InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Victoria Schwab (Traductor)
ISBN : 8492918160
Editorial: Puck (28/01/2019)

Calificación promedio : 3.82/5 (sobre 19 calificaciones)
Resumen:
Arthur está en Nueva York solo por el verano, pero si Broadway le ha enseñado algo es que el universo te puede enviar un impresionante romance cuando menos te lo esperas.
Ben piensa que el universo debe ocuparse de sus propios asuntos. Si el universo lo apoyara, no estaría en camino a la oficina del correo llevando una caja con las pertenencias de su exnovio.
Pero cuando Ben y Arthur se encuentran en el correo, ¿qué es exactamente lo que el u... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (21) Ver más Añadir una crítica
Lawerson
 29 enero 2019
Antes de embarcarme en esta historia ya había tenido la ocasión de leer a uno de sus autores, Adam Silvera. Tres libros que han llegado a España, los tres que he leído, cada uno de ellos dejándome una diferente sensación. En el caso de Becky, tengo muy pendiente sus demás obras, pero me apetecía muchísimo ver qué salía de esta mezcla y unión. Y es una historia más de Adam y Becky. O, al menos, de Adam. Narrado a dos voces entre Arthur y Ben, en primera persona, la historia de ¿Y si fuéramos nosotros? es muy simple, tal y como se espera de ella. No me confundáis, la lectura no decepciona porque te da justo lo que tenías pensado encontrar, la historia de dos chicos que empiezan a conocerse. Así que nos aventuramos dentro de un contemporáneo de romance que comienza con una primera división de las cuatro que tiene el libro, en la que acompañamos a Arthur en su nueva vida en Nueva York, y a Ben en un momento en el que pasa por una ruptura dolorosa e intenta seguir hacia adelante, unos momentos que, bueno, no están mal. Sin embargo, la cosa empieza a cambiar cuando ambos protagonistas chocan. Es a partir de ahí, con una lectura amena, lineal y que consigue mantener tu interés a pesar de no ofrecer grandes dosis de acción o tensión, cuando empieza lo más interesante, una sucesión de momentos casuales en los que va a haber un juego de búsqueda y encuentro entre los dos que va a agilizar mucho el libro. Es así como irá avanzando esta historia, entre nuevos acercamientos, entre la evolución de una relación de dos personas diferentes pero que, de alguna manera, intentan entenderse. Además, la historia de romance se mezcla con la historia personal de ambos para no dejarnos únicamente con una cosa, teniendo momentos de respiro en los que podremos ahondar mejor en Arthur y Ben, conocer sus aspiraciones, sueños y maneras de ser, sus miedos, su personalidad y su pasado, empezando Adam y Becky a tratar otros temas muy importantes como la superación, el avanzar y seguir nuestro camino en la vida, la amistad, el dar con nuevas oportunidades y, sobre todo, el aceptarse a uno mismo y perdonarse, curarse con aquellos que te quieren y van a estar contigo en todo momento. Mediante un carisma deslumbrante, el libro avanza sin problemas, dejándonos esas bonitas escenas de primeros roces de manos, primeras miradas, primeros besos, además de momentos más personales que van a ser un batiburrillo de sentimientos diferentes que van a pegar muy bien con el resto del libro. La aparición en todo este escenario de unos personajes secundarios le da, además, un toque más cómico, más divertido, consiguiendo que la historia no se centre únicamente en Arthur y Ben, algo que puede abrumar un poco, sino también en aquellos que hay a su alrededor, siendo ahí cuando se desarrolla todo lo que os acabo de comentar.
Ha sido precisamente ésto lo que más me ha gustado del libro, que los personajes secundarios hayan tenido su peso importante en la historia, hayan sido el símbolo de la verdadera amistad. Muchas veces me he topado con libros similares que se han centrado exclusivamente en la pareja principal, olvidando a aquellos que, de algún modo forman parte del libro y ayudan a que todo se mueva en la dirección correcta. Me ha encantado ver que Adam y Becky han querido destacar no solo a Ben o a Arthur, sino a los personajes secundarios, sus amigos, que también tendrán su propia historia que contar. Me he reído de lo lindo con Dylan, qué personaje más entrañable. Su conexión con Ben es magia, pura, amistad verdadera. Me ha encantado sus salidas, sus frases, esa chispa con la que siempre va a decir algo que te sacará una sonrisa. de todos los personajes que podremos conocer en ¿Y si fuéramos nosotros? es, sin dudarlo, mi preferido. Su frescura, todo el apoyo que es para Ben, el cómo cambia cuando está con Samantha... simplemente me ha conquistado. Ver como las historias de Dylan, Samantha, Hudson, Henrietta o incluso los amigos de Arthur en Georgia, Jess y Ethan, los padres de ambos muchachos, se entrelazan con la principal ha sido una opción muy acertada ya que, por ello, han conseguido que, de alguna manera, influyan en muchas de las decisiones que se toman. Y otra cosa que no puedo olvidar, y que también he disfrutado, ha sido el comienzo del libro. Creo que jugar de esa manera con el lector ha sido la forma más inteligente de atraparte al libro desde el principio. Te encuentras en la tesitura de ir cambiando entre punto de vista, lo que da movimiento a la lectura, para toparte con un montón de acciones que parecen llegar al otro, pero en realidad no y estás ahí como, aaahhh, maldita sea, tenías que haberlo hecho antes porque ahora llegas tarde, y oooohh, ahora creo que sí va a pasar algo porque al fin ha coincidido cuando tal persona está en tal sitio y, no sé, cuando estaban juntos tenían momentos tan dulces y bonitos, esos pequeños detalles que son realmente lo importante, cómo se miraban, y reían y se fijaban en el color de los ojos, o en los hoyuelos o en cualquier otra cosa.
Sin embargo, sí que es verdad algo que leí mientras estaba leyendo el libro: Ben y Arthur están más enamorados de la idea del amor, del destino y de los planes de su universo que de ellos mismos. Es decir, se supone que esta es una historia de romance, pero no he sentido gran cosa, no he visto esa parte claramente. En ningún momento he visto una historia de amor propiamente dicha, y lo he visto más forzado y obligado que otra cosa. Como digo, hay detalles muy bonitos entre los dos, pero creo que se guían demasiado por eso de que, como hemos coincidido en esta situación, ya tenemos que estar juntos sí o sí aunque la realidad no sea esa. Y de ahí proviene, justamente, uno de los grandes problemas que he tenido con el libro: Arthur y Ben. No me estoy contradiciendo aunque lo parezca, ojo, pero llega un punto, a mitad del libro, donde se ver perfectamente que han forzado su situación. de repente hay mucho drama en la historia, hay un cambio brutal en la trama que se nota muchísimo y que me ha chirriado lo más grande. Arthur cambia de personalidad completamente de una página a otra, y es ahí donde se expone la verdad: no se conocen. No se tienen confianza. Son pareja pero no lo son, al menos, para mí. No concibo que se pueda llegar a tener algo como lo que pretenden tener Ben y Arthur habiendo tantos problemas por delante entre ambos, no creo en eso del amor a primera vista y ya somos felices para siempre, así que no vamos a tener ninguna piedra en este precioso camino que vamos a formar juntos. Cuando no haya conocimiento previo, cuando vas directamente a la atracción, cuando fuerzas algo que tiene que ir poco a poco, es lo que pasa. Y esos dramatismos, esas peleas tan absurdas, esas frases y palabras tan hirientes que se dicen, son producto de unos celos creados por el desconocimiento. Si hubiera sido una historia donde ambos personajes van poco a poco, cuecen su relación lentamente y no pasan directamente a la acción, esas situaciones no hubieran aparecido, es lo que me ha hecho aborrecer el libro en parte de su recta final.
En resumen, ¿Y si fuéramos nosotros? es una fusión buena entre Adam Silvera y Becky Albertalli, un libro más de romance LGTB que, siguiendo el estilo de ambos, no sobresale de otros que han escrito, pero sí consigue darte justo lo que buscas o necesitas. Con una relación que, quizás, es lo que más flojea, los personajes secundarios son una delicia, un fuerte pisotón para convertirse, junto a sus protagonistas, en lo más interesante, una historia que va más allá para profundizar y convertirse, además, en una historia de primeras veces, de amistad y de encontrar el camino tras el perdón.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
esther93
 26 febrero 2019
¡Qué ganas tenía de leer esta novela y hablaros de ella! ^-^ No sé si os ha pasado alguna vez que habéis empezado una novela que os ha enganchado muchísimo y no queríais que terminase nunca aunque por otra parte quisieseis saber cómo iba a terminar. Si os ha pasado, sabed que no estáis solos porque eso es exactamente lo que me ha ocurrido a mí con esta novela :') La he disfrutado tanto que se ha convertido en una de mis mejores lecturas del año, así que mejor no me enrollo más y paso a contaros mis impresiones.
La novela se nos presenta narrada en primera persona, y de forma intercalada, desde el punto de vista de Arthur y Ben, nuestros jóvenes y adorables protagonistas. Arthur vive en Nueva York durante el verano porque trabaja como becario en una oficina y por ello ha tenido que alejarse de Ethan y Jessie, sus mejores amigos. Arthur cree en el amor a primera vista, en el destino y en el universo. Es un chico muy alegre y entusiasta y le encanta Harry Potter. Ben, por su parte, estudia en el colegio de verano y ha roto recientemente con Hudson, su ex-novio, al que está obligado a ver cada día porque él también estudia allí. Sus mayores aficiones son jugar a Los Sims y escribir fantasía.
Un día, Ben acude a la oficina de correos con la intención de enviar las cosas de su ex-novio y Arthur, que pasaba por ahí, decide seguirle, atraído por él. El destino hará que ambos se conozcan por casualidad, al menos durante unos minutos, aunque su primer encuentro será un tanto incómodo y torpe, pues al despedirse olvidan pedirse sus datos para seguir en contacto. ¿Y ahora qué? ¿Podrá el destino, o el universo, volver a juntar sus caminos? Eso lo iremos descubriendo a su debido tiempo ^-^
Los personajes secundarios que intervienen en la novela no son nada numerosos, pero sí han llegado a ser especiales, al menos en las vidas de nuestros protagonistas. Cabe destacar a Ethan y Jessie (amigos de Arthur), a Harriett y Dylan (amigos de Ben), a Samantha (novia de Dylan), a Namrata y Juliet (compañeras de trabajo de Arthur), a Hudson (ex-novio de Ben) y a los padres de Arthur y Ben.
Puede parecer que son muchos personajes, pero os aseguro que los autores han sabido darles a cada uno su lugar y espacio y cada uno de ellos tiene el protagonismo justo y necesario. al menos puedo decir que he podido conocerles realmente bien y todos, sin excepción, me han caído genial. He congeniado con todos los personajes y algunos me han despertado mucha ternura, como es el caso de nuestros protagonistas, aunque también hubo tiempo para las risas gracias a ese tono irónico y sarcástico de Dylan, aunque Arthur y Ben también me parecieron divertidos.
Y con respecto a ambos, lo cierto es que me gustaría no contaros nada de ellos porque os aseguro que es mejor así, pero he sentido una conexión especial con ellos y me han parecido unos protagonistas increíbles, y hasta aquí puedo leer. Así que sí, los autores han hecho un trabajo excelente para con ellos y he quedado más que satisfecha con los personajes :)
La trama, en apariencia sencilla, la he disfrutado desde la primera hasta la última página, aunque en algunos momentos me ha hecho sufrir, pero siempre es algo positivo —al menos para mí— que una novela haga sentir al lector tantas emociones y sentimientos mientras lee, ¿no?
Como ya habréis podido intuir, estamos ante una novela LGBT que nos acerca a la realidad de muchos adolescentes que, como Ben y Arthur, solo quieren encajar y ser aceptados en un mundo en el que algunos pretenden no hacerles hueco por el simple hecho de amar a una persona de su mismo sexo. Me ha gustado mucho cómo han tratado los autores este tema, con suma delicadeza y realismo y sin olvidar que siempre habrá gente trastornada y despreciable dispuesta a hacer daño sin pensar en las consecuencias de sus palabras o actos =/
Considero que esta es una de esas novelas que lo tiene todo para que enganche y guste: humor, amistad, crítica social, drama, amor... Y hablando del romance, a mí me ha parecido totalmente impredecible y sumamente bonito, natural y creíble. Surge y se desarrolla tal y como a mí me gusta y nos regala tanto momentos preciosos como agridulces, por lo que tenemos bastantes altibajos, contratiempos, subidas y bajadas pero, siendo sincera, he disfrutado muchísimo esta parte y me ha encantado.
En líneas generales, diría que estamos ante una trama muy bien planteada, trabajada e hilada, que invita a reflexionar por algunos temas que trata y que entretiene y divierte o no, según el caso a partes iguales. Además, a mí me ha parecido una novela muy dinámica, ágil y visual que más de una vez me ha sorprendido ^-^
La pluma de los autores me ha gustado muchísimo. Como ya sabéis, ya había leído a Becky Albertalli, pero no a Adam Silvera, y siempre que leo una novela escrita a cuatro manos intento encontrar diferencias entre un estilo y otro, pero nunca logro distinguir quién escribe qué y aunque no lo parezca, es algo que me encanta porque eso solo significa que han sabido complementarse a la perfección, tal y como ocurre en esta novela.
Ambos tienen un estilo tan cercano, juvenil, ameno, divertido y desenfadado que posiblemente destaque por su sencillez, pero a mí me encanta precisamente por eso. de vez en cuando introducen alguna que otra sorpresa o giro y eso, unido a que los capítulos son sumamente cortos y que hay bastantes diálogos sustanciosos, naturales y divertidos, hizo que el ritmo de lectura fuese tremendamente ágil y no se me hiciese pesada ni aburrida en ningún momento, sino más bien al contrario.
Y ya, para terminar, me gustaría hablaros un poco del final, que si bien es cierto que me gustó mucho básicamente porque me pareció acertado y bonito, reconozco que me hubiese gustado encontrar... ¿Otro final? No sé, seguramente no, pero lo que sí puedo asegurar es que es impredecible e inesperado, al menos por mi parte, y que aun así quedé bastante satisfecha. Mis expectativas ya eran altas incluso antes de leer la novela, pero las ha superado con creces y me alegra haberla leído porque la he disfrutado muchísimo y ahora mismo quiero leer más historias de ambos autores, así que ya sabéis, si os llama la atención la novela, ¡id a por ella y dadle una oportunidad, que os va a encantar! ^-^
Enlace: https://papillons-dans-le-ci..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
erick_ascencio
 14 junio 2019
Este era uno de los libros que más ansiaba por leer en 2018 y cuando supe que Puck lo iba a publicar automáticamente mi hype se incrementó y albergué la esperanza de leerlo en diciembre (que se suponía era el mes que debía salir a la venta en México), obviamente no pude leerlo sino hasta 2019 y después de haber leído dos libros de Becky y dos de Adam no sé qué pensar, amo cómo escribe Becky y con Adam tuve algunos problemas (sí, me refiero a Solo quedó nuestra histora), así que estoy en la delgada línea amor-indiferencia.
¿Y si fuéramos nosotros? nos narra la historia de Arthur y Ben, un par de chicos en New York que se conocen por azares del destino en la oficina de correos. Es verano y Arthur está trabajando (o algo así, más bien es como una pasantía chafa, jaja) en el buffet de abogados de su madre; Ben es de NY, acaba de romper con su novio y tiene que ir a la escuela de verano. Evidentemente están en sintonías muy diferentes y sus mundos técnicamente no deberían cruzarse, pero lo hacen y a pesar de ser breve el encuentro, la conexión fue suficiente como para que Arthur se diera a la tarea de buscar a este chico misterioso con la caja de cosas de su ex. Y sí básicamente en eso se basa la historia, en cómo Arthur busca a Ben, y en la pregunta que da título al libro: ¿y si fuéramos nosotros? Debo admitir que amé el porqué del título y tiene muchísimo sentido (y sentimiento).
Creo que esta será una reseña rápida (ja, ja, ja, al Erick del futuro le da risa esto, ja, ja, ja) porque me parece complicado hablar de este libro porque lo considero sencillo, no digo que sea bobo o tonto, sino que la historia no presenta mayor complejidad y está hecha para gustar... es como si ambos autores ya supieran que gusta a los lectores en el aspecto del romance LGBT+ y simplemente lo pusieron, dejaron que la historia tomara su rumbo sin perder la idea central (un romance veraniego) y agregaron su mágica narrativa...
Y bien, hablando de la narrativa: wow, me dejó bastante impresionado que a pesar de estar narrado a dos voces, donde evidentemente cada personaje es hecho y narrado por un autor, la diferencia entre narrativa/feels fuera muy similar. Todo fue muy homogéneo y creo que ese es el punto fuerte del libro, hay veces que no logras diferenciar entre Becky y Adam.
En cuanto a los personajes, em, pues están bien a secas. Obvio llegas a tener un favorito, pero no es como que se te clave en el corazón o que sientas la necesidad de protegerlo/preocuparte por su estabilidad emocional.
Arhtur: según yo. este es el personaje de Becky. Su personalidad es tímida, un chico retraído, temeroso, tierno y lleno de inseguridades. Es como un bebé tierno. Obviamente lo amé porque es el de Becky y también empaticé en muchas situaciones con él.
Ben: él es, según yo. el que creó Adam. Ben tiene una personalidad exactamente contraria a la de Arthur... no diré que lo odié por ser creación de Adam, pero no sentí ninguna conexión especial o algo por él, creo que el personaje está un poco forzado y en general no terminó de convencerme. Lo que sí amé fue a su mejor amigo, Dylan... duuude, el verdadero bromance. Debo admitir que las interacciones entre Dylan y Ben se robaban mi corazón y moría por más apariciones de Dylan. ¡Gracias, Adam, por este personajazo!
Y bueno, quiero aprovechar la reseña para hablar de un tema que me ha estado rondando la cabeza desde hace un par de libros LGBT que he leído. ¿Recuerdan que decían que la lit juvenil es una copia de lo demás? Bueno, pues antes creía que esta afirmación tiene una parte de verdad pues me encontré con bastantes títulos cayendo en el mismo espiral de temáticas, pero siempre que tomaba un libro de temátiica LGBT sabía que no iba a encontrar nada igual porque este género (no sé si sea correcto llamarlo así, pero para comodidad lo haré) siempre tenía protagonistas diferentes, historias más reales y un desarrollo creíble. Últimamente, no sé si sea cosa de Becky y Adam, creo que estas historias están perdiendo su originalidad y se están yendo a la media, a lo básico, a lo que vende seguro y parece que no les importa forzar a sus personajes o crear historias planas, vacías y convenientes. En parte así sentí ¿Y si fuéramos nosotros?, una historia más del montón creada para ser amada por todo lo que sucede (que sí, no voy a negar que disfruté) y sobre todo para vender.
En fin, si les gusta el romance bonito, no pueden perderse esta historia llena de miel, corazones, carcajadas a montones y un par de lágrimas (reales o ficticias, no diré cuáles fueron las mías, jaja).
Enlace: https://laspaginasdeerick.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Annie_hatuna
 27 enero 2019
¿De qué trata este libro? Nuestros protagonistas se llaman Arthur y Ben, Arthur es un rol de canela de amor, dulzura e inseguridad que esta en Nueva York como becario en una empresa muy importante, donde pudo entrar gracias a los contactos de su mamá, mientras que Ben es un chico serio e introvertido que acaba de terminar con su novio y se encuentra deprimido por ello. La rueda del destino gira cuando ambos chicos topan sus caminos en la oficina postal, Ben con una caja llena de cosas que enviárle a su ex-novio y Arthur atraído por el encanto de Ben, una corta conversación y una banda musical marcan el accidentado encuentro de nuestros protagonistas, Ben decide olvidar al chico de la corbata extraña y Arthur se convence de que el universo lo odia pero decide tomar las cosas en sus manos y ponerse a buscar a Ben mediante un anuncio de internet. ¿Serán las casualidades suficientes para este par? ¿Puede surgir algo más de un encuentro tan fortuito? ¿Lograrán este par equilibrar su amor por Harry Potter y Hamilton? Vamos a descubrirlo...
Es curioso como una va cambiando de mentalidad conforme pasa el tiempo, hace años que leí el primer libro de Adam Silvera terminé bastante decepcionada pues aunque había mucha gente hablando maravillas de él a mí no había terminado de gustarme (hablo de Recuerda Aquella Vez) y cuando tuve oportunidad de leer Yo, Simón Homo Sapiens de Becky Albertalli tampoco termine tan fascinada como la mayoría de los lectores así que no tenía expectativas muy altas en este nuevo título, pero vaya que este par ha logrado sorprenderme y hacerme pasar un rato ameno y agradable en la compañía de Ben, Arthur y su preciosa historia de amor. La novela es muy dinámica y divertida aunque tiene varias situaciones de humor que rayan en lo absurdo, así que si este tipo de humor no les gusta les aconsejo que se alejen de este libro, la historia nos va narrando desde la perspectiva de Ben y Arthur y entre cada capítulo se va notando el cambio de voz pues Arthur es más dulce, cándido e inocente y Ben es un poco más cínico, quejumbroso y desconfiado, pero así como las plumas de Becky y Adam se van entrelazando lentamente también lo hacen las historias de Arthur y Ben. No quiero que piensen que este será un libro súper profundo de amor chico-chico, para nada, este libro es una comedia romántica tierna y dulce entre dos chicos que a primera vista parecen demasiado diferentes entre sí pero que van creciendo y nos van dando una historia muy bonita. A pesar de que hay muchos aspectos buenos que disfruté, como las constantes referencias a memes y momentos de la cultura actual, momentos Star Wars, Harry Potter y Hamilton, la verdad es que también hubo cosas que NO me gustarón. En primer lugar siento que ni Adam ni Becky lograrón un nivel adecuado de dramatismo, llegado un momento la historia se sintió como súepr forzada en un “giro argumental” que fue digno de una telenovela mexicana, todo pudo haberse resulto si los protagonistas se hubierán tomado el tiempo de hablar, como cualquier persona normal en esta vida, pero en lugar de eso una cosa pequeñita se convirtió en el clímax de la historia y, siendo totalmente honestos, se sintió algo bobo y como un bajón tremendo en la trama. A pesar de ello creo que la historia logró recobrarse al final pues algo que me gustó bastante es que el final es muy realista, no es el típico final de cuento de hadas donde todo se resuelve de forma casi mágica y todos son felices, este es un final de la vida, un final real, una historia que termina en algo que no es un final ni un principio, solo es una etapa de la vida y un punto y aparte en una historia que es entretenida, romántica y muy divertida.

En resumen, ¿Y si fuéramos nosotros? Es una novela interesante, amena, dinámica y entretenida que nos muestra a dos protagonistas que de alguna manera se te terminan metiendo en el corazón, es una novela muy tierna y bonita para pasar una tarde de domingo (o para este próximo San Valentín) y reírte a la vez que te estrujan el corazón y te mueres de ternura. Si son fans de ambos autores seguramente amarán esta novela y se pasarán un genial rato leyéndolo ;)
Enlace: http://trancedeletras.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
PlanetaSingular
 18 enero 2019
Comencé a leer este libro con unas expectativas un tanto altas porque todo lo que se habla de estos dos autores son críticas positivas. Por un lado, tenemos a Becky Albertalli, autora del libro "Con amor, Simon", y por otro tenemos a Adam Silvera, autor de "Recuerda aquella vez", "Al final mueren los dos", o "Sólo quedó nuestra historia". No me cabe duda de que ambos por separado son grandísimos autores, pero a mí en conjunto no me han terminado de convencer.
Antes de nada, me gustaría dejar claro que estáis leyendo ahora mismo a una persona que es bastante escéptica del amor, y ya ni os cuento del "instalove" o amor a primera vista. Pero bueno, vayamos por partes. El libro está narrado en primera persona de manera alterna por los dos protagonistas, Ben y Arthur, lo que facilita que conozcamos a ambos individualmente. La lectura es bastante amena y sencilla de seguir, gracias a los capítulos cortos que tiene, por lo que me parece una buena idea para salir de un bloqueo lector. El comienzo del libro me ha gustado bastante, se trata de una idea fresca y divertida, pero todo se tuerce en el momento en el que ambos protagonistas comienzan a interactuar. No podemos olvidar que estamos ante una novela de adolescentes donde el amor se romantiza e idealiza de una manera un tanto extrema. Personalmente, la sensación que el libro me ha dado es que Arthur y Ben son dos chicos que desean ser amados y que están enamorados de la idea del amor. Ambos buscan encajar de manera desesperada, aun cuando no se conocen ni tienen absolutamente nada en común. Es por esto por lo que la historia me ha parecido bastante forzada. La relación entre ambos es un quiero y no puedo constante, y no hay química entre ellos. Además, toda la historia adquiere una sensación de precipitación, pues transcurre en un periodo inferior a un mes. También encontramos momentos muy surrealistas en la historia, con momentos de celos entre dos personas que casi no se conocen, y con peleas entre ambos que no tienen ninguna razón de ser. Hay escenas en las que he llegado a sentir vergüenza ajena.
Pero no todo va a ser malo en esta historia, en ella se tratan temas muy reales como la amistad, la homofobia, las relaciones a distancia, el miedo a perder a personas queridas, las dinámicas familiares o la posibilidad de no conseguir aquello que se quiere. El final es lo que más me ha gustado, pues me ha parecido muy real, y creo que era necesario que la historia terminara de esa manera.
En cuanto a los personajes, si bien es cierto que tanto Ben como Arthur tienen una personalidad muy bien desarrollada, no he visto una buena integración entre ambos. Se aprecia bastante que cada autor ha dado vida a uno de ellos. Ambos tienen pequeños matices que hacen que los odies un poquito de vez en cuando. Ben es el claro ejemplo de que no puedes comenzar una nueva relación cuando el fantasma de tu relación pasada sigue presente en tu vida, y Arthur lo es de la inseguridad y los celos. Hay algunos personajes secundarios que son bastante entrañables y que dan ese toque cómico a la novela, como es el caso de Dylan.
El estilo narrativo de los autores me ha parecido bastante juvenil, y está repleto de referencias culturales actuales. El problema que he encontrado es que, como he mencionado antes, se nota bastante que cada personaje está escrito por un autor, y que al final las piezas no han terminado de encajar.
En general, "¿Y si fuéramos nosotros?" es un libro que parecía muy buena idea en la teoría, pero que se queda bastante flojo en la ejecución. Me ha parecido una historia bastante forzada, con unos personajes que no convencen, pero con un buen broche final.
Enlace: https://miplanetasingular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         11
Citas y frases (14) Ver más Añadir cita
AndiCalziaAndiCalzia19 junio 2019
Creo en el amor a primera vista. En el destino, el universo, todo. Pero no como ustedes lo están pensando. No me refiero a nuestras almas se separaron y tú eres mi otra mitad para siempre. Solo creo que uno está destinado a conocer a algunas personas. Creo que el universo les da un empujoncito para que se crucen en tu camino
Comentar  Me gusta         00
Annie_hatunaAnnie_hatuna27 enero 2019
Creo en el amor a primera vista. En el destino, el universo, todo. Pero no como ustedes lo están pensando. No me refiero a nuestras almas se separaron y tú eres mi otra mitad para siempre. Solo creo que uno está destinado a conocer a algunas personas. Creo que el universo les da un empujoncito para que se crucen en tu camino
Comentar  Me gusta         00
Annie_hatunaAnnie_hatuna27 enero 2019
Pero tal vez la vida no funciona así. Tal vez se trata de personas que llegan a tu vida durante un tiempo breve y uno toma lo que ellos ofrecen y lo utilizas en tu próxima amistad o relación. Y si eres afortunado, tal vez algunas personas regresen luego de que tú pensaras que se habían ido para siempre.
Comentar  Me gusta         00
Annie_hatunaAnnie_hatuna27 enero 2019
Cuando terminamos, él dijo que mis expectativas eran demasiado grandes y que a veces soñaba demsiado. No entiendo por qué eso es tan malo. ¿Por qué no debería querer estar con alguien que me haga sentir valioso? ¿Alguien que quiera estar conmigo a largo plazo?
Comentar  Me gusta         00
Annie_hatunaAnnie_hatuna27 enero 2019
Somos los peores. Es decir, somos los mejores. Pero los peores. Tú siempre piensas que eres demasiado y yo siempre siento que no soy suficiente.
-Lo diré cientos de veces, eres más que suficiente.
-Estoy comenzando a creerte.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: lgbtVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La fruta en la literatura

Las ---------------- de la ira, de John Steinbeck (publicada en 1939)

manzanas
uvas
peras
chirimoyas

10 preguntas
26 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *} .. ..