InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre La hermana luna (9)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  

Añadir crítica
LaPetitaLlibreria
 05 noviembre 2018
No voy a engañar a nadie, así que empezaré diciendo que estoy atrapada en la saga de “Las siete hermanas” de Lucinda Riley.
Ya hemos conocido a cuatro de ellas en “La historia de Maia”, “La hermana tormenta”, “La hermana sombra”, “La hermana perla” y ahora le toca el turno a la siguiente, Tiggy, en La hermana luna.
Para todos aquellos que aún no habéis caído en sus redes os recomiendo esta saga encarecidamente, todo parte con la muerte de Pa Salt, el padre adoptivo de todas ellas y su herencia, cada una de ellas recibe una carta y un objeto especial. En las cartas hay algún detalle que les facilitará descubrir sus raíces y a sus antepasados biológicos.
Tiggy es un alma buena, generosa, vitalista y con un don especial en su relación con la naturaleza, este hecho la lleva a trabajar a las Highlands escocesas donde se reproducen los gatos monteses y se cuidan otras especies.
Esta habilidad o mejor dicho sensibilidad la hace muy especial, un ser que ilumina a su alrededor, es como si en su sangre hubiera un torrente de magia ancestral que le ayuda a comunicarse con los animales, incluso con el ciervo blanco.
Allí convive con personas maravillosas y trabaja para Charlie Kinnaird, un terrateniente encerrado en un matrimonio infeliz y que se verá atraído por nuestra protagonista.
Estos sentimientos son imposibles, hecho que impulsara a Tiggy a viajar a España para descubrir su historia, donde descubrirá sus raíces gitanas y aprenderá a controlar su don natural.
A partir de este momento el peso narrativo será compartido entre ella y Lucía Amaya, una gran bailaora nacida en el Sacromonte y quien tras bailar durante su infancia en tablaos en Barcelona parte a Nueva York huyendo de la Guerra Civil.
Lucía es la mejor y ello en ciertos momentos se le sube a la cabeza mostrando una gran altanería y prepotencia, es una mujer fuerte y complicada con la que no hay término medio, levanta odio y pasiones a partes iguales.
Una historia que acerca a las dos mujeres en el punto en que en sus vidas deberán decidir si siguen a su corazón o a su vocación. Quizás puedan hacer las dos cosas o quizás cada una escoja un camino diferente.
De todas las entregas está es la que he encontrado más descompensada entre las dos protagonistas, hasta ahora las dos tramas temporales pesaban igual en la narración y atrapaban por igual, pero en está me ha parecido que destaca más Tiggy que Lucía, quizás al entrar en un terreno conocido por el lector este toma una dimensión diferente y no hay tanta novedad o sorpresa.
Lo que sí he de reconocer es que su prosa sigue brillando como una constelación en noche oscura, sus descripciones son muy detalladas y su conocimiento de los lugares es muy sólido dado que la autora los visita, hay detrás un gran trabajo de documentación en este aspecto.
Plaza & Janés nos ofrece esta quinta entrega con un pequeño regalo, el primer capítulo de su siguiente entrega donde conoceremos mejor a Electra, un nuevo sol que espera brillar en nuestro firmamento lector.

Enlace: http://lapetitallibreria.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
LEMB
 06 noviembre 2018
Es verdad que de Tiggy no sabía nada (o muy poco) y que era la hermana que menos presente estaba en mi cabeza, no sé si tanto porque su historia no me había llamado la atención o por ella en sí; es alguien que simplemente se nombra en novelas anteriores. Maia fue la primera, la que nos presentaba todo, y cuya historia pasada, alrededor de la construcción del Cristo del Corcovado me encantó, dejándome con las ganas de saber más sobre el misterio que rodea a las hermanas y a Pa Salt. Leí antes a Star que a Ally, por "temas de tiempos" pero aún así no encontré ningún problema; Star, la callada Star, me trajo amor, desamor y literatura, y todo en la Inglaterra más victoriana, y Ally, superación, familia y tradición, además de música, pasando por el devenir de una guerra devastadora al norte de Europa. Luego vino la historia de CeCe, que se había convertido en una incógnita porque el carácter de esta hermana me desubicaba, y me llevó hacia la búsqueda del amor, sobre todo, a uno mismo, y a entender a los demás aceptando sus virtudes y sus defectos. Tiggy, en cambio, ha supuesto un viaje algo diferente, quizá más romántico en su parte actual y más narrativo en su parte pasada.

Tanto la historia de Tiggy, con la búsqueda de su fuerza interior, algo en común con CeCe, así como de su propio poder y de su verdad, en una tierra tan real como es Escocia, en las Highlands, como la historia de su abuela Lucía, que la lleva del Sacromonte hacia la consecución de sus sueños, los que parecen no tener límites a pesar de todo y de todos, me han hecho estar anclada a la lectura durante un par de días. Sí, la novela tiene sus pegas, pero las dejo a un lado porque he estado tan a gusto leyendo que no puedo pedir más.

Como ya es habitual, con una narración en primera persona, este quinto libro trae una historia llena de mujeres, de presente y de pasado, basada en la búsqueda de sueños y en empeñarse en conseguirlos, a pesar de muchos otros factores. Quizá, en este caso, la sangre, o la conexión de la sangre, tire un poco más, ya que añadimos esa capacidad especial de Tiggy de canalizar energía y de sentir cosas, presentes y pasadas. Me ha parecido, por este motivo, algo más espiritual que las demás y algo menos histórica, aunque la base real la traen personajes del canto jondo y del flamenco de mediados de siglo que sí existieron (la Argentinita, por ejemplo). Habla mucho de familia, de raíces, de sentimientos reales, de decepciones, de consecuencias y de que lo importante es seguir adelante. Sigue mostrando personajes reales, llenos de debilidades y virtudes, sobre todo en la historia de Lucía.

La historia actual también ha conseguido atraer mi atención porque me van esas pequeñas intrigas, ese viaje a cómo deben ser las cosas, esos encuentros que constituyen familias y, además, porque en esta quinta novela avanzamos un poquito en el misterio que rodea a todas las historias y empezamos a ver que hay un final en el túnel, aunque todavía esté oscuro, y eso ha hecho que mi interés creciera.

España, años 20, años 30, guerra y posguerra, emigración, trabajo, educación, pareja, amor, engaño, la mujer como amante, como madre, como persona... y un poco del misterio que rodea a los gitanos y la transmisión de las costumbres, solo un poco; estos son algunos de los temas tratados y que nos sitúan en el pasado de Tiggy. Sí he echado en falta un poquito del "ay, miarma" que diría un granaíno en el Sacromonte de entonces y un poco de su falta de dicción y de educación para muchas cosas, porque hubiese sido más lógico completar la ambientación con ese toque en el lenguaje, justificando así ciertos comportamientos gitanos.
Has nacido niña, y esa es tu mala fortuna.

En resumen, un quinto libro que sigue el mismo camino que los anteriores y que mantiene la intriga sobre qué pasó, por qué pasó y hacia dónde nos lleva todo, al mismo ritmo sobre pasado, presente y futuro (porque tengo muy claro que habrá futuro, de ahí que todo ocurra en torno a 2007 y 2008). Juega con el arte del baile, con los sentimientos, con el devenir de una vida pasada y cómo ésta influye en el futuro de alguien; nos muestra una época, una sociedad y, en este caso, una manera de vida, además de acompañar a Tiggy en su camino hasta el lugar al que realmente pertenece. Para bien o para mal, queda Elektra (ya nos avanzan que será intensa su historia) y esa última hermana que nunca llegó; dos libros que se esperan y que, al menos para mí, cerrarán una serie que nos ha tenido a muchos lectores encantados.


Enlace: https://millibrosenmibibliot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         41
Bajolapieldeunlector
 21 noviembre 2018
Esta semana vuelvo a la carga con otra de las entregas de esta famosa serie de "Las siete hermanas", se trata del quinto libro que conforma la serie y con el que parece nos vamos acercando cada vez más al misterio final que parece rodear a Pa Salt y a sus seis hijas adoptadas.

Como con cada una de sus hijas, Pa Salt, tras morir, también dejó a Tiggy unas pautas para que pudiera encontrar sus orígenes y, si tuviera suerte, a lo que queda de su familia. En este caso deberá preguntar por una mujer que vive en el Sacromonte (Granada), concretamente en una casa decorada con una puerta azul. Parece que es la señal que le indicará el camino y le acercará a su familia de sangre.

Tiggy es una de las hermanas de las que menos se conoce en los anteriores libros, sabemos que adora los animales y es muy espiritual, pero poco más. Así que de nuevo nos encontramos con una mujer definida en gustos y comportamientos, muy diferente al resto de sus hermanas. Probablemente esto sea una de las cosas más interesantes de la saga, cada libro es una experiencia diferente aunque siga un mismo esquema de desarrollo.

Tras recibir la carta que le dejó su padre en el testamento, no deja de pensar en que debe de viajar a España para investigar lo que pasó con sus familiares y el motivo por el que fue dada en adopción. Aunque hasta que llegue el momento disfrutará de los bellos paisajes escoceses que rodean la reserva en la que vive y trabaja, una ambientación montañosa y de verdes valles en la que se puede divisar numerosos grupos de ciervos. Tiggy, en concreto, ha sido contratada para cuidar de un grupo de gatos monteses cuyo objetivo final será la cría y repoblación de esos parajes.

La finca pertenece a Charlie Kinnaird, médico y terrateniente, que debe de encargarse del legado que le dejó su padre, a pesar de que las cosas no son fáciles en la finca. Hay mucho trabajo que hacer y poco presupuesto, pero él y Tiggy parecen conectar desde que se conocen y ella estará ahí en los peores momentos. Aunque sí que no podrá interferir en la mala situación familiar que él tiene con su mujer.

Será en esas tierras escocesas, que poco tienen que ver con la calidez de las de sus antepasados, donde Tiggy, por casualidad del destino, conozca a una persona muy especial, casi mágica, que le abrirá el camino que debe tomar. Está destinada a regresar a sus orígenes y buscar la esencia que la une a sus antepasados gitanos, ese poder que lleva dentro y que la hace tan especial.

Ese será el motivo que a Tiggy la impulse a viajar a España y a conocer la historia de Lucía, una niña gitana que nació en la pobreza del Sacromonte de principios del S.XX y llegó a convertirse en una de las bailarinas de flamenco más aclamadas de la época. Ella y su familia se toparon de golpe con el estallido de la Guerra Civil y tuvieron que huir lejos, aunque Lucía no desaprovechó la oportunidad para seguir creciendo. Porque si algo definía su carácter, era su búsqueda infinita de éxito y fama. Lo que contrasta muy bien con la dulzura de Tiggy.

Ambas historias alternarán sus tiempos y será difícil no comparar a sus dos protagonistas. Mientras que Tiggy es sensible y coherente con sus principios, Lucía desprende la misma fuerza y rebeldía que sus pies al taconear. La historia de Tiggy se centrará más la búsqueda de ese legado mágico que ha heredado de los gitanos, un don que pocos poseen y que explicaría ese fuerte vínculo que la une a la naturaleza. Y Lucía dedicará todo su empeño a crecer como profesional, tiene claro lo que quiere y no dejará de intentarlo hasta el final. ¿Tendrán algo que ver estas dos mujeres tan diferentes?

Tengo que decir que dudé mucho sobre cómo puntuar esta historia, porque la sensación es que el nivel ha bajado comparandola con sus predecesoras. Normalmente las historias del pasado suelen destacar más que las del presente y en este caso no es así. No sé si es por el poco desarrollo histórico de la parte que habla de España o la linealidad en su historia, pero es inevitable no disfrutar más de lo que le pasa a Tiggy. Además su autora en la parte del pasado se ha centrado más en otros aspectos como la familia, el modo de vida del Sacromonte de la época o el representar a conciencia la forma de vida de los bailaores de flamenco. Tampoco creo que la prepotencia y altivez de Lucía ayuden mucho de cara a empatizar con su historia.

A pesar de ello, las sensaciones finales han sido buenas y por eso decidí subir mi valoración. He vuelto a disfrutar de la habilidad de su autora para mezclar grandes protagonistas con amor, historia y buena ambientación. Además la autora esta vez ha añadido un toque de misterio al principio que no esperaba y que se mantendrá latente hasta el final, y también parece que poco a poco comenzamos a descubrir algún que otro secreto sobre Pa Salt.
Enlace: https://bajolapieldeunlector..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
FINA
 22 noviembre 2018
Encantada con esta serie!
Me gusta que me sorprendan y la verdad es que no lo esperaba al ser el quinto de la serie, no sigue tanto la estructura de los anteriores y aunque vuelve a estar más presente Pa Salt, seguimos con la incógnita sobre este personaje, su pasado y su muerte.
Contado en primera persona por Tiggy en la parte del presente y en tercera la parte del pasado por Pepe o Angelina.
Tiggy es la hermana más espiritual e intuitiva, me ha gustado mucho como personaje, serena, sensata y envuelta en un algo místico, sus premoniciones la han acompañado siempre.
La historia de sus antepasados al igual que la de sus hermanas es trágica y difícil, pasan por épocas muy duras, se enfrentan al problema de la pobreza, la guerra civil española y la discriminación racial.
Me nota el grandísimo trabajo de documentación, en las costumbres gitanas, lugares y hechos de esas épocas. Ha sido tan fácil imaginar a los personajes, era como ver una película antigua.
En la actualidad, la historia de Tiggy y Charlie me ha parecido muy romántica, tierna, dos personas que se atraen y que no pueden estar juntos aparentemente, misterios, envidias, animales en peligro de extinción, adivinos y médium, en conjunto una historia que te engancha de principio a fin y que a pesar de lo extensa que es, te deja con ganas de más.
Me hizo mucha ilusión que transcurriese en España y desde que me enteré tenía muchas ganas de leerlo, que gracia encontrarme los nombres Pepe y Angelina, tengo familia que se llama así e incluso lo comenté con ellos.
Mi única pega es que me deja con la intriga de saber más de Pa, Tiggy se queda a medias, pero espero que pronto con Electra se descubra más.
Lo recomiendo sin dudas, merece mucho la pena.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
loslibrosdejess
 05 junio 2019
Creo que este libro no era para mí. Me aburrió en todo momento y para mí ha sido una trama de lo más simple y tediosa. Lo que más me gusta, son algunas de las frases que tienen.
Comentar  Me gusta         00
LAKY
 05 diciembre 2018
En este caso, conoceremos a Tiggy d'Appliese, la quinta hermana, la más espiritual de todas. Tiggy es bióloga, especializada en animales y en cómo curarlos, para lo que tiene una especial predisposición. Acude a trabajar a la finca de Charlie Kinnaird con el fin de reintroducir en la zona gatos salvajes. Allí conoce a un anciano gitano, nacido en España, y será él quien le pondrá en contacto con su pasado. Porque Tiggy desciende de gitanos españoles, granadinos más concretamente, y será a Granada adonde tendrá que viajar para conocer a sus ancestros y el motivo de que fuera dada en adopción

Por otro lado, conoceremos a dos familias gitanas –los Amaya y los Albaycín- del barrio granadino del Sacromonte. La historia del pasado nos llevará a finales del siglo XIX y primera mitad del XX para conocer a Lucía Amaya Albaycín, la más famosa bailaora de flamenco de todos los tiempos, así como a sus padres y descendientes.

Como siempre, la novela alterna las dos historias, la del presente y la del pasado, dando casi la misma importancia a ambas (siempre ocupa más páginas la del presente). al igual que en las otras novelas, la parte del presente está narrada en primera persona por Tiggy mientras que la del pasado está narrada por un tercero omnisciente. Siempre con un lenguaje cuidado pero de muy sencilla lectura. La verdad es que todos los libros de esta serie se leen con mucha facilidad pues, aunque tras ellos hay bastante trabajo de documentación –como he podido comprobar en esta entrega- la autora no da datos históricos y sociales sin ton ni son sino que los introduce perfectamente en la vida de los personajes y da la impresión de que éstos vivieron realmente la época.

En alguna ocasión, los personajes del pasado han sido reales pero no en ésta. Lucía, la bailaora, podría haber existido –y es probable que la autora se haya inspirado en alguna bailaora famosa- pero, hasta dónde yo sé, es un personaje salido de la imaginación de la escritora. No obstante, todo lo que cuenta sobre ella y sus allegados podría haber pasado perfectamente en la realidad. Se nota que la autora se ha documentado muy bien sobre los gitanos españoles y sobre el flamenco. Hay datos, pequeñas anécdotas que lo prueban. Por ejemplo, habla en determinado momento de una bailarina española que se iba quitando la ropa buscando una supuesta pulga. Evidentemente, hubo una bailarina y una canción así (lamento no recordar su nombre pero sí que he la he visto citada en alguna revista o programa de televisión). Lucinda no le dedica más que una o dos frases, es una anécdota sin importancia pero que demuestra que realmente se ha “empapado” de lo que ocurría en España –al menos a nivel artístico- en esa época. Es fácil documentarse sobre la guerra, por ejemplo, pero llegar a descubrir anécdotas como esta denota, como digo, un cuidado trabajo de documentación

Me ha resultado muy sugestivo que la historia del pasado –y parte de la del presente- se desarrollara en nuestro país. Además, causalidad, leí el libro una semana después de volver de un viaje a Andalucía donde visité, entre otros sitios, Granada. Me hizo mucha ilusión tener tan frescos en la memoria los sitios citados en la novela y eso ha hecho que la disfrutara un poco más

No obstante, la parte del pasado no es la que más me ha gustado de los cinco libros leídos hasta ahora. Probablemente porque no he conectado con su protagonista, Lucía. Es un buen personaje, no lo dudo, pero no me ha gustado tanto como otros. Aún así, reconozco que todo lo relacionado con la vida y cultura de los gitanos granadinos a través de los últimos cien años resulta muy interesante.

También como en las anteriores entregas, los personajes están caracterizados a la perfección. Tanto los principales como los secundarios, contando con la aparición estelar de dos personajes anteriores como son Ally (qué ilusión me ha hecho volvérmela a encontrar y asistir a un gran acontecimiento en su vida) y Ma la mujer que crió a las seis hermanas.

Ya desde la primera entrega sabemos que en toda esta historia de las siete hermanas hay alguna cosa no del todo clara. Primero, que sean siete estrellas pero sólo seis hermanas. ¿No le dio tiempo a Pa Salt a adoptar a la séptima o hay algo que no sabemos? (sin duda, me inclino por la segunda de las hipótesis). Y, segundo, ¿qué le pasó realmente a Pa Salt? En su desaparición hay algo raro y en esta entrega aparece un personaje que ha hecho que saltasen todas mis alarmas. La autora ya nos va guiando hacía esa séptima entrega donde se resolverán todos los interrogantes; pero, mientras tanto, nos va poniendo los dientes largos haciendo crecer las incógnitas.


Conclusión final

Un logro por parte de la autora conseguir que todas las entregas de esta larga serie sean igualmente interesantes. Obviamente, unas nos gustan más que otras (por los escenarios, los personajes, las historias en sí) pero todas mantienen el nivel

Deseando que nos tiene que contar la sexta hermana, Electra
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MegRaven
 24 noviembre 2018
Tiggy es la más sensible de las hermanas y tiene una intensa conexión con la naturaleza, de ahí su interés por irse a trabajar a las Highlands escocesas donde ayudará en la reproducción del gato montés, junto al cuidado de otras especies... y la convivencia con un grupo de personas que sin saberlo, la llevarán directamente hasta los orígenes de su familia.

Siempre ha estado en contra de la muerte innecesaria de animales, de ahí que sea vegana, aunque en la finca de Charlie Kinnard la caza del ciervo es legal y hasta obligatoria para mantener bajo control su población a falta de otros depredadores naturales. Aún así, parece existir la presencia de un formidable ciervo blanco que sólo simpatiza con nuestra recién llegada... al igual que Charlie, que vive atrapado en un matrimonio infeliz y parece verse fascinado por la vitalidad que desprende Tiggy.

Al igual que en anteriores novelas (Ésta continúa de "La hermana Perla" reseñada aquí) seguimos los pasos de una de las hermanas D'Aplièse intentando conocer sus orígenes. Todas ellas fueron adoptadas por Pa Salt y, tras la muerte de éste, emprenderán diversas travesías con el fin de averiguar quién es su familia biológica. En el caso de Tiggy, todas las pistas la llevan hasta España y más concretamente a Granada. Siempre ha tenido un sexto sentido, un don que la permite establecer una intensa conexión con la naturaleza. Lo que nunca imaginó es que esa habilidad la había heredado de sus antepasados gitanos.

Entre ellos encontramos a Lucía, una de las mayores bailaoras jamás conocidas, aunque a su vez tenía un amor propio que en ocasiones la volvía demasiado altiva y prepotente. Amada y odiada a partes iguales, Lucía se vio obligada a huir de España en tiempos de guerra y esto la dio la oportunidad de labrarse una fama internacional por cada país que pudo visitar. Sin embargo, no toda su familia logró salir de allí y muchos perecerían en esos años de horror. ¿Logrará Tiggy reencontrarse con alguno de ellos?

La historia de ambas mujeres no podía ser más diferente, marcando por un lado la vida de Tiggy trabajando en la finca escocesa de Kinnard, y por otra el núcleo gitano al que pertenecían sus antepasados españoles, empezando por Lucía. Vuelve a haber amores imposibles (Aunque menos marcados que en otras novelas) y una fuerte carga dramática que nos introduce por completo en la historia.

Al principio me hacía ilusión que una de las hermanas fuera a tener orígenes españoles, pero la historia de Lucía no me llegó a conquistar y no sé si será precisamente eso lo que terminó siendo su handicap. al ser una historia más cercana no la viví con la emoción y el desconocimiento que me causaron otras, y sin embargo estuve embelesada por la personalidad de Tiggy y su lucha incansable por defender a los animales o proteger la finca donde trabaja, junto a las buenas personas que viven en ella.

Los personajes secundarios vuelven a brillar con luz propia y aquí podemos confirmar que existe un antagonista muy claro, uno que preveo tendrá importancia en la siguiente novela y posiblemente en toda la saga. de hecho, Lucinda se inspira mucho en la mitología griega para crear éstas novelas y si las hermanas son un homenaje a las siete Pléyades, éste antagonista está inspirado nada menos que en la figura de Zeus. Y... ya conocemos la afición de éste dios por buscarse amantes, ahí lo dejo.

Sí que sigue patente otra seña de identidad de la saga: Mujeres fuertes y de ideales indomables que tiene muy claro lo que quieren, aunque sean muy distintas entre sí. Además, el amor y la pérdida siguen siendo patrón indiscutible de sus vidas.

Como ya comentaba al principio, visitando la página web de la autora puedes documentarte sobre todos los lugares, culturas o personajes históricos citados en cada libro. Desde luego la autora hace todo lo posible por ser fiel a cada uno de ellos, pero no olvidemos que sus novelas siguen siendo ficción y aún en el caso de errar, es irrelevante para la trama.

Quizá no es el mejor volumen de la saga, pero "Las siete hermanas" siguen siendo una maravillosa conjunción de astrología, feminismo, mitología, romance... junto a unos personajes capaces de amar y sufrir a partes iguales.
Enlace: http://elcuervodealasrotas.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lorena_pf
 20 noviembre 2018
Sigo destacando que esta saga es genial y me está encantado...creo que no se conoce suficiente y que más personas deberían darle una oportunidad...¡Yo acabo de terminar la quinta historia y aún sigo sorprendiéndome de las tramas que crea Lucinda Riley!

La historia de Luna, más conocida como Tiggy, la quinta hermana nos trae una historia totalmente diferente a las anteriores, que entremezcla la historia del presente con la del pasado para descubrir su procedencia. En la historia presente tendremos una trama muy interesante e intrigante que nos llevará a leer y leer. En la historia del pasado conoceremos la cultura y las tradiciones gitanas así como el folclore y además nos situaremos en un momento histórico muy difícil para España: la Guerra Civil Española.

Además, la autora sigue dejando pistas acerca del padre adoptivo de las hermanas, lo que hace que empecemos a dudar de muchas cosas...

Este es un libro un poco más espiritual que los anteriores y quizá eso ha sido lo que menos me ha gustado de la historia. Tengo que admitir que no soy creyente con lo cual las historias espirituales y de adivinación me parecen poco reales.

Sin embargo, este factor no ha hecho que no me gustara la historia...porque han habido otros muchos aspectos que me han encantado como por ejemplo que la trama se contextualice en países y ciudades a las cuales he tenido el placer de viajar. En esta ocasión, la hermana Tiggy nos lleva a Escocia (un lugar precioso), a Granada, concretamente al barrio del Sacromonte (para todas aquellas personas que no han estado...¡TENÉIS QUE IR!), también nos situarán en el barrio chino de Barcelona (actualmente también conocido como el barrio del Raval), en Lisboa, en Argentina...

En este libro también nos explica la cultura gitana con mucho respeto...una cultura con una gran tradición folclórica que ha llegado a gran parte del mundo. Gracias a la investigación y documentación de la autora, puedes llegar a conocer en profundidad ciertas curiosidades que yo viviendo en España desconocía.

Otra cosa que me ha sorprendido es encontrar ciertas escenas que a día de hoy se reflejan en la realidad. Cuando tuve la oportunidad de estar en Granada y de pasear por sus calles, me encontré a gitanas vendiendo romero en las puertas de la catedral, tal y como se describe en el libro. Esto hace que sepamos el gran trabajo que hay detrás de un libro...conocer cada rincón que se explica en la novela, conocer cada detalle de la religión, etnia o cultura que se relata....¡Lucinda Riley con esta saga se merece un 10!

Los personajes de la historia también me han calado muy hondo...tanto los de la actualidad como los de la historia ambientada en el siglo XX. Tiggy es un personaje adorable, al igual que Cal, María, Zara y Chilly. Cada uno tiene su personalidad con sus más y sus menos...pero por una u otra razón han llegado a quedarse con un pedacito de mi corazón. Por otro lado, están Lucía, José y Ulrika que me han provocado cierto rechazo por sus actitudes egoístas, avariciosas y despiadadas.

En resumen...esta quinta historia me ha encantado tanto por su ambientación como por la historia que relata llevándonos a conocer de pleno la cultura gitana, sus tradiciones y el folclore. ¡Una historia que te hará sufrir en ciertos momentos, te hará ilusionarte en otros y sobretodo te mantendrá en tensión. ¿Te animas a leer esta maravillosa saga?
Enlace: https://labateriadelibros.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Irina0303
 07 noviembre 2018
Lo esparaba con ansia
Comentar  Me gusta         00
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
41 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
{* *}