InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8466342990
Editorial: Debolsillo (01/02/2018)

Calificación promedio : 4.51/5 (sobre 70 calificaciones)
Resumen:
Para saber... Qué dicen y qué callan los hombres, De dónde viene y adónde va la culpa, Cuánto importa el sexo, A quién podemos llamar amigo, Y finalmente... Qué precio tiene la vida cuando ya no tiene valor.

Para descubrir eso y más, aquí está Tan poca vida, una historia que recorre más de tres décadas de amistad en la vida de cuatro hombres que crecen juntos en Manhattan. Cuatro hombres que tienen que sobrevivir al fracaso y al éxito y que, a lo larg... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (44) Ver más Añadir una crítica
LuciaNN
 25 November 2022
Que dificil me resulta reseñar un libro asi, un libro tan largo que habla de tantas cosas, un libro que te toca mucho, que habla de tantos temas importantes...cuando ves el grosor del libro, te da pereza, vas a pensar que le sobran páginas, pero os puedo asegurar que no, que es un libro que se lee de manera muy ágil, y aunque los capítulos sean enormemente largos, no se hace pesado en ningún momento. La autora cuenta las cosas bien, con una pluma ágil, fluida, sin entretenerse.
LA novela narra la amistad y todas las experiencias vitales de cuatro amigos, a lo largo de varias décadas... la autora se centra mucho en todas las relaciones de los protagonistas entre ellos y con otros personajes secundarios.
Si hay que destacar algo es la forma de construir a todos los personajes, todos tienes personalidades muy diferentes entre ellos, pero son personalidades reales, que es lo que más me ha gustado, personalidades con mucha representación del ser humano de hoy en día.
No voy a entrar en lo que es la trama del libro porque para eso es mejor que lo leais, pero es un libro duro, quizá no para todo el mundo, pero si bastante necesario, puede encantarte o puede que lo odies porque pienses que es una exageración, pero si te paras a pensarlo y aunque parezca increible todo lo que ocurre es así, así es la vida, y puede ocurrir...
Una novela que trata muchos, muchos temas, abusos, pedofilia, homosexualidad, amistad, amor... y según lo lees vas a sentir asco en muchas escenas, vas a tener ganas de dejar el libro, impotencia por todo lo que puede sufrir una persona, rabia por como hay personas que pueden destrozar la vida de otros.
Sino tiene las cinco estrellas es porque al principio me pareció algo lento, y porque quizá le sobra alguna página, pero de verdad.... ese final... puf... no hay palabras, diria que es un final esperado, pero es que tiene que ser ese final, no puede ser otro.
Una novela que te marca, y que probablemente tarde mucho en irse de tu cabeza... y lo recomiendo mucho, eso si, también recomiendo que estes en un estado psicológicamente bueno. Y por último, añado, que aunque es un libro totalmente dramático, la autora lo cuenta de tal manera que hace que quieras seguir, sin caer en ese dramatismo tan horrible y tengas que abandonar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Celeste_Lightwood
 29 May 2021
Esta es una de esas novelas a las que es mejor acercarte sin saber nada para poder disfrutar plenamente de su historia. al mismo tiempo, es una de esas novelas que es mejor leer sabiendo lo que te vas a encontrar porque, debido a su extrema dureza y a los temas tan sensibles que toca, quizá no sea un libro para todos los públicos. Así que voy a tratar de conjugar ambos términos en mi reseña.
Tan poca vida nos narra las vivencias de cuatro amigos desde que se conocen en la universidad hasta su adultez. Pese a que no pueden ser más diferentes y con inquietudes más dispares, enseguida hacen buenas migas y se convertirán en un fuerte apoyo entre ellos y en un pilar sólido a lo largo de los años. Jude es un abogado despiadado en su trabajo, uno de los mejores y de los más reconocidos en la profesión; Malcom es arquitecto y disfruta diseñando y construyendo casas para sus amigos; Willem es actor y, aunque su carrera comenzó siendo bastante modesta, sus últimas películas están arrasando y abriéndole un hueco en el mundo cinematográfico; JB es artista y se ha convertido en uno bastante reconocido gracias a la colección de retratos que ha hecho sobre escenas de la vida cotidiana de sus tres amigos.
No obstante, aunque los protagonistas son cuatro, el peso de la narración recae sobre Jude, en primer lugar, y sobre Willem en segunda posición. Los capítulos están contados por un narrador omnisciente que va saltando de personaje en personaje según convenga al ritmo de la novela y según lo que se nos quiera contar o, más bien, mostrar. Es por esto que los puntos de vista de los diferentes personajes no siguen un patrón específico, sino que sus vidas se van alternando conforme va siendo necesario para comprender el conjunto de la historia. Aun así, como digo, los protagonistas son Jude y Willem, especialmente Jude, debido a su pasado y todas las consecuencias que acarrea.
Jude es la voz principal de Tan poca vida. En el trabajo es beligerante, pero fuera de este es un hombre amable, atento y siempre dispuesto a ayudar a sus amigos. A su vez, es una persona distante, retraída y muy celoso de su privacidad. Es por esto que, al principio, no sabemos casi nada de él. No le gusta compartir asuntos personales con nadie, ni siquiera con su mejor amigo Willem, a causa de una infancia transcurrida en un orfanato y cargada de dolor y sufrimiento. La única persona que conoce su experiencia, y ni si quiera al completo, es Andy, su médico y amigo, en quien confía plenamente y con quien tuvo que abrirse (al menos un poco) para que este pudiera tratar sus dolencias físicas. Jude es un personaje compuesto a base de sus traumas, que se esfuerza por parecer "alguien normal", como él siempre dice, a pesar de sus evidentes deficiencias o dificultades. Su gran apoyo es Willem, un hombre carismático, muy atractivo, que siempre está a su lado y que, en ocasiones, sacrifica sus propios deseos, compromisos (e incluso su futuro) con tal de asegurarse de que Jude está bien. Aunque son grandes amigos, también tienen sus rifirrafes dado que Jude quiere demostrarle al mundo que es capaz de sobrevivir sin ayuda, mientras que Willem es mucho más realista y es capaz de ver más allá de lo que su amigo intenta transmitir. La amistad que hay entre ambos personajes es muy realista, pues nos muestra ambas caras de la moneda. Por un lado, el lazo de confianza que han construido a lo largo de los años, la complicidad, los buenos momentos y el apoyo mutuo y, por otro, las tensiones cuando no están de acuerdo y, sobre todo, las discusiones cuando Jude es reticente a abrir su corazón con Willem.
Por otro lado, tenemos a Malcom, quien desde siempre ha tenido claro que quería ser arquitecto. Es un chico tranquilo, de familia acomodada y sin demasiada ambición que siempre ha tenido las cosas a su alcance y cuya vida, en comparación con la de sus compañeros, ha sido más o menos fácil. de los cuatro amigos, quizá este es al que la autora deja más de lado, algo que me da bastante pena porque me encanta y me hubiera gustado que se hubiera profundizado más en su vida. Por su parte, JB es un hombre temperamental, decidido a abrirse un hueco en el mundo del arte cueste lo que cueste, sin pelos en la lengua y con mucho carácter, lo que hace que a veces choque con sus amigos, especialmente con Jude.
Aunque no quiero profundizar en la historia en sí, porque ya digo que es mejor ir a ciegas, sí que quiero advertiros de la cantidad de trigger warnings que maneja esta novela, pues si sois lectores sensibles quizá no sea un libro muy adecuado para vosotros. Entre otros temas, la autora nos habla de abuso físico, mental y sexual, suicidio, enfermedades mentales, drogadicción y autolesiones. Además, es bastante explícita tocando estos aspectos, por lo que no se limita a mencionarlos o pasar por encima de ellos, sino que nos muestra escenas muy detalladas y nos plantea reflexiones muy complejas alrededor de los mismos.
Como podéis comprobar por el párrafo anterior, es una novela extremadamente dura, pero que, al mismo tiempo, refleja una realidad que pocos autores o libros se han atrevido a abordar. Yanagihara no tiene ningún problema en poner el foco en estas problemáticas a través de sus personajes para abrirle los ojos al lector y concienciarle de que estas cosas, por horribles que sean, pasan y pasan más a menudo de lo que uno quiere creer. Nos describe con todo lujo de detalle estos hechos, revolviéndonos el estómago o incluso haciéndonos llorar, pero, desde luego, no dejándonos indiferente. Ojo, no os equivoquéis, pues no se trata de morbo para atraer al lector ni mucho menos. al contrario, la autora intenta concienciarnos, de una forma muy dura y explícita, de lo que hay. A veces estamos acostumbrados a que se traten temas tan problemáticos desde la distancia, incluso con eufemismos, por lo que nos limitamos a entender que esas realidades existen, pero nunca vamos más allá. Yanagihara nos pone encima de la mesa la cruel verdad y nos invita a reflexionar sobre ella, por espantosa que esta sea, como recordatorio de que esos temas no son mera ficción.
Para lograr todo esto, su pluma es directa y certera. No se anda con rodeos, elige las palabras exactas para explicar lo que quiere transmitir y lo hace de una manera tan absolutamente increíble que no cuesta nada ponerse en la piel de los personajes. Sientes y padeces con ellos, te enfadas cuando están enfadados, te pones triste cuando lo pasan mal o se te rompe el corazón cuando son dañados. El nivel de implicación emocional que se tiene con esta novela es increíble y todo gracias al magnífico trabajo de las palabras que tiene la autora (y también gracias a la estupenda traducción al español, sin la cual esta novela no habría brillado tanto). En este sentido, el aspecto más negativo es que para mí le han sobrado páginas. Yanagihara intenta mantener la tensión a lo largo de las más de mil páginas, adelantándonos hechos sin desarrollarlos del todo para captar nuestra atención y seguir obligándonos a leer. Es por esto que a lo largo de los capítulos podemos encontrarnos diversos cliffhangers, donde parece que por fin nos van a dar las respuestas que ansiamos, pero, al cambiar de página, también se cambia de tema, de personaje y de perspectiva, obligándonos a esperar todavía más para obtener lo que queremos. Esto hizo que diera la sensación de que había mucho relleno innecesario que estaba ahí no ya para comprender al personaje que protagonizara ese capítulo, sino para dejarnos con la miel en los labios, algo que me resultaba bastante frustrante y que lo único que conseguía era que yo siguiera esa parte de la historia sin ningún tipo de interés. Además, este afán por adelantarnos ciertos hechos que todavía no se iban a tocar fue efectivo al principio, pero conforme se avanzaba en la lectura se hacía cada vez más evidente por dónde quería ir la autora, lo que provocó que algunas revelaciones fueran más predecibles que sorprendentes. Aunque, quizá, esto fuera intencionado para que a lector le diera tiempo a digerir los nuevos horrores que se nos iban a presentar.
La caracterización de los personajes es impresionante. No solo hay diversidad racial y sexual, sino que su psicología está tan bien construida que puedes creer que son hombres que existen de verdad, no personajes de ficción que han sido inventados con un cierto propósito. Esto facilita nuestra empatía y nuestra comprensión de sus miedos, inquietudes y deseos, sobre todo en lo referente al personaje de Jude, el más complejo y atormentado de los cuatro. Esta certera caracterización también produce su efecto a la hora de hablar de temas como la salud mental, donde se nos muestra la perspectiva del enfermo y de los que intentan ayudarle, planteándonos lo complicado de esta clase de situaciones y el sufrimiento que produce para ambas partes. Asimismo, Yanahigara describe muy bien las relaciones de amistad, de compañerismo y de amor, narrándonos un fiel retrato de la realidad que, al igual que el resto de elementos, nos invita a pensar que esto no es una mera novela de ficción, sino que más bien tiene aires de biografía.
En cuanto al final, personalmente hubiera preferido un desenlace diferente. al ser una novela tan desgarradora era evidente que no podía ser feliz, pero sí que me hubiera gustado que nos diera un rayito de esperanza, un final, aunque fuera, agridulce y, a su vez, menos predecible. Sin embargo, al mismo tiempo considero que, teniendo en cuenta el tono de la novela, era imposible que hubiera terminado de otra forma.
Tan poca vida es una novela cargada de sufrimiento, de dolor y soledad, pero también de amistad, amor, esperanza y compañerismo. Por más que la recomiende y que crea que es de esos libros que merece la pena leer antes de morir, soy consciente de lo dura que es, de los temas tan controvertidos que trata y de que no es una historia hecha para todo el mundo. Aun así, os animo encarecidamente a darle una oportunidad porque nos habla de una realidad que muchas veces se nos da velada y sesgada y nos ayuda a comprender mejor ciertos temas y a reflexionar sobre los mismos.
Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
RepellentBoy
 05 November 2020
Mucho se ha dicho ya de este libro y el éxito ha sido tal, que es igual de fácil encontrar personas que amaron la obra, como detractores de ella. Desde que lo descubrí supe que tenía que leerlo, aunque su tamaño y la cosas malas que me llegaban, hicieron que se fuera retrasando en el tiempo. ¡Cómo me alegro de haberlo leído y de encontrarme en el grupo de los que amaron el libro!
La historia nos va a contar la vida a lo largo de los años de cuatro amigos: Jude, Willem, JB y Malcolm. Aunque rápidamente nos daremos cuenta que dos de ellos pasarán a un segundo plano, y se centrará más en Willem y en el gran protagonista, Jude. Es complicado hablar de este libro, porque más allá de tener una trama interesante, lo que despierta son muchas emociones mezcladas. Así que voy a empezar por los personajes.
Malcolm es un joven de familia rica, que sueña con ser arquitecto. Aunque lo tiene todo, y podría ser envidiado por todo el mundo, siente que no termina de encajar con su familia. Quiere que se sientan orgullosos de él, pero no enuentra la manera. Además, no consigue relacionarse sexualmente y no entiende que le sucede. JB se dedica a la pintura, y aunque tiene una familia que lo mima, se siente insatisfecho ante el mundo. Cree que merece mucho más de lo que consigue. Willem es el más tierno de los cuatro, y sueña con llegar a convertirse en un gran actor. Pero no le está resultando nada fácil, a causa de su gran falta de ambición. Por último, Jude es un gran desconocido para sus amigos. Amable y antento, pero siempre discreto en cuanto a su vida y sus sentimientos. Hasta que todos sus secretos empezarán a estallarle en la cara.
Me dio algo de pena perder un poquito de vista a JB, porque es el personaje más divertido de los cuatro y tenía muchas salidas interesantes. Willem ha sido un personaje que me ha provocado una ternura increíble. El chico perfecto, bueno y sincero, un poco increíble, pero que todo el mundo querría tener en su vida. Malcom me ha dejado algo más indiferente, su problemática era interesante, pero se trata poco.
Y luego tenemos a Jude, que es un personaje complejo, muy difícil de digerir. Cuando me encuentro con personajes traumatizados y tristes, empatizo rápidamente con ellos. Y si bien es cierto, que a veces Jude exaspera, y te dan ganas de meterte en la historia y hacerlo espabilar, también es cierto que comprendes porque actúa como lo hace. Quizás la historia de Jude y su comportamiento me han hecho sentirme más cerca de la mente de personas que han pasado por grandes penurias, y como, por más que luchan y lo intentan, no consiguen dejarse ayudar. Me ha resultado muy gratificante meterme en su mente y ver porque hace lo que hace. Sus acciones son difíciles de entender y de aceptar, porque son duras, y te crean impotencia, pero al final del camino, siento que entiendo un poco más a las personas que han sufrido este tipo de cosas.
Mentiría si dijera que el libro no es dramático. El libro es super dramático. Y cuando crees que ya el drama no puede subir un escalón más, vuelve a subir otro. Por eso, entiendo que no haya terminado de enganchar a las personas que no disfruten tanto del elemento dramático. Ahora bien, no creo que sea algo poco realista como he leído por ahí muchas veces. Hay gente que es como Jude, hay gente que vive las cosas que ha vivido Jude. Solo porque no las conozcas de primera mano, no quiere decir que no existan. Hay que abrir una mijita la mente. Así que, ¿es dramático? Sí. ¿Se remueve constantemente en la miseria? Sí. ¿Es poco realista eso? No.
Muchas emociones he tenido a lo largo de la larga lectura que es "Tan poca vida": ternura, impotencia, tristeza, empatía, cabreo... Es una de las cosas que más me gusta de leer, que el libro en cuestión me haga sentir una mezcla de sentimientos. Ha sido duro leerlo, a veces me costaba seguir, porque lo que me contaba era demasiado horrible, pero ha merecido la pena totalmente. Las últimas 100 páginas han sido una tortura, y no he parado de llorar. ¿Por qué tanto dolor Hanya? ¿Por qué? Preparad pañuelitos, porque los vais a necesitar.
En definitiva, un libro que no te deja indiferente, que te va a requerir un estado de ánimo estupendo, porque te deja por el suelo, pero que si sabes gestionarlo, puede ayudarte a antender un poco más a alguna persona que haya vivido una situación similar, que quizás conozcas, y que nunca hayas terminado de entender. al menos, es lo que me ha pasado a mí. 100% recomendable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Raquel_porcasualidad
 27 November 2022
Los protagonistas de nuestra historia son cuatro amigos, ¿o no?, porque las personas que los acompañan a lo largo de sus vidas también serán protagonistas, y a la vez no lo será ninguno y el protagonista será el paso del tiempo.
Empezamos la historia cuando nuestros cuatro amigos tienen 20 años, y a partir de ahí los acompañaremos a lo largo de más de 30 años. Para conocerlos del todo, la autora integrará saltos temporales en la historia en los que veremos cómo fueron sus vidas antes de que nosotros llegásemos a ellas.
Esos saltos temporales no son lineales, vamos y volvemos a su pasado en distintos momentos y, a pesar de que al principio cuesta un poco situarse, cuando se coge el truco resulta muy interesante que sea el propio lector el que se encargue de ordenar la historia para ir descubriendo todo el trasfondo de los personajes.
Los personajes son todos increíbles, tanto los cuatro amigos como los que se cruzan en su vida tienen su propia personalidad, sus luces y sus sombras, su historia y sus deseos, están llenos de matices, me ha encantado la capacidad de la autora para hacerlos tan llenos de vida a todos.
Es un libro duro, porque la vida es dura, pero en esta historia se trata la dureza de la vida desde la peor de sus caras. Aún así la autora no se recrea en esa dureza, su forma de escribir hace que lo cuente como si fuese un hecho más, con naturalidad.
La historia nos lleva a reflexionar sobre muchas cosas: la amistad, la familia, el amor, el sexo, la orientación sexual, el éxito, el fracaso, cuándo te consideras adulto, los objetivos en la vida, la gente que te acompaña, las heridas del pasado…
Mi único pero es que el inicio del libro, cuando se nos presenta a los cuatro amigos, se me hizo lento y denso. Si esto también os pasa no os desaniméis, seguid adelante, porque merece mucho la pena.
Creo que esta es una de esas historias a las que les hay que dar una oportunidad en algún momento de nuestra vida, porque es de esas que una vez las lees se quedan contigo. A mí me van a acompañar siempre varios de sus personajes y su forma de ver la vida.
Sólo un consejo, leedla en un momento en que estéis a gusto con vosotros mismos, porque os va a remover y os hará temblar por dentro. Y si además tenéis la suerte de irla leyendo con alguien para ir comentándola la disfrutaréis el doble.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
MarisaCB
 18 March 2020
Después de toda la controversia que “Tan poca vida” ha causado además de ser finalista al National Book Award y el Man Booker Prize 2015 y nominada a otros tantos, no podía dejar pasar la oportunidad de descubrir qué entrañaba esta obra y por qué había causado tanto revuelo.
Lo primero que impone al encontrarte con el libro no es solo su grosor de mil cuatro páginas si no también su portada. La fotografía “Orgasmic Man” de Peter Hujar, imagen que da una identidad al libro, transmite mucho más de lo que a priori puede parecer y que, sin embargo, solo se irá comprendiendo conforme el lector avance en su lectura.
El libro está dividido en varias partes y, éstas a su vez, en tres capítulos.
La primera parte del libro es un poco lenta y confusa pues, la autora utiliza dichas páginas para hacer una presentación de sus personajes principales, Willem, Malcom, JB y Jude, de forma extendida y detallada. de este modo el lector comienza a perderse entre nombres e historias. A pesar de ello, una vez ubicado y asentada toda la información, la novela se lee de forma más sencilla y comprensible.
La pluma de Hanya no es compleja aunque sí muy detallista y meticulosa. En ocasiones, demuestra un amplio conocimiento sobre temas como física, leyes o matemáticas lo cual para un lector poco interesado o desconocedor de dichas cuestiones puede resultarle estos párrafos tediosos.
La novela está bien escrita y a pesar de dar saltos en el tiempo en la narración presente hacia el pasado, ya sea de hace años o de unos días, no hay cabida a confusiones.
También es sutil, pues a pesar de que a lo largo de la novela se suceden una serie de acontecimientos muy dolorosos, sórdidos e inhumanos se encuentran redactados y descritos de forma exquisita, sin recreaciones ni detalles pero que a su vez consigue transmitir al lector esa tensión y desasosiego que el propio personaje está experimentando.
La historia gira en torno de cuatro amigos aunque especialmente se focaliza en uno, Jude St. Francis. Cada uno de ellos presenta una personalidad, un temperamento, unos gustos y una forma de pensar y vivir muy bien definida y completamente diferente que sin embargo parecen complementarse a la perfección.
Durante la narración, el lector acompaña a Jude St. Francis a lo largo de su vida, llegando a conocerlo e incluso a sentir como se materializa hasta convertirse en una persona a la que aprecia y que intenta ayudar a pesar de ser consciente de que es completamente imposible.
El viaje realizado junto a Jude es un viaje introspectivo de su alma en donde descubres todas sus sombras, sus demonios y sus temores.

A partir de la lectura de la novela se pueden llegar a comprender algunos mensajes que la autora parece querer transmitir.
Por un lado es una oda a la amistad y su poder sanador. Se refleja a la perfección cómo el tener amigos, amigos de verdad que se preocupan por ti, que luchan a tu lado, que te apoyan y que sobre todo que te quieren sin condición puede ayudar a superar cualquier problema o dificultad y a luchar incluso contra todos los demonios, inclusive si ese demonio es uno mismo.
También se hace alusión a la búsqueda de la identidad. En países sobre todo norte americanos, el pensamiento de crearte una identidad social es muy importante. Ellos buscan sentirse partícipes y aportar algo de sí a su país. En esta novela, podemos comprobar cómo es esa lucha por encontrar un lugar donde encajar, donde poder ser quién se quiera ser sin ser juzgado como persona y donde uno mismo es capaz de dejarse la piel por hacerse un lugar en el mundo.
Otros temas a destacar son el éxito profesional y la carencia de sentido que tiene en la vida sino se complementan con otros ámbitos personales también satisfactorios, el abuso sexual infantil y lo que puede conllevar psicológicamente para la víctima, la importancia de la autoestima y el autonconcepto y todo lo que puede conllevar estar tan sumamente dañado psíquicamente que afecta no solo a las relaciones sociales si no a lo físico mediante autolesiones y como éste puede ser la vía de escape, la importancia de poder compartir con alguien todo aquello que enturbia el alma y la mente y el poder de la liberación al hacerlo y el amor intenso hacia el prójimo solo por ser la persona que es y sin importar cualquier desplante o acción que acometa.

Algunos aspectos de los que no he llegado a comprender su significado serían la crueldad y el sobre abuso continuado al que se ve sometido Jude y la homosexualidad presente en cada uno de los personajes, no es que me moleste que los personajes sean homosexuales, pero me sorprende que el noventa por ciento de los personajes que aparecen lo sean o de pronto sientan una atracción o interés hacia su mismo sexo que antes no había llegado a mostrar.
He de advertir que no es una novela fácil de sobrellevar. En ocasiones, los acontecimientos son tan fuertes que obliga al lector a detenerse, tomar un respiro y poder continuar, otras veces te hace detener la lectura y posponerla hasta poder asimilar lo leído.
Es una lectura oscura y turbia de la que no descubres su sentido hasta que llegas a su final y la asimilas en su conjunto lentamente.
Sin duda no es recomendable para todo el mundo, solo para aquellos que se sientan inclinados hacia los dramas o que sientan curiosidad por esta controvérsica historia que sin duda no deja indiferente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (15) Ver más Añadir cita
LectorasinmasLectorasinmas26 November 2022
La amistad era ser testigo del lento goteo de tristezas del otro, de sus largas rachas de aburrimiento y de algún que otro triunfo.
Comentar  Me gusta         60
CharlesPipinsCharlesPipins14 February 2022
¿Por qué la amistad no era tan buena como una relación sentimental? ¿Por qué no era incluso mejor? Eran dos personas que permanecían juntas, días tras días, a quienes no los unía el sexo ni la atracción física ni el dinero ni los hijos ni una propiedad, solo el compromiso de seguir adelante y la dedicación mutua a una unión que nunca podría ser codificada.
Comentar  Me gusta         30
efimerabonhomiaefimerabonhomia07 June 2022
«Podría decirte que este incidente es una metáfora de la vida: los objetos se rompen y a veces se reparan, pero en la mayoría de los casos te das cuenta de que, por graves que sean los daños, la vida se reorganiza para compensarte de tu pérdida, a veces de una forma maravillosa.»
Comentar  Me gusta         40
thia_thia_06 March 2022
Sabía que era romántico, pero él los admiraba. Admiraba a todo el que año tras año vivía de ilusiones que se desvanecían rápidamente, pese a ser cada día más viejos y más oscuros.
Comentar  Me gusta         50
Cristi_lectoraCristi_lectora06 November 2022
Creo que el único secreto que tiene la amistad es dar con personas que sean mejores que tú, no más listas o más populares sino más buenas, más generosas y más compasivas, y valorarlas por lo que pueden enseñarte, escucharlas cuando te dicen algo sobre ti, por malo (o bueno) que sea y confiar en ellas, que es lo más difícil de todo, pero también lo mejor.
Comentar  Me gusta         20
Videos de Hanya Yanagihara (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Hanya Yanagihara
¿Qué tienen en común Cometas en el cielo de Khaled Hosseini, Desgracia de J.M. Coetzee o Tan poca vida de Hanya Yanagihara con telenovelas como Mirada de mujer, Cuando seas mía o La usurpadora? ¡El drama! Para leer estos libros seguro querrás tener a tu lado los pañuelos. En este capítulo, Jaqueline, Joaquín y Marisol nos cuentan sobre los libros que debes leer si lo tuyo lo tuyo es el drama, ¡a llorar se ha dicho!
otros libros clasificados: DramaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre la literatura de Estados Unidos?

La leyenda de Sleepy Hollow es un relato corto de terror y romanticismo, se desarrolla en los alrededores de...

Nueva York
Londres
Chicago

10 preguntas
69 lectores participarón
Thèmes : literatura norteamericanaCrear un test sobre este libro