InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Guillermo Lorenzo (Traductor)
ISBN : 8484285936
Editorial: Alba Editorial (10/03/2017)

Calificación promedio : 4.12/5 (sobre 28 calificaciones)
Resumen:
Los mejores libros jamás escritos. La abadía de Northanger es quizá la novela más irónica y divertida de Jane Austen, maestra inigualable en la recreación de retablos sociales con hondo perfil humano. Publicada originariamente en 1818, La abadía de Northanger narra la historia de Catherine Morland, una joven ingenua aficionada a la lectura de novelas góticas. Invitada por los Tilney a pasar una temporada en su casa de campo, se dedicará a investigar tortuosos e ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (15) Ver más Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 28 noviembre 2017
Referirse a Catherine Morland es conceptualizar una tabula rasa:
"Nunca aprendió ni comprendió nada que no le hubieran enseñado de antemano y, en ocasiones, ni siquiera así, porque solía ser bastante distraída y, a veces, obtusa"
Además Jane nos dice que, unas veces por falta de interés y otras por pereza, a nuestra protagonista le apasionan poco los conocimientos. Por referirnos a algunos, de la horticultura le gusta recoger flores, y de la música solo le interesan las teclas de una vieja espineta; tampoco demuestra tener dotes para el dibujo.
Pero no todo va a ser negativo. La autora le otorga algunos rasgos positivos:
"... que tenía un talante afectuoso, un carácter alegre y abierto, libre de toda afectación; que sus modales acababan de liberarse de la torpeza y timidez infantiles, y que su aspecto físico resultaba agradable y, en sus días buenos, parecía incluso guapa. En cuanto a su mente, era tan ignorante y falta de información como suele serlo la de una joven de diecisiete años"
Con todo este bagaje Catherine Morland es lanzada al mundo y a la vida social de la mano de los dulces y bondadosos Mr y Mrs Allen, de Fullerton, quienes la invitan a acompañarlos a Bath; con el beneplácito de su familia, accede gustosa.
Este viaje es el que determina su madurez gracias a las nuevas vivencias y experiencias que le ha reservado el destino. A lo largo de la lectura vemos cómo se va desprendiendo de su ingenuidad juvenil, y solo al final descubrimos a la nueva Catherine Morland, quien es calificada por Jane Austen como heroína. Puede parecernos que es un tratamiento algo exagerado, pero conforme avanzamos en la novela justificamos ese adjetivo; al lector le queda claro que para sobrevivir a esa época hay que tener verdaderos poderes, sobre todo el de clarividencia.
La abadía de Nothanger ya perfila el estilo personal de la autora: agilidad y sencillez narrativas, acompañadas siempre de reflexiones morales y lecturas comparativas. Los maravillosos diálogos y descripciones, pincelados de ironía y comicidad, nos descubren a una Jane Austen deliciosa y magistral.
Sería injusto decir que es simplemente una novela romántica con tintes cómicos; los que amamos su obra reconocemos otras ideas y pensamientos, y es un deleite viajar y recrearnos en su sociedad. Jane Austen tuvo que participar en conversaciones donde, por ser mujer, era considerada de una inteligencia inferior, y expresaba su voz y opinión a través de sus personajes.
Henry Tilney cree tener un alto concepto de la inteligencia femenina, opinando que no todas las mujeres participan de la misma inteligencia y tampoco son comparables. Desde la caballerosidad y la empatia modula las conversaciones dependiendo de la dama en cuestión; vemos como con Mrs Allen trata sobre la calidad de las muselinas, mientras que con su hermana entabla diálogos y razonamientos inteligentes y profundos, tal y como reconoce Catherine:
"Tengo un concepto elevadísimo de la inteligencia de todas las mujeres del mundo, y en particular de aquellas con quienes casualmente hablo"
Mi querido Darcy, en Orgullo y Prejuicio, nos pinta un cuadro diferente sobre la educación y las áreas en que hay que instruir a las mujeres:
"Una mujer debe tener un conocimiento profundo de música, canto, dibujo, baile y lenguas modernas. Y además poseer un algo especial en su aire y manera de andar, en el tono de su voz, en su trato y modo de expresarse; pues de lo contrario no merecería el calificativo más que a medias"
Jane Austen es rompedora. Defiende su inteligencia, argumentada en todos sus personajes (ya sean diversos y diferentes, profundos o superficiales), hilándolos en la trama con un tono de ironía y evitando quedarse simplemente en el romanticismo y la comicidad. En el retrato social que describe afloran además otras inquietudes: la historia, la política, las capacidades y debilidades humanas. La alegría y naturalidad de ese retrato social se acompaña en muchas ocasiones del típico egoísmo y mezquindad inherente a todas las personas de todos los tiempos, cualidad compartida tanto por hombres como por mujeres.
Si rascamos un poco en sus escritos percibimos esa reivindicación de la mujer en la familia, la sociedad y, en definitiva, en la historia, tal y como reconoce Catherine.
"Los hombres me resultan casi siempre estúpidos, y de las mujeres apenas si se hace mención alguna"
Este pensamiento lo refuerza con Anne Elliot en Persuasión.
Catherine Morland posee una mente limpia y pura que debe pulirse por medio de la educación social, y así poder alcanzar el objetivo final: el reconocimiento y éxito en la buena sociedad, y un matrimonio ventajoso, conveniente, en el que el amor no es el elemento esencial sino el título que otorga este éxito y, si al final el amor viene añadido, ya podemos decir que fueron felices y comieron perdices.
La heroína de la abadía enriquece su mente al mismo tiempo que su vida social se amplía. Cada uno de los personajes con los que contacta y se relaciona le aporta conocimientos y experiencias nuevas y vitales que la moralizan y la condicionan, perdiendo durante trayecto su ingenuidad y blancura.
Los hermanos Elionor y Henry Tilney le enseñan el valor de la amistad, la honestidad, el respeto... sobre todo Henry, quien por medio de sus argumentaciones y diálogos (siempre dentro de los cánones del comportamiento caballeresco) la va enriqueciendo y puliendo de ideas e inquietudes, al tiempo que le vacía de otras propias modulando todo su interés romántico, reflejado en las novelas góticas que tanto la entusiasman y animan. Se sabe por la autora que, en la sociedad rural un tanto lineal y tediosa, se encontraban pocas diversiones.
Al final Henry Tilney no resulta el protagonista romántico al uso, sino que más bien parece un personaje pragmático al que se le ha encomendado un fin, casarse con Catherine Morland, y el amor que esta le profesa, sumado a sus deberes, son las llaves que abren su culto corazón.
Por otro lado están los hermanos Thorpe; Isabella y John son la sal y pimienta de la novela. Con ellos Catherine madura a pasos agigantados, despertando sus sentidos al mismo tiempo que desactiva su pereza e indolencia. Los Thorpe solo disponen de inteligencia social, pues carecen de recursos económicos, tan importantes y necesarios en la burguesía agraria de la época. Buscan un matrimonio lo más conveniente posible y, una vez elegidas las presas, su potencial es inmenso. En todos los pasajes en que participan, animan y enriquecen la novela. Su arribismo social no tiene limites, pues el fin justifica los medios: si hay que mentir se miente, si hay que coquetear se coquetea.
Catherine aprende de los Thorpe a mantener duelos de voluntades y fortalezas, de los cuales sale vencedora cuando es capaz de romper esos hilos visibles e invisibles que ellos tejen y manejan, pues en todo momento intentan doblegarla y manipularla.
Al final los Thorpe son simples jóvenes desesperados, y solo procuran sobrevivir en la buena sociedad, aunque las maneras y formas que utilizan no sean las más honestas. Particularmente, Isabella como personaje me encanta, con todos esos matices, argumentos y dobleces en una época donde las mujeres debían ser ejemplares y dóciles; todos los recursos que despliega obnubilan y paralizan a nuestra heroína.
Sobre la trama no voy a contar nada más. Hay que leer y descubrir a Jane Austen y, sí todavía no conocéis La abadía de Northanger, a los elementos austenianos nombrados arriba añado los valores familiares (entre ellos los fraternales), el costumbrismo y realismo, así como la inamovilidad de las clases... más concretamente la posición de la mujer en el contexto social, cuyo fin es procurar la felicidad doméstica.
También resalto toda su escenografía y ambientación pues, para todos los que hemos leído y releído su obra, creo que nos sería fácil deambular por todos esos sitios con la desenvoltura que permiten la familiaridad y el reconocimiento de los lugares siempre amados y queridos. Todo ello, narrado con tanta dulzura y mimo sin dejar a un lado la ironía y comicidad... que puedo decir, si soy su humilde servidora. Ya no tengo palabras.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
soleblanco77
 08 marzo 2018
La abadía de Northanger es una novela escrita por la reconocida autora inglesa Jane Austen. El libro fue escrito a fines del siglo XVIII y publicado por primera vez (y de forma póstuma) en 1817. Yo leí la edición de Debolsillo de 2015, traducida por Isabel Oyarzábal.
La protagonista de la novela es Catherine Morland, una chica de diecisiete años, quien viaja a la ciudad de Bath con el señor y la señora Allen. Es la primera vez que Catherine viaja y conoce a mucha gente nueva. Entre esas personas se encuentran, por un lado, los hermanos Isabella y John Thorpe y, por el otro, los hermanos Eleanor y Henry Tilney. Catherine y sus amigos asisten a reuniones, bailan, conversan y hacen excursiones hasta que un día la familia Tilney la invita a conocer la residencia familiar: la misteriosa abadía de Northanger.
Esta novela es diferente al resto de las novelas de Austen. Para empezar, es una parodia de las novelas góticas que estaban de moda en la época en que vivió la autora, por lo tanto está llena de situaciones humorísticas que aún hay causan gracia. En el libro se nombran muchas novelas, que pensé que eran inventadas, pero después descubrí que eran verdaderas, como Los misterios de Udolfo. Jane Austen critica los clichés de este tipo de historias. Además está escrita de una forma muy "moderna". Por ejemplo, en algunos momentos, la escritora le habla directamente al lector, opina y debate sobre las novelas, los lectores y las convenciones sociales. Siento que, en esta novela, Jane Austen abre la puerta de su mundo interior y logra expresar libremente sus ideas y pensamientos. Me gustó mucho ver lo que pensaba la gente sobre las novelas. Por un lado, tenemos a Catherine, que adora leer novelas hasta el extremo de mezclar la ficción con la realidad y, por el otro, está John Thorpe, que no lee novelas y las considera una diversión inferior.
Y en este momento, tengo que explayarme sobre los personajes que son un punto importante en la historia. Como en todas las obras de Austen, siento que a través de sus historias viajamos en el tiempo y espiamos por un rato cómo vivía y qué pensaba la gente hace doscientos años atrás. Como dije anteriormente, Catherine es una ávida lectora de novelas góticas. al principio de la novela, es una chica inexperta pero con el tiempo madura y aprende a no mezclar la realidad con la ficción. Henry Tilney es el protagonista masculino de la novela. Es un clérigo y lleva una vida tranquila. Aunque no me gustó tanto como otros galanes de las novelas de Austen (adoro al señor Darcy, al señor Knightley y al coronel Brandon), no puedo negar que el señor Tilney tiene su encanto. Su hermana Eleanor se convierte en una leal amiga de Catherine y es uno de mis personajes favoritos del libro. Otros integrantes de la familia Tilney son Frederick, el hijo mayor, y el general Tilney, padre de los tres hermanos. Frederick es un mujeriego que solo quiere divertirse y el general Tilney es un padre despótico e interesado. Lo único que le importa es casar a sus hijos con personas que sean adineradas. Con respecto a los antagonistas de la novela, tenemos a los hermanos Thorpe: Isabella y John. Isabella, una chica manipuladora y egoísta, se convierte en los primeros capítulos del libro en la mejor amiga de Catherine ya que está interesada en su hermano James Morland. John es el personaje más insoportable de la novela. Es arrogante y se interesa en Catherine porque cree que tiene plata. Es totalmente opuesto a Henry Tilney y genera varios malentendidos en la novela.
A la hora de calificar La abadía de Northanger en Goodreads, no dudé y le puse cinco estrellas. Me gustó tanto como Orgullo y prejuicio y Emma, dos novelas muy conocidas de Jane Austen. Un must-read para los fans de Austen, pero también recomendado a los que gustan de los clásicos y de las historias de época con un poco de humor y crítica social.
Enlace: http://soldeechesortu.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Paloma
 02 agosto 2018
La palabra que viene a mi mente para describir la experiencia que ha sido leer este libro es divertido. ¡Así es! Y pudiera parecer extraño porque nunca hubiera imaginado esta faceta de Jane Austen. Entiendo ésta fue su primera novela y que fue publicada de manera póstuma, y si bien no soy una conocedora de toda su obra -he leído apenas tres de sus novelas- en La Abadía de Northanger es fácil descubrir a una escritora incipiente, débil en la construcción de algunos personajes, pero con un genio que madurará con los años. A pesar de que hubo momentos en que sentí que la trama avanzaba de manera lenta, nunca me pareció aburrida y todo acaba por tener lógica. Asimismo, me parecieron que las intervenciones de la autora eran ingeniosas y divertidas, y si bien puede considerarse que a veces aparecían donde menos se esperaban, no rompían con el hilo o la coherencia de la historia.
La abadía de Northanger narra las peripecias de la joven Catherine Morland quien a sus escasos 18 años sale de su natal Fullerton para pasar algunos días con la familia Allen en Bath. Ahí tendrá sus primeras amistades, se enamorará del joven Henry Tilney y de alguna manera, al verse expuesta a personalidades mezquinas, mentirosas y a la traición, irá dejando ese mundo rosa de la adolescencia para comenzar a madurar. Catherine me pareció un personaje totalmente ingenuo y tierno, pero nunca soso. He de reconocer que, en un principio, me molestaba que creyera ciegamente en todos –desde en personas hasta en las novelas góticas– pero, tuve que detenerme y pensar, ¿no era yo así en la juventud? Y la verdad es que sí… Creo que cualquier lector joven, en sus inicios, fuimos así -inocentes, dejándonos arrastrar a los mundos literarios sin dudar de su veracidad. Y fue una etapa estupenda, única, porque la imaginación no conocía trabas.
El resto de los personajes son un reflejo de las distintas personalidades que podemos encontrar -desde la familia Tilney hasta los Thorpe, pasando por los Allen: lealtad, honestidad, amistad, pero también ambición, cobardía y mezquindad. En algún momento habremos de conocer a personas así, y nos harán daño pero estará en nosotros dejar atrás experiencias del tipo y seguir adelante.
Finalmente, en este libro Austen nos permite conocer su amor al género de la novela y la defensa que hará de la misma a través de su obra. Con cierta ironía la narradora nos dice que, en esa época, podría ser mal visto e incluso era motivo de vergüenza ser descubierto leyendo una novela. Sin embargo, no tendría por qué serlo ya que:
"Una novela (…) una obra en la que, por medio de un refinado lenguaje y una inteligencia poderosa, le es dado conocer la infinita variedad del carácter humano y las más felices ocurrencias dentro de una mente avispada y despierta.”
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
SandraCP
 14 junio 2018
En esta ocasión, nos encontramos con un único personaje principal, nuestra querida heroína Catherine. Aunque es una chica de lo más común que nunca ha destacado por su belleza ni sus destrezas artísticas como el dibujo o la música, es la protagonista de la historia. ¿Por qué no? ¿Acaso no lo merece también una muchacha sencilla e ingenua como ella? A través de la narradora (luego os hablo de ella porque merece un comentario aparte) veremos a Catherine como nuestra heroína, en ocasiones comparada con otras heroínas habituales, más perfectas ellas. Catherine es una chica normal, quizá demasiado ingenua ya que es la primera vez que sale de su casa y descubre la vida fuera del campo. Esto la llevará a situaciones ambiguas ya que no tiene del todo claro como actuar. Durante sus semanas en el balneario se debatirá entre contentar a todos, no desconfiar de nadie y aceptar todos los planes. Para ello, su amistad con la entregada Isabella no me dará un segundo libre para descansar, desde la necesidad de comentar continuamente los comportamientos de los demás hasta lo que han leído en el poco espacio de tiempo que han estado separadas. Esta actividad social se incrementa con la llegada de sus respectivos hermanos con los que harán nuevos planes como excursiones. al margen de su amistad con Isabella y los ratos que pasan juntas, Catherine también conocerá en Bath a Henry Tilney, un joven reverendo por el que empieza a tener un interés "sentimental".
Gracias a las peripecias de Catherine, viviremos su ingenuidad y sus altas dosis de imaginación. Poco a poco aprenderá que la gente no es tan sincera como pensaba, que la gente es bastante más ambiciosa que ella y que el mundo no es una novela gótica con torreones, damiselas en peligro, cofres misteriosos y ruidos en mitad de la noche.
Una vez más, Jane Austen muestra su crítica social a través de la ironía en una novela que destaca especialmente por la diversión. Confieso haberme reído a carcajadas, especialmente en los primeros capítulos y en los últimos. Con personajes tan caricaturizados como la ingenua Catherine, el egocéntrico John Thorpe, la "listilla" Isabella, el "ilustrado" Henry Tilney o el "misterioso" señor Tilney. Considero que toda la novela es una caricaturización pero, a la vez, una defensa de la literatura o de las novelas. Aunque si bien es cierto, se ríe de las novelas góticas, en varios momentos realiza unos alegatos de la literatura de evasión para quitarse el sombrero.
Pero si algo me ha conquistado hasta niveles insospechados (especialmente al principio y al final) ha sido el narrador omnipresente que nos cuenta la vida de Catherine. al más puro estilo de película, la narradora se autodescribe como biógrafa de nuestra heroína contándonos sus idas y venidas, aunque en este caso, la protagonista no cumpla con los cánones: es demasiado ingenua, no le interesan actividades tan adecuadas como la música, la pintura o la moda. Además en muchos momentos, no sabe medir sus palabras y se pasa de sinceridad, por lo que la biógrafa nos lo va contando entre la sorpresa y la admiración hacia su heroína.
El único punto negativo que me ha molestado de la novela es que la primera parte en la que transcurre la estancia de Catherine en Bath es demasiado larga y pesada desde mi punto de vista. Entiendo que esa era la intención de la autora, demostrar lo aburrida que puede llegar a ser la vida de balneario si no conoces a nadie o si tu círculo de amistades es reducido. Aún sabiendo el motivo, personalmente estaba deseando llegar a la famosa abadía.
De cualquier modo, si os queréis acercar a Jane Austen con una lectura más corta que las anteriores y que se sale de los tópicos del amor romántico con grandes momentos de humor, esta es vuestra novela.
Enlace: http://miviajeliterario.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
AGamarra
 03 enero 2019
Me sorprendió gratamente "La abadía de Northanger" y aunque hay cosas que no me gustaron mucho es una obra más interesante y mejor lograda que "Emma" a mi parecer.
La heroina del libro creo llama mucho a simpatía, no es tan soberbia ni autosuficiente como Emma por ejemplo, Catherine Morland de hecho pasa en sus peripecias muy humanas por desengaños, es para mí la novela de las desilusiones.
Ella es una chica muy inocente y un poco timorata que es invitada por los esposos Allen a pasar una temporada en los balnearios de Bath, donde parece que lo único que busca la gente que va allí es divertirse. Conoce entonces a los hermanos Thorpe, La encantadora Isabella y el insoportable Jhon. Pero luego de conocer al segundo de los Tilney será invitada a pasar un tiempo en la abadía de Northanger que da el título a la novela.
Considero este libro más serio y más interesante que "Emma", el tema amoroso está siempre presente pero no es tratado a juego sino como algo más real y concreto a pesar de que la autora es Jane Austen, así mismo el ambiente de tensión que se vive por muchos momentos le dan la importancia que no he visto en otra de sus obras que me pareció muy liviana. Igual a pesar de los cambios frecuentes me sigue pareciendo poco profunda y también no me gusto sobre todo que note que la última parte del libro parecía otra la protagonista, no recuerdo a Catherine al inicio tan incisiva y curiosa, es como si en la última parte se hubieran forzado ciertas cosas.
Las desilusiones también la hacen más interesante. Es un libro que me gusto, le pusiera tres estrellas pero el cambio de escenarios y el personaje de Catherine que me cayó bien hacen que le de 4.
Espero este año que viene por fin leer algunas de sus grandes novelas como "Sensatez y sentimientos", "Orgullo y prejuicio" o "Persuasión" que adrede he dejado al final.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (11) Ver más Añadir cita
GalenaGalena10 diciembre 2017
—Si ese caballero no se hubiera marchado —dijo— yo habría acabado por perder completamente la paciencia. No puedo tolerar que se reclame de ese modo la atención de mi pareja. En el momento de decidirnos a bailar juntos contraemos la obligación de sernos mutuamente agradables por determinado espacio de tiempo, en el transcurso del cual debemos dedicarnos el uno al otro todas las amabilidades que seamos capaces de imaginar. Si alguna persona de fuera llama la atención de uno de nosotros, perjudicará los derechos del otro. Para mí el baile es equiparable al matrimonio (…)
Imagino que no tendrá usted inconveniente en reconocer que tanto en el baile como en el matrimonio corresponde al hombre el derecho de elegir, ya la mujer únicamente el de negarse; que en ambos casos l hombre y la mujer contraen compromiso para bien mutuo y que una vez hecho esto los contratantes se pertenecen hasta que no quede disuelto el contrato. Además, es deber de los dos procurar que por ningún motivo su compañero lamente el haber contraído dicha obligación, y que interesa por igual a ambos no distraer su imaginación con el recuerdo de perfecciones ajenas ni con la creencia de que habría sido mejor elegir a otra pareja.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
LaPetitaLlibreriaLaPetitaLlibreria19 febrero 2018
No hay nada en el mundo que sea capaz de hacer si de ayudar a las personas por quienes siento cariño se trata. Te aseguro que no soy de las que quieren a medias. Mis sentimientos siempre son profundos y arraigados.
Comentar  Me gusta         10
GalenaGalena10 diciembre 2017
Una autora y hermana mía en las letras ha descrito de manera prodigiosa las ventajas que tiene para la mujer el ser bella y tonta al mismo tiempo, de modo, pues, que sólo resta añadir, en disculpa de los hombres, que si para la mayoría de éstos la imbecilidad femenina constituye un encanto adicional, hay algunos tan bien informados y razonables de por sí que no desean para la mujer nada mejor que la ignorancia.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
LalectoraLalectora02 abril 2018
La persona, ya sea dama o caballero, a la que no agrade una buena novela, ha de ser estúpida hasta los límites de lo soportable.
Comentar  Me gusta         20
SandraCPSandraCP14 junio 2018
Ninguna señorita debe enamorarse de un hombre sin que éste le haya declarado previamente su amor, tampoco debe estar bien el que una joven sueñe con un hombre antes de que éste haya soñado con ella.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Jane Austen (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Jane Austen
Trailer de presentación de PERSUASIÓN de JANE AUSTEN
otros libros clasificados: cómicaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre Jane Austen?

Jane Austen (16 de diciembre de 1775-18 de julio de 1817) fue una novelista británica que vivió durante la

época eduardiana
época georgiana
época isabelina

10 preguntas
12 lectores participarón
Thème : Jane AustenCrear un test sobre este libro
{* *}