InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 607141122X
Editorial: E.M.U. (EDITMUSA) (01/01/2014)

Calificación promedio : 4.31/5 (sobre 190 calificaciones)
Resumen:
Edición especial para escuelas de la emblemática novela de Orwell 1984. Incluye material didáctico a cargo de Maribel Cruzado Soria. «No creo que la sociedad que he descrito en 1984 necesariamente llegue a ser una realidad, pero sí creo que puede llegar a existir algo parecido», escribía Orwell después de publicar su novela. Corría el año 1948, y la realidad se ha encargado de convertir esa pieza -entonces de ciencia ficción- en un manifiesto de la realidad. En e... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (55) Ver más Añadir una crítica
Caro_Ceci
 18 julio 2019
1984, no solo es una de las más grandes obras distopicas que se han escrito ; también es el pasado y el presente del mundo en que vivimos.
Todo el tiempo parece como si Orwell hubiese visto en una visión, lo que iba a suceder muchos años después.
Junto con Winston Smith nos adentramos a un país donde hay un totalitarismo extremo; el gobierno controla las mentes de los ciudadanos, desde que nacen.Todos viven sin recordar el pasado, ya que ellos hacen reescribir la historia día tras día ;viven en un mundo de mentiras, en donde el hermano mayor es una especie de salvador para ellos, cuando en realidad es su carcelero ,al igual que sus tele-pantallas.
Winston ,vive entre el pasado y el presente, y se cuestiona todo el tiempo el infierno que lo controla cada día.Hasta que empiezan a acontecer una serie de sucesos que lo harán rebelarse contra el sistema que lo tiene oprimido y controla su mente.
La aparición de Julia será fundamental para reencontrarse con los sentimientos que creía muertos y también, para recordar el pasado, a su madre.
1984 es una obra futurista que habla de todos los gobiernos totalitarios, del neoliberalismo, del socialismo, del capitalismo, etc. Orwell no rescata a ninguno y deja claro que la gente de clase baja (la prole) será la que cambie el mundo.
Este libro es fundamental para entender que la libertad es lo más bello de este mundo y hay que luchar por ella. Y me asombra ver como Orwell predijo lo del Gran Hermano ,la tecnología desenfrenada y la reescritura del pasado.

"En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario."
En 1944, tres años antes de plasmar 1984 y cinco años antes de su publicación, George Orwell escribió una carta detallando la tesis de su gran novela. La carta advierte sobre el surgimiento de políticas de estado totalitarias, que “dirán que dos y dos son cinco”.
A continuación, transcripción íntegra de la misiva de Orwell a Noel Willmett:
Para Noel Willmett
18 de mayo de 1944
10a Mortimer Crescent NW 6
Estimado Sr. Willmett:
Muchas gracias por su carta. Usted pregunta si el totalitarismo, el culto al líder, etc., están realmente en auge en tanto aparentemente esto mismo no sucede en este país y en Estados Unidos.
Debo decir que creo, o temo, que tomando al mundo como un todo, estas cosas van en incremento. Hitler, sin duda, pronto desaparecerá, pero solo a expensas de fortalecer a Stalin, los multimillonarios anglo-americanos y toda suerte de pequeños führers del tipo de de Gaulle. Todos los movimientos nacionales, en todos lados, incluso aquellos nacidos como resistencia a la dominación alemana, parecen adoptar formas no democráticas para agruparse a sí mismos en torno a un führer sobrehumano (Hitler, Stalin, Salazar, Franco, Gandhi, de Valera, son todos ejemplos varios) y siguen la teoría de que el fin justifica los medios. En todas partes del mundo los movimientos parecen ir en la dirección de las economías centralizadas que pueden “funcionar” en un sentido económico pero no están organizadas democráticamente, mismas que tienden a establecer un sistema de castas. Con esto vienen los horrores del nacionalismo emocional y una tendencia a descreer de la existencia de la verdad objetiva, dado que todos los hechos tienen que encajar con las palabras y las profecías de algún führer infalible. En cierto sentido la historia ya dejó de existir: por ejemplo, ya no hay tal cosa como una historia de nuestro tiempo que pueda ser universalmente aceptada, y las ciencias exactas se encuentran amenazadas en tanto la necesidad militar deja de mantener a la gente a raya. Hitler puede decir que los judíos comenzaron la guerra y, si sobrevive, eso se convertirá en la historia oficial. No puede decir que dos y dos son cinco porque, en la práctica, digamos, en balística, dos y dos tienen que ser cuatro. Pero si sobreviene el tipo de mundo que temo, un mundo donde dos o tres súper-estados sean incapaces de conquistarse el uno al otro, dos y dos podrían ser cinco si el führer así lo desea. Esa, tanto como entiendo, es la dirección en la cual nos estamos moviendo actualmente, aunque, claro, el proceso es reversible.
En cuanto a la inmunidad comparativa de Gran Bretaña y los Estados Unidos, pese a lo que los pacifistas, etc., quizá digan, aún no nos hemos vuelto totalitarios, y esto es un síntoma sumamente esperanzador. Creo muy profundamente, como expliqué en mi libro El león y el unicornio, en el pueblo inglés y su capacidad pata centralizar su economía sin destruir la libertad en el proceso. Pero debemos recordar que Gran Bretaña y Estados Unidos no lo han intentado realmente, no han conocido la derrota o el sufrimiento severo, y hay algunos malos síntomas al momento de hacer el balance de los buenos. Para empezar, hay una indiferencia general al declive de la democracia. ¿Se ha dado cuenta, por ejemplo, que nadie en Inglaterra de menos de 26 años ha votado y que según se puede entender la gran masa de población de esa edad no les importa esto? En segundo lugar está el hecho de que los intelectuales son más totalitarios al juzgar a la gente común. En términos generales la intelligentsia inglesa se ha opuesto a Hitler, pero solo a cambio de aceptar a Stalin. Muchos de ellos están perfectamente listos para los métodos dictatoriales, la policía secreta, la falsificación sistemática de la historia, etc., en tanto sientan que todo eso está de “nuestro” lado. de hecho, la afirmación de que en Inglaterra no tenemos un movimiento fascista significa que los jóvenes, en este momento, buscan su führer donde sea. No podemos estar seguros de que eso no cambiará, tampoco de que el común de la población no piense de aquí a diez años como ahora piensan los intelectuales. Espero que no, incluso confío en que no, pero si pasa, será a costa de una lucha. Si simplemente se proclama que todo eso es por el bien y no reconoce los síntomas siniestros, solo se ayuda a acercar el totalitarismo.
Usted también pregunta: si pienso que el mundo tiende hacia el fascismo, ¿por qué no apoyo la guerra? Es una elección entre demonios —me imagino que todas las guerras lo son. Sé lo suficiente sobre el imperialismo británico como para que no me agrade, pero lo apoyaría frente al nazismo o al imperialismo japonés como el menos malévolo. del mismo modo, apoyaría a la URSS frente a Alemania porque pienso que la URSS no puede escapar completamente de su pasado y conserva suficiente de las ideas originales de la Revolución para hacer de ello un fenómeno mucho más esperanzador que la Alemania nazi. Pienso y he pensado desde que la guerra comenzó, ahí por 1936, que nuestra causa es la mejor, pero tenemos que empeñarnos en hacerla la mejor, lo cual implica crítica constante.
Suyo sinceramente,
Geo. Orwell
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
celeste
 26 febrero 2018
Creo que para hablar de este libro es necesario explicar algunas cuestiones básicas de esta novela y de dónde sacó la inspiración George Orwell. En 1984, el mundo se encuentra dividido en tres grandes estados, Eurasia, Esteasia y Oceanía. Se dice que Orwell intentó plasmar en su novela su visión extrema de lo que podría haber sucedido luego de la Segunda Guerra Mundial, cuando los Nazis fueron derrotados y Estados Unidos, Rusia y el Reino Unido deciden dividir la Alemania Nazi y prácticamente el resto de Europa. En este caso, el Reino Unido, hogar de nuestro personaje principal, forma parte de Oceanía y se encuentra en una guerra constante e interminable con Esteasia y Eurasia, dependiendo de lo que el Partido disponga. Es muy fácil encontrar en 1984 las propias opiniones de Orwell sobre el socialismo, o por lo menos, lo que la Rusia soviética y la Alemania Nazi e incluso el socialismo inglés en realidad representaban, ya que esto se ve plasmado perfectamente en la novela en el totalitarismo y fascismo en el que Londres se ve sumergida. La falta de alimentos y la pésima calidad de éstos, el nivel precario de vida de los londinenses, la constante vigilancia, la propaganda política, la Policía del Pensamiento y muchas cosas más son ejemplos similares a lo ocurrido en el comunismo y nazismo. Ahora, vayamos a la historia en sí.
La novela comienza con nuestro personaje principal llamado Winston Smith, un hombre de mediana edad que trabaja para el Departamento de Archivos, donde básicamente se encarga de “rectificar” información de los periódicos según lo que ordene el Hermano Mayor. Y es que esta es una práctica de lo más común y esencial del llamado Partido, cambiar constantemente los datos de la realidad en la que viven y eliminar cualquier tipo de archivo anterior o rastro que pueda servir de prueba como para que alguien llegue a dudar en lo más mínimo de lo que predican. Y sin embargo, es el mismo Winston quien comienza a dudar cada vez más de la verdadera consigna del Partido, duda incluso de la existencia del Hermano Mayor y decide rebelarse de alguna forma posible ante semejante sistema opresor al que se ve subordinado. Pero la pregunta es de qué forma puede alguien rebelarse ante un totalitarismo tan fanático en el que uno es vigilado las 24 horas del día, no sólo por las demás personas sino también a través de las llamadas telepantallas, televisores que espían en cualquier momento del día los movimientos y el habla de todos aquellos que posean una. Es aquí cuando Winston decide comenzar a escribir en un diario que tiene en su departamento sus verdaderos pensamientos y sus deseos de que el Partido sea derrocado, y también sus ansias de encontrar la denominada “Hermandad”, la cual se cree que es una organización clandestina opositora cuyo fin es el derrocamiento del Partido. Su vida comienza a correr peligro desde el momento en que comienza a escribir en su diario, ya que lo que él está haciendo, actuar en contra del Partido incluso tan sólo sea mentalmente, es denominado “crimental” -crimen mental en nuevalengua- el cual es penado con la ejecución.
Lo que más me llamó la atención de 1984 -además de la trama- es cuán apropiado y relevante son muchos de los hechos descritos en ese libro con la realidad que personalmente vivimos hoy en día. Las menciones de cómo constantemente cambiaban los datos de la realidad, cómo dibujaban cifras totalmente inexistentes respecto a la pobreza, el crecimiento del país, la producción de bienes, es sumamente similar a lo que lamentablemente se vivió por mucho tiempo en mi país. Resulta casi imposible realizar una lectura de esta novela sin analizar el matiz político que tiñe esta historia -siendo éste el punto clave de la misma- y sin compararla con la actualidad de los partidos políticos, en especial los de Latinoamérica, en los cuales podemos encontrar muchísimas similitudes con el Socing -socialismo inglés- de 1984 de Orwell.
Creo que no me queda más nada para agregar. Orwell se ha convertido en uno de mis autores favoritos no sólo por su estilo sino por la creatividad de sus tramas, la forma en que logra relatar varios períodos oscuros de nuestra historia en sátiras que siguen siendo relevantes y lo seguirán siendo en el futuro sin duda alguna.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
marquez2393
 20 julio 2019
Tanto se ha dicho de esta novela que no quiero repetir nada. Su inicio me parece bastante flojo,de hecho la primera vez que la leí me aburrió un poco,pero más allá de la primera escena de los relojes me fue ganando.El doblepiensa es tan confuso.Las pantallas que tienen en las habitaciones me aterraron ¿serán nuestras pantallas planas de hoy día? La liga juvenil antisexo es curiosa. Una historia de amor en un mundo convulso. Me encantaría poder leer "el libro" hubiese sido genial que Orwell lo escribiera de verdad,te atrapa en demasía. Demuestra que la vida es lúgubre y cuando piensas que habrá un final feliz todo se irá al caño,literalmente. Cada que imaginaba los retratos del Gran Hermano no podía sacar de mi cabeza una imagen mental de Stalin.Una gran novela,que afortunadamente muchos están leyendo.
Comentar  Me gusta         00
LoDiceSherlock
 31 mayo 2019

Esta novela nos conduce a una sociedad distópica, en la cual todos los individuos están controlados por un régimen totalitario y opresor, que violenta todas las libertades del ser humano, dominando desde sus apetitos sexuales hasta su propio pensamiento.
No hay nada que el Gran Hermano no sepa de los hombres, individuos que viven bajo la manipulación mediática y que desconocen totalmente la historia que los llevó a tener dicho orden político.
Bajo este panorama Winston y Julia deciden rebelarse y vengarse de su enemigo, aun cuando saben que cada paso que dan puede ser vigilado y que probablemente la Policía del Pensamiento puede llegar a castigar con dureza su subversión.
En esta edición, este libro cuenta con 341 páginas, agrupadas en 3 partes, que a su vez se subdividen en capítulos. El narrador cuenta los acontecimientos en tercera persona, en tiempo pasado.
Los personajes están muy bien logrados. Realmente sufres y te emocionas con los acontecimientos que recaen sobre Winston, así como llegas a repudiar a todos los individuos sumisos y subyugados a los deseos del estado.
Esta es una obra magistral, en la que Orwell crea todo un mundo nuevo y aterrador, al cual da la impresión que nos estamos conduciendo vertiginosamente. Si bien, se podría creer que en nuestra cultura democrática es imposible vernos sometidos al arduo control que el autor narra, cabría preguntarse si ya no estamos siendo manipulados por los medios de comunicación, pensando y actuando conforme a lo que desean los grandes poderes mundiales.
El libro nos invita a abrir los ojos, a atrevernos a cultivar opiniones críticas en todos los ámbitos de nuestra existencia, antes de que sea demasiado tarde para hacerlo. Asimismo, nos llama la atención acerca de la importancia de cultivar relaciones sociales sólidas, partiendo desde nuestros hogares, puesto que es el individualismo y el egoísmo de hoy en día, uno de los principales factores que nos hace vulnerables ante planes políticos macabros.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
PlanetaSingular
 05 marzo 2018
Después de haberme recomendado este libro numerosas veces, me decidí a leerlo. Sin duda, de todos los clásicos de la ciencia ficción que he leído, este es el que más me ha gustado.
1984 es una de las obras distópicas más importantes del siglo XX. La novela está ambientada, como su propio nombre indica, en el año 1984. El libro transcurre en una sociedad futurista de Londres, que forma parte del Área 1, que se encuentra dentro del estado de Oceanía. Este mundo de Orwell está dividido en tres superpotencias: Oceanía (Reino Unido, Irlanda, América, Australia, Nueva Zelanda y el sur de África), Eurasia (Unión Soviética y el resto de Europa), y Asia Oriental (China, Japón y Corea).
La sociedad de Oceanía está dividida en tres grupos: los miembros externos del Partido Único (burocracia), el Círculo Interior del partido (consejo) y los proles (gente pobre). Además, también en el libro se describen cuatro ministerios: el Ministerio del Amor (encargado de castigar a aquellas personas que están en contra del partido), el Ministerio de la Paz (encargado de los asuntos de la guerra), el ministerio de la Abundancia (encargado de la economía) y el Ministerio de la Verdad (encargado de manipular documentos históricos).
El partido está dirigido por el Gran Hermano, quien vigila mediante telepantallas cada uno de los movimientos de toda la población dentro y fuera de casa (incluso en los cuartos de baño). También está la Policía del pensamiento que se encarga de arrestar a aquellos ciudadanos que tienen pensamientos en contra del Partido.
El personaje principal de la novela es Winston Smith, un trabajador del ministerio de la verdad, que poco a poco se va haciendo consciente de los engaños del Partido. Winston tendrá que hacer frente a sus pensamientos para no caer en las redes de la Policía del pensamiento. A su vez, conocerá a una joven, Julia, con quien comparte las opiniones sobre el Partido. Juntos, se afiliaran a la Hermandad, un grupo de resistencia dirigido por Emmanuel Goldstein.
El argumento es correcto, y sí que es verdad que se vuelve algo lento hacia la mitad del libro, pero en seguida retoma el ritmo. Aunque en un principio puede dar la sensación de que el mundo que describe Orwell está muy lejos de la realidad, a medida que nos vamos adentrando en la lectura nos damos cuenta de que no es cierto. Se pueden encontrar muchísimas similitudes con la actualidad, y en cierto modo, es algo que asusta. El autor es capaz de dejarte con un debate interno entre lo que es correcto y lo que no, y con a incertidumbre de si todo ello podrá suceder algún día.
Los protagonistas y el mundo que se describe están increíblemente bien desarrollados. Todo tiene un sentido y un significado. La capacidad del autor para elaborar toda una intrincada red de estados, sociedades, ministerios e incluso una nueva lengua (neolengua), es simplemente sorprendente. En libros donde el autor crea escenarios propios, para mí es muy importante que todo quede bien explicado y tenga una razón de ser, ya que al no tratarse de espacios reales esto queda en la imaginación de cada uno. Personalmente, me resulta más sencillo ubicarme en el espacio de estos libros cuando todo está bien detallado. En este sentido, 1984 es de diez.
En cuanto al estilo del autor, no es un libro complicado de leer, pero sí hay que tener en cuenta que hay que leerlo con atención y detenimiento para poder entender todo el mundo creado por Orwell.
Como conclusión, se trata de un libro imprescindible con una historia absorbente y magistral que ha sido una de las grandes precursoras de la ciencia ficción. Absolutamente recomendable.
Enlace: https://miplanetasingular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (27) Ver más Añadir cita
MasquepalabrasblogMasquepalabrasblog25 diciembre 2018
Lo más característico de la vida moderna no era su crueldad ni su inseguridad, sino sencillamente su vaciedad, su absoluta falta de contenido.
Comentar  Me gusta         60
romimelianromimelian14 enero 2019
El poder se basa en infligir dolor y humillación. El poder consiste en hacer pedazos el espíritu humano y darle la forma que elijamos. ¿Empiezas a ver ahora el mundo que estamos creando? Es justo lo contrario de las bobas utopías hedonistas que imaginaron los antiguos reformistas. Un mundo de miedo, de traición y torturas, en el que pisoteas y te pisotean, y que se volverá más despiadado a medida que vaya refinándose.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
maarivero_19maarivero_1930 noviembre 2018
Quien con­tro­la el pa­sa­do —decía la con­sig­na del Par­ti­do— con­tro­la el fu­tu­ro. Quien con­tro­la el pre­sen­te con­tro­la el pa­sa­do.
Comentar  Me gusta         40
QuiluQuilu06 junio 2018
Hasta que no tengan conciencia de su fuerza, no se rebelarán y hasta después de haberse rebelado, no serán conscientes. Éste es el problema
Comentar  Me gusta         40
LaPetitaLlibreriaLaPetitaLlibreria21 diciembre 2018
No habrá risa, excepto la risa triunfal cuando se derrota a un enemigo. No habrá arte, ni literatura, ni ciencia. Cuando seamos omnipotentes no necesitaremos más ciencia. No habrá ya distinción entre la belleza y la fealdad. Todos los placeres serán destruidos. Pero siempre, no lo olvides, Winston, siempre habrá el afán de poder, la sed de dominio, que aumentará constantemente y se hará cada vez más sutil. Siempre existirá la emoción de la victoria, la sensación de pisotear a un enemigo indefenso. Si quieres hacerte una idea de como será el futuro, figúrate una bota aplastando un rostro humano... incesantemente
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

George Orwell: Verdadero o Falso

Además de haber sido novelista, Orwell fue fotógrafo.

Verdadero
Falso

14 preguntas
20 lectores participarón
Thème : George OrwellCrear un test sobre este libro
{* *}