verá algo en esa casa que no encaja con la imagen que ella tiene de la pareja. Algo que la dejará confusa. No será lo peor que suceda. Algo está a punto de ocurrir en la vida de aquellas personas que ella solo conocía a través de la historia que había ideado para ellos y que convertirá a Rachel en una pieza decisiva para el desenlace.
Hasta aquí, podríamos decir sin miedo a equivocarnos que la autora ha puesto sobre la mesa un enigma que despertará nuestra curiosidad. Es como una ventana indiscreta pura, a través de la cual, desde la distancia siempre en modo contemplativo observa alguien a otro alguien y descubre así un suceso inexplicable que tratará de descifrar. No es un recurso nuevo, será la habilidad de la escritora la que determine hasta qué punto nos atrapa y consigue que nos interese aquello que nos presenta.
Tal vez es en el desarrollo y el método donde encuentre un fallo a este planteamiento. La intencionalidad de hacer partícipe al lector e implicarlo emocionalmente lleva a Paula Hawkins a realizar una narración por planos. Nos cuenta lo que vive Rachel en primera persona, pero también del mismo modo la perspectiva de otros personajes. Utiliza fechas alternas y saltos en el tiempo que en ocasiones hacen que nos perdamos en la cronología de los acontecimientos y nos obliga a volver páginas atrás a comprobar si lo que presenciamos sucedió antes o después.
Hay que saber utilizar muy bien este recurso y el escritor ha de ser hábil haciendo el encaje de sucesos para conseguir que el lector no pierda el interés. Hawkins lo consigue, pero muy justa de nota.
Sí que nos regala a los lectores un giro, más o menos esperado, dependiendo de la capacidad de deducción de cada uno. Tal vez demasiado pronto, eso sí. de haber esperado un poco más, habría conseguido un final impactante, manteniendo el misterio hasta casi la última página.
También encontramos algo de exploración interior en sus personajes. Esa vida que Rachel inventa para los personajes que observa, no es más que una proyección de sus propios deseos. La pérdida del amor y la depresión, acompañadas del sentimiento de fracaso y culpabilidad no dejan de estar patentes a lo largo de toda la narración. Los rincones más oscuros de las relaciones personales, así como el engaño (desde la mirada del que engaña y el propio engañado) y los secretos inconfesables de vidas pasadas, otorgan a esta historia una profundidad que tal vez sea la clave del éxito.
Porque no podemos obviar el abrumador éxito de esta historia. En nuestro país, el primer mes de su publicación alcanzó las siete ediciones. Los derechos para que la veamos en la gran pantalla ya han sido adquiridos e incluso se ha publicado que Emily Blunt encarnará a Rachel este 2016.
Los lectores de todo el mundo se han visto atrapados por esta novela, de la que también se ha dicho que guarda una similitud (más que reseñable) con Perdida, de Gyllian Flynn. El mismísimo Stephen King la recomendó en un tweet y poco después, una oleada de estrellas mostraban su admiración por la novelista y la trama que había creado.
Paula Hawkins (26 de agosto de 1972) había publicado anteriormente novelas románticas bajo el seudónimo de Amy Silver. No sería hasta un tiempo después, cuando decidió cambiar la temática de sus narraciones que esta primera incursión en el género, La chica del tren, le ha dado la fama.
Enlace: http://lacopela.blogspot.com..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Carola
 21 enero 2019
Bueno, no sabía si hacer esta reseña, pues hace más de un mes que había empezado con este libro y apenas fue hace unos días atrás que logré terminarlo. Pero al son de Sia y la canción Alive, trataré de hacerlo.
La chica del tren, es una trama de suspense que nos puede atrapar desde su sinopsis, en ella nos revela un poco de lo que encontraremos en esta novela. Paula Hawkins, nos narra una historia única, que embruja al lector desde su primer capítulo.
Contamos con tres protagonistas Rachel, Megan y Anna, cada una tendrá una participación especial en la narración de esta novela, que nos ayudará a envolvernos en el suspense que quiso y logro crear esta autora.
Conoceremos mediante Rachel, nuestra protagonista principal, lo que ha sido su vida luego del fracaso de su matrimonio, la monotonía en la que ha caido desde que Tom, su ex, la dejó por otra. Refugió su tristeza en el alcohol, y cada día toma el tren de las 8:04, no solo para continuar con una farsa, sino también para poder ver a la pareja que para ella es perfecta, Jess y Jason, ellos tienen todo lo que ella no logró en su relación.
Rachel, se involucrará en la desaparición de Jess, pues debe de contarle a su esposo que ella le ocultaba un gran secreto. Pero, lo que Rachel jamás se imaginó, es que sería una de las sospechosas, lo único que recuerda de ese día es haber ido a ver a Jess, para reclamarle el hecho de que destruyera su matrimonio perfecto, esa es la última imagen que tiene en su cabeza después de despertar golpeada y ensangrentada en su piso, ¿Le habrá hecho daño a Jess?
Paralelamente, Megan, nos narrara el desastre que es su vida, lo mal que esta desde que un pasado la dejó marcada para siempre, no sabe cómo escapar de la culpabilidad, y por encima de todo, no sabe cómo seguir viviendo con Scott, ya no lo soporta, ya no quiere estar más cerca de él, además ahora tiene que velar por el bienestar de ella y alguien más, ¿Cómo decirle a Scott que ella no es lo que aparenta? ¿La perdonará por haberle fallado?
Anna, vive angustiada, pues no sabe cómo quitarse de encima a la ex de su marido, esa mujer que la acosa cada día tratando de hacerle daño a su familia. Tom le dice que se encargará de ella, pero en realidad nunca lo hace, de hecho, llega a sospechar que entre ellos ha pasado algo, la insistencia de esa mujer no es nada normal, y Tom últimamente está muy extraño. ¿Será que está pensando volver con su ex? ¿La dejará por otra mujer, así como dejó a Rachel por ella?
El culebrón de esta novela es digna de un oscar literario, cada mujer tiene una historia creada y que sin pensar estan ligadas. Cada una vive su tormento personal y a la final ese tormento las va a unir para salir adelante y dejar todo dolor y rencor en el pasado.
Este es un libro que comienza con buen ritmo, te adentras poco a poco en lo que sería la trama principal, pero, es ese poco a poco lo que le llega a quitar enganche a la lectura, siendo mi caso.
Desde que leí la sinopsis quise leerlo, luego de saber que tendría una película, pues más ganas de leer me dieron. Pero, vuelvo y repito, a pesar de que el libro es genial, es demasiado largo en ciertas narraciones y lo vuelve un poco pesado, entre describir el pasado y el presente se van unos párrafos valiosos que bien se podría haber utilizado para algo más motivador. Sin embargo, eso no le quita atractivo a la historia.
Voy a comentar sobre los personajes principales, Rachel, Megan y Anna.
La primera, y es quien más lleva la historia, es una mujer débil que se ahoga en el alcohol todos los días por el trauma de su matrimonio. Llegué a leer por ahí que la personalidad de Rachel era algo chocante, por estar siempre bebida, pero centrándonos en la novela, al ella no estar en ese estado no habría razón para crear un suspense, pues es gracias a sus lagunas mentales causadas por el alcohol que vivimos el suspense mayor. Es cierto, que puede ser irritante ciertas actitudes de Rachel, más sin embargo es bastante pasable su comportamiento.
Megan, su personalidad si me saco un poco de quicio, pues lo poco que interviene ella, se le describe o hace ver como una mujer insegura, que no sabe lo que quiere y que además esta trastornada, quiere acostarse con todo hombre que le parezca atractivo solo para conseguir un rato de cariño, queriendo volver ese “rato” en algo duradero. No le vi sentido a eso, pero la excuse , pues esta algo tocada.
Anna, su carácter es un tanto sumiso, hace ver que es la amorosa esposa dedicada a su hija y marido, pero la verdad es que la mujer está más pendiente de ella misma y lo que podrá hacer Rachel, que de terceros, ni muchos menos de su hija. Creo que es el personaje que menos me gusto.
Para quienes no han leído el libro les diré sinceramente que le den una oportunidad, eso sí, tengan paciencia, pues la lectura en ciertos capítulos puede volverse aburrido, pero continúen en ello, no se decepcionaran del final.
Eso sí, jamás de los jamases vayan a ver la película antes de leerse el libro, admito que la peli es semi buena, pero nada comparado con el libro, en lo personal, no me gustó mucho la película, pues hicieron bastante cambios que no me gustaron, pero me sirvió verla para terminar de imaginar ciertos personajes.
Enlace: https://carosbookreviews.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Marinieves
 09 julio 2018
al principio pensé que no me iba a gustar pero acabé leyendo casi compulsivamente, aunque solo fuera para confirmar mis sospechas sobre la culpabilidad, que las confirmé, pero con la suficiente dosis de intriga como para que no me sintiera terriblemente decepcionada.
No me gustan los libros que parecen dirigirse a mujeres, y éste comenzó pareciéndomelo, y menos me gusta que la protagonista empiece cayéndome mal y así los sucesivos personajes que van apareciendo. Y, sin embargo, ésta historia no me ha disgustado, aunque tampoco me explico que sea el superventas que está siendo.
No es una novela coral, pero tampoco tiene protagonista único. Comenzamos acompañando a Rachel, luego seguimos a Megan y a Ana y también, aunque con menor dedicación, a algunos de los hombres de la historia, pero siempre desde el punto de vista de las mujeres que se relacionan o han relacionado con ellos, no en primera persona como los personajes femeninos.
Ninguna de las mujeres del libro parece estar muy centrada ni siquiera la que aparenta serlo. Rachel es alcohólica, como consecuencia de lo cual (o eso parece), sufre fallos de memoria que impiden que recuerde lo que hace cuando bebe pero siempre se siente culpable aunque no sabe si tiene alguna participación o es responsable de algún suceso que ocurriera encontrándose borracha.
Aunque la despidieron del trabajo, sigue yendo y viniendo a Londres a diario para que la amiga con la que vive no se de cuenta. Está divorciada pero sigue llamando a su exmarido, Tom, y mandándole mensajes por teléfono y correo electrónico varias veces al día, principalmente cuando ha bebido, para exasperación de la nueva pareja de éste, Ana.
En su diario viaje a Londres, el tren en el que viaja Rachel para en un semáforo cerca de la vivienda en la que había residido con su marido en la que él sigue viviendo, con Ana y la hija de ambos. Para no mirar hacia allí, Rachel mira hacia otra casa cercana en el patio de la cual suele ver a una mujer sobre cuya vida comienza a fantasear inventándole un nombre a ella y al hombre con el que vive montando en su cabeza una idílica película sobre la pareja que parece desmoronarse cuando ve que la chica besa a otro hombre y sobre todo cuando la mujer a la que mira desaparece.
La actitud de mera observadora, aunque obsesiva, de Rachel pasa a ser real al involucrarse en la historia e informar de sus observaciones a la policía ya que parece que ésta sospecha del marido de Megan, la mujer desaparecida, cuya tormentosa vida también seguimos con sus propias palabras. Aparentemente feliz con su marido (o eso percibe Rachel desde el tren), lleva una doble o triple vida y soporta un pasado que no sospechamos. Su propio relato nos va llevando de sospechoso en sospechoso como buen libro de intriga.
Entre trago y trago, Rachel las va liando de a kilo, mezcla realidad, ficción, imaginación, sueños y flashes de realidad que de vez en cuando hacen que recuerde episodios que no sabe si ocurrieron o no incluso de la famosa noche en que Megan desapareció y todo ocurrió. Toma contacto con el marido de Megan fingiéndose amiga de ella, discute con su exmarido, que parece un santo varón que soporta todo los problemas que le sigue dando su ex, tiene problemas con la policía y poco a poco vamos adentrándonos en una trama que nos va envolviendo y haciéndonos cambiar de opinión respecto de los personajes a cada paso, avanzando en una historia que, lejos del folletín de amores y desamores que casi esperaba, se acaba convirtiendo en un thriller sin detectives ni casi policías (los que hay no ven más allá de su nariz) que nos engancha.
Al final me acabó gustando y desde luego es recomendable para las psicólogas de los Centros de la Mujer. En la historia podemos ver ilustrada la dependencia emocional, la falta de solidaridad entre mujeres, las ideas preconcebidas sobre determinadas personas y relaciones, la tendencia a considerar enajenadas a las mujeres cuando su comportamiento afectivo o emocional no responde a lo esperado, la diversidad de reacciones masculinas al enfrentarse a los problemas o a sus parejas... También podemos ver modernas formas de control del móvil o el ordenador, ideas de psicología barata tenidas por verdaderas y que influyen en muchas preconcepciones, maltrato psicológico...
Pues eso, que no me parece tan estupendo como para que se haya vendido tanto, pero que el libro no está mal, así que hay que leerlo, ya que desde luego que resulta absorbente, casi adictivo, que comienzas a leer a leer y a lo tonto te has tirado un par de horas y sigues leyendo. No obstante, no se si tendrá ese mismo efecto en los lectores masculinos, que no salen bien parados, aunque la autora reparta leña para ambos sexos. Ya me contaréis.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (22) Ver más Añadir cita
Kay_Hyung69Kay_Hyung6911 septiembre 2021
Es un alivio estar de vuelta en el tren de las 8.04. No es que me muera de ganas de estar en Londres para comenzar la semana. De hecho, no tengo ningún interés en particular por estar en Londres. Solo quiero reclinar me en el suave y mullido asiento de terciopelo y sentir la calidez de la luz del sol que entra por la ventanilla, el constante balanceado del vagón y el reconfortante ritmo de las ruedas de los rieles.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         71
GalenaGalena10 noviembre 2017
Sol radiante, cielos despejados, nadie con quien jugar, nada que hacer. Vivir tal y como lo hago hoy día resulta más duro en verano, cuando hay tantas horas de sol y tan escaso es el refugio de la oscuridad; cuando todo el mundo está en la calle, mostrándose flagrante y agresivamente feliz. Resulta agotador y una se siente mal por no unirse a los demás.
El fin de semana se extiende ante mí, cuarenta y ocho horas vacías para ocupar. Me vuelvo a llevar la lata a los labios, pero ya no queda una sola gota.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
TinuwelTinuwel25 noviembre 2017
Sol radiante, cielos despejados, nadie con quien jugar, nada que hacer. Vivir tal y como lo hago hoy día resulta más duro en verano, cuando hay tantas horas de sol y tan escaso es el refugio de la oscuridad; cuando todo el mundo está en la calle, mostrándose flagrante y agresivamente feliz. Resulta agotador y una se siente mal por no unirse a los demás.
Comentar  Me gusta         20
Juan0070pJuan0070p08 junio 2021
Al principio pensé que no me iba a gustar pero acabé leyendo casi compulsivamente, aunque solo fuera para confirmar mis sospechas sobre la culpabilidad, que las confirmé, pero con la suficiente dosis de intriga como para que no me sintiera terriblemente decepcionada.
Comentar  Me gusta         20
Cristi2510Cristi251026 noviembre 2018
Lo único que sé es que, un minuto estoy bien y la vida es dulce y no echo nada en falta y, al siguiente, me disperso, comienzo a desvariar y otra vez me muero por escaparme.
Comentar  Me gusta         20
Videos de Paula Hawkins (15) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Paula Hawkins
27 millones de lectores la conocieron con ‘La chica del tren'. Vuelve Paula Hawkins.
Con la misma intensidad con la que ha cautivado a 27 millones de lectores en todo el mundo, la autora de ‘La chica del tren', Paula Hawkins, nos ofrece un brillante thriller sobre las heridas que provocan los secretos que ocultamos.
Más información: https://www.planetadelibros.com/libro-a-fuego-lento/334627
otros libros clasificados: misterioVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

La chica del tren

En qué año fue publicada esta novela

2014
2015
2016
2017

10 preguntas
56 lectores participarón
Thème : La chica del tren de Paula HawkinsCrear un test sobre este libro
.. ..