InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Claudia Conde Fisas (Traductor)
ISBN : 8408229613
Editorial: Planeta (26/05/2020)

Calificación promedio : 3.05/5 (sobre 69 calificaciones)
Resumen:
Camilla Läckberg, una de las autoras de novela negra más leídas del mundo, con 26 millones de ejemplares vendidos en 60 países, se aleja de sus series de Fjällbacka y Faye y nos regala su novela más negra y adictiva: Mujeres que no perdonan, una historia cargada de tensión, suspense y giros impredecibles.

Ingrid, Victoria y Birgitta son tres mujeres muy distintas. Para el resto del mundo, llevan vidas aparentemente perfectas, pero las tres tienen alg... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (49) Ver más Añadir una crítica
lavidademisilencio
 25 junio 2020
Ingrid es una periodista con más de una década de experiencia pero, tras quedarse embarazada, su marido Tommy y ella deciden que deje su trabajo en el periódico donde ambos trabajan para cuidar de la niña. Una vez nace y la vida de Ingrid empieza a limitarse solo a su hija, los problemas entre la pareja empezarán a hacerse más y más evidentes hasta que Ingrid solo vea una solución posible.
Victoria es una emigrante rusa que, por necesidad, tuvo que mudarse a Suecia y contraer matrimonio con Malte. Dejó todo atrás con la esperanza de poder vivir una vida mejor, pero a veces las cosas no salen como uno las planea.
Birgitta es una maestra de infantil a punto de jubilarse. Casada con Jacob y con dos hijos (Max y Jasper) que, aunque ya mayores, aún dependen de ella, comenzará a plantearse su vida y sus opciones tras recibir una mala noticia.
¿Encontrarán estas tres mujeres la forma de ayudarse y liberarse las unas a las otras de las cargas que las atormentan?
Mujeres que no perdonan es una novela compuesta por capítulos cortos que intercalan las voces de las tres narradoras: Ingrid, Victoria y Birgitta. Esta técnica funciona muy bien para la historia porque hace que su ritmo sea ágil y dinámico, aspecto fundamental en el género en el que se enmarca.
Narrada en tercera persona y en pasado, la trama transcurre de forma lineal, alternando solo entre voces y no entre tiempos.
En cuanto a la pluma de la autora es sencilla y sin florituras. de normal, este hecho sería un punto a favor del libro pero con esta novela me ha pasado al contrario. al ser tan corta, necesitaba que se profundizara más y, en este caso, una narrativa más intensa me hubiese hecho empatizar con los personajes y creerme más la historia. Con Mujeres que no perdonan el estilo de la autora se me ha quedado corto para la emoción y tensión que demandaba la trama.
La trama es la razón principal por la que le di una oportunidad al libro. Su premisa, que tres mujeres estén sometidas a sus maridos y que, en venganza, planeen su asesinato, se me hacía muy interesante. Mi problema con la historia ha sido la forma de desarrollar esta idea.
En primer lugar, que usa clichés para justificar el crimen. Camilla Läckberg ha hecho una mezcla de todo lo que es "típicamente" machista. Se habla de maltrato, prostitución, abusos en el trabajo, sí, pero la autora lo ha juntado todo de mala forma, le ha puesto nombre y apellidos en las historias, y lo ha plantado en el libro esperando que funcionara, sin darle una mínima coherencia. El libro resulta un batiburillo bastante desdibujado de lo que significa estar a merced de un hombre. Si esta parte estuviera bien hecha, conectándola con la trama y dándole sentido, no puesta con calzador como es el caso, la historia me hubiese resultado más atractiva y el mensaje mucho más potente.
En segundo lugar, intenta vender una historia feminista en la que mujeres se ayudan unas a otras, cuando en realidad la trama está cargada de contradicciones y falta de sororidad. Celos contra otras mujeres, culpabilizar a la mujer y no tanto al hombre en casos de infidelidad... Mi problema con esta parte es sobre todo que la historia te la vende la autora como feminista y empoderante. Si no lo es, no pretendas venderlo como tal para ganar un par de lectores porque lo único que generas son unas expectativas que no puedes cumplir.
En tercer lugar, Mujeres que no perdonan plantea el asesinato como una solución fácil ante los problemas que se te presentan en la vida. La forma en la que el crimen y la muerte son banalizados, presentándonos de forma simplista lo que significa matar a alguien, me ha resultado un verdadero despropósito. Además de no resultar creíble, la falta de meticulosidad a la hora de planificar los asesinatos me ha parecido un insulto al género policiaco SPOILER ¿Quién puede creerse que tres mujeres que no han tenido en la vida ningún instinto criminal puedan, al final, llevar a cabo tres asesinatos perfectos y salirse de rositas? Nadie FIN DEL SPOILER
En cuanto al final, nada que no me esperara durante el transcurso de la trama. Predecible e incoherente, en consonancia con el resto de la historia.
De los personajes, para no hacer ningún spoiler, solo diré que la única que me ha gustado mínimamente ha sido Victoria. de todas ellas, era la que tenía un motivo más que aceptable para llevar a cabo el crimen. Birgitta también podía justificarse hasta cierto punto, pero en el caso de la motivación de Ingrid, no había por donde cogerla. Este personaje me ha resultado especialmente insoportable, egoísta e inmaduro y, desafortunadamente, es al que más voz se le da en la historia
En definitiva... Una historia que se vende como una oda al feminismo y un alarde de sororidad cuando no lo es en absoluto. Mujeres que no perdonan es un thriller del que solo salvaría que es de fácil lectura, pues no deja tras de sí ningún mensaje interesante y su desarrollo es, cuanto menos, un mero boceto de novela que parece escrito con prisa y sin esmero alguno.
Enlace: http://lavidademisilencio.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
jennybae
 11 abril 2021
Vaya libro! Llegué a la lectura sin ningún tipo de expectativas, la sinopsis me atrapó y decidí empezarlo. Me sucede algo curioso con esta historia, al comenzarlo me pareció tan familiar el argumento principal, casi como un deja vu o si alguna serie de tv ya lo utilizó, fue casi cómo si ya supiera que sucede en el resto del libro, lo calificaría de predecible. Es un libro muy corto, fácil se lee en 3 horas, sus capítulos son muy pequeños y en general es una historia entretenida, ni un solo momento me pareció aburrido, por el contrario tiene un ritmo bastante fluido para leerse en una sentada pero aunque la trama me agradó, me hubiese gustado que tuviera más giros argumentales ya que como dije todo fue predecible. Me gustó que se añadiera el #MeToo y que se mencionara que los hombres de poder juzgan a otros con mano dura haciéndose llamar "aliados" y utilizando el feminismo y apoyo como marketing pero cuando se trata de conocidos, amigos o compañeros deciden creerle al abusador y silenciar a las victimas.
Por otro lado, mi corazón se hizo pedacitos con Birgitta, todas tienen una historia de abusos con los hombres. Ingrid cuenta como su marido es un ególatra infiel, Victoria es comprada como esposa y su marido la humilla, objetualiza y deshumaniza tratándola como un animal; y finalmente Birgitta, una maestra que está a un par de años de jubilarse, que padece cáncer de mama (si no me equivoco) y que es golpeada brutalmente por su marido e ignorada por sus hijos. La situación de Birgitta es quizá la más triste, porque vive con la indiferencia de su familia, ni siquiera les menciona que tiene cáncer, su esposo la golpeaba en el pecho, costillas, vientre, lugares donde no se veía el maltrato y por eso ella jamás asistió a sus mastografías, para que el doctor ni nadie viera las marcas de golpes y sus hijos no se avergonzaran de su padre maltratador. Su historia fue la que más dolor me hizo sentir, sabemos que el mundo está lleno de personas infieles, de "hombres" misóginos y cuando pensamos en el concepto "abuso" o "violencia intrafamiliar" siempre imaginamos a mujeres jóvenes siendo maltratadas, cuando también les sucede a mujeres de edad avanzada, fue doloroso y me alegré mucho del final, quizás fue lo que más esperaba.
Ojalá se hubiera explicado un poco más sobre como se conocieron, cómo se dio la charla, en que clase de foro estaban como para llegar a ese acuerdo, ligeramente se siente un hueco en la historia pero estuvo bien, entretenido. Francamente el libro tiene una narrativa muy simple, pero quise rescatar "el mensaje" que tiene esta historia.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Kass_CK
 03 junio 2020
Camilla Läckberg es una de mis autoras de cabecera en cuando a novela negra se refiere, por eso ya os podéis imaginar que me emociono cada vez que sale uno de sus libros. En este caso, además, se trataba de un libro completamente independiente y con tres protagonistas muy diferentes de sus libros habituales por lo que la curiosidad se multiplicaba. Cuando lo tuve en mis manos lo primero de lo que me di cuenta, aparte de que me encantaba la edición, es de que era más corto de lo que viene siendo habitual y es que “Mujeres que no perdonan” no es una novela al uso, sino más bien, un gran relato corto.
Al abrir el libro conocemos a Ingrid, Victoria y Birgitta. Ingrid era una periodista que dejó su trabajo al convertirse en madre, Victoria tuvo que huir de Rusia y acabó aislada en una zona remota de Suecia y Birgitta está a punto de jubilarse cuando descubre que está enferma, ¿que las une? Que todas tienen una relación destructiva o abusiva y todas llegan a un punto de no retorno que las lleva a plantearse soluciones… soluciones drásticas y peligrosas. Es en este punto donde tres desconocidas acaban unidas de por vida.
Tengo que decir que, gracias al estilo de Camilla, es increíblemente fácil meterte de lleno en sus historias y dejar que te vaya guiando paso a paso. Este libro no es una excepción, aunque realmente es más conciso y directo, vives de lleno las circunstancias de estas mujeres y te enfadas o entristeces dependiendo de los acontecimientos, pero también tengo que reconocer que yo personalmente solo he empatizado con dos protagonistas porque Ingrid me decepcionó muchísimo cuando vi su situación al completo. No tiene nada que ver con Victoria y Birgitta se mire por donde se mire. Con esto no quiero decir que mi lectura se haya estropeado, todo lo contrario, porque me ha gustado muchísimo y creo que es muy interesante ver a estas mujeres de generaciones y circunstancias tan diferentes enfrentarse al horror de sus vidas y buscar toda la fuerza que les queda para salir adelante.
Camilla no ha decepcionado y si sueles leer sus libros o te gusta el género, será una lectura corta pero fantástica. Si por otro lado la novela negra no es lo tuyo, pero estás pensando en salir de tu rutina habitual para probar, me parece una oportunidad de oro para leer a una gran autora.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
LAKY
 11 junio 2020
Ingrid es una mujer casada con el director de un importante periódico sueco. Ella también fue periodista, y muy reconocida profesionalmente, pero lo dejó todo cuando nació su hija. Su matrimonio no pasa por el mejor momento.
Victoria es una joven rusa, una esposa “comprada”. Por determinadas circunstancias, tuvo que marcharse de Rusia y la mejor manera que encontró fue casándose con un sueco que buscaba esposa en una página web. le atrajo su cara de hombre bueno pero a veces la cara no es el reflejo del alma.
Finalmente, tenemos a Birgitta que hace años que sufre en silencio el sometimiento a su marido.
Llega un momento en que las tres mujeres, cada una por su lado, llegan al límite. La situación con sus maridos es insostenible. Tienen que hacer algo pero, ¿qué?
Mujeres que no perdonan” es una novela muy corta. Tan corta que se lee de tirón. Doscientas y pocas páginas con letra grande y un ritmo ágil hacen que las páginas vuelen entre las manos. al ser tan corta, no le da tiempo a la autora para profundizar ni en los personajes ni en la historia en sí. En este sentido, es una obra menor respecto a las diez novelas de la serie que le ha hecho famosa en las que los personajes ya son como de la familia (os recuerdo que he leído las diez) y las historias son más complejas. Ésta es una historia sencilla y que recuerda a otra novela bastante conocida (yo creo que pretende homenajearla) pero que cumple lo que promete: entretenimiento y enganche. Es la típica novela piscinera, para leer de tirón y disfrutar mucho mientras se lee. Que no va a quedar en los anales de nuestra memoria literaria, sin duda, pero como tantas otras.
Durante la primera mitad del libro la autora se dedica a presentarnos a las tres mujeres, describiéndonos un par de escenas en las que se ven envueltas con sus maridos. A pesar de la brevedad de esas escenas, he de reconocer que en algunas he quedado sobrecogida de lo que algunas mujeres tienen que aguantar. Me he enfadado y me he entristecido, sobre todo con dos (la tercera no me ha parecido tan grave el caso ni que requiriese una solución tan radical, ni mucho menos). La segunda mitad se dedica ya al asunto en sí. Para entonces ya nos imaginamos lo que, más o menos, va a pasar y sólo tenemos que averiguar cómo ocurre.
La novela se estructura en tres partes y un epílogo final que ocurre un año después de los hechos principales. Me encantan esos finales diferidos en los que podemos ver qué ha sido de la vida de los protagonistas. Cada parte se subdivide en capítulos de muy corta extensión, algunos apenas un par de páginas. Cada capítulo viene precedido por el nombre de la mujer que lo protagoniza. Es un narrador omnisciente quien toma la palabra en los tres casos y lo hace con un estilo conciso y directo. Sin grandes alocuciones, sin irse por las ramas, va directo al grano. En la novela predomina el diálogo sobre la narración lo que acrecienta muchísimo el ritmo
Conclusión final
Me ha gustado “Mujeres que no perdonan”. Una novela muy entretenida, de fácil y absorbente lectura, que se lee sin darte cuenta y que nos habla de tres mujeres (más bien dos) que aguantan lo que nadie debería aguantar. Un tema muy actual, desgraciadamente.
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
sanhezped
 03 enero 2021
Mujeres que nos perdonan es una novela corta, más de lo que parecen indicar esas 212 páginas, porque con una letra muy grande y capítulos muy cortos que provocan grandes espaciados de separación, en la práctica no llega por mucho a las doscientas páginas.
Lo cual en cierto modo puede incluso ser una ventaja, porque no te da tiempo a aburrirte y probablemente si hubiera sido más larga, hubiera conseguido cabrearme bastante más. Sobre lo del cabreo volveré luego.
Por el contrario, en tan breve espacio, apenas le da tiempo a contar el por qué de sus odios al marido y un poco de su vida personal. Pero poco más, con lo cual poco o nada profundiza en cómo pueden evolucionar unos sentimientos que te lleven a desear matar a tu marido. O hacer que lo maten por ti. Y por supuesto, nada de analizar cómo se pueden sentir matando a alguien a quién no conocen, que nada les ha hecho y del que ni siquiera saben los motivos por los que su mujer quiere matarlos.
Y aquí, en un remedo moderno de Atrapados en un tren (las comparaciones son odiosas y en este caso más aún), nada mejor que tres desconocidas maten a sus respectivos maridos pero matando cada una a uno de los maridos ajenos.
Algo que traman por Internet, por esa Internet oscura (como si fuese algo al alcance de cualquiera sin conocimientos. Y sin tener en cuenta que Victoria para estar mejor controlada por su marido ni siquiera tiene internet en casa y su móvil es de prepago y con muy poco saldo.

No sé si mi cabreo con el argumento se debe a ser hombre, que todo es posible, o a la absurda manera de plantearlo y justificarlo todo. Porque mi pregunta es ¿Qué tiene que ver el movimiento me too que no para de mencionarse en el libro con su situación? Porque una cosa es el maltrato o la infidelidad y otra muy distinta aprovecharse de una situación de superioridad, física, económica o de posición, para abusar de palabra u obra un hombre de una mujer. Que no es el caso.
No es de recibo el maltrato que sufren dos de las víctimas de esta novela, pero de ahí a justificar que a sangre fría quieran matar a sus maridos hay un abismo. Menos justificable es aún que la infidelidad deba pagarse con la muerte, como es el caso de una de ellas.

Demasiadas cosas poco justificables y a las que no contribuye la brevedad de la novela para justificarlas de un modo adecuado. O tal vez, la novela sea tan breve precisamente porque no hay manera de justificar lo injustificable.



OPINIÓN PERSONAL
Creo que está muy claro que esta es una novela que no recomiendo, por más que se lea muy bien, porque me parece que ese poco tiempo es en cualquier caso una pérdida total que puedes dedicar a otro libro. Si encima los tres asesinatos se plantean y ejecutan de aquella manera (un tanto chapucera) y que la autora me intente vender lo que no tiene posible venta, mezclando cosas que no tienen nada que ver como el movimiento del me too, un carro al que se sube sin venir a cuento porque la novela en ningún momento va de eso, hace que termine la novela cabreado por cómo ha tratado el tema y por la endeblez de la novela.


Enlace: https://www.elbuhoentrelibro..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Citas y frases (8) Ver más Añadir cita
Blog_La_CopelaBlog_La_Copela29 junio 2020
Las casas de los alrededores, con estrellas de Adviento en las ventanas, parecían tranquilas. Todo indicaba que en su interior vivían personas normales y honestas. Sin embargo, había por lo menos una mujer que odiaba a su marido hasta el punto de querer matarlo. Probablemente más de una.
Comentar  Me gusta         20
jennybaejennybae11 abril 2021
...antes de perder el conocimiento, se había preguntado cuántas mujeres a lo largo de la historia habrían acabado su vida con esa misma imagen delante: la cara del hombre con el que se habían casado, con los rasgos desfigurados por la ira, asesinándolas.
Comentar  Me gusta         20
lavidademisilenciolavidademisilencio28 mayo 2020
Durante mucho tiempo el abuso había formado parte del juego, pero ahora las reglas estaban cambiando.
Comentar  Me gusta         50
lavidademisilenciolavidademisilencio28 mayo 2020
Lo único que le pedía a la vida era el amor de las personas que más quería en el mundo.
Comentar  Me gusta         20
lavidademisilenciolavidademisilencio29 mayo 2020
No mataría a un hombre, sino que liberaría a una mujer.
Comentar  Me gusta         30
Videos de Camilla Läckberg (9) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Camilla Läckberg
Faye, una mujer con dos rostros y un pasado del que escapar.
Camilla Läckberg nos sorprende con una novela que reinventa la línea que divide el bien y el mal
Faye lleva una nueva vida en un pueblo de Italia. Su compañía Revenge va viento en popa y su exmarido está en la cárcel. Pero justo cuando piensa que todo ha vuelto a la normalidad, su pequeña burbuja de felicidad se ve de nuevo amenazada al descubrir que alguien intenta arruinar el sueño por el que tanto ha luchado. Los fantasmas del pasado todavía parecen estar muy cerca y dispuestos a arrebatarle todo lo que es suyo. Faye tiene que regresar a Estocolmo para salvar lo que más quiere. También hace una escapada a Madrid, un guiño a los lectores de nuestro país, que la autora adora.
+ Leer más
otros libros clasificados: novela negraVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
105 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro