InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8416387583
Editorial: Editorial Hidra (29/08/2016)

Calificación promedio : 4.51/5 (sobre 227 calificaciones)
Resumen:
Ketterdam:Un desbordante foco de comercio internacional donde todo se puede conseguir por el precio adecuado, como bien sabe el prodigio criminal Kaz Brekker. A Kaz le acaban de ofrecer la oportunidad de llevar a cabo un gran robo, un arriesgado golpe que podría hacerle más rico de lo que se jamás se ha atrevido a imaginar en sus sueños más salvajes. Pero no podrá llevarlo a cabo por sí solo: tendrá que reclutar a un peculiar equipo formado por un convicto, una espí... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (141) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 29 junio 2022
Advertencia: ahora mismo estoy leyendo “Reino de Ladrones”, por lo que es posible que los conceptos de los dos libros se mezclen esta reseña.
Hace justo un año que me inicie con el Grisavershe con la trilogía de “Sombra y Hueso”, la cual no paso de un meramente aceptable para mi. Tenía una historia y un worldbuilding muy buenos, pero para mi Leigh Bardrugo perdió una oportunidad de oro debido a varios errores, como no crear personajes realmente interesantes y bien construidos, o no saber llevar bien el ritmo de la narración, creando partes enteras de las lecturas en las cuales no pasaba nada realmente interesante para la trama. Tengo que decir que si me leí primero estos tres libros fue porque me dijeron que era mejor para entender con más facilidad el libro y el mundo que ahora nos ocupa. “Seis de Cuervos” llevaba bastante tiempo en mi lista de pendientes, y era una lectura por la que sentía una infinita curiosidad y a la que tenia muchas ganas, las cuales los libros anteriores enfriaron un pock.
Craso error.Si de algo me arrepiento es de haber esperado un año para continuar mis andanzas por el Grisavershe.
En la ciudad de Ketterdam, bajo el flujo de intercambios comerciales y legalidad, se esconde todo un submundo criminal en el que las bandas compiten salvajemente por el poder , el dinero y el liderazgo. El lugarteniente de una de esas bandas, el genio criminal Kaz Brekker, recibe una oferta para llevar a cabo un golpe tan imposible como lucrativo. Un robo para el que tendrá que infiltrarse en una de las fortalezas más inexpugnables del mundo, un bastión del que es imposible tanto entrar como salir, y que esconde en sus entrañas un secreto que podría cambiar el equilibrio mundial para siempre. Para llevar a cabo el trabajo, Kaz buscara un equipo conformado por otras cinco personas, todas ellas con grandes habilidades y pasados no menos complejos que el del propio Kaz.
Con esta obra es como si Bardrugo hubiera hecho borrón y cuenta nueva de todo lo escrito anteriormente. Todo lo que estaba mal en los libros de “Sombra y Hueso” se ha pulido y mejorado para dar lugar a un libro que se disfruta de principio a fin, y que engancha totalmente. Nada que ver, en serio. No sabéis el gusto que da ver como una autora mejora. Y más cuando lo que surge de esto es algo tan bueno.
La mejor forma de describirla sería como si los personajes de “Peaky Blinders” se hubieran metido en “Ocean's Twelve” en el contexto de fantasía que Bardrugo presento en sus novelas previas . Y el resultado de toda este mejunje es una historia en la que todo está muy bien hilvanado y en la cual no paran de pasar cosas en ninguna de sus páginas, con una trama fresca que va complicándose a medida que pasan las páginas; giros de guión que hacen que la historia sea una auténtica ruleta rusa de emociones; y acción, mucha acción. Todo sucede a un ritmo ágil y ameno, de forma que nunca pierdes el compás de lo que lees, resultando todo tan bien medido que es imposible que no sea una lectura totalmente adictiva, en la que puedes saborear todo lo que pasa sin que nada vaya o muy rápido o muy lento. En serio, prácticamente desde el primer cuarto de obra no quería que la novela si acabase nunca. de hecho, aunque tenía planeada otra lectura, inmediatamente después de hacer cerrar este libro lo primero que hice fue coger la segunda parte, “Reino de Ladrones” tal es la adicción que me ha generado esta historia y sus personajes.
Uno de sus puntos fuertes ha sido, como comentaba antes, el Worldbuilding. En esta ocasión Bardrugo se aleja de Ravka y nos lleva a Ketterdam, una ciudad comercial que bebe claramente de Amsterdam y los Países Bajos y del Londres victoriano, con su niebla y humedad. Y no será el único lugar que la autora nos muestre. Siempre he mantenido que la construcción del mundo en que tenia lugar era lo mejor que tenia la trilogía de “Sombra y Huesos”, y en esta ocasión lo reafirmo. Hay dos cosas que valorado muchísimo. La primera, que Bardrugo deje que sea el lector quien vaya atando cabos y descubriendo por sí mismo como es este mundo y las normas que los rigen, algo que también me gustó mucho en “Sombra y Hueso” en su momento. Y en segundo lugar, que se trata de un mundo muy variado y creíble, con una historia y política muy definidas, y en el que conviven una variedad muy interesante de países y culturas. La ambientación de la ciudad de Ketterdam me ha parecido especialmente conseguida, Bardrugo logra sumergirte en ese mundo oscuro y cruel de las bandas y el hampa, donde los odios, el poder y las ambiciones mueven todos los engranajes por debajo de una sociedad legal y sobria en la que el comercio es su punto central.
Pero si hay algo que he disfrutado muchísimo de esta lectura son los personajes. Sin ningún género de dudas. Si hay algo que me desilusionó totalmente en la primera trilogía fue la falta de personajes realmente interesantes o que estuvieran bien esbozados, con la excepción de dos no había ninguno que realmente me interesase o me llamase mínimamente la atención. En cambio en “ Seis de Cuervos” no sabría con quien quedarme del grupo principal. Les he cogido un cariño infinito a todos por lo bien construidos que están y por lo fácil que hace la autora empatizar con ellos. Cada uno de los seis cuervos tiene su propia personalidad bien definida, un pasado que le has marcado como persona, sus propios objetivos personales y tienen un peso fundamental en la trama, contando cada uno de ellos con sus propios momentos de gloria en la misma. Sin ellos la historia, por muy buena que fuera, no sería lo mismo. Sus personalidades y relaciones son lo que hacen de esta historia algo único y especial. Además las relaciones que hay entre cada uno de ellos están también muy bien construidas, en el sentido de que no se sienten artificiales para nada, son muy realistas y hacen más cercanos a estos personajes. Quizás el que más fría me ha dejado haya sido el de Wylan, Pero creo que eso se debe más a que es el único que no ha tenido capítulo contado desde su punto de vista. Porque ya os anticipo de que realmente es un personaje muy interesante y con mucha evolución en “Reino de Ladrones”, donde si vemos las cosas desde su perspectiva.
No me considero una persona que se cogen Crush por personajes literarios, me gustaran más o menos, pero rara vez llego a esos extremos. O por lo menos hacia mucho que no me pasaba eso. Pero ahora con el personaje de Kaz… pues que me parece que la temporada de sequía ha llegado a su fin. No voy a decir que sea un santo, porque ni él mismo lo diría. Es un personaje muy complejo y lleno de claroscuros, muy inteligente, pero también puede llegar a ser despiadado y sin ningún tipo de escrúpulos. Pero me encanta que sea tan poco tópico respecto a otros protagonistas de literatura de fantasía o young adult. Es tan carismático y maquiavélico que es imposible no quererlo aunque no siempre se comporte bien y no se le puedan justificar muchas de las cosas que hace. Y más cuando descubres todas esas debilidades y traumas que se ocultan bajo su coraza de tipo duro. Por otro lado, también me han encantado las dos chicas del grupo. Inej (conocida como el espectro) por la luz y bondad que desprende pese a su pasado cruel y triste, y por el rol que tiene de ser la conciencia y la sensatez para todo el grupo, y muy especialmente para Kaz. Y Nina porque me ha encantado su personalidad y su forma de ser, y porque su relación con Matthias ha sido una de las tramas que más vidilla ha dado a esta historia . No soy muy amiga del cliché “enemies to lovers” (como dicen en un meme, en la vida real eso es muy tóxico) pero en este caso me ha parecido tam bien llevado que lo compro. de el último miembro de la banda, Jesper, solo puedo deciros que si en este libro se les coge mucho cariño (muchos de sus comentarios y ocurrencias dan la nota de alegría a las situaciones tensas oscuras que jalonan esta novela), solo puedo decir que tiene una evolución muy interesante y que mejora mucho en el segundo libros. Así que atentos a él. Tiene mucho que dar de si aún.
Por último, tengo que deciros que muchas de las personas con las que hablé de este libro me dijeron que se lo habían leído directamente sin haber tocado antes la trilogía original. Y no voy a dejar que son dos historias que aunque conectadas, no dejan de ser independientes. Realmente entiendes muy bien todo si lo que lees al principio es “Seis de Cuervos”. Pero también os digo que considero que hay ciertas cosas que comprendes mejor y que se disfruta más si has leído los tres primeros libros antes. Especialmente las referencias que hay a los mismos a lo largo de esta historia.
En definitiva, solo puedo decir que tenia muchas ganas de leer “ Seis de Cuervos”. Y sobre todo tenía mucha curiosidad, ya que no había dejado de leer muy buenas críticas en Internet, y que tengo varios amigos a los que les gustó mucho esta lectura. Pero no las tenía todas consigo de que fuera a gustarme, de ahí que me haya quedado tan satisfecha al cerrarlo, porque ha sido una novela que he disfrutado de principio a fin, que me ha tenido en vilo todo el rato y cuyos personajes me han enamorado totalmente. de hecho, me estoy racionando las últimas páginas de “Reino de Ladrones” porque no quiero que se acabe este libro. Sé de fijo que voy a echar muchísimo de menos a sus personajes. Lo que no sé es que voy a hacer con mi vida cuando lo termine.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         82
Lawerson
 29 enero 2019
Hace dos años, empecé mi aventura por el mundo Grisha. Ni siquiera me acuerdo cómo llegó hasta mí el primer libro, pero supe que estaba totalmente perdida en su historia nada más acabarlo. Ha pasado bastante tiempo desde que terminé la trilogía por primera vez hasta que he podido disfrutar de nuevo de todo este mundo con una historia diferente y os digo, desde ya, que la reseña va a ser la más larga que haya hecho nunca en el blog. ¿El motivo? Demasiados feelings con Seis de Cuervos, sobre todo sabiendo que la trilogía Grisha es de mis preferidas y que necesitaba demasiado este libro. Pero antes de empezar de llno con la reseña, tengo que deciros dos cosas: la primera, no esperaba una trama como la que me he encontrado en este spin-off. Estoy acostumbrada al mundo Ravkano y a los Grisha y cambiar totalmente de aires me ha alucinado y encantado. La segunda cosa es que voy a intentar contenerme para no dejaros una reseña demasiado fangirl. al menos lo voy a intentar.
Seis de Cuervos es ese libro por el que merece la pena estar esperando dos años si hace falta, un libro que te deja con la boca abierta, que te atrapa desde sus primeros capítulos y te cautiva como ninguno gracias a sus perfectos personajes y a las maravillas que hace Bardugo con su imaginación y su narración. A diferencia de como está contada la trilogía Grisha, Seis de Cuervos cambia completamente el esquema que hasta ahora había seguido la autora y nos cuenta la historia desde tercera persona, saltando entre los diferentes personajes que van a protagonizar esta primera parte. Hace poco me he releído la trilogía principal y la tengo fresca como para deciros que Sombra y Hueso es un libro muy ágil, tanto, que en unos minutos te puedes haber leído ya unas cien páginas sin problemas. Seis de Cuervos cambia también de formato y Bardugo hace los capítulos más densos y extensos, profundizando a la perfección en cada cosa que quiere decir y cada personaje que quiere presentar. Se nota muchísimo que en Seis de Cuervos la autora quería centrarse más en los detalles y, sobre todo, quería hacer una historia para sus personajes, que han sido de lo mejorcito. Volviendo a la trama, no te asustes. Sé que al principio la lectura puede parecer densa y lenta, pero merece mucho la pena, te vas adaptando poco a poco, cada vez aumentas más el ritmo y llega un punto en el que prácticamente te has hecho a ella. Además, no siempre la autora va a quedarse en la profundización de los personajes, que sí que es algo recurrente a lo largo de todo el libro, pero empiezan llegar nuevas escenas, empiezas a ver la trama central y la lectura coge un ritmo trepidante que te deja con la boca abierta cada dos por tres. La razón: los planes que se realizan, las pruebas que nuestros protagonistas van a tener que pasar, el juego intelectual con el que nos vamos a rodear.
Cuando empecé Seis de Cuervos imaginaba otra historia llena de Grisha, de esa pequeña ciencia que tanto me gustaba de la trilogía principal. Pero este spin-off ha conseguido dejar atrás todo eso y dar una nueva visión y una historia donde los Grisha quedan relegados a un segundo o tercer plano. Y la verdad es que al principio estaba bastante insegura sobre si el libro iba a cumplir mis expectativas, pero es que las ha cumplido y con creces. He disfrutado cada página, he amado a cada uno de los personajes, los he comprendido, los he visto, sentido, he compartido con ellos recuerdos, experiencias, risas, llantos, dolores. Porque este libro no es uno hecho para adoptar una historia parecida a la de la trilogía Grisha, está hecha por y para los personajes. Sin ellos, es posible que el libro no hubiera funcionado de ninguna manera. Que sí, Bardugo es impecable y maravillosa escribiendo, imposible no querer todo lo que crea. Pero la joya de este libro han sido todos sus personajes y la emoción, cariño y sentimiento que la autora les ha dado. Sin ellos, esta lectura no hubiera sido tan espectacular, se hubiera quedado coja. Y he agradecido mucho que cada uno de ellos haya puesto su granito de arena para formar, al final, un libro maravilloso, completo, único y perfecto.
Una de las cosas que más me han sorprendido ha sido ese cambio de aires en la ambientación que, aunque ya os he dicho que me esperaba otra cosa diferente, me ha encantado. O sea, en la trilogía Grisha siempre estamos en Ravka rodeados de Grisha. Y en Seis de Cuervos por fin he podido conocer un reino o un país diferente que con los libros anteriores no he tenido la oportunidad de hacerlo. Me he visto rodeada de un pueblo extraño, más robusto, más distanciado, guerrero, sangriento y bárbaro. Pero todos los detalles que forman su manera de vivir y sus tradiciones las he amado de lo especiales que son. Me ha encantado navegar y caminar por otras tierras, agrandar mi visión de la ambientación. Y a pesar de que es un pueblo con el que no me he sentido a gusto por la manera de tratar las cosas, ha tenido una fuerza y una presencia brutales. Otras de las cosas que quiero destacar del libro, que ya de por sí en conjunto ha sido perfecto, son las referencias o las menciones que hay salpicadas por algunos capítulos sobre la trilogía Grisha. AY. DIOS. MÍO. No he muerto de amor porque no existe esa muerte de manera literal, pero cada vez que salía un personaje conocido y el nombre de alguien a quien quiero mucho, eso era ponerse el vello de punta, chillar por dentro y medio llorar de lo bonito que era todo. Es que echo mucho de menos a mis queridos pequeños de la trilogía Grisha y saber más de ellos, cosas nuevas después de tanto tiempo, me ha puesto los sentimientos a flor de piel.
Pero si vamos a hablar de personajes, mencionar de nuevo a los de Seis de Cuervos, que creo que es hora de presentároslos por encima. Kaz Brekker es todo lo que puedas soñar de un personaje, sarcástico, calculador, bondadoso, escondido bajo una máscara que hace que quieras estar a su lado en todo momento. Puede parecer que Kaz es de esos personajes que no pueden ocupar un lugar en tu corazón, pero es que sufre con él y todo lo que hace, dice y recuerda es para querer acompañarlo como escudo para siempre; Inej ha sido otro personaje que me ha encantado. Más letal y más directa, como me ha gustado su valentía y bravuconearía. Es una chica que se vale por sí sola, luchadora, que también ha tenido un pasado turbulento pero que ha sabido levantar la cabeza poco a poco y me siento orgullosa de ella; Nina ha sido mi conexión con los ravkanos y los Grisha y, dios, es que conserva el mismo aire que ellos. Poderosa, inteligente, intimidarte, ama con todo su corazón a cada uno que forma parte de su vida. Wylan es el más cuqui de todos y el más inocente, por decirlo de alguna manera, pero luego no veas como se defiende y como ayuda a los demás, inventando nuevas ideas, controlando cada objeto que tenga partes metálicas y suponiendo un miembro más que importante para el grupo. Me ha gustado Wylan porque es el típico personaje que parece que no ha matado a ninguna mosca pero luego, cuando aparece, nadie el hace sombra. Luego tenemos a Jesper, que quizás es con el que menos conexión he tenido. Es un personaje que vive atormentado debido a las deudas que tiene y a su adicción al juego, pero es bastante fiel a Kaz. El único problema que tiene son los celos, que los ciegan de vez en cuando, pero es un hombre de mucha confianza. Y por último está Matthias, un personaje lleno de rencor que poco a poco se va abriendo para dejar ver como es realmente, apenado por las cosas que hace tiempo dejó atrás y que me ha sorprendido en más de una ocasión.
En definitiva, Seis de Cuervos se convierte directamente en unos de mis libros preferidos y en unas de mis mejores lecturas de lo que va de año. Trepidante, maravilloso y con unos personajes inolvidables, Leigh Bardugo vuelve a hacer magia con este libro y consigue una lectura adictiva y plagada de sentimientos que te harán querer más. ¡Sin llantos, sin funerales!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
RulaBooks
 29 mayo 2021
4,5/5⭐
Sinopsis: A Kaz Brekker, uno de los criminales más prodigiosos de Ketterdam, le han ofrecido llevar a cabo un golpe que tanto a él como a su grupo, podría hacerle más rico de lo que jamás ha deseado.
Me ha gustado muchísimo esta primera parte de la bilogia y he sentido que ha sido un muy buen primer contacto con la autora. Aunque recomiendan leer primero la trilogía grisha por cuestión de cronología yo me he animado con estos primero porque he de reconocer que la premisa me llamaba mucho más.
Si bien es cierto que al principio estaba un poco perdida sobre el sistema de magia y las reglas de este universo, poco a poco me he ido sumergiendo de lleno en la historia y ya ha sido un no parar de leer.
En este libro acompañaremos a Kaz y a su grupo en el mayor robo que han tenido que hacer hasta el momento. La trama se centra fundamentalmente en como Kaz va reclutando a sus diferentes integrantes formando un grupo de los más variopinto y como poco a poco van llevando a cabo este arriesgado plan. Me ha encantado que además de mostrarnos como se reúnen y forman el plan, también se le da mucha presencia al robo y al golpe en sí. En muchos libros parece que la acción se reduce a un par de escenas al final donde todo pasa rápido y en este caso no es así. El golpe como tal ocupa buena parte del libro y se va desarrollando con mucho detalle y desarrollo pero sin llegar a ser aburrido o a bajar el ritmo en ningún momento. Están pasando cosas todo el tiempo y el ritmo de la trama me ha encantado, ya que te invita a leer y a seguir con la lectura hasta el final. Una trama de ladrones y un gran robo en un entorno fantástico donde contamos con un sistema de magia muy interesante pero sencillo de entender una vez nos situamos.
El final es increíble e invita a leer ya la siguiente parte y descubrir que va a pasar. Se queda en un punto sumamente interesante.
Si que es cierto que un aspecto negativo que destaco es que había algunas escenas que se narraban con tanto detalle que incluso me llegaban a resultar algo confusas o a sacar un poco de la historia. Esto pasa sobre todo en la parte del golpe ya que el plan es tan detallado que hay muchos pasos que seguir y factores a tener en cuenta.
Pero es que además de la trama tan increíble que tiene este libro también cuenta con un grupo de personajes muy bien construido. No dejan de ser ladrones, asesinos y fugitivos, pero están tan bien desarrolladas sus personalidades, con luces y sombras, que resulta imposible no quererlos. Cada uno de ellos es diferente y tiene un claro papel y personalidad. Kaz ha sido mi debilidad, un personaje roto con un pasado tormentoso y un ingenio envidiable. Tiene momentos en los que te asusta, momentos en los que lo admiras y momentos en los que lo quieres achuchar. Se viene nuevo crush, si. Inej me ha gustado muchísimo, me parece adorable y el conector del grupo. Jasper me ha gustado, un personaje roto que tiene que encontrarse y que todavía queda mucho de él que conocer. Nina y Mathias me han gustado y las dinámicas entre ambos me han sorprendido mucho. Y Wylan, ese personaje del que aún no sabemos mucho pero que sin duda tiene potencial.
La ambientación me ha gustado ya que aunque no he leído la trilogía grisha, donde tengo entendido que el mundo y su sistema de magia es más detallado, ha sido relativamente fácil situarme en el una vez se va avanzando. La novela cuenta con dos mapas que facilitan situarnos en el entorno, el cual está muy bien construido y permite imaginarnos a la perfección por los lugares en los que van yendo los personajes. Me gustado mucho esa aura de oscuridad y sobriedad de Ketterdam y el contraste con el poder y la luz de la corte hielo.
En definitiva, una primera parte de una bilogía que me ha encantado, con una trama muy dinámica y adictiva, en un contexto mágico que no dejará indiferente a ningún lector. Ya tengo ganas de leer Reino de ladrones y descubrir que va a pasar con estos personajes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         110
suenodeseneca
 12 diciembre 2021
Este libro lo empecé a principios de este año, y a fecha de hoy todavía me sigue enamorando y sigo reviviendo toda la trama con fangirleo cada vez que lo comento con alguien.
Seis de cuervos sucede tras la trilogía principal, no mucho tiempo después porque nombran ciertas cosas tras el final de Ruina y Ascenso, pero para que os hagáis una idea que serán como unos 5 o 6 años después. Según la editorial Hidra estos libros se pueden leer antes o después de la trilogía, pero os aconsejo que si queréis disfrutar de verdad de esta historia y conocer un poco más este mundo, leáis antes la trilogía y después estos.
Al principio me pareció algo lento porque acababa de terminar Ruina y ascenso, que tiene un ritmo vertiginoso hasta el final, pero una vez que fui conociendo a los personajes y lo que traman (los dos primeros capítulos), fue un no parar hasta terminar y madre mía, este libro es muchísimo mejor que la trilogía.
No es por comparar ambas sagas, pero la trama es completamente diferente y por eso me chocó al principio. Sombra y hueso es más la típica historia del personaje elegido, salvar al mundo y todo eso, pero en este te encuentras a unos personajes que están perdidos en ellos mismos intentando sobrevivir y salvarse a sí mismos a la vez que idean unos planes y estrategias que ya quisiera El Oscuro haber tenido esa capacidad.
Está narrado en tercera persona, pero desde distintos puntos de vista y diría que casi todos los personajes tienen sus capítulos (tengo muy mala memoria y no me acuerdo😅). Tiene todo lujo de detalles que nos ayudan a conocer Ketterdam, la ciudad donde se desarrollan esta historia.
Este cambio de narrador en las diferentes sagas tiene sentido porque en Sombra y hueso está en primera persona y hace que conozcamos más a Alina y ella se deja conocer, pero en Seis de cuervos, hay cierta distancia con los personajes porque solo conocemos lo que quiere que conozcamos, aunque no por eso hace que te sientas más alejado de la trama, al contrario, hace que te metas aún más, como si fueras uno de ellos corriendo a su lado.
Si la trilogía Grisha me encantó, ahora me declaro fan incondicional de Leigh Bardugo y como dice Hazel Grace en Bajo la misma estrella me leería hasta su lista de la compra. Qué bien escrito está, cuantos detalles, sentía que vivía la historia, sintiendo sus emociones, sus miedos y preocupaciones. Hacía tiempo que no leía algo tan bueno. Con una trama tan compleja y tan bien estructurada, desarrollada y de todo. Se le pueden poner todos los adjetivos buenos a este libro (que no se note el fangirleo y el favoritismo a estos libros).
Los capítulos no son muy cortos, pero sí que me lo han parecido, cuando creía que todo iba a terminar, se encontraban con otro problema y otro, y no sabía quién iba a salir vivo y quien no, ni los propios personajes lo sabían, ni sabían que estaba pasando ni cómo iban a salir de todo. O sea que vas leyendo sin enterarte de nada, pero a la vez te enteras, pero a la vez te llevas las manos a la cabeza diciendo pero qué está pasando aquí.
A esto le sumamos que todos los personajes principales tienen una historia muy bien desarrollada haciendo que el libro no sea para nada introductorio, al contrario, diría que los primeros capítulos lo son pero solo para ponerte en contexto, aunque incluso así ya hay acción desde el principio.
Y también hay que sumarle los diálogos. Qué maravilla de diálogos. de estar en un momento complicado y soltar una frase de lo más ingeniosa, aliviando un poco la tensión, que ya no solo tienen los personajes sino también nosotros, porque sino a más de uno nos habría dado un infarto.
Tenía ganas de leer este libro las 24 horas del día, me ponía a leer a cada ratito que tenía y lo he leído en 4 días (muy raro en mí). Los libros del mundo Grisha en general me los estoy devorando y la serie no sé la de veces que la he visto ya y aunque es bastante fiel al primer libro de Sombra y hueso yo me quedo sin dudas con la historia de los cuervos.
De los personajes no os puedo decir nada más a parte de que son perfectos, o sea ellos no son perfectos, pero la forma de describirlos, de cada detalle de sus acciones, pensamientos y sentimientos son tan reales y están tan bien desarrollados que los hace perfectos. Cada uno tiene un pasado completamente distinto, vienen de un lugar diferente, pero todos hacen una piña y me encantan las relaciones que tienen entre ellos.
Empecemos con el cabecilla, Kaz. Es un personaje súper complejo, que en sus capítulos vamos conociendo muy poco a poco lo que ha tenido que aprender por la fuerza en el Barril, su historia anterior, por qué y cómo se ha convertido en lo que es… No está en mi lista de crushes pero desde luego que está entre mis personajes favoritos porque le he cogido muchísimo cariño.
Inej se ha convertido en una de mis favoritas junto a Kaz y Nina, aunque en realidad me he enamorado de todos. Inej ha tenido una historia bastante dura que todavía no ha superado, y no sé cómo explicarlo, pero la forma de pensar, de actuar, de tirar para adelante cuando no puede más, esa resiliencia es admirable.
Nina me ha encantado, la forma que ha tenido de sobrevivir, de proteger a los suyos, además del toque gracioso que le da a los diálogos, Nina es lo que se dice todo un personaje.
Matthias al principio no me cayó muy bien, pero según iba avanzando la historia le fui cogiendo cariño y cada vez más. El personaje de Matthias nos enseña cómo puede una mente buena ser corrompida por las ideas de una sociedad.
De Jesper sí que me hubiese gustado saber más. Conocemos su historia como la de todos, pero tiene menos profundidad que el resto de personajes.
Y a Jesper se le une Wylan, otro personaje que me sorprendió, pero del que también me hubiese gustado saber un poco más. Aunque todavía nos queda la segunda parte.
Otra cosa que me encantó fue ver cómo se van desarrollando las relaciones entre los personajes, algunos ya se conocían, y otros no. Pero ver que tienen sus roces y a la vez consiguen trabajar en equipo y terminan confiando el uno en el otro y ver cómo todos sin excepción se van quitando esa coraza, no tanto entre ellos, pero sí entre ellos y el lector.
Me ha encantado la relación de Kaz e Inej, pero quiero ver más y ver más de sus pensamientos y sus miedos. Y también me ha encantado esa relación de Inej y Nina que se ha formado, es que son maravillosas.
Ningún personaje está limpio, todos han hecho algo malo. Aquí no hay buenos o malos, hay supervivientes y los que intentan matarse unos a otros todo el tiempo, si no hay algo ajeno a ellos que también intenta matarlos. Lo dicho, una locura total que hace que te explote la cabeza.
El final me dejó con muchísimas ganas de más, como le gusta hacer a Leigh. Nos deja con todo preparado para una segunda parte, en el que todo puede ser posible, porque una de las características de este libro es que es completamente impredecible. Tenemos la noticia o por lo menos rumores de que va a haber una tercera parte y no puedo tener más hype, aunque creo que va para largo, porque van a empezar a grabar en enero la segunda temporada de Sombra y hueso y acaba de salir Ley de lobos en español, así que supongo que nos espere una larga espera pero mientras existen las relecturas para seguir fangirleando.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
airinbartt
 25 abril 2021
No sabéis las ganas que tenía de ponerme con él; estaba deseando leerlo para conocer el motivo de por qué todo el mundo lo adoraba y lo recomendaba hasta la saciedad. Y, después de leerlo, tengo que estar de acuerdo con toda esa gente. Vaya maravilla de libro. Vaya personajes. Vaya ambientación. Vaya trama. Y no hablemos de lo bien que escribe esta señora. En fin, que Seis de cuervos se ha convertido en una de mis mejores lecturas de toda la vida, aunque, como ya veréis, no le haya puesto sus cincos estrellas (algo que explicaré en breves).
Sin duda alguna, una de las cosas más fascinantes que tiene este libro es la ambientación. Y esto no algo que pase solamente, aquí, en Seis de cuervos, sino en cualquier libro que esté ambientado en el Grishaverso. Vaya maravilla de mundo que nos ha dado la autora. Hay que reconocer que Leigh Bardugo tiene una gran capacidad para crear mundos y lugares que son la mar de interesantes, con una gran riqueza de detalles, y de plasmarlos de forma magistral en sus novelas, sin necesidad de largas descripciones que ocupen páginas y páginas del libro y dando la información justa y necesaria sin llegar a saturar al lector con detalles innecesarios.
En el caso de Seis de cuervos, la trama no se sitúa en Ravka (como pasaba en la trilogía Grisha), sino en Ketterdam, la principal ciudad de una pequeña isla, Kerch, que se encuentra en medio del Mar Auténtico. En este aspecto, si la ambientación de Ravka se basaba en Rusia, en el caso de la de Ketterdam, podría decir que se parece a esos escenarios de steampunk ambientados en la Inglaterra del siglo XIX. Por otra parte, también conocemos otros de los países más importantes del Grishaverso: la temible y salvaje Fjerda, una tierra totalmente distinta (en todos los sentidos) a su país vecino, Ravka; una tierra (en cuanto a paisajes) que me ha recordado un poco a la de la serie Vikingos y la de Skyrim del juego de The Elder Scrolls V: Skyrim, con esos tintes de tierra salvaje, inhóspita, medieval. Además, podemos relacionar la ambientación de Fjerda con la época de la caza de brujas que se llevó a cabo en la Europa medieval, pues, al contrario que Ravka, el ser grisha está condenado por la ley fjerdana. Además, existe un grupo de hombres, los drüskelle, que se dedican a cazar y a matar a los grisha al más puro estilo de la Inquisición.
Por otra parte, la trama me ha parecido una maravilla y una auténtica genialidad. Quizás, esté exagerando un poco, pero, a mí, las historias de robos y atracos me fascinan (además, la historia me ha recordado un poco a La casa de papel, una serie que me encanta). Es más, siendo sincera con todas/os vosotras/os, me empecé a enganchar al libro justo en el momento en el que Kaz y los demás cuervos (Inej, Jesper, Nina, Matthias y Wylan) empiezan a idear y esbozar el plan para entrar en la Corte de Hielo; me pareció interesantísimo leer cómo iban maquinando el plan (sobre todo, Kaz que es un auténtico genio), todos los movimientos que iban a seguir para infiltrarse en esa fortaleza casi inexpugnable y cómo improvisaban sobre la marcha cuando algo no les salía bien. Y no hablemos de las últimas cien/ciento cincuenta páginas; estaba tan enganchada al libro que, hasta que no lo terminé, no me quedé tranquila (y con el deseo de continuar con Reino de ladrones).
Asimismo, tengo que destacar que, a lo largo del libro, vamos a encontrar una serie de guiños y referencias a la trilogía Grisha que, personalmente, me han encantado y me hicieron bastante ilusión (aunque también me hicieron sentir nostalgia porque le cogí bastante cariño a los libros de la trilogía y a sus personajes). Y aquí entraría la pregunta de, ¿se puede leer la bilogía de Seis de cuervos antes que la trilogía? Poder se puede, sin embargo, es recomendable leer primero la trilogía, básicamente, porque, en Seis de cuervos, os vais a encontrar con spoilers de los anteriores libros y, quizás, porque, al principio, estéis un poco perdidos con temas de ambientación y tal.

Indiscutiblemente, los personajes son el plato fuerte y principal de la historia. En serio, vaya maravilla de personajes, y no solo porque Leigh Bardugo haya hecho un gran trabajo a la hora de crearlos y desarrollarlos, sino también por lo atractivos y lo carismáticos que son cada uno de ellos, a pesar de ser criminales, ladrones, asesinos, etc. En ese sentido, en Seis de cuervos, no nos vamos a encontrar personajes buenos y malos con todo lo que conlleva dichas etiquetas, sino con personajes grises, antihéroes, que trabajan pensando en su propio interés y beneficio. Son ladrones, estafadores, asesinos…, en definitiva, son criminales, la escoria de la sociedad, pero, aún así, son personajes que, por unos motivos u otros, nos caen genial e, incluso, empatizamos con ellos y queremos que les salgan bien todos los planes y no sufran ningún daño a pesar de que, muchas veces (por no decir la mayoría de veces), utilizan métodos poco ortodoxos y de dudosa moralidad para lograr sus fines. Y es esta la gran genialidad de la autora: presentarnos unos personajes que, en la realidad, no los querríamos ni en pintura (porque seamos sinceros, Kaz, por ejemplo, aunque nos parezca muy atractivo —o a mí me parece muy atractivo—, yo, por lo menos, no lo querría cerca mía), pero, en la ficción, por la forma en la que están tratados y llevados (mis más sincera admiración, Leigh Bardugo), por la carisma que derrochan cada uno de ellos y, sobre todo, porque son "humanizados" y vemos más allá de su faceta como criminales y embaucadores (por ejemplo, conocemos algunos de los miedos y traumas que cargan a sus espaldas los protagonistas), logramos empatizar con ellos y, en definitiva, que nos caigan tan bien. En serio, y aquí viene mi parte fangirl, estos personajes se han ganado un hueco en mi corazón (sobre todo, la diosa de Inej) y cada uno es especial a su manera.
Sumado a todo esto, no puedo irme sin hacer mención al estilo de la autora. En una palabra: sublime. Leigh Bardugo escribe francamente bien y, con cada libro que publica, se supera. En este aspecto, se nota que ha mejorado muchísimos con respecto a la anterior trilogía.
Y ahora voy a enunciar los puntos no tan positivos de Seis de cuervos. En primer lugar, aunque la trama me ha encantado, es cierto que las primeras 80 páginas me han parecido algo introductorias y el libro no ha terminado de engancharme hasta que no estuvieron reunidos los seis cuervos y empezaran a maquinar el plan para entrar en la Corte de Hielo. En segundo lugar, me hubiera gustado que Wylan, uno de los cuervos, hubiera tenido capítulos narrados bajo su perspectiva; hubiese sido interesante conocer el punto de vista de este personaje (pues es el personaje más inocente y "puro" de entre los seis de cuervos) y ver su evolución a lo largo del libro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (92) Ver más Añadir cita
suenodesenecasuenodeseneca03 febrero 2022
Este libro lo empecé a principios de este año, y a fecha de hoy todavía me sigue enamorando y sigo reviviendo toda la trama con fangirleo cada vez que lo comento con alguien.

Seis de cuervos sucede tras la trilogía principal, no mucho tiempo después porque nombran ciertas cosas tras el final de Ruina y Ascenso, pero para que os hagáis una idea que serán como unos 5 o 6 años después. Según la editorial Hidra estos libros se pueden leer antes o después de la trilogía, pero os aconsejo que si queréis disfrutar de verdad de esta historia y conocer un poco más este mundo, leáis antes la trilogía y después estos.

Al principio me pareció algo lento porque acababa de terminar Ruina y ascenso, que tiene un ritmo vertiginoso hasta el final, pero una vez que fui conociendo a los personajes y lo que traman (los dos primeros capítulos), fue un no parar hasta terminar y madre mía, este libro es muchísimo mejor que la trilogía.

No es por comparar ambas sagas, pero la trama es completamente diferente y por eso me chocó al principio. Sombra y hueso es más la típica historia del personaje elegido, salvar al mundo y todo eso, pero en este te encuentras a unos personajes que están perdidos en ellos mismos intentando sobrevivir y salvarse a sí mismos a la vez que idean unos planes y estrategias que ya quisiera El Oscuro haber tenido esa capacidad.

Está narrado en tercera persona, pero desde distintos puntos de vista y diría que casi todos los personajes tienen sus capítulos (tengo muy mala memoria y no me acuerdo😅). Tiene todo lujo de detalles que nos ayudan a conocer Ketterdam, la ciudad donde se desarrollan esta historia.

Este cambio de narrador en las diferentes sagas tiene sentido porque en Sombra y hueso está en primera persona y hace que conozcamos más a Alina y ella se deja conocer, pero en Seis de cuervos, hay cierta distancia con los personajes porque solo conocemos lo que quiere que conozcamos, aunque no por eso hace que te sientas más alejado de la trama, al contrario, hace que te metas aún más, como si fueras uno de ellos corriendo a su lado.

Si la trilogía Grisha me encantó, ahora me declaro fan incondicional de Leigh Bardugo y como dice Hazel Grace en Bajo la misma estrella me leería hasta su lista de la compra. Qué bien escrito está, cuantos detalles, sentía que vivía la historia, sintiendo sus emociones, sus miedos y preocupaciones. Hacía tiempo que no leía algo tan bueno. Con una trama tan compleja y tan bien estructurada, desarrollada y de todo. Se le pueden poner todos los adjetivos buenos a este libro (que no se note el fangirleo y el favoritismo a estos libros).

Los capítulos no son muy cortos, pero sí que me lo han parecido, cuando creía que todo iba a terminar, se encontraban con otro problema y otro, y no sabía quién iba a salir vivo y quien no, ni los propios personajes lo sabían, ni sabían que estaba pasando ni cómo iban a salir de todo. O sea que vas leyendo sin enterarte de nada, pero a la vez te enteras, pero a la vez te llevas las manos a la cabeza diciendo pero qué está pasando aquí.

A esto le sumamos que todos los personajes principales tienen una historia muy bien desarrollada haciendo que el libro no sea para nada introductorio, al contrario, diría que los primeros capítulos lo son pero solo para ponerte en contexto, aunque incluso así ya hay acción desde el principio.

Y también hay que sumarle los diálogos. Qué maravilla de diálogos. De estar en un momento complicado y soltar una frase de lo más ingeniosa, aliviando un poco la tensión, que ya no solo tienen los personajes sino también nosotros, porque sino a más de uno nos habría dado un infarto.

Tenía ganas de leer este libro las 24 horas del día, me ponía a leer a cada ratito que tenía y lo he leído en 4 días (muy raro en mí). Los libros del mundo Grisha en general me los estoy devorando y la serie no sé la de veces que la he visto ya y aunque es bastante fiel al primer libro de Sombra y hueso yo me quedo sin dudas con la historia de los cuervos.

De los personajes no os puedo decir nada más a parte de que son perfectos, o sea ellos no son perfectos, pero la forma de describirlos, de cada detalle de sus acciones, pensamientos y sentimientos son tan reales y están tan bien desarrollados que los hace perfectos. Cada uno tiene un pasado completamente distinto, vienen de un lugar diferente, pero todos hacen una piña y me encantan las relaciones que tienen entre ellos.

Empecemos con el cabecilla, Kaz. Es un personaje súper complejo, que en sus capítulos vamos conociendo muy poco a poco lo que ha tenido que aprender por la fuerza en el Barril, su historia anterior, por qué y cómo se ha convertido en lo que es… No está en mi lista de crushes pero desde luego que está entre mis personajes favoritos porque le he cogido muchísimo cariño.

Inej se ha convertido en una de mis favoritas junto a Kaz y Nina, aunque en realidad me he enamorado de todos. Inej ha tenido una historia bastante dura que todavía no ha superado, y no sé cómo explicarlo, pero la forma de pensar, de actuar, de tirar para adelante cuando no puede más, esa resiliencia es admirable.

Nina me ha encantado, la forma que ha tenido de sobrevivir, de proteger a los suyos, además del toque gracioso que le da a los diálogos, Nina es lo que se dice todo un personaje.

Matthias al principio no me cayó muy bien, pero según iba avanzando la historia le fui cogiendo cariño y cada vez más. El personaje de Matthias nos enseña cómo puede una mente buena ser corrompida por las ideas de una sociedad.

De Jesper sí que me hubiese gustado saber más. Conocemos su historia como la de todos, pero tiene menos profundidad que el resto de personajes.

Y a Jesper se le une Wylan, otro personaje que me sorprendió, pero del que también me hubiese gustado saber un poco más. Aunque todavía nos queda la segunda parte.

Otra cosa que me encantó fue ver cómo se van desarrollando las relaciones entre los personajes, algunos ya se conocían, y otros no. Pero ver que tienen sus roces y a la vez consiguen trabajar en equipo y terminan confiando el uno en el otro y ver cómo todos sin excepción se van quitando esa coraza, no tanto entre ellos, pero sí entre ellos y el lector.

Me ha encantado la relación de Kaz e Inej, pero quiero ver más y ver más de sus pensamientos y sus miedos. Y también me ha encantado esa relación de Inej y Nina que se ha formado, es que son maravillosas.

Ningún personaje está limpio, todos han hecho algo malo. Aquí no hay buenos o malos, hay supervivientes y los que intentan matarse unos a otros todo el tiempo, si no hay algo ajeno a ellos que también intenta matarlos. Lo dicho, una locura total que hace que te explote la cabeza.

El final me dejó con muchísimas ganas de más, como le gusta hacer a Leigh. Nos deja con todo preparado para una segunda parte, en el que todo puede ser posible, porque una de las características de este libro es que es completamente impredecible. Tenemos la noticia o por lo menos rumores de que va a haber una tercera parte y no puedo tener más hype, aunque creo que va para largo, porque van a empezar a grabar en enero la segunda temporada de Sombra y hueso y acaba de salir Ley de lobos en español, así que supongo que nos espere una larga espera pero mientras existen las relecturas para seguir fangirleando.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
RodevaRodeva12 diciembre 2020
¿Te cuento el secreto del verdadero amor? A un amigo mío le gustaba decirme que las mujeres adoran las flores. Tenía muchos coqueteos, pero jamás encontró esposa. Porque puede que a las mujeres les encantan las flores, pero solo a una le encanta el aroma a gardenias de finales de verano que le recuerda el porche de su abuela. Solo a una mujer le encantan las flores del manzano en una taza azul. Solo a una mujer le encantan los geranios silvestres. Muchos chicos te traerán flores, pero algún día conocerás a uno que aprenda cuál es tu flor favorita, tu canción favorita, tu dulce favorito. Y aunque sea demasiado pobre para darte nada de eso, no importará porque se habrá tomado el tiempo de conocerte como a nadie más lo habrá hecho. Solo ese chico se merecerá tu corazón.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
Celia_0504Celia_050421 junio 2022
Ella sabía cómo sonaba: seria, quisquillosa, como una vieja bruja gritando terribles augurios desde la puerta de su casa. No le gustaba, pero sabía que tenía razón. Además, las viejas debían de saber algo, o no vivirían para acumular arrugas y gritar desde sus escaleras de entrada.
Comentar  Me gusta         100
aesedeaesede26 febrero 2019
—Vale. Pero si Pekka Rollins nos mata a todos, voy a pedirle al fantasma de Wylan que enseñe a mi fantasma a tocar la flauta solo para poder amargar a tu fantasma.
Los labios de Brekker se crisparon.
—Contrataré al fantasma de Matthias para darle una patada en el culo a tu fantasma.
—Mi fantasma no se asociará con tu fantasma.
Comentar  Me gusta         80
AishaUchihaAishaUchiha19 noviembre 2020
"Muchos chicos te traerán flores, pero algún día conocerás a uno que aprenda cual es tu flor favorita, tu canción favorita, tu dulce favorito. Y aunque sea demasiado pobre para darte todo eso, no importará porque se habrá tomado el tiempo de conocerte como nadie más lo habrá hecho. Solo ese chico merecerá tu corazón."
Comentar  Me gusta         40
otros libros clasificados: fantasíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
275 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro