InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

SILVIA SCHETTIN (Traductor)
ISBN : 8490069670
Editorial: RBA (30/10/2014)

Calificación promedio : 4.25/5 (sobre 63 calificaciones)
Resumen:
Ideas como libertad o igualdad murieron junto con la Tierra. Ahora, en Marte, el equilibrio se sustenta en un férreo sistema de castas representadas por colores, en el que los dorados son la élite gobernante. Pero Darrow no es un dorado, es un rojo. Para sobrevivir debe ocultar su verdad sin olvidar que cada muerte, cada paso en la batalla, es por la libertad.
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (34) Ver más Añadir una crítica
Sara_feerica
 17 November 2017
Darrow, minero marciano y sondeainfiernos de su casa, pierde a su joven esposa por que esta canta una canción prohibida. Sin darse cuenta entra en contacto con un grupo de resistencia que lo usa para destruir el corrupto sistema de colores desde dentro.
La historia está bien pensada, tiene unos cimientos sólidos. A cualquier otro libro de este género, la distopía juvenil, le das un golpecito y se desmorona todo el argumento. No hay deus ex machina o si los hay a mí no me han sido tan obvios como en otras distopías juveniles que he podido leer. El
sistema de gobierno parte de una guerra (esto es una distopía juvenil, no lo olvidemos), los primeros colonizadores de nuestro satélite decidieron entrar en guerra contra la Tierra. La Tierra perdió, cómo consecuencia, se abolió la democracia y se instauró una jerarquía social por colores que es muy semejante al sistema de castas. Se nace en un color y es casi imposible ascender. Algunos de estos colores son: Rojos son mineros, preparan los planetas para la colonización; Amarillos son los doctores; Rosas son todos aquellos cuyo trabajo es el placer; Violetas son los artistas; y los Dorados son los que manejan el cotarro, los que tienen todo el poder. El problema es que, aunque cada uno tiene claro su papel en esta nueva sociedad, los rojos basan su vida en una mentira que no desvelaré porque es muy impactante pese a que se desvela muy pronto en la trama. Y en esta gran mentira es en la que la trama se desarrolla.
sistema de colores amanecer rojo
El libro se estructura en cuatro partes. Esclavo es la primera y viene a ser una intensa introducción en la que se descubre esa gran mentira. Para ser una introducción es realmente imponente. Luego viene Renacido, una parte de lo más interesante en la que se desarrolla la preparación de Darrow para entrar dentro de la sociedad de los Dorados. Dorado y Segador son las partes que siguen y suceden en el contexto del Instituto, llenas de acción y en las que comienza el ascenso de Darrow dentro de ese mundo que quiere destruir. En estas dos partes no hay tiempo para respirar.
Mundo y ambientación. Tenemos una ambientación diferente a lo que suele ser común en la distopía juvenil, que no así en la Ciencia Ficción. Darrow, nuestro protagonista, es un rojo que trabaja como minero en el subsuelo de Marte. Extrae los gases del subsuelo, el helio3, que no permiten su colonización y que sirven de combustible para la colonización estelar. Yo no soy científica pero, creo que el autor ha pensado en cada aspecto de lo que supone vivir en un planeta con las características de Marte. Lo cual se agradece porque da mucha credibilidad a la lectura. Además, se ve como la casta de los rojos tiene sus propias costumbres y tienen mucho sentido en el contexto en el que están. La verdad es que Amanecer rojo es, de lejos, una de las novelas juveniles de los últimos años que tienen una complejidad suficiente para que no se tome al lector joven por idiota. Y lo más interesante es que traslada un montón de rasgos de la sociedad de la Antigua Roma a esta nueva sociedad futurista.
El mundo que se retrata en Amanecer rojo no es nada amable. Es una distopía después de todo, tiene que dar mal rollo. Creo que se exagera bastante al compararla con Canción de Hielo y Fuego pero, sí tiene un punto más de crudeza que otras novelas juveniles. Es un mundo oscuro en el que hay una desigualdad muy marcada y una parte de la sociedad usa a la otra parte para su propio beneficio.


La guerra que hay en el libro es brutal. Quizás hay demasiada poca acción para ser más de la mitad de la novela una guerra constante pero, os aseguro que os va a flipar. Las batallas están muy lejos de lo que he podido leer en otras novelas pero, están muy bien tratados todos los tejemanejes de la guerra, las intrigas, las traiciones, los cambios de bando, el carisma de los líderes, etc… Podía haber sido mejor y con más acción pero, creo que es una guerra muy buena. Además, tiene el elemento de que al principio no parece tan peligrosa como pueden ser Los Juegos del Hambre pero, las circunstancias hacen que acabe siéndolo.
Ya he comentado que la vida en Marte está muy bien tratada y la tecnología que hay en la misma tampoco es moco de pavo. Las transformaciones genéticas que se explican en un determinado momento de la novela me parece de lo mejor que he visto. Además de toda la tecnología que hace posible la vida en el planeta que es bastante original.
Personajes. Los he visto mejores pero, también he visto cosas muchísimo peores, sobre todo si me centro en la distopía juvenil. Pero, es refrescante encontrarse a un chico como protagonista (el único caso que conozco es el del Corredor del Laberinto) y encima es interesante. al tener que infiltrarse con los dorados tiene que cambiar todo en él y conocerlos a fondo, lo cual es un elemento muy potente a la trama. Pese a esto, creo que el protagonista es demasiado perfecto, no diría que es inhumano pero, creo que el autor se pasa al darle habilidades, incluso diría que es un poco engreído a veces, quizás eso es lo que no lo hace del todo inhumano. Creo que los personajes, en general, son realistas, tienen sentimientos y reacciones que pegan con su personalidad. Los personajes de Amenecer rojo tienen una personalidad muy fuerte y marcada aunque, no muchos me han llamado especialmente la atención, solo un par de ellos.

Estilo narrativo. La opera prima de Pierce Brown es una novela fácil de leer, aunque explica algunas cosas un poco complejas. La agilidad caracteriza la prosa de este autor y hace que sea muy accesible para cualquiera. Eso sí, al principio usaba términos que yo no me había encontrado antes y se me hizo un poco difícil entenderlos y hacerme a ellos. Pero está bien que el autor no te lo dé todo mascado. La narración se cuenta en tercera persona desde el punto del protagonista.
Aunque creo que esta distopía juvenil es de los más original, la novela no deja de tener la mayor parte de los clichés que vienen definiendo este género pero, cambia un par de cosillas y solo con eso está ofreciendo algo bastante fresco. No hay triángulo amoroso cutre, (gracias a Dios), el protagonista está casado desde el principio y, está completa y absolutamente enamorado de su mujer. Tampoco es él el que hace el primer acto de rebelión, si no esta chica a la que ejecutan. Parecerá una tontería pero, solo con eso, la historia ya no es lo mismo de siempre. Y también gracias a Dios, el amor, es un elemento importantísimo en la novela y se puede decir que la justifica en gran parte pero, no está constantemente el amor adolescente de por medio y se agradece mucho pero, mucho, mucho. Y por otro lado, creo que es la primera vez que tengo la sensación de que una distopía juvenil es Ciencia Ficción. Como he dicho la tecnología y la vida en Marte están bien retratadas. Me hubiera gustado encontrarme más crítica social pero, creo que hay una crítica bastante clara a la manipulación de la información y de la historia.

En conclusión, Amanecer rojo es una de esas obras que destacan entre toda las mediocres obras distópicas juveniles que se vienen publicando en masa desde el éxito de Los Juegos del Hambre de Suzanne Collins. Es una primera parte que es no es ni mucho menos introductoria, si no que enseguida empieza a contarte una historia de venganza y rebelión. Solo truncada por todos los términos tecnológicos que debe entender el lector por su cuenta. El ritmo ágil, la historia interesante, los buenos personajes y una ambientación original hacen de Amanecer rojo una novela sobresaliente. Mucha gente lo define como brutal y yo me sumo a ese carro.
Enlace: http://hadalectora.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
NotasALapiz
 31 January 2021
Antes de nada, os pongo un poco en situación. Nos encontramos en Marte, el Planeta Rojo, en el futuro. La raza humana ha salido de la Tierra para colonizar el resto del Sistema Solar, siendo su primer objetivo la Luna. Un grupo de expedicionarios son enviados a Marte para extraer un gas que servirá para terraformar, no solo Marte, sino todos los planetas del sistema. Hasta ahí bien. Durante generaciones, los “rojos” se dedican a excavar en el corazón de Marte, sin salir a la superficie, para colaborar en la misión que les fue asignada para asegurar el futuro de la Humanidad, esperando el fin de su labor con ansias. Sin embargo…no todo es como ellos creen. Dominados por los “dorados”, la clase superior, los rojos compiten entre ellos por la extracción del mineral para ganar el Laurel, un premio que garantiza más comida y comodidades para el clan ganador. Pobres infelices…
Es entonces cuando conocemos a Darrow, el sondeainfiernos protagonista de nuestra historia. Es un chaval de dieciséis años que tendrá que abandonar su hogar para descubrir la triste verdad que se esconde más allá de los túneles del subsuelo de Marte. Para ello, tendrá que sufrir lo indecible y renunciar a su propia vida para cumplir su misión. Sin embargo, habrá personajes que lo ayudarán. Los Hijos de Ares serán un arma de doble filo en un mundo en guerra por el poder. Y Darrow…es la nueva guadaña…
citaPasemos a analizar a los personajes un poco. La verdad es que me ha encantado la construcción de todos y cada uno de los personajes. Intentando no hacer spoilers, solo diré que mis favoritos son Darrow y Mustang. No es porque sean los protagonistas ni mucho menos. Es simplemente que son unos personajes que forman un juego similar al de los polos de un imán. Ese tipo de relaciones siempre me han parecido interesantes, especialmente si hay máscaras que descubrir de por medio.
Darrow es, en mi opinión, una Katniss bien construida, con unos objetivos mucho más claros y una motivación mucho más fuerte y sensata. Darrow sufre un proceso evolutivo en un solo libro similar al que se pasaría en toda una trilogía, pero jamás parece acelerado ni sacado fuera de contexto. Es un personaje bien construido de los pies a la cabeza, en todos los sentidos.
Mustang me parece que es una protagonista femenina muy diferente a lo que nos solemos encontrar en la literatura distópica. Estamos hablando de un personaje que no deberíamos catalogar entre “los buenos” y, sin embargo, dentro de la situación en la que nos encontramos, podríamos decir que es la “menos mala” de todos los presentes en el entorno. Aun así, es un personaje que me recuerda a un dado, por la cantidad de caras y sorpresas que esconde.
El resto de personajes, como Sevro o Dancer, son unos personajes secundarios de los que a mí me gustan. Son personajes que no se llevan todo el protagonismo, pero sin los cuales no tendrías trama. Son incluso más importantes que “los malos”, si me apuráis.
Con respecto a las ambientaciones, tengo que decir que Brown consigue, mediante sus descripciones, trasladarnos a los distintos escenarios en los que se desarrolla la trama sin ningún problema. Sin embargo, no esperéis descripciones de carácter rococó, sobrecargadas. Para nada. Sencillez ante todo, muchachos. Una maravilla, de verdad. La narración en primera persona y en presente simple es algo que me ha encantado de este libro…¡porque está bien hecha! Se está poniendo de moda esto de narrar desde el punto de vista del personaje sin tener mucha idea de cómo hacerlo (yo misma me lo pensaría dos veces antes de intentarlo), pero este hombre lo ha conseguido. He disfrutado de la historia de una manera inimaginable. ¡Así da gusto leer!
Por último, me gustaría comentar un poquito lo del “platonismo” que os comentado al principio. Nos encontramos una sociedad dividida por estratos en la que los rojos solo tienen noticia del exterior mediante unas enormes pantallas colocadas en el subsuelo. En dichas pantallas, los dorados, que controlan la sociedad, proyectan las imágenes de la sociedad que ellos consideran oportunas y de una manera totalmente deformada, sin llegar a conocer ellos mismos la verdadera implicación de lo que están haciendo. Si os dais cuenta, aquellos que hayáis estudiado algo de filosofía platónica, estamos leyendo una versión futurista del mito de la caverna. Para mí es el punto más importante de esta novela. Este hombre se documentó, analizó realmente el tipo de sociedad que quería presentar y nos la plasmó con una visión nueva de la caverna platónica. Es algo que es imposible no disfrutar si te das cuenta a la primera.
Como conclusión general, tengo que decir que me parece que este autor tiene un futuro brillante dentro de este género si sigue en esta línea en los dos libros siguientes (que estoy deseando leer ya). Es una auténtica alegría ver que hay autores que se están esforzando en recuperar la esencia de las distopías originales con tanto ahínco. No puedo decir nada más. Pasa derecho a mi lista de favoritos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lit
 14 October 2019
En algún momento, la humanidad consiguió establecerse en la Luna y de ahí, empezó a colonizar y terraformar otros planetas, pero la Conquista terminó por cambiar toda la estructura social tal y como la conocemos dando paso a la Sociedad. La humanidad se divide en colores, con los rojos en la base de la pirámide de poder y los dorados en lo más alto. Entre medias tenemos todo un surtido de colores, cada uno con unas funciones claramente establecidas, sin opción a mejorar más allá de lo que se espera de ellos, por más que lo merezcan. Poco a poco vamos apreciando que también existen varias capas de poder dentro de cada color, siendo las diferencias entre los dorados las que más destacan: aunque nacer dorado sea un privilegio, existe un grupo reducido conocido como los Marcados (todos llevan una cicatriz en la cara) y son estos quienes realmente gobiernan. Si no consigues destacar por encima de los demás durante tu formación, no puedes acceder al puesto o al poder que tú desees o para el que realmente estés capacitado, por más que formes parte de la élite de la humanidad.
Darrow es un rojo de Marte que, pese a contar tan solo con dieciséis años, pasa sus días metido dentro de una excavadora de 90 metros en busca de helio-3, el material necesario para terraformar los planetas. Los rojos viven bajo tierra a la espera de que Marte sea habitable y finalmente puedan reunirse en la superficie con los colores más débiles que aún permanecen en la Tierra. O eso es lo que les han hecho creer. En pocos capítulos el autor nos muestra lo dura que es la vida de los rojos por todas las prohibiciones y limitaciones que los dorados les han impuesto, recibiendo duros castigos cada vez que se saltan alguna normativa, llegando a la pena de muerte por algo tan simple como un baile o una canción. No es extraño pues que algunos rojos se sientan que más esclavos que trabajadores.
Tras esta introducción ocurrirán varias cosas que terminarán cambiando la vida de Darrow para siempre. A través de las cuatro partes en las que se divide el libro lo veremos debatirse entre la tristeza, la ira y el deseo de venganza, para terminar centrándose finalmente en el deseo de su esposa: vivir un poco más y, solo quizás, cambiar la Sociedad. Los Hijos de Ares, la organización que intenta derrocar a los dorados, será un apoyo clave para este cometido, en realidad son ellos quienes reclutan a Darrow y son ellos quienes le dan los medios necesarios para poder acceder a la Escuela, el lugar donde se instruye a la élite para gobernar y es aquí cuando este libro finalmente se pone interesante, no solo por la última prueba antes de acceder a la Escuela, si no por todo lo que ocurrirá en esta formación.
Los aspirantes se dividen en 12 casas, cada una liderada por un próctor que recibe el nombre de un dios romano y el objetivo no es otro que conseguir que su casa se haga con el poder, algo que desespera a los chicos pues son conscientes de que cuánto más prestigio reciban en esta fase, más opciones de futuro tendrán. Empieza entonces una batalla campal con los chicos explorando el territorio, atacando a las casas que encuentran y esclavizando a todo el que pueden para aumentar las líneas de sus ejércitos, un “juego” en el que todo está permitido, incluso la muerte.
Algunas casas tienen más recursos que otras, por lo que en cuanto el hambre aprieta empezará el desespero por hacerse con puntos estratégicos. Darrow se encuentra en Marte, allí donde mandan a los más violentos y quizá por eso es también la casa que menos recursos recibe. Poco a poco nos vamos dando cuenta de la finalidad de esta instrucción y, a la vez, nos damos cuenta de que la casa de Darrow está fracasando estrepitosamente: todos desean ser el líder, algo comprensible teniendo en cuenta que estamos ante los más violentos, sádicos y arrogantes de todos los dorados, así que la casa se divide en varios grupos y pronto empezarán las disputas dentro de la misma casa.
Darrow es un personaje curioso pues en un principio no desea derrocar la Sociedad si no que se conformaría con agachar la cabeza y acatar las normas si así puede mantener a su familia a salvo y seguir siendo felices, a pesar de todas las penurias que tienen que pasar. Pero todo lo que le ocurre al principio de este libro lo coloca en la Escuela, convertido en dorado a través de un largo y doloroso proceso y, poco a poco, cuanto más sabe de los dorados, más deseos tiene de terminar con ellos.
En un principio, Darrow encaja perfectamente con la casa de Marte: lo mueve la ira y, aunque desde el principio demuestra ser bastante bueno con la estrategia, lo veremos tomar decisiones equivocadas, siendo totalmente consciente al momento de que debería haber actuado de otra manera. A medida que avanza el “juego” y se nos va explicando la finalidad de este, Darrow va aprendiendo y cambiando su forma de actuar, de tal manera que los próctores se enfrentan a algo nunca visto antes, a un cambio de reglas provocado por los propios jugadores.
Además de a Darrow conocemos a una gran variedad de personajes: no solo a su familia en las minas de Marte o a los Hijos de Ares que intervendrán directamente en su transformación de rojo a dorado tanto físicamente como mentalmente, sino que, entre Marcados, próctores, seleccionadores y otros "estudiantes" (no sé exactamente como referirme a ellos), tanto aliados de la casa de Marte como competidores de otras casas, tenemos a una cantidad considerable de dorados.
No puedo irme sin mencionar a dos con los que me he encariñado especialmente: Sevro y Pax, que además son polos opuestos por completo. Pax es enorme, Darrow comenta que debe medir más de dos metros fácilmente y su mayor arma es su fuerza bruta, mientras que Sevro es muy pequeño, casi escuálido, pero su ferocidad y su astucia son sus mayores armas, además de ese carácter solitario que lo lleva a apartarse de todos. Este pequeñín ha hecho mis delicias, no solo porque le da mil vueltas a todos los demás si no porque es todo lo opuesto a los señoritos dorados y a menudo su manera de hablar o actuar escandaliza a los demás.
El libro está cargado de acción, con batallas y rencillas constantes, por lo que es realmente rápido de leer (para lo que tardo últimamente en leer un libro, este me lo he pulido en nada). Hubo varios enfrentamientos que me parecieron ridículos a medida que los leía, pero entonces el autor me recordaba que nos encontramos en Marte y que hay menos gravedad que en la Tierra por lo que los gráciles movimientos y la sensación de que los personajes vuelan, cobra sentido.
Rara vez hablo de la edición del libro, pero este es uno de esos casos en los que no puedo evitarlo. Este libro se editó por primera vez en 2014 y mi ejemplar pertenece a la séptima edición lanzada en septiembre de 2018, lo que me parece tiempo y ediciones suficientes para haber corregido todos los errores que contiene. Solo recuerdo una página en la que el nombre del personaje está equivocado, pero sí que me he topado con suficientes frases en las que sobra o falta una palabra, como para verme obligada a mencionarlo.
Por otro lado, y esto ya es algo totalmente personal, odio las ediciones de RBA. Son ligeras y cómodas de leer, pero cualquier mínimo roce acompañará al libro de por vida y, además, los bordes de las portadas se levantan enseguida.
Enlace: http://pajaraslectoras.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
ana_LR
 22 March 2022
Hacía mucho tiempo que no leía una buena distopía y no ha sido hasta que empecé esta lectura que me he dado cuenta de cómo lo echaba de menos. Amanecer rojo es una saga distópica de ciencia ficción publicada en España en 2014 por RBA. En principio iba a ser una trilogía, pero en 2016 el autor reveló que se iban a publicar otros tres libros más ambientados años después del final del tercero, así que muchos la consideran una saga dividida en dos trilogías. Hace muy poquito, en concreto en febrero de este mismo año, la editorial volvió a reeditar la trilogía principal con las mismas portadas, así que, si no pudisteis haceros con un ejemplar cuando salió al mercado por primera vez, ahora es el momento de hacerlo.
En Amanecer rojo tenemos como protagonista a Darrow, un sondeainfiernos cuyo trabajo es extraer material de las profundidades de Marte. Un trabajo muy peligroso, pero fundamental para conseguir lo que tanto ansían: hacer de Marte un planeta habitable. Tras las guerras que asolaron la Tierra e hicieron de esta un lugar inhabitable, los humanos han ido colonizando otros planetas del sistema solar, evolucionando y trabajando incansablemente para construir un nuevo hogar. O eso es lo que pensaba Darrow, porque, tras un suceso que marca su vida para siempre y tras enterarse de que ha vivido engañado toda su vida, se ve obligado a ver su mundo con otros ojos: los de un revolucionario en busca de venganza.
Poco os puedo hablar sobre la trama de este libro. La historia empieza fuerte desde el principio, por lo que lo mínimo que diga se puede considerar un spoiler. Si vais a darle una oportunidad, cuanto menos sepáis mejor –he leído reseñas que narran todo lo que pasa durante la primera parte, así que cuidado con ellas; si la sinopsis oficial es tan escueta, es por algo–, y es que lo que más he disfrutado de esta historia han sido sus giros. Esos que no ves venir y que, aunque esperas que el autor resuelva de una manera, en realidad termina haciendo un rodeo y te deja esperando por algo que en realidad nunca va a pasar. Esto es algo que me ha roto los esquemas y que ha conseguido trasmitirme la sensación de que el autor se ha estado riendo del lector –de forma positiva, claro, no me malinterpretéis–. Sin embargo, el worldbuilding tampoco se ha quedado atrás en ese aspecto. Un mundo que me ha fascinado y sorprendido a partes iguales y del que muero por conocer mucho más, desde cómo está dividido el territorio del sistema solar hasta el funcionamiento del sistema de castas por colores –siendo los dorados los más poderosos del sistema–. Si bien se han asentado las bases en este primer libro, el sistema solar es muy grande y estoy segura de que el autor tiene grandes sorpresas guardadas bajo la manga. Además, se puede apreciar cierta crítica social, algo muy habitual en el género distópico, que hace que conectes y te sientas parte de la historia. Uno más en este mundo lleno de injusticias.
Si nos centramos en los personajes, podemos crear un glosario bastante completo con la cantidad de personajes que aparecen. Sin embargo, la mayoría, aunque tienen un porqué, llegan a ser irrelevantes para el lector, así que centrémonos en los que verdaderamente me han fascinado. Darrow es probablemente el más importante, ya no solo porque sea el protagonista, sino que, al estar narrada en primera persona por él, llegamos a entender sus miedos e inseguridades, sus sueños e incluso sus ansias de venganza. En él hay una evolución muy clara durante toda la trama, pasando de un joven inseguro por corromper el sistema a convertirse en un verdadero revolucionario. También tenemos a Eo, la mujer de Darrow, un espíritu libre y, a su manera, revolucionaria. Es un personaje al que rápidamente se le coge cariño y la primera que insta a Darrow a luchar por una libertad que no tienen. Posteriormente, conocemos a una infinidad de personajes, pero entre los que me gustaría destacar a Casio y Severo, dos personajes con orígenes y personalidades muy diferentes, pero de cierta forma muy parecidos a Darrow. Y, por último, Mustang, un personaje que me ha fascinado por su inteligencia y su fortaleza. Hacía mucho tiempo que no me topaba con un muy buen personaje femenino que no destaca precisamente por ser femenino. No cabe duda de que todos ellos son personajes muy bien construidos, algo muy sorprendente sobre todo si tenemos en cuenta que esta es la primera novela publicada por el autor.
La pluma de Pierce Brown es muy fluida, aunque tengo que reconocer que en ocasiones durante la segunda parte de la historia se ha sentido algo lenta. No obstante, no creo que esto sea del todo negativo, porque son momentos en los que el protagonista siente exactamente lo mismo ansiando un poco de acción. Intencional o no, es algo que no ha quedado del todo mal. Esto, además, contrasta con las escenas de acción y violencia –bastante explícitas– que me han volado la cabeza y que, cómo no, se han llevado un trocito de mi corazón –preparaos para sufrir, amigos–. Mientras lo iba leyendo me extrañaba que no hubieran adquirido los derechos para realizar una adaptación, porque de estas páginas puede salir un verdadero fenómeno, muy parecido a Los juegos del hambre o a El corredor del laberinto. Es más, la segunda parte tiene inevitables similitudes con Los juegos del hambre –quiénes lo hayáis leído podréis identificar exactamente a qué me estoy refiriendo–. Sin embargo, parece que los derechos han estado pasando de mano en mano durante años –primero para la realización de una película, después una serie y, por último, un anime basado en Los Hijos de Ares–. Si se llevará a cabo o no, es una incógnita, pero hagan lo que hagan, si lo hacen bien, puede ser un verdadero éxito. Crucemos los dedos.
En conclusión, Amanecer rojo ha sido una muy buena lectura plagada de acción, violencia, amistad, ironía y una pizca de amor. Una novela distópica de ciencia ficción con un trasfondo muy adulto y, aún tratándose de historias muy diferentes, con una inevitable similitud a Los juegos del hambre durante la segunda parte de la novela. Una historia que sorprende por sus giros y su magnífico worldbuilding.
Enlace: https://lovelyreadsana.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Chapterbychapter_books
 18 May 2020
Darrow pertenece a los rojos, la casta más baja de una sociedad que separa a todos de acuerdo con sus colores. Los rojos aprenden desde pequeños que su propósito es preparar el planeta Marte para que las futuras generaciones de humanos puedan vivir allí, la realidad es que son esclavos que trabajan para que las castas más altas tengan recursos para malgastar.
Darrow cree que trabajando mas duro que los demás conseguirá que sus futuros hijos tengan un porvenir mejor para vivir, pero un día se verá forzado a afrontar la realidad descubriendo que ha sido engañado durante toda su vida.
En búsqueda de justicia por su familia tendrá que sacrificar todo lo que conoce e infiltrarse en el instituto en donde estudia la clase más alta, los dorados, quienes serán la nueva generación de gobernantes. Allí lo obligarán a competir por su vida en una batalla brutal entre los mejores estudiantes de cada familia.
Opinión personal:
Bueno, empecemos por lo obvio, este libro es una distopia en donde los humanos han colonizado otros planetas y se han dividido en castas (designadas por un color). Cada una de ellas tendrá distintas responsabilidades diferentes siendo los Dorados la más alta y encargada de gobernar, y los Rojos la más baja encargada de todos los trabajos pesados que darán riqueza a los demás. Todo lo referente a la construcción del mundo, las divisiones y estructura me pareció super interesante y bien construido, y que sea en otro planeta me pareció un toque original. Los personajes me parecieron muy interesantes, en particular Eo, siendo la chispa necesaria para todo. Pero ¿qué me pasó con este libro? Que todo lo demás me pareció completamente copiado de Los juegos del hambre. Lamentablemente no pude dejar de pensar ni un minuto en las similitudes y es que ¡son demasiadas!
La división en colores es como la división en distritos, donde los rojos (los distritos pobres) deben trabajar para darle recursos a los dorados (el capitolio) quienes viven de manera ostentosa. La batalla entre equipos donde hay que hacer alianzas para que “sobreviva el mejor”, y en donde los organizadores manejan la vida de los jugadores a su antojo es, básicamente, lo que sucede cuando llevan a los participantes a los juegos del hambre. Incluso al punto de que hay personajes secundarios que llevan nombres similares en ambos libros.
Es cierto que el disparador de la rebelión contra el gobierno es otro, pero al final del día Darrow (Katniss) será quien desafiará todas las reglas impuestas y terminará siendo el mejor a pesar de que la suerte no se encuentre de su lado.
Ahora, el lado bueno de que fuesen tan parecidos es que disfruté mucho de la historia. Me pareció una distopia genial, de esas que me enganchan de principio a fin, y aunque tiene alguna que otra parte medio lenta, en general está llena de acción y estrategias políticas para salir adelante.
Tengo muchas ganas de leer la segunda parte porque me dijeron que la serie toma su propio camino y abandona esta especie de inspiración en otro libro, así que pienso darle otra oportunidad y espero enamorarme de la serie.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (39) Ver más Añadir cita
Luara10CLuara10C17 August 2022
No me seguís porque sea el más fuerte. Ese es Pax. No me seguís porque sea el más listo. Esa es Mustang. Me seguís porque no sabéis adónde ir. Yo sí.
Comentar  Me gusta         80
unmillondepaginasunmillondepaginas23 October 2021
Los dorados bailan en parejas, los obsidianos de tres en tres y los grises por docenas…Nosotros bailamos solos, porque solos cavan los sondeainfiernos. Es solo y no de otra forma como un niño se convierte en hombre.
Comentar  Me gusta         10
Sara_feericaSara_feerica17 November 2017
En Marte hay poca gravedad. Así que hay que tirar de los pies para romper el cuello. Dejan que sean los seres queridos quienes lo hagan.
Comentar  Me gusta         20
piedadrs96piedadrs9628 October 2020
Una sociedad tiene tres etapas: la barbarie, el dominio y la decadencia. Los grandes se imponen gracias a la barbarie. Gobiernan durante el dominio y caen por su propia decadencia.
Comentar  Me gusta         10
Annie_hatunaAnnie_hatuna14 December 2017
Nuestra barbarie comenzó cuando nuestra capital, Luna, se rebeló contra la tiranía de la Tierra y se liberó de los grilletes de la demokracia, de la noble mentira: la idea de que todos los hombres somos hermanos y nacemos iguales… ¡Las masas son celosas! ¡Qué maravilloso sueño sería si todos los hombres hubieran nacido iguales! Pero no es así
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: distopíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Títulos de ciencia ficción para completar.

Novela de ciencia ficción, escrita por Richard Matheson, en 1975 se titula: "En algún lugar del _________"

espacio
tiempo
universo

10 preguntas
79 lectores participarón
Thèmes : ciencia ficciónCrear un test sobre este libro