InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Planeta

Editorial Planeta, embrión de lo que es hoy el Grupo Planeta, se fundó en 1945, hace más de sesenta años. Es la editorial de prestigio con mayor influencia en el mundo de habla hispana. Anualmente convoca el Premio Planeta, el más destacado de los certámenes españoles, junto a otros de gran relevancia literaria.

Libros populares ver más


Colecciones de Planeta



Publicaciones recientes de Planeta


Críticas recientes
Anamengualgarcia
 23 febrero 2019
Si pudiera volver atrás de Marc Levy
Es un libro que me ha encantado. Te cuenta una historia que te tiene enganchado en todo momento. Y hay algunos momentos en los que no sabes cómo va a continuar la historia.
Comentar  Me gusta         00
pasiondelalectura
 23 febrero 2019
La Bella Otero de Posadas Carmen


La Bella Otero (2001) me gustó medianamente y explicaré por qué. La Bella Otero es el apodo de Agustina Otero Iglesias, alias Carolina Otero, nacida en 1868 en la inopia más grande en Valga, localidad de Pontevedra (Galicia) para llegar a ser la cortesana más deseada por los hombres en el período del buen vivir que fue la Belle Epoque en Francia, es decir, los años entre 1870 y el comienzo de la PGM.



La Bella Otero fue salvajemente ultrajada a los 10 años, en su tierra. Probablemente que este descalabro la marcó de por vida, física y psicológicamente con una desconfianza hacia los hombres y al mismo tiempo esa pre-ciencia del enorme ascendiente que tuvo hacia el género masculino.



Empezó su carrera « profesional » como bailarina y cantante española en los EEUU, y al decir de la gente, no era buena para estos menesteres. Lo que si tenía, era una anatomía perfecta, unas proporciones de diosa y un cuerpo ágil con una piel fabulosa. La cima de su gloria la alcanzó en 1898 a los 30 años.



Volvió locos a los hombres que la cortejaron. Hubo hasta 7 suicidios de galanes por tristeza o por despecho. Tuvo a varios reyes a sus pies.



Todos la agasajaron con joyas, dinero, propiedades y hasta un yate. Joyas excepcionales como un collar de la reina Maria Antonieta y otro de Eugenia de Montijo. Sus años de éxito se terminaron con un auto-retiro en el sur de Francia (Niza) en 1914, a los 46 años porque no quiso que la vieran envejecer. Vivió allí en una casa preciosa, regalo de un amante, hasta 1948 cuando su vida se redujo a un cuartucho insalubre en un barrio pobre de Niza donde murió en 1965 a los 97 años. Lo único que atinó hacer con dignidad y para la posteridad, fue la adquisición de una linda tumba frente al mar en el cementerio del Este de Niza donde reposan sus restos.



Resulta increíble que esta mujer haya podido amasar una fortuna tan grande con la venta de su cuerpo y haya terminado tan empobrecida. Pero no debió tener muchas luces y tenía un vicio muy fuerte, el vicio del juego. Jugó fortunas en los casinos, especialmente en el de Montecarlo. Se hizo un cálculo aproximativo de la suma perdida por la Otero con el juego : unos 40 millones de dólares de la época ! En una noche llegó a perder 700 000 francos oro ! Se dice que fue la única pasión de la Bella Otero.



Me gustó mucho leer y aprender en este libro sobre lo que fue el Paris la Belle Epoque. Un período en Francia que quería olvidar la triste derrota de 1870, para lo cual la clase alta se lanzó al hedonismo con furia, un período más que propicio a la eclosión de un estatuto como el de la Otero, el estatuto de cortesana, o como se les decía en aquel entonces « una horizontal », una cocotte. La Belle Epoque se terminará con el comienzo de la guerra del 14 y la Bella Otero no fue la única con tal estatus : sus dos grandes rivales fueron Liane de Pougy y Emilienne d’Alençon. A las tres se les conocía como Las Tres Gracias (en una de las salas del casino de Montecarlo se puede ver un cuadro con las 3 bellas posando desnudas).



Era el ambiente de la Belle Epoque muy frívolo y para el mundo « civilizado » había una sola capital : Paris.



Me gustó leer y aprender sobre la Belle Epoque, pero no me gustó la armazón del libro, incluyendo capítulos narrados por la Bella Otero la casi víspera de su muerte e invocando fantasmas y apariciones a la par de su memoria. Los otros capítulos son la aportación de datos bien precisos y hay otros, los menos, donde la escritora se dirige directamente al lector.
Enlace: https://pasiondelalectura.wo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Mcmamen
 22 febrero 2019
Frankenstein o el Moderno Prometeo de Mary Shelley
Un libro intenso pero muy bueno, con frases increíbles para reflexionar
Comentar  Me gusta         00
{* *}