InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre Los crímenes de Alicia (19)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Blog_La_Copela
 06 septiembre 2019
Cuando La Hermandad Lewis Carroll decide que publicará los diarios privados de uno de los autores más conocidos de todos los tiempos aún no imaginan que una de sus becarias va a hacer un gran descubrimiento. Kristen Hill hace un viaje para reunir los cuadernos originales y será entonces cuando se encuentre con algo que no esperaba. Algo que todo el mundo desconoce y que será una gran revelación cuando salga a la luz.

La Hermandad decide celebrar una reunión para que Kristen pueda desvelar al resto lo que ha descubierto pero ella nunca llegará a esa reunión. Y no acabará ahí, porque esto solo será el principio de una serie de crímenes que, empleando el marco de la conocida obra de Carroll, afectarán a la Hermandad.

"Y aún así llamamos a la policía. Debo decir que fui yo quien insistió, estúpidamente, para que llamáramos a la policía."

Nuestro protagonista y narrador será un joven estudiante de Matemáticas que, junto al profesor de Lógica Arthur Seldom, tratará de descifrar el misterio sobre la hoja del cuaderno que descubrió Kristen y el por qué de los crímenes, que le llevará a descubrir también quién los está llevando a cabo.

Cuando esta novela se alzó con el Premio Nadal 2019 y se anunció su lanzamiento, parecía hecha para mí. Una historia sobre Carroll, sobre sus cuadernos y sobre un misterio oculto en ellos que desencadenaría una oleada de crímenes teniendo como telón de fondo Alicia en el País de las Maravillas. Conmigo hacía pleno. No obstante, al poco de empezar a leer este libro, me percaté de que no iba a cumplir con mis expectativas.

Puedo decir que conozco bien la vida y obra de Charles L. Dodgson (Lewis Carroll) y aún más todos los entresijos que dieron lugar a la historia de Alicia (conflictos con la familia Liddell y la afición de Carroll por la fotografía, por ejemplo, así como algunos de los problemas que esta afición le acarreó). Siempre ha sido un misterio cómo se desarrolló realmente esa relación del autor con las hermanas Liddell y cómo se puso fin a dicha relación. Por un lado encontraremos mucha documentación sobre cómo terminó horriblemente mal, pero el matemático nunca llegó a dejar por escrito nada que nos haga deducir que realmente fuera un episodio tan dramático.

Aún sabiendo que esta novela es un thriller inspirado en ese universo pero sin ánimo de aportar nada en cuanto a documentación histórica, no pude sino hacerme ilusiones con que estuviera un poco más imbuido del espíritu y el universo de Alicia y si bien no diera información nueva (lo cual es muy complicado), sí que esperaba algún que otro juego literario, relaciones con la obra, espejismos y acción. Pero me descubrí a punto de terminar la novela sin que hubiera pasado nada realmente trepidante y aunque no me he aburrido con esta lectura, tampoco me ha tenido demasiado preocupada por saber el final. Pocas sorpresas.

"El crimen perfecto no es el que queda sin resolver, sino el que se resuelve con un culpable equivocado."

Los crímenes de Alicia es un thriller contemporáneo. Incluye asesinatos, una misteriosa Hermandad, una pareja de investigadores extraoficiales, un policía y un gancho temático. Adentrará tímidamente a los no iniciados en la historia de Carroll y su relación con Alice Liddell y ofrecerá un misterio que será resuelto satisfactoriamente al final.

A quienes les interese ahondar un poco más en la historia del autor y su relación con las hermanas Liddell, les recomiendo la lectura de otra obra que a mí sí que me resultó interesante desde este punto; La casa del espejo, de Vanessa Tait, bisneta de Alice Liddell. Es una voz que cuenta con datos desde una perspectiva privilegiada. Merece mucho la pena.

Guillermo Martínez nació en Bahía Blanca, Argentina, en 1962 y desde 1985 reside en Buenos Aires. Está doctorado en Ciencias Matemáticas. Aunque había publicado varias obras anteriormente, fue en 2003 cuando publicó Crímenes imperceptibles, traducida a 40 idiomas y llevada al cine por Alex de la Iglesia con el nombre de Los Crímenes de Oxford.
Enlace: http://lacopela.blogspot.com..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Beatriz_Villarino
 28 abril 2019

Novela negra y extraña porque apenas aparece sangre; de hecho los asesinatos están expuestos como si pertenecieran a un mundo fantástico. Y sin embargo la tensión va aumentando en cada situación, en cada final de capítulo, en cada página.

…y su mano, al extenderme el papel, temblaba un poco […] L.C. learns from Mrs. Lidell that

No sólo los personajes quedan intrigados por el final de la frase, también el lector permanece atrapado en el misterio, sobre todo cuando G. realiza el estudio caligráfico y demuestra que «eran de la misma mano»; la autora del escrito era Menela Dodgson. de esta forma, siguiendo el orden de lo escrito nos integramos en las transformaciones y desviaciones del esquema original, en dilemas de tipo matemático o filosófico que pretenden explorar la mente, la de los personajes y la nuestra, hasta descubrir la lógica de hechos que parecían fantásticos. El conceder importancia a algo secundario hasta hacerle ocupar central de la investigación puede ser una influencia de Borges, al que alude también en alguna ocasión, indirectamente «Estoy encantado de saber que es argentino, porque fue gracias a su escritor que llegué a la Hermandad».

Novela de intriga en la que las incertidumbres se van almacenando para configurar un clima excéntrico, sospechoso desde cualquier punto de vista, aunque sea a través del humor «¿No podría tener una invitación especial para la reunión del viernes? ¿Una wild card ¿O hay algún ritual de iniciación sangriento o una prueba secreta de ingreso?».

Novela policíaca en donde el inspector Petersen, único policía que aparece, queda anulado ante la investigación lógica y matemática del profesor universitario Arthur Seldom, verdadero resolutor de los crímenes, «Apenas terminó de hablar nos dijo que se volvía a su oficina… para escribir u renuncia de inmediato».

La magia de Alicia en el país de las maravillas impregna el mundo y consigue mediante la literatura, la televisión, los ordenadores y la razón un nuevo realismo mágico, mucho más inquietante que el del Boom hispanoamericano de los 60

les ordenó luego que le seccionaran la cabeza e hicieran desaparecer para siempre el cuerpo

algo vino sobre mí como un payaso de resorte y hacia arriba fui como un cohete espacial

calambres masivos, vómito, una sensación de quemadura en la lengua y en el tórax […] siente que los ojos salen de sus órbitas y que la cabeza se agranda más y más, como si fuera a estallar

En este realismo mágico, algunos habitantes desaparecen, otros vuelan, y otros perciben crecer sus miembros de forma desmesurada, pero luego caen, aparecen donde no deben y sienten cómo se rompen por dentro antes de morir. Entre todos conforman un irrealismo lógico, en el que la imaginación consigue crear una realidad más dura que la propia ficción, donde el lector se enfrenta también, con certeza perturbadora, a un mundo que alberga lo imaginario y lo trágico como partes integrantes de un todo. Sólo hay que mirar desde el punto de vista correcto.

lo real es siempre una proyección, una huella de algo que caminó en otras dimensiones

Por otro lado, surgen en el relato dos grupos que en principio deberían velar por la amistad. Uno es la Hermandad de Lewis Carroll. Si tenemos en cuenta que hermandad viene del latín germanitas, cuyo significado es fraterno, esta asociación debería estar vinculada a la amistad entre un grupo de personas que se mueven por objetivos comunes, en este caso por el interés hacia Lewis Carroll. de hecho el grupo lo forman matemáticos, psiquiatras, psicólogos, profesores… y militares. Aquí es donde el poder que el Estado deposita en su servicio Secreto MI5 se exhibe con toda su magnificencia, y con total impunidad puede hacer desaparecer personas hasta eliminar su rastro y construir en el momento que quiere otra realidad. Pero Guillermo Martínez tiene el poder de revertir el mundo real, ilógico en su irrealismo lógico, por eso cuando G. se percata de que «un anciano encorvado salía en ese momento por entre las pequeñas columnas de piedra de la entrada […] Era Sir Ranelagh […] Tuve entonces un impulso repentino […] Admiré una vez más el trabajo virtuoso, impecable, de Leyton antes de sustituirlo por el papel verdadero. El universo tenía ahora un parche sobre otro parche, y lo auténtico quedaría siempre oculto como falso».

La acusación hacia este tipo de sociedades paralelas va implícita no sólo al referir las hermandades laicas sino también las religiosas; la hermana Rosaura forma parte de la rama metodista y da pie a que el profesor Seldom denuncie las actividades llevadas a cabo por este tipo de sectas que, amparándose en una doctrina y en los momentos de mayor debilidad del ser humano, se apropian de su voluntad hasta conseguir que cambien un razonamiento lógico por lo ilógico de la devoción; de esta forma el poder personal de decisión queda anulado, y desde el momento en el que abrazan la fe viven en la realidad que les presenta la religión.

Dos asociaciones peligrosas para el sentido común y en las que Seldom no termina de confiar. Por un lado, ante los crímenes sospecha de los integrantes de la hermandad. Por otro, huye de la hermana metodista y cree que, en el momento más voluble de Kristen, le hará daño.

Los crímenes de Alicia vuelve a traer al estudiante G, protagonista de Crímenes imperfectos que nos recuerda al propio autor, quien mezcla ficción y realidad al jugar, no solo con la persona del personaje «Como diría el poeta: no hay fuente más rumorosa que la palabra no dicha, ni libro más extenso que el que perdió una página», sino con el tiempo, pasado y presente, en un flashback que le permite introducir a su antiguo profesor, Arthur Seldom en su nuevo trabajo «inferir a partir de una imagen inmóvil […] una posible reconstrucción, un pasado probable». Entre los dos ejercerán nuevamente como investigadores experimentados ante una serie de crímenes cometidos alrededor de la Hermandad de Lewis Carroll, ocupada en sacar a la luz cualquier estudio de la vida y obra de este matemático, lógico, religioso, fotógrafo y escritor británico del siglo XIX.

Pero de todos es sabida la controversia que gira en torno al autor de Alicia, su integridad, el amor por las niñas a un paso de la pedofilia o viceversa, su pedofilia amparada en el candor que le evocaba la infancia. Así pues, y partiendo de la foto de una niña desnuda que recibe una becaria, Karen, unida al descubrimiento que ésta hace de una frase decisiva arrancada del diario de Carroll por su sobrina y apuntada por ella misma en un papel, comienzan a desencadenarse varios hechos que transformarán la vida de la pacífica hermandad.

Karen es atropellada pero no muere, el editor del libro de la becaria, que haría revisar estudios anteriores llevados a cabo por las eminencias expertas en Carroll, muere envenenado; al periodista encargado de difundir lo encontrado por Kristen en el papel, lo encuentran decapitado.

A raíz de estas muertes van saliendo intimidades, algunas no del todo éticas, de los miembros de la hermandad, hasta el punto de que el inspector Petersen sospecha de todos ellos. Finalmente será sólo la lógica de Arthur Seldom la que resuelva las muertes:

…en la vida real ocurre casi al revés, nadie cercano nos parece convincentemente criminal. La policía saca a la calle a un hombre esposado que enterró siete mujeres en su jardín, excavan los cadáveres uno tras otro y aun así, sus vecinos no lo creen del todo: era un hombre encantador, dicen, siempre nos saludaba y nos daba consejos de jardinería.

El humor sin estridencias salpica todas las páginas de Los crímenes de Alicia; la ironía ingeniosa es despiadada incluso si hay niños de por medio, aunque siempre se tenga en cuenta el comportamiento relacionado con la época, con el tiempo en el que ocurrieron los hechos, «Henry escribió un libro invalorable con la compilación de la correspondencia de Carroll con todas sus amigas niñas […] y también organizó el archivo de todas las fotos […] él nos dijo que había sido puro placer».

La unión de pasado y presente en el cronotopo cero de Bajtin es evidente en esta novela; fácilmente encontramos el espacio y el tiempo comprimidos y sólo visibles desde el punto de vista artístico «Todas aquellas caras parecían decir lo mismo, una y otra vez, en distintas épocas […] y cuál era el orden […] si miró con cuidado, habrá visto la verdad». La realidad queda transformada en el irrealismo novelado de Bajtin, del mismo modo, la lógica matemática de Guillermo Martínez distorsiona la fantasía del mundo en un realismo imaginario.

Asimismo aparece en la novela una crítica a la codicia de los editores, y de las personas en general, para quienes el dinero está por encima del altruismo, el arte o la cultura.

Los medios de comunicación de masas, prensa, internet, televisión o cine conforman a veces un mundo más real que la propia realidad, fruto de la globalización en la que EE.UU. ha envuelto al planeta. Así Seconds, la película que va a ver Kristen, se mezcla en su vida como presagio de lo que le ocurrirá a ella al ser absorbida por la hermana Rosaura, hasta llegar a plantearse una inquietante vida paralela.

El lenguaje matemático abunda en el misterio que envuelve la novela «¿…nuestro mínimo chispazo de la función Delta entre dos ceros eternos, favoreciera al menos la multiplicación de amores?».

Las metáforas de fantasía informática nos introducen en el ambiente escaso de sentimientos que rodea a los personajes, «el silbido asmático de los pequeños ventiladores internos, como si hubiera puesto a los gnomos acarreadores de bits a una tarea muscular titánica».

Y las comparaciones matemáticas ofrecen un punto de vista de irrealidad lógica al ser humano «Las arrugas de sus mejillas, como un campo vectorial, se reorientaron hacia arriba y algo de la mujer hermosa que sin duda habría sido estuvo a punto de aflorar».

Novela universal a pesar de estar plagada de los americanismos propios de un escritor argentino. Novela moderna que nos recuerda lo mejor de la estética del Boom hispanoamericano, pero lejos de la naturaleza americana, en los sótanos de una hermandad inglesa. Novela plagada de giros y novedades que conviven con las ideas de los clásicos. Perfecta.

Enlace: http://elblogaurisecular.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
leyrenosbooks
 17 marzo 2019
Cuando vi la portada y el título del libro pensé "¿un thriller de Alicia en el país de las maravillas? Tiene que ser interesante." Sin embargo, me he encontrado con algo que no esperaba y que me ha decepcionado un poco.
A lo largo del libro nos encontramos con un estudiante de matemáticas que de alguna forma entra en la Hermandad de Lewis Carroll, aunque no como miembro, y a la vez tenemos a Kristen que pertenece a ella y que encuentra que una de las páginas de uno de los diarios de Carroll ha sido arrancada y que han dejado una frase que resume su contenido de manera muy breve. La hermandad convoca una reunión pero Kristen no llega, y a partir de ahí empezarán a suceder una serie de misteriosos crímenes que tienen relación con el autor de Alicia.
Como veis, la sinopsis pinta muy bien pero no es exactamente lo que me he encontrado en el libro.
La pluma y la forma de escribir es completamente adictiva y si además te gustan las matemáticas, la lógica y la filosofía lo vas a disfrutar. Sin embargo, estamos hablando de que es un thriller y yo por lo menos, he visto poco de él, no más allá de que se resuelven una serie de asesinatos.
Para empezar tenemos la historia de un joven estudiante de matemáticas, que es el que nos contará la historia, del cuál no llegamos a saber su nombre más allá de que empieza por G y es difícil de escribir. Por otra parte en el libro nos van contando un poco la vida de Carroll para poder entender un poco más la motivación del "autor del crimen", pero en muchos casos creo que el autor se pierde en reflexiones matemático lógicas que se podrían suprimir (aunque lo dicho, yo que soy mucho de ciencias me ha gustado) y en otras historias de personajes que simplemente son relleno porque no aportan nada a la trama.
Creo que también se podría haber aprovechado algún recurso de la trama que tal y como está escrito el libro no aporta nada, y en eso me refiero a los Raggio.
La resolución del crimen me ha gustado, mi amiga con la que he leído el libro afirma que le ha recordado mucho a las resoluciones de Sherlock Holmes, aún así se ha resuelto en un 25% del libro y encima te lo cuentan dos veces, primero por un personaje y luego por otro personaje. Y en esta parte, me ha gustado la motivación del "asesino" aunque creo que podría, otra vez, haber aprovechado otros recursos que le hubieran dado más juego a la trama y no haber dado tanto rodeo a esa resolución ni contarla dos veces.
Y ya por último, toda la trama, además de girar en torno a la vida de Carroll, gira también alrededor de ese papel misterioso que contiene resumida el contenido de la página arrancada por alguien, y para cuando realmente se descubre el misterio de ese papel, resulta que la frase que contiene no es importante.
Que puede parecer que no me ha gustado el libro, pero no es así. Como he dicho, me ha parecido interesante tanto por las reflexiones como por la vida de Carroll de la cual no conocía nada. Aún así, creo que se podrían haber aprovechado muchos más recursos y no se ha hecho. Por otra parte, es una lectura muy rápida y adictiva y si te interesa una historia sobre Carroll, ¡adelante!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
sanhezped
 05 febrero 2019
Los crímenes de Alicia, novela ganadora del Premio Nadal 2019 es la continuación de Los crímenes de Oxford. Quiero dejar muy claro desde el principio que son dos novelas que pueden leerse de un modo totalmente independiente. Da igual que no hayas leído la primera para disfrutar plenamente de ésta.
Comparten el mismo escenario: la universidad de Oxford y alguno de los personajes como el profesor Seldon, Martín el estudiante argentino (los dos protagonistas principales) y el inspector de policía. Con un par de frases Guillermo Martínez deja liquidada la novela anterior, en realidad un caso que quedaba totalmente cerrado para centrarnos en esta nueva historia.
Una historia cuyo gran protagonista no es Seldon ni Martin sino Lewis Carril y el universo de Alicia en el país de las maravillas. Desde luego si eres un admirador de ese mundo, disfrutarás aún más de esta novela, pero si eres como yo un desconocedor de ese mundo, disfrutarás igualmente con la novela.

Aunque es cierto que no hace falta haber leído Los crímenes de Oxford para disfrutar y entender esta novela, lo cierto es que yo la he leído una semana antes de comenzar con Los crímenes de Alicia y ya arrancaba la novela ambientado en ese Oxford de 1994.
Frente a la anterior, ésta es bastante menos filosófica, lo cual la hace bastante más asequible para un público mayoritario. Ese trasfondo matemático y lógico, que hacía por otra parte tan atractiva su novela anterior, está mucho más difuminado.

Por otra parte está el propio mundo de Alicia que resultará muy atractivo para muchos admiradores de dicha novela, entre los que he de confesar que no me encuentro, pues mi conocimiento de la misma se limita a la película de Walt Disney.

Una buena oportunidad (hoy mismo la cogeré en la Biblioteca), pero los gustos literarios muchas veces se heredan. Si tus padres son admiradores de Alicia en el País de las Maravillas. En mi caso no lo eran, por lo que no me transmitieron ese gusto por dicho personaje (si en cambio por el de El Principito, del que recuerdo que incluso me llevaron a ver una obra de teatro)

Una novela más de intriga y misterio que negra, con una exquisita ambientación y una trama envolvente para el lector a partir de un personaje como Lewis Carroll que da mucho juego literario.

Entretenimiento, lógica matemática y la fantasía del universo de Alicia es pues la propuesta que nos presenta este año el Premio Nadal con Los crímenes de Alicia, una novela que he devorado en poco tiempo, tan fácil y atractiva me ha resultado su lectura.
Enlace: http://www.elbuhoentrelibros..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Vane24
 14 abril 2019
Difícil decidir, tengo sentimientos encontrados con este libro.
Le empecé con muchas ganas, y además leí primero la anterior novela del autor, para ponerme en situación. Realmente se puede leer independiente, ya que te pone en anticipo y da las suficientes pistas y claves para que no te sientas deshubicado. Lógicamente si la lees, entiendes más algunas circunstancias, pero tampoco es necesario e imprescindible.
Lo primero, me ha resultado un poco similar a Los crímenes de Oxford, mismo esquema podríamos decir.
Vamos de nuevo de la mano de nuestro protagonista, del que no conocemos el nombre, pero le llamamos G (supuestamente tiene un nombre difícil de escribir y siempre se refieren a él por su inicial), y del profesor Sheldom.
Descubrimos una serie de asesinatos, o intentos de asesinatos, que están relacionados con Lewis Carroll y su libro de Alicia en el país de las maravillas. El autor nos va descubriendo aspectos de la vida de Carroll y su novela, que me han gustado y sorprendido, ya que no tenía ni idea de que por ejemplo estaba "basada", en una niña real llamada Alice Liddell.
Nos va mezclando, como digo, la vida de Carroll y lo acontecido en el libro Alicia en el país de las maravillas con una serie de acertijos matemáticos y con los crímenes actuales, debido a una investigación de una parte, digamos, un tanto oscura y difusa de la vida de Carroll.
Llegados a este punto, suena muy bien, y está MUY bien. Pero, quizá algunas partes narradas, o relacionadas con datos más "técnicos" de los acertijos y las matemáticas, me han resultado más densas y algo pesadas, igual que me ocurriese con su anterior novela.
De igual manera, debido a que el libro no es muy largo, resulta fácil seguir su lectura, ya que los misterios se van más o menos resolviendo bien y eso anima a leer. Quizá si hubiese sido más extenso, por mi parte me habría costado acabarle.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
mariacriado
 06 abril 2019
Kristen Hill, una becaria que investiga sobre los diarios de Lewis Carroll, encuentra una página arrancada de ellos con un dato supuestamente revelador en la vida del escritor. Días después, la atropella un coche y se da a la fuga. A partir de aquí siguen una serie de crímenes que supuestamente todos están relacionados con esa página arrancada de los diarios de Lewis Carroll.
El autor, Guillermo Martínez tiene una novela antes que esta, Los crímenes de Oxford, pero se puede leer independientemente, yo lo he hecho y no me he perdido en ningún momento, cierto que hace alguna que otra referencia al pasado pero nada en lo que uno pueda perderse.
Los personajes principales son Arthur Seldon, un profesor de lógica y matemáticas, un verdadero cerebrito y su “ayudante” G , (simplemente G porque en la novela nunca se dice su nombre completo), estudiante de matemáticas de Oxford. Me gusta la relación que hay entre ellos, y en el libro, G narra toda la historia, todo lo que Seldon va descubriendo. El estilo del autor me ha recordado mucho a Conan Doyle, Watson es el que narra igual que aquí en primera persona todas las aventuras de Holmes.
Me ha llamado mucho la atención saber cosas sobre la vida de Lewis Carroll, su supuesta atracción por fotografiar niñas semidesnudas, su supuesta pederastia y el origen de Alicia en el País de las Maravillas. Tampoco conocía que en sus últimos años, Carroll se acercó al ocultismo, incluso dijo haber fotografiado fantasmas. Nada de esto conocía de Carroll, siempre había visto el cuento desde la perspectiva de niña y ahora se un poquito más de la historia verdadera.
Guillemo Martínez mezcla la realidad (la vida de Carroll) con la ficción, donde una serie de crímenes se suceden a partir de que Kristen Hill descubra un trozo arrancado de los diarios de Carroll.
La historia en sí es buena, está muy bien hilada, todo encaja y tiene un final sorprendente, no me lo esperaba, es un libro en el que al final desconfías de todo el mundo, ¡todos parecen sospechosos!
La parte negativa para mi es que el libro en sí está lleno de acertijos, juegos y razonamientos matemáticos y ahí es donde me perdía. En ocasiones me costó llegar al pensamientos de los personajes (teniendo en cuenta que siempre he sido una negada para las matemáticas)
Salvo esto, me ha parecido un buen libro, con razón ha ganado el Premio Nadal 2019. En resumen, una historia en la que he disfrutado mucho devanándome los sesos en busca del asesino.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
LuciaNN
 11 marzo 2020
Este libro me ha decepcionado un poco, iba con muchas ganas y al final no ha llegado a engancharme todo lo que deberia un thriller. El libro nos habla de la Hermandad de Lewis Carroll, que si eres fan de el probablemente te guste bastante.

Cuando esta Hermandad decide publicar los diarios de Lewis Carroll, una de las becarias de esta Hermandad va hacer un gran descubrimiento, Kristen Hill encontrara algo que no espera ninguno.
Es algo que nadie conoce, y que si sale a la luz creara un gran revuelo, pero esta no llega a desvelarlo ya que es "atropellada"y será ingresada en el hospital. A partir de aquí seguirán una serie de crímenes.
El narrador será el protagonista principal que es un estudiante de Matemáticas y junto a su profesor, trataran de descubrir el misterio sobre lo que descubrió Kristen y todos los crímenes.

Pense que me iba a gustar más ya que tiene mil cosas dirigidas a Alicia en el Pais de las Maravillas, pero se me ha hecho muy lento y muy pesado.
Es un thriller contemporaneo, donde hay asesinatos, una Hermandad muy misteriosa, con investigadores, policías etc... donde se adentra en la historia de Carroll y su relación con Alice Liddell.
Como he dicho si te gusta la historia de Carroll, esta novela te va gustar, porque es bastante interesante

"El crimen perfecto no es el que queda sin resolver, sino el que se resuelve con un culpable equivocado.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
pasiondelalectura
 01 abril 2019
"Los crímenes de Alicia" (2019), ganador del 75avo Premio Nadal 2019 podría ser una secuela, 15 años después, de "Crímenes imperceptibles" porque retoma algunos personajes de la otra novela :el estudiante argentino, el Profesor de Lógica Seldom, el inspector Petersen. Pero la verdad es que el libro se puede perfectamente leer por separado. Las dos historias no tienen ninguna relación aunque la segunda ocurre en el texto un par de años después de la primera historia.

El tema es interesante.

Alicia hace referencia a Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll publicado en 1865.

Este libro universal fue escrito por un matemático, lógico, escritor y fotógrafo inglés cuyo verdadero nombre era Charles Lutwidge Dodgson quien en su época se interesaba en fotografiar a niñas púberes de menos de 12 años en poses ambiguas lo que no produjo gran revuelo en la victoriana Londres, pero hoy en día hubiese constituido un buen escándalo. Entre todas las niñitas fotografiadas estuvo Alice Liddell, hija de amigos y que inspiró a Dodgson (Carroll) con el personaje de Alicia.

El libro de Guillermo Martínez parte del hallazgo por una becaria de un papel muy interesante dentro de uno de los cuadernos que dejó Carroll y que explicaría ciertas cosas. Describe en Oxford la Hermandad Lewis Carroll *(que no existe) abocada a perpetuar la memoria de Carroll. Y entonces comienzan los atentados y los asesinatos en el seno de la Hermandad y no es la lógica que regula estos asesinatos sino el mundo disparatado y onírico de Lewis Carroll. Y las muertes continúan con el envío de fotos antiguas de niñitas retratadas y que fascinaban a Carroll.

El libro me gustó pero la lectura me pareció pesada, hay personajes que no aportan nada y pesan sobre la trama que de por si es bastante enrevesada. En resumen, se nos brinda un cocktail que repite una jugada anterior con un clima 100% british, una trama policial de lo más clásica-deductiva (a la Conan Doyle o Agatha Christie)+ razonamientos matemáticos que sobrecargan el texto. Esta vez se toca el tema ultra interesante alrededor de Lewis Carroll con una historia de amor algo triste entre la becaria y el argentino.

En cuanto al fellow-estudiante argentino que vuelve a Oxford, se le ve investigar mucho, pero nada con respecto a lo que fue a Oxford : Lógica y Matemática.
Enlace: https://pasiondelalectura.wo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LaPetitaLlibreria
 05 marzo 2019
Us volem presentar la novel·la guanyadora d'enguany del Premi Nadal. Guillermo Martínez ens presenta Els crims d'Alícia, obra que podríem considerar com la continuació de “Els crims d'Oxford”.
Per a tots aquells que no heu llegit l'obra anterior no us amoïneu ja que l'autor fa en el primer capítol una síntesis detallada en veu del nostre protagonista com a introducció i és per aquest motiu que es poden llegir per separat.
Certament el que em va atraure més per a llegir-la va ser la idea de conjugar un dels millors autors de relats i contes Lewis Carroll amb una sèrie de crims, l'estètica de la novel·la evoca el conte d'Alicia al país de les meravelles, les tasses del te del barretaire, el rellotge del conill blanc i les cartes de la Reina de cors tot reflexat sobre una boira espessa Oxfordiana.
Ens trobarem un any després dels crims ocorreguts a la novel·la anterior i amb alguns dels seus personatges com l'estudiant G, el professor Seldom i l'Inspector Petersen, el curs sembla començar bé fins que la Kristen, una becaria troba una pàgina perduda d'un dels diaris de Lewis Carroll, ella no te cap problema en comunicar-ho a la Germandat Lewis Carroll però no vol entregar la pàgina per assegurar-se el seu reconeixement.
Un fet que no passarà ja que patirà un mortal accident que amb el pas dels dies es descobrirà com a quelcom més ja que aniran succeint crims imitant certs aspectes o fragments de Alicia al país de les meravelles.
Aquests crims seran un dels eixos vertebrals de la novel·la que s'anirà confabulant amb el coneixement que gracies a la Germandat el lector descobrirà de Lewis Carroll qui tindrà el seu propi protagonisme sense deixar de ser polèmic i com a tercer eix tindrem la plana desapareguda en si mateixa, o millor dit, el que hi ha escrita en ella. Sense oblidar que la matemàtica i la lògica aniran entreteixint la trama.
S'ha de remarcar que la prosa de l'autor és molt pulcra i neta, els seus diàlegs són àgils, les descripcions són detallades i el fet que el protagonista no tingui nom a part d'un parell de mencions a la seva inicial G ajuda al lector a ocupar el seu lloc donant-li una gran qualitat a la novel·la.
Els capítols estan numerats i alguns d'ells comparteixen número ja que els podríem considerar com simultanis i continus en el espai temporal concret.
Columna ens presenta un thriller que afronta els crims des de diverses perspectives, busca el detall clau i dona l'oportunitat al lector d'anar estirant d'un fil invisible que no deixa d'anar canviant.
Una novel·la que centra el seu misteri en un conte, en la importància de la literatura en si i en l'estudi d'ella mateixa.
Una lectura imprescindible pels amants de les lletres, de les matemàtiques i de la lògica que pot arribar a ser il·lògica.

Enlace: http://lapetitallibreria.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
ecdms_blog
 27 febrero 2019
Guillermo Martínez (1962, Bahía Blanca, Argentina) lleva sobre los hombros cinco novelas con las que se ha ganado el cariño del público en todo el mundo. Los crímenes de Alicia es su sexta novela, en la que el autor vuelve al thriller junto a los personajes que ya pudimos ver en Crímenes imperceptibles (Los crímenes de Oxford en España) en una obra que no dejará indiferente a nadie y que ha sido galardonada con el Premio Nadal 2019.

El estudiante argentino G regresa a Oxford para continuar con sus estudios de la mano del Profesor Seldom un año después de los asesinatos que tuvieron lugar en la ciudad inglesa, solo para volver a verse envuelto en una nueva serie de crímenes que rodean a la Hernandad Lewis Carroll y que parecen tener que ver con el hallazgo de una de las hojas arrancadas de los diarios del autor. ¿Quién se oculta detrás de unos asesinatos que parecen imitar fragmentos de Alicia en el País de las Maravillas y qué es lo que busca con ellos?

Los crímenes de Alicia tiene un comienzo un tanto pesado, con un primer capítulo (de casi 20 páginas) que resultan algo enrevesadas en cuanto al estilo y en cuanto a lo que se nos cuenta sobre lo que va a estudiar el protagonista. Ahora bien, tiene su sentido ya que se trata más bien de una introducción, por lo que es algo pasajero y que da un giro de 180 grados en cuanto se supera.

La historia cobra interés a partir de tres ámbitos: en primer lugar, la trama de la investigación de los asesinatos como tal; en segundo, los detalles que se nos van desvelando de la vida de Lewis Carroll para aquellos que no saben nada de ella; y, por último, el misterio de la frase que se esconde en esa página del diario recién descubierta.

Guillermo Martínez propone una manera de pensar y de resolver los casos de lo más original, en la que se le da la vuelta a todo lo que se podría pensar hasta límites insospechados y que te hace ver las cosas desde otras perspectivas y replantearte tus creencias o tus sospechas, teniendo como conclusión un final sorprendente por completo.

En cuanto a la prosa, el autor tiene un estilo impecable con el que consigue que, a pesar de que haya párrafos de bastante longitud no se te hagan para nada pesados. Si bien esto es cierto, aparecen en el texto unos cuantos anglicismos que entorpecen un poco la lectura pero que carecen de mayor relevancia y que no disminuyen el disfrute de las palabras de Martínez para quien las lee.

Por último, se podrían mencionar dos de los rasgos más curiosos que tiene la obra y que son interesantísimos. Por un lado, la manera en que el autor ha decidido estructurar su texto, puesto que los capítulos, si bien siguen un orden numérico, hay ocasiones en las que repiten el número del capítulo anterior porque, como bien indica el autor entre paréntesis, se podría hablar de una continuación. Por otro lado, en ningún momento se nos dice cuál es el nombre del protagonista, aunque sí que hay un par de ocasiones en las que se menciona que su inicial es la letra G, hecho que da pie a jugar con ello puesto que el lector puede imaginar para él el nombre que prefiera o, sin más, dejarlo tal cual.

En definitiva, Los crímenes de Alicia es una lectura apasionante a la par que original en la que los límites entre realidad y ficción se hacen imperceptibles, donde hay tal equilibrio entre ambas partes que se siente todo muy cercano a lo que podría pasar en la realidad.
Enlace: https://elcementeriodemissue..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
64 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}