InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8419089419
400 páginas
Editorial: Libros Del Asteroide (13/03/2023)

Calificación promedio : 4.26/5 (sobre 164 calificaciones)
Resumen:
Florencia, mediados del siglo xvi. Lucrezia, tercera hija del gran duque Cosimo de’ Medici, es una niña callada y perspicaz, con un singular talento para el dibujo, que disfruta de su discreto y tranquilo lugar en el palazzo. Pero cuando muere su hermana Maria, justo antes de casarse con Alfonso d’Este, primogénito del duque de Ferrara, Lucrezia se convierte inesperadamente en el centro de atención: el duque se apresura a pedir su mano, y su padre a aceptarla. Poco ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (70) Ver más Añadir una crítica
Ros
 28 March 2023
Maravillosa obra. Cómo me ha gustado. Es increíble como Maggie O' Farrell, nos traslada a una época lejana, con personajes históricos de los que tampoco conocemos mucho y sobre todo, con un personaje principal que, a pesar de saber desde las primeras páginas que es lo que le sucedió, nos atrape de tal modo que solo quieres leer y leer.
Y es que, sencillamente, es Maggie O' Farrell.

En este caso, nos vamos a trasladar a Italia, concretamente a Florencia , estamos en el siglo XVI, el gran período renacentista y vamos a conocer a nuestra protagonista, a Lucrecia, hija de Cosimo I de Medici y de Leonor Álvarez de Toledo, su tercera hija que se casaría con Alfonso II de Este, príncipe de Ferrara, tras la muerte de su hermana María, que era la que estaba destinada a ese matrimonio.

Y así, Lucrecia , con tan solo quince años, se convertirá en la esposa y un poco después en la duquesa consorte de Ferrara, Módena y Reggio, hasta su temprana muerte. Y Hasta aquí la historia, lo real.

Pero lo que consigue Maggie O' Farrell es dar visibilidad a este caso, a una joven protagonista, siempre silenciada y poco conocida, en una excepcional obra que, como ya pasara con Hamnet, su anterior y aplaudida novela, se nos sitúa al lado de Lucrecia de Medici, de la que apenas conocemos nada, para ir rellenando esos huecos que ponen de manifiesto las críticas a los estereotipos de la mujer en tiempos pasados.

Y así consigue cambiar los roles habituales poniéndola a ella, a Lucrecia, en el centro de atención y dejando a Alfonso II como "el marido de".

Genial y absolutamente extraordinaria , una obra donde la introspección psicológica es patente, y la figura de Lucrecia de Medici se nos presenta con grandes inquietudes, entre ellas, la pintura, pero sin olvidarnos de su potencial y gran inteligencia, a pesar de su corta edad.

Sin embargo, nada importa cuando tiene que aceptar al marido que se le impone, así como exhibir un comportamiento de aceptación, silencio y sumisión, hacer todo lo que se le pida, estar prácticamente sola y recluida en su habitación y dispuesta y preparada para cuando el marido desee practicar su rol de cónyuge, con la intención interesada de poder tener descendencia y sucesor.
Y por cierto, nunca lo tuvo, a pesar de sus innumerables matrimonios posteriores.

La verdad es que desde nuestro punto de vista actual, no podemos evitar pensar qué hubiésemos hecho nosotras en esa situación, una muy difícil cuestión pues tal vez, no sé si hubiésemos preferido morir y acabar.

De todas formas, lo que sí sentimos es una sensación de total impotencia e incluso de asfixia, ya que todo, absolutamente todo, le está vedado, es un pájaro en una jaula de la que no podrá salir y que sólo pretende, y pretendemos junto a ella, romper la jaula, alzar el vuelo.

Porque Lucrecia siempre ha querido y ha sido libre, también soñadora, y esto es lo que también nos acompaña en sus momentos más difíciles ya estando casada, un recurso muy utilizado para sobrellevar mejor su prisión y su deber de esposa, pero a la vez, es creativa, y amante del arte, ella pinta, aunque luego lo tape, ya que no quiere que su marido lo sepa, es amante de la vida y de su familia, a la que añora y le escribe cartas.

Y es que es una admirable y apreciada compañera, como me hubiera gustado hablar con ella y atender a sus temores y a sus deseos. Esto lo conseguimos porque realmente nos sentimos acompañándola.

Y es que la autora nos embelesa, invitándonos a descubrir cada detalle describiendo con insistencia lo que de trascendente y esencial ocurrirá no solo en su vida, en la vida cotidiana de Lucrecia, sino también, en la mente de nuestra amada protagonista, porque eso es lo que provoca, la queremos y la seguimos, viviendo a su lado y junto a ella, y a la que querríamos poder hablarle y decirle muchas cosas.

Y no puedo dejar de aplaudir también ese espléndido final de la novela y el gran intimismo que derrocha.

Es una obra impactante, una obra de arte. Y ahora, hay que esperar a su próxima novela. Bravo por Maggie O' Farrell.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         3524
Celia_0504
 14 July 2023
Y he aquí el segundo libro que leo de una de las autoras más relevantes del panorama literario actual. Me daba que con Maggie O'Farrell me iba a pasar una cosa, y es que fuera una escritora que estoy condenada a disfrutar en una segunda lectura, las primeras veces pensé que no iba a captar los matices de su pluma y de su forma de narrar. Es lo que me paso en su momento con “Hamnet”, que lo disfrute más en la segunda lectura que hice recientemente. Y durante buena parte de la lectura de “Retrato de Casada” pensé que me ocurriría igual. Pero al final me ha gustado bastante y lo he disfrutado. En la parte final he tenido miedo de que la autora se precipitase en ciertos aspectos, y al final alguna cosilla me ha chirriado un poco (a eso iré más adelante). Pero en general, he cerrado el libro con muy buen sabor de boca. Me ha parecido que todo se ha cerrado de una forma mucho más redonda que en “Hamnet”, siento que la mayoría de las piezas encajan muy bien y me puedo creer casi todo tranquilamente. Me gusta la forma en que esta autora usa la historia para crear libros, consigue crear mundos propios y muy intimistas, de una forma que conecta muy bien con el lector moderno. Ha sido lo contrario que “Hamnet”. Empieza un poco lento y hacia la mitad mejora y se vuelve muy interesante. Tras una primera mitad más plácido, llega un punto en el que empiezan aparecer personajes y a darse situaciones que sirven de revulsivo para la trama, y que hacen que gane más matices y avance de una manera muy interesante.

Pero vamos, que me quito el sombrero ante la pluma de Maggie O'Farrell. No dudo que no va a ser la última vez que lea algo de esta autora, porque me fascina como escribe y eso me ha parecido lo mejor de las dos obras que he leído de ella. Es increíble lo fina y elegantemente que esboza los retratos psicologicos de sus personajes y especialmente de sus protagonistas, la forma certera e intimista que tiene de narrar, como crea atmósferas que atrapan totalmente al lector y le meten en la historia y en todos los recovecos y arabescos de tramas que son tan sencillas y a la vez tan retorcidas. Creo que esto último se ve especialmente bien en este libro que nos ocupa.

¿Quién fue Lucrezia De' Medici? Su nombre es uno de tantos femeninos que han sido silenciados e ignorados a lo largo de la historia, víctimas de la propia vida que llevaron y de la falta de datos históricos, relevantes simplemente por la familia en la que nacieron y en la que vivieron tras casarse. Lucrezia De' Medici fue hija de Cosimo De' Medici y Leonor de Toledo, gobernantes de Florencia, y con quince años se convirtió en la duquesa de Ferrara al casarse con Alfonso d'Este. Y un año más tarde simplemente murió, dejando tras de sí un recuerdo que fue poco a poco desvaneciéndose en las páginas de la historia, y un único retrato desde el que nos devuelve una mirada triste y algo torva.

La causa oficial de su muerte fue la enfermedad. La rumorología de la época que ha llegado hasta nosotros habla de envenenamiento.

De la falta de datos históricos concretos de este personaje; de las leyendas en torno a su muerte; de la existencia de un único retrato suyo respecto a los muchos que hay del resto de sus hermanos y hermanas; de un poema escrito siglos después de que hubiera vivido y fallecido, Maggie O'Farrell recrea una historia intima y poderosa que nos lleva a la Italia renacentista, a una época de esplendor cultural, religiosidad, intrigas políticas y opresión femenina. de la mano de la escritora irlandesa, Lucrezia cobra vida propia, convirtiéndose en una joven curiosa y llena de fuego interior que no encaja dentro de su familia, que se mueve discretamente entre las sombras y recrea en si misma un microcosmos interior lleno de fuerza y expresado en dibujos que se esconden bajo capas de pintura de la misma forma que su autora se mantiene fiel a si misma bajo el silencio y la aparente aceptación de su destino. Lucrezia es una tigresa, una tigresa que se pelea contra la jaula que la aprisiona y se prepara para escapar. al principio esta protagonista fue lo que menos me convenció. Y no porque esté bien dibujada a lo largo del libro, porque O'Farrell se luce con ella y como nos nete en su forma de ver las cosas y actuar, es un personaje que entiendes muy bien como es y el porque. La cuestión era que me recordaba mucho a la Agnes de “Hamnet”, me parecían mujeres perfectamente intercambiables. Cambias a una por la otra de situación familiar y contexto histórico y no notas la diferencia. Pero poco a poco, Lucrezía empieza a ganar entidad como personaje.

Me gusta mucho como Maggie O'Farrell va preparando las cosas poco a poco, como nos va introduciendo en la historia progresivamente y como cuida todos los detalles y las relaciones entre los personajes. Todo se siente muy cercano y real, a veces de una manera muy cruel. Cuando me he querido dar cuenta me he encontrado con Lucrezia casada y camino a Ferrara, dejando su Florencia natal. Y todo se trabaja con mucho mimo, incidiendo en los sentimientos de los personajes. El viaje a Ferrara tuvo algo que me recordo a una novela gótica de las antiguas, con una angustia psicológica que dejaba sin respiración. El falso espejismo, que son las páginas en las que el recién estrenado matrimonio pasa sus primeros días en una idílica villa, solo sirve para incidir en una sensación que me acompañó de principio a fin durante toda la lectura: la forma en que me sentía dentro del cuento de Barbaazul, y desde el minuto cero todo tiene una atmósfera de lo más opresiva que atrapa totalmente mientras lees y que miguita a miguita va in crescendo. Y es que, a lo largo de toda la lectura siempre una sensación como de todo el mundo contra Lucrezia que resulta muy opresiva, y me intereso ver como la autora lo exploraba. Me encanta y fascina como lleva la ambientación Maggie O'Farrell . Sus descripciones me parecen muy conseguidas, ayudan a meterte más en la historia.

Y todo esto nos lleva al motor principal de la historia. Un retrato ya no solo de una casada. También de un oscuro matrimonio. Fascina a la vez que repele como paulatinamente O'Farrell nos va descubriendo la figura de Alfonso, como poco a poco nos presenta sus mil facetas haciendo del personaje algo esquivo y difícil de dilucidar, hasta acabar dibujando un retrato pavoroso. La forma en que trata de dominar psicológicamente a su esposa, como poco a poco intenta anularla es mostrada de una forma lucida y tétrica que da más miedo que cualquier otra cosa que podamos leer en la novela. Resulta escalofriante como nos va demostrando esto y la forma tan vivida en que lo hace. Como usa un hecho tan sencillo como es el de ordenar un retrato de su mujer para mostrar la forma en que trata de rodearla y atraparla, como trata de controlar ya no solo a Lucrezia, también a todo y a todos los que tiene a su alrededor.

Y su vez eso hace resaltar más la fuerza mental de Lucrezia, su independencia emocional y su gran capacidad de supervivencia y adaptación. Es un carácter solitario y forjado a partir de ello de una forma muy sutil, pero que sabe usar las (pocas) cartas de las que dispone con astucia . Es increíble como pese a su desarraigo familiar y matrimonial saca fuerzas de si misma para plantarle cara a todo y entablar un silencioso duelo psicológico con Alfonso. Un duelo que se va formando entre silencios, palabras con doble significado, dudas y miradas, elementos que no se tocan, pero que construyen una relación en la que la tensión se corta con un cuchillo. Que se va cociendo a fuego lento, con un marco de fondo impagable: la corte de Ferrara, elegante y sofisticada, que Alfonso ha creado, pero que esconde muchos secretos y recovecos, pero que está formada por personajes tan oscuros como su líder. En todo hay una sensación peligro que atrapa y aumenta al compas de la tensión que se respira.

Desde luego, esta historia me ha dado de todo mientras la leía. Quizás la he disfrutado más que “Hamnet” por ser más histórica. En este caso, he percibido más la crítica hacia el papel y la situación de la mujer en la Italia renacentista que lo que vi en la anterior obra respecto a la época jacobina en Inglaterra. Pensé que la autora iba a sacar más partido a lo que cuenta al final de la obra sobre la prima y la hermana de Lucrezia, como se supone según la rumorología histórica que fueron también asesinadas por sus respectivos maridos. Me hubiera gustado que esa parte se hubiera integrado de alguna forma dentro de la novela, que no se hubiera quedado en un mero apunte de la autora al final del volumen. O por lo menos eso es lo que esperaba. Y lo que quizás más escamado un poco a nivel argumental es la relación que se establece entre Lucrezia y Jacopo, el aprendiz de pintor. No sé, me ha parecido un pelin precipitada y por tanto muy poco creíble pese a que entiendo el tono de anhelo y de comprensión sin palabras con el que la escritora pretende impregnar esta relación . Quizás si hubieran interactuado más entre ellos y se hubiera desarrollado un poco me hubiera encajado más en todo el contexto. Sin embargo, la impresión que me ha dejado es que ha sido muy providencial y conveniente para cerrar satisfactoriamente la trama.

En definitiva, Maggie O'Farrell crea un libro lleno de recovecos, en el que de lo esperado y lo previsible saca suficientes facetas para crear una historia consistente y darla un giro final que compensa el tiempo dedicado y que atrapa irremediablemente al lector. Escribe con un estilo delicado y a la vez directo, que nace de las costuras de la propia historia y que nos presenta una historia dura y sutil.

Por cierto, he leído este libro como una LC, y creo que ha sido todo un acierto. No solo por lo que he disfrutado intercambiando opiniones e ideas con mi compañera, que siempre es un auténtico placer. También porque creo que por la naturaleza y la prosa que destilan estas páginas, estamos ante una obra que se merece que te tomes tu tiempo para leerla y saborearla, para ver cómo se van cociendo a fuego lento las circunstancias en ella.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         166
entresomnis
 17 April 2023
No acostumbro a leer novela histórica, pero llega Maggie, ficciona un hecho real y me deja sin palabras. El hallazgo casual de un poema y un retrato le bastaron para traernos la vida de Lucrezia, quinta hija de Cosimo I de' Medici y Leonor Álvarez de Toledo, en pleno esplendor fiorentino del S- XVI, a finales del Renacimiento. Igual que hizo con Hamnet, vuelve a repetir fórmula pero con una novela completamente distinta, que también conquista a los lectores.

La atmósfera conseguida a través de las minuciosas descripciones de los palazzos, la vida y las costumbres de la época consiguen que nos sintamos muy cerca de esos personajes. Pero Maggie hace mucho más que una novela histórica y bien documentada, en ella también encontramos misterio y unos personajes psicológicamente complejos, con gran profundidad de matices y una interesante evolución.

Desde la primera página la propia Lucrezia siente que su esposo la quiere matar, intuye que su destino pende de un hilo. Y según los acontecimientos históricos sabemos que la protagonista murió en extrañas circunstancias a los 16 años. Pero esto no es más que el principal motivo por el que seguir leyendo, para descubrir en qué momento sucedió esto. La intriga está servida.

En capítulos alternos iremos descubriendo el pasado de Lucrezia, mientras en el presente la tensión irá en aumento.
Lucrezia de Médici fue una mujer avanzada a la época. Inteligente, atrevida, curiosa y sensible, con dotes artísticas para el dibujo y la pintura, que pudo formarse académicamente al lado de sus hermanos. Rebelde desde su más tierna infancia, luchó para ser feliz y sentirse querida, pero sufrió la desatención de su familia y la obligaron a casarse a los 15 años con Alfonso II duque de Ferrara, deseoso de tener un heredero. Una mujer con ansias de libertad y un fuerte carácter que, al igual que una de las fieras que tenía su padre en los sótanos, forzaron a ser una esposa sumisa y recluida. al lado de un Alfonso amable y cariñoso a su lado, pero déspota, violento y cruel con la servidumbre. ¿Un hombre con dos caras?

Maggie O'Farrell nos presenta una vez más a una mujer con gran carisma de la que rápidamente nos encariñaremos y acompañaremos en su sufrimiento. Una mujer que descubre la importancia de preservar su interior como el único lugar en el que nadie podrá arrebatarle la libertad.

Una historia llena de simbolismo, que contrasta la dureza de los acontecimientos con una gran belleza y delicadeza en las descripciones. Una novela excelente con la que disfrutar de inicio a fin, porque el final es sorprendente e inesperado. Una preciosidad. Recomendadísima al igual que Hamnet, si todavía no lo habéis leído. Maggie O'Farrell creo que ya es mi autora favorita y ahora solo necesito que escriba pronto otra novela o nos traduzcan algunas obras que aquí todavía no se han publicado.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         2211
jjglezl
 30 May 2023
La lectura de “El retrato de casada”,de Maggie O'Farrell, me lleva a la también lectura reciente de “La arquitectriz”, de Melania G. Mazzuco. Las dos son novelas históricas que reivindican la figura de la mujer en el Renacimiento. Y ambas lo hacen sacando del olvido a dos mujeres que estuvieron dispuestas a luchar por su derecho a decidir por si misma en un mundo de hombres, aunque a Lucrezia, la protagonista de “El retrato de casada”, ello le costara su propia vida.

Las dos escritoras, Maggie O'Farrell y Melania G. Mazzuco, escriben desde una visión femenina. O'Farrell imagina más que Mazzuco, que se basa más en la realidad, pero las dos se apoyan en fuentes históricas ciertas, como especifican al final de sus respectivas novelas.

Las dos van a lograr que el lector sienta aprecio por las protagonistas, las admiren y las compadezcan. Las dos novelas son obras que se merecen la máxima atención y, también, la máxima puntuación. Una, la de Maggie O'Farrell, ha irrumpido en el mercado en este 2023 con una fuerza atronadora, la otra, la de Melania G. Mazzuco, lo hizo en 2022 de forma más callada.

Las dos escriben de forma tan extraordinaria, bella, diría yo, que en ningún momento el lector siente deseo de descansar de su lectura. Utilizan un estilo sencillo, claro y sobretodo adictivo.

Maggie O'Farrell va a novelar, imaginando algunas situaciones y ateniéndose a la realidad en otras, la historia verdadera de Lucrezia, de Médici, quinta hija de Cosme I de Médici y Leonor Álvarez de Toledo y Osorio, hija del Virrey de Nápoles. Lucrezia ha pasado casi de puntilla por la historia, pero con quince años fue obligada a casarse con el Príncipe Alfonso II de Este, Duque de Ferrara, doce años mayor que ella. Lucrezia, que deseaba fervientemente abandonar el control materno creyó que con su casamiento podría vivir una vida más independiente, sin embargo, Alfonso la aisló en sus aposentos con la única intención de lograr que ella le diera un heredero. al ver que eso no se producía culpó a la propia Lucrezia y tomó una decisión drástica. Tras la muerte de Lucrezia, el duque se volvió a casar dos veces más en busca del heredero, pero no tuvo hijos con ninguna de sus mujeres. Alfonso II de Este es retratado por la autora como un ser odioso, despreciable y afeminado. Muy cercano al propio personaje histórico.

Desde el inicio de la novela Maggie O'Farrell va a dejar claro qué le va a ocurrir a Lucrezia. Y Lucrezia también es consciente de ello, pero su condición de mujer la obligará a tener que asumir los hechos. le gustaría rebelarse, y lo imagina, pero no puede. Es imposible.

Desde ese principio, la historia va in crescendo. La tensión llega en algunos momentos a angustiar al propio lector, que ve como Lucrezia es considerada la culpable de no cumplir el objetivo de la boda concertada; engendrar descendencia.

El retrato de casada” es el complemento ideal a “La arquitectriz”. Las dos obras nos van a descubrir un punto de vista diferente del tan glorificado Renacimiento. Las dos dejarán huella en el lector. Seguro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         120
herbookss
 23 March 2023
Si hay algo que sabe hacer bien Maggie O'Farrell es construir y contar historias. En esta ocasión vuelve a partir de un hecho real y, sin apenas información, consigue dar forma a una narración envolvente, precisa y minuciosa, con mil matices y detalles, pero a la vez directa, enfocada, con una voz que roza la perfección. Maggie sabe contar historias, sí, y también crear personajes. de los que sientes muy cerca, como si llegaras a conocerlos. Y esta vez nos regala la historia de Lucrezia.

Lucrezia es solo una niña. Pero ya la han utilizado como a un objeto. La han llevado de un lado a otro, han decidido por ella, la han usado como un mero trámite para alcanzar los objetivos de alguien que nada tiene que ver con ella. Y es que Lucrezia es también la hija del Duque de Florencia. Pertenece a una familia importante y, en el s. XVI, es a eso a lo que están destinadas las mujeres de su posición, para eso las educan, para ser dóciles y obedientes, para cumplir con su deber.
Pero esta niña tiene algo diferente, hay algo en ella que nunca ha encajado del todo, ese algo extraño y raro que los demás nunca han sabido definir. Es inteligente y callada, y tiene un extraordinario talento para la pintura. En un momento dado, Lucrezia tiene el súbito presentimiento de que su marido, al que apenas conoce, está a punto de asesinarla. Asistimos a partir de ahí a un viaje, entre pasado y presente, por toda su vida hasta ese preciso momento que lo cambia todo. Y sí, quizá no le quede más remedio que someterse y doblegarse, pero posee un mundo interior, una parte de ella, a la que nadie va a llegar jamás.

Me ha encantado cómo la autora va desgranando la historia con un control absoluto del tiempo, con delicadeza y precisión, nada está dejado al azar, cada detalle, cada símbolo, está puesto ahí con un motivo y significado. Hay emoción, inquietud, desasosiego, indignación, rabia, impotencia, ternura, esperanza... Te atrapa tanto que no puedes dejar de leer.
También tengo que reconocer que no me ha emocionado tanto como yo pensaba que lo haría una narración como esta, pero lo que es innegable es que esto es un librazo. Ojalá le deis una oportunidad, porque es un gustazo leer a Maggie.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         140

Las críticas de la prensa (2)
lanuevaespana06 April 2023
'El retrato de casada' bucea en una de las dinastías más poderosas de todos los tiempos y en el lado más oscuro del Renacimiento.
Leer la crítica en el sitio web: lanuevaespana
Abc29 March 2023
O'Farrell continúa haciendo lo mismo: lleva a la superficie lo que permanece invisible y escondido. Lo hizo en 'Hamnet' y ahora en su más reciente novela, 'El retrato de casada' (Libros del Asteroide con traducción de Concha Cardeñoso), en cuyas páginas cuenta la historia de Lucrezia, la hija de Cósimo de Medici, el gran duque de Toscana. Como el hijo de Shakespeare en su anterior libro, Lucrezia es un personaje trágico. Su vida ha quedado como la nota al pie de una historia más grande.
Leer la crítica en el sitio web: Abc
Citas y frases (33) Ver más Añadir cita
lavidademisilenciolavidademisilencio10 June 2024
Hay en su interior una parte vital que jamás se doblegará. No puede evitarlo.
Comentar  Me gusta         20
MireialectoraMireialectora23 April 2023
No tiene miedo, no. Dentro de ella habita una fiera musculosa y valiente. Se lo dice a sí misma para tapar los latidos desbocados del corazón. Que los demonios que acechan en los rincones de la habitación vean a quién se enfrentan: es la quinta hija del gobernador de la Toscana; ha tocado el pelaje de una tigresa; ha escalado una cadena de montañas para llegar aquí. Búscate a otra, oscuridad.
Comentar  Me gusta         100
RosRos28 March 2023
: -El cuerpo de las mujeres es un instrumento delicado –responde el médico- y se precisa tiempo y cuidados para producir la música deseada…
Comentar  Me gusta         280
inmamsinmams08 September 2023
Pero el tacto de sus dedos —ha visto que hoy los tiene manchados de verde, manchas irregulares de forma y tamaño, como si la mano fuera un océano tachonado de islas ignotas— le produce en la piel una sensación que nunca había tenido. Es lo opuesto a la convulsión que tuvo anoche: es leve, palpitante, y emite círculos concéntricos de calor que se expanden por el brazo y el cuello. Es suavidad, es atención. No se parece en nada a lo que sintió en la cama de la delizia, ni en el castello, ni aquí, en la fortezza.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         60
LavidamurmuraLavidamurmura12 May 2023
Tiene la sensación de que estas personas quieren ver a través de ella; son como anatomistas, que despellejan a los animales para ver lo que hay dentro, separan la piel del músculo y las venas del hueso sin aprender nada ni llegar a ninguna conclusión. Todos ellos viven con el ansia, con la necesidad de ver a un niño creciendo en sus entrañas, de saber que ya tienen un heredero. Para ellos es la puerta, la supervivencia de su familia.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         50
Videos de Maggie O'Farrell (4) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Maggie O'Farrell
Hamnet, de Maggie O'Farrell, gran lectura, y Los cinco libro más vendidos de la historia.
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

¿Puedes completar el título?

El invierno en...

Madrid
Lisboa
París

10 preguntas
49 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
.._..