InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8416387583
Editorial: Editorial Hidra (29/08/2016)

Calificación promedio : 4.57/5 (sobre 34 calificaciones)
Resumen:
Ketterdam:Un desbordante foco de comercio internacional donde todo se puede conseguir por el precio adecuado, como bien sabe el prodigio criminal Kaz Brekker. A Kaz le acaban de ofrecer la oportunidad de llevar a cabo un gran robo, un arriesgado golpe que podría hacerle más rico de lo que se jamás se ha atrevido a imaginar en sus sueños más salvajes. Pero no podrá llevarlo a cabo por sí solo: tendrá que reclutar a un peculiar equipo formado por un convicto, una espí... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (32) Ver más Añadir una crítica
Lawerson
 29 enero 2019
Hace dos años, empecé mi aventura por el mundo Grisha. Ni siquiera me acuerdo cómo llegó hasta mí el primer libro, pero supe que estaba totalmente perdida en su historia nada más acabarlo. Ha pasado bastante tiempo desde que terminé la trilogía por primera vez hasta que he podido disfrutar de nuevo de todo este mundo con una historia diferente y os digo, desde ya, que la reseña va a ser la más larga que haya hecho nunca en el blog. ¿El motivo? Demasiados feelings con Seis de Cuervos, sobre todo sabiendo que la trilogía Grisha es de mis preferidas y que necesitaba demasiado este libro. Pero antes de empezar de llno con la reseña, tengo que deciros dos cosas: la primera, no esperaba una trama como la que me he encontrado en este spin-off. Estoy acostumbrada al mundo Ravkano y a los Grisha y cambiar totalmente de aires me ha alucinado y encantado. La segunda cosa es que voy a intentar contenerme para no dejaros una reseña demasiado fangirl. al menos lo voy a intentar.
Seis de Cuervos es ese libro por el que merece la pena estar esperando dos años si hace falta, un libro que te deja con la boca abierta, que te atrapa desde sus primeros capítulos y te cautiva como ninguno gracias a sus perfectos personajes y a las maravillas que hace Bardugo con su imaginación y su narración. A diferencia de como está contada la trilogía Grisha, Seis de Cuervos cambia completamente el esquema que hasta ahora había seguido la autora y nos cuenta la historia desde tercera persona, saltando entre los diferentes personajes que van a protagonizar esta primera parte. Hace poco me he releído la trilogía principal y la tengo fresca como para deciros que Sombra y Hueso es un libro muy ágil, tanto, que en unos minutos te puedes haber leído ya unas cien páginas sin problemas. Seis de Cuervos cambia también de formato y Bardugo hace los capítulos más densos y extensos, profundizando a la perfección en cada cosa que quiere decir y cada personaje que quiere presentar. Se nota muchísimo que en Seis de Cuervos la autora quería centrarse más en los detalles y, sobre todo, quería hacer una historia para sus personajes, que han sido de lo mejorcito. Volviendo a la trama, no te asustes. Sé que al principio la lectura puede parecer densa y lenta, pero merece mucho la pena, te vas adaptando poco a poco, cada vez aumentas más el ritmo y llega un punto en el que prácticamente te has hecho a ella. Además, no siempre la autora va a quedarse en la profundización de los personajes, que sí que es algo recurrente a lo largo de todo el libro, pero empiezan llegar nuevas escenas, empiezas a ver la trama central y la lectura coge un ritmo trepidante que te deja con la boca abierta cada dos por tres. La razón: los planes que se realizan, las pruebas que nuestros protagonistas van a tener que pasar, el juego intelectual con el que nos vamos a rodear.
Cuando empecé Seis de Cuervos imaginaba otra historia llena de Grisha, de esa pequeña ciencia que tanto me gustaba de la trilogía principal. Pero este spin-off ha conseguido dejar atrás todo eso y dar una nueva visión y una historia donde los Grisha quedan relegados a un segundo o tercer plano. Y la verdad es que al principio estaba bastante insegura sobre si el libro iba a cumplir mis expectativas, pero es que las ha cumplido y con creces. He disfrutado cada página, he amado a cada uno de los personajes, los he comprendido, los he visto, sentido, he compartido con ellos recuerdos, experiencias, risas, llantos, dolores. Porque este libro no es uno hecho para adoptar una historia parecida a la de la trilogía Grisha, está hecha por y para los personajes. Sin ellos, es posible que el libro no hubiera funcionado de ninguna manera. Que sí, Bardugo es impecable y maravillosa escribiendo, imposible no querer todo lo que crea. Pero la joya de este libro han sido todos sus personajes y la emoción, cariño y sentimiento que la autora les ha dado. Sin ellos, esta lectura no hubiera sido tan espectacular, se hubiera quedado coja. Y he agradecido mucho que cada uno de ellos haya puesto su granito de arena para formar, al final, un libro maravilloso, completo, único y perfecto.
Una de las cosas que más me han sorprendido ha sido ese cambio de aires en la ambientación que, aunque ya os he dicho que me esperaba otra cosa diferente, me ha encantado. O sea, en la trilogía Grisha siempre estamos en Ravka rodeados de Grisha. Y en Seis de Cuervos por fin he podido conocer un reino o un país diferente que con los libros anteriores no he tenido la oportunidad de hacerlo. Me he visto rodeada de un pueblo extraño, más robusto, más distanciado, guerrero, sangriento y bárbaro. Pero todos los detalles que forman su manera de vivir y sus tradiciones las he amado de lo especiales que son. Me ha encantado navegar y caminar por otras tierras, agrandar mi visión de la ambientación. Y a pesar de que es un pueblo con el que no me he sentido a gusto por la manera de tratar las cosas, ha tenido una fuerza y una presencia brutales. Otras de las cosas que quiero destacar del libro, que ya de por sí en conjunto ha sido perfecto, son las referencias o las menciones que hay salpicadas por algunos capítulos sobre la trilogía Grisha. AY. DIOS. MÍO. No he muerto de amor porque no existe esa muerte de manera literal, pero cada vez que salía un personaje conocido y el nombre de alguien a quien quiero mucho, eso era ponerse el vello de punta, chillar por dentro y medio llorar de lo bonito que era todo. Es que echo mucho de menos a mis queridos pequeños de la trilogía Grisha y saber más de ellos, cosas nuevas después de tanto tiempo, me ha puesto los sentimientos a flor de piel.
Pero si vamos a hablar de personajes, mencionar de nuevo a los de Seis de Cuervos, que creo que es hora de presentároslos por encima. Kaz Brekker es todo lo que puedas soñar de un personaje, sarcástico, calculador, bondadoso, escondido bajo una máscara que hace que quieras estar a su lado en todo momento. Puede parecer que Kaz es de esos personajes que no pueden ocupar un lugar en tu corazón, pero es que sufre con él y todo lo que hace, dice y recuerda es para querer acompañarlo como escudo para siempre; Inej ha sido otro personaje que me ha encantado. Más letal y más directa, como me ha gustado su valentía y bravuconearía. Es una chica que se vale por sí sola, luchadora, que también ha tenido un pasado turbulento pero que ha sabido levantar la cabeza poco a poco y me siento orgullosa de ella; Nina ha sido mi conexión con los ravkanos y los Grisha y, dios, es que conserva el mismo aire que ellos. Poderosa, inteligente, intimidarte, ama con todo su corazón a cada uno que forma parte de su vida. Wylan es el más cuqui de todos y el más inocente, por decirlo de alguna manera, pero luego no veas como se defiende y como ayuda a los demás, inventando nuevas ideas, controlando cada objeto que tenga partes metálicas y suponiendo un miembro más que importante para el grupo. Me ha gustado Wylan porque es el típico personaje que parece que no ha matado a ninguna mosca pero luego, cuando aparece, nadie el hace sombra. Luego tenemos a Jesper, que quizás es con el que menos conexión he tenido. Es un personaje que vive atormentado debido a las deudas que tiene y a su adicción al juego, pero es bastante fiel a Kaz. El único problema que tiene son los celos, que los ciegan de vez en cuando, pero es un hombre de mucha confianza. Y por último está Matthias, un personaje lleno de rencor que poco a poco se va abriendo para dejar ver como es realmente, apenado por las cosas que hace tiempo dejó atrás y que me ha sorprendido en más de una ocasión.
En definitiva, Seis de Cuervos se convierte directamente en unos de mis libros preferidos y en unas de mis mejores lecturas de lo que va de año. Trepidante, maravilloso y con unos personajes inolvidables, Leigh Bardugo vuelve a hacer magia con este libro y consigue una lectura adictiva y plagada de sentimientos que te harán querer más. ¡Sin llantos, sin funerales!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Yani
 31 mayo 2019
Veía este libro y el nombre de la autora hasta en la sopa. Me preguntaba qué era un Grisha, qué era Ketterdam, por qué todo el mundo hablaba de un tal Kaz. Agregué el libro a la lista por leer, junto a la otra trilogía. Un pequeño paso. Esperé y esperé. Llegó en español Sombra y hueso. Ni señales de la bilogía. Volví a esperar. Anunciaron la serie de Netflix. “Ah, estoy frita”, pensé. “Se vienen los spoilers y las discusiones en internet”. Conseguí la bilogía en inglés (sí, compré los dos libros juntos, cosa que nunca hago). Y acá estoy, escribiendo una reseña para un libro de 4.5 estrellas.

Kaz Brekker es un joven miembro de una banda conocida como The Dregs (uso los nombres originales, no sé si los mantuvieron en español) que circula y hace de las suyas en Ketterdam, la capital de Kerch. Un día le ofrecen un trabajo casi imposible de rechazar por la suma de dinero que le prometen (además, está en juego la paz mundial). Pero para hacerlo va a tener que reunir a personas con habilidades especiales que puedan ayudarlo a entrar a The Ice Court… y a salir de allí.

La trama no se aleja de las películas de atracos. En parte, este libro se siente como una película. Sus escenarios, sus diálogos, sus personajes son muy cinematográficos (y eso es algo que no me está gustando de los libros actuales). El líder de la banda que ya tiene las manos sucias se pasa una parte de la película (o el libro) buscando a los posibles compañeros de robo y tratando de convencerlos para que le sigan la locura. Algunos son más fáciles de persuadir, otros van a dudar. Cada uno tiene habilidades especiales que son pertinentes a cada parte del plan. Y sí, también está latente la posibilidad de una complicación e incluso de una traición. Kaz, este joven de diecisiete años que ya cometió (casi) todos los delitos que pudo, va por Nina (una Grisha, es decir, una persona con poderes sobrenaturales), Inej (ya parte de The Dregs, es una experta asesina, espía y muy, muy silenciosa), Jesper (muy bueno con las armas), Matthias (convicto y entrenado para matar) y Wylan (experto en armado de bombas). Hasta ahora lo que conté no es original, y creo que ese fue el punto más flojo del libro, además de que los protagonistas son demasiado jóvenes. No sé si fue una decisión tomada por el público al que apunta la saga, pero parece extraño que con diecisiete años (algunos tienen menos) ya sean expertos en mil quinientas cosas distintas. Que quede claro que no estoy “menospreciando” a los adolescentes: simplemente creo que se hubieran visto más reales con otra edad. Pero tampoco puedo perder de vista que esto no ocurre en el presente, sino en un tiempo indeterminado y en una ciudad que tiene todo el aspecto de ser una especie de Londres victoriano, donde sus habitantes aprenden a sobrevivir desde temprano. Y la tecnología falta.

Dejando las cuestiones negativas detrás, puedo decir que el mundo Grisha creado por Bardugo es uno de los más sólidamente construidos e interesantes que hallé hasta ahora en una saga juvenil. Explico brevemente: es un mundo que se inspira en el que conocemos. Está dividido por naciones, cada una con sus características particulares (clima, economía, idioma) y sus propios problemas. Lo bueno es que cada miembro de la banda procede de un lugar distinto, tiene su cultura a cuestas y eso también se aprovecha mucho a la hora de desarrollar a los personajes y la trama. Particularmente, este libro me dio ganas de leer la trilogía (que creo que está centralizada en una Grisha) porque quiero conocer los inicios y un par de acontecimientos que se mencionan y parece que vienen de allí. Por cierto, este libro se entiende perfectamente bien sin haber leído la trilogía, salvo por alguna que otra terminología.

El condimento fuerte de esta historia son los personajes de carne y hueso y el trabajo minucioso que tienen detrás, además de las relaciones que establecen entre ellos. Como ya dije, la trama no es nada original, pero trata de sobrellevarla con estos seis cuervos que tienen una misión complicada, tan complicada como el esfuerzo de conocerse entre ellos y generar confianza para cumplirla. Cada uno de ellos tiene un trasfondo que se revela a través de los capítulos, a modo de flashbacks. Me impresionó gratamente cómo se usó ese recurso: una acción le producía a un personaje un recuerdo y entonces el flashback dilataba lo que ocurría en el presente. Mientras escuchaba los gritos de desesperación de los lectores que no soportan la lentitud, disfruté de cada uno de esos recuerdos, algunos más felices y otros, más dolorosos. Lo que se cuenta en el flashback agiganta al personaje del presente (según mi percepción) e incluso le sirve para tomar resoluciones. O funciona como justificación de lo que están decidiendo. No quiero analizar a cada uno de los miembros porque esto sería interminable (sobre todo por el número) pero hago un esbozo de mis favoritos: Nina, Matthias y Wylan, en ese orden. Nina me hizo acordar mucho a Rose Hathaway de "Vampire Academy". Ambas son impulsivas y sarcásticas. No pude no quererla. La gran diferencia está en que Nina, una Heartrender (Grisha que puede controlar ciertas funciones de los órganos del cuerpo), confía menos en sus habilidades. Matthias merece una reseña aparte. Proviene de una nación (Fjerda) un poco tradicionalista de moralidad dudosa y está socialmente construido como un machista. al principio es insoportable, pero me di cuenta rápido de que Bardugo lo puso en el libro por algo. Wylan, por otro lado, me encantó por su inocencia. No es un criminal, nunca hizo nada malo en su vida. Sin embargo, tiene una historia difícil y es ingenioso ¿Y Kaz, Inej y Jesper? Sí, también son geniales. Los dejaré para la reseña del próximo libro.

En cuanto a lo estrictamente técnico, la narración de Bardugo es sencilla. No anda con vueltas. La única dificultad que se puede llegar a presentar son las palabras en otro idioma y que tuve que buscar (porque algunas no se traducían). Deduzco que algunas son de la trilogía anterior. La novela está separada en capítulos y cada uno cuenta con el punto de vista de un personaje, narrado en tercera persona. Me gustaría que esa voz tuviera más de la personalidad del personaje, como sucede en Corazón de tinta. No falta ni el humor ni escenas que parecen un poco de relleno (las disfruté igual). Al principio me molestaba la escasez de descripciones o lo lánguidas que eran, hasta que se fueron asentando más en la segunda mitad del libro. Tiene buenos giros (algunos no los vi venir), a pesar de que me pregunté qué tan convenientes fueron para la trama. Los repasé varias veces pero no encontré alguna fisura o algo que me haya hecho pensar que no estaba preconcebido.

Lo último que quiero señalar es que en Six of Crows casi no hay romance y las pocas escenas que se pueden considerar así no son melosas. Los personajes no pierden la concentración en el trabajo que están haciendo, así que no hay tiempo para hablar de sentimientos. Esto lo agradecí muchísimo. No obstante, tengo que confesar que apoyo mucho a dos parejas. Tampoco quiero olvidar mencionar que las dos chicas de la historia tienen una amistad muy linda y tienen juntas un par de escenas que me emocionaron.

Six of Crows no es un libro perfecto (si es que eso existe), pero sí tiene condiciones para serlo y eso ya es suficiente. Eso no significa que me haya vuelto menos exigente, sino que trato de enfocarme en lo bien en que la paso leyendo un libro de estas características y los puntos positivos y sorprendentes. Ya tengo Crooked Kingdom esperando en la biblioteca… y a los seis ladrones/ asesinos/ espías/ jugadores compulsivos que empujan esta historia.

Enlace: https://desarmandoclasicos.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
anapeig
 16 febrero 2018
Creo no equivocarme cuando digo que este libro va a ser una de mis mejores lecturas de este año.
Cuando empiezo un libro de literatura juvenil me espero encontrar los clichés de siempre: triángulos amorosos, personajes huecos, historias de amor metidas con calzador rollo "coupe de foudre" que con una sola mirada ya se profesan amor eterno, y el amor eterno con diecisiete años, a mi por lo menos no me convence y más sin conocerse prácticamente.
En Seis de Cuervos el único que podríamos considerar cliché y que si que encontramos es el pasado chungo de los personajes, pero teniendo en cuenta que viven en un barrio marginal y que son ladrones lo raro sería que no tuvieran un pasado turbio.
La historia nos cuenta que un científico shu ha desarrollado una nueva droga, la jurda parem, que otorga a los Grisha (los magos en este mundo) poderes que los hace práticamente invencibles pero que a su vez les crea tal adicción que puede ser mortal. Dicho mercader esta encerrado en la Corte de Hielo, una fortaleza impenetrable donde nadie ha conseguido entrar y salir sin ser visto. Un mercader ofreciendo una suculenta suma de dinero compra los servicios del ladrón más famoso del Barril, Kaz Brekker para que vaya a la Corte de Hielo y saque al shu con vida de allí. Éste movido por la avaricia acepta la misión y reúne a cinco de sus mejores hombres y mujeres (bueno, chicos y chicas porque ninguno ha cumplido los veinte) y los lleva a cumplir tal ardua misión.
Pero lo más destacado del libro no es su trama principal si no sus personajes. A lo largo del libro Leigh Bardugo nos va contando capítulo a capítulo el pasado de los personajes, por que son como son, por que tienen las relaciones que tienen, nos cuenta tanto sobre ellos que cuando llegamos a la Corte de Hielo su misión también se ha convertido en la nuestra y sufrimos con ellos. Y es que por una vez en la vida en un libro de literatura juvenil, ¡todos los personajes me caen bien!
No podía faltar el amor en el libro, pero en este caso no es un "¡oh, Cupido ha disparado sus flechas y ha hecho diana!" los personajes enamorados (o al menos los que más demuestran tener una relación sentimental) tienen un pasado común, una historia que los ha unido y que ciertas vivencias han hecho desarrollar esos sentimientos el uno por el otro. No es nos enamoramos nada más vernos porque sí, porque esto es literatura juvenil y hay que enamorarse perdidamente sin conocernos de absolutamente nada.
El mundo esta muy bien construído y el libro explica lo justo y necesario para poder seguir el libro sin perderte a pesar de no haber leído la anterior saga de la autora (y aunque he leído que ésta si que esta llena de clichés, me ha despertado curiosidad leerla)
Si tengo que ponerle un pero, pero uno muy chiquitito, es la edad de los personajes, si no fuera porque dicen que tienen diecisiete años, por la forma de actuar yo los hubiera imaginado algo más mayores, no más de treinta pero si más de veinte.
En conclusión, Seis de Cuervos es el ejemplo de que si no pones los ya manidos clichés de literatura juvenil en un libro de este género, no sólo no deja de ser literatura juvenil si no que encima consigues hacer un libro que destaque por encima de la montaña de libros de este género.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
MegRaven
 24 mayo 2018
Hace tiempo que tenía el antojo de leer alguna novela relacionada con cuervos, porque sí, es lo suyo llevando el blog el nombre que lleva. Miré muchas y ninguna me terminó de convencer salvo un par de títulos, entre los cuales figuraba "six of crows"... y sí, su fantástico trabajo de maquetación influyó en que el libro captara mi interés pero no fue el gran culpable. Saber que estaban a punto de editarlo en español sí lo fue.
Seis de cuervos es una bilogía (Y la editorial ya ha confirmado que publicará el desenlace de la saga en 2017) que pese a las apariencias no se debe confundir con otras novelas juveniles, ya que escapa bastante bien de muchos tópicos del género y nos ofrece una historia refrescante y original. Tenemos a seis protagonistas que se reparten el peso de las tramas y de los cuales, además, se nos van revelando detalles a cuentagotas. Todos tienen algo que contar y no acaban convertidos en meros peones sin personalidad, detalle que en muchas ocasiones puede cargarse hasta la historia más prometedora. ¿Mi favorito? Tal vez Nina, por ser la que más mantiene la esencia original de la Trilogía Grisha que lanzó a la fama a su autora. Y antes de que lo preguntéis... no, no es necesario leerla para aventurarse con esta novela. Transcurren en el mismo mundo de ficticio, pero son historias independientes. Otra cosa es que, por supuesto, el que haya leído la trilogía parta con ventaja y pueda encontrarse pequeñas anécdotas que de otro modo pasarán desapercibidas a ojos del lector.
Y aunque a mi me fascine la perspicaz y temeraria Nina, sé que el favorito de muchos/as será Kaz, ya que no es solo el típico chico de pasado turbulento y misterioso, esos que tanto gustan y nunca faltan, sino que además juega muy bien sus cartas (Un seis de cuervos) engañándonos y manteniendo su auténtica historia en una constante incógnita (Tanto que ni los demás personajes saben darnos respuesta). En conclusión, parte siendo un personaje típico pero su historia le hace romper los patrones establecidos y no recordarnos a otros protagonistas masculinos de las novelas del género. No es que quiera insistir, pero al menos yo he llegado a tener muchas veces la sensación de estar frente a una historia plana con personajes que ya he conocido en otra página y pluma. Aquí esto no pasa. Leigh ha sabido traer a la vida a estos seis criminales y ladrones para adaptarlos en una historia de la que todos podemos disfrutar.
Sin llantos. Sin funerales. La novela nos mete en un ritmo trepidante lleno de acción, diálogos hilarantes y las siempre esperadas situaciones románticas. He de decir que en ese aspecto no me sorprendieron, sabía desde el principio quiénes acabarían tonteando o enamorándose... el roce hace el cariño, los que se pelean se desean, etc, etc, etc. Pero pese a lo corriente que pueda sonar, disfruté de dichas escenas. No son flechazos instantáneos (Esos sí que los odio) sino que todas las historias vienen de tiempo atrás, se nos van completando a medida que avanza la lectura y generan la sensación de querer saber más, de no tener suficiente, de vivir en una constante incógnita que no sabes hacia dónde puede llevarte. ¿De verdad son de fiar nuestros seis protagonistas? ¿Acabarán todos con vida? Preparaos para sufrir.
Como ya he dejado caer, la edición es otro de sus puntos fuertes. En la edición española nos le han traído con tapa dura y sobrecubierta, donde las letras poseen relieve y un tono rojizo de un brillo superior a la portada. A esto hay que sumarle (Lo más importante) que las páginas no se ven blancas o amarillas como suele ser habitual, sino que el canto de todo el tomo está en negro. Venga, decidme quién es el listo que ve eso en una librería y no se para, como mínimo, a mirar. Desde luego en marketing merecen un 10.
Hacía demasiado tiempo desde mi última lectura en el género fantástico y he de reconocer que la espera ha merecido la pena. Seis de cuervos es, con todos los honores, de lo mejor que he leído este año. Incluso si no es vuestro género predilecto, y sé que para muchos de los que me leéis no lo será, tiene toques oscuros que no la hacen una lectura predecible ni suavizada de cara a su posible público. Aunque yo lo que más les agradezco es que nos saquen de los géneros más de moda y explotados, como los zombies o los vampiros, que no es que me caigan mal pero ya iba siendo hora de traer sagas nuevas y con ganas de dejar huella.

Enlace: http://elcuervodealasrotas.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MariaT
 21 febrero 2018
La trilogía de Sombra y Hueso es una de mis favoritas, todo ese universo que creó Leigh Bardugo y que tiene una clara influencia en la Rusia del siglo diecinueve, me pareció fascinante, así como también lo son sus particulares personajes. Por eso, al saber que Bardugo, había decidido retomar esa ambientación, pero creando una historia nueva e independiente, sabía que la tenía que leer y estaba contando los días hasta su publicación en español. Hoy les vengo a hablar de Seis de cuervos, una historia fascinante.
“Cuando todo el mundo sabe que eres un monstruo, no necesitas perder el tiempo haciendo monstruosidades”.
Así que en vez de regresar a Ravka (ubicación principal de la trilogía anterior) nos vamos a Kerch, una isla que vive del comercio. Allí nos encontraremos en su capital Ketterdam, una ciudad controlada por los mercaderes y por las bandas que viven de “desplumar” a los incautos turistas que visitan la ciudad en busca de diversión en los casinos y burdeles de sus calles.
Es precisamente a los miembros de una de esas bandas a los que vamos a seguir durante esta novela, pues Kaz Brekker, un joven apodado manos sucias, recibe un tipo oferta difícil de rechazar. El encargo consiste en adentrarse en La Corte de Hielo, una fortaleza impenetrable en la capital de Fjerda y rescatar a un científico que se encuentra recluido allí, una tarea aparentemente imposible y que solo un grupo de maleantes intentaría realizar.
“—Soy un hombre de negocios…
—Eres un ladrón, Kaz.
— ¿No es eso lo que acabo de decir?”
Así que Kaz, reúne a los mejores miembros de su equipo para llevar a cabo lo que parece una misión suicida, pero también altamente lucrativa. Cada uno de ellos debe analizar cuidadosamente por qué vale la pena arriesgar su vida cuando todo indica que la van a perder, y pensar también qué harán con ese dinero si logran cumplir la misión.
El grupo está compuesto por Inej, una joven espía con muchos talentos, Jesper un pistolero sin igual, Nina una Grisha mortificadora, Mattias un convicto con un inquietante pasado, Wylan que además de ser el menor, es un fugitivo y Kaz un ladrón experimentado y el gran maquinador del grupo.
“No le desearía amor a nadie. Era un invitado al que recibías y del que después no podías librarte”.
Conocer poco a poco la historia de cada uno de los personajes, y saber cómo terminaron siendo todos unos criminales que arriesgan continuamente su vida para sobrevivir, es una de las cosas más interesantes del libro, porque sí, la historia es adictiva, pero sus personajes complejos y diferentes es lo que lo hace aún más espectacular.
Las cosas no serán fáciles, cumplir la misión no depende únicamente de factores externos, para ello deberán primero intentar no matarse unos a otros, algo mucho más difícil de lo que parece a simple vista. Cada personaje tiene un pasado repleto de luces y sombras, y en muchos casos las sobras ganan con creces a la luz.
“Mejor verdades terribles que mentiras amables”
Me encantó como Leigh Bardugo los caracterizó de manera que cada personaje sea único y logre conquistarnos, que todos tengan la oportunidad de narrarnos diferentes capítulos del libro hace que lo disfrutemos aún más, pues nos permite tener diferentes puntos de vista sobre un mismo acto, entender qué los motiva, cuáles son sus anhelos y deseos más profundos, pero también sus temores, es simplemente fascinante.
La edición que llegó a nuestro país de la mano de editorial Hidra es una maravilla y cuenta con la traducción de Miguel Trujillo Fernández. Es un libro en tapa dura con sobrecubierta, incluye dos fabulosos mapas, y pequeñas ilustraciones al inicio de cada capítulo. Pueden ver fotos del libro y de las postales que la editorial regaló en una promoción aquí.
Seis de cuervos nos ofrece aventuras adictivas, con un toque de humor y otro de romance, pero sin dudar lo mejor son sus personajes y esa capacidad de sorprender sin parar, de crear una ilusión para maravillarnos cuando menos lo esperamos. Yo no puedo esperar a leer la segunda parte de esta bilogía fantástica, necesito más de Kaz, Inej, Jesper, Nina, Mattias y Wylan, y ustedes luego de leerlo se sentirán igual.
Enlace: https://inthenevernever.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (17) Ver más Añadir cita
aesedeaesede26 febrero 2019
—Vale. Pero si Pekka Rollins nos mata a todos, voy a pedirle al fantasma de Wylan que enseñe a mi fantasma a tocar la flauta solo para poder amargar a tu fantasma.
Los labios de Brekker se crisparon.
—Contrataré al fantasma de Matthias para darle una patada en el culo a tu fantasma.
—Mi fantasma no se asociará con tu fantasma.
Comentar  Me gusta         20
MegRavenMegRaven24 mayo 2018
- Eres la persona más joven en llevar una casa de apuestas y has doblado sus beneficios en ese tiempo. Eres un chantajista..
- Negocio con información.
- Un estafador..
- Creo oportunidades.
- Un chulo y un asesino...
- No trabajo con putas, y siempre mato por una causa.
- ¿Y qué causa es esa?
- La misma que la tuya: Beneficios.
Comentar  Me gusta         10
AlmaLectoraAlmaLectora26 diciembre 2017
-El truco es que no te derriben- le había dicho él entre risas.

-No, Kaz-le había respondido ella-, el truco es volver a levantarse.
Comentar  Me gusta         30
aesedeaesede25 febrero 2019
“– Soy un hombre de negocios. Ni más, ni menos.
– Eres un ladrón, Kaz.
– ¿No es eso lo que acabo de decir?”
Comentar  Me gusta         20
IsabelTommaIsabelTomma22 febrero 2018
"No había ninguna parte de él que no estuviera rota, que no hubiera sanado mal, y no había ninguna parte de él que no fuera más fuerte por haberse quebrado".
"Soy la clase de bastardo que sólo se manufactura en el Barril. Una mentira más, una pieza más del mito que había construido para sí mismo".
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: fantasíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Monstruos en la literatura

Calamar Gigante

H.G. Wells
C.S.Lewis
Julio Verne
Mary Shelley

10 preguntas
113 lectores participarón
Thèmes : monstruos , ficción , fantasíaCrear un test sobre este libro
{* *}