InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8433998242
Editorial: Editorial Anagrama (01/02/2017)

Calificación promedio : 3.33/5 (sobre 6 calificaciones)
Resumen:
Una niña desentierra en el jardín unos huesos que resultan no ser de un animal; la bucólica escena veraniega de unas chicas que se bañan en un paraje natural acaba convertida en un infierno de celos de inquietantes consecuencias; un mendigo despreciado siembra la desgracia en un barrio pudiente; Barcelona se transforma en un escenario perturbador, marcado por la culpa y del que es imposible escapar; una presencia fantasmal busca un sacrificio en un balneario; una ch... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
IvanValenciaA
 20 julio 2019
En un contexto secularizado ¿A qué teme el hombre contemporáneo? Mariana Enríquez parece darnos una respuesta en Los peligros de fumar en la cama. El hombre contemporáneo ya no teme a las figuras clásicas del terror: demonios, fantasmas y demás; tampoco teme a los escenarios lúgubres y misteriosos: castillos, casas abandonadas, parajes extraños y lejanos; en nuestra época la fuente del terror está en nosotros mismo. Si se miran los cuentos de este libro se podrá identificar lo que autores y comentaristas diversos han mencionado ya, que en él se encuentran situaciones de morbo, de asco, de crueldad, algunos visos de terror que son demasiado cotidianos para extrañarnos o llevarnos a emociones extremas, pero en estos relatos no se hallarán los extremos horrores de la literatura clásica.
Es verdad que en algunos relatos aparecen fantasmas, figuras y situaciones sobre naturales -El entierro de Angelita, El carrito, Cuando hablábamos con los muertos, por ejemplo- pero su tratamiento es igual al que se le da a cualquier situación que se sale del ritmo cotidiano de nuestras vidas. En El entierro de Angelita la protagonista del relato termina acostumbrándose a la aparición de la niña y termina sintiéndose fastidiada por no poder deshacerse de ella; al principio hay sorpresa pero no dura mucho. El valor de esta narración que pone el acento en lo que puede llamarse terror cotidiano, es que lleva a sus personajes a situaciones que trastocan la normalidad que les rodea, que ocupa los espacios privados donde todos solemos sentirnos seguros. Esos espacios privados llegan hasta la propia psicología de los personajes, una mirada rápida parece confirmar que cada uno de ellos tiene problemas mentales o signos de tenerlos en un futuro.
En general son cuentos, que sin ser grandes obras, están más o menos bien narrados, son entretenidos y agradables a la hora de la lectura. El pecado que a mi parecer comete Mariana Enríquez en este libro es el uso abusivo de la elipsis. La elipsis es un recurso precioso que cuentistas de diverso calado han usado de manera magistral como es el caso de Hemingway o el mismísimo Chéjov, pero que se mueve al borde del abismo entre la omisión que tanto menciona Harold Bloom en El futuro de la imaginación y que es la que posibilita un diálogo abierto con el lector, y el simple vacío en la historia. Esta es la razón de que muchos lectores al leer estos cuentos queden con la sensación de que a algunas historias les falta algo, porque donde debería haber omisión consiente hay solo vacío o un tosco y malogrado intento de elipsis.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
macarenamamone
 13 noviembre 2018
Vuelvo a confirmar que Mariana Enriquez es una autora que disfruto mucho de leer, aunque esta antología, anterior a "Las cosas que perdimos en el fuego", es un poco más floja. Tiene una prosa más sencilla, recurre, en casi todos los cuentos, a lo que provoca asco, a los olores, situaciones bastante grotescas. Algunos finales me parecieron muy abruptos y hubiese deseado que profundice un poco más en la historia, que me diga algo más. Algo que me gusta de Mariana es que sus cuentos tienen un terror, digamos, muy argentino. Varios cuentos tienen un contexto muy interesante como "Chicos que faltan" o "Cuando hablábamos con los muertos", son trasfondos históricos que, como argentinos, reconocemos instantáneamente, no creo que pase lo mismo con otros lectores extranjeros. En general me gustó, son cuentos muy entretenidos y bastante perturbadores. No puedo evitar al leer algunos cuentos notar algunos rastros de un lector de Stephen King, se nota que Mariana ha sido una gran lectora del maestro del terror, y, como siempre, nuestras lecturas nos marcan y nos podemos sacarlas de nuestra subjetividad al escribir
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
JazzBruno
 21 octubre 2018
Se trata de 12 cuentos que sí son espeluznantes pero no en el sentido "clásico" del término: son grotescos, son sangrientos, son asquerosos y lo más importante son inquietantes. Todos me dejaron pensando en lo común del planteamiento de la historia, es decir, no hay nada sobrenatural en gran parte de ellas, sin embargo, aparece "algo" fuera de contexto que transforma toda la anécdota.
Comentar  Me gusta         10
Maresminombre
 24 marzo 2019
Unos relatos me han parecido muy buenos y otros no tanto, como suele pasar en este tipo de libros. Mis favoritos son: “Cuando hablábamos con los muertos”, “El mirador”, “Chicos que faltan”, “El desentierro de la angelita” y “El aljibe”.
Comentar  Me gusta         10
pasiondelalectura
 09 junio 2018
El estilo de Mariana Enríquez, una escritora argentina, es una mezcla de gótico, de terror, de ciencia ficción, de fantasy y de lo ultra siniestro en lo cotidiano. Es una buena escritora, bastante eficiente en la medida que sus relatos son impecables, bien construidos, sin ninguna falla ni en el léxico ni en los temas, ni en la caída final.
Los peligros de fumar en la cama son 12 cuentos variopintos que no me produjeron tanto terror como asco porque nadan en lo morboso, en lo malsano, en lo under-ground : fantasmas, brujas, sexo, drogas, canibalismo, perversión, crueldad, venganza, fetichismo, espiritismo, fantasmas, obsesiones, locura…Hay una loca en un cuento que fuma en la cama y que busca la combustión a como venga y que da el título al compendio, por cierto muy atinado.
Una autora que hay que leer por lo novedoso de su aporte y por lo altamente eficiente de su estilo, pero no por gusto ni por placer.
Enlace: https://pasiondelalectura.wo..
Comentar  Me gusta         00
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La fruta en la literatura

Las ---------------- de la ira, de John Steinbeck (publicada en 1939)

manzanas
uvas
peras
chirimoyas

10 preguntas
16 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}