InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8416858896
Editorial: Nocturna Ediciones (15/04/2019)

Calificación promedio : 4.2/5 (sobre 5 calificaciones)
Resumen:
¿Hasta dónde llegarías para conseguir la última gota de agua? Alyssa vive con su familia al sur de California, en un barrio residencial muy apacible... Hasta que, un día, del fregadero deja de salir agua. Tras padecer varios años de sequía, eso tampoco es extraño; allí todo el mundo está acostumbrado a las advertencias: no riegues el césped, no llenes la piscina, no te des duchas largas. Pero esta vez ya no queda agua que ahorrar. En muy poco tiempo, el supermercado... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
MariaT
 14 mayo 2019
Si hay un escritor que ha logrado sorprenderme con sus ideas estos últimos años es Neal Shusterman. Cuando descubrí que publicaba una novela independiente que había escrito junto a su hijo Jarrod Shusterman, quién además de autor es guionista para cine y televisión, sabía que la tenía que leer. Sed nos cuenta la historia de un apocalipsis urbano ocasionado por la falta de agua. La novela no es solo adictiva, sino que también es totalmente plausible. Un futuro próximo tan real y posible que resulta aterrador.
“… «crisis de suministro». Así es como los medios han estado llamando a la sequía desde que la gente se cansó de oír la palabra sequía. Más o menos igual que cuando el calentamiento global se convirtió en cambio climático o la guerra, en conflicto”.
Nos encontramos al sur de California para descubrir junto a Alyssa, una joven de dieciséis años, cómo ella y su familia deben enfrentarse al corte total del suministro de agua. Porque, aunque todos sabían que había que tomar medidas para contrarrestar la sequía que estaban sufriendo, acciones como no llenar las piscinas, evitar darse duchas largas o incluso regar las plantas, lo que nadie podía prever era que un día todos abrirían el grifo para encontrar que ya no había ni una gota de agua. Que la restricción sería total. Que desconocerían cuándo se restablecería el agua corriente si es que llegaba a hacerlo en algún momento.
Así que seremos testigos en primera persona de cómo viven los primeros momentos: la manera en el desconcierto los lleva primero a la inacción. Solo cuando la protagonista va a comprar agua junto a su hermano menor y su tío, unas horas después del anuncio oficial de la restricción, y descubren que ya no queda, es que se dan cuenta del alcance de la crisis y sus posibles consecuencias. No hay agua suficiente para los veintitrés millones de habitantes de la ciudad, y la ayuda que todos esperan que llegue de la mano del gobierno puede ser insuficiente o incluso no llegar.
“«Todo el mundo va a recordar dónde estaba cuando se secaron los grifos —pienso—. Como cuando asesinan a un presidente»”.
Dividido en seis partes, que a su vez se dividen en días, iremos descubriendo cómo la situación va escalando y volviéndose cada vez más peligrosa. La forma en la que la incredulidad y las esperanzas dan paso a algo mucho más primitivo: ganas de sobrevivir a cualquier coste y sin importar cómo. Veremos cómo las personas se transforman en zombis del agua, capaces de olvidar toda su humanidad con el único objetivo de conseguir algunas gotas del preciado líquido que les permitan vivir solo un poco más. Es un descenso a los infiernos que empieza lento y va tomando velocidad de manera terrorífica.
Alyssa no estará sola. Además de su hermano de diez años Garret, contará con la inestimable ayuda de su extraño vecino Kelton. Un joven de su edad al que conoce desde que eran niños y que ha crecido en una familia muy poco convencional. Mientras a casi todas las personas de su calle la escasez del agua los ha pillado desprevenidos, la familia de Kelton lleva toda su vida preparándose para el fin del mundo. Todo lo que los demás consideraban simple paranoia resulta que hace a los McCracken los únicos con agua, comida suficiente e incluso luz cuando el servicio eléctrico falla para todos los demás.
“A veces son los monstruos los que sobreviven. Y, ahora, yo soy el monstruo”.
Pero además de Kelton, en esa lucha por la supervivencia nos iremos encontrando con personajes tan enigmáticos como Jacki o Henry que también se volverán narradores y protagonistas. Así mismo, entre los diversos capítulos contamos con «Instantáneas», capítulos cortos que nos permiten ver qué está ocurriendo en diferentes partes de la ciudad, pequeñas mini historias que nos ayudan a tener una visión más global de la crisis y sus consecuencias. Ese cambio constante de perspectivas entre los narradores hace la lectura aún más adictiva. Aquí me gustaría alabar el trabajo de traducción de Pilar Ramírez Tello, quien como siempre realiza una labor estupenda y olvidamos que el libro originalmente no está escrito en español.
Escasez de agua, lucha por la supervivencia, la desintegración de la sociedad… Sed, de Jarrod Shusterman y Neal Shusterman, es una novela excelente que nos muestra lo rápido que puede cambiar todo lo que damos por sentado si algo tan básico y preciado como el agua se vuelve escaso o desaparece. El calentamiento global es un problema real y tenemos que cambiar las cosas antes de que sea aún más tarde. El libro está en proceso de adaptación al cine y yo tengo muchas ganas de ver el resultado. Dadle una oportunidad para que los Shusterman los sorprendan, una vez que empiecen a leer no querrán parar.
Enlace: http://inthenevernever.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Vane25laika
 17 octubre 2019

Puntuación: 3'5/5
La historia en sí, me ha gustado, es una forma muy buena de concienciar a la gente para valorar la naturaleza (el agua, los bosques, la lluvia, etc), para que intentemos no destrozarlo todo a nuestro alrededor, aunque ya esté muy herido, podríamos poco a poco "solucionarlo" (no solucionarlo del todo porque el daño es muy grande, pero si mejorarlo).
Los personajes... bueno, no sé porqué no he conectado con ninguno, quizás los que más me gustaban eran Garrett y Jacqui, de Jacqui su personalidad, y Garrett al ser el más pequeño, me daba ternurita.
Alyssa no me llegaba a entrar por el ojo.
Henry fue el odiado.
Kelton no me gustaba al principio nada, y aunque no he conectado como me hubiera gustado con él, es de los personajes que más ha evolucionado.
Me ha encantado que metieran capítulos o partes extras de otras personas, para ver como viven, qué sienten y les pasan a ellos, fuera de la vista e historia de los personajes.
El final no me lo esperaba, realmente pensé que sería diferente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Valen
 02 septiembre 2019

Alyssa vive con su familia al sur de California, en un barrio residencial muy apacible... Hasta que, un día, del grifo deja de salir agua. Tras padecer varios años de sequía, eso tampoco es extraño; allí todo el mundo está acostumbrado a ahorrar y no malgastar el agua en lujos innecesarios.
Pero esta vez ya no queda agua que ahorrar.
En muy poco tiempo, el supermercado se ha llenado de familias desesperadas y dispuestas a todo con tal de conseguir un bidón de agua. Y cuando sus padres salen en busca de provisiones y no regresan, Alyssa, su hermano, el peculiar vecino y un par de "amigos" que se encuentran por el camino no tienen más remedio que empezar a tomar decisiones difíciles para sobrevivir. Cueste lo que cueste.
Me ha encantado. Es algo que podría pasar y da miedo, he sentido rabia, tristeza, desesperación, impotencia... Aunque curiosamente sed no mucha 😅 conciencia sobre toda la que malgastamos sí, cómo poco a poco estamos cargándonos muchas cosas, pero sobre todo se sumergen en el tema de qué estaríamos dispuestos a hacer por conseguir algo que es tan difícil y cómo la privación de algo que es tan necesario te vuelve una persona completamente diferente, teniendo que tomar decisiones complicadas en situaciones extremas, no solo por la sed, por todo lo que puedes llegar a hacer cuando necesitas calmarla, si no por como te afectan los comportamientos y acciones de los demás.
De narrativa fácil, contada en primera persona por los protagonistas, y con algún apunte de voz en off, me lo he devorado en un día, te atrapa y no puedes soltarlo, con miedo a la par que intriga. Hay giros inesperados que me han gustado, otros no tanto (por pena) y el final me ha dejado muy satisfecha.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
DitaHunter
 28 mayo 2019
La primera vez que leí a Neal Shusterman sentí un cierto amor odio, debido a que la idea que contaba me parecía exquisita, pero la forma de llevarla a cabo no terminó de convencerme y sin embargo, he estado siguiendo las pistas a muchos de sus libros y, por fin, he conseguido uno de ellos: Sed.
Debo admitir que, cuando vi el número de páginas y que era autoconclusivo tuve miedo de lo que iba a encontrarme, especialmente por si el final era demasiado apresurado o poco logrado, pero, para mí alegría, no fue nada de eso. Es cierto que quizás habría alargado el conflicto un poco más, pero aún así, la forma de cerrar la trama fue, sencillamente, espectacular.
Me parece que las narraciones en Coral se están poniendo de moda... O eso, o tengo un ojo increíble para encontrar libros con esta dinámica (también puede ser que me persigan). Nuestros protagonistas Alyssa, Garret, Kelton y otros dos personajes que se unirán sobre la marcha, se sumergirán en un mundo que creían conocer, pero que, tras la restricción de agua, comprenderán lo peligroso que se ha vuelto. Si bien no llegue a conectar con Alyssa hasta casi el final del libro, Kelton y Jacquie fueron otro cantar. Si bien es cierto que todos tienen una personalidad muy marcada, irá cambiando hasta desvelarnos a unas personas muy distintas de las que conocimos al principio.
Una de las cosas que más he valorado en la novela, es que nos muestra mucho de la psique humana ante adversidades extremas como es, en este caso, la escasez de agua. Algo así como entrar en un mundo post-apocaliptico y eso es algo que me encanta.
4,75/5
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Andreapg
 22 octubre 2019
Sed es un libro que me dejó con un buen sabor de boca, pero esperaba una historia más increíble y emocionante. Es un libro original que te mantiene en tensión desde el primer momento y el cual te muestra cómo se comporta el ser humano en momentos desesperados. Aun así, lo que más destacaría del libro no es eso, sino las numerosas reflexiones que se encuentran a lo largo de la historia, y es que en esta novela lo que se busca es concienciar al lector sobre la importancia del agua y que debemos ahorrarla lo máximo que podamos porque es el recurso más valioso del ser humano. No llegué a congeniar con los personajes por las decisiones que tomaban y por su forma de hacerle frente a la situación, y el final me pareció demasiado rápido, a la vez que no me lo esperaba de esa manera, pero aun así recomiendo este libro encarecidamente.
Enlace: https://duermeconlibrosymas...
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (4) Añadir cita
danamn95danamn9528 septiembre 2019
Me detengo y recuerdo lo que mi padre siempre me ha dicho sobre las ovejas. Su comportamiento. Que su primer instinto es seguir a los de su curso, aunque sólo sea un poquito, se provoca un pánico primordial incontenible que puede resultar mortal. Una vez hice una presentación sobre un tema actual en clase, en la que hablé sobre un rebaño de unas quinientas ovejas en algún lugar de Turquía que habían muerto al tirarse por un barranco, una a una, porque todas ellas seguían a la que tenían justo delante sin comprender la visión de conjunto. ¿Qué es peor? ¿Ver que todo el mundo se cae por un barranco o sacudir su realidad tan fuerte que acabes por destrozarlos?
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT14 mayo 2019
… «crisis de suministro». Así es como los medios han estado llamando a la sequía desde que la gente se cansó de oír la palabra sequía. Más o menos igual que cuando el calentamiento global se convirtió en cambio climático o la guerra, en conflicto.
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT14 mayo 2019
Todo el mundo va a recordar dónde estaba cuando se secaron los grifos —pienso—. Como cuando asesinan a un presidente.
Comentar  Me gusta         10
MariaTMariaT14 mayo 2019
A veces son los monstruos los que sobreviven. Y, ahora, yo soy el monstruo.
Comentar  Me gusta         00
Video de Neal Shusterman (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Neal Shusterman
Bookteaser "Siega"
otros libros clasificados: medio ambienteVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Dónde ocurre? literatura estadounidense

Matar a un ruiseñor, Harper Lee

Misisipi
Alabama
Luisiana

12 preguntas
10 lectores participarón
Thèmes : literatura norteamericanaCrear un test sobre este libro
{* *}