InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Julio Hermoso Oliveras (Traductor)
ISBN : 8423354202
Editorial: Destino (19/06/2018)

Calificación promedio : 4.29/5 (sobre 89 calificaciones)
Resumen:
El detective de la policía de Chicago Sam Porter investiga el caso de un hombre atropellado, pues los indicios en la escena del crimen apuntan a que se trata de El Cuarto Mono, un asesino en serie que ha estado aterrorizando la ciudad.

Su modus operandi consistía en enviar tres cajas blancas a los padres de las víctimas que secuestra y mata: una primera con una oreja, una segunda con los dos ojos, y otra con la lengua; y finalmente dejar abandonado el... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (60) Ver más Añadir una crítica
Nedyah
 18 septiembre 2018
El Cuarto Mono fue una novedad de Destino que despertó mi interés en cuanto leí la sinopsis: un thriller de los que me gustan y que promocionaba la editorial como "El relevo de El Silencio de los Corderos". Estaba claro que caería pronto entre mis lecturas y el resultado no ha podido ser más satisfactorio. Un thriller que te sumerge en la trama desde el primer momento, persiguiendo la pista de un asesino en serie con un pasado tan perturbador como lo es su modus operandi en cuanto a sus crímenes.
En la ciudad de Chicago, un hombre es atropellado por un autobús y el conductor insiste en que el sujeto se lanzó directamente hacia el vehículo sin tiempo para maniobrar y esquivarlo. No dejaría de ser un suicidio trágico y puntual si no fuera por la pequeña cajita con la que encuentran el cadáver y cuyo contenido, una oreja humana, deja claro el remitente de ese paquete: el asesino en serie apodado El Cuarto Mono. Este asesino lleva más de cinco años aterrorizando a la ciudad, capturando a sus víctimas y enviándoles a sus seres queridos tres cajas antes de terminar definitivamente con sus vidas; la primera de ellas contiene una oreja, la segunda los ojos y la tercera la lengua, aludiendo al dicho japonés de "No ver el mal, no oír el mal y no decir el mal".
Sam Porter es un detective que lleva años tras la pista del Cuarto Mono y con esta nueva primera caja comienza una investigación a contrarreloj con el fin de encontrar a la víctima con vida y dar caza, de una vez por todas, a ese asesino escurridizo que ya se le ha escapado en más de una ocasión.
Y así comienza una novela adictiva que alterna la narración desde el punto de vista de la investigación policial, y que se desarrolla en pocos días, con capítulos en forma de entradas de diario que la víctima del autobús llevaba consigo en el momento del atropello y que recoge muy detalladamente la infancia del ahora apodado el Cuarto Mono, en especial la etapa que marcó un antes y un después en su personalidad y su forma de hacer justicia y usar el dicho de los monos sabios para cometer sus fechorías. Un asesino que mata a inocentes para castigar a los culpables, siendo este razonamiento desmenuzado a través de esas entradas de diario donde conocemos una infancia marcada por el desprecio humano, la maldad y la amoralidad en un entorno familia donde no debería existir tal comportamiento.
Ambas tramas se van alternando entre capítulos y se hace de lo más interesante y amena. Conforme se va leyendo se palpa una tensión creciente y el lector se va contagiando de la forma de narrar y de ese halo de oscuridad y maldad que envuelve los crímenes y el pasado del psicópata. Y también nos encontramos, pero en menor medida, con una tercera voz narrativa y que corresponde a la actual víctima del Cuarto Mono y cómo hace frente a su cautiverio y tortura.
No deja de ser una trama común de asesinos en serie y que estamos hartos de ver en películas y series de televisión, pero J. D. Barker sabe mantener en vilo al lector y engancharlo con giros de trama inesperados y sorprendentes, y que no hacen más que demostrar que una premisa en principio básica y común puede llegar a hacerse singular por sí sola con los ingredientes precisos y con un buen reparto de personajes.
Los personajes están muy bien desarrollados, sobre todo Sam y Nash, que mantienen una relación muy estrecha como compañeros del cuerpo de policías y con los que se percibe ese toque de complicidad y compañerismo que dan a la historia de por sí dura y seria unas pinceladas de diversión y broma entre personajes.
El final es sorprendente. J. D. Barker logra zambullir al lector en una espiral de dudas e inquietudes, de preguntas sin respuestas y de nervios e intriga por tratar de dar con la identidad del asesino antes que nadie. Pero no, resulta imposible intuir siquiera la identidad del Cuarto Mono. Barker esconde muy bien su persona y te quedas de piedra cuando se descubre quién es. Además, con el paso de las páginas, también iremos descubriendo una conexión muchísimo mayor entre el objetivo de la ira del asesino con su pasado y por qué usa el dicho de los tres monos sabios como su sello y firma. Un thriller bastante completo y adictivo, con una ventana abierta para una segunda parte que ya estoy deseando que salga a la venta. Totalmente recomendable.
En resumen, 'El Cuarto Mono' es un thriller completo y adictivo que engancha sin remedio. Con una narración fluida, dinámica y alternada entre la investigación policial y viejas entradas del diario del asesino, J.D. Barker nos sumerge en una espiral de dudas e inquietudes, de preguntas sin respuestas y de nervios e intriga que se va acrecentando conforme avanzamos más y más en la historia. Te sientes parte de la investigación, sorprendiéndote de cada giro, de cada atrocidad relatada en las entradas de diario, de la carrera a contrarreloj, etc. 'El Cuarto Mono' sorprende y nos dejará con mil ganas de más.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
MisLecturas
 25 julio 2020
Hoy os traigo mis impresiones sobre "El Cuarto Mono", un thriller que dejará un buen sabor de boca en el lector, porque a diferencia de la mayoría de las novelas de este género, nuestro asesino muere en el primer capítulo. Sin embargo, la acción en ningún momento decae, sino que se intensificará capítulo a capítulo convirtiendo en adictiva su lectura desde las primeras páginas, con un ritmo intenso y un encadenamiento constante de hechos.

El detective de Homicidios de la Metropolitana de Chicago, Sam Porter, recibe el aviso de un componente de su equipo para que se persone en un accidente de tráfico, un asunto que se sale del ámbito de sus competencias. al llegar al lugar de los hechos descubre que un peatón ha sido atropellado por un autobús municipal en Hyde Park. Una cámara lo ha grabado todo y los hechos son concluyentes, se trata de un suicidio. Entre las pertenencias del individuo fallecido encuentran una especie de diario y una pequeña caja blanca atada con un cordel de color negro. Dentro hay una oreja. Esa es la firma del Cuarto Mono, un asesino en serie que ha tenido en jaque al cuerpo policial en general y a Sam en particular durante algo más de cinco años. Su modus operandi es siempre el mismo: nunca mata a sus víctimas de inmediato, sino que las mantiene vivas unos días mientras envía tres cajas a las familias. La primera con una oreja, a la que le sigue otra con los ojos y finalmente una tercera caja con la lengua. Poco después el cuerpo es hallado con una nota que contiene una enigmática frase. Tras este macabro descubrimiento, el inspector tiene claras dos cosas: está ante el cadáver del asesino en serie más buscado; hay una víctima en cualquier lugar que morirá si no la encuentran pronto, por lo que da comienzo una frenética carrera contrarreloj para localizarla…

Con esta premisa tan atractiva comienza una novela cuyo argumento se desarrolla a lo largo de tres días, con las horas marcadas expresamente al inicio de cada capítulo, y se articula en dos hilos perfectamente diferenciados, que se irán alternando en sus noventa y dos capítulos de corta extensión: la investigación policial que transcurre en la actualidad y el diario del asesino. Una especie de autobiografía presentada a través de la mirada de un niño que narra en primera persona y se remonta hasta el período en el que su vida se vio alterada tras un suceso que sesgó su infancia. Un hecho que forjó su personalidad y lo motivó a convertirse en un asesino extremadamente meticuloso que no dejará nada al azar. Un asesino con una visión retorcida y despiadado.

La combinación de los dos hilos argumentales que avanzan entrelazándose a lo largo de sus capítulos, es el recurso utilizado por el autor para aumentar la dosis de suspense, creando una trama que no concede tregua hasta el final y reinventa las reglas del juego. Seremos testigos, en primera persona también, del angustioso cautiverio de la víctima pero creo que esta parte de la trama es obviable porque no agrega nada a la historia y además le resta tensión. Cuando hay varias subtramas en una novela, resulta lógico que una de ellas tenga un mayor peso y repercusión en la narración. En este caso me quedo con la parte del diario porque es el eje sobre el que pivotará todo, llevándonos a profundizar en la mente de un asesino frío y calculador.

Escrita con un lenguaje sencillo que proporcionará agilidad y fluidez a la lectura, y un estilo directo, el autor ha dado prioridad a la acción y por eso los personajes no están excesivamente desarrollados, pero en este caso no es necesario para crear tensión, pues con las breves pinceladas que nos ofrece de cada uno de ellos es suficiente para que tengamos una idea clara de quiénes son y el papel que van a desempeñar. de entre todos los personajes destacan claramente dos: el héroe y el villano, a quien conoceremos siempre a través del diario. Sam Porter está de baja por cuestiones personales, luchando contra los terribles acontecimientos que soslayaron su vida y que poco a poco se irán revelando. de manera fortuita se encuentra atrapado en la mente de un psicópata, desenredando una historia retorcida con la esperanza de encontrar a la última víctima en una carrera contra el cronómetro que no les dará tregua, porque el tiempo se les agota y el Cuarto Mono se burla de ellos desde el más allá. No es un superhombre, sino un profesional diligente y valiente, capaz de saltarse, cuando le viene en gana, algunos procedimientos de la investigación si eso le lleva a conseguir un fin. Después de años de tratar de atrapar a este cruel asesino, el diario es la conexión más cercana de Porter con su antítesis. Lo que comienza como una forma de obtener la información que necesita para encontrar a la última víctima del asesino en serie se convierte en una obsesión. al criminal lo conoceremos sólo a través de los acontecimientos narrados en el diario, en primera persona, lo que representa aproximadamente en extensión la mitad de la novela.

Sintetizando: "El Cuarto Mono" es un thriller de lectura adictiva que presenta una trama bien urdida e hilvanada con la que su autor logra mantener la tensión e intriga hasta el final. El flujo de la historia es perfecto y contiene un giro que no vi venir. Un serial killer que cuenta con una atmósfera de creciente tensión, potenciada por frases y capítulos de corta extensión, que se mantiene a lo largo de todo el relato. La primera entrega de una serie oscura y siniestra que cuenta con un final que no dejará indiferente a nadie, sorprenderá a más de uno y que recomiendo a los asiduos lectores de este género.

Enlace: https://www.mislecturas.es/2..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
icruje
 03 mayo 2019
Se trata de un thriller con un inicio que ya te engancha desde el primer momento. Empieza  en la ciudad de Chicago  donde el detective de homicidios Sam Porter investiga el caso de un hombre atropellado en el que todos los indicios apuntan   que se trata del Cuarto Mono, un asesino en serie que lleva años aterrorizando la ciudad. Su modus operandi consiste en enviar tres cajas blancas a los padres de las víctimas que secuestra y mata: una primera con una oreja, una segunda con los dos ojos, y otra con la lengua, para  finalmente dejar abandonado el cuerpo sin vida en algún lugar de la ciudad. La persona atropellada estaba a punto de entregar una de esas cajas blancas, la que contenía la oreja.
A partir de ahí se inicia una carrera a contrarreloj plagada de pistas que conducirán a Sam Porter y su equipo por toda la ciudad de Chicago con el objeto de salvar a la que puede ser la última víctima de El Cuarto Mono.
Partiendo de los elementos clásicos de una novela policiaca: un detective de homicidios de baja por la muerte de su mujer, un ingenioso asesino que mantiene en jaque a la policía… el autor ha sabido crear una historia llena de intriga y misterio, intensa y atrayente tanto por el  modus operandi del psicópata para torturar y matar a sus víctimas,  como por la alternancia entre el presente, con la investigación del caso y  el pasado a través, este último, del diario del asesino.
La novela tiene tres hilos temporales, que se relacionan entre sí: la investigación actual en tiempo presente que tiene como protagonista al  detective Porter y su equipo;  la del asesino, en tiempo pasado en forma de diario escrito en primera persona donde nos relata su infancia y que nos ayuda a entender su mente y los motivos por los que se convirtió en un asesino; y la voz de la chica secuestrada, también en presente, en una atmosfera angustiosa y asfixiante.
Al leerlo me ha recordado mucho a la película Seven, que me encanta, por cómo se plantea la intriga al intentar descifrar el caso y como todas las pistas van encajando en un puzle perfecto, y tal vez a las de la saga Saw por ese punto  gore de algunos pasajes.
El uso de un lenguaje sencillo, abundantes diálogos,  capítulos cortos, algunas escenas con descripciones muy  gráficas, así como  varios giros argumentales, algunos totalmente inesperados, imprime a la historia de un ritmo trepidante para intentar resolver el caso.
Me ha parecido muy curioso el descubrimiento de la enseñanza de los tres monos sabios cuyo origen se remonta a la mitología china: “no escucharás el mal” (el mono Kikazaru), “no verás el mal” (el mono Mizaru),   y “no pronunciarás el mal” (el mono Iwazaru) que tienen gran protagonismo en esta historia, recordando que  el asesino envía tres cajas: oreja, ojos y lengua. Además, tendremos un cuarto mono, “no harás el mal”, del que proviene el nombre que la asignará la policía.
Una novela totalmente recomendada. Si eres lector de thriller tienes que leerlo. Si no es así, es una muy buena opción para empezar.
Eso sí, no es un libro autoconclusivo: el  final, es abierto para seguir con la historia y los personajes en una segunda parte que se publica ahora en este mes de mayo.
Añadir que Barker ha escrito la precuela oficial de Drácula junto a Dacre Stoker, el sobrino bisnieto de Bram Stoker, publicada por Editorial Planeta: Drácula. EL Origen.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Bookeandocm
 04 octubre 2018
Aunque Sam Porter lleva algún tiempo alejado del trabajo, un grave accidente de tráfico llevará a su equipo a requerir su presencia en la escena de los hechos. Un suicida se ha arrojado al paso de un autobús, que no ha podido hacer nada por esquivarlo. Lo curioso del tema es que la víctima portaba una caja blanca con un lazo negro que contenía una oreja humana. Su destinatario: un poderoso empresario muy conocido en el sector inmobiliario. Este dato enciende todas las alarmas ya que dicho paquete atiende claramente a las señas de identidad de El cuarto Mono, nombre con el que se apoda a un peligroso y escurridizo asesino en serie, que lleva años sembrando el pánico en las calles de Chicago y al que Porter trata por todos los medios de dar caza.
El cuarto mono tiene un modus operandi peculiar: secuestra a chicas jóvenes y envía tres paquetes a los familiares de las víctimas: primero, una oreja; después, ambos ojos; por último, la lengua. Días después el cuerpo sin vida aparece en algún lugar. Pero, si ha fallecido atropellado, ¿quién está detrás de todo esto?, ¿tiene algún complice?, ¿un imitador? ¿Para qué dejaría si no una oreja? Está claro que alguien está en grave peligro. La oreja que portaba el hombre atropellado hace que la policía extreme precauciones y comience una rápida investigación, ya que en algún lugar de la ciudad existe una víctima para la que el paso de las horas juega en su contra.
Un diario encontrado entre la ropa del fallecido nos llevará a conocer en primera persona, y desde los ojos de un niño, la historia personal del asesino. Un hilo argumental compuesto de capítulos numerados bajo un único título “Diario”, relatados en una grafía distinta, se alternarán con otro, con capítulos en el presente, fechados y con indicación de la hora en que transcurren, que imprimen una urgencia de la que se contagia el lector y que abarcan apenas un par de días. Dos hilos que avanzan de forma paralela y despertarán todo nuestro interés. En el presente, seguiremos el curso de una investigación contrareloj para encontrar a la víctima. En el pasado, conoceremos la niñez del asesino, su día a día, sus relaciones familiares, en el vecindario, cómo se forjó su carácter y qué hechos que le marcaron. Esta trama, para mí ha sido impactante y absolutamente adictiva. Evidentemente, para no hacer spoilers no puedo desvelar nada más, pero me ha gustado la forma en la que el autor perfila en este hilo la psicología de los personajes. A pesar de que ambas tramas son interesantes y la tensión va creciendo a la vez, los hechos narrados en el diario me han parecido fascinante y algunos de sus giros me han provocado un auténtico desconcierto.
De otro lado tenemos a Sam Porter, un personaje muy potente. Este detective también arrastra sus propios demonios, sobre los cuales el autor deja algunas pistas, pero sabiendo guardar el misterio hasta bien entrada la historia. Sam es un buen tipo, buen compañero y un investigador que no se amilana ante nada. Esta vez no está dispuesto a que le den esquinazo y arriesgará cuanto haga falta.
Esta novela, primera entrega de un denominado serial killer, es una de esas historias en las que una vez entras, no puedes dejar de leer. Una prosa sencilla, un claro predominio del diálogo sobre la narración, un ritmo endiablado y constantes giros argumentales hacen de ella una trampa mortal que te pide leer sin descanso. Muchas incógnitas por resolver. Algunas se irán desvelando para dar lugar a otras nuevas. Finalmente, todo quedará cerrado en un desenlace que nos dejará los ojos como platos y expectantes ante la siguiente entrega.
No sé si El cuarto mono será el thriller del verano, en cualquier caso es una excelente apuesta de lectura. Una novela con buenos personajes, una trama potente y escalofriante, de la que sin duda disfrutarán los amantes del thriller y logrará atrapar sin escapatoria al lector más avezado.
Enlace: https://bookeandoconmangeles..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
lalectorasincola
 07 octubre 2020
Es un thriller en toda regla, de los buenos, con mucho misterio, giros vertiginosos y esas pequeñas sorpresas que hacen que te enganches.
Para mí lo especial de esta novela es el gran protagonismo que tiene el asesino, los capítulos sobre él, ha sido, realmente, lo que ha hecho que me enganchara al libro, su mente perturbada me ha fascinado.
Los capítulos son cortos y enumerados con el personaje, lo que hace facil seguir el hilo. Las descripciones, correctas para este género. Su protagonista, Porter, trabaja codo con codo con su equipo (Nash, Clair...) para resolver el caso, y cada uno tiene un perfil bastante definido.
Es un libro bastante aconsejable, sobretodo si te gusta este género. Por cierto, es parte de una trilogía... Así que ya se cuál irá en mi siguiente pedido.
Comentar  Me gusta         60

Las críticas de la prensa (3)
BurgosConecta20 septiembre 2019
El escritor norteamericano J. D. Barker continúa con la saga del detective Porter y el asesino Bishop.
Leer la crítica en el sitio web: BurgosConecta
Laverdad11 septiembre 2019
«No ver, no oír, no decir». Este es el significado que se atribuye a los tres monos sabios del santuario de Toshogu, al norte de Japón, y que tradicionalmente se asocia con la idea de no ver, no oír y no pronunciar el mal. A partir de aquí, J. D. Barker introduce en su novela a un asesino en serie que se hace llamar El Cuarto Mono, dado que su propósito es dar muerte a quienes hagan el mal.
Leer la crítica en el sitio web: Laverdad
elperiodico06 agosto 2018
El escritor estadounidense publica la novela 'El cuarto mono', donde evoca la figura del 'serial killer' de 'Seven' o 'El silencio de los corderos'
Leer la crítica en el sitio web: elperiodico
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
PassiopelsllibresPassiopelsllibres05 octubre 2020
Los tres primeros monos definen las reglas según las cuales todos deberíamos vivir, pero el cuarto es el que tiene mayor importancia. - Shizaru - dije-. Se llama Shizaru.
- Y significa -dijo padre- . Y ésa, por supuesto, es la cuestión. Si uno ve o escucha el mal, es poco lo que puede hacer. Cuando alguien pronuncia el mal, se le puede atribuir una culpa, pero cuando hace el mal... bueno, cuando alguien hace el mal, no da lugar el perdón
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
MonTseMonTse19 junio 2019
El shock no es más que un mecanismo de defensa del cuerpo: cuando la cosa se pone horripilante, apaga el interruptor para compensarlo. Combinemos eso con las enormes cantidades de adrenalina que ha liberado la médula justo antes, provocando una sobrecarga en el metabolismo, y tenemos la receta perfecta para un bloqueo de los buenos.
Comentar  Me gusta         20
ManelManel26 octubre 2019
Nunca podrás querer a nadie tanto como a tus propios hijos, incluido tú mismo. Y harás cualquier cosa, lo que sea, con tal de protegerlos.
Comentar  Me gusta         40
Suenosentreletras7Suenosentreletras703 julio 2018
Soy un ladrón, un asesino, un secuestrador. He matado por diversión. He matado porque era necesario. He matado por odio. He matado simplemente por satisfacer esa necesidad que suele crecer dentro de mí con el paso del tiempo, una necesidad muy similar a un hombre que solo puede saciar la tentación de la sangre o el canto que hay en el grito del tormento.
Comentar  Me gusta         00
AnaMAnaM16 julio 2019
"Las mujeres eran perfectamente capaces de arreglárselas con el dolor, pero no con las emociones. Los hombres se las arreglaban con las emociones, pero no con el dolor."
Comentar  Me gusta         10
Video de J.D. Barker (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de J.D. Barker
Vidéo de J.D. Barker
otros libros clasificados: ThrillerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
71 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}