InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8433924648
152 páginas
Editorial: Editorial Anagrama (30/11/2000)

Calificación promedio : 4.26/5 (sobre 33 calificaciones)
Resumen:
Sebastián Urrutia Lacroix, sacerdote del Opus Dei, crítico literario y poeta mediocre, revisa su vida en una noche de fiebre alta en la que cree que va a morir. Y en su delirio febril van apareciendo Jünger y un pintor guatemalteco que se deja morir de inanición en el París de 1943, un Pinochet al que el protagonista da clases de marxismo, el ya anciano pope de la crítica nacional, una misteriosa mujer en cuya casa se reúne lo más granado de la literatura chilena& ,... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
Guille63
 08 September 2023
“Lo importante era la vida, no la literatura.”

Tenía una conocida que sufría de la jodida manía de argumentar sobre muchas cosas empezando con un "nosotros, los lectores...", incluyéndonos a ambos en esa clase especial y, naturalmente, varios grados superior, no sé bien en qué sentido, a la que conforma la clase de los no lectores. Era claramente una esnob de la lectura.

Yo también lo soy, aunque de otro tipo, de ese que se siente molesto cuando cierta gente da por sentado que somos del mismo tipo de lector, aunque, como le ocurriera a mi conocida, tenga unos gustos, no los llamaré literarios, más que cuestionables. Por el contrario, de su esnobismo estoy vacunado. No creo que la Literatura confiera ningún estatus especial a nadie, y mucho menos que mejore a las personas, más allá de los beneficios individuales que procura cualquier placer. No son los lectores ni los escritores, estos son con mucha frecuencia justo lo contrario, mejores personas que el resto de los mortales.

“… para qué sirven los libros, son sólo sombras"

A alguno les parecerá raro todo esto que digo, y más por decirlo en un sitio como este y más por lo mucho que en él participo, y, en fin, pensarán que a cuento de qué esta diatriba contra la Literatura y sus cómplices. La razón es que mucho de esto que aquí digo tiene que ver con la novela de Bolaño, más allá del evidente tema de la culpa y el horror de una dictadura.

“… y después vino el golpe de Estado, el levantamiento, el pronunciamiento militar, y bombardearon La Moneda y cuando terminó el bombardeo el presidente se suicidó y acabó todo. Entonces yo me quedé quieto, con un dedo en la página que estaba leyendo, y pensé: qué paz. Me levanté y me asomé a la ventana: qué silencio.”

Bolaño nos trae aquí la confesión en sus últimos momentos de un poeta mediocre, crítico literario y lector de buen juicio y sensibilidad, el sacerdote chileno Sebastián Urrutia Lacroix, representante de la intelectualidad chilena que colaboró con la dictadura o, al menos, guardó un silencio cómplice, algo que le persigue en sus momentos finales en forma de un joven envejecido.

“En aquellos años de acero y silencio, al contrario, muchos alabaron mi obstinación en seguir publicando reseñas y críticas. ¡Muchos alabaron mi poesía! … todos éramos razonables … todos éramos chilenos, todos éramos gente corriente, discreta, lógica, moderada, prudente, sensata, todos sabíamos que había que hacer algo, que había cosas que eran necesarias, una época de sacrificios y otra de sana reflexión.”

Bolaño delibera en torno al oficio de escritor, su para qué más allá de la necesidad personal de escribir y de sobrevivir si no se sabe/puede hacer otra cosa; sobre la profesión, muchas veces encerrada en una burbuja egocéntrica en la que “el populacho” y sus circunstancias son indiferentes cuando no directamente despreciados; sobre el mismo hecho de leer como una actividad que se agota en sí misma. Todo enmarcado y resaltado por el horror de la dictadura chilena.

“Después vinieron las elecciones y ganó Allende… Que sea lo que Dios quiera, me dije. Yo voy a releer a los griegos. Empecé con Homero, como manda la tradición, y seguí con Tales de Mileto y Jenófanes de Colofón… y mataron al ex ministro de la Democracia Cristiana Pérez Zujovic y Lafourcade publicó Palomita blanca y yo le hice una buena crítica, casi una glosa triunfal, aunque en el fondo sabía que era una novelita que no valía nada, y se organizó la primera marcha de las cacerolas en contra de Allende y yo leí a Esquilo y a Sófocles y a Eurípides…”

Hay varios momentos especialmente terribles en la novela. Uno es la visita que Salvador Reyes, escritor y agregado cultural en la embajada chilena en París, y Ernst Jünger, miembro del ejército nazi, —dos intelectuales, uno testigo pasivo de la ocupación y el otro soldado perteneciente a las fuerzas de ocupación— hacen a un pintor guatemalteco que literalmente se está muriendo de debilidad en su pobre habitación parisina mientras sus visitantes hablan amigablemente de arte y literatura.

“Jünger dijo que no creía que el guatemalteco llegara vivo hasta el invierno siguiente, algo que sonaba raro proviniendo de sus labios, pues a nadie se le escapaba entonces que muchos miles de personas no iban a llegar vivas al invierno siguiente, la mayoría de ellas mucho más sanas que el guatemalteco, la mayoría más alegres, la mayoría con una disposición para la vida notablemente superior a la del guatemalteco, pero Jünger igual lo dijo, tal vez sin pensar, o manteniendo cada cosa en su estricto lugar.”

Otro es el viaje que el padre Urrutia, seleccionado por sus superiores Odeim y Oido (léanlos al revés), hace por Europa con el fin de estudiar posibles soluciones al deterioro que las palomas provocan en los edificios religiosos.

Y, por último, el más impactante, aquel con el que se cierra la novela y que también me cuidaré mucho de contar aquí, se produce en la casa de María Canales, una escritora anodina, casada con el empresario estadounidense Jimmy Thomson y organizadora de veladas literarias sorprendentemente permitidas por el régimen a pesar del toque de queda.

“Vinieron épocas duras y épocas confusas, pero sobre todo vinieron épocas terribles, en las que se aunaba lo duro y lo confuso con lo cruel. Los escritores siguieron llamando a sus musas. Murió el Emperador. Vino una guerra y murió el Imperio. Los músicos siguieron componiendo y la gente acudiendo a los conciertos.”

Una pequeña gran novela.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         114
Keoki
 08 October 2022
La novela consiste en un monólogo del cura, crítico literario y poeta Sebastián Urrutia Lacroix, que está postrado en la cama, tan débil que piensa que va a morir esa misma noche. La persona que está acompañando a este anciano es alguien llamado "el joven envejecido", de quien no sabemos nada (ni siquiera sabemos si está haciendo caso a Sebastián) hasta el final del libro.

El cura, que llegó a pertenecer al Opus Dei, va narrando episodios de su vida, describe personajes que conoce, amigos relacionados con el mundo de la literatura y conocidos, cada cual más peculiar. Bolaño, el autor, de paso nos brinda una imagen personal de su país natal, Chile, a lo largo de muchos años.

La historia está narrada sin un sólo punto y aparte (y si lo hay, no he sido consciente de ello), del tirón, en un clarísimo ejemplo del estilo tan original con el que Bolaño se expresa. al principio (y no tan al principio) parece que la novela es un anárquico batiburrillo de ideas que no llevan a nada, sin embargo, en sus páginas finales todo coge forma y sentido.

Los fragmentos más destacables (y los que más me han divertido) son sobre todo las conversaciones que tiene el cura con Pinochet y con María Canales.

Recomiendo este libro a quien haya leído a Bolaño con anterioridad (y que le haya gustado, claro), pero recomendaría otros libros (por ejemplo "Los detectives salvajes") antes que éste para los lectores que quieran descubrir a este escritor. Yo lo seguiré leyendo, porque me encanta.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         2212
DianeNospraka
 08 June 2023
Nocturno de Chile de Roberto Bolaño es la segunda obra que leo de este autor chileno. Algo oscura en el contenido y temas mencionados en una narración continua, no hay párrafos, ni capítulos; esto es algo en común con su Estrella distante ya leída el año pasado; sin embargo, hay diferente enfoque de cuestiones mencionadas en ese libro tales como el golpe de Estado por parte de Pinochet. El protagonista es el sacerdote Sebastián Urrutia Lacroix también conocido como el padre Ibacache es quien relata hechos de su juventud una vez que hizo votos como cura católico, sus visitas al crítico Farewell en su residencia campirana, los diálogos con él en torno a asuntos literarios, su encuentro con famosos de la época como Neruda en tiempo en el cual fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura. A su vez, el padre Ibacache como lector dedicado comienza a escribir poesía y reseñas literarias. Es miembro del Opus Dei por lo cual viaja por el mundo y tiene estancia en diversos países europeos en donde conocerá otros sacerdotes y su estrategia para deshacerse de las palomas que infestan los templos católicos. Una vez en Chile, es convocado por dos caballeros para dar clases de marxismo al general Pinochet y otros oficiales de alto rango; sorpresa para mí, si es que esto es verdad, Pinochet comenta que ha escrito tres libros sobre guerra obviamente, mientras sus opositores no leen ni siquiera libros, solamente leen revistas y apuntes. El padre Ibacache es invitado a las tertulias organizadas en la casa de la escritora María Canales cuyo marido es el norteamericano Jimmy Thompson quien trabaja para la DINA. Hay rumores de sucesos aberrantes llevados a cabo en el sótano de esa residencia y son mantenidos en secreto por quienes los conocen y han estado en ese lugar. Aunque disfruté mucho Estrella distante, creo que no volvería a leer Nocturno de Chile; quizás influyo en mi sentir el hecho de haber estado enferma mientras lo leía. de manera definitiva recomendaría este libro solamente a los fieles seguidores de Bolaño.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Pollo
 28 October 2019
Cuando leí este, venía de terminar La literatura nazi en América y Estrella distante, que son mucho mejores. Se repiten temas recurrentes de Bolaño, como lo metaliterario y la situación política en Chile tras el golpe de Pinochet. Muy bueno, aunque no tanto como sus otros libros.
Comentar  Me gusta         10
pasiondelalectura
 06 December 2018
Un puro desvarío, terriblemente bien narrado y de calidad irreprochable.

Un sacerdote Opus Dei revive sus momentos más importantes una noche de fuerte fiebre. Todo se mezcla pero el resultado es estupendo a la lectura.
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (6) Ver más Añadir cita
KeokiKeoki07 October 2022
Chile entero se había convertido en el árbol de Judas, un árbol sin hojas, aparentemente muerto, pero bien enraizado todavía en la tierra negra, nuestra fértil tierra negra en donde los gusanos miden cuarenta centímetros.
Comentar  Me gusta         230
DianeNosprakaDianeNospraka08 June 2023
Uno tiene la obligación moral de ser responsable de sus actos y también de sus palabras e incluso de sus silencios, sí, de sus silencios, porque también los silencios ascienden al cielo y los oye Dios y sólo Dios los comprende y los juzga, así que mucho cuidado con los silencios.
Comentar  Me gusta         00
MacabeaMacabea04 June 2020
Uno tiene la obligación moral de ser responsable de sus actos y también de sus palabras e incluso de sus silencios, sí, de sus silencios.
Comentar  Me gusta         10
DianeNosprakaDianeNospraka08 June 2023
El paso del tiempo, el paso del tiempo, el crujidero de los años, el despeñadero de las ilusiones, la quebrada mortal de los afanes de todo tipo menos del afán de la supervivencia.
Comentar  Me gusta         00
DianeNosprakaDianeNospraka08 June 2023
Ahí estaba Neruda y unos metros más atrás estaba yo y en medio la noche, la luna, la estatua ecuestre, las plantas y las maderas de Chile, la oscura dignidad de la patria.
Comentar  Me gusta         00
Video de Roberto Bolaño (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de  Roberto Bolaño
Vidéo de Roberto Bolaño
otros libros clasificados: literatura experimentalVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes acerca de Jane Austen y sus novelas?

¿ Qué día nació Jane Austen?

16 de diciembre de 1775
18 de diciembre de 1775
16 de diciembre de 1774
18 de diciembre de 1774

11 preguntas
33 lectores participarón
Thème : Jane AustenCrear un test sobre este libro
.._..