InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8420453951
Editorial: Alfaguara (01/10/2019)

Calificación promedio : 3.91/5 (sobre 11 calificaciones)
Resumen:
Lo mucho que te amé es la nueva novela de Eduardo Sacheri. Una historia que nos lleva a la década del 50 en Buenos Aires, en el seno de una familia de origen español.

Cuenta la historia de Ofelia, una de las cuatro hermanas Fernández Mollé, una muchacha formal, feliz, a punto de casarse. Pero una tarde su vida cambia abruptamente para convertirse en una maraña de sentimientos encontrados: delicia, inquietud, felicidad, incertidumbre, miedo y mucha cul... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (11) Ver más Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 07 junio 2020
La última novela de Eduardo Sacheri posee una característica común con el resto de novelas escritas por este argentino, se lee con la misma facilidad. La pasión por el cine es otra constante que aparece aquí, así como el amor por la literatura. Esto último se observa tanto en referencias intertextuales como en la cantidad de recursos utilizados con los que consigue un lirismo extraordinario en su prosa.
La novela está contada en primera persona por Ofelia, la tercera de cuatro hermanas de una familia burguesa de los años 50. Esta familia está compuesta por el padre, la madre, las cuatro hijas y una tía soltera, hermana del padre, que vive con ellos. Está claro que el punto de vista de la mujer será el que predomine, precisamente en un momento en el que la mujer de determinada posición social empezaba a cuestionar su papel en la familia, y en una sociedad que le negaba formarse como persona para tomar decisiones que, hasta ese momento, eran asumidas por los hombres.
Ofelia ha conseguido estudiar y trabajar fuera de la empresa de su padre; feliz al ejercer su derecho a elegir cómo ganarse la vida, no se imagina la zozobra que va a sentir durante muchos años al tener que enfrentarse a uno de los sentimientos más primarios y contradictorios para una mujer del siglo XX: el amor.
A pesar de estar ambientada en Argentina, durante las revueltas peronistas, no es difícil poder identificar a cualquier mujer con Ofelia en una época en la que, una vez comprometida, resultaba difícil romper ese compromiso sin estar en el punto de mira de los demás, sin ser objeto de habladurías y descalificaciones. Ofelia representa a la mujer luchadora, derrotada una y otra vez, por ella misma antes que por nadie, al asumir una serie de convencionalismos que modifican, de forma natural, la actuación y el pensamiento.
La voz de Ofelia nos acerca, a través de las mujeres de su casa, a la concepción que se tenía de la mujer —y aún hoy se mantiene en determinados ámbitos—. Alguien criada para ser feliz y hacer feliz a un único hombre, aunque su primer objetivo ha de ser la maternidad «–Madres– dice mamá, como si el sustantivo fuese explicación suficiente».
Nos acerca, con analepsis, a las dificultades que entrañaba ser mujer si quería salir de la norma «Papá ni siquiera lo había considerado (el que estudiara) posible o conveniente. No. Así pasó con las más grandes. Rosa terminó la escuela primaria. Mabel […] no quería ser maestra sino bióloga. al final pasó lo que pasó y esos detalles quedaron de lado».
Mediante estos flashback literarios con los que altera la cronología del relato, Ofelia puede conectar diversos momentos de su vida hasta que asistimos a un presente en el que todo cobra sentido. Asimismo, en la narración de la historia, la protagonista se permite a menudo hacer digresiones con las que alarga la extensión del relato, pero al mismo tiempo genera grandes expectativas en el lector, que quiere conocer hasta el último recoveco de su pensamiento. En las digresiones aparece la verdadera Ofelia, sus sentimientos y la perspectiva desde la que afronta lo que sucede «Hasta me siento más cerca de Delfina. Mucho más cerca».
Hay ocasiones en las que el inciso narrativo implica la expresión de una sucesión de sensaciones, que brotan directamente del subconsciente para que la protagonista reflexione en un monólogo interior, que la llevará directamente a la verdad, a lo que siente a pesar de todo, «Estoy sonriendo, y los ojos se me achinaron, y las lágrimas que sobrenadaban en mis ojos ahora se derramaron todas juntas».
En otras, el paréntesis narrativo desemboca en una prolepsis con la que adelantará lo que va a ocurrir en el futuro. La protagonista no engaña al lector, aunque se engañará a sí misma casualmente, «…la primera mentira que le dije a mi novio. La primera de unas cuantas».
Con todos estos giros, Sacheri encauza hacia el futuro el título. Lo mucho que te amé, de manera perfectamente ordenada, conduce a Ofelia a una sensación caótica, anacrónica, en la que teme y desea ciertos efectos y experiencias que no quisiera vivir nunca, aunque sea feliz siempre al imaginarlos.
Cuando Ofelia abandona la primera persona y adopta la tercera para referirse a ella misma, lo hace con la intención de eludir responsabilidades, es como si justificara una actitud que reprocharía en los demás mientras que para ella solicita benevolencia, «Y el amor de su vida se ha dedicado a hacerse la linda y la simpática con otro tipo».
Asimismo, hay momentos en los que intenta negar la culpa que la atormenta mediante un distanciamiento de sí misma a través de la segunda persona, aunque con la interrogación retórica exponga lo que realmente opina de la circunstancia «Veamos, Ofelia. Te cayó bien el novio de tu hermana […] ¿Está mal que hayas disfrutado de su compañía?».
La habilidad narrativa del autor se incrementa con diversos recursos literarios que convierten el lenguaje coloquial en algo sublime comparable a la lírica. Es lo que ocurre cuando la naturaleza se alía a las sensaciones de Ofelia hasta quedar totalmente integradas: «El sol debe estar bajando porque la tarde, de repente, se me ha vuelto menos agradable. Más fresca, supongo».
Con el polisíndeton remarca la condición amargada de la tía Rita, multiplica su malestar, propio del resentimiento, y lo extiende a todas aquellas mujeres destinadas a formar parte de hogares ajenos, a vivir con la culpa de no haber cumplido con las expectativas que la sociedad tenía para ella, el matrimonio y la maternidad, «manda encerar una vez, y otra vez, y otra vez, los escalones de roble».
También con la anáfora, Ofelia refuerza el caos que habita en su cerebro donde no es posible que convivan la realidad y el deseo. Los sentimientos se adueñan de sus actos en la mente, aunque no permite que se manifiesten, por eso la protagonista, incapaz de expresar lo que hace, concreta mediante metáforas las abstracciones vividas, «proferido no ya desde mi montaña de imbecilidad sino desde la cordillera de cinismo».
Las antítesis unidas al polisíndeton, al paralelismo, a la anadiplosis y los sinónimos refuerzan la complejidad del amor, las emociones encontradas que ocuparán para siempre su mente, la ansiedad constante frente a la felicidad inmediata, «Siento vértigo, siento miedo, siento vergüenza. Pero lo que siento sobre todo es alegría. Una alegría feroz, una alegría volcánica».
Y en este ir y venir Ofelia va madurando. Su voz se une a la de Mabel, su hermana desaparecida, para actuar como una sola en el enfrentamiento a las reglas impuestas a la mujer, una normativa cargada de odio y de hipocresía moral que toma voz en la tía Rita. Normativa intransigente a la que no le valen los razonamientos, por lo que solo se puede vencer con acciones.
En un primer momento el amor de Ofelia toma contacto con la realidad exterior para percibir la vergüenza. Después los sentimientos se replegarán hacia ella misma para advertir el dolor de la tensión entre lo que quiere y lo que debe ser «sin que palabras como traición, engaño o deslealtad me asalten». Finalmente, le basta unir su deseo a los recuerdos para tomar una determinación en la que se encuentra cómoda, realizada, «A mi alrededor gira el mundo».
La memoria juega un papel fundamental en su decisión final, el recuerdo de cómo ha vivido su tía Rita, de cómo lo han hecho sus hermanas le ha servido para tomar consciencia de qué es lo que quiere. El final de la novela es apoteósico, una metáfora de la liberación de la mujer en la que, en la mente de Ofelia, se unen las voces de sus tres hermanas, de la amiga Mechita y de la tía, curiosa alegoría del machismo tiránico que se mantiene, como un parásito, con la aceptación de todos.
Estas voces han ido ocupando su pensamiento hasta aplastarla como mujer, hasta que la domina una culpa que no la deja respirar. La mentira se ha instalado en ella para suplantar a la verdad, al igual que en Lo mucho que te amé el cine se introduce en la vida, la ficción en el sueño y la realidad en la literatura para conseguir que Ofelia viva angustiada en una dualidad que va encerrando otras, «como si fueran esas muñequitas rusas», hasta que no puede más; «no puedo evitar que en mi cabeza se formen, concluyentes, las palabras que me gritan que Gene Kelly, Debbie Reynols, Donald O'Connor y Jean Hagen se pueden ir bien, pero bien, a la mierda».
Genial, como siempre, Eduardo Sacheri, que también en este caso ha escrito una novela que, «En el fondo es eso. Una cuestión de libertad».

Enlace: https://elblogaurisecular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Edd62
 13 septiembre 2020
Esta novela , construida como una historia de amor, Es sin embargo una oda a la libertad, a la elección, al libre albedrío.
Estructurada sobre el eje temático de Ofelia y paralela a la situación política de la Argentina, me abre pues la puerta para elegir interpretar mucho más allá del amor entre Ofelia y Manuel, que obedece a una cadena de causalidades , necesarias para que se realice cualquier circunstancia que atañe al ser humano.
La interpretación que me deja ese pequeño resquicio de literatura cine y buena escritura es acerca del paralelismo con la situación política, la posición de cada actor ante la misma, la influencia que va teniendo en el desarrollo de la historia, la inseparable repercusión en cada etapa de la familia Fernandez Mollé y su interacción, que aporta un sabor diferente a la simple cuestión familiar.
Y que deja un resabio ligeramente amargo, al comprender que la historia y sus circunstancias tienden más a la repetición de patrones solo alterados por la naturaleza de la modernización que a la verdadera toma de decisiones en cuestiones fundamentales con la consecuente carga de temores, culpa ,vergüenza , remordimiento y una enorme cantidad de secretos que , al parecer están mejor así, entre los muertos o sepultados en vida, en aras de mantener una estabilidad al menos aparente en todos los aspectos de la existencia .
Inexcluible el ámbito político, donde las modificaciones nunca son de fondo y las consecuencias siempre afectan a quienes no son capaces de decidir con acierto, y a los que deben en cualquier entorno luchar por la supervivencia . Y por supuesto, causa de incordios y agravios, no siempre fáciles de perdonar
Ofelia, sin ser un personaje menor se agranda en función de las disquisiciones morales, éticas que la llevan a nunca estar conforme, pero tampoco adoptar decisiones definitivas, adaptándosel al ritmo que el paso de sus debilidades, disfrazadas de hábitos y costumbres le marcan.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Zairamec
 02 marzo 2020
El amor, ese extraño sentimiento que es la inspiración de artistas y nuestro anhelo más profundo. Amar implica entrega y devoción, es ser del otro sin dejar ser de uno mismo. El amor ha producido y ha terminado guerras, ha salvado y ha matado personas, puede dar fuerza, pero también es debilidad y todas estas contradicciones acerca del amor son las que podras encontrar en este libro. La historia sucede en una casa, una familia, 4 hermanas y 4 hombres, las mayores se encuentran casadas, las dos menores, Ofelia y Delfina han encontrado al amor de su vida y estan escribiendo su historia de amor, pero no contaban con el infortunio de que Ofelia, a pesar de estar comprometida con Juan Carlos, se enamora del novio de su hermana, Manuel. La época, la Argentina Peronista, los años 50, Barrio porteño de Palermo, un momento de la historia que puso en rivalidad no solo a partidos políticos, sino a familias, incluida la Familia Fernández Mollé.
El libro esta lleno de los sentimientos de Ofelia, de su lucha interna, de su querer amar y ser amada, pero sin derrumbar el equilibrio que conforma la familia. Es un diario de emociones, frustaciones y desvelos, es un corazón abierto y un alma desnuda, una explosión de sentimientos que te conmueven y te torturan porque por más que pienses un final adecuado, no existe, ni en la ficción, ni en la vida real, al final todos terminaran sufriendo, asi que Ofelia se debate entre ser egoista y sucumbir a su amor, o negarse a si misma y destruir su ser.
Al final te queda un sinsabor en la boca porque nadie se puede catalogar de malo, ni siquiera la Tía Rita, que muchos declaran odiar, pues cada uno de ellos es el resultado de su crianza, formación, época, principos morales, corrientes políticas. Todos los personajes son esclavos del entorno en el cual crecieron, juzgarlos y condenarlos sería una injusticia, pues así como lo dijo el gran Maestro "Aquel que este libre de pecado, que tire la primera piedra"
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
celescao
 17 julio 2020
¿Cómo se comenta un libro que te deja sin palabras? ✨ O que te deja con tantas que no sabés cuáles elegir o por dónde empezar, para ser justa con tu opinión, para darle el enorme mérito que merece y, a la vez, no hablar de más. Cualquier adjetivo que use va a ser poca cosa, poca al lado de lo inmenso que me pareció este libro. Poco comparado con la infinidad de sentimientos que me despertó. Lo resumo en dos: una joya. Una verdadera joya literaria, en mi humilde opinión. Aplaudo a Sacheri y desde ya digo ¡qué pedazo de historia! Qué increíble capacidad y talento para, siendo hombre, meterse en la piel, en el alma de una mujer de la manera brutal en que lo hace. Sí, estoy perdidamente enamorada su escritura y más enamorada todavía de este libro.
.
.
.
💜 "Lo mucho que te amé" es un libro que empieza suave y parece simple. Pero es de todo, menos eso. Es un libro que nos habla de una mujer común, con una vida común, pero que vive un amor extraordinario. Un libro con unos monólogos internos para enmarcar y una transparencia de pensamientos tremenda. Nunca me voy a olvidar de Ofelia y de él, y del resto de los personajes que componen esta novela tan argentina, tan íntima y sobre todo tan reflexiva. Porque habla del amor, del deseo, de la culpa, del anhelo, de la mujer, del hombre, de lo que mostramos a los demás y lo que realmente somos. Una historia adictiva, muy profunda, totalmente conmovedora y perfectamente desarrollada. 💛 de esas que te hacen entender porqué te apasiona leer y que, nada más terminarla, solo querés volverla a empezar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
ardidorquidea
 27 julio 2020
Una familia, cuatro hijas, dos amores. El autor nos sitúa en la Argentina de Perón y nos desentraña los entresijos de la historia de una familia a través de los ojos de una de las hijas pequeñas. ¿Quiénes somos? ¿Lo que mostramos o lo que escondemos? ¿Debemos llevarnos nuestros secretos con nosotros mismos o revelarlos como despedida? Podemos negarnos el amor por otra persona, pero este acabará saliendo a la superficie y nos arrastrará llegando a cometer locuras. A través del libro nos damos cuenta que las apariencias, el miedo a ser repudiada, siempre ha sido más fuerte que nuestra felicidad. Y tú, ¿lucharías por el amor aunque ello supusiera el dolor de tus seres queridos o vivirías en la mentira permitiéndote algunos momentos de frágil y escondida felicidad? No la valores, solo disfruta de la lectura.
Comentar  Me gusta         40

Las críticas de la prensa (3)
Laverdad13 agosto 2020
Sacheri cuenta la historia de una chica bonaerense que se enamora del novio de su hermana.
Leer la crítica en el sitio web: Laverdad
revistan20 julio 2020
En “Lo mucho que te amé”, una de las novelas más vendidas en la actualidad, el escritor Eduardo Sacheri indaga en una relación “prohibida” a fines de los '50.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
Laverdad05 mayo 2020
A Sacheri lo que le interesa es hacer hablar a sus personajes de sus cuitas sentimentales y sus tejemanejes parentales, sus agravios y desagravios, sus aprensiones y rubores, sus reproches y reservas, sus dimes y diretes.
Leer la crítica en el sitio web: Laverdad
Citas y frases (15) Ver más Añadir cita
Beatriz_VillarinoBeatriz_Villarino07 junio 2020
Ninguno de mis días estaba escrito en el día anterior, pero lo que me impacta es que, una vez vivido, cada día antecede y explica y establece y justifica y condiciona lo que sucederá después, con los días venideros.
Comentar  Me gusta         30
Edd62Edd6213 septiembre 2020
importan bien poco el hospital, los médicos y la dieta, porque la enfermedad de Mabel es lo único importante y lo único que nuestro manual de ingeniería general no será capaz de solventar. Y entonces lo único que queda es la tristeza.
Comentar  Me gusta         20
Edd62Edd6213 septiembre 2020
¿ es el cerebro el que siente? Supongo que sí, porque el alma no queda en ningún lado y me cuesta representármela.
Comentar  Me gusta         40
MiTijuanaLectoraMiTijuanaLectora23 agosto 2020
“Soy el resultado de todos los días que llevo vividos. Y como los viví, y están en mi pasado, cada uno de esos días me parece natural, esperable, lógico, normal.”
Comentar  Me gusta         20
MiTijuanaLectoraMiTijuanaLectora23 agosto 2020
“discutir de política es como discutir de religión. Nadie convence a nadie y al final terminan todos peleados.”
Comentar  Me gusta         10
Videos de Eduardo Sacheri (5) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Eduardo Sacheri
Alonso Cabral, comentarista y reportero deportivo recomienda uno de los mejores libros para sentir el futbol: LAS LLAVES DEL REINO del escritor argentino Eduardo Sacheri. ¿De qué va este apasionante libro? Descúbrelo.
otros libros clasificados: literatura latinoamericanaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

Como agua para chocolate

Laura Esquivel
Isabel Allende
Gabriela Mistral

15 preguntas
89 lectores participarón
Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro
{* *}