InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Pilar Ramírez Tello (Traductor)Pilar Ramírez Tello (Traductor)
ISBN : 8416858241
Editorial: Nocturna Ediciones (23/10/2017)

Calificación promedio : 4.42/5 (sobre 20 calificaciones)
Resumen:
Antes, las personas morían por causas naturales. Existían asesinos invisibles llamados enfermedades, el envejecimiento era irreversible y se producían accidentes de los que no se podía regresar.
Ahora, todo eso ha quedado atrás y sólo perdura una verdad muy simple: la gente tiene que morir.
Y esa es la tarea de los segadores. Porque en un futuro donde la humanidad controla la muerte, ¿quién decide cuándo y cómo sembrarla?
Citra y Rowan acaban de... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (17) Ver más Añadir una crítica
Lawerson
 29 enero 2019
Siega es el regreso del autor de la tetralogía Desconexión, Neal Shusterman, el inicio de una nueva historia plagada de reflexiones sobre la vida y la muerte, una historia adictiva que, además, nos deja con la boca abierta gracias a unos sucesos sorprendentes y un mundo impresionante. Narrado en todo momento el tercera persona a través de diferentes personajes elegidos estratégicamente, los principales protagonistas serán Citra y Rowan, dos adolescentes que verán el lado oscuro y la realidad que se esconde tras algo que siempre se ha visto puro, la Guadaña. Dividido, también, en cinco partes, el comienzo de este primer libro serán capítulos y escenas introductorias del universo y mundo por el que nos vamos a mover, un futuro que se nos presenta sin la existencia de la muerte tal y como la conocemos hoy en día, bajo una atmósfera nueva, regenerada y plagada de oportunidades. Bajo este escenario conoceremos la labor de los segadores, su manera de actuar, gracias a la primera toma de contacto que tenemos junto a Citra y Rowan, dos adolescentes que se verán inmersos en sus entrañas. Es por ello que, con los dos, tendremos capítulos que nos presentarán este sistema, caminando por la Guadaña y viendo cada uno de sus funcionamientos, conociendo detalles, maneras de actuar y de comportarse que tienen los segadores, acompañándolos en la labor de entrenarse y convertirse en novicios. Esto nos dejará mucha información, un acercamiento interesante y original, un vistazo a un sistema que, poco a poco, nos irá dejando un mundo totalmente abierto, novedoso y llamativo, que consigue absorberte completamente. Bajo este pretexto iremos avanzando por la trama, una que va dejando atrás esos preparativos e introducciones para dar un giro y empezar a profundizar en temas sociales y políticos que darán mucho juego, viendo por primera vez todo lo que se cuece, lo que está a punto de suceder, los primeros indicios de que un gran peligro está a punto de llegar. Y es que pronto habrá uno de esos giros que te dejan con la boca abierta y lo cambian completamente todo, una división que vendrá muy bien, puesta de manera inteligente, para ver dos vertientes y meternos así, de lleno, en el centro de todo lo que se va a desarrollar a partir de ese momento. La historia coge un tinte más oscuro, empiezan a verse las pretensiones reales de algunos personajes, los primeros planes y estrategias, por los dos bandos, se pondrán en marcha. Nuevos peligros irán acechando a medida que vamos caminando por la historia, nuevos giros dentro de la trama nos irán acompañando para, de la mejor manera posible, dar voz a personajes secundarios que cumplen un papel aparentemente débil al principio, para explotar en algo sumamente importante para el desarrollo de la historia más adelante. Las historias paralelas pronto se unirán para convertir la lectura en una adicción pura, teniendo que estar pendiente de cada cambio, viendo como el peligro va avanzando hasta asentarse dentro de unos momentos finales de infarto en los que va a suceder de todo, más escenas ara dejarnos patidifusos y una conclusión alucinante que te va a dejar, estoy segura, con muchísimas ganas de más.
Creo que es bastante claro qué es lo que más me ha gustado de este libro, lo que hay que destacar por encima de todo ya que Neal Shusterman, escriba lo que escriba, jamás, nunca, decepciona. Volvemos a empaparnos de una pluma brutal que te deja atrapada completamente dentro del libro. Su manera de escribir siempre ha sido única, cuidada, perspicaz. Y siempre, pero siempre, mira hacia la reflexión. La ética y la moral humana. La vida y la muerte. ¿Qué somos sin la mortalidad? ¿En qué nos convertimos teniendo tal poder? ¿Seríamos infinitos? La avaricia, el poder, la soberbia, el egoísmo, todo ello significa humanidad. Porque eso no lo perdemos vivamos treinta que ciento veinte años. Eso nos hace ser quienes somos, ese tipo de comportamientos junto a un sinfín de sentimientos. Y es justo a lo que Neal Shusterman accede. Nuestra manía de estropearlo todo, nuestra manía de hacernos más fuertes, de sobresalir con respecto a los demás. Nuestra manía de pudrid aquello que es perfecto. Porque somos destructivos. El Nimbo, esa IA que ha creado, es la solución. Y que un ente sin consciencia, sin sentimientos, sin juicio, sin entender como nosotros entendemos las cosas sea nuestra salvación, es decir mucho de la humanidad. En Siega Neal Shusterman vuelve a maravillar. Vuelve a hacernos pensar. Y nos deja una historia absolutamente fantástica. Bien planeada, convierte en la mítica lucha del bien y el mal en su escenario principal. Lo que está bien y lo que está mal. Y bajo una ambientación muy marcada en detalles, muy notoria, nos introduce en un sistema que no es tan perfecto como se cree. Lo bien que hila cada argumento, cada paso de cualquier personaje en la historia principal, haciendo que todo se vea la mar de interesante, que haya mucha tensión, que la historia se lea velozmente, de manera amena, entretenida.
Lo único que podría colocar como un punto flojo, por el que he decidido no darle la máxima puntuación a este libro, son los personajes. al final acabas viendo bien a Rowan y a Citra, pero al principio se me hacían muy lejanos. No llegaba a conectar del todo, ni siquiera me quedaba claro qué aspecto tenían. Tenemos una visión de su pasado, de sus vidas actuales, algo de su personalidad. Pero no terminaban de arrancar, se me quedaban agazapados y no me decían demasiado. Como digo, a medida que nos acercamos al final queda más claro cómo son ellos dos, sus diferencias y similitudes, su modo de pensar y actuar, la manera que tiene cada uno de ellos de ver la vida de segadores, así como ese sistema. Pero me ha costado entenderlos bien durante casi todo el libro.
En resumen, Siega es otro éxito de Neal Shusterman. Un autor que no decepciona nunca, convierte la idea de la humanidad controlando a la muerte en una historia fascinante, repleta de reflexiones, una visión a lo que podríamos llegar a ser de tener tal poder. Una lectura llamativa, interesante y apabullante, la primera parte es solo el inicio de una trilogía que, estoy segura, va a ser bestial.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MariaT
 21 febrero 2018
¿Qué ocurriría si lográsemos erradicar todas las enfermedades? Si el envejecimiento pudiese ser revertido una y otra vez. Si la humanidad hubiese alcanzado tal grado de desarrollo que la inmortalidad ya no es sueño sino una realidad al alcance de todos, o bueno, de casi todos, porque es indiscutible que la población no puede crecer eternamente en un espacio limitado, así que unos pocos deben morir, y para encargarse de ello están los segadores. Hoy quiero hablarles de Siega, de Neal Shusterman una novela adictiva y sorprendente que entró directamente en mi top de lecturas del año.
"La humanidad es inocente; la humanidad es culpable, y ambos estados son indiscutiblemente ciertos".
Ambientado en un futuro en el que la muerte natural ya no se produce, donde hemos avanzado tanto que no existen gobiernos cegados por la ambición que entorpezcan el bienestar de la sociedad, donde ya no existe el hambre o la verdadera pobreza, así como tampoco las enfermedades y en el que todo el conocimiento de la humanidad ha sido depositado en una inteligencia artificial llamada Nimbo que se encarga de administrar todos los aspectos de la vida salvo uno: la muerte. Porque como no podemos crecer infinitamente unos pocos deben morir y de ello se encargan los temidos segadores, hombres comunes y corrientes con una única misión, cribar a algunos para el beneficio de todos.
Esta es la historia Citra y Rowan, un par de jóvenes que ven cómo su vida cambia de forma radical cuando son seleccionados para ser los novicios de un segador llamado Faraday, quien los elige para entrenarlos durante un año, en el que deben ir superando diversas pruebas y del cual solo uno de ellos será nombrado segador. Pero ¿por qué aceptarían los chicos entrenarse para luego dedicarse a asesinar día tras día a todo tipo de personas?, porque a pesar de que le llamen cribar, no deja de ser un hecho atroz, aunque sea uno necesario. Resulta que una de las características principales de un buen segador es que no le puede gustar su trabajo y Faraday ve en Citra y Rowan lo necesario para llegar a ser justos desempeñando esa desagradable labor.
"Los segadores eran tan poco sobrenaturales como los recaudadores de impuestos dentro del funcionamiento del mundo: aparecían, realizaban su desagradable trabajo y se marchaban".
Citra es una chica de 16 años que vive con sus padres y su hermano menor Ben, y conoce al segador Faraday cuando aparece en su puerta un día sin decir cuáles son sus intenciones, el miedo a que alguno de los miembros de su familia pueda ser cribados la hace actuar con valentía y ser directa, algo a lo que Faraday está ya muy poco acostumbrado, porque ante la visión de uno de los heraldos de la muerte la gente tiende a huir o actuar con servilismo buscando besar su anillo y obtener así inmunidad durante un año.
Rowan que también tiene 16 años es miembro de una familia tan numerosa que básicamente nadie le presta atención o se preocupa por él, y su encuentro con su futuro mentor se produce en el instituto, cuando el segador acude a cribar a uno de los chicos más populares y Rowan decide acompañar al muchacho en sus últimos minutos, aunque no fuesen amigos, decisión que le acarreará no pocas consecuencias pues esa muestra de empatía hace que Faraday lo quiera como novicio.
"—Ahí radica la paradoja de la profesión —respondió el segador—: los que desean el trabajo no deberían tenerlo... y los que más se negarían a matar son los que sí".
Uno de los mayores aciertos del libro es que además de capítulos narrados tanto por Citra y Rowan se intercalan páginas en negro que incluyen fragmentos del diario que todos los segadores están obligados a llevar desde el primer día que empiezan su misión, y que funciona como una especie de registro de los inocentes a los que criban. En ellos vemos los detalles y entresijos de ese mundo y su funcionamiento, cómo se formó, cómo se fundaron los segadores, cuál es su misión, cómo es su relación con el Nimbo, la inteligencia artificial que ahora guía a la humanidad, pero que no intervine para nada en las decisiones de los segadores, dándole así a ellos el control absoluto de la muerte y de cómo se administra, con todos los peligros que esto conlleva.
Son estos diarios los que enriquecen aún más la lectura dándole coherencia al mundo y plagándole de detalles maravillosos, sin que se vea alterada la acción en los capítulos narrados por nuestros protagonistas. Dividido en cinco partes, el libro está tan repleto de giros asombrosos que es imposible adivinar exactamente a dónde nos está llevando el autor, porque cuando empiezas a armas teorías, las cosas cambian de manera que siempre hay algo que te sorprenda, aunque logres adivinar algunos detalles. La magnifica traducción de Pilar Ramírez Tello hace que la lectura sea adictiva, yo no podía, ni quería, parar de leer.
"No somos los mismos seres que éramos.
Entonces, si ya no somos humanos, ¿qué somos?"
Poder, corrupción, descubrir qué nos hace humanos en un mundo donde la muerte no es la norma sino la excepción, y los encargados de administrarla son personas con sus virtudes y sus defectos. En un futuro donde parece que ya hemos alcanzado todo lo que podíamos soñar, pero la muerte sigue siendo una necesidad, Siega es un inicio sorprendente y maravilloso para una trilogía que promete ser espectacular, y que ya ha vendido sus derechos para ser adaptada al cine. Yo estoy deseando saber qué nos espera en los próximos libros de El arco de la Guadaña; mi recomendación es que si están buscando una lectura adictiva y original deberían darle una oportunidad.
Enlace: http://inthenevernever.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lilly
 02 junio 2018
Lo primero que me gustaría destacar es la ambientación. El mundo en el que se desarrolla esta historia está lleno de pequeños detalles que lo hacen muy rico, como la vestimenta de los segadores, sus normas, sus tradiciones... y todo contribuye a crear una simbología característica de la novela; me ha fascinado por completo, aunque no es ninguna sorpresa después de haber leído la saga de Desconexión. La civilización está controlada por una máquina de alta tecnología, el Nimbo, de modo que la corrupción ya no existe. Todo el mundo vive en armonía gracias a la repartición equitativa de bienes y comida, y la muerte ya no es un problema. La medicina ha avanzado hasta tal punto que cualquier herida, lesión o enfermedad puede curarse, se puede incluso "reiniciar el contador" y volver a tener un aspecto joven, así que los seres humanos gozan de una existencia casi inmortal. Casi, porque aquí entra en juego la labor de los segadores. Para evitar la sobrepoblación, se decidió que unos pocos elegidos se encargarían de cribar cierto número de vidas al año. Los segadores se convertirán en los profesionales de la muerte y deberán dominar todas las artes necesarias para acabar con una vida. Ellos pueden elegir quién muere, dónde, cuándo y cómo, pero a cambio renunciarán a tener una vida ordinaria. Porque los segadores son admirados, pero también temidos e ignorados, su presencia rara vez es bienvenida y las consecuencias de sus actos pesan terriblemente sobre sus hombros.
Los personajes, como siempre, son uno de los puntos fuertes de la novela. Shusterman siempre consigue crear personajes humanos, con virtudes y defectos, que evolucionan y que parece que traspasan el papel. Además, aplaudo que sus personajes femeninos se salgan completamente del cliché de damisela en apuros. En este caso, nuestros protagonistas son Citra y Rowan, dos adolescentes normales y corrientes, que de pronto se convertirán en los aprendices del segador Faraday. Citra pertenece a una familia adinerada y tiene un hermano pequeño al que ama con locura. Es honesta y justa, a veces demasiado directa e inquisitiva, y muy competitiva. Rowan no tiene tanta suerte, pues su familia es numerosa, de clase media, y su madre no le hace ningún caso. Su mejor amigo es un obseso de la adrenalina que se pasa el día suicidándose para que luego los médicos le reconstruyan y Rowan se limita a estar junto a él por el mero hecho de que es una persona muy empática. Ambos son grandes candidatos a segadores, ya que poseen cualidades esenciales en un buen segador, y lo más importante de todo: ninguno quiere serlo. Los segadores no deben disfrutar de su trabajo, eso es lo primero que les enseña el segador Faraday; al fin y al cabo, están asesinando a gente aleatoriamente.
Al igual que el resto de sus novelas, la acción no decae en ningún momento, especialmente cuando Citra y Rowan empiezan a entrenar para ser segadores. Hay muchas escenas de violencia y crueldad, de dolor y soledad, otras están cargadas de ternura y esperanza, y os aseguro que todas ellas conseguirán haceros reflexionar. Con sus historias, Shusterman logra que nos cuestionemos hasta el más mínimo detalle. ¿Qué es lo correcto? ¿Qué no lo es? ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas del mundo que nos plantea? ¿Qué semejanzas existen con respecto a nuestra sociedad actual? Los personajes tendrán que superar una serie de pruebas que les destrozarán el corazón y el alma, y durante este proceso la relación entre Rowan y Citra cada vez se hará más íntima. No deben enamorarse, no pueden hacerlo. Sin embargo, vivir esa experiencia juntos les obligará a apoyarse en el otro para poder sobrevivir. Ya os aviso de que el romance no es la trama principal, pero surge de manera natural y os dejará con ganas de más.
El estilo de Shusterman es impecable. Su pluma es fresca, concisa, y a pesar de que pueda parecer simple detrás de sus palabras siempre se ocultan poderosos mensajes. En esta ocasión, me ha dado la sensación de que estaba un poco menos trabajado, más que nada porque apenas he encontrado frases que me impactasen tanto por su contenido como por su forma. En Siega vuelve a hacer uso de varios narradores, los principales son Citra y Rowan, naturalmente, y con ello consigue adentrarnos en las diferentes capas que componen el mundo en el que se desarrolla la acción. El final me ha parecido brillante, aunque por el momento mi saga favorita de Shusterman sigue siendo la de Desconexión. No os podéis imaginar las ganas que tengo de conseguir la segunda parte.
Enlace: https://mioasisdepalabra.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Suenosentreletras7
 23 febrero 2018
La historia en sí me ha encantado. Me ha parecido bastante original y cuanto más iba leyendo más me daba cuenta de lo oscura que es. Me ha parecido un libro bastante más adulto de lo que pensaba. Es una novela cruel, reflexiva y compleja, no me ha parecido tan juvenil como la pintan y eso es una de las cosas que más me han gustado. Es un libro terrorífico, a decir verdad. Supuestamente es un mundo genial donde las personas hemos alcanzado la sabiduría infinita gracias al "Nimbo" y somos inmortales pero nos puede tocar morir cribados en cualquier momento y sin esperarlo. En el libro se dice que la posibilidad de que una persona sea cribada es del 1% en unos 100 años. Pero...¿os imagináis vivir con ese miedo de ser cribados durante todo el tiempo? Que ansiedad, que agobio de existencia. Además, si eres elegido para la criba y te resistes, aparte de morir, toda tu familia tambien será cribada. Ya no parece un mundo tan bonito y feliz, ¿verdad?
Y es muy pero que muy cruel. Asistir a las cribas y decirle a esa persona que tiene que morir, que así es la vida, que su familia tendrá la inmunidad pero que él o ella tiene que morir sin despedirse de nadie...en casi todas las cribas del libro se me ha destrozado el corazón. Me ha parecido muy injusto. ¿Por qué los Segadores son tan poderosos y tienen el derecho de quitar las vidas que quieran así como así? Citra y Rowan tienen que aprender a ser Seguidores, a Cribar y no es algo que sea fácil sobre todo para Citra. Rowan, en cambio, disfruta más de lo que quisiera matando a gente y al final solo uno de ellos puede quedar con vida y convertirse en Segador. Los caminos que recorren los dos son bastante diferentes. Citra se entrena con Curie, una de las Segadoras más famosas y compasivas. Y Rowan se entrena con Goddard, un Segador bastante loco que disfruta matando en masa.
Es un libro muy reflexivo ya que hay capitulos contados en forma de diario por varios segadores y gracias a esto podemos saber lo que piensan. Ser Segador es una carga que te acompañará toda la vida. Hay gente que lo lleva mejor, hay gente que lo lleva peor, pero uno de los requisitos para ser Segador es no querer serlo, odiar lo que haces, tener compasión. A los Segadores, la gente normal los tratan como dioses. Son los que tienen todo el poder del mundo por así decirlo, son las personas más poderosas de la tierra y tienen toda clase de privilegios. Son adorados pero tambien aterrorizan a la gente normal. Por ello, es normal que haya problemas con el poder. En cuanto lo obtienes este te puede corromper y querer más y más. Y esto pasa aquí. Algunos Segadores abusan del poder y todo el sistema de "La Guadaña" se corrompe. Esto nos suena mucho, ¿verdad? Porque es algo que pasa todos los dias en todos los paises del mundo y seguirá pasando por muchos años que pasen.
En cuanto a los personajes, los dos están construidos de forma correcta pero me ha gustado más Rowan que Citra. Creo que el personaje de Rowan está mejor desarrollado. Citra no me ha terminado de convencer, me ha parecido un personaje bastante soso. Los que de verdad me han gustado mucho han sido los personajes secundarios. La Segadora Curie, El Segador Faraday y el Segador Goodard me han encantado y creo que son personajes con mucho que contar y mucho más interesantes que los protagonistas.
En cuanto a lo que no me ha gustado... no es que no me haya gustado pero me parece bastante poco creíble. Este mundo es un mundo muy avanzado, lo tienen todo, sabiduría, conocimiento, inmortalidad...y todo ello conseguido en apenas 200/300 años. Siendo realistas creo que se necesitan muchisimos, pero muchisimos años más (o siglos) para conseguir el mundo que nos presenta el autor en Siega. En esos 200 años puede haber un avance significativo pero no TANTO. Eso me ha parecido muy fantasioso y no me ha gustado.

En definitiva, Siega es un libro que me ha gustado mucho a pesar del fallo que le he visto. Cruel, duro, complejo y sobre todo muy profundo. Un libro para nada juvenil ya que me ha parecido bastante adulto. Estoy deseando leer ya la 2º parte, el final te deja con ganas de mucho más.

Enlace: http://addicionaloslibros.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
NoeLautnerStory
 18 febrero 2018
La historia está ambientada en un mundo futuro; donde la gente es inmortal y es feliz. En realidad puedes morir pero hay un centro de rehabilitación en donde te devolverán la vida. Por ello, hay un exceso de población; por eso surgió la figura del segador. El segador es como la representación de la muerte; lleva una túnica, un anillo y un diario. Su función es "cribar" a las personas que sobran y se escogen de forma aleatoria. Citra y Rowan son los aprendices de segadores y ambos vivirán experiencias muy duras al lado del segador Faraday. El problema es que solo uno de ellos puede conseguirlo.
La estructura del libro es la siguiente; está dividido en cinco partes bien diferenciadas; cuenta con 40 capítulos y 522 páginas.
La narración es en tercera persona y al final de cada capítulo hay una página negra en conjunto forman parte de un diario de un segador/a que en ningún momento se sabe quién es hasta el final. O por lo menos eso me ha pasado a mí.
El lenguaje es sencillo.
De entre los personajes destacan Citra y Rowan los protagonistas. al principio sacan de quicio al segador Faraday porque no dejan de apoyarse el uno al otro y cree que así ninguno de los dos llegará a ser segador. Su vida como segadores da comienzo cuando el segador les ordena matar a una anciana de 94 años. Según avanza la trama observamos un cambio muy drástico en Rowan en cambio Citra sigue fiel a sí misma. Los dos personajes me han gustado mucho porque representan los dos comportamientos que se pueden dar cuando te obligan a hacer algo que lo aceptas sin más y luchas o sacas tu peor versión de ti misma/o. En realidad, los dos chicos en alguna parte me han recordado a Peeta y a Katniss.
Mi valoración final; me ha gustado mucho. Es un libro que lo leería en Halloweeen o cerca de esas fechas. Es ideal y no solo porque versa sobre la muerte. Muestra lo que puede ocurrir cuando la tecnología domine el mundo. Un final alucinante es que no te lo esperas bajo ningún concepto y me ha encantado. Por eso mi puntuación es de cinco estrellas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (11) Ver más Añadir cita
Suenosentreletras7Suenosentreletras723 febrero 2018
Soy el aprendiz de un monstruo. El segador Faraday tenía razón: alguien que disfruta cribando no debería ser segador. Va en contra de todo lo que querían los fundadores. Si esto es en lo que se está convirtiendo la Guadaña, alguien tendría que detenerlo. Pero no puedo ser yo. Porque creo que también me estoy convirtiendo en un monstruo.
Comentar  Me gusta         00
Suenosentreletras7Suenosentreletras723 febrero 2018
Mi mayor deseo para la humanidad no es la paz ni la comodidad ni la alegría. Es que todavía sigamos muriendo poco a poco por dentro cada vez que seamos testigos de la muerte de otro. Porque solo el dolor de la empatía evita que perdamos la humanidad. De lo contrario, no hay ninguna versión de Dios que pueda ayudarnos.
Comentar  Me gusta         00
Patry10ferPatry10fer08 abril 2018
«Todos son inocentes, incluso los culpables. Todos somos culpables de algo y todos seguimos atesorando algún recuerdo de nuestra inocencia infantil, por muchas capas de vida que lo envuelvan. La humanidad es inocente, la humanidad es culpable, y ambos estados son indiscutiblemente ciertos.»
Comentar  Me gusta         00
TinuwelTinuwel20 diciembre 2017
(…) Todos somos culpables de algo y todos seguimos atesorando algún recuerdo de nuestra inocencia infantil, por muchas capas de vida que lo envuelvan. La humanidad es inocente; la humanidad es culpable, y ambos estados son indiscutiblemente ciertos.
Comentar  Me gusta         00
Patry10ferPatry10fer08 abril 2018
«Nadie más que yo te dedicará una palabra amable por lo que has hecho hoy. Sin embargo, recuerda que el infierno no es lo único que está lleno de buenas intenciones. Hay muchos sitios más»
Comentar  Me gusta         00
Video de Neal Shusterman (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Neal Shusterman
Bookteaser "Siega"
otros libros clasificados: muerteVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Monstruos en la literatura

Calamar Gigante

H.G. Wells
C.S.Lewis
Julio Verne
Mary Shelley

10 preguntas
96 lectores participarón
Thèmes : monstruos , ficción , fantasíaCrear un test sobre este libro
{* *}