InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8416858888
Editorial: Nocturna Ediciones (08/04/2019)

Calificación promedio : 4.37/5 (sobre 47 calificaciones)
Resumen:
La primera y apasionante novela juvenil ambientada en el Antiguo Egipto por la autora de La ciudad de las sombras

Egipto, 1346 a.C.: Desde que tiene uso de razón, la pequeña Amunet ha sido capaz de comunicarse con los animales, pero su vida da un vuelco cuando los sacerdotes de Amón, el clero más poderoso del Antiguo Egipto, descubren su prodigioso don. Convencidos de que es la pieza que necesitaban en su rompecabezas político, se la llevan al templo ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (39) Ver más Añadir una crítica
leyrenosbooks
 19 mayo 2019
LA VOZ DE AMUNET
De verdad que ni yo misma sabia las ganas que tenía de leer este libro hasta que lo he hecho. Victoria ya me sorprendió cuando leí "La ciudad de las sombras", pero es que cada vez me reafirmo más en que escribe cada vez mejor y mejores historias. La historia que os reseño es un libro autoconclusivo.
En esta historia nos encontraremos dos líneas temporales protagonizadas cada una por dos personajes. Por una parte, tenemos EGIPTO 1346 A. C. en la que nos encontramos con Khay, un aprendiz de escriba con una maldeformación en el pie. Un día se cruza en su vida Amunet, la cual esconde una magia. Los sacerdotes de Amon se enteran y entran en acción. Deciden llevarla a Ipet Sut para empezar su formación como hecka (hechicera) y de esta forma, servir a la familia real; por otra parte, tenemos EGIPTO 1799, Shaheen es un chico que se gana la vida robando joyas y tesoros y recibiendo dinero a cambio de ellos. Pero, en uno de esos encargos, tiene que ir a la antigua sepultura del valle de los nobles. Allí se topará con un espíritu que lleva encerrado muchísimo tiempo. Además, se cruzará en la vida de Gabriel, un joven al servicio de Napoleón Bonaparte.
La vida de Amunet ha sido un torbellino desde pequeña. Su vida era tranquila hasta que alguien descubre su magia, por lo que cuando se la llevan, deberá aprender a usar su poder, y a conocer verdaderamente lo que contiene dentro. A la vez, Khay es un joven aprendiz de escriba, y ambos emprenderán la aventura del saber y el conocimiento para formarse en sus ramas, y por la parte de Khay, para ayudar a Amunet en su labor. A la vez, el tiempo les hará ver que sienten algo más, pero el destino tiene guardados una serie de obstáculos que se sucederán uno tras otro.
Por su parte, Shaheen se ha ganado la vida robando junto a su mejor amigo joyas para luego cambiarlas por dinero. Siempre ha tenido una vida difícil, pero se las ha sabido arreglar, sin embargo no tiene idea de con qué espíritu se acaba de topar. Un espíritu vengativo que sólo busca respuestas y que hará lo que sea para encontrarla.
Sin duda, mi parte favorita ha sido la de Khay y Amunet. Los vemos conocerse, crecer, luchar, llorar, vemos como intentan a toda costa encontrarse y superar adversidades, a la vez que quieren enfrentarse a su época. Amunet me ha parecido una chica muy dulce e inocente, pero a medida que crece vemos como va cambiando, como se vuelve más fuerte y guerrera, y como incluso pierde los estribos. Khay ha hecho lo imposible y más e incluso ha hecho cosas de las que se arrepiente, pero si con eso puede lograr encontrar a Amunet, a él no le importa. La historia de ellos dos me ha hecho sufrir tanto, llorar. Es demasiado preciosa pero a la vez dolorosa e injusta.
Por otra parte, he sufrido por Shaheen. Tiene que aguantar el peso de un espíritu que quiere que haga lo que le ordena, cuando él solo quiere volver a Egipto. Pero a la vez, descubrimos aspectos del pasado de Shaheen que nos harán darnos cuenta de lo mucho que ha sufrido, y de que lo único que quiere es una vida humilde.
Y Gabriel es un personaje que me ha gustado desde el principio, pero no he sentido ternura hasta bien avanzada la trama. Para mí, estos dos, y sobretodo Gabriel han supuesto unos personajes que le daban un toque de humor a la historia, y aunque parezca rudo al principio, veremos que Gabriel tiene un lado bastante tierno. Luego tenemos personajes secundarios, en concreto dos mujeres, que me han hecho disfrutar de sus momentos y además, me he alegrado de que en esa época Victoria haya creado personajes femeninos tan poderosos.
La trama de estas dos líneas temporales se une en algún punto, y aquí quiero destacar que, Victoria ha hecho un gran trabajo documentándose tanto para la parte del reinado de Nefertiti, como para la del general Bonaparte. En ningún momento te pierdes en cuanto a la época en la que estás. Como mucho, yo me confundía entre Saheen y Khay pero enseguida encontré sus tiempos y diferencias. Pero ambas tramas tienen coherencia entre ellas y en cuando a la época en la que se desarrollan . La autora narra desde la tercera persona y a través de los 4 personajes principales, alternando ambas épocas para darle más dinamismo y misterio a la trama, logrando así, enganchar al lector sin que note sus 700 páginas en ningún momento.
No hace falta decir que la pluma de Victoria es maravillosa porque es más que eso. Yo no soy una persona a la que le gusta la histórica pero es que Victoria logra que me resulte interesante sin excederse en descripciones del lugar y escenario extensas. Y ya no hablemos del hecho de que esta mujer saber ambientar de una forma espectacular y se informa bastante bien para documentar la historia. A día de hoy, es una de mis autoras favoritas por estas cosas y más.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Celeste_Cruz
 07 marzo 2020
En este libro nos encontramos con dos líneas temporales que convergen y se complementan. En el presente, se narra la invasión de Egipto por Napoleón Bonaparte y es contada desde dos perspectivas diferentes. Por un lado, tenemos a Gabriel, un muchacho recién llegado de París junto con su tío René. Ambos son investigadores enviados por el museo del Louvre y durante la expedición de Bonaparte se encargan de adentrarse en la fascinante historia egipcia y su estudio. Por otro lado tenemos a Shaheen, un muchacho desaliñado perteneciente a una banda de ladrones. En uno de los encargos que recibe de su jefe se topará con estos farengi, como son conocidos en el Cairo los franceses, y, a partir de ahí, sus vidas se unirán y se verán obligados a trabajar juntos, algo que al principio desagrada bastante a Shaheen por sentir que está confabulando con el enemigo. Pero, además de todo ese lío, Shaheen no está solo. Cuando está realizando su misión como saqueador de tumbas, se topa con un espíritu atrapado allí, Amunet, que ha vagado por Egipto durante unos 3000 años. Shaheen es capaz de comunicarse con los espíritus, por lo que Amunet, a cambio de revelarle enterramientos con ajuares muy ricos, le pide ayuda. Necesita encontrar y destruir cuatro ladrillos de arcilla pertenecientes a su tumba y que fueron robados tiempo atrás. de esta forma, conseguirá ascender a los Campos de Ialú y por fin descansar en paz.
Amunet fue una importante heka (maga) en vida. Su poder consistía en ser capaz de comunicarse con los animales y que estos siguieran sus órdenes. Es por ello que la reclutan para el gran templo de Ipet Sut, dedicado al clero del dios Amón. Allí conocerá a Khay, un escriba talentoso pero que es despreciado por su condición de tullido. Los dos se convertirán en buenos amigos y vivirán en relativa paz hasta que todo se trunca. El faraón Akenathón ha instaurado una nueva capital para Egipto y ha destituido a los antiguos dioses para sustituirlos por un solo dios, el dios del sol, Atón. Esto hace que tanto la población como el clero de Amón estén descontentos y crezcan las tensiones entre ambos bandos. Casi sin quererlo, Amunet y Khay se verán envueltos en esta guerra de poderes faraónicos y eclesiásticos y eso cambiará por completo su vida.

Ilustraciones incluidas en el libro en blanco y negro. Amunet.
Estas dos historias se van alternando con asombrosa facilidad. Así pues, conocemos el pasado de Amunet y su relación con Khay, así como su situación en el presente y lo que está sucediendo el Francia. Me gusta mucho la maestría con la que la autora ha entrelazado los tiempos porque en ningún momento te pierdes o resulta confuso. Además, muchas cosas del pasado explican lo que ocurre en el presente y viceversa. La trama está perfectamente entretejida y, a pesar de su complejidad, es fácil seguir el hilo conductor. Dicha complejidad no solo gira en torno a la trama, sino que también en las descripciones. Es digno de alabanza el enorme trabajo de documentación que ha hecho Victoria Álvarez, pues, aunque es cierto que existe mucha información acerca de los dos periodos históricos, sus retratos han sido hechos al milímetro. No solo destaca la precisión con que describe los paisajes, sino también las ropas, las creencias, la sociedad y sus comportamientos, los hechos históricos... Todo ello está muy cuidado y me ha hecho disfrutar realmente de cada página de la novela. Podría sentir que realmente me encontraba en Egipto, en la época de los faraones y los dioses. Y lo mismo puedo decir de París.
La trama, por supuesto, también es importante, pues de nada habría servido tamaño trabajo de documentación si el argumento no hubiera estado a la altura. He de confesar que me ha resultado más interesante la parte de Khay y Amunet en el Antiguo Egipto que la de Shaheen y Gabriel. No sé si se debe a que quería leer el libro sobretodo por la ambientación en Egipto o qué, pero es cierto que muchas escenas del siglo XVIII llegaron a aburrirme y solo quería continuar para poder encontrarme de nuevo con Khay y Amunet. A mi modo de ver, las intrigas palaciegas de estos eran mucho más entretenidas y te dejaban más con el corazón en vilo que los capítulos franceses.
En cuanto a los personajes, Amunet es una mujer fuerte, poderosa, con una personalidad arrolladora, que sabe lo que quiere y como lo quiere. A pesar de saberse superior, no abusa de sus capacidades a menos que sea necesario, pero esto, a su vez, le permite no amedrentarse y no tener miedo a actuar como le conviene. Es sincera, directa, terca e irónica. La Amunet del presente no dista mucho de cuando estaba viva, pero es cierto que se ha vuelto un poco más cruel y, sobre todo, mucho más sabia. En algunos aspectos a experimentado una gran evolución debido a todo lo que ha tenido que sufrir y a las experiencias vitales que la han llevado hasta ese punto. Khay, al contrario, es muy dulce e inocente. Aunque ha sufrido bullying desde pequeño debido a su malformación, es un chico muy bueno que se limita a resignarse y encajar con el mayor aplomo del que es capaz esos insultos y comentarios ofensivos. Sin embargo, el hecho de que tenga esta malformación le afecta a nivel psicológico más que físico, hasta el punto de creer que no merece a Amunet por ello. Los dos encajan a la perfección y el amor que se tienen es intenso y precioso. Es una pareja que me gusta muchísimo y su desarrollo personal y como pareja me parece magníficamente construido. Los he adorado de principio a fin.
Por su parte, Shaheen, en cierto modo, recuerda a Amunet. Es un personaje también terco, que sabe lo que busca y que demuestra una fuerza y una dureza exterior que le permiten protegerse de sus inseguridades. Su relación con Amunet comienza siendo por pura conveniencia, pero se va estrechando conforme comparten su tiempo y el mismo cuerpo. Shaheen también experimenta una gran evolución, si acaso es el personaje que más cambia, junto con Amunet, desde que inicia la novela hasta que termina. En cuanto a Gabriel, a mi parecer sus cambios no son tan evidentes y su evolución como personaje no es tan profunda. Aun así, ambos están bien construidos.
Como he comentado al principio, para mí lo que más destaca de la voz de Amunet es la ambientación. La labor de documentación por parte de la autora me parece digna de alabanza. Ha sido capaz de construir un Antiguo Egipto que aparece delante de nuestros ojos según vamos leyendo. Me sentía como si estuviera dentro de un documental. Sus descripciones de París también son impresionantes, pero, como también he dicho, me quedo sin duda con la parte de Egipto. No solo su ambientación me ha fascinado, sino que su trama, a mi modo de ver, es la más compleja e interesante.
Es un libro extenso pero que entretiene de principio a fin. Victoria Álvarez consigue atrapar al lector entre sus páginas y mantenerlo intrigado para poder resolver los misterios que rodean la muerte de Amunet. Aunque las escenas francesas me han resultado lentas y un poco aburridas en algunas partes, Amunet y Khay lo compensan todo, así como ese impresionante final.
Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
SaboraTinta
 16 enero 2020
¡Hola, lector@s!,
Creo que no exagero si afirmo que “La voz de Amunet” es la novela más ambiciosa, en el buen sentido de la palabra, de Victoria Álvarez hasta la fecha *.*.
Cuando desveló que iba a estar ambientada en el Antiguo Egipto me sorprendió muchísimo, ya que sus anteriores trabajos siempre se habían desarrollado en el siglo XIX, periodo en el cual es especialista y, recientemente, en la primera mitad del siglo XX, tal y como sucede en la trilogía de Helena Lennox (Nocturna) o en “La costa de alabastro” (Alianza Runas).
Ahora bien, esta historia no transcurre tan sólo en este periodo, ya que El Cairo y el París revolucionario de finales del siglo XVIII cobran igual importancia y son la mar de interesantes. Con deciros que conoceremos al mismísimo Napoleón Bonaparte y a Josefina, así como al célebre Vivant Denon, al que debemos los dibujos de la campaña del general en Egipto, os lo digo todo.
Pasando a hablaros un poco del argumento de la novela, os diré que ésta comienza en una tumba egipcia del Valle de los Nobles, en la cual un espíritu atrapado desde hace tres mil años aguarda pacientemente a que llegue su momento de lograr alcanzar la vida eterna y reunirse con sus seres queridos. Dicho instante se producirá cuando unos ladrones de El Cairo procedan a saquear su tumba y se encuentren allí con una expedición arqueológica francesa que marchó con Napoleón rumbo a Egipto en búsqueda de gloria y saber. Es aquí cuando las “vidas” de nuestros protagonistas colisionarán, lo cual tendrá consecuencias que ningun@ podía imaginar.
A partir de este momento, conoceremos el pasado de Amunet y Khay en Ipet Sut y, posteriormente, en Akhetatón, como heka del faraón y escriba real respectivamente. Mientras tanto, Shaheen y Gabriel, en una época mucho más reciente, tendrán que librar sus propias batallas, enfrentarse al pasado y descubrir si pueden confiar en el otro.
Ahora bien, tanto en Egipto como en Francia, las intrigas políticas estarán a la orden del día. ¿Serán capaces de sobrevivir a las mismas? Tendréis que descubrirlo por vuestra cuenta 😉.
En cuanto a los protagonistas, ya os podéis imaginar que no lo tendrán nada fácil en estos tiempos convulsos. Mientras que, en el Antiguo Egipto, Amunet y Khay son los personajes principales, en El Cairo y la Francia de finales del siglo XVIII lo serán Shaheen y Gabriel. de hecho, y aunque todo está narrado en tercera persona, la estructura de la novela está concebida de tal manera que se van alternando capítulos de un@s y otr@s para darnos a conocer distintas perspectivas y piezas de información, porque a pesar de lo que podáis pensar todo está conectado y guarda relación. No obstante, no hay que olvidar que el gran nexo de unión es Amunet, siempre presente. El título le viene que ni pintado a la novela, al igual que los detalles (estoy enamorada de ellos) de la portada o los inicios de capítulo *.*.
Amunet es un personaje arrollador y con una fuertísima personalidad, cuyo contrapunto es Khay, un alma pura e inocente que es todo bondad. Sin embargo, las circunstancias les harán cambiar y hacer que se conviertan en personas diferentes, aunque sigan manteniendo su esencia y el amor que se tienen el uno al otro les redima.
Por otra parte, me ha gustado mucho el hecho de que Khay sea un tullido y que a lo largo de la historia aparezcan distintas razas y “Naciones”, así como distintos tipos de amor.
En esta parte de la trama, no puedo obviar que, aparecen también personajes tan fascinantes como Kashla, Meresamenti, la reina Kiya, Meritatón, Nakhtpaatón (el visir real) y los propios Nefertiti y Akhenatón. Además, la visión que se nos da de Nefertiti es increíble.
Con respecto a la trama francesa, os diré que Shaheen y Gabriel guardan numerosos y sorprendentes secretos, al igual que algunos de los que les rodean, entre ellos Belle Lacombe y Désirée, aunque igualmente hay personajes tan fascinantes como el de Marie Anne Lenormand, vidente y tarotista, pero, de igual manera, ellos también se verán obligados a cambiar debido a los acontecimientos.
Una vez más, Victoria Álvarez vuelve a hacer gala de una documentación detallista y exhaustiva que le permite recrear ambientaciones de una manera sumamente realista, lo cual hace que ficción y realidad encajen a la perfección y que muchas veces no sepamos dónde empieza una y donde acaba la otra. Hasta nos da una posible explicación al final del reinado de Akhenatón y sobre lo acontecido posteriormente, ya que las incógnitas en torno a Nefertiti y otros miembros de la familia real son muchas.
En cualquier caso, me ha fascinado la capacidad de Victoria para recrear la vida cotidiana del Antiguo Egipto, así como la inclusión de correspondencia real, expresiones y nombres de localizaciones tal y como se conocían por aquel entonces. Las descripciones de las ciudades, templos, palacios y tumbas también son magníficas. Gracias al detallismo es como si estuviéramos allí y pudiéramos caminar por las avenidas y habitar una casa egipcia con sus decoraciones de flores de loto en las paredes. Además, las descripciones están realizadas con una prosa muy evocadora y poética.
Así que, como podéis ver, “La voz de Amunet” contiene todos los ingredientes para haceros disfrutar y hacer de ella una gran novela. Por otra parte, si sois fans de Victoria Álvarez, vais a sonreír con los guiños que la autora hace hacia otras de sus historias. Ya comentó hace tiempo que todas sus novelas se encuentran ambientadas en un mismo universo y conectadas entre sí mediante referencias, detalles o personajes de otras tramas. ¿Os animáis a descubrirlos? 😉 Os aseguro que no os arrepentiréis.
Victoria Álvarez es una de las grandes voces de la literatura juvenil histórica del momento. Así que tenedla muy en cuenta ^^.
Lo mejor: unos personajes fascinantes, llenos de matices y dobleces, una maravillosa ambientación y una prosa que es pura poesía.
Lo peor: que quizás haya algún que otro detalle de la trama que no termine de quedarte del todo claro, ya que hay aspectos que se sugieren más que revelarse.
Deberías leer esta novela si disfrutas con el Antiguo Egipto y la Francia Revolucionaria de finales del siglo XVIII, así como con una prosa muy cuidada que te transportará, sin que te des cuenta, a estos lugares y épocas tan dispares.

Enlace: http://saboratintaliteraria...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Libezzy
 16 marzo 2020
La voz de Amunet lleva en mi lista de pendientes desde la autora anunció su salida. Sigo a Victoria en twitter desde hace mucho tiempo pero aún no había leído ninguno de sus libros. La sinopsis me pareció tan interesante que me dije que este tenía que ser el primero. Durante años he leído críticas de sus libros y siempre han sido buenísimas así que reconozco que mis expectativas estaban muy altas.
Lo primero que me llamó la atención fue la temática del libro, es una novela histórica con tintes de fantasía y aspectos que nos recuerdan a la litera juvenil. Esto me ha gustado mucho, la literatura histórica suele ser bastante seria y me ha gustado encontrarme con aspectos más ligeros y divertidos dentro de la historia.
Tal y como habréis podido observar en la sinopsis, en el libro nos encontramos con dos líneas temporales perfectamente diferenciadas:
Por un lado nos encontramos con una historia en 1799 protagonizada por Napoleón, los soldados franceses y un grupo de arqueólogos del Louvre que han viajado hasta Egipto para encontrar nuevos objetos en las tumbas. Allí se toparán con Shaheen, quien se dedica a asaltar tumbas para poder sobrevivir en las duras calles de El Cairo. Una extraña aparición en una tumba unirá para siempre la vida de Shaheen, Gabriel y Napoleón. Esto hará que la vida Shaheen cambié radicalmente pues Napoleón la considera fundamental para conseguir todos sus planes y Amunet no parece dispuesta a renunciar a sus planes sin importar por encima de quién tenga que pasar, ni siquiera de la propia Shaheen
Por otro lado, tenemos una historia ocurrida en el antiguo Egipto a partir del año 1346 a.C. Amunet es una jóven con un poder asombroso: puede controlar el comportamiento de los animales. Tras ser sorprendida por Khay, acaba viéndose obligada a mudarse a Ipet Sut para convertirse en heka. En el libro vemos a Amunet crecer, aprender, enamorarse, así como también tener que buscarse la vida para lograr sus propósitos y sus objetivos. Obligándose a hacer cosas que, hasta entonces, jamás habría creído posibles.
En el libro se van alternando los capítulos, uno de cada línea temporal centrada en uno de sus personajes principales: Amunet, Khay, Shaheen y Gabriel. Cuando leía, tenía una clara predilección por los capítulos inspirados en el antiguo Egipto y estaba deseando volver a la historia por ver cómo terminaba todo. Amunet y Khay anuncian demasiado.
A lo largo del libro aparecen también muchos personajes históricos: Napoleón, Nefertiti, Akhenatón... Lo que hace que sea más fácil situarse históricamente así como también leer con más interés por los posibles cotilleos.
Me ha parecido muy interesante saber más sobre Egipto, sus tradiciones, sus dioses, sus ritos funerarios, su actitud hacia el faraón y como tenía tanto poder que podría obligar a todos sus súbditos a adoptar una nueva religión... Así como también, la forma de ser de los franceses de la época, el gobierno de Napoleón, la guillotina...
Una de las partes más destacadas del libro es su cuidada edición. Tanto al principio del libro como al inicio de cada capítulo. al inicio encontramos diferentes ilustraciones inspiradas en el antiguo Egipto y, al inicio de cada capítulo (así como en el prólogo) vemos una decoración también con temática egipcia o árabe. Pero, la mejor parte son las últimas páginas donde nos encontramos con ilustraciones de los cuatro protagonistas.
También me gustaría destacar la narración de la autora, me gustan mucho sus descripciones, sus diálogos, su manera de sumergirte en la historia hasta que sientes que realmente estás en esos lugares. de hecho, incluso sentía un poco el olor de todos esos lugares. Definitivamente, pienso buscar el resto de sus historias porque creo que es una gran escritora.
El ritmo de la lectura me ha resultado un poco lento, he tardado casi dos meses en terminarlo. No sé si ha sido una percepción mía pero, cada pocos capítulos necesitaba descansar. Me ha recordado un poco a mi percepción de Cazadores de sombras. Creo que es porque en cada capítulo ocurren tantas cosas que necesitas un tiempo para poder asimilarlo.
En resumen:
Lo que me más me ha gustado: Los personajes, la ambientación, la trama, la narración y la edición.
Lo que menos: el ritmo de lectura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
EvaKemi
 16 enero 2020
La historia empieza presentándonos a los personajes, por un lado nos presenta a Shaheen, un joven ladronzuelo de El Cairo en el año 1799, junto a su fiel amigo y compañero de fechorias Ahmed quienes se encuentran haciendo un trabajo en uno de los palacetes que se encontraban en aquella época por la zona.
Ya desde el primer momento sabemos que Shaheen es muy especial pues puede hablar con los espíritus y es precisamente un espíritu que aun no pudo marcharse quien le ayuda a saquear el pequeño palacete al que entro con la condición de dejarle algo de lo que robe a las esposas del jeque.
En esa misma fecha Gabriel un joven perteneciente a una de las expediciones de Napoleon en Egipto se encuentra de camino a una de las excavaciones para ver si descubren algo, sin embargo un pequeño accidente hace que casi acabe muerto.
Por otro lado tenemos a Khay y a Amunet, el primero un pequeño niño aprendiz de escriba en Ipet Sut al que conocemos cuando sus “amigos” lo instan a robarle una serpiente uno de sus huevos, pero no a cualquier serpiente, sino que a una de las mas venenosas que hay a las riberas del Nilo, por otro lado tenemos a Amunet, una pequeña niña de ojos de un verde casi imposible que parece tener cierta afinidad por los animales ya que la vemos llamar a la serpiente sin siquiera pronunciar una palabra y a una buena distancia.
En ese momento es cuando empiezan ambas historias, sin embargo no es hasta que Shaheen y Ahmed van a La necropolis de los antiguos reyes de Egipto que las vidas de Shaheen y Amunet se unen en una y es que la tumba a la que los manda Aziz al-Rashid es ni mas ni menos que la de Amunet, y si tenemos en cuenta que la pobre lleva 3000 años en la tumba cuando descubre que alguien puede entenderla aprovecha eso para poder salir del lugar y cobrarse la venganza por lo que le hicieron tiempo atrás.
Victoria Álvarez entremezcla de forma magistral tanto los capítulos de los cuatro personajes principales, Shaheen y Gabriel en la época de Napoleón y Amunet y Khay en el antiguo Egipto con los saltos entre épocas y los momentos de tensión adecuados y es que por lo que nos contó en la presentación tenía un método para escribir los capítulos de forma que todo se entretejiera de una manera que te fuera imposible soltar el libro de ninguna forma.
También cabe destacar que creo unos personajes en los que se ve una evolución brutal, por un lado tenemos a Shaheen que pasa de ser alguien tímido, callado y algo asustadizo a alguien con un fuerza y un carácter increíble, a Gabriel el típico francés pijo a un adulto con unos ideales bien marcados. O a Khay quien es un niño asustadizo, influenciable y al que todo el mundo dirige sus burlas por el problema de nacimiento que tuvo. Pero sin dudarlo el personaje que mas evolucionó y cambio es Amunet de ser una niña dulce y cariñosa a una mujer fuerte y con carácter a un espíritu vengativo, y una larga lista de adjetivos que podrían definirla.
Sin lugar a dudas La voz de Amunet es un libro increíble con una ambientación espectacular, Victoria contó que se paso mucho tiempo buscando información sobre todos y cada uno de los aspectos que describe en la historia, y no hablamos solo de los escenarios sino de los colores, los olores y los sonidos, las sensaciones de lo que rodea la escena.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (11) Ver más Añadir cita
MarisaCBMarisaCB11 abril 2020
Nos ha separado durante miles de años, nos ha resquebrajado hasta amenazar con rompernos, pero, incluso con todas nuestras nuevas grietas, seguimos encajando a la perfección y no habrá ninguna fuerza en el mundo capaz de cambiar eso. Porque la eternidad, cuando la existencia tiene un sentido, puede ser más una bendición que una condena.
Comentar  Me gusta         20
EvaKemiEvaKemi14 febrero 2020
La complicidad de una pareja es lo único que crece con el tiempo en vez de mustiarse. Si decides casarte, hazlo con alguien con quien te apetezca pasarte hablando el resto de tu vida.
Comentar  Me gusta         10
EvaKemiEvaKemi14 febrero 2020
— He sido un esclavo durante estos dos años de aquel beso que te di — susurró sin dejar de sujetarle la cara —. Nada más que uno y, aún así, cambió mi vida por completo.
Comentar  Me gusta         00
EvaKemiEvaKemi14 febrero 2020
Lo peor de los espejismos no es que sean incapaces de saciar nuestra sed o de brindarnos un poco se sombra, sino la crueldad con la que a iban nuestras esperanzas.
Comentar  Me gusta         00
LibezzyLibezzy23 febrero 2020
Estaba tan acostumbrada a desconfiar de los farengi por el mero hecho de serlo que había tardado en pensar en ellos como auténticos seres humanos.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: egiptoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Monstruos en la literatura

Calamar Gigante

H.G. Wells
C.S.Lewis
Julio Verne
Mary Shelley

10 preguntas
152 lectores participarón
Thèmes : monstruos , ficción , fantasíaCrear un test sobre este libro
{* *}