InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

MIGUEL;SOUTO TIZON TEMPRANO GARCIA (Traductor)
ISBN : 8499890954
Editorial: Debolsillo (20/03/2017)

Calificación promedio : 4.49/5 (sobre 75 calificaciones)
Resumen:
Una condena de la sociedad totalitaria, brillantemente pasmada en una ingeniosa fábula de carácter alegórico. Los animales de la granja de los Jones se sublevan contra sus dueños humanos y les vencen. Pero la rebelión fracasará al surgir entre ellos rivalidades y envidias, y al aliarse algunos con los amos que derrocaron, traicionando su propia identidad y los intereses de su clase. Aunque Rebelión en la granja fue concebida como una despiadada sátira del estalinism... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (35) Ver más Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 17 julio 2019
Imagino que quien más y quien menos conoce el planteamiento de esta novela. Major, el premiado y anciano verraco blanco de una granja inglesa, se dirige una noche a sus compañeros y camaradas animales de la granja: ha tenido un sueño, un sueño en el que vislumbra una vida en la que los animales se deshacen de los tiranos seres humanos y todo el producto de su esfuerzo y trabajo les hace ricos y libres. Los llama a la rebelión, a transmitir el mensaje de rebeldía, a la unidad perfecta entre animales y a la camaradería en la lucha. Todos los hombres son enemigos. Todos los animales son camaradas. Inventan su propio himno, todos los animales de la granja se excitan ante una idea como esta, pero el pobre Major muere tres noches más tarde y son sus compañeros y camaradas los que planifican durante meses la rebelión y crean una corriente de pensamiento llamada animalismo cuya base son los ideales de Major. Un buen día ponen al fin en marcha la tan ansiada Rebelión, esa que les otorgará libertad, autonomía y riquezas... ¿o no?
Supongo que es vox populi que Orwell escribió esta historia en plena Segunda Guerra Mundial, que el manuscrito sobrevivió maltrecho y a duras penas a una bomba que destruyó parcialmente la casa del autor (bueno, esto no tenéis que saberlo pero lo añado xD), y que fue finalmente publicado en agosto de 1945, meses después de que terminase la guerra. Orwell, demócrata y socialista, ideó esta fábula como una crítica contra cualquier régimen totalitarista, que en aquella época no solo señalaba de manera obvia al régimen nazi de Hitler, sino, sobre todo (y este era realmente el objetivo del autor), al régimen comunista de la Unión Soviética... e Inglaterra era aliada de la URSS durante la guerra, con lo cual podéis imaginaros no solo el impacto que tuvo la obra, sino los problemas que surgieron para publicarla durante la propia contienda. Inglaterra no quería (no podía permitirse) problemas con su aliado ruso, así que la publicación tuvo que esperar a que terminase la guerra.
La sátira está clara desde su comienzo. En esta granja los animales se proponen acabar con la tiranía humana, acaban expulsando al dueño de la granja y crean un sistema propio de gobierno basado en la igualdad que poco a poco va modificándose, alterándose y devaluándose hasta corromperse y tornarse en otra tiranía en la que los cabecillas animales acaban siendo iguales que los humanos que expulsaron al principio de la rebelión. Yo creo que esto nos suena a todos y podriamos aplicarlo a muchos más periodos históricos de los que nos gustaría recordar (y los que nos quedan).
Es fácil encontrar por internet a quien representa cada animal en esta fábula, así que tampoco quiero extenderme mucho sobre eso y os hago un breve resumen de los que yo considero más importantes: el señor Jones, el dueño de la granja, sería el zar Nicolás II de Rusia (representa por tanto el régimen zarista y la monarquía); el viejo cerdo Major sería Lenin (el ideólogo de la revolución que quiere acabar con el zarismo); el cerdo Napoleon, que conforme avanza la lectura va restringiendo las libertades del resto de animales y asimilando la tiranía y comodidades que supuestamente quería derrocar, sería Stalin (y principal objetivo de la crítica por parte de Orwell); Squealer, mano derecha de Napoleon y el que engaña al proletariado y a los analfabetos con sus arengas, sería el aparato de propaganda de la URSS; el caballo Boxer, que se deja la vida literalmente trabajando por la rebelión y el nuevo sistema sin ver mejorada su existencia en absoluto y pasando, de hecho, de matarse a trabajar por unos a matarse a trabajar por otros a cambio de nada, sería el propio proletariado; etc...
La privación y/o limitación de libertades, la avaricia, la corrupción, la violencia, la manipulación, la explotación, la desinformación, el abuso de la fuerza... lo que empieza como un régimen igualitario y libre acaba pervirtiéndose en un régimen exactamente igual al que se quería derrocar. Orwell denuncia lo que puede ocurrir cuando las personas equivocadas alcanzan el poder y se ven apoyados, sustentados y envalentonados por un pueblo que, ya sea por ceguera e ignorancia o por afinidad y mal entendido partidismo, consiente ese abuso creyendo que viven una vida mejor, más libre y justa solo porque su líder así lo dice.

Orwell no solamente critica de manera particularizada el régimen dictatorial stalinista (y de manera generalizada cualquier régimen dictatorial), sino que por medio de la fábula razona de manera demoledora sobre la frágil y corrupta condición humana, y por eso yo creo que esta historia se expande bastante más allá de totalitarismos y puede aplicarse a muchos gobernantes que actúan desde sistemas políticos democráticos: cualquier abuso de poder por parte de aquellos que ocupan puestos de gobierno está representado en esta historia; cualquier manipulación de los medios de información y comunicación está representado en esta historia; cualquier ceguera de los ciudadanos de a pie ante estos abusos de poder, ante esa manipulación, en la que la filiación política no deja valorar en su justa medida y de manera personalizada la validez de la persona que supuestamente la personifica, está representada en esta historia.
Era un clásico que tenía muy pendiente y que he disfrutado en la misma proporción que me ha asustado. Han pasado casi 75 años desde su publicación y no ha cambiado nada. Absolutamente nada. de la edición de Libros del Zorro Rojo solo puedo decir maravillas. Las ilustraciones del inglés Ralph Steadman son simplemente perfectas para la historia. Steadman está especializado en ilustraciones satíricas de índole político y social, así que todo eso se traslada a las imágenes. El libro me ha encantado, pero la edición ha sido parte muy importiante de la lectura. Es una de esas joyitas que enriquecen la estantería.
Termino. El animalismo inicial de la historia comienza con siete mandamientos igualitarios que deben seguir todos los miembros de la granja. No os pongo todos los cambios que van sufriendo estos mandamientos conforme la tiranía de Napoleon va alterándolos a su conveniencia porque quedaría muy largo. Simplemente os pongo los siete mandamientos iniciales y en qué queda todo eso al final, cuando se culmina el proceso de asimilación del totalitarismo. Creo que hablan por sí solos:
1. Todo lo que camina sobre dos patas es un enemigo.
2. Todo lo que camina sobre cuatro patas o tiene alas es un amigo.
3. Ningún animal llevará ropa.
4. Ningún animal dormirá en una cama.
5. Ningún animal beberá alcohol.
6. Ningún animal matará a otro animal.
7. Todos los animales son iguales.

TODOS LOS ANIMALES SON IGUALES, PERO ALGUNOS ANIMALES SON MÁS IGUALES QUE OTROS.

Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Leticia
 21 noviembre 2017
Hablar de una obra como Rebelión en la granja es una cuestión difícil porque ha sido objeto de controversia y discusión a lo largo de todo el siglo veinte.
El señor Jones dirige su granja en la ignorancia de que sus animales están a punto de rebelarse. Una coalición de cerdos encabezada por el Viejo Mayor, que alienta e ilumina con sus ideas al resto de animales, siembra la semilla del odio hacia el granjero. El día que el Viejo Mayor muere, Snowball y Napoleón, los cerdos más inteligentes, llevan a cabo la revolución basándose en las conceptos que han aprendido. Expulsan al señor Jones y crean las normas sobre los que se fundará su república escribiéndolos en la pared del establo. al principio todo marcha bien, pero pronto los cerdos, que se encargan del gobierno de la renombrada granja Animal, empezarán a modificar algunas cosas.
Bajo este argumento se esconde una ácida crítica hacia el régimen soviético. Sin embargo, Rebelión en la Granja no es un simple ataque al stalinismo. Como toda fábula, su mensaje es universal y trasciende toda referencia histórica y política. Nos habla de la opresión y de la búsqueda de libertad, así como de la naturaleza corruptora del poder. Se trata de una novela breve y sencilla, escrita con un cierto sentido del humor. La moraleja que enseña es clara y fácilmente reconocible por cualquier lector.
Orwell muestra el idealismo de la utopía comunista que choca rápidamente con la dura realidad del abuso del poder. Nos permite ver que la igualdad es un concepto maravilloso, pero prácticamente inalcanzable, siempre habrá alguien que trate de estar por encima de los demás.
Rebelión en la Granja fue una obra que tuvo muchos problemas para ser publicada. Sin embargo, Orwell luchó por su publicación durante años. En resumen, estamos ante una novela de gran calidad literaria, filosófica y política, narrada en forma de sátira con una prosa sencilla en la que ningún lector se quedará indiferente. George Orwell, une realidad , imaginación y la ironía de la vida, así lo que es el principio de rebelión, la lucha por una igualdad y una libertad siempre pasa y pasará a ser un sueño.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Lynsbooks97
 13 noviembre 2018
Este libro es una analogía satírica a lo que fue la Revolución Socialista rusa de la mano de Stalin. Además de ser rechazado por varias editoriales debido al contenido del mismo.
La novela, sin necesidad de conocer mucho de la historia rusa, nos muestra un análisis claro de cómo la corrupción puede surgir tras el deseo de poder, los que nos permite hacernos una idea de lo que esta narración pretende enseñarnos.
Al principio, los ideales parecen haberse alcanzado, los animales tienen un himno propio, poseen sus propios mandatos, crean su propio sistema de trabajo, manejan sus finanzas y sin la ayuda del ser humano, en fin, todo es color de rosa.
Los principales líderes son dos cerdos Napoleón y Bola de nieve, pues son considerados por el resto como los animales más inteligentes porque aprendieron a leer y escribir.
Pero el conflicto comienza cuando empiezan a aparecer cada vez más y más problemas entre ambos líderes, debido a que ambos quieren tener el control de la granja y eso hace que las cosas no funciones como todos esperan.
Al pasar las páginas comenzamos a darnos cuenta de cómo las ansias de poder de unos terminan con los ideales de libertad del resto.
Los animales van pasando de una tiranía a otra, sin saberlo, ya que ellos trabajan felices porque están convencidos de que están mejor así que con Jones, el granjero.
A pesar de notar pequeñas actitudes que van en contra de los mandamientos de la revolución, siempre aparece Chillón, para tranquilizarlos y persuadirlos y al final los animales siempre terminan confiando en lo que les dicen.
Aquí los cerdos representan la elite, uno llega a odiarlos pero también a tener cierto nivel de intolerancia contra los animales que en su ignorancia no son capaces de ver la forma en que siguen siendo explotados. Como ocurre con algunos humanos en otras partes del mundo.
Orwell logra entregarnos un mensaje político en una aparente fabula infantil. Una vez más encontrándonos, con las revoluciones que terminan siendo más tiranas que el propio régimen contra el cual se peleaba convirtiéndose nuevamente, la libertad en utopía.
Sinceramente es un libro predecible, pero eso no evita que sea interesante, entretenido y revelador leerlo.Al ser un libro tan corto no lleva mucho tiempo acabarlo, porque en cada uno de sus capítulos siempre encontraras una parte que te alentará a seguir hasta que sin que te des cuenta lo hayas terminado.
Es esclarecedor y fácil de leer, sin excusas. Un clásico, que sin lugar a dudas se ha ganado su nombre merecidamente.
En fin, Rebelión en la granja es una crítica a un régimen totalitario de una forma única y metafórica.
La historia de estos animales está llenos de simbolismo que hasta hoy en día pueden reconocerse, y remitirnos a la historia universal.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
lector_salteado
 01 marzo 2018
En lugar de novela debió ser un ensayo. Orwell se propuso criticar las aberraciones del Stalinismo mediante una fábula moderna, algo trotskista. El resultado es más satírico que crítico. Se inspira en Swift, pero se aleja mucho de Swift. Los animales de una granja -los rusos- se rebelan contra el granjero -el zar-. Los cerdos -los intelectuales de la rebelión- toman el poder. La rebelión surge del sueño de un animal sabio, anciano, una especie de profeta -Marx-. Los que realmente trabajan por la rebelión son los caballos, las gallinas, una gata, un burro, bajo la coacción de perros -funcionarios del partido- comandados por los cerdos al mando. Y así sucesivamente. La escritura de Orwell es talentosa. Sin embargo, la lectura de este libro es aburrida. Cada descripción invita al lector a buscar en la Rusia stalinista el correlato granjero del personaje o situación en cuestión. de esta manera, la novela funciona como un sistema ilustrativo de ideas previas. Orwell quería advertir a los británicos que la alianza con los rusos -bien vista en aquel momento por haber derrotado en conjunto a Hitler- era peligrosa. ¿Por qué no lo advirtió en un ensayo? Si buscaba que su mensaje -bajo la forma de novela- llegase a mayor cantidad de gente -que la que lee ensayos-, entonces este libro es condescendiente. Personalmente, ensayé una lectura rebelde de esta rebelión en la granja. En lugar de buscar analogías satíricas -como lo promueve Orwell-, busqué leer los mecanismos de opresión que se derivan de esta rebelión. Creo que puede ser más interesante explorar los corolarios que los axiomas y teoremas fundamentales que propone Orwell en esta fábula-sistema. En tal sentido, se trata de un libro totalitario que intenta encerrar al lector en un corral de granja para obtener interpretaciones uniformes. Una lectura orwelliana derivaría en que el autor Orwell se atribuye a sí mismo el rol de cerdo jerarca y le atribuye al lector el rol de gallina. También creo que algunos mecanismos descriptos por Orwell son propios de cualquier totalitarismo, como la figura del dictador, la persecución del disidente, el manejo secreto de la información, las obsecuencias y la construcción de mitos con fines de propaganda. Creo que el desplazamiento de la lectura hacia estos derivados u otros similares es capaz de salvar la lectura. Quizás Animal Farm sea un buen libro sólo si se lo lee mal.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         11
soleblanco77
 08 marzo 2018
Rebelión en la granja (Animal Farm) es una novela corta escrita por George Orwell. Publicada por primera vez en 1945, Animal Farm puede considerarse una fábula distópica, ya que está protagonizada por animales, y una sátira, porque se trata de una alegoría de la Revolución Rusa que critica al Stalinismo. Leí dos versiones de forma paralela: por un lado, la versión original en inglés y, por el otro, una versión en español, cuya traducción estuvo a cargo de Marcial Souto.

Un grupo de animales que viven en una granja en Inglaterra, un día llevan a cabo una revolución en la que consiguen expulsar al dueño de la granja y crear sus propias reglas (los Siete Mandamientos) que escriben en una pared.
Todo lo que camina sobre dos pies es un enemigo.
Todo lo que camina sobre cuatro patas, o tenga alas, es amigo.
Ningún animal usará ropa.
Ningún animal dormirá en una cama
Ningún animal beberá alcohol.
Ningún animal matará a otro animal.
Todos los animales son iguales
Al principio, la granja es más próspera incluso que cuando estaba a cargo del señor Jones. Pero, con el paso del tiempo los cerdos, que se habían erigido como líderes, empiezan a abusar de su poder y manipulan los mandamientos en su favor. A lo largo de la novela, se efectúan ciertos cambios en los Siete Mandamientos, que "justifican" las medidas que toma Napoleón, el cerdo líder.
Antes de leer la novela, ya sabía que se trataba de una sátira de la Revolución Rusa así que a medida que leía, mientras recordaba lo que había estudiado en la secundaria y en la facultad sobre el tema, me entretuve descubriendo a quién representaba cada personaje. Era muy evidente que Napoleon era Stalin y Snowball, Trotski. El cerdo que aparece al comienzo de la novela y al que llaman Old Major me pareció que era Lenin pero hay quienes dicen que también representa a Karl Marx.
En lo que respecta al narrador, la novela está escrita en tercera persona y desde el punto de vista de los animales. El tono del libro es objetivo y entre los temas principales podemos citar la corrupción de los ideales socialistas, la tendencia de la sociedad hacia la estratificación de clases, los peligros de una clase trabajadora ingenua y el abuso del lenguaje como instrumento del abuso de poder.

La traducción al español la hizo Marcial Souto, a quien conocía como escritor pero no sabía que era traductor. Todavía conservo el recorte de un cuento escrito por él que salió publicado en un suplemento infantil que el diario La Capital editaba allá por el 1991. Se trataba de El caminante, un cuento que pertenece a su libro Trampas para pesadillas. Desde que empecé a estudiar traductorado no puedo evitar analizar los libros traducidos que leo, cosa que no hacía antes, cuando era "una persona normal". En la traducción de los nombres propios noté que se tuvieron en cuenta diferentes criterios. Por ejemplo los apellidos de los granjeros (Jones, Pilkington y Frederick) y el nombre del pueblo (Willingdon) se mantuvieron en inglés. Con respecto a los nombres de los animales algunos quedaron igual (la cabra Muriel), otros se tradujeron al español de forma literal (Snowball es Bola de Nieve y el caballo Boxer es Boxeador) pero otros cambiaron completamente (la yegua Mollie se transformó en Marieta). En esta traducción se tradujeron los nombres de las granjas (Manor Farm es la Granja Solariega, Pinchfield es Campocorto y Foxwood, Monterraposo) pero en otras traducciones que andan dando vuelta por internet, los nombres de las granjas permanecieron en inglés. Creo que en los casos que el traductor decidió traducir los nombres propios lo hizo porque se trataba de caracterónimos (nombres propios simbólicos que resaltan alguna característica del personaje).
Rebelión en la granja es una novela que se lee rápido ya que es bastante corta (tiene solo diez capítulos). Se la recomiendo a los que les gustan las distopías y también a los que prefieren leer cosas relacionadas con la historia. Me parece que si uno tiene conocimientos históricos previos sobre la Revolución Rusa va a entender mejor lo que el autor quiso expresar pero de todas formas, creo que alguien que no sepa nada al respecto igual la puede leer y captar el mensaje de Orwell contra todo tipo de totalitarismo, incluso los chicos a partir de los doce o trece años.

Enlace: http://soldeechesortu.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (12) Ver más Añadir cita
Sara_feericaSara_feerica28 diciembre 2017
El hombre es la única criatura que consume y no produce. No da leche, no pone huevos, no tiene fuerzas para tirar el arado, no puede correr lo suficientemente rápido para cazar conejos; y sin embargo es amo y señor de todos los animales
Comentar  Me gusta         20
Sara_feericaSara_feerica28 diciembre 2017
Los animales, asombrados, pasaron su mirada del cerdo al hombre, y del hombre al cerdo; y nuevamente del cerdo al hombre; pero ya era imposible distinguir quién era uno y quién era otro.
Comentar  Me gusta         20
MasquepalabrasblogMasquepalabrasblog26 diciembre 2018
Las criaturas del exterior miraban del cerdo al hombre ydel hombre al cerdo de nuevo; pero ya era imposible decir cuál era cuál.
Comentar  Me gusta         30
DiemDiem22 junio 2019
La guerra es la guerra. El único ser humano bueno es el que ha muerto.
Comentar  Me gusta         40
joes093joes09309 julio 2018
Conozco todas las declaraciones que se esgrimen contra la libertad de expresión y de pensamiento, declaraciones que señalan que no "debe" o que no "puede" existir. Yo, simplemente, respondo a todos ellos explicándoles que no me persuaden y que nuestra civilización está basada en la coexistencia de criterios opuestos desde hace más de 400 años.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: fábulasVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

George Orwell: Verdadero o Falso

Además de haber sido novelista, Orwell fue fotógrafo.

Verdadero
Falso

14 preguntas
21 lectores participarón
Thème : George OrwellCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..