InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8416858454
Editorial: Nocturna Ediciones (23/04/2018)

Calificación promedio : 3.77/5 (sobre 22 calificaciones)
Resumen:
Dicen que a la hora de vengarse el más débil puede ser el más feroz. Y en Silverville, Colorado, una venganza está a punto de fulminar todos sus sueños de plata.
Cuando en 1872 Grace Mallory se instala en la antigua mansión de su familia política, los rumores no tardan en circular por el pueblo. ¿Una dama viviendo sola en un caserón deshabitado? ¿Por qué no la ha acompañado John, el heredero de la compañía minera con el que contrajo matrimonio lejos de allí? ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (22) Ver más Añadir una crítica
AlhanaRhiverCross
 22 mayo 2018
A estas alturas ya sabréis que Victoria Álvarez es una de mis escritoras favoritas, si no mi preferida, desde hace algunos años, prácticamente desde que publicó su primera novela por allá en 2011. Desde entonces, la hemos visto crecer, evolucionar y superarse a sí misma con historias de gran calidad que siempre tienen en común su pasión por la historia y por las ambientaciones decimonónicas y de principios del siglo XX y ha demostrado con creces que es capaz de desarrollar en esas épocas una novela juvenil de aventuras, un romance gótico o un thriller con aires de steampunk, así que no era de extrañar que también se haya atrevido con este western protagonizado por mujeres, aprovechando el filón de series cañeras como Westworld (HBO) o Godless (Netflix). Y además yo personalmente echaba de menos sus historias autoconclusivas con las que simplemente quedarme saciada con una historia redonda desarrollada en un único tomo.
Tanto el título como la portada ya nos dan una idea bastante clara de por dónde van los tiros (perdón por el chiste fácil). Se trata de una historia que muestra la delgada línea que hay entre justicia y venganza, así que ¿qué mejor ambientación que el Salvaje Oeste, donde la ley que impera sólo entiende de carretillas de metales o bolsas de dinero, de lealtades y silencios comprados y de que las deudas siempre estén saldadas? Este es una de los aspectos que siempre cuida esta autora: la ambientación. Puede que sea fácil a la hora de visualizar un contexto en el lejano Oeste americano porque tenemos muchas referencias cinematográficas, pero la verdadera proeza de Victoria Álvarez reside en los detalles, en todos esos datos secundarios que nos aporta al texto, en las pequeñas curiosidades que nos deja caer en medio de una escena y pese a no tener mayor importancia, se puede apreciar el enorme trabajo de documentación que tienen detrás: una fecha, el nombre de un periódico, un nombre dicho al azar… Todo enriquece la narración que ya de por sí es rica en descripciones de indumentarias o de escenarios. Lo que pasa es que en esta ocasión, por influencia de la televisión quizás, no le prestemos tanta atención al leer porque ya tenemos esos escenarios en la mente.
Pero entrando en materia, la trama que nos presenta se aleja bastante de los típicos western en los que alguna banda de forajidos pone en peligro la paz de un poblado mediante extorsiones, emboscadas o pegando tiros desde la calle principal. No, aquí la amenaza llega en forma de bella dama, Grace Mallory, la flamante nueva esposa de John Mallory, a quien los vecinos de Silverville dejaron de ver cuando era un niño poco antes de que su padre, Angus Mallory, muriera dejando la gran Compañía Minera Mallory & Sullivan a cargo de su otro socio y empresario, Colm Sullivan. Ante el hecho de que John vaya a volver a Silverville para reclamar su parte del negocio familiar, Ruby Sullivan (de casada, Lawrence) prefiere valerse de las cotillas de sus vecinas para tratar de averiguar todo lo que pueda de esos planes a través de Grace, que llega pavoneándose por el pueblo con sus aires de ricachona moderna y volviendo patas arriba la vida de la tranquila gente de Silverville. Por otra parte, Ruby no se fía de que Grace haya venido inocentemente antes de la llegada de su esposo John. ¿Cómo va a venir en son de paz, si Ruby acaba de descubrir que entre su padre Colm, el reverendo, el sheriff y el banquero de Silverville, acabaron con la vida del patriarca de los Mallory?
Así pues ya tenemos a las dos protagonistas de Silverville enfrentadas en un juego de sospechas, de pistas falsas, de teatrillos para provocar el siguiente paso de su contrincante, y mientras tanto, las vamos conociendo. Ruby Lawrence es uno de esos personajes que pueden no llegar a caer bien del todo hasta que no conocemos por completo su situación porque de entrada sólo sabemos era la mejor amiga de John Mallory cuando eran niños, que encubre el asesinato del padre de su mejor amigo, que no le importa mancharse de nuevo las manos de sangre y que tiene un aire de santurrona con superioridad moral que destila hipocresía por todas partes. Y sin embargo, algo tiene que hace que nos guste: evolución bien desarrollada, una buena construcción de la personalidad e historia personal que se va desmigajando poco a poco. Así que en el fondo resulta muy difícil no ponerse en su lugar para comprenderla. Para empezar, porque su condición de mujer ya hace que parta con desventaja con respecto a su hermano pequeño Troy, ya que nunca podrá heredar el negocio pese a estar más capacitada, ha sido educada para ser una buena esposa y madre, y a pesar de contar con el respeto de todos en el pueblo, nadie toma en serio sus sospechas con respecto a Grace Mallory.
Sin embargo, con permiso de la coprotagonista, sinceramente creo que esta es la historia de Grace Mallory, de principio a fin y por muchos motivos. El primero de ellos es la premisa de la que parte la historia, esa venganza central que, según Ruby, John está preparando a fuego lento para servirla fría a través de su encantadora esposa Grace. Además, ese encanto es parte del potencial del personaje porque se mete a todos en el bolsillo (menos a Ruby) con su labia, sus ideas trasgresoras de las costumbres y sus planes para hacer resurgir el legado de los Mallory en Silverville, pese a no demostrar ningún interés en la compañía minera. Así que ese doble filo con el que juega durante toda la novela hace que poco a poco, pero nunca del todo, vayamos conociéndola a ella y a sus verdaderos planes. Que la señorita Stirling me perdone lo que voy a decir, pero creo que Grace Mallory es uno de los mejores personajes que ha creado Victoria Álvarez porque hace que nos planteemos muchísimos dilemas morales y hace que la apoyemos en unas cosas y nos indigne que haga otras.
Alrededor de Grace y Ruby pululan multitud de personajes secundarios que podrían tenerme aquí otros cuantos párrafos analizando su papel en la trama y su implicación en todos los flancos abiertos de la historia, así que no lo voy a hacer porque basta con que os hagáis a la idea de que en Silverville nadie está libre de pecado pero todos quieren purgarlo. Aquí radica otra de las mejores cosas que os encontraréis en el libro: la doble moral. Aquí cada uno ve las cosas como las quiere ver y no como realmente son, a conveniencia, y mientras se van posicionando en ambos bandos como fichas en un tablero, lo que sabemos es que no todos llegarán al final de la partida. Y hablando de finales… ¿QUÉ-HA-SIDO-ESO? Que Victoria Álvarez es literariamente cruel, ya lo sabíamos. Lo que no me esperaba es que lo fuera tanto y tan descaradamente, con nosotr@s y con sus personajes, pero al parecer todavía tendrán que pasar unos días para que pueda asimilar que sí, ESE ES EL FINAL.
Por lo demás, aunque seguro que ya lo habréis deducido por todo lo que se puede ver exteriormente y por la trama que os he comentado, el mayor punto fuerte de la novela es su potencia feminista. No sólo por el evidente protagonismo de las mujeres en la novela sino también por los mensajes que va dejando a lo largo de sus páginas acerca del matrimonio o la maternidad, la fidelidad en la pareja y su significado dependiendo del género, la prostitución y su consideración entre las propias mujeres, el papel de la mujer socialmente aceptado y otras cuestiones, obviamente, contextualizadas en la época. Y si hay algún puntito que le haya quitado la puntuación máxima ha sido que, quitando un par de giros argumentales impredecibles, el resto de pequeños descubrimientos me los he ido oliendo, al menos a medida que leía porque en mi cabeza iba pensando lo guay que sería si pasara esto o aquello, y luego sucedía. Aunque visto de otra manera, me encanta empezar a pensar como mi escritora favorita; o eso, o que ya nos vamos conociendo después de estos años.
En resumidas cuentas, Victoria Álvarez lo ha vuelto a conseguir justo cuando más necesitaba desconectar un poco de las aventuras de los Lennox en sus otras trilogías. Se ha arriesgado con una ambientación hasta ahora nueva para ella, lo ha apostado todo a dos mujeres en un género enfocado tradicionalmente para hombres sin haber caído en la trampa del western romántico “exclusivo” para lectoras y ha ganado el duelo vestida de encaje y sin despeinarse. No creo que haga falta decir que os atreváis con ella pese a no ser lector@s de histórica o de western porque esos géneros sólo califican la ambientación de esta historia tan redonda que supone algo nuevo en el panorama actual, incluso dejando atrás la clasificación de juvenil. Desde luego que sí, os recomiendo tanto la novela como a esta autora que poco a poco se está creando un nombre propio con todo el derecho en la literatura española.
Enlace: http://enmitiempolibro.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Lawerson
 22 mayo 2018
Silverville es el nuevo libro de una autora más que consolidada en nuestro panorama literario, Victoria Álvarez, un western donde las mujeres tendrán todo el protagonismo y poder, en una historia en la que se verá cuál es el límite que separa lo que es la búsqueda de justicia con la venganza. Contado en todo momento en tercera persona, serán varios los personajes que narrarán parte de esta historia, vista en mayor parte desde los ojos de Grace, pero cambiando de manera alternativa entre otros como puede ser la misma Ruby, el padre de ésta o el Sheriff del pueblo, entre otros que tienen uno o dos capítulos que conseguirán hacer que la historia esté completa sin nada suelto por ningún lado. El libro comienza con bastante lentitud, vana ser unos primeros capítulos que andarán poco a poco entre la ambientación y los personajes. una primera toma de contacto con cada uno de ellos, una historia a la que le cuesta arrancar pero que, igualmente, consigue empezar a engancharte ya por el tercer o cuarto capítulo, cuando la cosa parece que empieza a moverse y donde la trama empezará a despertarse. Así pues, aunque esos capítulos son más para las introducciones de todos los elementos de la novela, la autora hace que la lectura sea entretenida, interesante y para nada abrumadora, consiguiendo una dosis exacta y correcta de descripciones y presentaciones que no llegan a cansar. Tras esto, empiezan unos capítulos mucho más animados y es cuando sabes que estás totalmente perdida y enganchada al libro. Las paginas vuelvan, la historia va avanzando a pasos agigantados, empiezan a moverse las fichas de un tablero que se ha instalado en Silverville y cuyo juego ha empezado. tenemos los primeros de los muchos giros argumentales que nos vamos a encontrar, una lectura plagada de sorpresas, cambios bruscos en el argumento, que te dejan con la boca abierta y con ganas de más, leyendo sin parar. A través de esos cambios de perspectiva en la narración seremos testigos de cómo la historia se va complementando, como se van uniendo todos los hilos que creías sueltos y cómo nos sigue sorprendiendo la agilidad y la inteligencia que tiene todo, una trama más que bien pensada y unificada, que sigue dando giros y más giros, que sigue innovando y sorprendiendo, un libro que se pasa volando, que se lee en nada, que entretiene y absorbe, con unos momentos finales de infarto en las que va a pasar de todo sin ningún tapujo, sin que la autora tenga luego remordimientos, un final de los que gustan, de los que se agradecen, atrevido e impactante y que te deja, más si cabe, con los ojos desorbitados y con ganas de una continuación para mañana.
¿Qué tiene de bueno este libro? A parte de un ritmo ágil, sorprendente y que está en continuo movimiento, sin decaer ni un solo segundo, la pluma de la autora. Es exquisita. Mi primer contacto con ella fue en La Ciudad de las Sombras, pero es que Silverville ha sido una vuelta de tuerca impresionante. He visto una pluma más establecida, más inteligente, más juguetona. La mente de Victoria, cómo ha ido encajando cada una de esas piezas del puzle que se nos presenta, ha sido una auténtica maravilla. Es difícil de por sí hacer que una historia encaje bien, pero lo que ha hecho Victoria aquí es que es digno de aplaudir. no sólo se ha metido en el "embrollo" de tener que escribir un libro de una época que pocas veces se ha descrito en la literatura juvenil, sino que ha estado correctísima en la tarea de ejecutar bien cada paso que los protagonistas dabas, cada mínimo detalle para intensificarlo al final y darle todo el sentido del mundo para terminar de esclarecer esas preguntas que todavía rondaban tu cabeza para dejar un punto y final de oro. Ha sido espectacular. Y, mencionado la ambientación, otro punto para ella. Ya es conocido por todos y todas lo bien documentada que está Álvarez a la hora de escribir un libro. Y la ambientación es fantástica. Nos transporta de lleno hacia esa época, sus creencias, el poder que tenía la religión en aquellos tiempos, ese toque del oeste con las guerras que se vivían internamente, esos conflictos con las tribus indígenas, esa importancia de los metales, el auge de la plata y el oro. Cada rincón de Silverville está vivo y, lo que es de agradecer, le da un poder a las mujeres desbordante y que eh agradecido muchísimo. Ha intentado, a través de ellas, romper con los estereotipos que vemos siempre alrededor de la mujer en este tipo de ambiente, dándoles más protagonismo, haciendo con ellas que la trama avance deliciosamente por donde tiene que avanzar. Ha jugado con los límites de la justicia y la venganza impecablemente, ha jugado con la muerte de manera sorprendente, ha jugado con la estupefacción sin poder ponerle queja.
Me sabe mal tener que sacarle algunas pequeñas cosas como negativo, más algo propio que quizás muchos y muchas de vosotras no notaréis pero que a mí me ha chirriado un poco. Son pequeñas cosas, sí, pero quiero comentarlas, y empezaré con lo predecible que al principio. Hay un secreto en concreto que no se desvela hasta mitad del libro, pero estaba yo unas 150 o 200 páginas antes, leyendo, cuando en mi mente me vino un "¿Y si...?" que, finalmente, era cierto. de alguna manera, me olía que eso era así. Aunque, como digo, es sólo una de las muchísimas desvelaciones sorprendentes que te van a dejar con la boca abierta. El otro puntito negativo es el papel de Ruby, que no me ha parecido completamente expuesto y aprovechado. Cuando se promocionó el libro se le dio a Ruby un papel demasiado protagonista comparado con lo que he visto de ella en Silverville. Me ha parecido más un personaje secundario, que apenas tiene intromisión y no ha causado un impacto grande en la historia. Me quedo con el no haber podido saber más de ella, ya que hay alrededor suya algo que me gustó y que hubiera preferido ver de manera más profunda. Por último, el romance. Es lo que más me ha chirriado de la novela, un romance con el que no he llegado a conectar en ningún momento. no se me ha hecho demasiado palpable ni perceptible, así que para mí no ha sido algo que me haya entusiasmado.
Sin embargo, si hay que hablar de personajes, Grace es la que se lleva la medalla de oro. Vaya QUEEN, así, en mayúscula. Lo inteligente que ha sido esta mujer... para fliparlo. O sea, ha llevado la voz cantante desde el principio, unos pasos que daba que te dejaban KO, unos secretos que guarda que consigue dejarte KO por segunda vez, unas decisiones y cómo lo mueve todo a su antojo para que las cosas sucedan como ella quiere. de verdad, este personaje es de esos que dices, madre mía, madre mía. Más Graces (suena raro dicho así; más como ella, vamos) en la literatura, por favor. Que joya, que personalidad tan viva, tan potente, su manera de ver el mundo, de hacer lo que quiere y como quiere. Buah, es que aún estoy asimilando todo de ella. ¡Ah! Se me olvidaba decirlo. ¿Os puedo hablar de manera superficial, para no hacer spoiler, de los momentos finales del libro, en particular de esa última frase? ¡¿HOLA!? ¿QUÉ ESTÁ PASANDO AQUÍ? O sea, por favor, vaya FINALAZO. Te deja con una cara de boba hasta mucho después de acabarlo, ¡qué no se puede terminar ahí! ¡Qué tiene que haber más! Así que aquí estoy, con esperanzas de que Victoria diga algo sobre un posible segundo libro. Sí. Yo y mis ilusiones. Pero dicen que de eso también se vive, ¿no? Pues yo seguiré creyendo en ello.
En definitiva, Silverville ha sido uno de esos libros que te maravillan desde el primer capítulo. Inteligente, original, sorprendente y con una protagonista de la que te enamoras pronto, es una historia que consigue atraparte y llevarte por una historia de venganza sublime que te deja con muchísimas ganas de más.
Enlace: http://ciudad-de-libros.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Coralgg
 07 marzo 2020
Silverville es un pueblo tranquilo y próspero gracias a la mina de plata que descubrieron dos amigos, un Mallory y un Lawrence. Aunque hace años que los Mallory desaparecieron de Silverville y son los Lawrence los que dirigen la compañía minera. Pero esta tranquilidad se rompe cuando la esposa del hasta entonces desaparecido, John Mallory aparece en Silverville. A todo el mundo le parece una joven de lo más respetable, excepto para Ruby Lawrence, quien desconfía de ella desde el principio. Pero, ¿por qué se ha mudado al pueblo? ¿y por qué parece conocer el secreto que atormenta a la familia de Ruby?
Cuando leí este libro iba con las expectativas altas porque había leído cosas muy buenas sobre él, pero la verdad es que a mi no me ha conquistado, con esto no digo que no me haya gustado porque no es así, pero me ha parecido que está bien pero sin más. No sé, si en la opinión ha influido que es el tercer libro de la autora que leo, y de momento es el que menos me ha gustado. Lo mejor del libro sin duda, es la ambientación, me encanta que la autora aporte tanta cantidad de detalles o información ya que siempre aprendo algo nuevo con sus libros. La historia cuenta con todos los elementos típicos de una historia del oeste, minas, indios, forajidos, el sheriff, un saloon, etc. Aunque algunas cosas como la trama de los indios me parecieron muy forzadas y me hubiera gustado ver algún duelo y al típico sepulturero o enterrador. En cuanto a la historia, la temática central de la venganza me pareció muy interesante pero creo que se fueron perdiendo un poco las ideas a medida que la historia avanzaba. Yo creo que la autora quería transmitir la idea de que la venganza solo trae más venganza o violencia y que no siempre es la solución pero por el desarrollo de los sucesos no me pareció así. Y el final aunque caótico y no ser de mi gusto es totalmente creíble dado el momento histórico. Pero sin duda lo que menos me ha gustado junto con la trama romántica, que para mi es un instalove de manual (del mismo tipo que el de la ciudad de las sombras) son los personajes. No soporté a ninguna de las dos protagonistas. La autora yo creo que quería plantear una especie de partida de ajedrez entre las dos, con ataques y contraataques de cada una, pero a mi parecer solo había una jugadora, Ruby nunca se dio cuenta realmente de lo que pretendía Grace y cuando lo hizo ya era demasiado tarde. Ruby me pareció la típica mujer mojigata que se escandaliza por cualquier cosa, y que en apariencia quiere luchar contra el estatus que se le ha impuesto por ser mujer aunque en realidad ella no hace gran cosa por modificar su posición. Y en cuanto a Grace, me pareció que tenía las ideas muy claras pero no entendí que no recapacitara al final, además solo se preocupaba por si misma y su venganza, no le importaba nada las personas que tenía a su alrededor, la veía como meros peones. Tampoco me gustó la idea de intentar crear una similitud entre las dos protagonistas con respecto a su género (no quiero decir mucho porque haría spoiler) me pareció súper forzado. Y del resto no podría decir gran cosa, el cambio de Mustang no lo entendí muy bien, con las prostitutas no podía porque no entiendo que supieran hacer de todo, tan pronto eran buenas para arreglar una casa, como para cocinar, etc. Solo destacaría al padre de Ruby porque entiendo lo que hizo, por qué lo hizo y me gusta que pusiera a su hija en valor; y me hizo gracia encontrarme a unos personajes muy similares a los de los hermanos Dalton de Lucky Luke. En definitiva, es un libro que está bastante bien y que tiene todos los elementos típicos del salvaje oeste, así que si os gusta este tipo de libros en el que los protagonistas sacan las armas antes de discutir cualquier problema, es vuestro libro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Anabel
 01 febrero 2020
La ciudad de las sombras fue el primer contacto que tuve con la autora y no podría haber ido mejor, así que cuando se empezó a decir que sería de ambientación del viejo Oeste estadounidense no me pude resistir, incluso antes de saber portada o sinopsis ya estaba en mi lista de lecturas obligatorias que necesitaba leer. Lo bueno es que según he podido comprobar con Victoria es imposible equivocarse, pero he visto en esta novela una trama y unos personajes mucho más maduros y oscuros de lo que me encontré en mi lectura anterior, y eso me ha gustado mucho más. Tengo que destacar antes de hablaros de su lectura y es que este libro no pertenece a ninguna saga, es autoconclusivo.

Grace es una mujer que llama mucho la atención, no solo es muy guapa y exuberante sino que es muy moderna para su época, lo que al recatado y beato pueblo de Silverville no gusta nada, pero eso a ella le da igual, viene de parte de su marido a reformar la antigua casa de los Mallory, una mansión que había estado abandonada desde que de forma repentina su dueño falleció, y su único hijo el marido Grace se fue días antes del pueblo y después de 13 años lo creían muerto. Pero pronto se sabe que no fue una muerte natural sino que fue asesinado por unos habitantes del pueblo. Ruby es la hija del socio de el dueño de la antigua mansión Mallory, ella piensa que Grace no es una mujer cualquiera y que busca venganza por su suegro, el problema es que ella no puede quedarse de brazos cruzados y hará lo imposible para que no se cumpla dicha venganza.

La narración que nos encontramos es la que tanto me gusta a mí cuando se trata de más de un narrador, en tercera persona lo bueno es que no sólo tendremos la ocasión de poder conocer la historia de Grace y Ruby sino también de alguno de los otros personajes que tan implicados están en la trama. Pasaremos de una a otra en cada capítulo aunque si tengo que decir que he visto más juego e interacción con Grace, me parece fantástico ya que su historia es la que más me estaba gustando, pero con esto no quiere decir que la de Ruby sea menos interesante, las dos por igual me tenían ya desde el segundo capítulo con mucha intriga y me enganché sin remedio a una trama que según avanzaba era más oscura, haciendo ver que la autora nos adentra en una parte más sórdida del ser humano. Los capítulos son cortos y eso ayudaba mucho más a engancharme más todavía, la trama se entreteje de una manera única ayudada también por unos giros argumentales inesperados y reveladores. La pena es que algunos de los secretos me los olía y no me sorprendieron pero la mayoría sí, así que hay una media entre impredecible y algo predecible, pero esto en ningún momento me dificultó disfrutar plenamente de la historia ya que el misterio envuelve la novela de principio a fin.

La ambientación y documentación sobre el antiguo Oeste estadounidense es maravillosa, no esperaba menos de esta autora, pero es que me ha dejado alucinada la maestría con la que trabaja no sólo con los fantásticos escenarios que se nos presenta sino con la forma de pensar de la gente, de sus vestidos, de su forma de vida, además de todo ese despliegue de descripciones nada pesadas que harán de la historia mucho más atrayente. La lectura fluye de manera constante sin atiborrar algo que me gusta de esta autora, ya que consigue que no perdamos ni un solo detalle de cada escenario. Así que no nos faltará el típico Saloon con el inconfundible pianista, ni las típica casa del sheriff del pueblo. Además lo bueno es que no nos quedaremos siempre en el pueblo, la autora nos mostrará también esos paisajes que tanto gusta de esta zona del antiguo Oeste, con escarpadas zonas rocosas y sus inconfundibles Indios, me encantó que no dejara nada de lado y nos maraville con un despliegue tan fantástico de escenarios inolvidables.

Los personajes a mi parecer no pueden estar mejor definidos, además son personajes que los notas reales, no tendremos el típico protagonista moralista, aquí la moralidad se deja de lado para adentrarnos en la parte oscura de las personas, aunque rozando la parte más humana en algunas ocasiones. En esta historia no os vais a encontrar personajes flojos y sin personalidad, hasta los personajes secundarios están muy bien perfilados y todos y cada uno serán parte de una historia que dejará a más de uno con la boca abierta. Las protagonistas principales por supuesto son las que más me gustaron, antes de salir el libro a la venta se hablaba de si se era del equipo de Grace o de Ruby pero ya algo me decía que sin duda sería de Grace, ella es la que hila la trama, con ella empieza todo haciendo que sienta verdadera admiración por ella, es una mujer fuerte que no se echa atrás ante nada ni nadie, según avanza la trama nos encontraremos un personaje mucho más complejo y tocado por un pasado difícil de olvidar. Ruby es una mujer que es menos fuerte pero no por ello se dejará amedrentar por Grace, ella luchará con todo lo que tiene a mano para salvar a su familia, lo bueno es que veremos en Ruby un cambio significativo a lo largo de la trama, una historia muy profunda que demuestra que pese a parecer dulce y sumisa no lo es para nada. El resto de personajes son también increíbles, mención especial por supuesto a Mustand un cuatrero que se unirá a Grace y será un gran apoyo, además de las prostitutas que serán el gran pilar de Grace. Así que destaco mucho a los personajes secundarios que me dejaron huella, os invito sin duda a conocer a todos ellos, no dejan indiferente a nadie.

En resumen es un libro que vale muchísimo la pena, ha sido una lectura que me ha sorprendido mucho con un hilo argumental cuyas hebras están recorridas por la venganza, con personajes maduros y muy profundos y por una ambientación sublime. Todo ello presentado de una forma única y sin abusar de grandes descripciones, de forma sencilla atrapa desde las primeras páginas y es imposible soltar una vez que te has adentrado en el pueblo de Silverville y sus secretos.
Enlace: https://rubiesliterarios.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
maysbooks_
 19 febrero 2019
Hoy os traigo la reseña de un libro que me ha fascinado. Cuando leí “La ciudad de las sombras” quedé cautivada de la pluma de Victoria Álvarez, y al terminarlo fui corriendo a por “Silverville”. Estoy segura de que se convertirá en una autora de la cual leeré todo lo que publique, ya que hace obras de arte con las palabras.
¿Qué deciros de esta novela que no sepáis ya?, he leído decenas de reseñas de ella y visto cientos de fotos por twitter e instagram, ya que se ha convertido en uno de los libros de culto para quienes nos movemos por este mundillo literario que se ha creado en redes sociales.
Esta novela es un western, pero muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, (por lo menos yo, que he tenido que ver decenas de películas de este tipo cuando visitaba a mi abuelo), ya que lo protagonizan dos mujeres y no un grupo de forajidos como es común y nos tienen acostumbrados a ver.
La historia se desarrolla en el año 1872, cuando Grace Marolly llega a este pueblo, para instalarse en la antigua mansión de la familia de su marido, Jonh Marolly, al que tomaban por muerto todos los habitantes de Silverville.
Como es de suponer, la llegada de esta mujer genera cierto alboroto, ya que nadie conocía de su existencia, ni de que en realidad John pudiera seguir con vida, además, el hecho de que una mujer viva sola en una casa que lleva años abandonada, sin la presencia de su marido, es algo a lo que no están acostumbrados los vecinos de esta localidad.
Como ya dije, la novela está protagonizada por dos mujeres, a la primera ya la conocemos, y nos falta una segunda, Ruby Lawrence, quien no ha vivido más que en su pueblo natal y quien compartió juegos en la infancia junto a John Mallory. La vinculación entre la familia Mallory y Lawrance era muy estrecha, ya que compartían un próspero negocio dedicado a la extracción de plata en una mina, hasta la muerte del cabeza de la familia Mallory.
Pero estas mujeres no pueden ser más diferentes entre sí, siendo la primera que presentamos una adelantada a su tiempo, una mujer moderna, a la que le da igual la imagen que pueda llegar a dar a sus vecinas y quien hace todo lo que le place. En cambio, Ruby, es una chica conservadora, a la que le importan muchísimo las apariencias y llevar una vida lo más recatada posible.
Pero con la llegada de Grace, la paz reinante en el pueblo se tambaleará de gran manera, y todo será a causa de la sed de venganza, la que moverá los hilos de esta historia y enfrentará al pueblo de Silverville pues, el padre de John murió cuando él era pequeño, a causa de un asesinato, quedando la mina en manos únicas de los Lawrance. Además, sus vecinos esconden muchos secretos, que se irán desvelando poco a poco.
En cuanto a la manera de narrar esta historia, ya dije al principio de la reseña que la pluma de Victoria me parece increíble, relata los hechos de una forma extraordinaria, creando unos personajes con vida propia y que conseguirán atrapar al lector desde la primera palabra. Sin duda he quedado prendada del personaje de Grace, y aunque en principio sea una novela autoconclusiva, que tuviera una segunda parte me parecería maravilloso.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (3) Añadir cita
MariaTMariaT15 mayo 2018
Todos hemos oído hablar de alguien que consiguió una propiedad en el Oeste con una mano afortunada, pero nadie se acuerda del pobre diablo que la perdió, ni de su familia.
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT15 mayo 2018
Siempre esa espantosa obsesión por la plata. Se lo he dicho miles de veces, Sullivan —y lo señalo con un dedo— esto nos acabará arrastrando al infierno.
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT15 mayo 2018
Una encrucijada no sirve de nada cuando no te permite avanzar más que en una dirección.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: acciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Relaciona el personaje con su creador

Jean Valjean

Alejandro Dumas
Victor Hugo
Gustav Flaubert

14 preguntas
18 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}