InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

LUIS; MURILLO FORT (Traductor)
ISBN : 8483468689
Editorial: Debolsillo (09/03/2016)

Calificación promedio : 3.95/5 (sobre 49 calificaciones)
Resumen:
Una demoledora fábula sobre el futuro del ser humano, destinada a convertirse en la obra maestra del autor. La carretera, novela galardonada con el premio Pulitzer 2007 y best seller literario del año en Estados Unidos, transcurre en la inmensidad del territorio norteamericano, un paisaje literalmente quemado por lo que parece haber sido un reciente holocausto nuclear. En un mundo apocalíptico donde llueve ceniza, un hombre y un chico cruzan a pie el territorio n... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (19) Ver más Añadir una crítica
Yani
 05 septiembre 2018
Primer libro que leo de este autor y no quiero que sea el último. Sin embargo, La carretera me tuvo dudando todo el tiempo porque no soy particularmente adepta al estilo de escritura que usa (no sé si es el mismo de sus novelas restantes, pero calculo que sí). El problema no fue sólo el estilo, sino también la historia.
Y la historia es fácil de reponer: un hombre y un chico (así, sin nombres) intentan sobrevivir a la devastación de Estados Unidos viajando a pie por la (adivinen) carretera. No se sabe específicamente qué sucedió como para que todo esté muerto, desolado, cubierto de cenizas, y tampoco importa. Lo relevante es la relación entre esas dos personas que sólo se tienen la una a la otra y tratan de apartarse de los grupos caníbales y de los ladrones mientras buscan provisiones para soportar el día a día.
Ni el narrador ni los personajes mencionarán el origen de esa tragedia en donde los sobrevivientes están obligados a vagar en búsqueda de alimentos y de elementos que permitan pasar el invierno. A pesar de que lo más importante sea la relación padre e hijo, hay una atención minuciosa en las acciones que muestran cómo el hombre prepara la comida, explora casas abandonadas o desarma una garrafa. Puede llegar a hacerse pesado, sobre todo cuando enumera cosas que después ni siquiera utilizará. En esos instantes sí hay verbos, pero cuando le toca detenerse en la naturaleza es más poético y más escueto.
El hombre y el chico interactúan mucho entre sí, aunque pareciera que lo que dicen es lo mínimo indispensable. Uno es consciente de que el hombre, antes de lanzarse a esa sórdida aventura de sobrevivir, estuvo inseguro y que fue educando al hijo sobre el camino. Resulta interesante el contraste entre la inocencia y la bondad del niño frente al estado de alerta permanente del hombre, que preferiría disparar (con el arma que lleva y sólo tiene dos balas) a cualquier ser humano que encuentren. Por las dudas. Hay una concepción maniquea de “los buenos y los malos” que el hombre va inculcando en el hijo.
La novela adquiere cierta monotonía gracias a esa única relación que se desarrolla en el libro. Los demás cruces con personas suelen ser violentos o penosos. Un detalle que observé: casi no hay mujeres en la trama y la mayoría de ellas están embarazadas, lo cual me hizo pensar algunas cosas que no tiene caso que escriba. No hablan y, si lo hacen (como la única mujer medianamente importante de la novela y a la cual se la deja muy mal parada, para variar), dicen poco y nada. Es curioso.
La carretera tiene cuestiones interesantes para analizar, pero dejando de lado ese aspecto más frío de la lectura, voy a ocuparme de justificar por qué no me causó una excelente impresión si cuenta con elementos para hacerlo. Comenté que el estilo de narración no me convence y que la historia tampoco. Es fácil de leer y la falta de guiones o de comillas que señalan diálogos e interlocutores no es traumática, así que cansa por otros motivos. Me dio la sensación de que podría haber sido más corta porque se ponía innecesariamente el acento en acciones y delineamientos del paisaje (lo poco que queda de él, en realidad). Se hace hincapié en el frío, en las mantas, en el fuego. El lector ya sabe, en esos momentos, que el clima no los acompaña, pero McCarthy se lo recuerda una y otra vez. La trama se resume en caminata- hallazgo de comida- ocultamiento- pelea con personas (no siempre en ese orden). Está interrumpida en algunas partes con los pensamientos del hombre, generalmente vueltos al pasado, y uno nunca sabe cuándo se cortará definitivamente. No me generaba intriga. Sí podía sentir la desesperación y la tristeza de ambos protagonistas, además del horror que despiertan ciertas descripciones, pero no tenía ganas de seguir leyendo.
Definitivamente La carretera muestra puntos fuertes y puntos débiles. al lector que se enfrente con la novela le resta decidir cuáles son los que pesan más. Hubiera preferido darle prioridad a lo bueno, pero no sentí que las interacciones entre padre e hijo y la exposición de la condición humana en medio de la desolación fueran suficientes como para calificarlo con cinco estrellas. de todas formas, me gustó y es un libro que recomendaría a aquellos que deseen leer algo distinto sobre ambientes apocalípticos, ya que están tan de moda.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Carampangue
 02 mayo 2019
Imagínense una novela postapocalíptica, con un mundo quemado, y los sobrevivientes intentando encontrar lo que se pueda para comer, cubrirse o defender sus vidas. Imaginen bandas armadas de malhechores barbudos, capturando gente para esclavizarla y para alimentarse de su carne, mientras un padre y su hijo intentan esconderse de personas así mientras intentan llegar a algún lugar en el que haga menos frío y puedan pasar el invierno.

Podría ser una novela de acción y aventuras trepidante... pero es algo mejor. Mucho mejor. Es una novela que, a partir de un lenguaje austero y sin fiorituras nos muestra el recorrido de ese padre y su hijo en un mundo devastado. McCarthy ni siquiera nos cuenta por qué el mundo se ha dañado, y en verdad no le interesa: su preocupación es humana, mostrándonos la fragilidad de esa pareja que se necesita desesperadamente: un muchacho que sin padre estaría solo en el mundo, a merced de los depredadores humanos que pululan por ahí, y que con seguridad moriría pronto, y un padre que necesita tener a su hijo al lado, y que sin duda elegiría dejarse morir si no fuera por él. Una dupla que se cuida, se acompaña y comparte los últimos restos de la civilización.

Pero hay otra preocupación en La carretera: la lucha del Bien y el Mal en un mundo en el que la desesperación hace que la posibilidad del Bien se vea cuestionada. El padre estará constantemente recordándole a su hijo que ellos son los buenos, que ellos no harían ciertas cosas (como comerse a los niños, por ejemplo), y que tampoco dañarán a las personas sin necesidad estricta. El niño, por su parte, mostrará gestos espontáneos de bondad hacia las personas que se encuentra en la carretera, y de alguna manera todo el viaje es una extensa protección del Bien, una defensa de la humanidad, en un momento en el que la inhumanidad campea.

Cormac McCarthy es machacón en sus descripciones, y lo único que parece interesarle es el viaje a través de la carretera en desuso. Presta poca atención a las aventuras -que las hay, sin duda- y mucha atención a esa desesperada obstinación del padre que, luchando contra el hambre, el cansancio y la desesperanza, intenta evitar que él y su hijo perezcan, enfermen o se conviertan en animales. Pocos, pero magníficos, diálogos, para contarnos una historia severa, que prescinde de todos los adornos, para quedarse solo con lo esencial.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
fabite26
 05 marzo 2019
Debo confesar que cuando me acerqué a esta novela pensaba que la historia se centraba en un futuro apocalíptico, el resto del argumento era un misterio.
El interés por leerlo surgió de una clase de estudios culturales donde, el contexto en el que se la mencionó está levemente confusa en mi mente, pero el interés que despertó en mí era claro. de ahí que adquiriera la novela.
La historia no se centra en un futuro apocalíptico donde los seres humanos luchan por sobrevivir, porque si así fuese carecería de mucho de lo que posee.
No es una lucha por sobrevivir lo que los personajes buscan, es el deseo de seguir viviendo, luchando todos los días contra la muerte y la deshumanización.
La lucha contra la muerte es una causa perdida, pero dejar de ser humano en medio de un mundo desmoronado, muerto y peligroso es lo más difícil que se puede hacer.
Los personajes, un padre y su hijo, caminan por una carretera empujando un carrito de supermercado, esta imagen se llena de significado deliberado o también inconsciente.
La carretera que indica un camino, sobreviviente de la ya destruida ciudad, la única conexión con el pasado. El carrito en el que se llevan los alimentos, otra conexión, es símbolo de que el hombre vive atado a determinadas pautas que se establecen en una sociedad para poder sobrevivir. Las nuevas reglas de un mundo convulsionado son rechazadas por quienes se niegan a renunciar a su pasado y al orden. El padre y el hijo, siempre a la búsqueda de alimento, ausentes de contacto humano, porque al otro que ha renunciado a su humanidad, se le teme.
Con respecto al estilo del autor, el argumento es casi estático, no hay muchos cambios en las escenas que se nos muestran pero los pequeños capítulo y diálogos van elaborando una trama más profunda. Se permite observar la composición de la obra y seguir cada uno de los movimientos de los personajes.
Si bien el final, no es sorpresivo ni culminante, la historia no está hecha para finalizar, así como no se cuenta el principio .Es solo la narración de un pasaje de la vida.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
JuanjoAranda
 08 julio 2020
Ufff!! Que mal lo he pasado!!! No es un libro para disfrutarlo, es un libro para sufrirlo. Es un libro contado en blanco y negro. Los paisajes que describe, los sucesos y la forma de contarlos son grises, tristes, claustrofóbicos, desesperantes... A la larga puede resultar un poco monótono.
Me costó bastante arrancar porque el estilo del autor es bastante particular. Sin capítulos, sin diálogos marcados, solo texto separado en párrafos. Eso hace que el libro sea un poco más denso de lo que debería y a veces confunde cuando hay conversaciones.
Los diálogos son bastante sencillos. A veces, bastante directos y profundos; otras veces, muy tontunos.
El final, ni me ha gustado ni lo he entendido del todo. Hay muchas cosas que se quedan en el aire y a pesar de que pueda parecer un final feliz, para mí no lo es.
Comentar  Me gusta         50
MaiteMateos
 18 marzo 2019
La carretera, ganadora del Premio James Tait Black Memorial Prize en 2006 y el Premio Pulitzer 2007, es una novela post-apocalíptica y distópica inquietante, opresiva, impregnada de crudeza y lucidez. Cormac McCarthy acierta al transmitir un clima de angustia y desolación a través de breves diálogos y extensas descripciones ambientales, construidas a partir de frases cortas y sencillas, con un estilo muy visual y al mismo tiempo narrativamente transgresora, con el objetivo de inducir a la reflexión sobre la condición humana. En el año 2009 se estrenó una adaptación cinematográfica del director John Hillcoat protagonizada por Viggo Mortensen.
“Nosotros somos los buenos y llevamos el fuego” es la frase clave de la novela. Porque a pesar de la terrible situación en la que se encuentran los dos protagonistas, un padre y un hijo, sin nombres, supervivientes y herederos de un mundo carbonizado, devastado por un holocausto, avanzan esperanzados los dos solos por una carretera, hacia el sur, hacia el mar, huyendo de un frío intenso y de otros supervivientes que se devoran los unos a los otros. La frontera entre el bien y el mal durante ese avance, a ojos del niño e incluso a ojos del padre, se presenta a menudo difusa, distorsionada y a menudo se sienten desbordados por ciertos interrogantes existencialistas que tensan su relación de padre hijo. ¿Por qué estamos vivos? Se preguntan. ¿Dónde está dios si es que existe dios? ¿Quiénes son los buenos y quiénes son los malos? ¿Por qué auto convencernos de que somos buenos si nuestras acciones no son siempre buenas? ¿Puede existir el bien en tiempos tan atroces? Y no obstante, el padre debe esforzarse en hacerle entender a su hijo, que pese a verse obligados a desconfiar de todos y de todo, aún debe quedar más gente como ellos que ante las circunstancias más adversas respetan al prójimo. Por eso son los portadores del fuego, metáfora de la esperanza, en esa carretera que es también la metáfora del destino, de la vida y la lucha por mantener la lucidez y la integridad en unas circunstancias de deshumanización tan absoluta.
Enlace: https://maitemateos.wordpres..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
HumildeLectorHumildeLector17 octubre 2020
¿Qué es lo más valiente que has hecho? El hombre escupió en la carretera una flema sanguinolenta.
Levantarme esta mañana, dijo.
Comentar  Me gusta         20
SatrinaSatrina08 diciembre 2017
Cuando se dedicaba a mirar cómo dormía el chico había momentos en los que empezaba a sollozar sin poder controlarse pero no por la idea de la muerte. No estaba seguro de cuál era el motivo pero pensaba que tenía que ver con la belleza o con la bondad.
Comentar  Me gusta         10
Vane24Vane2406 julio 2018
Y los sueños tan llenos de color. ¿Cómo si no te reclamaba la muerte? Al despertar en el frío amanecer todo se volvía ceniza al instante. Como ciertos frescos antiguos sepultados durante siglos y expuestos de repente a la luz del día.
Comentar  Me gusta         10
SatrinaSatrina08 diciembre 2017
Un frío como para agrietar las piedras. Como para quitarte la vida. Abrazó al chico que tiritaba y contó cada frágil respiración en medio de la negrura.
Comentar  Me gusta         10
YaniYani05 septiembre 2018
A veces el niño hacía preguntas acerca del mundo que para él no era ni siquiera un recuerdo. Se esforzaba mucho para responder. No existe pasado.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: ciencia ficciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre la literatura de Estados Unidos?

La leyenda de Sleepy Hollow es un relato corto de terror y romanticismo, se desarrolla en los alrededores de...

Nueva York
Londres
Chicago

10 preguntas
34 lectores participarón
Thèmes : literatura norteamericanaCrear un test sobre este libro
{* *}