InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8432235091
Editorial: Planeta (14/05/2019)

Calificación promedio : 4.2/5 (sobre 15 calificaciones)
Resumen:
Sorprendente como Nada, esencial como El Principito, universal como El Barón Rampante y original como La elegancia del erizo. Un debut inolvidable. Una novela sensible, exquisita y osada, para lectores de todas las épocas y todas las edades.

Mafalda es una niña de nueve años que adora ir a clase, jugar al fútbol y a su gato, Ottimo Turcaret. Está segura de que el espíritu de su abuela vive en el cerezo que hay en el patio de la escuela, junto a Cosimo... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
marenpergamino
 30 July 2022
He aquí un golpe bajo de 200 páginas. Alto ahi, señor juez!✋Fue debajo del cinturon! Certero, sin piedad,sin escrúpulos, donde más duele... porque diablos, si el relato de una niña de 9 años quedándose ciega no los sensibiliza, tienen que pedir turno con el médico. Como mínimo no tienen sangre, o corazón, o tienen la amigdala del tamaño de una almendra. En cualquier caso, les falta empatía porque este librito duele. Sobre todo a los que tenemos hijos de corta edad y entendemos que ningún niño debería tener que enfrentarse a la oscuridad tan pronto.
Pero eso es lo que relata Mafalda,tan pequeña, tan bonita y tan pero tan vulnerable, perdiendo poco a poco el sentido de la vista, teniendo que tachar de una lista cosas que ya no puede puede hacer, como leer o jugar al fútbol o ver el cerezo de su escuela desde lejos; y buscando aquello que de verdad importa, aquello que estará aún cuando se quede ciega porque...Taraaannn!!! Lo esencial es invisible a los ojos (Sí, amantes del principito, Mafalda aprende a leerlo en braille). Y para colmo de males, que creen? El libro está escrito en primera persona. Sip, la que cuenta cómo va perdiendo poco a poco todo en su vida es ella, la niña de 9 años.
Y después de esto leer el librito es casi como darse unos latigazos, cierto? Es imperdonable, no es así? Paola Peretti, NIÑA MALA! HACIENDONOS CORTAR CLAVOS Y SUFRIENDO COMO SI NO HUBIERA UN MAÑANA, QUIEN TE CREES QUE SOS?!😠 ... Pues...☹ resulta que esta mujer será una desgraciada sin piedad, pero simplemente cuenta y escribe de lo que sabe y conoce porque al igual que Mafalda, ella también tiene la enfermedad de Stargardt: una degeneración en la mácula irreversible que ataca a la gente joven y que la deja inexorablemente ciega.
Si alguien puede escribir un libro tan doloroso es ella, y no lo hace nada mal.
P.d: entre otras cosas, Paola Peretti tuvo que dejar de dar clases porque ya no podía corregir y sentía que ya no podía cuidar bien a sus alumnos...😭.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         5326
Maestrat72
 14 November 2022

Es extraño lo que me ha pasado con este libro. Cuando lo acabé le puse 4 estrellas rápidamente. Me había emocionado y creí que se las merecía. Pero, así como la mayoría de las veces las reseñas salen casi solas porque tengo claro las sensaciones que me ha dejado la historia, en este caso estaba completamente bloqueado. En blanco. No lo entiendo. Me ha gustado y le he puesto 4 estrellas pero no se qué decir acerca de esta novela.
Después de dejarla madurar un poco en mi cabeza he llegado a la conclusión de que he de bajarle la puntuación. Has hecho trampas conmigo Paola Peretti y creo que te he pillado. El primer impacto duele, pero es como el dolor de la tirita cuando te la quitas de golpe. Punzante durante una fracción de segundo pero que desaparece de inmediato. Y es que esta brevísima obra (se lee en apenas una tarde de domingo) cuenta con los elementos esenciales que hacen que camine por la fina frontera entre el relato emocionante y la historia sensiblera. La niña, la bedel, la mascota, el niño, la abuela. Todos ellos con sus circunstancias, como decía Ortega. Unas circunstancias, todas ellas, que sirven para ir apretando las tuercas que estrujan tu corazón. Pero la suma de todas no poseen la suficiente potencia para mantener la presión durante mucho rato. al poco tiempo esta presión se diluye y veo que la autora las ha utilizado para conmoverme de forma facilona. Se trata de una lectura fácil en dos sentidos: por una parte, es corta y no entraña ninguna dificultad. Por otra, peca de una serie de recursos muy efectivos en el corto plazo pero que no consigue dejar la emoción fijada en tu cerebro durante demasiado tiempo. Me falta profundidad. Cierto es que quien habla tiene solo 9 años pero, no se, quizás ahí es donde entran en juego los recursos de la autora. Posiblemente esta opinión no sea muy popular, pero es sincera. Que no se me acuse de falta de empatía. He intentado ser lo más subjetivo posible. Si, subjetivo. al final hay tantas versiones de una novela como lectores porque cada lector hace suya la novela. Quizás, también, y hablo desde el atrevimiento que me brinda la ignorancia, aquí es dónde radica la diferencia entre autores. Me explico: Cormac McCarthy logra en “La carretera” llegar al centro de tu alma con un lenguaje conciso, austero, sobrio y con únicamente dos personajes. En el caso de Peretti necesita de todo un atrezzo efectista para apenas producirnos una herida superficial. En fin, que para gustos colores. Y comparar este relato con El Principito me parece algo completamente desmesurado.
Por cierto, un pequeño detalle. A lo largo de la historia, Mafalda, la protagonista, comenta varias veces que ve la estrella Polar junto a la luna. Y yo me digo: la estrella Polar siempre señala el norte y es la única que en apariencia permanece inmóvil en el cielo. Por otra parte, la trayectoria de la luna sigue, vista desde la tierra, una trayectoria muy similar a la del sol. Es decir, este-sur-oeste. Si me equivoco corregidme por favor, pero creo que jamás de los jamases se ve la luna mirando hacia el norte. ¿No será que la señora Peretti ha confundido la estrella Polar con Venus? Existe la creencia de que la estrella Polar es la más brillante del cielo pero no es así. El objeto más brillante, después del sol y la Luna es Venus y ni siquiera es una estrella. Es un detalle sin importancia, pero significa que no se ha revisado el texto en profundidad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
AnnieMoneth
 28 July 2019
'El árbol de las cerezas' estaba entre la lista de sugerencias que me ofrecía repetidamente mi dispositivo de lectura cuando lo abría. La portada no me llamó la atención; las ramas de un cerezo y la cola de un gato inspiran poco a la hora de soñar, la verdad. Lo que hizo que cayera en la tentación y adquiriese esta novela fue leer la reseña de la editorial en la que se decía «Sorprendente como Nada, esencial como 'El Principito', universal como 'El Barón Rampante' y original como 'La elegancia del erizo'». de las otras no digo nada, es cuestión de gustos, más bien, pero, ¿esencial como 'El Principito'? Hay que estar muy seguro de la calidad de una obra para atreverse a compararla con la de Antoine de Saint-Exupéry. de modo que, una vez comprada al gigante francés de la distribución y descargada en mi tableta, mi curiosidad lectora me llevó a devorarla ese mismo atardecer en mi jardín.
Si tengo que resumir mi opinión de esta novela con una palabra, elegiría preciosa. ¡Qué bonita! Me ha encantado, y estoy segura de que la leeré varias veces en mi vida. Me emocioné, aunque no fue por Mafalda…
'El árbol de las cerezas' es la historia de Mafalda, una niña de nueve años que padece la enfermedad de Stargardt, una distrofia de la mácula ocular que hace que perciba una especie de niebla o manchas negras que cada vez se hacen más grandes, hasta que llegue el día en que la oscuridad sea total.
«A todos los niños les da miedo la oscuridad, y a mí también, porque para mí la oscuridad es una venda en los ojos que me puse para jugar y ya no pude quitarme».
Mafalda, protagonista y narradora de su propia historia, tiene un gato llamado Óptimo Turcaret y guarda un cuaderno secreto con su propia lista de cosas importantes, de la que va tachando aquellas que considera que no podrá realizar o tener según la pérdida de visión es mayor. Ella cree que el espíritu de su abuela se mudó al cerezo que hay en el patio de su escuela y que vive allí junto a Cosimo, el protagonista de su cuento preferido, 'El Barón Rampante', y a quien ruega ayuda, cada noche, cuando siente miedo.
Los capítulos de esta novela se agrupan bajo partes bien diferenciadas que se corresponden con la distancia que necesita Mafalda para visualizar el cerezo. Los metros entre ella y el árbol se acortan y, según progresaba en la lectura, mi corazón se encogía al comprender lo que esto significaba, intentando prepararme para un final que intuía triste. Aunque, en cierto modo, me equivoqué.
El personaje de Mafalda conmueve, despierta ternura. Es una niña que sufre en silencio, que renuncia a cosas que una vez fueron importantes para ella, que lucha por ser valiente y aceptar los cambios que se producen en su vida, mientras intenta seguir el consejo de su amiga Estella y descubrir lo que es esencial, como lo era la rosa para 'El Principito'.
«Encuentra tu rosa, Mafalda. Lo que para ti es esencial. Una cosa que puedas hacer sin ojos».
Los personajes secundarios de 'El árbol de las cerezas' acompañan a Mafalda en su caminar hacia la oscuridad. Amigos que tras recorrer un breve trayecto se dejan atrás, como Chiara, y nuevos amigos que se quedan, como Filippo, que le enseña a disfrutar de cosas para las que no necesita ver, como cantar o sentir el viento cuando se deslizan en trineo por la nieve. Unos padres que la quieren mucho, pero que se muestran tristes y asustados, y otros adultos como Estella, una mujer de Rumanía que trabaja como bedel en su colegio, valiente como una guerrera amazona frente a las adversidades. Y me sorprendió, para bien, encontrar esa fortaleza en un niño y en el adulto que menos esperaba. de hecho, son los personajes de Filippo y, en especial, Estella, los que contribuyen a dar profundidad y fuerza a la narración. Sin ellos, la historia resultaría demasiado lineal.
Si tengo que poner algún “pero” a 'El árbol de las cerezas', pondría dos. El primero, y de tono menor, la traducción del título original 'La distanza tra me e il ciliegio' (literalmente, La distancia entre el cerezo y yo), algo que me parece más significativo que 'El árbol de las cerezas', que siempre se ha llamado y se llama cerezo, y que como título pierde sentido. El segundo, de mayor calado, que Mafalda tiene ideas que no son propias de una niña de 9/10 años, sino más pequeña. Esta última característica, junto con el tipo de estructura y desarrollo, y la aparición de un solo personaje principal, hace que, más que una novela corta que se lee del tirón, 'El árbol de las cerezas' parezca un cuento largo inspirado en la propia experiencia de la autora que, al igual que su protagonista, también padece una enfermedad ocular.
El árbol de las cerezas es una novela corta (o cuento largo) conmovedora y positiva que nos hace reflexionar sobre lo esencial de la vida y la importancia de no rendirse jamás, pues quien tiene miedo, no vive. A veces necesitamos lecturas tan bonitas como esta, que nos recuerden que la actitud y la capacidad de adaptación (resiliencia) son determinantes para vencer situaciones aciagas.
Enlace: https://despertaresdestonewa..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
astateaine
 06 August 2020
El libro tiene como personaje principal a Mafalda, una niña de 9 años que padece del mal de Stargardt, una dolencia incurable que causa la pérdida de visión progresiva. Por medio de la lectura conocemos todos los pensamientos de Mafalda y sabemos del profundo miedo que le produce quedarse totalmente a oscuras.  Pero también conocemos como se aferra a la esperanza la que para ella se materializa en un cerezo que hay un su escuela, árbol que ella asocia a su abuela fallecida y al personaje de su libro favorito, El barón Rampante de Italo Calvino.
Es un libro tierno, que se lee con facilidad y que sin duda busca que el lector aunque sea por un instante se coloque en el lugar de esta niña que ve como el mundo va apagandose a su alrededor. Pero también es una niña valiente,  no porque no tenga miedo si no porque lo enfrenta a pesar de lo asustada que puede estar .
Una bella historia sobre la capacidad de enfrentar la adversidad.
El libro contiene un fuerte mensaje de rescilencia el que proviene sin duda de la propia experiencia de la autora quien sufre de la misma enfermedad que su personaje.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Nurse85
 02 August 2022
Mafalda una niña de 9 años a la que le quedan unos 6 meses para perder la visión completamente debido a la enfermedad de Stargardt. La autora se inspira en su propia enfermedad para escribir un libro lleno de sensibilidad, ternura y valentía. Una historia sencilla y breve pero con un mensaje de ejemplo y superación muy potente. Cuesta imaginar el terror que debe suponer perder la visión y más en la infancia así como la dificultad de conseguir herramientas mentales adecuadas para superarlo.
Me ha gustado mucho la referencia literarias a otras novelas como el principito o el barón rampante.
Como única pega destacaría que me ha parecido el personaje de Mafalda demasiado cándido e inocente para una niña de 9 años.
En resumen un libro que te hará llorar, valorar más el día a día, relativizar los problemas y las carencias del día a día. No soy de leer historias tristes pero esta merece la pena.
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (33) Ver más Añadir cita
DiemDiem15 September 2022
Me parece que es una pieza difícil porque dura mucho, y me gustaría poder ver cómo se mueven sus manos mientras esta música preciosa se me mete en la cabeza, me toma de la mano y me dice que vayamos a correr juntas, como si fuera amiga mía. Y yo corro, corro sobre un teclado larguísimo que se convierte en una playa, y cada nota es una ola, y yo salto sobre las olas, entre ellas, y me convierto en un delfín, libre. La música mueve el mar entero, el mar hace lo que la música quiere. Cuando abro los ojos, ha llenado también la sala entera, hasta el techo, de flores subacuáticas y flotantes de vivos colores; después el sonido desciende, como la voz del señor que lee libros en mi reproductor de MP3, formando gotas muy límpidas, y al final se vuelve pequeña y azul, una lágrima en mi rostro que me resbala por la mejilla y me moja el cuello del vestido.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
LAURAFIGUEROALAURAFIGUEROA18 October 2022
Algunas noticias deberían darlas siempre teniendo un gato al que abrazar.
Comentar  Me gusta         292
DiemDiem16 September 2022
Porque sabe que lo esencial para mí es encontrar al menos un amigo de verdad, y cuando tu hija de diez años encuentra un amigo de verdad en la oscuridad creo que tienes que estar contenta a la fuerza.
Comentar  Me gusta         50
DiemDiem15 September 2022
Filippo se vuelve hacia mí y me mira. Su cara está cerca, pero sin gafas es como si estuviera lejos. Una gran nube gris la tapa casi del todo, y me pregunto si él me la ve en los ojos.
—¿De qué color tengo los ojos?
—Marrones. ¿Por?
—¿No se me ve nada dentro?
Él se queda callado unos segundos. Creo que me está mirando las pupilas fijamente.
—No, nada. Solo…
Ya está, lo sabía. Se ven las manchas de mi niebla.
—… solo muchos tonos verdes y amarillentos. Como un bosque lleno de setas.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
DiemDiem14 September 2022
La lápida de la abuela es fea, tiene un angelito con cara de tonto, a pesar de que ella no creía en los ángeles, aunque a mí siempre me llamaba «ángel mío».
Comentar  Me gusta         50
otros libros clasificados: literatura italianaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea