InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Julio Hermoso Oliveras (Traductor)
ISBN : 8408195158
Editorial: Planeta (16/10/2018)

Calificación promedio : 4.24/5 (sobre 33 calificaciones)
Resumen:
Bram Stoker es un niño enfermizo que apenas sale de su casa.Una noche, la fiebre que le asalta casi a diario lo lleva a las puertas de la muerte. Su niñera, Ellen Crone, echa a todo el mundo de la habitación del pequeño y lo salva por medios que nadie conoce. Tras este episodio Bram se recupera, y crece su fascinación por Ellen. Él y su hermana Matilda descubren cosas muy extrañas de la niñera y antes de que puedan hablar con ella, ésta desaparece de sus vidas? Obse... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Críticas, Reseñas y Opiniones (27) Ver más Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 19 enero 2020
Cuando me apasiona un clásico, tengo mucho cuidado con las precuelas, secuelas, retellings, etc... de la historia realizadas por personas ajenas al propio autor original, porque me he encontrado de todo, muy bueno y muy malo. Y cuando la historia viene de un tatatataraloquesea del propio autor intentando sacar rédito de lazos sanguíneos, ni os cuento. Y los Stoker son muy dados a esto. A Bram Stoker le está chupando la sangre su propia familia desde hace muchos años, y Dacre Stoker en concreto es un señor que vive de la memoria de su antepasado y se dedica a sacar un libro tras otro sobre él o sobre el mito de Drácula, unos más peregrinos que otros (y cuando son novelas, casi siempre con un coautor... a buen entendedor... xD). Y voy a ser muy sincera: el anterior libro que leí de Dacre Stoker, Drácula, el no muerto, me pareció un truño del quince y me deshice de él en cuanto pude (que me perdone quien le guste, por favor. Solo es una opinión personal). Así que con Drácula, el origen os podréis imaginar que iba con el freno echado (muy echado), pero las reseñas que leí en su momento eran tan buenas que me infundieron ánimos, y como en el fondo soy una optimista y no soy nada rencorosa, perdoné a Dacre y corrí a comprarme el libro. La estupendástica Eyra (Cosas mías) lo propuso muy sabiamente para el reto Netherfield y, en consecuencia, aquí estoy. Y no me arrepiento: Drácula, el origen es muy (muy) superior a Drácula, el no muerto, y no tengo ninguna duda de que el mérito sea del coautor de la novela, J. D. Barker (soy optimista y no soy rencorosa, pero tampoco es cuestión de chuparse el dedo xD).
La novela está dividida en tres partes. En las dos primeras tenemos dos líneas temporales. Por un lado el presente, titulado Ahora, en el que encontramos a un Bram Stoker de poco más de veinte años aparentemente encerrado en la estancia alta de una torre, resistiendo los envites de algo que hay al otro lado de la puerta con poco más que rosas blancas silvestres que bendice sobre la marcha y un poco de agua bendita, además de un rifle, muchos espejos y cruces trazadas en cada centímetro posible. Abajo la cosa no pinta mucho mejor, y el asedio del mal no se detiene por muchas trabas que se le pongan. Bram debe aguantar como sea hasta que amanezca pero no sabe si lo conseguirá. Tiene poco tiempo, así que se decide a anotar en un cuaderno qué es lo que le ha llevado a esa situación.
La otra línea temporal nos lleva a la infancia de Bram en Clontarf, a las afueras de Dublín. Bram es un niño enfermizo que apenas sale de su cama en el ático, casi un extraño para su propia familia, y al que no se le presupone un futuro demasiado largo. Ya al mismo nacer su vida quedó indefectiblemente unida a Ellen Crone, una hermosa joven que aparece de la nada la noche en que la madre de Bram da a luz, que salva la vida del bebé (no se sabe cómo y los Stoker tampoco preguntan) y que se queda a cargo de toda la prole Stoker. Cuando Bram tiene seis años, Nana Ellen vuelve a arrebatar a Bram de los brazos de la ansiosa muerte, pero esta vez la cura es diferente; esta vez Bram no solo sobrevive... se cura, realmente se cura. Y algo en él cambia para siempre: sus sentidos se agudizan de una manera antinatural, se siente atraído por la oscuridad, siente una extraña conexión con su sanadora y un picor que le martiriza constantemente, sus heridas se curan sin dejar rastro... y se obsesiona con Nana Ellen. Fruto de esa curiosidad, Bram y su hermana Matilda descubren algo que no deberían descubrir y que catorce años después, siendo ambos ya adultos, les hará sumergirse en un mundo de tinieblas cuando Nana Ellen vuelva a aparecer en sus vidas. Pero no lo hace sola: otro personaje siniestro, poderoso e incomprensible para los humanos aparece al mismo tiempo, y parece tener a la familia Stoker en su punto de mira, aunque quizás ya sea tarde cuando comprendan qué o a quién busca realmente este oscuro personaje.
Cuando llegamos a la tercera parte de la novela confluyen tanto la narración del pasado con el momento presente en el que Bram se encuentra encerrado en la torre. A partir de ahí asistimos a las últimas cien páginas de la historia en la que se resuelve todo y de las que, por tanto, no os puedo contar nada de nada. Sí que os puedo decir que ya estamos únicamente en el momento presente, se acabaron las memorias de cómo se ha llegado a esta situación y a partir de aquí asistimos al final desde el punto de vista exclusivo de un narrador omnisciente que nos relata cómo acaba todo. Y es un final trepidante.
Parece que he contado mucho pero simplemente es el planteamiento del libro. Apenas he rozado realmente lo que ocurre en él y así debe ser. Ya de por sí muchas de las cosas que ocurren en la historia están asociadas a la novela original de Drácula y pueden ser anticipadas, así que ir más allá es desvelar demasiado. Lo que sí os aseguro es que a mí me ha sorprendido muchísimo y para bien. Los personajes están bien construidos y cada uno cumple el papel que le toca, que en unas ocasiones es más reconocible que en otras en el mundo en que se mueven. El Dublín del siglo XIX que dibujan los autores está muy bien recreado históricamente, pero además supura ese aire tan irlandés de supersticiones, magia y oscuridad que, sumado a la ambientación tenebrosa y oscura de los pasajes que transcurren sobre todo por la noche, hacen de la lectura una gozada. Sé que probablemente pueda parecer que mi vena draculiana me nubla la objetividad, pero ya digo arriba que no todos los libros derivados del personaje me gustan. Este sí me ha gustado mucho, y lo que es, es.
No sé si será algo perceptible de manera general (yo solo puedo hablar de motu propio como apasionada del Drácula original y relectora habitual de la novela), pero creo que quien conozca bien la novela de Bram Stoker se dará un festín ante la simbiosis perfecta entre la propia historia original y lo que se narra aquí, porque no se dejan nada en el tintero. Tenemos lo que representa el caso de Lucy, tenemos a un alter ego de van Helsing, tenemos el psiquiátrico, tenemos al médico encargado del psiquiátrico, tenemos a un recolector/comedor de moscas, tenemos el pueblo de Whitby, tenemos a los gitanos rumanos de Drácula, el viaje a través del continente europeo "en pos de"... es que hasta tenemos muchos elementos del capítulo inicial eliminado de Drácula, llamado El invitado de Drácula, y que reseñé el año pasado dentro de un volumen llamado Chin Music. Tenemos estas cosas y muchas más, pero no quiero estropearle la lectura a quien no haya leído el Drácula original y estoy intentando no irme de la lengua sin darme cuenta. También sigue el mismo estilo narrativo y casi toda la novela (a excepción de la tercera parte) está contada a modo de diarios, cartas, memorias, cuadernos de notas, artículos de periódico... por parte de diversos personajes, que curiosamente alguien se encarga en determinado momento de clasificar y ordenar para conformar un relato con sentido y ordenado... Mina who?
Aun así, hay una diferencia esencial con respecto a la novela original que no deja de resultar curiosa: el propio personaje de Drácula. A ver, a mí me apasiona la historia (¿lo había dicho ya? xD), pero soy muy consciente de su punto más flojo: la poca presencia del propio Drácula a lo largo de casi toda la historia y el final un tanto precipitado y falto de acción al que se enfrenta. Es un personaje al que temer, perseguir y matar pero que, una vez abandona su castillo, apenas aparece en la historia. En Drácula, el origen es todo lo contrario... también se le teme, pero hace honor al miedo que despierta y es un personaje con una presencia abrumadora sobre todo desde la mitad del libro en adelante. Demuestra por qué el libro lleva su nombre, por así decirlo, y con eso parece que los autores quieren poner remedio a las carencias de la novela original. O quizás simplemente aquí muestran mientras que la novela original sugiere. Se puede ver de muchas maneras. El caso es que aquí vemos mucho más a Drácula y somos testigos de todo lo que es capaz de hacer, que es mucho. Muchísimo. Y es un Drácula cruel que no se detiene ante nada.
Dacre Stoker lleva años vendiendo que Drácula está basado en hechos reales acontecidos al propio Bram Stoker (hechos inexplicables, sobrenaturales), y de esa premisa nace este libro. También se comenta en las notas incluidas al final de esta edición que, debido a los recientes (en aquel momento) asesinatos de Whitechapel y al temor que despertaba Jack el Destripador, Stoker se vio en la obligación de eliminar 101 páginas, decenas de miles de palabras, acortar el epílogo, modificar el final de Drácula, alterar el texto... el Drácula que vio la luz poco tenía que ver con el Drácula que Stoker quería publicar y con la historia que él realmente quería contar, y en base a todo ese material recuperado a lo largo de muchos años, ha nacido Drácula, el origen. Repito, todo esto según Dacre Stoker, que hoy por hoy vive por y para el legado de su antepasado. Lo segundo me hace darle vueltas precisamente al punto flojo que yo le veo a la novela original y que comento justo arriba... sobre lo primero, no digo ni que sí ni que no, ni tampoco digo todo lo contrario (bueno, no digo nada de nada, pero pensar pienso muchas cosas que me ahorro, que esto está quedando muy largo xD).
Dejando a un lado esas cuestiones, Drácula, el origen es un libro muy, muy entretenido que, sin lugar a dudas, creo que disfrutarán todos aquellos que admiren la obra original de Stoker, porque el simple juego de asociar escenas, personajes y situaciones ya es un divertimento en sí mismo, y la nueva historia está perfectamente ensamblada con la ya existente, Pero es que además está muy bien narrado, la atmósfera de la historia en general es perfecta y el libro vuela entre las manos. Repito, yo lo he disfrutado mucho, y creo que al menos los lectores afines a Drácula harían bien en echarle un vistazo.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
lady_whisper
 01 junio 2021

Drácula es una de las novelas más importantes de la historia, no sólo por su importancia intrínseca como ejemplo del gótico de terror de finales del s.XIX, sino por su innegable influencia en la visión que todos tenemos del mito del vampiro. Creo que no me equivoco si afirmo que en el acervo popular el vampiro es sin duda el conde Drácula tal y como lo describió Bram Stoker en su novela. Después ha habido y habrá muchas variantes pero el "verdadero ", el que nos robó el corazón y fue culpable de nuestras pesadillas fue Drácula, sin duda. Por lo menos en mi caso así fue, así que la novela que hoy nos ocupa era para mí parada necesaria, sabia que " debia" leerla, aunque realmente no sabía muy bien que esperarme. Y ya os lo adelanto: me ha gustado. Y mucho.
La información que tenía de este libro es que era una historia escrita a medias por Dacre Stoker, bisnieto de Bram Stoker, y J.D. Barker, autor muy conocido por la saga de El Cuarto Mono, y que se basa en apuntes y escritos que el propio Stoker dejó como legado después de su muerte. Con todo ello ambos autores han hilado una historia que al principio va entrando de forma pausada pero que según avanza va atrapando sin darte cuenta. Pero ojo, no esperéis para nada algo remotamente parecido a la historia original, el estilo es totalmente diferente, mucho más actual y sencillo ( quizás aquí se nota la mano de Barker), aporta más agilidad y ritmo a todo el conjunto. Es decir, la lectura se hace ágil y amena, y si a eso añadimos ambientes oscuros y atmósferas asfixiantes, muy dignas de la obra que pretenden homenajear, pues perfecto, a disfrutar se ha dicho.
.
Pero lo más inquietante llega al final, cuando el epílogo nos cuenta que lo que aquí hemos leído se basa en hechos reales y que son vivencias del propio Bram ,recuerdos de su infancia con la inquietante Nana Ellen, su niñera, la que no dejaba huellas cuando caminaba... Y aquí sí, aquí el escalofrío.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
abua_blog
 29 enero 2019
Es muy llamativo que salga un libro precuela de un clásico de la literatura del terror. Y más que esté con la colaboración de familiares (Dacre Stoker, sobrino bisnieto de Bram Stoker). Pero quizás lo que primeramente me hizo darle una oportunidad a una novela de un género al que no soy muy aficionado es la maravillosa portada.
Pero bueno, vayamos a la novela. Irlanda, mediados del siglo XIX. Una terrible plaga acabó con gran parte de los cultivos de patata, dependiendo de ellos más de un tercio de la población, por lo que la hambruna asola el país insular. Y la familia Stoker, aunque bien posicionada, sufre también las consecuencias, algo que condicionará todo.
La historia, que utiliza la técnica de in medias res (en la mitad), comienza con un joven Bram Stoker de veintiún años encerrado en una habitación llena de espejos y cruces en la que se escuchan sonidos de los más espeluznantes. A partir de aquí, la historia tendrá como eje dos tramas argumentales: el pasado, donde se conocerá la infancia del escritor y los hechos que llevarán al mito de Drácula, y el presente (del protagonista, cuyos capítulos se llaman «Ahora»), donde se desarrollará el desenlace de la historia, en el que Bram, mientras pueda, intentará descubrir la verdad de Elle Crone, la niñera que lo salvó de la muerte cuando era pequeño, de quien está obsesionado por las cosas extrañas que averiguaron de pequeños Bram y Matilda, su hermana.
La narración es inicialmente bastante lenta, pausada, sobre todo por la estructura, a la que me costó algunas páginas adaptarme, todo sea dicho de paso. A medida que se lee se nota un aumento tanto del ritmo narrativo como del suspense hasta llegar a la vorágine de acontecimientos de los últimos capítulos. Y a esta mezcla se adereza con una atmósfera lúgubre y aciaga, tan tenebrosa en determinados momentos que se pone la piel de gallina y parece que se está viviendo ese horror. A veces el miedo del protagonista es palpable y es inevitable pensar qué haríamos en su situación.
La estructura de la novela es, a mi juicio, bastante compleja. Los capítulos saltan entre el presente de los protagonistas y el pasado de capítulos extraídos del cuaderno de notas de Bram, cartas de Matilda a la niñera, otros de las notas de Arminius Vámbéry (inspiración para creación de Val Helsing) y del diario de Thornley, el hermano de Bram. Todos estos personajes, junto a Dracul y Ellen, son los personajes principales, si bien Bram es el protagonista absoluto. de esta manera, el narrador en primera persona irá cambiando a medida que la historia avanza.
Y cabe destacar que tienen una personalidad muy definida, conociéndose a través de escritos, recuerdos, ambiciones e, incluso, acciones, por lo que la imagen que se puede obtener de todos los protagonistas es tan nítida que permite amarlos y/u odiarlos completamente. En mi opinión, es muy destacada la aportación de Matilda a la novela.
La ambientación es otro elemento sumamente interesante, ya que los autores han logrado crear una serie de escenarios que ya con sus detalladas -y siniestras a veces- descripciones se siente un pequeño escalofrío en la espalda: castillos abadías en ruinas, cementerios, bosques... siempre de noche, potenciando el efecto de la ya magnífica atmósfera narrativa, poseyendo la novela un ambiente gótico que en nada debe envidiar al terror de las novelas clásicas.
Podría entrar más en la novela, tanto en la argumentación como los personajes, pero realmente un libro de terror debe mantener, a mi juicio, la mayor cantidad de datos escondidos para que el lector pueda disfrutar plenamente de la obra. Un libro de historia o, incluso, de fantasía, permite poder «revelar» más sin afectar al lector, pero el terror, el suspense y la novela negra en general sufren mucho con las reseñas excesivamente detalladas o que desvelen demasiados datos.
Con lo expuesto en esta reseña podéis saber de qué va el libro y qué estructura tiene, pero el cómo es la historia y cómo son los personajes queda a para que el lector se adentre en estas páginas para describirlo... Si puede salir de ellas.
La edición, como no podía ser de otra manera con Planeta, es una auténtica delicia. Ya no solo por la portada, sino también por el cuidado de la pasta, así como del mapa de Dublin de la época de Bram Stoker y los fragmentos originales del autor irlandés. Además, al final de la novela tiene algo que a mí personalmente me encanta encontrarme: las notas del autor. En este caso, se cuenta cómo se ha fraguado este libro, y datos sumamente interesantes, como que no haber atrapado a Jack el Destripador cuando se iba a publicar la novela provocó que el nombre cambiase y se quitase una parte.
Quizás la única pega que le pongo a la novela es que, si bien está ambientada en los años finales del siglo XIX, los diálogos y la forma de hablar de los personajes son, generalmente, de la actualidad, aunque tenga bastantes guiños a la época victoriana. Si bien he conseguido meterme de lleno en la historia, yo las disfruto más si cabe si las leo con un lenguaje y unas construcciones gramaticales lo más cercanas posibles a las épocas en las que se desarrollan los acontecimientos.
Como conclusión, una novela, por momentos, espeluznante, con un buen ritmo en general hasta explotar al final, y con una estructura compleja más que interesante. Una muy digna precuela de uno de los clásicos de la literatura de terror, y recomendada para todos aquellos a los que les guste el género o quieran ampliar contenido y llenar lagunas sobre el famosísimo Conde Drácula.
Enlace: https://atardeceresbajounarb..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Davicalpa
 01 enero 2021
Cuando me encontré con la publicación de esta novela, firmada por un tal Dacre Stoker, sobrino biznieto que abiertamente pretendía aprovecharse de la fama de su famoso apellido, decidí que no caería en esa maniobra publicitaria. No solo eso. Encima utilizaba, por si el lector no se había dado cuenta, del nombre de Dracula en la portada, tratando de narrar el cuestionado origen de la criatura. Son ese tipo de estratagemas que utilizan las editoriales para sacar provecho de aquellos lectores ávidos de nuevas aventuras de sus personajes favoritos.
Sin embargo no dejaba de leer buenas reseñas de esta historia. No las querría creer, pero donde quiera que leía o veía opiniones de la novela todo eran alabanzas y parabienes. Había un detalle que se me había pasado desapercibido y es que el libro estaba escrito, aparentemente, a cuatro manos. Fue entonces cuando comencé a interesarme un poco más por el proyecto. Allí estaba J.D. Baker, escritor con relativa popularidad en estos tiempos por su novela El cuarto mono que también es bastante recomendable. Y con esa garantía y la renovada curiosidad decidí al fin darle una oportunidad a esta historia que me ha vuelto loco.
¿Qué nos encontramos en sus páginas? El título del libro da ciertas pistas pero, en realidad, no nos cuenta el origen del fascinante Drácula sino la posible gestación de su eterna novela. En este libro conocemos varias décadas de la vida de Bram Stoker, así como la de sus hermanos, y los extraños acontecimientos que tuvieron que vivir y que llevaron al escritor a plasmar su inmortal clásico literario. No revelaré nada más porque las páginas que describen todo ese proceso son fascinantes, adictivas y...terroríficas.
Lo que si puedo contar es que, al igual que Drácula, esta novela está escrita de manera epistolar, alternando diarios, cartas, telegramas, y todo tipo de medios en los que nos encontraremos con las experiencias de cada uno de los personajes acerca de unos hechos que los une. Conoceremos la infancia de Bram Stoker y su delicada salud, la osadía de su hermana Matilda, los pesares de su hermano Thornley y así una serie de personajes que tendrán nuevas cosas que aportar. Cada uno de ellos contando su punto de vista hasta poder conformar un una historia de esas que resultan fascinantes y aterradoras.
Porque sí, este libro da miedo. Tiene momentos sobrecogedores en los que los hechos que narra consigue que disminuyas tu ritmo de lectura ante lo que está narrando. Los hechos a los que se enfrentan la familia Stocker son perturbadores, tétricos y, en definitiva, explican a su manera las razones que llevaron a Stoker a escribir su novela. Algunos de ellos no los ves venir y te inquietan de una manera fantástica y, otros, aunque los esperes, terminan por incomodarte.
Ese es otro de los alicientes que trae este fantástico libro. Basta que tengas un mínimo de amor por la obra original para que te sorprendas cada pocas páginas por algún detalle que los escritores dejan suelto para que te venga una sonrisa y un gesto de admiración. Las referencias son sutiles y no entorpecen la trama, pero las entiendes sobre la marcha y te fascinan. Un personaje cuyo comportamiento recuerda a tal persona, una frase en un momento determinado, un gesto...toda esta novela está impregnada de su hermana mayor, sin que eso le reste ningún tipo de individualidad ya que este libro funciona de manera independiente.
Si encima añadimos que, una vez terminada la novela, los autores nos abruman con detalles históricos, fotografías y manuscritos del propio Bram Stoker donde revela la veracidad de los hechos que se narran en esta historia, pues ya te desliza la duda de si realmente los hechos ocurrrieron en realidad o es tod pura invención. Pero eso ya lo decidirá el lector.
Drácula el origen es una inteligente, respetuosa y terrorófica novela que te atrapa en todo momento y que están tardando en leer.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Soraya47
 28 noviembre 2018
La historia cobra vida con un mapa de Dublín insertado. Por lo que los lectores pueden seguir los lugares que se nombran en la historia. Como Dacre Stoker es el bisnieto de Bram Stoker, ningún otro escritor está tan cualificado para transmitir los pensamientos del propio Bram. Aquí se juntaron dos grandes escritores de Terror como Dacre y J.D. Barker, y Terror es lo que vais a encontrar en estas páginas.
Todo comienza en medio de un horror agobiante. Un joven Bram Stoker de veintiún años está encerrado en una habitación llena de espejos y cruces. Fuera, los lobos aúllan por su sangre. En la puerta hay golpes y voces extrañas llamando. Desde la primera línea, esta historia os capturará, dibujando un cordón de tensión alrededor de vuestra mente para quedar atrapados con Bram en su habitación, tan presos como él. Esto ocurre en los capítulos titulados “AHORA”, con Bram encerrado que va documentando el misterio mientras todavía puede hacerlo. Su increíble historia quedará narrada en Cuaderno de notas de Bram Stoker alternándose con cartas que escribiera su hermana Matilda a su niñera Ellen, junto al diario de su hermano Thornley o las notas de Arminius Vambéry. Estos serán los principales protagonistas, sin olvidar aquel que se hace llamar Drácul…
La historia tiene un ritmo constante que aumenta en intensidad, sobre todo en la infancia enfermiza de nuestro protagonista Bram con la enigmática niñera llamada Hellen. Cuya presencia se hace notar por un olor putrefacto muy parecido a cáscaras cubiertas de moho. Ella lo cuidará durante su larga enfermedad. Con el mismo enigma que un día llegó la niñera, desaparecerá. Y quince años más tarde por unos extraños sucesos; los tres hermanos volverán a reunirse para encontrarla. Lo que no sabrán es que en su camino se cruzarán con el del Cond…
El uso narrativo tiene la elegancia victoriana que recuerda al período en que se desarrolla la historia. No se abusa en exceso, se lee de forma natural, aunque sentiréis que el uso de ese lenguaje os sumerge en esa época. El ambiente es oscuro, no faltarán la niebla, ni las tormentas, castillos en ruinas, carrozas… Lo tenebroso formará parte de la tensión de la historia, como cualquiera de los personajes y la trama. Una experiencia profundamente maravillosa para aquellos que buscan un verdadero horror gótico. Lo mejor de todo es el volver a saber del vampiro más infame de la literatura actual. Los autores aportan en este libro su regreso con una narración compleja que se lee sin problemas. La construcción de los protagonistas es excelente. Un hilo de verdadero Terror recorre toda la historia. Leeréis una muy buena narración de miedo. No faltará nada, una mano que sale desde el fondo de un lago, mapas que llevan a cementerios antiguos, tumbas que cavar, muertos que regresan de su descanso; la escena del tanatorio todavía me sigue impresionando, horriblemente maravillosa… Y me quedo corta.
Al final del libro los autores nos cuentan el motivo en que se basa la precuela de esta novela. Una auténtica historia de vampiros que el propio Bram Stoker protagoniza. Si ese escritor del que tanto hemos leído conociera lo aquí escrito, estoy segura de que su corazón se paralizaría unos segundos cuando cerrara el libro. Matilda lo tenía muy claro: nunca se deja de creer, sólo se deja de admitir que creías. Si amáis el vampirismo, debéis poner este libro ya, en vuestra vida.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (12) Ver más Añadir cita
IknemIknem08 enero 2021
... los adultos pierden la capacidad de imaginar, de creer en lo que les es desconocido. Los niños aceptan el misterio como un hecho, lo asimilan como si lo tuvieran claro como el agua y no se detienen a pensarlo ni un solo instante.
Comentar  Me gusta         40
AnaGranger21AnaGranger2120 mayo 2019
Ha clavado cruces entre los espejos, casi cincuenta. Algunas tienen la imagen de Cristo, mientras que otras son poco más que unas ramas que ha cogido del suelo, ha clavado y ha bendecido él mismo. Continuó con las cruces por el suelo, primero con un trozo de tiza, después raspándolas directamente sobre la piedra con la punta del cuchillo de caza hasta que no quedó superficie libre.
Comentar  Me gusta         20
abua_blogabua_blog29 enero 2019
–[...]. Mi querida, mi dulce hermana, cuando nos viste en la lluvia la otra noche, cuando la viste beber de mi sangre y a mí beber de la suya... no fue sino una de tantas veces. A lo largo de los años me ha visitado en más ocasiones de las que soy capaz de contar. Es su sangre lo que mantiene a raya mi enfermedad.
Comentar  Me gusta         00
BabelBabel13 enero 2019
Hablar con él, en realidad, es en cierto modo como conversar con una biblioteca con forma humana.
Comentar  Me gusta         20
gilcanadasgilcanadas08 noviembre 2020
Una vez conocí a un niño que metió tantas moscas en un tarro que no tenían sitio ni para morir.
Comentar  Me gusta         10
Videos de J.D. Barker (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de J.D. Barker
Dos maestros del thriller, por fin, cara a cara en el #EncuentroBarkerGomezJurado
Encuentro virtual entre los autores J.D. Barker y Juan Gómez-Jurado, moderado por Marina Sanmartín. ¡Nos adentramos en las entrañas del #thriller de la mano de dos verdaderos expertos!
otros libros clasificados: terrorVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG





Test Ver más

Movimientos literarios

¿Qué movimiento literario de la segunda mitad del siglo XIX busca representar la realidad tal como es, sin idealizarla?

Romanticismo
Realismo
Surrealismo
Simbolismo

10 preguntas
81 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
.. ..