InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8420461180
Editorial: Alfaguara (07/04/2022)

Calificación promedio : 2.69/5 (sobre 18 calificaciones)
Resumen:
La presidenta de la Generalitat Valenciana, Vita Castellá, aparece muerta en la habitación de un lujoso hotel de Madrid. La comprometida situación exige que quede oficialmente descartado un posible asesinato y que la investigación encalle, de manera que el partido en el poder, al que la víctima pertenece, ha activado todos los recursos y ha hecho sonar todos los telefonos de las altas esferas que le puedan ayudar a ganar tiempo. Por su parte, el jefe de la policía d... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (18) Ver más Añadir una crítica
librosxdoquier
 20 junio 2022
Alicia Giménez Bartlett, es una de las autoras españolas más traducidas y leídas en el mundo gracias a su serie de la inspectora Petra Delicado, la cual llegó a ser adaptada para la televisión. Sus novelas han sido traducidas a 10 idiomas y han resultado muy existosas en Francia, Alemania e Italia. Con Ritos de muerte inició la serie protagonizada por la inspectora Petra Delicado, a la que siguieron diez títulos más y cuyo éxito le ha valido premios como el Grinzane Cavour en Italia, el Raymond Chandler en Suiza y el Pepe Carvalho de Novela Negra en Barcelona. El hecho de que sus novelas resultaran pioneras a la hora de dar protagonismo a la mujer le han permitido también le han permitido llevarse premios tan importantes como el Premio Planeta, Nadal, Femenino Lumen, Fregene Internazionale, Women Fiction Festival de Matera Award. Ahora, con “La presidenta” parece que Alicia Giménez Bartlett ha sembrado la semilla para el florecimiento de una nueva serie protagonizada por las inspectoras Berta y Marta Miralles.
Haciendo honor a su título, la trama de la “La presidenta” tiene como punto de partida la muerte de Vita Castellá, presidenta de la Comunidad Valenciana, cuyo cuerpo es hallado en la habitación de un lujoso hotel donde solía hospedarse cuando visitaba Madrid. Vita Castellá debía declarar al día siguiente como investigada por un delito de malversación de fondos públicos existiendo mucho miedo tanto por parte de las altas instancias del estado como de la cúpula de su partido por lo que pudiera. Por si la situación no fuese lo suficientemente alarmante para la opinión pública, los primeros análisis del cuerpo delatan que la presidenta ha sido envenenada.
Con este argumento, aunque resulte inevitable, cualquier lector sacará semejanzas o paralelismos entre Vita Castellá y una política valenciana que falleció en noviembre de 2016 y que también llevaba perlas, tenía sobrepeso, era carismática, bebedora, fumadora, malhablada, lesbiana y divertida.
La comprometida situación exige que quede oficialmente descartado un posible asesinato por lo que, la información que proporcionarán las autoridades para que el asunto no se les vaya de las manos es que Vita Castellá falleció por muerte natural a raíz de haber sufrido un infarto. Convencidos de que esta versión de los hechos no contentará a la prensa, para desviar la atención, se pondrá en marcha una investigación cuyo único y verdadero objetivo es evitar que se descubra la verdadera causa de la muerte de Vita Castellá. Para que esta investigación no llegue a buen puerto, se decide trasladar el asunto a Valencia y asignárselo a Berta y Marta Miralles, dos hermanas recién salidas de la Academia de Ávila con el cargo de inspectoras que, dada su escasa experiencia, se enfrentan por primera vez con un caso importante como es el asesinato de la presidenta de la Comunidad Valenciana.
Berta y Marta Miralles, son novatas pero no tontas y cuando descubren las múltiples trabas que les está poniendo su jefe para que cierren el caso cuanto antes por la ausencia de pruebas, deciden iniciar, a escondidas, una investigación paralela donde contarán con la inestimable colaboración de Salvador Badía, Boro, el exjefe de prensa de Vita Castellá, el doctor Barrachina y el inspector Sales.
Debemos decir que es la primera novela que leemos de Alicia Giménez Bartlett y que por lo tanto no veníamos condicionados por sus anteriores novelas protagonizadas por Petra Delicado. Sin embargo, “La presidenta” no ha cumplido con las expectativas que teníamos. Es cierto que existe una buena investigación policial llevada a cabo por las hermanas Miralles pero hay muchas cosas que “escaman” y que no han conseguido engancharnos a la novela. del mismo modo, aunque estamos seguros que las protagonistas evolucionarán, en esta primera novela están bastante verdes y muy estereotipadas.
La presidenta” se divide en veintisiete capítulos cortos y numerados más una conclusión. La novela está bien escrita y cuenta que con un estilo fresco, alegre y desenfadado que hacen su lectura ágil y fluida consiguiendo que la novela se convierta en una lectura agradable.
La presidenta” es una novela amena con una trama interesante y bien hilada que cumple con su propósito de entretener al lector durante un buen rato pero que está muy lejos del listón marcado por Petra Delicado.
1
Enlace: https://www.librospordoquier..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
nefertiti5
 19 abril 2022
Esta novela no ha sido para nada lo que me esperaba, tengo que decir que apenas leí la sipnosis porque no sería la primera vez que me hacen spoiler en ella, me esperaba una novela policíaca interesante y con una buena investigación y no ha sido así.

Las hermanas Miralles no me han gustado, ni sus personalidades, Berta quizá un poco en ocasiones, ni su investigación, ya que, en mi opinión han ido dando tumbos durante toda la novela, eso sí, salir a comer y a beber eso lo hacen muy bien.
Lo mejor de la novela es que es corta, y se lee rápido, gracias a sus capítulos cortos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         130
Beatriz_Villarino
 30 abril 2022
Alicia Giménez Bartlett ha vuelto para poner el dedo en la llaga, esta vez a través de Berta y Marta Miralles, un par de principiantes que entran en el Cuerpo General de Policía por la puerta grande, aunque permanezcan, a todos los efectos, en el anonimato.
La presidenta de la Comunidad Valenciana, Vita Castellá, aparece muerta en su habitación del hotel un día antes de ser juzgada, en Madrid, por malversación. Ha sido envenenada, pero esto no puede salir a la luz por miedo a que altas instancias del estado y del partido en el poder queden implicadas. El caso se llevará en absoluto secreto y será investigado por algún novato, como un caso sin importancia. al nuevo no le darán la información oportuna y a los medios de comunicación se les dirá que la presidenta ha sufrido un infarto.
Las altas esferas policiales envían el cadáver a Valencia y allí pondrán a trabajar en su nuevo cargo como inspectoras a «Dos hermanas, Berta y Marta Miralles. de treinta y dos y treinta años […] las reclamará el comisario Pepe Solsona, que es mi hombre de confianza, de la comisaría de Russafa».
Pero las hermanas no son tontas, aunque piense lo contrario la cúpula policial, así que con sus pesquisas lograrán quebrar los nervios de un importante militante corrupto del partido, devenido asesino que, cuando se ve acorralado, termina suicida.
Hasta que no resuelven el caso, con ayuda del exjefe de prensa de Vita Castellá, el forense y el inspector Sales, las novatas pasan unos días bastante estresantes, haciendo turnos larguísimos de vigilancia, casi sin comer, descansando apenas, pagando gastos de la investigación de su bolsillo, inventándose informes para un juez que, dejándose llevar por el jefe de la policía, los firma sin leer o buscando colaboradores en los bajos fondos. Sus vidas llegan a estar en peligro. Sus puestos de trabajo también.
Aunque Giménez Bartlett lo niega, no cabe duda de que los hechos y personajes están basados en la realidad. Hace unos años Valencia fue conocida por el alto nivel de corrupción. Hoy le sacarían ventaja otras comunidades, «Nombramientos y adjudicaciones a dedo, recalificaciones de terrenos por interés, financiación ilegal, desfalcos, sobornos, eventos multitudinarios donde el dinero pasaba como un rayo de lo público a las arcas del partido».
En realidad da la impresión de que el territorio español, ávido de protagonismo, lucha por obtener el dudoso primer puesto de perversión, «para velar por el bienestar general no siempre se podía transitar por el camino de la ortodoxia».
Y es en este ambiente del partido, al más puro estilo degenerado, donde aparecen dos jóvenes policías que no se dejan comprar, que ponen en juego sus puestos y sus vidas, para destapar una trama en la que la inmoralidad llega hasta las más altas esferas. Berta y Marta no obtendrán felicitaciones, tampoco reconocimientos, pero van eliminando a todos los cargos implicados en el proceso. Un devenir que acaba con la vida de los donnadies, meros peones atraídos por el dinero, esa avaricia que siempre rompe el saco; y con la de mujeres inapreciables, inservibles en la mente de poderosos que las consideraban desechos por los que no valía la pena preocuparse.
Asistimos a cinco crímenes en La presidenta, la última novela de Alicia Giménez, escrita con una ironía que saborea al máximo para denunciar la corrupción de un partido que no ha podido caer más bajo (y sin embargo ahí continúa, acogiendo en sus filas a los reyes del mambo, o eso parece)
Ya has visto la que nos ha caído encima con lo de Vita. El ministro está de los nervios
—Pobre Vita, no se merecía semejante final aunque […] era como una especie de bomba ambulante que campaba por ahí […] ¿Tú crees que se la han cargado los del propio partido para que estuviera calladita?
y para evidenciar la corrupción de los altos cargos policiales preocupados, sobre todo, por mantener el puesto a costa de lo que sea «Hay que enfriar el tema de cara al exterior […] No sabemos quién ha sido ni nos interesa saberlo. Fue un infarto y en paz».
Ojalá vivamos en una realidad en la que haya más Bertas y más Martas capaces de observar, analizar, deducir cuándo las órdenes de los jefes son un sinsentido; más policías sin miedo a las represalias, que no toleren la impunidad de hechos delictivos. Ojalá la autora continúe con sus investigadoras porque, a pesar de los crímenes, la novela está marcada por el optimismo. Es realista aunque grandes esperanzas planean en la Comunidad Valenciana, probablemente porque Giménez Bartlett ha dado la vuelta a la novela policial: Es cierto que se parte de un crimen –encubierto–. Es cierto que hay delitos muy graves –que no se especifican del todo–. No hay uno sino dos investigadores, son mujeres, novatas tratadas con paternalismo, humillación y suficiencia. Hay un sospechoso, desde el principio, que va anulando las pistas mientras enreda a otros. Las pistas son verdaderas aunque, por increíbles, no lo parecen; por lo tanto, hasta el final de la novela, las hermanas Miralles no dejan al lector ser consciente de lo que ocurre, cuando tiran del hilo y van cayendo los implicados como fichas de dominó, porque el criminal tampoco es al uso. Ese ser inteligente que preside la novela negra es, en La presidenta, un chapucero que se rodea de inexpertos para llevar a cabo sus planes.
La autora no se anda con tapujos, «todos esos nuevos ricos, horteras, maleducados, convencidos de que podían hacer cualquier cosa porque tenían el poder. ¡Gente de la política que debía dar ejemplo a los demás!», pero el humor hace gala desde la primera página, en la que descubrimos quién es la asesinada. Humor en la ironía con la que se toman las órdenes, en la propia actuación policial, en la falta de confianza que los jefes muestran hacia las investigadoras
—¿Tú crees que sospecha algo? (el juez)
—¡Qué coño va a sospechar! Nos toma por dos floreros decorativos
Humor en las actitudes machistas de los altos cargos policiales y del gobierno, con el que refuerza, al final, el verdadero valor de la mujer «¿Será posible? ¡Este Pepe Solsona es más estúpido de lo que parecía! […] ¡Mujeres, mujeres! ¿Hay algún animal más dañino en el mundo?». Humor en las hipérboles irónicas y en la concatenación del lenguaje con los sentimientos
—Otro corazón puro ganado para la causa –clamó
—Para puro el que nos va a caer
[…]
—¡Joder, qué buena frase! Deberías haberte hecho abogada en vez de policía
—Un buen abogado es lo que vamos a necesitar
Pero no lo necesitan porque si su lenguaje es efectivo, sus hechos también. Solo esperamos que este sea el principio de una saga. Las Miralles lo merecen.

Enlace: https://elblogaurisecular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
ElsaBLopez
 22 junio 2022
Cuando la presidenta de la Generalitat Valenciana, Vita Castellá, aparece muerta en la habitación de un lujoso hotel de Madrid, deciden mantener la investigación en secreto para no desvelar las extrañas circunstancias que lo rodean.
Las encargadas de resolver el caso serán dos policías novatas, las hermanas Miralles, que tendrán que infiltrarse en un mundo de política, traiciones, intereses y luchas de poder.
Un libro inspirado en hechos reales en el que se hace una fuerte crítica a la corrupción política y se da mucha importancia al papel que juegan las mujeres en mundos de hombres.
Una historia que empieza súper bien, con un cadáver que suscita el interés público, y una trama política muy turbia... pero se va desinflando poco a poco y a la mitad del libro tenía bastante claro lo que habían sucedido.
El final se me ha hecho muy largo y aunque ha sido bastante intrigante, sobre todo al inicio, creo que es un thriller demasiado sencillito como para destacar.
Otra cosa que no me ha conquistado, han sido los personajes. No he conectado con ninguno y no tienen una profundidad que le de un valor especial a la historia.
Es el primero de una saga protagonizada por las hermanas Miralles, pero no tengo claro que vaya a continuar leyendo sus historias.
PUNTOS FUERTES: las críticas social y política.
PUNTOS DÉBILES: la previsibilidad, el ritmo y los personajes.
LO RECOMIENDO para personas que quieran iniciarse con el género.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
leyendoentresabanas
 22 mayo 2022
- Este libro, es el claro ejemplo, de que una buena historia, puede convertirse en el mayor fiasco jamás leído.
- Lo que parece ser un thriller/novela negra retorcido y con chicha, se queda en un quiero y no puedo.
- Era mi primera vez leyendo a la autora, pero sinceramente, creo que ha sido tambien la ultima.
- No tenía expectativa alguna, ni buena ni mala con este libro, por lo que no tengo excusa de decir que no me ha gustado por estas.
- Una historia que ya desde el principio chirría un poco, y que con el paso de las páginas, para mí, se ha convertido en un despropósito.
- Las protagonistas, dos hermanas policías, a las que, por lo que he podido deducir, la autora quería dejar en buen lugar y como referente de empoderamiento femenino y lucha en un sector que hasta hace pocos años era cosa solo del patriarcado, aunque creo que ha conseguido todo lo contrario a sus deseos.
- Me parecen dos personajes pedantes, infantiles. caprichosas e ineptas. Son Torrente hechas mujer!
- La historia, además, me parece bastante insostenible, aunque tenga ciertos aspectos parecidos a algunos acontecimientos ocurridos de verdad.
- No es un libro que pueda recomendar, la verdad, por lo que no lo haré.
- Como siempre digo, esta solo es mi opinión, que no tiene por qué coincidir con la tuya, por lo que si lo lees y gustas, podemos debatirlo y dar nuestros distintos puntos de vista😊
2/10🌟
+ Leer más
Comentar  Me gusta         90

Las críticas de la prensa (1)
DiarioVasco10 mayo 2022
Aparca a la inspectora Petra Delicado por dos hermanas novatas en una trama corrupta.
Leer la crítica en el sitio web: DiarioVasco
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
librosxdoquierlibrosxdoquier20 junio 2022
Aquel al que muchos aman, muchos lo odian también
Comentar  Me gusta         20
Cristi2510Cristi251013 abril 2022
Los fantasmas mentales nos acosan siempre cuando no tenemos seguridad en lo que estamos haciendo.
Comentar  Me gusta         20
mariadelaomariadelao09 mayo 2022
El descanso le sentó bien después de todo. Habían comido, charlado, tomado el sol..., a nadie puede sentarle mal semejante plan.
Comentar  Me gusta         10
Cristi2510Cristi251013 abril 2022
A veces hay manchas en el pasado de una persona que no se podrán limpiar jamás.
Comentar  Me gusta         10
Cristi2510Cristi251012 abril 2022
Nadie huye de un lugar sin algún motivo.
Comentar  Me gusta         20
Video de Alicia Giménez-Bartlett (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Alicia Giménez-Bartlett
Conocida sobre todo por sus novelas policíacas protagonizadas por la inspectora de policía Petra Delicado; y ganadora, entre otros, de los premios Nadal en 2011 y Planeta en 2014.
Alícia Giménez Bartlett es nuestra #AutoraDelMes de noviembre
Llévate sus libros este mes con 5% de descuento y envíos gratis* https://bit.ly/3d7ph4J
otros libros clasificados: LITERATURA POLICÍACAVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Autoras de novela negra y policíaca

10 negritos

Agatha Christie
Phillys Dorothy James
Susan Hill

10 preguntas
55 lectores participarón
Thèmes : novela negra , LITERATURA POLICÍACACrear un test sobre este libro