InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

María Celina Rojas (Traductor)
ISBN : 8492918977
Editorial: Puck (23/06/2020)

Calificación promedio : 4.07/5 (sobre 21 calificaciones)
Resumen:
La serie bestseller número uno que comenzó con A la caza de Jack el Destripador y A la caza del príncipe Drácula continua con esta tercera entrega sangrienta…

Audrey Rose y Thomas Cresswell se encuentran a bordo de un lujoso transatlántico que se convierte en una horrorosa prisión flotante cuando un asesino termina con la vida de los pasajeros uno por uno… y no hay lugar adonde escapar.

Al emprender un viaje de una semana por el océano ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (19) Ver más Añadir una crítica
Guadi96
 13 octubre 2020
¡¡LA RESEÑA CONTIENE SPOILERS!!
¿Por qué, Kerri? ¿Por qué?
¿Sabéis eso que dicen de que se puede amar algo tanto como se odia? Pues es verdad, se puede hacer. Eso es exactamente lo que me ha pasado con este libro.
“Escaping from Houdini” comenzó con todas las papeletas para convertirse en mi favorito de la saga. Desde el primer momento empezó la acción, contábamos con la presencia del tío de Audrey Rose junto a los dos protagonistas, la historia transcurría en un crucero donde cada noche un misterioso circo ambulante hacía una función… En fin, un cúmulo de cosas que me enamoró desde el primer momento incluso más que los dos libros anteriores (y os prometo que eso era complicado). Entonces, ¿qué fue lo que pasó? Lo que sucedió fue que Kerri cayó en un cliché que, personalmente, ODIO CON TODA MI ALMA: los triángulos amorosos.
Es decir, yo puedo llegar a entender un triángulo amoroso cuando tiene buena base y buen fundamento (pongamos el ejemplo de Will-Tessa-Jem en “Los orígenes”), pero es que esto… ¡No tenía sentido! O sea, yo adoro a Audrey Rose; de hecho, ocupa uno de los primeros puestos en mi lista de personajes femeninos favoritos. La manera en la que estaba comenzando a actuar no era propia de ella; me costaba mucho imaginarme a una Audrey Rose que empieza a mentir y a dejar a su fiel compañero de lado (haciendo que sus apariciones sean mucho más escasas que en los dos libros anteriores) simplemente porque cree que es algo que debe hacer sola. Es que, de verdad, estoy escribiendo esto y me parece que estoy hablando de otra persona que no es ella…
Aun así, intenté entenderla y más o menos logré hacerlo (en cierto modo). La historia iba avanzando y yo no hacía más que pensar: “Audrey, por tu madre, no vayas a hacer ninguna tontería” y, oye, parecía que Audrey me escuchaba porque, aunque seguía con su porquería de plan, no caía en ninguna tontería grave. Pero, claro, eso era la crónica de una muerte anunciada…
Hubo un momento, casi llegando ya al final del libro en el tuve que cerrarlo porque, era tal la decepción que sentía hacia el personaje, que me veía incapaz de seguir leyendo. Por más vueltas que le daba no lograba entender por qué Kerri había caído en un cliché tan feo, ya que lo único que había logrado era cargarse un personaje tan maravilloso como Audrey Rose. Os juro que no pensaba darle más de un 3 / 5 al libro en esos momentos (sí, un 3 porque, a pesar de esta tontería, el libro estaba molando mucho, ¿vale?), pero entonces llegó EL FINAL y todas las tonterías de Audrey Rose fueron perdonadas.
Cuando acabé el libro “entendí” por qué Kerri había decidido incluir un triángulo amoroso. Y pongo comillas en “entendí” porque sé cuál era su finalidad, pero al mismo tiempo sigo pensando que no era necesario un triángulo amoroso; podría haber reflejado lo que quería reflejar de otra manera. ¿Cuál era la función del triángulo amoroso realmente? Poner a prueba a Audrey Rose. Desde el primer libro, la autora no se ha cansado de decirnos tanto implícitamente como explícitamente que Audrey es un alma libre. Y ahora, antes de explicaros el papel que juega cada uno de los dos chicos en este triángulo, voy a deciros quién es el otro para aquellos que no hayáis leído el libro (aunque si no lo habéis leído no sé qué hacéis leyendo esta reseña… ejem, ejem). Nuestro otro gran amigo del triángulo es Mephistopheles, el jefe del carnaval ambulante y quien, prácticamente desde el primer momento, empieza a acercarse a Audrey Rose.
Tanto Thomas como Mephistopheles representan las dos caras de una misma moneda: ambos representan libertad, pero de dos maneras diferentes. Thomas ofrece una libertad personal para Audrey; él jamás la va a enjaular, jamás le va a decir lo que debe o no debe hacer. Tal y como se ha encargado de dejar claro a través de los tres libros, tanto Audrey como él son iguales; ninguno manda sobre el otro.
Y Mephistopheles ofrece una libertad social. Una vida lejos de las normas de la sociedad que tanto frustran a Audrey Rose. Reconozco que la idea de Kerri con estas dos vertientes fue maravillosa y, si este triángulo amoroso se hubiera desarrollado desde el primer libro, o incluso desde el segundo, podría haberlo entendido totalmente; pero en una semana… me cuesta mucho, de verdad.
Audrey estuvo la mayor parte del libro convencida de que amaba a Thomas (incluso llegó a imaginárselo a él en un momento que estaba a solas con Mephistopheles). ¡Por eso me fastidió tanto que, de un capítulo para otro, ya no estuviera tan segura de sus sentimientos!
¿Entendéis ya por dónde va mi frustración? No va con el conflicto personal que Kerri quería reflejar, sino con que todo sucede demasiado rápido para resultarme realista; al menos viniendo de un personaje como Audrey Rose.
Ahora bien, todo ese caos de emociones nos llevó a LA GRAN FINAL. Ese momento en el que el asesino está a puntito de matar a mi querido Thomas. Pero no es que haga un amago, no, es que iba a matarlo de verdad. Es justo en el momento en el que Audrey Rose ve que Thomas corre peligro cuando todo se aclara dentro de ella (paréntesis: durante ese momento yo estaba gritándole al libro cosas tipo “¡Si es que eres tonta, tío! ¡¿Ahora te das cuenta?!”). Pero no es eso lo que la redime, no… ¡Es el hecho de que ella se coloque delante de él, aun sabiendo que era muy probable que ella muriera, para salvarlo! Ese monólogo interno que tiene acerca de su amor por Thomas y cómo lo describe es que me arrancó alguna lágrima incluso.
Como dije arriba, la finalidad de todo esto era que Audrey se diera cuenta de que una libertad social no significaba nada si no se sentía libre personalmente; y la única persona con la que de verdad podía sentirse ella misma era con Thomas. ¿De qué le servía todo lo demás si su gran amigo (y amor) no estaba junto a ella?
A todo esto cabe mencionar que el papel de Thomas durante TODA la trama del triángulo amoroso es digna de admiración: en ningún momento le reprocha nada, nunca le grita ni monta ningún numerito… nada. de hecho, no es hasta que ella le cuenta sus dudas que él se da cuenta de lo que está pasando relamente. En todo momento él confió en ella y creyó que todo lo que Audrey estaba haciendo era por algo. Si este chico no es maravilloso, que venga Dios y lo vea.
Y ahora bien, dejando el triángulo amoroso ya de lado, pasemos al misterio de este libro. Recuerdo que a los dos libros anteriores les di un 4,5 / 5 (si no recuerdo mal) porque averigüé la identidad del asesino bastante antes de que se descubriera. Solo le quité unas décimas de la puntuación porque, a pesar de descubrir al asesino, no sabía cuáles eran sus motivos. Pues bien, en esta ocasión ninguno de mis tres últimos sospechosos era el asesino y tampoco es que tuviera mucha idea de cuál era el motivo por el que hacía lo que hacía (también reconozco que estaba demasiado ofuscada con el tema Audrey-Thomas como para pensar mucho en el misterio). Aun así, cuando el misterio se desveló tampoco fue algo que me dejara muerta.
A ver, fue una buena explicación que explicaba todas las muertes y todo eso. Pero no sé… no me resultó tan impactante como los asesinos de los dos primeros libros (sobre todo el primero), a pesar de haberlos descubierto por mi cuenta. También he de lanzar dos lanzas en favor de este caso:
1) Creo que al final la resolución del misterio iba más centrada en la relación Audrey-Thomas que en el asesino en sí. Es decir, todo culminó con Audrey Rose arriesgando su vida para salvar a Thomas y dándose cuenta de que no había habido realmente ninguna confusión real dentro de ella; Thomas era y siempre sería el dueño de su corazón. El gran acto final del asesino solo fue un medio para ese fin.
2) Nos dejó la puerta abierta a otro asesino. O sea, eso sí que no me lo esperaba. El momento en el que dijeron al final que uno de los crímenes no había sido cometido por la misma persona fue espectacular. Y por lo que parece, este nuevo asesino que anda sueltos por las calles de América está recreando el estilo de Jack el destripador…
En serio, fue algo que me maravilló y me provocó escalofríos a partes iguales. Habían estado compartiendo barco con DOS asesinos, ¡¿pero whaaaaat?!Y antes de entrar en los personajes, tengo que cerrar esta parte de la reseña diciendo que, si tuviera que quedarme con una parte del libro, sería la final. Todo a partir del momento en que se revela quién es el asesino. Desde el momento en que Thomas aparece atado en el escenario, pasando por los pensamientos de Audrey mientras “se está muriendo” y llegando hasta esa escena final entre ambos.
Y ahora, pasemos a los personajes. No voy a hablar de todos porque esta reseña me está saliendo más larga de lo que pretendía y no quiero aburrir; así que solo mencionaré a mis favoritos o aquellos sobre los que quiero comentar algo:
1. Audrey Rose: En realidad de Audrey Rose ya he hablado cuando he tocado el tema del triángulo amoroso, así que no voy a añadir mucho más sobre ella. Es un personaje que sigue gustándome mucho, pero con el cual tuve muchas discrepancias y me enfadé muchísimo a lo largo de este tercer libro y por culpa del cual este libro tiene un 4 / 5 y no una nota más alta…
2. Thomas Cresswell: He mencionado también algunas cosas acerca de Thomas en este libro antes, pero no todas. Lo primero que debo decir es que he echado muchísimo de menos a Thomas durante toda la lectura ya que, a fin de cuentas, la historia está contada desde el punto de vista de Audrey Rose y ella pasa la mayor parte del tiempo en este libro con Mephistopheles.
Aun así, las apariciones de Thomas son magníficas (como siempre). La fe ciega que tiene en Audrey Rose es algo que me ha llamado muchísimo la atención porque, cualquier otra persona en su lugar, seguramente no habría actuado como él. Imaginaos que vuestro prometido o prometida empieza a tener momentos a solas nocturnos (y más en aquella época) con alguien que acaba de conocer y que encima os oculta información acerca de esas visitas. Sí, seguro que todos pensaríamos: “Ah, bueno, no pasa nada, tú sigue si quieres, que seguro que tienes un buen motivo”. Yo qué sé, llamadme loca, pero a mí fue algo que me llamó muchísimo la atención de Thomas.
Su carisma siguió evidente en todo momento. Yo creo que no hay nada que pueda arrancarle esa picardía tan característica que tiene (bueno, miento, sí que hay un momento en el que no hay atisbo de esa picardía, cuando él y Audrey Rose están a punto de separarse al final). Lo he dicho siempre y lo mantengo: Thomas Cresswell es mi personaje favorito masculino del mundo mundial. Es muy difícil que alguien logre arrebatarle ese primer puesto en mi corazoncito.
3. Mephistopheles: Personaje que no me ha gustado nada, y no es porque sea el otro miembro del triángulo amoroso, no, sino porque me ha parecido una copia de Thomas en muuuuuuchos aspectos. Veamos: comentarios pícaros, amor hacia su persona, la única persona con la que realmente se abre es Audrey Rose… Mmmm… ¿Thomas, eres tú? Audrey Rose afirmaba que Mephistopheles era una persona con un magnetismo personal que te atrapaba. Pues bien, señoras y señores, yo no sentí ese magnetismo en ningún momento. Todo el rato pensaba que le faltaba algo, ¿sabéis qué? Carisma. Me pareció un personaje que, por muchos comentarios sinuosos, o por muy bien que se portara con Audrey, siempre era la sombra de algo… la sombra de Thomas. Tal como dije antes, son dos caras de una misma moneda y este es otro ejemplo de ello. Quizá Kerri quiso crearle una personalidad semejante a la de Thomas para que Audrey se viera atraída hacia él, no lo sé, pero como Thomas no hay dos, lo siento.
4. Liza: Por algún extraño motivo, Liza es un personaje que me ha conquistado. Me han gustado muchísimo sus apariciones y el hecho de que siempre haya defendido a Thomas y haya aconsejado a Audrey Rose. Su personalidad también me gusta bastante y es muy fácil cogerle cariño. de verdad, me gustaría ver más de ellá en el cuarto libro.
Bueno, ya solo me queda destacar la prosa de la autora. A mí el estilo de Kerri Maniscalco me encanta. Me fascina su manera de narrar y los ambientes que crea, hace que realmente sientas que estás ahí con los personajes y eso es algo que admiro mucho. La trama general del libro ha sido fascinante, el misterio muy bien montado y, como siempre, me ha enamorado (dejando de lado el tema de las dudas de Audrey Rose). Una vez más, os recomiendo muchísimo esta saga.
Enlace: https://booksinneverland96.w..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
AlhanaRhiverCross
 23 diciembre 2020
Son muy pocas las sagas que me mantienen enganchada sin que pierda ni pizca de interés desde la primera novela a la última, y que me tengan esperando con el mismo entusiasmo publicación tras publicación a pesar de que pase un tiempo entre una y otra sin que decaigan mis ganas por continuar con la historia. Creo que en este caso se debe a que, al fin y al cabo, resultan ser casos policiacos independientes con el hilo común de la historia de los personajes principales. Sigue siendo una de mis sagas favoritas y no voy a cansarme de agradecer a la editorial que nos trajera la traducción a los hispanohablantes. Tanto es así, que incluso me alegré de que se anunciara una cuarta y última parte aunque eso supusiera saber que este no sería el cierre de una trilogía sino la continuación de la saga y que me dejaría con un final con cliffhanger para la conclusión. En esta opinión es inevitable comentar con cierto grado de spoilers debido a que la historia y la relación entre los personajes está ya muy avanzada así que os recomiendo que si no conocéis la saga os paséis primero por aquí para ver la reseña de la novela que la inicia.
A estas alturas, a pesar de que han pasado apenas unos días desde el final de la anterior novela, como digo, la historia de los personajes y todo lo que les une está en un punto muy interesante, en una ubicación con un encanto especial y con un desarrollo muy limitado en cuanto al tiempo. En apenas algo más de una semana, justo lo que dura el pasaje de Inglaterra a Nueva York, Audrey Rose Wadsworth y su compañero Thomas Cresswell deben resolver una serie de crímenes que acontecen a bordo de un lujoso transatlántico. Como buenos forenses que son, deben dejar a un lado los sentimientos que les provocan las macabras escenas de los asesinatos y también los que se provocan entre ellos para poder avanzar en la investigación sin interferencias. Sin embargo, teniendo en cuenta que a bordo viaja una compañía circense, de la que forma parte el famoso escapista Houdini y otra serie de variopintos artistas con diferentes habilidades para el ilusionismo y el espectáculo, el abanico de posibles sospechosos con oportunidad y motivo para matar a mujeres de la alta sociedad se abre de forma muy amplia.
Hasta aquí podríamos decir que esa sería la premisa de la que parte esta novela detectivesca juvenil, con ambientación victoriana y un toque de romance muy bonito. Realmente hasta ahora todos los libros están unidos por los personajes, la evolución que van teniendo y la relación personal que se ha establecido entre ellos, aunque los casos escabrosos en los que se ven involucrados se desarrollan y se resuelven en cada uno de los libros sin que haya spoilers de uno a otro. Es más, hasta se podrían leer de forma independiente si alguno de los casos llama más la atención (en ese sentido, la autora ha sido muy hábil para no desvelar detalles de los otros dos casos, Jack el Destripador y Drácula), pero mi consejo es que se lean por orden, sin ninguna duda, porque merece la pena conocer la historia general de los personajes como se merecen.
En cuanto a personajes, obviamente, repite la pareja protagonista: Audrey Rose, joven científica forense adelantada a su tiempo con una gran capacidad para leer las pistas en las víctimas sin vida; y Thomas, un joven ingenioso con grandes dotes de deducción, arrogante y con dificultad para relacionarse emocionalmente. Juntos han ido moldeando su personalidad y ahora Audrey Rose ya no tiene que defender a diario su derecho a estudiar medicina forense o a dedicarse a una profesión tan poco apropiada para una dama, mientras que Thomas se va comportando poco a poco como un chico normal y menos como una especie de Sherlock Holmes sin empatía ni habilidades sociales. Ya comenté en otra ocasión que para mí lo ideal habría sido que los libros hubieran estado narrados desde ambos puntos de vista en primera persona y no solo desde la perspectiva de Audrey Rose, pero entiendo que en este caso quizás la autora ha querido resaltar así el papel tan relevante que tiene una chica como ella en una época como la victoriana y con una profesión como la que desempeña, mientras que su compañero no tendría ese peso simplemente por ser chico. También vuelven a escena el tío de Audrey Rose y mentor de ambos jóvenes, y su prima Liza, huida de casa y en paradero desconocido hasta ahora tras dejar una nota en la que explicaba que quería sentirse libre de las ataduras de la aristocracia londinense.
El resto de personajes son nuevos y conviene destacar a dos en concreto por su importancia en la trama. El primero por ser quien da nombre a esta novela, Harry Houdini, como atracción principal del espectáculo de a bordo, y el misterioso Mephistopheles, el maestro de ceremonias y dueño de la compañía de artistas. Sin embargo, al terminar no entiendo muy bien por qué la novela recibe el nombre del escapista, porque en principio no tiene mucho que ver ni con la trama ni como personaje relevante como sí ocurre en los libros anteriores. En cambio, Mephistopheles es uno de los personajes más enigmáticos y fascinantes que ha creado la autora, con esa aura de misterio rodeándolo continuamente, ese encanto natural que desprende en cada conversación con Audrey Rose y su afán por mantener una fachada de secretismo constante. En mi opinión, de lo mejor que contiene esta tercera parte es, sin duda, Mephistopheles. Además, ya imaginaréis que esta saga incluye romance y es uno de los aspectos que más me gustan por cómo está tratado, de forma paulatina, con inseguridades y sin que ninguno dé nada por sentado. Incluso en este capítulo podemos ver un pequeño paso atrás, marcado por las dudas de la protagonista con respecto al haz de posibilidades que se abre ante ella cuando conoce la vida de libertad que podría llevar con la compañía circense dedicada a las ilusiones. Todo ello hace que las conversaciones entre ambos protagonistas, que antes eran puro picante y sarcasmo, ahora se han suavizado y se hablan con pies de plomo, midiendo las palabras y ocultándose secretos que ponen en peligro la mecánica de confianza que habían construido entre los dos.
Por otro lado, y como viene siendo ya un factor común en toda la saga, en este caso me limitaré a comentar que la ambientación sigue siendo igual de elaborada que en las novelas anteriores, no escatima en detalles para hacernos pensar que somos parte del pasaje del RMS Etruria y que estamos a finales del siglo XIX, con lujosos vestidos de encaje victoriano, bailes de máscaras, joyas centenarias y todo el encanto de la época reflejado en todas las escenas, incluso en las más escabrosas con las descripciones de los crímenes, cada cual con una escenografía más artística que la anterior, muy acorde con el ambiente circense y de espectáculo que se desprende en esta aventura. Pese a todas las licencias creativas que se haya podido tomar la autora para hacer encajar todas las piezas y que funcionen, el trabajo de documentación es evidente y se pueden encontrar muchos datos históricos y curiosidades sobre el escapista más famoso de todos los tiempos, sobre todo del que le tocó vivir. Por otro lado, esa misma época a través de los ojos de Audrey Rose sirve como pretexto a la autora para seguir criticando los convencionalismos y las mentes cuadradas con respecto al papel de la mujer y socialmente aceptado por aquel entonces, con muchos mensajes reivindicativos y feministas.
En otras palabras, una continuación de saga que ya forma parte de mis favoritas, porque tiene personajes fascinantes y una trama bien hilada, con un misterio adictivo y un final impredecible, con buena ambientación y un detallismo envolvente. Para mí, es una saga juvenil con muchos elementos funcionando coordinadamente y en equilibrio sin que el romance tenga más peso que la trama policiaca o viceversa, por ejemplo. Desde luego, desde que leí la primera parte he recomendado esta saga y a Kerri Maniscalco pero con cada novela me convenzo aún más de que echaré mucho de menos estas historias cuando finalmente concluya. Hasta entonces, solo me queda esperar con ansias la cuarta y última parte después de ese pequeño cliffhanger con el que termina la resolución del caso Houdini.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Laura765
 03 julio 2020
Tenía tantísimas ganas de que se publicara este libro, que cuando por fin lo hizo me lo compré corriendo y empecé a leerlo. Esta saga me está ENCANTANDO, así, en mayúsculas. El primer libro me gustó, el segundo me gustó incluso más, y este, A la Caza de Houdini, me ha súper encantado. Esta es una saga que con cada libro va a más, y es tan original y especial que me es imposible no recomendarla. Pero en fin, pasemos a la reseña.
Audrey Rose y Thomas Cresswell se encuentran en el lujoso transatlántico RMS Etruria, de camino a Estados Unidos. Sin embargo, en el trayecto se encuentran con otro caso que tendrán que investigar: empieza a desaparecer gente de alta cuna y suceden una serie de asesinatos bastante brutales.
Además, cada noche que pasan en el transatlántico se celebra el Carnaval Luz de Luna, una compañía de artistas de circo que se encargarán de entretener al público en el viaje, y que su influencia invade a los pasajeros del barco mientras suceden todos estos asesinatos.
Una de las cosas que más me ha gustado de A La Caza de Houdini ha sido el tema del circo. Es algo que tiene mucha importancia a lo largo del todo el libro y donde, en la mayoría de ocasiones, suceden los asesinatos. La verdad es que este tema me ha parecido súper interesante y me ha gustado muchísimo. Nunca había visto en otro libro nada sobre el circo así que me ha parecido muy original. Por otro lado, creo que Kerri Maniscalco lo lleva tan pero tan bien, y encima en la época en la que se desarrolla el libro, es que me ha parecido brutal.
Esta saga tiene la capacidad de meterte en sus páginas y que no quieras salir hasta llegar al final, y con este tercer libro no ha sido menos. Son unos libros súper adictivos, me mantuvieron pegada a las páginas queriendo saber quién era el asesino, y no querer soltarlo hasta llegar al final y descubrirlo.
Y eso es otro tema, lo de la identidad del asesino. de verdad que llegué a dudar de todo el mundo menos de quién era en realidad. Me quedé súper impresionada cuando por fin se descubrió, de vedad que me dejó con la boca abierta, un aplauso para Kerri por esto.
Pasemos a los personajes, donde nos encontramos tanto con personajes que ya habíamos visto antes, los protagonistas: Audrey Rose y Thomas, el tío de Audrey Rose y alguno otro que ya habíamos visto. Pero también vemos a muchos personajes nuevos, como los integrantes del circo,que tienen un gran peso en la trama y estos me han parecido muy interesantes, me han gustado bastante, sobretodo Mephistopheles, y si lo leéis sabreís porqué.
Aquí va mi primera y única pega que tengo del libro: Audrey Rose. Esta chica en los libros anteriores me gustaba muchísimo como protagonista, es una chica súper fuerte que sabe defenderse sola y lucha por sus sueños y por ser independiente pese a la época en la que se encuentra. Pues bien, en A La Caza de Houdini lo sigue siendo, pero mi problema viene siendo que vemos a una Audrey Rose muy indecisa en cuanto a sus sentimientos por Thomas en este libro. Cosa que no entiendo, puesto que después de todo lo que han pasado juntos en estos libros, y ¿ahora nos encontramos con que no sabe lo que quiere? Es que vamos, no lo entiendo. Por otro lado, muchas de las decisiones que toma tampoco me han gustado, vemos que guarda muchos secretos y yo estaba en plan, pero chica, ¿qué haces? Puedes solucionar esto en un segundo y no pasaría nada, qué forma de complicarte la vida por Dios. En fin, no digo más y dejo que lo descubráis vosotros, pero esa ha sido mi única pega. de todas formas han sido cosas mías y a pesar de esto, el resultado ha sido increíble, así que me ha encantado igualmente.
Por otro lado tenemos a Thomas Cresswell, y de él solo tengo cosas buenas que decir. Sigue siendo el mismo Thomas de siempre, el que haría cualquier cosa por Audrey Rose, el que, pese a todo, confía en ella y le deja hacer lo que quiera signifique eso lo que signifique. Me encanta Thomas, es tan adorable y le da ese punto divertido al libro que es imposible no cogerle cariño a este personaje. No quiero que sufra, quiero que sea feliz, junto a Audrey Rose, y ojalá sea eso lo que acabe sucediendo al final de la saga.
Este libro ha sido una montaña rusa de emociones, se me han escapado algunas lagrimillas por cosas que suceden que ha sido como, ¿pero por qué está pasando esto? Para luego después de un rato reír porque pasa otra cosa que dices ¡bien!, ha sido increíble.
El final me ha parecido espectacular, me ha encantado. En realidad todo el libro me ha encantado, de principio a fin, y ojalá no tarden mucho en traer el siguiente libro, que ya es el último, porque le tengo muchísimas ganas.
En definitiva, A La Caza de Houdini me ha parecido un libro increíble, donde nos encontramos con otro caso de asesinatos, y en este caso dentro de un transatlántico donde vemos un circo y al escapista e ilusionista Houdini. Vemos una historia maravillosa, unos personajes increíbles y un final completamente impredecible. ¡Os recomiendo mucho esta saga!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Huntress_of_books
 25 julio 2020
Desde mi humilde opinión, podría enmarcar a estas obras dentro del género de suspense, con toques románticos y con gran base de thriller policiaco. Todo esto quiere decir que durante la obra estaremos en completa tensión porque siguen apareciendo cuerpos y cuerpos y no sabemos que va a pasar en las siguientes páginas. Por el lado de thriller policiaco, nos encontramos a nuestros dos protagonistas principales quienes son los encargados de descubrir a los asesinos y llegar a comprender el por qué de los hechos. Y por último el punto romántico está algo mas diluido pero las escenas que hay nos sacaran un buen suspiro porque madre mía.
Respecto a la pluma de la autora, como siempre no me ha defraudado. Es una obra que se lee en un suspiro a pesar de su extensión. En ningún momento se hace pasada o piensas que hay algún tipo de relleno, todo lo que se nos muestra tiene su relevancia ya sea para ese momento o para el futuro. La autora tiene una forma de narrar que te atrapa y no te suelta, todo está tan bien descrito, tan bien ambientado y con una trama tan buena y unos personajes de diez, que cuando coges el libro no lo puedes soltar.
Además al estar ambientada en un siglo totalmente distinto, hace que te enganches aún más. Tengo que aplaudir la labor de investigación y de ambientación de la autora, porque en cada libro consigue transportarnos al a localización y sociedad que ella desea. La exactitud en sus detalles y la gran creatividad que posee, aporta a la trama de un aura de gran suspense y además de una gran anticipación por parte del autor por saber quién o quienes son los asesinos.

En cuanto a la trama, como ya he recalcado anteriormente, es un obra que te atrapa y no te suelta. Tiene una historia que engancha de principio a fin y unos personajes que propician que quieras saber más y más sobre sus vidas. La autora ha sabido crear a partir de hechos ya contados una obras totalmente novedosas, con grandes toques feministas y con muchas frases que te hacen pensar y ver el mundo desde otro punto de vista. En todo momento intenta mostrarnos como era la sociedad en esa época, pero como sus protagonistas no se dejan encasillar e intentan vivir su vida lo más acorde a sus deseos.

Y por último en cuanto a los personajes como siempre ando sin palabras. Son unos personajes tan completos y con unas características tan buenas y positivas que me dejan sin palabras. Sin duda, son dos protagonistas que están en mi top de personajes sí o sí. Tengo que decir que lo que más me gusta de estos dos, es que se complementan. Con esto quiero decir que no se solapan el uno al otro, si no que más bien son compañeros en el mismo camino, uno al lado del otro y por tanto él sabe que no tiene que ser el héroe de ella y ella el de él, porque conocen la valentía del otro.
Nuestra protagonista principal es Audrey Rose, una chica inteligente, valiente, soñadora y leal. Tengo que admitir que amo mucho a este personaje porque no se deja oprimir por la sociedad que la rodea. Ella quiere ser lo que quiere ser, y no lo que la sociedad espera de ella. Pero también tengo que admitir que en este libo me sacó un poco de mis casillas porque sus comportamientos han sido un poco raros. Entiendo que ella puede tener dudas y que no se sienta segura, lo veo super correcto, pero el mentir u omitir información me parece excesivo. Aunque bueno a pesar de estas situaciones, aún así me encanta por la gran mujer que es.
Nuestro protagonista principal es Thomas Cresswell, un chico inteligente, irónico, audaz y muy técnico. Es sin duda uno de mis protagonistas masculinos preferidos de todos los tiempos. Tiene una forma de ser tan irónica y creída (pero desde un punto de vista cómico y sano) que haces que te encariñes con él del tirón. En todo momento, se muestra como el ayudante de Audrey, es decir, él sabe que ella es capaz de hacer cualquier cosa y sabe que ella no necesita un héroe si no un compañero y es por eso que lo amo, porque no intenta protegerla (como normalmente pasa en otros libros). Es un personaje super completo, con una mentalidad y fuerza que te quitan el hipo. Sin dudarlo, la autora tiene toda mi admiración por crear a este personaje.

En conclusión, es una obra que he amado de principio a fin, llena de acción, de suspense y tensión amorosa. Una historia que no creo que deje indiferente a nadie y que se merece todas las buenas críticas que reciba. Deseando poder leer la cuarta y última entrega, porque lo mío ya no es enganche, es algo que no se puede ni cuantificar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Icestalactite
 08 diciembre 2020
Hoy os traigo la reseña de "A la caza de Houdini" by Kerri Maniscalco.
Estoy adorando esta saga de principio a fin, combinación de thriller, época victoriana y romance sin duda se está convirtiendo en mi novela por excelencia.
En este tercer libro nos encontramos de nuevos con nuestros queridos personajes Audrey Wadsworth y Thomas Cresswel, que en este caso se encuentran viajando en un transatlántico, junto con su tío y otros personajes que aparecerán más tarde y que me encantado encontrarme con ellos. Nuestros protagonistas se enfrentarán de nuevo con una serie de asesinatos que parecen estar relacionados con el Carnaval Luz Luna, un carnaval ambulante que se encarga de realizar espectáculos nocturnos en el barco cada noche, entreteniendo así a la sociedad de clase alta. Sin duda me ha encantado el hecho de que en esta historia se introduzca el carnaval, con trapecistas, payasos, contorsionista, adivinos, maestros del escapismo...me ha parecido que le ha dado un toque muy interesante a la historia ya que todo lo relacionado con el circo me apasiona.
Sin duda debo de destacar a cierto personaje perteneciente a este misterioso carnaval, Mephistopheles, el maestro de ceremonias encargado de dirigir el mismo, y que sin duda es un seductor nato, tiene ese aire misterioso que te deja embobada, estaba deseando cada momento entre Audrey y el mismo ya que este se caracterizaba por ser bastante picarón lo que creaba momentos muy divertidos entre los personajes, se podría decir que el mismo ha tomado protagonismo el la historia y eso me ha gustado mucho, ya que en sus anteriores novelas es cierto que había otros personajes, pero sin duda Mephistoles ha sido un personaje principal en esta historia y que sin él para nada hubiese sido lo mismo, me ha encantado conocerlo.
En cuanto a nuestra querida Audrey, en esta historia se muestran sus dudas, inseguridades, ciertas sensaciones que anteriormente no había experimentado y eso la ha hecho más humana por lo que me ha gustado bastante, pero si embargo en esta historia considero que nuestro querido Thomas no ha tenido tanto protagonismo como me hubiese gustado, pero sin duda sigue siendo un crush literario en toda regla. Me pareció muy interesante las analogías que se establecen respecto a los mecanismos de la magia y la ciencia, mostrando que no son tan diferentes como parecen. Por ello mi valoración para esta novela es un 4,75/5.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Citas y frases (2) Añadir cita
AnabelAnabel13 julio 2020
En general las personas admiran la fortaleza física, pero yo creo que son las cosas simples que hacemos después de una tragedia las que nos definen. No hay mayor muestra de poder que continuar viviendo cuando no querríamos hacer otra cosa que más que yacer y dejar que el mundo se desvanezca.
Comentar  Me gusta         00
AnabelAnabel13 julio 2020
Algunas veces elegimos no ver las cosas que sabemos que son verdad, simplemente porque deseamos mantener viva la fantasía de lo que podría haber sido.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: ThrillerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Autores españoles

¿Quién es el/la autor/a de Patria?

Dolores Redondo
Fernando Aramburu
Javier Castillo
Carlos Ruiz Zafón

13 preguntas
33 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *} .. ..