InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Zairamec


Zairamec
02 julio 2020


El capítulo 6  fue el inicio, fue el que permitió a Chuck Palahniuk ser aprobado por la editorial y poder escribir la totalidad de la historia que conforma “El club de la pelea” o “El club de la lucha”.  Ya le habían rechazado otros manuscritos por ser excesivamente violentos, así que dijo “Ajá, como no quieren violencia, toma tu club” y bueno, lo demás es historia.

El narrador cuenta la historia (su propia historia tal vez), su inconformidad con su trabajo, con la sociedad, con el mundo, con su ser; cada día no vive sino que sobrevive y va de su casa al trabajo y del trabajo a su casa y ama (o tal vez no) los objetos, las cosas, con este continuo de posible inexistencia cada día se transforma en un martirio y la noche tan anhelada para cerrar sus ojos y descansar nunca llega, el insomnio se convierte en su más fiel consejero y ante la incapacidad de manejarlo con medicamentos, busca su droga en grupos de autoayuda, allí conoce a Marla, una mujer que hace turismo por estos grupos como él y deciden dividírselos para así ser felices, hasta que un día una explosión llamada Tyler llega a su vida y en un momento, de esos donde se habla de todo y de nada, sus mentes y sus cuerpos hacen colisión y surge el famoso Club de la pelea, al principio en las calles, luego en los sótanos, hasta convertirse en una organización que no solo lucha con el inconformismo local sino que empieza a planear destruir el orden mundial (similar a la anarquía).

El libro en su estructura es una continua crítica social, tiene varios temas y matices, pero en mi caso particular me llamó la atención y es el duro golpe al consumo, a esa locura humana y colectiva que a veces nos invade y que se pega en nuestras vidas (y en nuestros bolsillos) para hacernos creer que todo lo que se ve a través de una ventana nos es útil y supremamente necesario, hasta el punto que se nos vuelve un deleite ver la frase en la pantalla “transacción realizada” o me van negar que más de una vez no les ha invadido la ansiedad cuando quedan pocos productos y el sistema se cae, el datáfono no funciona, tu tarjeta es rechazada, porque es evidente que si todas tus cuentas están bien es simplemente un error de red, pero dentro de ti la tristeza por no comprar ese tan anhelado bien es lo que te causa escozor, porque tu alma poseída por las compras hace rato entendió que dejamos de ser definidos por lo que somos y empezamos a ser valorados por lo que tenemos.

La historia es un viaje por un personaje de Stevenson que conocemos al derecho y al revés, la dualidad, la necesidad de ser y dejar de ser, de sacar de nuestra humanidad aquello que odiamos, que no nos gusta, que carcome o destruye nuestra conciencia, ese deseo de explotar nuestro potencial y se extremadamente buenos o innecesariamente malos, es una historia de colores, de personalidades, de la dicotomía entre los masculino y lo femenino y sí, de mucha violencia en todas las formas, direcciones y razones, pero al fin de cuenta una historia real que existe y sucede en la cabeza de casi toda la humanidad.

Que si disfruté el libro? Sí, claro, es inevitable, no había visto la película, así que no conocía la historia y pude sorprenderme. En lo personal me gusta más el final del libro, es mucho más espiritual que el final de la película, pero los dos por separado son grandiosos. Así como cosa curiosa, el autor hizo unos cuentos como precuela  a este libro y sacó una novela gráfica como segunda parte por si de pronto estas antojado y hasta aquí va todo, porque como es regla, “no se pude hablar del Club de la pelea”.  




Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más