InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8423361705
192 páginas
Editorial: Destino (15/06/2022)

Calificación promedio : 2.92/5 (sobre 6 calificaciones)
Resumen:
Del autor de Los crímenes de Oxford y galardonado con el Premio Nadal 2019 por Los crímenes de Alicia

Barcelona, años noventa. A., un reconocido escritor argentino, recluido en su casa por una enfermedad degenerativa, ha puesto el punto final a su última novela y teme no llegar a verla publicada. Convencido de que su fama se debe a un malentendido con respecto a su obra, que todos leen de forma equivocada, decide convocar mediante su poderosa agente l... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
mjavi2029_1658327119603
 01 November 2022
Tener ganas de leer esta pequeña novela, y que de repente que todo lo que querías sea de tu agrado y sobre todo que aprendas cosas de ella. Esta es tu novela y lo puedo decir en “mayúsculas”.

Os puedo decir, que nunca había leído algo tan profundo, que sinceramente agradezco a alguien muy cercano a mí que lea esta preciosidad, esta novela es corta y esencial en la vida. Una filosofía de la vida que cautiva al lector.
Ha sido precioso leer esto, porque está ambientado en los noventa.
Que a pesar de las dificultades y por una enfermedad tuviera que hacer un punto final. Ha puesto en esta entrega muchas cosas hermosas, os puedo decir que me he quedado con ganas de leer más novelas de este escritor.
Una novela culta y elegante cuya lectura reconforta, entretiene y mantiene una tensión para la que no necesita. También os puedo decir que me ha dado más fuerzas para nuevos retos personales. Me esperan infinidad de libros y espero que sigan ese “hilo”
Comentar  Me gusta         280
Beatriz_Villarino
 08 October 2022
Es curioso, pero he de confesar que en esta novela que acabo de leer he debido dar más de una vuelta, las que ha querido el autor, para no despistarme sobre el asunto de la trama. Deben ser los nombres parecidos, los reales mezclados con los pseudónimos, las acciones similares, el ambiente familiar un tanto inusual, el humor y la tristeza en un mismo episodio… En fin, Guillermo Martínez ha conseguido en una novela corta plantear entre líneas una serie de cuestiones que nos mantienen en una constante reflexión. Y no es que La última vez presente dificultades de lectura, todo lo contrario: el ritmo es ágil, los diálogos coloquiales que salpican las disquisiciones, bien a modo de citas bien como preguntas retóricas, consiguen mantenernos alerta y expectantes por saber qué pasa en realidad.

La historia, contada en presente, se refiere a un pasado no demasiado inmediato, tampoco tan alejado para que algunos de los protagonistas implicados lo hayan olvidado. Precisamente al sernos revelado como un testimonio los lectores no tenemos dudas de que ocurrió en realidad. Y realmente a pesar de ser una fantasía de Guillermo Martínez, lo que propone es tan evidente en nuestra sociedad que podemos tomarlo como verdadero.

Un joven y apreciado crítico literario argentino —llamémosle Merton, para no desvelar su identidad—, famoso por analizar con gran acierto las obras literarias que caen en sus manos, sin tener en cuenta la fama de los autores, llega a ser tan respetado como temido en el ambiente cultural, tanto que es contratado por un reputado diario nacional, de España, para que realice las críticas de ese periódico y aporte si cabe más prestigio a la empresa. Pero cuando ataca sin piedad la última novela de un encumbrado escritor, termina lo que «Empezó así el año mirabilis de Merton», y nuestro crítico es expulsado del periódico, del país, y bajo la amenaza de que nunca encontrará trabajo: «su honestidad a toda costa tenía algo de metal demasiado refulgente que dañaba la vista y que era mejor mantener alejado».

El joven Merton regresa a Argentina pero a los dos años recibe una carta de —llamémosla— Nuria Monclús, la más reputada agente literaria catalana, de renombre mundial, invitándolo a Barcelona para que valore, a petición del propio autor, sobre la última novela del más célebre escritor argentino —llamémosle A— quien desea que Merton le dé su opinión válida y sincera sobre su obra. La esposa de A, Morgana, lo acoge en su casa y pone a su disposición todo lo que tiene para que se encuentre cómodo. También la adolescente Mavi, hija de A y Morgana, intenta agradarlo por todos los medios.

A partir de aquí los lectores somos testigos de la lucha encubierta entre madre e hija por recibir los favores del crítico quien, en realidad, se encuentra bastante a gusto con la situación «Lo miró con una sonrisita entre burlona y desafiante que a Merton le pareció una copia quizá involuntaria del modo seductor de la madre, todavía sin los suficientes ensayos, pero que aun así, reconoció, lograba sus propios efectos».
De forma paralela, el crítico parece haber dado con lo que pretendía A, pero circunstancias externas hacen que regrese a Argentina sin tener claro haber acertado con su teoría.

Hay algo que indiscutiblemente llama la atención en La última vez y es la ironía implícita que rodea las constantes reflexiones que, sobre crítica literaria, han formulado distintos filósofos o filólogos, expuesta en un ambiente ampuloso, casi obsceno: «Subastas sangrientas de contratos millonarios, pases estruendosos de editoriales, fichajes clandestinos y aun intrigas amorosas que habían oficiado en esa misma mesa».

Aparecen a menudo deliberaciones sobre el papel del lector, sobre la forma de leer. ¿Leemos lo que el autor tenía intención de reflejar o lo que nos forjamos en nuestra mente al asociar los hechos a aquello que queda instalado en nuestra memoria? ¿Tiene el lector un papel autónomo en el libro o queda influenciado por lo que el autor deja entre líneas? ¿Actuamos los lectores según la hipótesis de Adorno?: «En filosofía hay que seguir diciendo, en contra de Wittgenstein, lo que no puede ser dicho». Merton continúa investigando en la novela de A hasta creer descubrir aquello que no aparece con palabras, aquello que queda como una marca de agua que no hace sino aumentar la intriga sobre lo que es cierto o inventado en un argumento, sobre hasta dónde un autor permanece reflejado en su personaje. A partir de ahí, el crítico discurre sobre la escritura y su carácter lineal. El signo lingüístico se desenvuelve en el tiempo por lo que no puede ser escrito de forma simultánea. Sin embargo, al formarse una imagen en la mente del lector, se convierte en un significante visual, completo, capaz de contener la marca propia de un autor determinado.

Las mismas palabras adquieren de esta forma significados totalmente distintos, incluso opuestos, en diferentes escritores. La clave está en «reunir en la memoria lo leído al finalizar». Este es el paso que damos los lectores para comprender La última vez, para distinguir entre la vida de A y su novela, para diferenciar entre Donka y «el desfile tragicómico de enfermeras contratadas para un profesor de filosofía en la hora más desnuda de una enfermedad terminal», para que entre esas enfermeras despunten Helga y Lila, «una chica radiante […] Apenas la vio —y apenas sorprendió la mirada de rechazo y disgusto de Helga cuando la hizo pasar—»; para que en realidad, no haya tanta diferencia entre la verdad y la ficción, «quería aclararte que esos favores están muy bien pagados, aunque él no se haya enterado».

Los lectores creemos averiguar, como también lo cree Merton, dónde está la clave de la obra de A, solo porque hemos descubierto la relación entre Morgana y «una esposa muy joven», porque hemos ubicado la relación entre Morgana, Mavi y Merton en paralelo a la que mantienen Helga, Lila y A. Pero en realidad, todo se esfuma ante nuestros ojos porque es inútil pretender la verdad absoluta cuando esta se difumina entre lo que pensamos real «Historia de mi vida, de Casanova» y lo que obviamos ficticio «La conciencia de Zeno, de Svevo».

La última vez es una tragicomedia que ahonda en la verdad relativa, la que exigimos socialmente pero castigamos cuando no nos interesa, la que nos resulta grotesca en la ficción pero nos reconforta cuando la aplicamos a nuestra vida, la que deseamos nos identifique pero nos frustra cuanto nos la revelan.

Guillermo Martínez aboga por vivir cada momento y disfrutarlo, no esperar a llegar al final para entender lo sucedido, porque lo más seguro es que nos decepcionemos tras el razonamiento, seremos un «suicida lógico» al que «el suicidio, la supresión del yo, sería como disparar a un muerto».

Enlace: https://elblogaurisecular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
CattusMacabre
 18 August 2022


• No sé cómo reseñar este libro sin querer pretender ser demasiado injusta.


Un escritor padece una enfermedad terminal . Es por ese motivo que acude a llamar a Merlon, un joven crítico literario de éxito. Éste, viaja hasta Barcelona para leer la que será su última novela, en un intento desesperado por descifrar lo que supuestamente esta novela oculta entre sus líneas.

Nadie a podido descifrar ese supuesto mensaje que el escritor esconde entre sus páginas, ni siquiera los críticos más osados en la materia.


• La trama principal me pareció fascinante nada más leerla. Los teje manejes del mundo literario y sobre los escritores, WOW! No podía tener mejor pinta, desde luego, prometía.
¡Una intriga literaria por desentrañar!

A medida que avanzaba en la lectura de los este libro, se me hacía muy pesado de leer.
Pesado al disfrute, y al placer. Pensé en ocasiones abandonarle en la cuneta.

Desde mi punto de vista, no es el tipo de novela que con tan buenos ingredientes con los que contaba, me atrape.
Quizás por la forma en la que el autor y yo no conseguimos simpatizar.

No me enganchó, no conseguí conectar en ningún momento con la historia, ni con los personajes, ni siquiera con Morgana. Ese personaje tan enigmático y misterioso, que perdió la misma fuerza que la historia, a medida que leía.
Una pena puesto que conseguí terminarlo gracias a su intervención, dónde esperaba algo más de este personaje tan singular.

• Con una mirada inteligente hacia el mundo editorial, irónico, y desde luego, con sentido del humor
Mordaz, incluso hasta inteligente, pero que me aburrió soberanamente.

Otra vez, será.





+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
Veo_un_lindo_librito
 21 September 2022
LA ÚLTIMA VEZ de Guillermo Martínez. Año 2022, 192 páginas.

Del autor he leído "Los crímenes de Oxford", que me gustó, y "Los crímenes de Alicia", que ya no me gustó tanto. Aun así, gracias a esta portada tan bonita me he animado a leer otro libro suyo, bueno, y también porque estamos ante un libro que trata de libros.

Barcelona, años 90s, A, un reconocido escritor argentino con una enfermedad degenerativa ha puesto el punto final a su última novela y teme no llegar a verla publicada. Convencido de que su fama se debe a que todos leen sus libros de forma equivocada, decide convocar a Merton,un joven crítico, con la esperanza de que esta «última vez» alguien acierte a leerlo en la clave correcta.

Con tintes de enredo psicológico, estamos ante una novela totalmente diferente a las anteriormente nombradas: con algo de misterio, ¿llegará Merton a dar con esa misteriosa clave?, algo más de erotismo, pronto nos vemos inmersos en un juego de seducción al que se unen la esposa y la hija de A y todo en la atmósfera envolvente de la casa... y no solo por la cercanía de la muerte de A. 😉

A la novela no le falta un fino toque de humor negro, entretiene y mantiene la tensión a lo largo de sus páginas, apenas cuatro personajes interconectados por diálogos inteligentes. Además, conforme vamos avanzando en la lectura vamos penetrando en los líos mentales que se trae el crítico... yo al final casi lo que más quería saber era si sería capaz de acabar la lectura del libro de A entre tanta "distracción".

Por cierto, y a pesar de todo lo anterior en sus escasas 200 páginas, también da tiempo para hablar de libros, editores, críticos y todo lo demás incluido en el mundillo literario.

.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Pianobikes
 28 September 2022
“La lectura, fatalmente, es un malentendido: cada quien encuentra lo que quiere en un libro” ~ La última vez de Guillermo Martínez.

Un crítico literario de renombre es contratado por un escritor que está en fase terminal. El objetivo es ver si por fin alguien comprende el verdadero significado de su obra porque, aunque sus libros son un éxito, él se siente frustrado por no lograr que el público entienda lo que se esconde detrás de sus palabras.

Segundo libro que leo de este autor y no logro pillarle el punto. Me pasó con Los crímenes de Alicia por lo que ya llego a pensar si este libro no tendrá tintes autobiográficos porque de verdad que no le pillo el punto al margen de que, para mi gusto, ha metido cosas que no pintaban nada. Claro que, ahora que lo pienso, puede que tampoco las haya entendido yo y el problema sea más del animal (yo) que del libro 😅.

Con lo que me quedo es con la idea personal de que un libro es un ser vivo diferente para cada uno de nosotros. Interpretamos su contenido en función de nuestras preguntas y de las respuestas que en ellos queramos encontrar y hay tantos factores que influyen en nuestra apreciación que siempre es mejor juzgar por uno mismo.

Así que aunque yo no le haya encontrado mucho sentido a historia que ello no os eche para atrás si ls apetece leerla.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (1) Añadir cita
DiarioSanitarioDiarioSanitario06 March 2024
La lectura, fatalmente, es un malentendido: cada quien encuentra lo que quiere en un libro
Comentar  Me gusta         00
Videos de Guillermo Martínez (8) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Guillermo Martínez
#EntrevistaQuid #LaIraDeDios
Hoy se estrenó en @Netflix Latinoamérica La ira de Dios, película protagonizada por Diego Peretti, Macarena Achaga y Juan Minujín.
¿De qué se trata?
Es una adaptación de la muerte lenta de Luciana B, escrita por Guillermo Martínez y publicada por @PlanetadeLibros Argentina Convencida de que las extrañas muertes de sus familiares fueron orquestadas por un novelista para quien trabajaba, Luciana recurre a un periodista para exponer a su verdad.
Hablamos con el director y guionista @sebastian.schindel, quien nos contó todo sobre su proceso creativo.
¿Sabías que una de las escenas principales fue rodada en El Ateneo Grand Splendid?
¿Qué esperás para verla?
#Película #Quid #ElAteneoGrandSplendid #SebastiánSchindel #DiegoPeretti #MacarenaAchaga #JuanMinujín #Netflix
+ Leer más
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

A través de mi ventana

¿A quien baila Raquel en la fiesta en la casa de los hidalgo?

Ares
Gregory
Marco
Apolo

12 preguntas
217 lectores participarón
Thème : A través de mi ventana de Ariana GodoyCrear un test sobre este libro
.._..