InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

PEDRO; GONZALEZ DEL CAMPO (Traductor)
ISBN : 8499088171
Editorial: Debolsillo (16/01/2017)

Calificación promedio : 4.44/5 (sobre 9 calificaciones)
Resumen:
El club de la lucha, una de las novelas contemporáneas más originales y provocadoras, que ya se ha convertido en un clásico underground. La primera regla del club de la lucha es no hablar del club de la lucha. Cada fin de semana, un puñado de jóvenes oficinistas se quita los zapatos y las camisas y pelean entre sí hasta la extenuación. Los lunes vuelven a sus despachos con los ojos amoratados y un embriagador sentimiento de omnipotencia. Pero estas reuniones so... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (8) Ver más Añadir una crítica
Antoched
 12 octubre 2019
Me uní a una LC de este libro porque aunque la película no me gustó cuando la vi la novela me daba curiosidad. Y qué decirles sobre El club de la lucha?
En primer lugar, al haber visto la película sabía el super plot twist de la historia. Por eso iba prestando atención a las pequeñas señales que descubrieran ese asunto. Y son sutiles, en estos casos siempre lo son, pero lo más importante es que nunca sabemos cómo se llama nuestro protagonista y narrador.
El libro empieza con una situación límite donde nuestro protagonista se encuentra en una especie de forcejeo por salvar/acabar su vida en un edificio que va a derrumbarse/explotar en cualquier momento. Ese es el seudo prólogo de esta historia. Luego iremos conociendo un poco mejor a nuestro protagonista y su vida monotemática, falta de emociones que lo hace sentir un ente básicamente. La vida de nuestro protagonista es tan vacía que hace un tiempo sufre de insomnio y empezó a colarse en grupos de ayuda de enfermos terminales con la intención de sentir algo, supongo. Los grupos de ayuda le sirven como vía de escape, estar en contacto con la realidad, salir de su burbuja rutinaria y materialista. La cosa cambia cuando conoce a dos personas, la primera es Marla. Ella también recurre a los grupos de ayuda y es una farsante como él. El segundo es Tyler, al que conoce en una playa y parece todo lo opuesto a él mismo.
La vida de nuestro protagonista cambia radicalmente cuando conoce a estos dos. Tyler le muestra otras formas de pensar, le enseña infinidad de cosas y es con quien funda el club de la lucha una noche. El club de lucha será un viaje de ida con sus propias reglas que termina siendo mucho más que solo un club de lucha, es la catarsis de todos estos tipos que se sienten unos entes, es la forma que encuentran de ir en contra del sistema.
Si pienso la novela desde esa perspectiva resulta bastante genial, aunque me parece una exageración las formas que encuentran estos tipos para sentirse vivos, ir en contra de la corriente, boicotear el sistema. Toda esta idea sobre la cual gira la historia me encanta, me gusta cómo la plantea el autor y cómo repercute todo desde el mismísimo protagonista. I mean, supongo que por eso es tremendo best seller y la adaptación se volvió una peli de culto.
Es una crítica social, nos muestra los efectos de la sociedad en las personas, cómo genera una alienación tremenda que los hace involucionar prácticamente. Algunas cosas de la novela me parecieron colgadas y que sobraban... lo principal serían los trabajos nocturnos de Tyler. Calculo que serían otra forma de ir en contra del sistema, pero de nuevo, se vuelven unos salvajes desagradables que se guían por sus instintos más básicos sin motivaciones interesantes. No sé, que llenen la comida que sirven con sus fluidos corporales o que meta cuadros pornográficos en las cintas de las películas que proyecta me pareció cualquier cosa.
El final me resultó bastante irónico y es de esos que igual te deja picando la pregunta del millón.
Creo que al escribir esta review después de varias horas de haber terminado el libro me deja pensarlo un poco más en perspectiva y encontrarle nuevos significados a las cosas que pasaron.
Debería volver a ver la peli para comprobar si la sigo odiando o me reconcilio con ella.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
GuadalupeVazquez
 11 febrero 2019
Tengo que decir que primero miré la película, y luego surgió en el club de lectura leer este libro y me mandé de cabeza. Me pareció sorprenderte la similitud que hay entre ambas. Si bien varias cosas cambian en la película, para que quede bien, fueron bastante fieles con respecto al libro incluso utilizando frases o pensamientos textuales.
Me sorprendió bastante el libro. Realmente no sabía qué esperar, y me encontré algo increíble.
La forma de narrar no es la que se acostumbra en la mayoría de los libros de ficción. No es lineal, ni se cuentan los acontecimientos uno detrás del otro a medida que suceden. El personaje principal se adueña completamente de la historia y te la va contando a través de sus pensamientos frenéticos y desesperados. No necesitas leer sus pensamientos o su narrativa para darte cuenta de cómo se está sintiendo, o realmente qué está pensando. Muchas veces me encontré a mí misma súper acelerada debido a que el personaje estaba acelerado y lo plasmaba a la perfección con las palabras o su forma de decirlo.
La historia en sí también me pareció interesante. Lamentablemente, por haber visto la película ya sabía de qué se trataba y qué pasaba. Pero recuerdo que la primera vez me dio vuelta la cabeza el giro que tomaba. Uno no se lo espera nunca. Y las cosas que pasan...
Tengo que decir que para las pocas páginas que tiene este libro, pasan muchas cosas. Y se reflexionan muchísimas más. Se habla muchísimo sobre el consumismo:

"Y no era yo el único esclavizado por el instinto de construirse un nido. Personas que conozco y que solían llevarse pornografía al cuarto de baño, ahora se llevan el catálogo de muebles de IKEA.
Compras muebles. Te dices a ti mismo: «Éste es el último sofá que necesitaré en toda mi vida». Compras el sofá y durante un par de años te sientes satisfecho de que aunque no todo vaya bien, al menos, has sabido solucionar el tema del sofá. Luego, la vajilla adecuada. Luego, la cama perfecta. Las cortinas. La alfombra.
Finalmente, te quedas atrapado en tu precioso nido y los objetos que solías poseer ahora te poseen a ti."

, y el aspirar a un estilo de vida que supuestamente es bueno y nos va a dar la felicidad. Pero, como dice el personaje:

"Estaba cansado, loco y abrumado, y cada vez que cogía un avión quería que se estrellara. Envidiaba a la gente que moría de cáncer. Odiaba mi vida. Estaba cansado y aburrido de mi trabajo y de mis muebles, y no veía la forma de cambiar las cosas.
Sólo de acabar con ellas.
Me sentía atrapado.
Era demasiado completo.
Era demasiado perfecto."

Él tenía la vida perfecta. Tenía un trabajo estable donde ganaba bien. Tenía una casa a la cual llamaba hogar, con los muebles perfectos que cualquiera hubiera deseado. Viajaba, probaba, conocía... Pero no era lo que él quería, o le gustaba, o lo que necesitaba. Era lo que le habían dicho que debía querer, o gustar, o aspirar. Entonces, como no lo era, se sentía insatisfecho. Se sentía vacío, cansado, abrumado. No podía dormir. Tenía insomnio. Nada lo ayudaba.
También habla sobre la sociedad, sobre la vida, sobre la naturaleza, la humanidad. Hay una parte donde habla del daño que le hemos hecho al planeta, y una reflexión que me pareció interesante:

"Durante miles de años el hombre había jodido el planeta; lo había llenado de basura y mierda, y ahora la historia esperaba de mí que limpiara lo que habían dejado los demás. Es mi deber enjuagar las latas de sopa y reciclarlas. Y dar cuenta de todas y cada una de las gotas del aceite del coche.
También tengo que pagar la factura de los residuos nucleares y los tanques de gasolina enterrados y las tierras llenas de residuos tóxicos acumulados por la generación que me precedió.
—El reciclado y los límites de velocidad son una chorrada —dijo Tyler—. Es como dejar de fumar en el lecho de muerte."

No concuerdo del todo con la forma en que el personaje lo ve, pero en cierto sentido sí. La humanidad ha usado, abusado y destruido el mundo a su gusto y ahora pretende que utilizando el reciclado y esas cosas se revierta el daño inmenso que le ha hecho. A nosotros nos toca intentar arreglar los errores que ellos cometieron en el pasado, por actuar de manera irresponsable. Más adelante establece que la única manera de salvar el planeta es destruir completamente la sociedad y que la naturaleza se adueñe de todo nuevamente. Que la gente tenga que dormir en las jaulas de los zoológicos para protegerse de los tigres y jaguares. Y con eso sí concuerdo.
Habla bastante sobre "tocar fondo" y ese es un concepto que, como a Tyler, me agrada. Creo que la mayoría de las personas debería tocar fondo al menos una vez en su vida, para darse cuenta realmente de lo que es no tener o no querer nada, donde solo estás vos y la muerte, o la nada misma, y darse cuenta de cuál es la verdad de las cosas. Aprender a vivir con uno mismo, a dejar de buscar la felicidad en el mueble más bello o más caro del catálogo, en la ropa de moda que todas las famosas usan, en el cuerpo más esbelto o más formado. Dejar de preocuparse por las cosas superfluas y empezar a pensar un poco más en lo que está adentro y en las relaciones con los demás.
En pocas páginas, se habla de mucho en este libro. Y no solo sobre la historia que sucede, sino sobre la vida misma y muchos aspectos de ella y la sociedad. Es un libro que te hace un click, y te obliga a repensarte varias, sino todas, las cosas de la vida diaria. Lo recomiendo bastante.
Enlace: https://loslibrosdelosdragon..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Shorby
 03 marzo 2019
Bueno, debo decir ya de entrada que estoy rompiendo la primera regla de la que habla este libro. Empiezo bien.
Hoy traigo una de las novelas más controvertidas y provocadoras en su día, y no es para menos.
Tenemos a nuestro eje principal de la novela, Tyler Durden, un proyeccionista y camarero de carácter peculiar que inicia su carrera personal contra la sociedad que nos rodea.
Para ello, organiza reuniones clandestinas donde hombres de todo tipo pelean entre sí a modo de terapia, sin zapatos ni camisa, hasta caer rendidos… y amoratados… y con los dientes partidos… y quizá alguna lesión más.
Sin embargo, también nuestro narrador y protagonista, un oficinista sin nombre conocido, que se hace partícipe de estas reuniones, ya que conoce de casualidad a Durden cuando éste todavía es sólo una mente pensante.
Entre visitas a diversos grupos de apoyo, conoceremos a Marla, que entablará relación con ambos (de manera diferente), siendo la tercera en discordia de este trío protagonista.
Así, gracias al narrador, se nos darán a conocer las reglas del Club de la Lucha, entre ellas tendremos en cuenta que si es nuestro primer día, nos tocará luchar, sabiendo con ello que cada pelea durará el tiempo que sea necesario o bien hasta que uno de los dos desfallezca.
Además, algo muy importante a saber: no se hacen preguntas, no se miente y hay que confiar en el señor Durden a ciegas.
Palahniuk es un autor que me gusta mucho, quizá por su estilo peculiar, siempre crudo e inesperado, de esos que o te encantan o no te producen absolutamente nada. Ya sabéis en qué grupo estoy yo.
La novela me ha encantado, bañada de flashbacks, a ratos violenta, incluso nos hace reflexionar sobre nuestra sociedad consumista, donde acaba formándose una montaña a partir de un granito de arena, donde alcanzar dicha cumbre se convierte en algo realmente peligroso y arriesgado. Pero ¿por qué no?
Para terminar, recomendar por supuestísimo la pedazo de adaptación llevada a la gran pantalla por David Fincher a finales de los 90. Buenísima, considerada una peli de culto.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
lector_salteado
 03 enero 2019
Narrativa fuerte en la construcción de climas psicológico-políticos. La sobrecarga semántica está muy bien lograda porque llega desde la sintaxis con tanta fuerza como viene desde los temas y los personajes. Sin embargo, hay algo trivial en la estética de esta novela. Algo calculado o efectista que le resta calidad. Se notan demasiado las intenciones. Parece pensada directamente como script. Hay muchos diálogos de falsa sabiduría o epifanías para distraídos. El conjunto resulta en junk food literaria, no en el buen sentido -como sí ocurre con Stephen King según él mismo lo afirma-. Sobre el tema tremendo del Doppelgänger prefiero a Poe, a von Chamisso, a Dostoievski. Sobre violencia psicológico-política prefiero A Clockwork Orange de Burgess que -paradójicamente- me parece más actual que este ya envejecido club de la pelea.
Comentar  Me gusta         00
Perla
 27 septiembre 2018
Después de leer esto no es posible que quedes igual, por lo menos una idea de contracultura hará un nido en tu mente. Aquí se explora la consciencia que emerge cuando te duermes, así es como sucede con el protagonista, quien se siente agobiado y sufre insomnio por lo que acude a grupos de ayuda de enfermos terminales ya que solo ahí encuentra un poco de descanso y aprecio por sentirse vivo. Mas tarde conocerá a Tyler Durden, un tipo duro y encantador que lo conducirá a lo profundo de su propia personalidad para descubrir que es lo que realmente desea, o en palabras del autor: que dejarías de hacer si supieras que mañana vas a morir? que te gustaría hacer? yo te propongo que por lo menos te tomes este ácido.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (10) Ver más Añadir cita
gusjohanbcngusjohanbcn25 mayo 2018
No sois vuestro trabajo, no sois vuestra cuenta corriente, no sois el coche que tenéis, no sois el contenido de vuestra cartera, no sois vuestros pantalones, sois la mierda cantante y danzante del mundo. La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco lo entendemos, lo que hace que estemos muy cabreados.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
PerlaPerla27 septiembre 2018
Lárgate y vive tu vida insignificante, pero recuerda que te vigilo... y que preferiría matarte a que siguieras en ese trabajo de mierda ganando únicamente dinero para comprarte queso y ver la televisión
Comentar  Me gusta         10
PerlaPerla27 septiembre 2018
Antes que se acabe la civilización tendré que aprender a leer las estrellas y a orientarme por ellas.
Comentar  Me gusta         10
PerlaPerla27 septiembre 2018
Tal vez la autosuperación no sea la respuesta.... Tal vez la autodestrucción sea la respuesta
Comentar  Me gusta         00
ShorbyShorby03 marzo 2019
La primera regla del club de la lucha es que no se puede hablar del club de la lucha.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: literatura contemporáneaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La fruta en la literatura

Las ---------------- de la ira, de John Steinbeck (publicada en 1939)

manzanas
uvas
peras
chirimoyas

10 preguntas
51 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}