InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8492918381
Editorial: Puck (18/03/2019)

Calificación promedio : 3.95/5 (sobre 20 calificaciones)
Resumen:
Es el 2002, un año después del 11 de septiembre. Políticamente hablando, es un momento extremadamente turbulento, en especial para alguien como Shirin, una adolescente musulmana de dieciséis años que está cansada de ser estereotipada.
A Shirin no le sorprende lo horrible que puede ser la gente. Está cansada de las miradas groseras y los comentarios denigrantes —incluso de la violencia física— que sufre como consecuencia de su raza, su religión y la hiyab que... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (17) Ver más Añadir una crítica
Lawerson
 31 marzo 2019
El año pasado fue cuando, al fin, pude lanzarme a leer los tres primeros libros de la saga Shatter Me de Tahereh Mafi, quedando completamente enganchada. Hace unos meses llegaba a España el cuarto libro gracias también a Puck, una continuación que, sin dudarlo, se colocó como mi preferido de la autora. Por aquel entonces, Tahereh ya había anunciado que también estaba escribiendo e iba a publicar un libro independiente que se acercaba mucho más a su realidad, un contemporáneo que recogía algunas vivencias de la autora al que llamaría A Very Large Expanse of Sea, ese libro que llegó a mis manos hace una semana bajo el título en España de al otro lado del océano y que, después de acabarlo en menos de un día, desbancó al cuarto libro de la saga Shatter Me para colocarse, sin dudarlo, en mi libro preferido de los que ha escrito, hasta ahora, la autora. Porque este libro es indispensable, una historia que llega para removerte completamente por dentro y dejarte con un mensaje que jamás voy a olvidar. Va a ser complicado hacer esta reseña, no sabéis la de cosas que he sentido con este libro mientras lo iba leyendo. Sé que, diga lo que diga, no le hará justicia. Pero lo voy a intentar.
Al otro lado del océano llega para contar una historia de las de verdad, descorazonadora y desgarradora, cruda y dura que, a día de hoy, todavía estoy procesando. Con una narración, desde el primer momento, en primera persona a través de nuestra protagonista, Shirin, me da escalofríos solo pensar que parte de lo que vive Shirin lo ha vivido Tahereh en algún momento de su vida, mostrando una cara horrible y de odio de un país que, desde ese día, no ha vuelto a ser el mismo. Antes de ahondar más en todo lo que nos ofrece al otro lado del océano, creo que es conveniente empezar por donde siempre he comenzado, comentando el estilo y ritmo de la historia. Ya desde el principio sabes que estás ante una historia que va a ser muy difícil olvidar, siguiendo a Shirin en los cambios constantes que ha tenido que soportar en tan poco tiempo, adentrándonos en un mundo muy desconocido para nosotros y que, de alguna manera, Mafi evoca con cada uno de esos sentimientos que había por entonces. Gracias a un estilo directo, algo que caracteriza a la autora desde el primer momento en el que lees algo suyo, los capítulos cortos y llenos de palabras fundamentales, sin caer en un relleno innecesario, hacen que pronto estés enganchada al libro, uno que, perfectamente, puedes leer en una sola tarde. Las emociones están a flor de piel, ríes pero lloras con Shirin, notas esa impotencia y el dolor constante que le rodea. Y, gracias a un romance dulce, bonito, lleno de esperanza, Tahereh Mafi dota a la historia de ese aspecto, dejándonos ver que, a pesar de estar andando por una oscuridad de rencor, odio e hipocresía, hay una luz al final del camino. Todo encaja bien, te vas enamorando de la historia, de Shirin, de ese romance poco a poco, a medida que vas leyendo. vas queriendo más y más y estás tan absorta y metida en el libro que todo duele cuando las cosas empiezan a ir mal.
Este libro es poderoso. Y no creáis que es un romance. Porque no lo es. El romance no es lo importante de esta historia, aunque sí tenga su papel fundamental. Lo importante de al otro lado del océano es la crítica social de aquellos años, y que todavía se arrastra hasta hoy, que la autora hace y, sobre todo, una lucha contra los prejuicios y estereotipos sublime. El racismo va a ser el escenario principal en la vida de una adolescente que quiere vivir como una chica normal, sin miedos, sin estar constantemente pendiente de posibles ataques hacia ella. Tahereh Mafi nos enseña la fealdad que escondemos, en mayor o menos medida, la humanidad. El desconocimiento de una sociedad que, de manera hipócrita, condenó a todo un colectivo. Sigo en shock, principalmente, por la fuerza que puede llegar a tener el odio y el miedo a la hora de destrozar la vida de una adolescente o de cualquier persona de otra edad. Solo por no atreverte. Solo porque te dejas guiar por lo que te dicen, llenándote la cabeza de prejuicios que no hacen nada bien. Este libro es una montaña rusa: estás ante momentos más relajados y felices, riendo, y pasas a un desastre que llena de lágrimas y tristeza todo. Hasta yo misma me he sentido cohibida, viendo de qué manera han manejado la vida de Shirin solo por pensar que ella es el problema, cuando el verdadero problema es esa sociedad que juzga antes de dar la oportunidad de explicarnos. Que nos calla, nos apalea, decide por nosotros sin dejarnos la libertad que merecemos.Tenemos que ser más conscientes de nuestros actos y palabras, aprender, ir hacia adelante en lugar de dar dos pasos atrás. Empatizar y aceptar, abrir los ojos a una realidad que se sigue menospreciando por culpa de los movimientos de otras personas que no tienen relación alguna con ellos. al otro lado del océano es todo eso y más, la realidad que se escondía por aquel entonces en una relación interracial y que, estoy segura, sigue estando.
Es cierto que el libro no es perfecto. Es cierto que el romance, pienso, sucede con algo de rapidez, algo que me hubiera gustado ver dentro de una cocción más lenta. Es cierto que Ocean, el chico en cuestión, no se ve del todo, no lo conocemos tan profundamente como a otros personajes de otros libros, no se muestra del todo, teniendo algunos datos relevantes, una dulzura increíble, y una valentía igual de grande, con los que, al menos, camina y podemos tener una conexión con él. Es cierto que la propia Shirin, como adolescente que es, podría haber gritado más alto en lugar de decidir qué es mejor para los demás y encerrarse en un mundo de no aceptación, bajarse de ese tornado de negatividad y lleno de dramatismo. Pero me da igual. Porque lo importante está, y el mensaje es tan claro, tan potente, tan impactante y tan esclarecedor, que me da igual.
Así pues, al otro lado del océano es ese libro del que todo el mundo debería de hablar, y el que todo el mundo debería leer. Una historia que sé que estará conmigo siempre, muy dura, plagada de una realidad escalofriante. Una historia que te desgarra el corazón y que habla por sí sola.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Nedyah
 01 abril 2019
Hoy vengo a hablaros de un libro autoconclusivo de Tahereh Mafi, autora más conocida por su saga Shatter Me, la cual aún no he leído y que, después de conocer la pluma de la autora en una novela cargada de realismo y sentimientos, tengo más ganas aún de ver cómo se desenvuelve en el género de ficción.
En al Otro Lado del Océano nos remontamos al año 2002, un año después de los acontecimiento del 11S cuando la ciudad de Nueva York, y todo el mundo, se fundió en el miedo y la catástrofe tras el atentado de las Torres Gemelas. La vida de Par Shirin cambió a partir de ese día, sufriendo los resultados del racismo y el odio hacia los que, como ella, proceden de una religión y un país que marcó el inicio de una guerra. Pero para Shirin es normal que la gente hable a sus espaldas y la miren con desprecio. Ha aprendido a vivir con ello día tras día. Sirin ha vivido más que cualquier persona de su edad, trasladándose con su familia cada cierto tiempo de un país a otro en busca de mejores posibilidades gracias al trabajo de su padre y, eso, en cierta medida le ha permitido blindarse y no anclarse a un lugar por mucho tiempo. Ahora le toca comenzar un nuevo instituto y la situación es la misma que siempre: risas a sus espaldas y desconocimiento hacia su religión y el significado de que Shirin lleve con orgullo un hiyab cubriendo su cabello. Lo que Shirin nunca imaginó fue encontrar a alguien que sabría mirar más allá de la religión y el desconocimiento, preocupándose por conocer a la chica sin prejuicios... Ocean le demostrará que no todo el mundo es igual y que aún hay esperanza en personas como él. Pero la relación entre los dos será complicada de cara al resto, a una sociedad que sigue basándose en los prejuicios y el miedo. ¿Qué ocurrirá?
Al Otro Lado del Océano, como veis, nos trae una trama realista, descorazonadora y cruda que tiene su base y raíz en el atentado del 11S y las consecuencias que trajo consigo de cara a los habitantes de Estados Unidos procedentes de Oriente Medio. En ese caso, las consecuencias en el entorno familiar de Shirin y, en concreto, con ella, una joven de dieciséis años que vive día tras día con miedo y rodeada de burlas e insultos que no entiende.
La novela está narrada en primera persona de la mano de Shirin y nos muestra la horrible imagen del odio de un país que, desde aquel fatídico día, no ha vuelto a ser el mismo.
Nos vemos arrastrados a una trama de instituto que, en cierta medida, seguro que es mucho más light que el sinfín de historias reales que, incluso hoy en día, ocurren no sólo en Estados Unidos, en relación a las diferencias raciales, religiosas o de cualquier otra índole, sino en todo el mundo.
A través de Shirin experimentamos de primera mano lo que es ser el objetivo de burlas e insultos que ocultan mucho más que el simple hecho de hacer daño psicológico o sentirse superiores a la persona objetivo del insulto, sino también al desconcierto y al desconocimiento hacia la realidad y lo que significa vivir en un país extranjero al que se trata de llamar hogar.
Es un claro ejemplo del dicho "cortar a todo el mundo por el mismo patrón", de juzgar a todos por igual por compartir rasgos comunes con unos cuantos que llevan sus ideologías a niveles extremos, y sobrecoge descubrir, aunque sea desde la ficción, palabras y hechos que se dan en la realidad a cada minuto.
Shirin es nuestra principal protagonista, una joven de dieciséis años que ha aprendido a vivir siendo el centro de atención y el objetivo de insultos y burlas. Su único fin es terminar el instituto sin causar alboroto, con la cabeza baja, y preparada para dar el salto hacia la universidad, un entorno que entiende más libre. Cuenta con la ayuda y el apoyo de su hermano Navid, un chico que lo ha tenido más fácil que ella de cara a las amistades y las habladurías. Navid es todo carisma y atractivo y sabe ganarse las amistades y la atención sin que se fijen en sus orígenes. Ambos comparten la pasión por el breakdance y, a través de este estilo de baile y del grupo que deciden formar con algunos amigos de Navid, Shirin encuentra su vía de escape, su modo de desconectar del instituto y de Ocean que, con el tiempo, está empezando a convertirse en alguien importante en su vida, en alguien por quién empieza a sentir algo más.
Ocean es un chico que comparte asiento y proyecto de biología con Shirin y que, por muy extraño que le parezca a la joven, se siente interesado por ella, por su vida, por ser su amigo. Y así, pese al miedo de que la relación de amistad les pueda afectar negativamente, en especial a Ocean, Shirin decide hacerle caso a su corazón y acepta empezar a quedar con él, a conocerlo más allá de las paredes del instituto. Ocean es un personaje que me ha encantado, un chico de diecisiete años que tiene muy claro lo que quiere y que no se deja llevar por el qué dirán o la opinión popular. Él tiene sus propias ideas y convicciones y no se deja avasallar por nada ni por nadie. Un personaje que se hace querer desde el minuto uno.
La historia también tiene su apartado romántico. Tiene un papel fundamental en la trama pero no es lo que más destaca de la misma.
La novela viene marcada más por la crítica social y el racismo que por el romance en sí, aunque la lucha contra todos esos prejuicios pasa a través de la relación entre Ocean y Shirin, a través de una chica normal y corriente que solo busca vivir su vida sin hacerle mal a nadie; una chica que quiere vivir su vida sin tener que estar mirando siempre por encima del hombro, con miedo, esperando el próximo ataque. Una chica que, por encima de todo, busca su felicidad, una felicidad que encuentra momentáneamente con Ocean y que termina convirtiéndose en una lucha de dos contra una sociedad que no es capaz de ver más allá de los estereotipos y los prejuicios y que se deja arrastrar por el miedo, el desconocimiento y el odio, destrozando en el proceso la vida de adolescentes y personas sin pararse antes a pensar en las consecuencias de sus actos y de sus palabras hirientes. Es una trama que, a través del amor, nos enseña la cruda realidad de muchas personas en el mundo y nos invita a pensar antes de actuar, a ser tolerantes y a aceptar a cada persona por como es, y no por razones de procedencia, religión, etc.
Taheren Mafi tiene una pluma directa, con capítulos breves y concisos que enganchan desde el primer momento y dejan con las emociones a flor de piel. Es una montaña rusa de emociones donde ríes, lloras, empatizas y te sientes impotente, sintiendo el dolor, el rencor, el odio y la hipocresía que envuelve a los personajes, pues no sólo Shirin termina experimentando la discriminación y las burlas. La trama va escalando, mostrando que el odio no se queda simplemente en la persona y se va extendiendo a todo lo que toca, como si fuera una clase de virus que contamina e infecta. Es una lectura light, pues los conflictos están orientados a la visión adolescente pero, aún así, se entiende que es un mero ápice de la realidad, y no por ello deja de ser duro de leer. Permite concienciar y hacerle ver al lector las consecuencias de la intolerancia y el rechazo.
En resumen, 'Al Otro Lado del Océano' es una novela cruda, realista y necesaria que trata el tema del racismo, el miedo y los prejuicios desde el punto de vista de una joven persa un año después del atentado 11S. Una chica que, por encima de todo, busca su felicidad, una felicidad que encuentra momentáneamente con Ocean y que termina convirtiéndose en una lucha de dos contra una sociedad que no es capaz de ver más allá de los estereotipos y que se deja arrastrar por el miedo y el odio, destrozando la vida de adolescentes y personas sin pararse a pensar en las consecuencias de sus palabras y actos. Es una lectura light, pues los conflictos están orientados a la visión adolescente pero, aún así, se entiende que es un mero ápice de la realidad, y no por ello deja de ser duro de leer.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
erick_ascencio
 07 septiembre 2019
Antes de empezar haré lo que siempre hago, y es contarles un poco el porqué leí el libro. Supongo que para nadie es sorpresa, pero amo el sello Puck porque básicamente ahí está uno de mis libros favs de la vida (Yo, Simon, homo sapiens) y he leído otro par más que me encantaron y recientemente han estado publicado montones de libros que se agregan a mi wishlist... en fin, que cuando vi el tema que trataba este libro pensé "wow, un libro diverso que trata un tema duro, debo leerlo" y ya secundariamente me dejé comprar por esa hermosa portada que tiene (oops!).
Estamos en 2002, un año después del atentado del 11-S y estamos en una época difícil para las personas que se salen de la normativa blanca, por lo que Shirin, una chica musulmana de 16 años, no está a salvo del racismo y la xenofobia. Shirin inicia su año escolar en una nueva escuela y ya está acostumbrada porque se muda constantemente, pero a pesar de cambiar de ciudad, las actitudes de sus compañeros son casi iguales: ignorantes y odian lo que es diferente; obviamente Shirin sale de su "normalidad". Pero esta escuela tiene algo, más bien, alguien diferente: Ocean, un chico que parece notar a Shirin por lo que realmente es y no por su aspecto.
Como pueden ver, la historia va sobre un tema delicado y diferente a los tópicos juveniles, aquí se habla abiertamente del racismo, la xenofobia, lo que significa no pertenecer a la sociedad porque simplemente a ellos se les antoja que no vales lo mismo, cómo el hecho de usar un simple velo en la cabeza (hiyab, por el amor de dios, llamémoslo como debe de ser) crea prejuicios alrededor de ti, que el color de piel te predispone a pertenecer a un tipo de gente e incluso dudan de tu calidad como persona si tienes alguna característica que no encaje/les agrade. Podrá parecer un tema trillado y del que estamos cansados de escuchar/leer, pero leer lo que le sucede a Shirin es un golpe de realidad, o sea, sí, la historia se desarrolla en 2002, pero se siente muy 2019 en varios aspectos. ¿Me explico? Que no veamos racismo ni discriminación no significa que no suceda. Y Tahereh Mafi no se tentó el corazón al escribir escenas donde Shirin sufre y fui fan de su crudeza, su crueldad, el realismo y tono con que manejó estas escenas. En serio me dolían, me llenaban de rabia y coraje. Recuerdo perfectamente que en las primeras 30 págs ya estaba hecho una furia de coraje por lo imbéciles que son las personas y detesté que se sintieran tan reales y para ser sinceros es el punto fuerte de la historia, todo lo que sucede está justificado porque así eran en 2002 las personas, así somos en 2019, solo que sabemos disimular mejor. El único pero en cuanto a este tema es que me faltó más abordaje del tema racial (muchísimo), sobre todo porque la historia se sitúa en una época muy dura y difícil para los musulmanes.
Lo siguiente es sorprendente hasta para mí: me gustó bastante la protagonista, no diré que la amo y pasó a ser de los personajes memorables de la historia, pero me agradó. Sí, Shirin se siente ad hoc a su edad, hace cosas y se comporta como una adolescente (porque ser musulmán y adolescente no son excluyentes xD). No tengo idea de cómo le hizo la autora, pero te transmite a la perfección todo lo que Shirin siente y vives en carne propia su coraje e impotencia. Obvio hubo actitudes que no me gustaron, pero se las persono porque es un personaje muy sólido, bien construida y firme a sus convicciones. En ningún momento se sintió forzada, fuera de lugar o plástica.
Hablando de Ocean, el otro protagonista, emm, pues estuvo ok a secas. Se siente que es un personaje hecho para gustar y lo detesté. No sé cómo explicarlo, pero, aunque nunca se sintió forzado, tampoco logré sentirlo natural. Tuve un problema con él y es que simplemente no lo compro.
Y algo que amé fue a la familia de Shirin. Navid, su hermano, me pareció el sujeto más agradable y tierno de todos. Gracias a él Shirin se adentra en el breakdance, esto le brinda un escape de toda la mierda (perdón por el lenguaje, pero no hay otra manera de expresarlo) del día a día y se vuelve parte importante de la historia. Los padres de Shirin son peculiares, por decirlo de alguna manera, y me pareció increíble que no fueran controladores o sobreprotectores, se comportaban de una manera muy ligera respecto a los temas raciales porque ellos pasaron cosas peores y reflexionando un poco, esto me parece fatal, porque el que alguien haya pasado por cosas horribles no significa que otros deban vivirlo/soportarlo también. Me explico: no porque tu hayas sufrido agresiones de muerte por ser musulmán significa que tu hija tenga que soportar toda la intolerancia sin decir nada porque "hay cosas peores". Intolerancia, violencia, acoso, conductas tóxicas, todo es malo en cualquier medida y no debe minimizarse.
Algo que quiero mencionar es que la narrativa de Tahereh es tan ligera, fluida y bonita que no puedes parar de leer. Básicamente me eché este libro en dos días porque no me pesó en nada leerme más de medio libro en un día. de hecho quedó lleno de post its enmarcando las bellas frases y escritura de Tahereh, en serio amé su forma de escribir. de lo que sí me quejo es que es muy corto el libro, vamos, la historia bien daba para unas 350 págs sin problema y sin relleno. Mera apreciación propia.
Y ahora viene el gran pero y ya saben (o intuyen) cuál es: el romance. Saben perfectamente que no estoy en contra de él, pero en historias de este tipo me parece innecesario usar medio libro para llenarnos de un romance, que ok, no se siente forzado ni es bobo, pero sí llega a ser cansado. Vamos, entiendo el punto de que el amor no conoce género, religión ni color de piel, pero no me gustó cómo se manejó. El problema es que no sentí nada, me daba igual que fueran pareja, me dejó indiferente e incluso quería que terminara su relación. Me habría encantado que fueran amigos en lugar de novios #sorrynotsorry
En resumen, al otro lado del océano es una lectura diferente porque toca tópicos que pocas novelas juveniles se atreven a mencionar y eso hace que valga la pena darle la pena. Necesitamos sensibilizarnos ante estos temas y tener más personajes diversos, porque personajes diversos no solo significa personajes LGBT+, sino significa personas de color, de otra religión, con un cuerpo fuera de la norma, lo que no sea el prototipo blanco heterosexual que vemos en todas partes. Y en este libro rompemos un poco la norma.
Enlace: https://laspaginasdeerick.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LeyendoViajoAOtroMundo
 09 mayo 2020
Quiero empezar diciendo que no tenía ni un poquito de expectativa con esta historia, no porque creyera que iba a ser una mala lectura, sino porque sentía que no iba con mi tipo, más ahora que estoy super metida con el fantasy. Y que equivocada estaba!! Lo que encontré dentro del bello libro fue pura magia, una historia hermosa, cruda, real hasta la médula, que logró que las páginas se deslizaran solas. En una semana me lo leí, en medio de un tremendo bloqueo lector que de a poquito se va yendo.
¿Qué decirles? Fue una total revelación para mi, fue inesperadamente hermoso, fue una joya de libro que merece ser leído, así que si también están en la duda con este libro, PORFA DENLE UNA OPORTUNIDAD, no se arrepentirán.
La novela es IMPECABLE. TODO EN ELLA LO ES, empezando en la ambientación y la fecha elegida por la autora. Ella nos remite al 2002, a un año del atentado a las Torres Gemelas, donde Shirin, una joven musulmana que radica en Estados Unidos, vive una vida plagada de violencia, hostigamiento y xenofobia, escudándose entre sus muros sin dejar que nada ni nadie se acerque lo suficiente como para seguir haciéndole daño. Descubrió que si no se apegaba a nada, si lograba desinteresarse por todo, el dolor era nulo. Hasta que llega el bello e insistente Ocean a su vida.
Me encantó encontrarme con todos los detallitos característicos de la época desde la forma de comunicación entre los pares, la precaria tecnología que recién empezaba a aparecer, hasta bueno, el tema principal: la crueldad y agresión de los estadounidenses hacia la comunidad musulmana.
La autora cuidó cada pieza del rompecabezas y creó una maravilloso historia terriblemente real, sincera, sin pelos en la lengua, pero también hermosa y adorable. Nos mostró un lado que no solemos encontrar en la literatura juvenil, y que personalmente necesitaba un montón. Hubo momentos en los que no podía creer lo que estaba leyendo, ¿realmente las personas pueden ser tan crueles? La respuesta es si, y me sorprendí, y me sentí ignorante por no saberlo, por creer que todos pueden tener las mismas oportunidades que yo.
La autora logró calarme, removió todos los estereotipos que llevaba en mi cabeza y me mostró su verdad, la verdad. Por eso creo que es tan importante está historia, porque destruye estereotipos, da voz a los oprimidos, y a su vez, consigue que la lectura sea divertida, fluida y ciertamente hermosa.
¿¿Y les mencioné los personajes?? Son una delicia al alma. Su forma de ser, de actuar, de pensar, de entender el mundo y mostrarnos como las circunstancias de la vida pueden cambiar tu forma de encararlo todo ES INCREÍBLE. Los personajes principales, tanto como los secundarios son preciosos a su manera, la autora construyó identidades, mundos, y vivencias en ellos tan particulares y tan fácil de sentirte identificado. AMÉ.
Es tan importante encontrarnos con todo tipo de representación en las novelas, y aun más en las juveniles. Los jóvenes debemos saber, entender, encontrase en las palabras de una historia, porque para eso son los libros, para acompañarnos, disfrutar y hacernos sentir menos solos. Yo creo que este libro es perfecto en todo sentido. Nunca había leído nada acerca de la cultura persa, sus tradiciones, su forma de vivir pero más importante, nunca me había parado seriamente a pensar en todo lo que involucra de una cultura y religión que para la mayoría, no es aceptada. Pararse a pensar en las comunidades reprimidas, en los que no tienen voz, Tahereh nos ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva.
La discriminación, la violencia desmedida, la agresión verbal que sufre la protagonista todo el tiempo, eso que WOW, ese libro me hizo replantearme mil cosas, ver la historia desde otro lado, no del que siempre es contado, y que el desconocimiento y la ignorancia son graves y deben cambiar. Debemos mirar a las personas por lo que son, PERSONAS, no por su cultura, su religión, su sexualidad o lo que sea que decidan hacer con sus vidas, nos debemos respeto los unos a los otros, y esta historia te lo enseña. Me lo enseñó.
Y por ultimo y más importante, nada de esto sería posible sin ella, sin Tahereh trayéndonos una historia inmensamente rica, real (porque parte de ella es escrita de sus vivencias. Eso me partió el corazón más de una vez) y tan amena. Creí que por lo temas a tratar sería una historia difícil de digerir, hasta dramática diría yo, PERO NO, ella logró escribir una historia de amor adolescente tan bella e inocente, tan dura e importante de conocer.
La pluma de Tahereh me cautivó por completo, me dejé llegar por sus palabras y las horas desparecieron, solo podía concebir mi tiempo por las paginas leídas, por la maravilla que me encontraba en cada nuevo capitulo que amaba y me rompía el corazón al mismo tiempo. Sin duda alguna mi primer acercamiento hacia ella fue FENOMENAL, así que no dudaré en leerla otra vez.
Enlace: https://leyendoviajoaotromun..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
booksfire
 15 mayo 2020
* 4.5 ⭐
En este libro nos encontramos con la historia de Shirin, una joven musulmana que vive en Estados Unidos (y vivió ahí toda su vida) y siempre tuvo que soportar ser juzgada por su aspecto y religión en cualquier parte a donde iba. Actualmente paso un año desde lo sucedido el 11 de Septiembre de 2001, y esto no hizo más que incrementar la discriminación hacia ella.
Es una chica que en su vida paso por todo tipo de agresiones, desde verbales hasta físicas, y aun así es uno de los personajes más fuertes y reales que leí. Tiene una muralla levantada permanentemente a su alrededor para evitar a las personas que quieren hacerle daño, y a las personas en general.
Tiene que enfrentar completamente sola sus problemas, ya que no tiene amigos y sus padres constantemente le repiten que tendría que estar agradecida de que no le pasen cosas peores, y le recuerdan por lo ellos que tuvieron que pasar. Y esto me lleva a decir que, aunque sus padres me parecieron personajes maravillosos, esta fue una de las cosas que no me gustaron, porque aunque hayan vivido cosas peores, no quiere decir que lo que le pase a su hija no sea malo.
El primer día en su nueva escuela, conoce a Ocean, un chico muy diferente a los demás de su edad. Y aunque al principio Shirin intenta evadirlo por completo, él está dispuesto a seguir intentando con el fin de conocer a la chica que se esconde detrás de su gran fuerte.
Me gustó mucho que el romance que presenta esta historia vaya creciendo de a poco y podamos acompañar a Shirin en todos los sentimientos y decisiones por las que tiene que pasar.
Los protagonistas tienen una profundidad increíble, de tal manera que puedes conectar muy rápido con ellos, ambos tienen problemas, cometen errores y quieren un poco de felicidad es sus vidas. Por eso puedo decir que lo que más me gustó es que fueran tan humanos.
Los personajes secundarios también me encantaron, en espacial Navid, el hermano de Shirirn, la forma en que quiere y cuida de ella es absolutamente hermosa.
En este libro la autora nos presenta una historia muy dura y que tristemente es la realidad de muchas personas. Nos muestra lo crueles que podemos ser y como basamos nuestras vidas en estereotipos.
La historia está narrada en primera persona desde la perspectiva de Shirin, y aunque no me suelen gustar este tipo de narraciones, en este libro me pareció ideal ya que su historia es el foco principal.
El final me pareció que estaba bien, dentro de todo era lo que me espera, pero aun así me dejo con una sensación un poco rara. Creo que llegué a conectar tanto con los personajes que realmente me entristeció que el libro terminara. 💔
Es el primer libro que leo de Tahereh Mafi y me sorprendió muchísimo, tienen un forma de transmitir emociones que hace que realmente lleguen al lector. Algunas escenas realmente me emocionaron, y con esto no quiero decir que me hicieron llorar, sino que realmente me hicieron pensar y reflexionar. Sin duda estoy ansiosa por leer otra de sus obras.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (87) Ver más Añadir cita
DiemDiem31 enero 2019
The more I got to know people, the more I realized we were all just a bunch of frightened idiots walking around in the dark, bumping into each other and panicking for no reason at all.
So I started turning on a light.
I stopped thinking of people as mobs. Hordes. Faceless masses. I tried, really hard to stop assuming I had people figured out, especially before I'd ever even spoken to them. [...] It scared me to realize that I'd done to others exactly what I hadn't wanted them to do to me: I made sweeping statements about who I thought they were and how they lived their lives; and I made broad generalizations about what I thought they were thinking, all the time.
I didn't want to be that person anymore.
I was tired of focusing on my own anger. I was tired of focusing only on my memories of terrible people and the terrible things they'd said and done to me.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
erick_ascencioerick_ascencio31 agosto 2019
Estaba cansada de centrarme en mi propia furia. Estaba exhausta de recordar solamente a las personas malas y las cosas terribles que me habían dicho o hecho. Estaba agotada. La oscuridad ocupaba demasiado espacio valioso en mi mente. Además, ya me había mudado lo suficiente como para saber que el tiempo era algo fugaz y limitado.
No quería desperdiciarlo.
Comentar  Me gusta         10
Annie_hatunaAnnie_hatuna01 diciembre 2019
Quizás era suficiente, pensé, saber que alguien como él existía en el mundo. Quizás era suficiente que nuestras vidas se hubieran encontrado y bifurcado, dejándonos a ambos transformados. Quizás era suficiente haber aprendido que el amor era el arma inesperada, el puñal que yo necesitaba para atravesar la rígida armadura que yo llevaba todos los días
Comentar  Me gusta         10
DiemDiem30 enero 2019
And I felt something pop inside my head. Brain cells dying, probably. He wasn't looking at me, he was looking at the two inches of floor between us and I thought maybe he was going to say something but he didn't. He just stood there, and I watched the gentle motions of his chest as he breathed, in and out, up and down, and I felt a faint spinning in my head, and like my body had overheated, and my heart would not stop, could not stop racing and finally he whispered the words -without touching me, without even looking at me- he said, "I just need to know", he said, "are you feeling this, too?".
He looked up, then. Looked me in the eye.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
DiemDiem30 enero 2019
And he kissed me.
It wasn't the kind of thing I'd read about. It wasn't quick; it wasn't soft and simple. He kissed me and I felt actual euphoria, like all my senses had merged and I was reduced to breaths and heartbeats and repeating integers. It was nothing like I thought it would be. It was better, it was infinitely better, in fact it may have been the best thing that had ever happened to me. I'd never done this before but somehow I didn't need a manual. I collapsed into it, into him, and he parted my lips and I loved it, I loved how he felt, how he tasted sweet and warm and I felt delirious.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: RacismoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿QUIÉN ESCRIBIÓ ESTOS LIBROS?

El fuego en el que ardo.

Javier Ruescas
Mike Lightwood
Adam Silvera
Blue Jeans

10 preguntas
37 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}