InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8492918381
Editorial: Puck (18/03/2019)

Calificación promedio : 4.25/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
Es el 2002, un año después del 11 de septiembre. Políticamente hablando, es un momento extremadamente turbulento, en especial para alguien como Shirin, una adolescente musulmana de dieciséis años que está cansada de ser estereotipada.
A Shirin no le sorprende lo horrible que puede ser la gente. Está cansada de las miradas groseras y los comentarios denigrantes —incluso de la violencia física— que sufre como consecuencia de su raza, su religión y la hiyab que... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
Lawerson
 31 marzo 2019
El año pasado fue cuando, al fin, pude lanzarme a leer los tres primeros libros de la saga Shatter Me de Tahereh Mafi, quedando completamente enganchada. Hace unos meses llegaba a España el cuarto libro gracias también a Puck, una continuación que, sin dudarlo, se colocó como mi preferido de la autora. Por aquel entonces, Tahereh ya había anunciado que también estaba escribiendo e iba a publicar un libro independiente que se acercaba mucho más a su realidad, un contemporáneo que recogía algunas vivencias de la autora al que llamaría A Very Large Expanse of Sea, ese libro que llegó a mis manos hace una semana bajo el título en España de al otro lado del océano y que, después de acabarlo en menos de un día, desbancó al cuarto libro de la saga Shatter Me para colocarse, sin dudarlo, en mi libro preferido de los que ha escrito, hasta ahora, la autora. Porque este libro es indispensable, una historia que llega para removerte completamente por dentro y dejarte con un mensaje que jamás voy a olvidar. Va a ser complicado hacer esta reseña, no sabéis la de cosas que he sentido con este libro mientras lo iba leyendo. Sé que, diga lo que diga, no le hará justicia. Pero lo voy a intentar.
Al otro lado del océano llega para contar una historia de las de verdad, descorazonadora y desgarradora, cruda y dura que, a día de hoy, todavía estoy procesando. Con una narración, desde el primer momento, en primera persona a través de nuestra protagonista, Shirin, me da escalofríos solo pensar que parte de lo que vive Shirin lo ha vivido Tahereh en algún momento de su vida, mostrando una cara horrible y de odio de un país que, desde ese día, no ha vuelto a ser el mismo. Antes de ahondar más en todo lo que nos ofrece al otro lado del océano, creo que es conveniente empezar por donde siempre he comenzado, comentando el estilo y ritmo de la historia. Ya desde el principio sabes que estás ante una historia que va a ser muy difícil olvidar, siguiendo a Shirin en los cambios constantes que ha tenido que soportar en tan poco tiempo, adentrándonos en un mundo muy desconocido para nosotros y que, de alguna manera, Mafi evoca con cada uno de esos sentimientos que había por entonces. Gracias a un estilo directo, algo que caracteriza a la autora desde el primer momento en el que lees algo suyo, los capítulos cortos y llenos de palabras fundamentales, sin caer en un relleno innecesario, hacen que pronto estés enganchada al libro, uno que, perfectamente, puedes leer en una sola tarde. Las emociones están a flor de piel, ríes pero lloras con Shirin, notas esa impotencia y el dolor constante que le rodea. Y, gracias a un romance dulce, bonito, lleno de esperanza, Tahereh Mafi dota a la historia de ese aspecto, dejándonos ver que, a pesar de estar andando por una oscuridad de rencor, odio e hipocresía, hay una luz al final del camino. Todo encaja bien, te vas enamorando de la historia, de Shirin, de ese romance poco a poco, a medida que vas leyendo. vas queriendo más y más y estás tan absorta y metida en el libro que todo duele cuando las cosas empiezan a ir mal.
Este libro es poderoso. Y no creáis que es un romance. Porque no lo es. El romance no es lo importante de esta historia, aunque sí tenga su papel fundamental. Lo importante de al otro lado del océano es la crítica social de aquellos años, y que todavía se arrastra hasta hoy, que la autora hace y, sobre todo, una lucha contra los prejuicios y estereotipos sublime. El racismo va a ser el escenario principal en la vida de una adolescente que quiere vivir como una chica normal, sin miedos, sin estar constantemente pendiente de posibles ataques hacia ella. Tahereh Mafi nos enseña la fealdad que escondemos, en mayor o menos medida, la humanidad. El desconocimiento de una sociedad que, de manera hipócrita, condenó a todo un colectivo. Sigo en shock, principalmente, por la fuerza que puede llegar a tener el odio y el miedo a la hora de destrozar la vida de una adolescente o de cualquier persona de otra edad. Solo por no atreverte. Solo porque te dejas guiar por lo que te dicen, llenándote la cabeza de prejuicios que no hacen nada bien. Este libro es una montaña rusa: estás ante momentos más relajados y felices, riendo, y pasas a un desastre que llena de lágrimas y tristeza todo. Hasta yo misma me he sentido cohibida, viendo de qué manera han manejado la vida de Shirin solo por pensar que ella es el problema, cuando el verdadero problema es esa sociedad que juzga antes de dar la oportunidad de explicarnos. Que nos calla, nos apalea, decide por nosotros sin dejarnos la libertad que merecemos.Tenemos que ser más conscientes de nuestros actos y palabras, aprender, ir hacia adelante en lugar de dar dos pasos atrás. Empatizar y aceptar, abrir los ojos a una realidad que se sigue menospreciando por culpa de los movimientos de otras personas que no tienen relación alguna con ellos. al otro lado del océano es todo eso y más, la realidad que se escondía por aquel entonces en una relación interracial y que, estoy segura, sigue estando.
Es cierto que el libro no es perfecto. Es cierto que el romance, pienso, sucede con algo de rapidez, algo que me hubiera gustado ver dentro de una cocción más lenta. Es cierto que Ocean, el chico en cuestión, no se ve del todo, no lo conocemos tan profundamente como a otros personajes de otros libros, no se muestra del todo, teniendo algunos datos relevantes, una dulzura increíble, y una valentía igual de grande, con los que, al menos, camina y podemos tener una conexión con él. Es cierto que la propia Shirin, como adolescente que es, podría haber gritado más alto en lugar de decidir qué es mejor para los demás y encerrarse en un mundo de no aceptación, bajarse de ese tornado de negatividad y lleno de dramatismo. Pero me da igual. Porque lo importante está, y el mensaje es tan claro, tan potente, tan impactante y tan esclarecedor, que me da igual.
Así pues, al otro lado del océano es ese libro del que todo el mundo debería de hablar, y el que todo el mundo debería leer. Una historia que sé que estará conmigo siempre, muy dura, plagada de una realidad escalofriante. Una historia que te desgarra el corazón y que habla por sí sola.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Nedyah
 01 abril 2019
Hoy vengo a hablaros de un libro autoconclusivo de Tahereh Mafi, autora más conocida por su saga Shatter Me, la cual aún no he leído y que, después de conocer la pluma de la autora en una novela cargada de realismo y sentimientos, tengo más ganas aún de ver cómo se desenvuelve en el género de ficción.
En al Otro Lado del Océano nos remontamos al año 2002, un año después de los acontecimiento del 11S cuando la ciudad de Nueva York, y todo el mundo, se fundió en el miedo y la catástrofe tras el atentado de las Torres Gemelas. La vida de Par Shirin cambió a partir de ese día, sufriendo los resultados del racismo y el odio hacia los que, como ella, proceden de una religión y un país que marcó el inicio de una guerra. Pero para Shirin es normal que la gente hable a sus espaldas y la miren con desprecio. Ha aprendido a vivir con ello día tras día. Sirin ha vivido más que cualquier persona de su edad, trasladándose con su familia cada cierto tiempo de un país a otro en busca de mejores posibilidades gracias al trabajo de su padre y, eso, en cierta medida le ha permitido blindarse y no anclarse a un lugar por mucho tiempo. Ahora le toca comenzar un nuevo instituto y la situación es la misma que siempre: risas a sus espaldas y desconocimiento hacia su religión y el significado de que Shirin lleve con orgullo un hiyab cubriendo su cabello. Lo que Shirin nunca imaginó fue encontrar a alguien que sabría mirar más allá de la religión y el desconocimiento, preocupándose por conocer a la chica sin prejuicios... Ocean le demostrará que no todo el mundo es igual y que aún hay esperanza en personas como él. Pero la relación entre los dos será complicada de cara al resto, a una sociedad que sigue basándose en los prejuicios y el miedo. ¿Qué ocurrirá?
Al Otro Lado del Océano, como veis, nos trae una trama realista, descorazonadora y cruda que tiene su base y raíz en el atentado del 11S y las consecuencias que trajo consigo de cara a los habitantes de Estados Unidos procedentes de Oriente Medio. En ese caso, las consecuencias en el entorno familiar de Shirin y, en concreto, con ella, una joven de dieciséis años que vive día tras día con miedo y rodeada de burlas e insultos que no entiende.
La novela está narrada en primera persona de la mano de Shirin y nos muestra la horrible imagen del odio de un país que, desde aquel fatídico día, no ha vuelto a ser el mismo.
Nos vemos arrastrados a una trama de instituto que, en cierta medida, seguro que es mucho más light que el sinfín de historias reales que, incluso hoy en día, ocurren no sólo en Estados Unidos, en relación a las diferencias raciales, religiosas o de cualquier otra índole, sino en todo el mundo.
A través de Shirin experimentamos de primera mano lo que es ser el objetivo de burlas e insultos que ocultan mucho más que el simple hecho de hacer daño psicológico o sentirse superiores a la persona objetivo del insulto, sino también al desconcierto y al desconocimiento hacia la realidad y lo que significa vivir en un país extranjero al que se trata de llamar hogar.
Es un claro ejemplo del dicho "cortar a todo el mundo por el mismo patrón", de juzgar a todos por igual por compartir rasgos comunes con unos cuantos que llevan sus ideologías a niveles extremos, y sobrecoge descubrir, aunque sea desde la ficción, palabras y hechos que se dan en la realidad a cada minuto.
Shirin es nuestra principal protagonista, una joven de dieciséis años que ha aprendido a vivir siendo el centro de atención y el objetivo de insultos y burlas. Su único fin es terminar el instituto sin causar alboroto, con la cabeza baja, y preparada para dar el salto hacia la universidad, un entorno que entiende más libre. Cuenta con la ayuda y el apoyo de su hermano Navid, un chico que lo ha tenido más fácil que ella de cara a las amistades y las habladurías. Navid es todo carisma y atractivo y sabe ganarse las amistades y la atención sin que se fijen en sus orígenes. Ambos comparten la pasión por el breakdance y, a través de este estilo de baile y del grupo que deciden formar con algunos amigos de Navid, Shirin encuentra su vía de escape, su modo de desconectar del instituto y de Ocean que, con el tiempo, está empezando a convertirse en alguien importante en su vida, en alguien por quién empieza a sentir algo más.
Ocean es un chico que comparte asiento y proyecto de biología con Shirin y que, por muy extraño que le parezca a la joven, se siente interesado por ella, por su vida, por ser su amigo. Y así, pese al miedo de que la relación de amistad les pueda afectar negativamente, en especial a Ocean, Shirin decide hacerle caso a su corazón y acepta empezar a quedar con él, a conocerlo más allá de las paredes del instituto. Ocean es un personaje que me ha encantado, un chico de diecisiete años que tiene muy claro lo que quiere y que no se deja llevar por el qué dirán o la opinión popular. Él tiene sus propias ideas y convicciones y no se deja avasallar por nada ni por nadie. Un personaje que se hace querer desde el minuto uno.
La historia también tiene su apartado romántico. Tiene un papel fundamental en la trama pero no es lo que más destaca de la misma.
La novela viene marcada más por la crítica social y el racismo que por el romance en sí, aunque la lucha contra todos esos prejuicios pasa a través de la relación entre Ocean y Shirin, a través de una chica normal y corriente que solo busca vivir su vida sin hacerle mal a nadie; una chica que quiere vivir su vida sin tener que estar mirando siempre por encima del hombro, con miedo, esperando el próximo ataque. Una chica que, por encima de todo, busca su felicidad, una felicidad que encuentra momentáneamente con Ocean y que termina convirtiéndose en una lucha de dos contra una sociedad que no es capaz de ver más allá de los estereotipos y los prejuicios y que se deja arrastrar por el miedo, el desconocimiento y el odio, destrozando en el proceso la vida de adolescentes y personas sin pararse antes a pensar en las consecuencias de sus actos y de sus palabras hirientes. Es una trama que, a través del amor, nos enseña la cruda realidad de muchas personas en el mundo y nos invita a pensar antes de actuar, a ser tolerantes y a aceptar a cada persona por como es, y no por razones de procedencia, religión, etc.
Taheren Mafi tiene una pluma directa, con capítulos breves y concisos que enganchan desde el primer momento y dejan con las emociones a flor de piel. Es una montaña rusa de emociones donde ríes, lloras, empatizas y te sientes impotente, sintiendo el dolor, el rencor, el odio y la hipocresía que envuelve a los personajes, pues no sólo Shirin termina experimentando la discriminación y las burlas. La trama va escalando, mostrando que el odio no se queda simplemente en la persona y se va extendiendo a todo lo que toca, como si fuera una clase de virus que contamina e infecta. Es una lectura light, pues los conflictos están orientados a la visión adolescente pero, aún así, se entiende que es un mero ápice de la realidad, y no por ello deja de ser duro de leer. Permite concienciar y hacerle ver al lector las consecuencias de la intolerancia y el rechazo.
En resumen, 'Al Otro Lado del Océano' es una novela cruda, realista y necesaria que trata el tema del racismo, el miedo y los prejuicios desde el punto de vista de una joven persa un año después del atentado 11S. Una chica que, por encima de todo, busca su felicidad, una felicidad que encuentra momentáneamente con Ocean y que termina convirtiéndose en una lucha de dos contra una sociedad que no es capaz de ver más allá de los estereotipos y que se deja arrastrar por el miedo y el odio, destrozando la vida de adolescentes y personas sin pararse a pensar en las consecuencias de sus palabras y actos. Es una lectura light, pues los conflictos están orientados a la visión adolescente pero, aún así, se entiende que es un mero ápice de la realidad, y no por ello deja de ser duro de leer.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
NievesLpez
 12 abril 2019
Al Otro Lado del Océano nos cuenta la historia de Shirin, una joven musulmana de dieciséis años que vive en Estados Unidos. Lleva la mayor parte de su vida cambiado de lugar de residencia, y en cada nuevo sitio donde reside con su familia siempre se encuentra con el mismo dilema y es la gente sin pararse a conocerla ya tiene ciertas opiniones sobre ella, su familia y su religión.
Shirin después de varios años cambiando de escuela ha establecido unas pautas para que las opiniones de la gente no la afecten, entre ellas está no establecer contacto con sus compañeros y pasar de las estupideces que sueltan por sus bocas. Pero cuando, un día tropieza con Ocean James ella no sabe que su vida está a nada de cambiar. Él no es igual de los demás con las que comparte sus estudios, y es que Ocean sentirá la necesidad de conocerla y descubrir todo lo que Shirin puede ofrecerle al mundo. Ella por el miedo a que la gente se vuelva en contra de Ocean y lo comience a criticar por pasar tiempo con ella, hará todo lo posible para que se alejarlo, por eso guardará todas sus energías para utilizarlas bailando en el grupo de break dance que ha creado su hermano junto con varios de sus amigos. Ocean no sé dará vencido tan fácilmente porque aunque ella no lo saben tienen muchas cosas en común, y están a nada de darse cuenta de ello.

El libro está narrado en primera persona por Shirin, nuestra protagonista. Nos encontramos con una historia de 288 páginas con 38 capítulos de una extensión corta, lo que logra que la lectura sea muy ágil y rápida de leer. La trama se centra en el racismo, aunque la autora también nos habla de la religión, la violencia física y los estereotipos. Además, a lo largo de la novela vemos una gran dosis de esperanza, valentía y búsqueda de la propia identidad. Es una historia muy dolorosa por los terribles acontecimientos en los que se ve envuelta la protagonista. Los personajes son una auténtica pasada, está muy bien perfilados son personas con sus defectos y sus virtudes pero, sobre todo, son cercanas.
Shirin. Nuestra protagonista femenina es fuerte, solitaria y arisca. Para dejar de lados los prejuicios de los demás se ha creado un gran muro donde a simple vista todo le resbala pero en el fondo, ella es una joven muy vulnerable. Es un personaje con el que he sufrido mucho por todo a los que tiene que enfrentar día sí día también, es una persona muy fuerte que en cada hoja nos dará grandes lecciones.
Ocean. Nuestro protagonista masculino es tranquilo, luchador y tiene un gran corazón. Parece que es un joven que lo tiene todo pero cuando lo vamos conociendo descubrimos que no todo es lo que parece, y que muchas veces las personas que parecen más felices son las que peor lo están pasando. Es un personaje diferente y con el que se congenia desde el primer instante por su personalidad.
Otros personajes que aparecen el libro son: Navid, Jacobi, Bijan, Carlos y los padres de Shrin.
Por último, ha sido un libro que me ha rompido el corazón por la historia tan desgarradora que contiene pero también, me ha abierto los ojos y me ha dejado grandes mensajes. Es un libro que trata temas de la actualidad aunque no deberían serlos, ya que cada persona del mundo tiene sus derechos y libertades, nadie tiene la potestad para ofender a otra persona porque ella sea de una raza o religión diferente. Cada persona tiene sus creencias y tenemos que respetarlas. Asimismo, es una lectura repleta de esperanza y coraje. El estilo de Tahereh Mafi es franco y directo, nos cuenta lo sucedido de manera clara sin divagar. El final, me ha dolido en alma aunque reconozco que es el mejor que podría tener la historia y por eso, solo puedo quedarme con una sonrisa tras leerlo y darle las gracias a la autora por todo lo que nos ha dado a través de esta historia que nunca olvidaré.

Al Otro Lado del Océano es una historia cruda, realista y auténtica que todo el mundo debería leer en algún momento de su vida. Es un libro que nos habla del racismo, los estereotipos y los prejuicios que existen hoy en día en nuestra sociedad.
Enlace: https://aprovechalavidacadad..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
noatbuk
 12 abril 2019
No soy mucho de este género, pero a rasgos generales el libro me ha gustado. Me interesé por él porque una historia narrada desde el punto de vista de una joven musulmana en el instituto me parecía bastante necesaria, y la verdad es que siendo sincera esto se me ha quedado un pelín corto y en muchos momentos me ha faltado crudeza 🤦🏻‍♀️
Aún así, me alegro de que hayan dado voz a una historia como esta y de saber que la adaptarán a la gran pantalla y se la seguirán dando.
Enlace: https://noatbuk.blogspot.com..
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (56) Ver más Añadir cita
DiemDiem31 enero 2019
The more I got to know people, the more I realized we were all just a bunch of frightened idiots walking around in the dark, bumping into each other and panicking for no reason at all.
So I started turning on a light.
I stopped thinking of people as mobs. Hordes. Faceless masses. I tried, really hard to stop assuming I had people figured out, especially before I'd ever even spoken to them. [...] It scared me to realize that I'd done to others exactly what I hadn't wanted them to do to me: I made sweeping statements about who I thought they were and how they lived their lives; and I made broad generalizations about what I thought they were thinking, all the time.
I didn't want to be that person anymore.
I was tired of focusing on my own anger. I was tired of focusing only on my memories of terrible people and the terrible things they'd said and done to me.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
DiemDiem30 enero 2019
And I felt something pop inside my head. Brain cells dying, probably. He wasn't looking at me, he was looking at the two inches of floor between us and I thought maybe he was going to say something but he didn't. He just stood there, and I watched the gentle motions of his chest as he breathed, in and out, up and down, and I felt a faint spinning in my head, and like my body had overheated, and my heart would not stop, could not stop racing and finally he whispered the words -without touching me, without even looking at me- he said, "I just need to know", he said, "are you feeling this, too?".
He looked up, then. Looked me in the eye.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
DiemDiem30 enero 2019
And he kissed me.
It wasn't the kind of thing I'd read about. It wasn't quick; it wasn't soft and simple. He kissed me and I felt actual euphoria, like all my senses had merged and I was reduced to breaths and heartbeats and repeating integers. It was nothing like I thought it would be. It was better, it was infinitely better, in fact it may have been the best thing that had ever happened to me. I'd never done this before but somehow I didn't need a manual. I collapsed into it, into him, and he parted my lips and I loved it, I loved how he felt, how he tasted sweet and warm and I felt delirious.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
DiemDiem31 enero 2019
The way he moved through the world made me think it had never occurred to him, not once, not even on a really rough day, to wonder whether he might've been a bad person. It was obvious to me that he didn't dislike himself. He didn't dissect his own mind. He never agonized over his actions and he was never suspicious of people. He never even seemed to experience embarrassment the way that I did. His mind seemed, to me, like an extremely peaceful place. Free from thorns.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
DiemDiem29 enero 2019
His body was hard and soft and my hands flew up, found purchase around his back and he caught me, wrapped his arms around me [...] we were still pressed together when instinct forced my head up, surprised, and I tried to speak but instead my lips grazed his neck, and for one second I could breathe him in, and he let go, too fast, and I stumbled; he caught my hands, and I looked at him, his eyes wide, deep, scared, and I pulled back, broke the connection, reeling.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: literatura juvenilVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





{* *}