InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8466329080
Editorial: Debolsillo (19/05/2016)

Calificación promedio : 4.13/5 (sobre 34 calificaciones)
Resumen:
«Y así como un poeta juega con las palabras, así ella jugaba a su antojo con los ingredientes y con las cantidades, obteniendo resultados fenomenales.» No siempre tenemos a mano los ingredientes de la felicidad. Tita lo había aprendido desde pequeña, cuando crecía en la cocina con Nacha y se le negaba toda posibilidad de vida propia desde su nacimiento. Pero lo que también aprendió Tita es que los ingredientes no son lo más importante para cocinar un buen plato... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (17) Ver más Añadir una crítica
Shorby
 03 marzo 2019
Leí esta novela hace muchísimo, después de quedarme maravillada tras ver su adaptación cinematográfica, que alquilé en su día y para variar, recomiendo.
Recuerdo que la ví en invierno tronchada el sofá, con mi manta y mis palomitas… sin saber exactamente de qué iba (sí, también lo hago con las pelis). Y me encantó, así que no pude más que correr a por el libro.
Pongámonos un delantal y hagamos una mezcla de todo un poco, echemos en un mortero un buen puñado de amor e incorporemos poco a poco fantasía, machismo, clasismo, fantasmas y drama, aderezándolo con cierto toque de telenovela. Añadamos otra pizca de humor y una cucharada colmada de erotismo.
Y voilà, “Como agua para chocolate”.
Estamos en los inicios del siglo 20, en un rancho de Latino América. Tita y Pedro son dos jóvenes que se aman con locura, sin embargo, su relación está condenada al imposible. Ella es la hija menor de la familia, así que por tradición, debe permanecer soltera y cuidar de su tirana y déspota Mamá Elena, que la hace su esclava hasta el último instante de su vida.
Así, Pedro, para permanecer lo más cerca posible de Tita y vivir bajo el mismo techo, decide casarse con su hermana Rosaura, que todo lo que tiene de fea, lo tiene de amargada.
La chica vive con las empleadas de la casa, Nacha y Chencha, que le dan el cariño del que se ha visto despojada.
Para regocijo del lector, los “malos” (o en este caso, malas) de la novela, se ven castigados cruelmente, sobretodo la hermanísima, que contrae una desagradable enfermedad hasta consumirse del todo…. y que no voy a contar, puesto que es digna de ser leída.
La cocina se convierte en el espacio de poder para Tita, pues tiene muy buena mano, ya que pone cada sentimiento en cada uno de sus platos. Literalmente.
Nos va dejando meter la nariz en su cocina y en su libro de recetas, que marcan periodos de su vida a lo largo de la novela.
Esquivel nos regala esta peculiar historia, cuyo punto fuerte a destacar es la forma de narrar la misma mediante las recetas de cocina que Tita prepara, dando paso tras ellas al capítulo que sigue.
Así pasa de ser una trama amorosa trillada, para convertirse en una pequeña joyita, con un final que a más de uno hará saltarse la lagrimilla.
Realismo mágico puro y duro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
mariajoseprincess
 31 enero 2018
Este libro me ha gustado mucho. No he leido mucho sobre la literatura mexicana y ahora me digo tonta por no empezar antes. Experimente emociones diversas: solidaridad con Tita, me identificaba con ella en lo de que su sobrina no repita su historia; tenia ganas de meterme en el libro y darle con algo a su mama, en fin.
Este libro no es solo de una historia de amor, tambien es una historia familiar, una historia gastronomica, una historia cultural. Lo recomiendo al 100%
Comentar  Me gusta         80
Yalonso
 15 marzo 2019
Simplemente genial, me encantó esta obra, debe ser que me gusta la cocina como a la protagonista y que la historia está contada tan simple y media cubierta con un velo místico que cumplió a la perfección con mi esquema de un libro entretenido, mágico, pero dentro de lo posible.
Comentar  Me gusta         20
PameMacBec
 24 noviembre 2017
Un libro que disfrute completamente de principio a fin. Me encantó, me enganchó, me enamoró.
Para mi fue uno de esos libro que ya quieres que se termine para saber qué es lo que pasa, pero al mismo tiempo no quieres terminar para poder continuar disfrutando de de la historia, de los personajes de este mundo.
Amé el hecho de combinar las recetas con la historia, me pareció un buen toque, muy original.
En lo personal es del tipo de libros que más disfruto, aquellos que hablan sobre la familia, tradiciones (que no siempre estoy de acuerdo con ellas e incluso en ocasiones me molesto, pero que disfruto mucho), sobre mi México de hace varias décadas, donde retratan cómo era la vida y ver que si somos un poco meticulosos daremos cuenta de que las cosas no son tan diferentes antes y a ahora.
Me encanta la forma en como Laura representa en este libro las diferentes formas de ser mujer durante esta época, ya que por un lado tenemos a mamá Elena, que es la matriarca, la "chicharrones truenan". Rosaura, la hermana que quiere seguir los pasos de mamá Elena, haciéndole segunda en sus intentos de preservar las tradiciones. Gertrudis, la más admirable de todas, ya que hace todo lo que está en sus manos para vivir su vida como ella quiere y convertirse en esa gran mujer a la que todos respetan. Y finalmente Tita, nuestra gran protagonista en la historia de amor imposible...
Si buscas una historia de amor con un toque de realismo mágico y una ligera pincelada sobre el México revolucionario, es el libro perfecto para ti.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
joana_alfaro
 23 febrero 2018
Leí este libro hace un par de años y recientemente fue mencionado en mi clase de Literatura, lo que me hizo recordar cuánto amaba esta historia. Recordé, sobre todo, lo mucho que sufrí a causa del amor imposible entre Tita y Pedro. Laura Esquivel describe de una manera que te hace sentirlo todo tan real que podía imaginarme perfectamente cómo sería ser Tita. "Necesito una respuesta en este momento, el amor no se piensa, se siente o no se siente". Debo admitir que también me enamoré de Pedro en cuanto dijo esa frase (¿Acaso va a llegar el día en que no nos enamoremos de personajes de ficción?). Su historia me tuvo enganchada hasta el final, romántica e inevitablemente trágica. Porque la única manera que encontró Pedro de estar cerca de ella era casándose con Rosaura y así, ambos estaban condenados a una infelicidad de la que solamente podían huir cuando estaban juntos.
El realismo mágico es otro elemento que siempre me gustó. Ya me había familiarizado con él porque había leído a Isabel Allende anteriormente, y en su momento me pareció tan extraña esa mezcla entre fantasía y realidad. Pero en este libro es ideal: a través de las recetas, Tita no sólo muestra su amor a la comida, sino también sus propias emociones y sentimientos, que son transmitidos a aquellos que comen. Así, cuando ella llora al cocinar, los que después comen lo que preparó comienzan a sentir una extraña e inesperada tristeza.En resumen, creo que este es uno de esos libros que uno no puede dejar de leer.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (3) Añadir cita
JazzzJazzz17 diciembre 2018
“-Como ve, todos tenemos en nuestro interior los elementos necesarios para producir fósforo. Es más, déjeme decirle algo que a nadie le he confiado. Mi abuela tenía una teoría muy interesante, decía que si bien todos nacemos con una caja de cerillos en nuestro interior, no los podemos encender solos, necesitamos, como en el experimento, oxígeno y la ayuda de una vela. Sólo que en este caso el oxígeno tiene que provenir, por ejemplo, del aliento de la persona amada; la vela puede ser cualquier tipo de alimento, música, caricia, palabra o sonido que haga disparar el detonador y así encender uno de los cerillos. Por un momento nos sentiremos deslumbrados por una intensa emoción. Se producirá en nuestro interior un agradable calor que irá desapareciendo poco a poco conforme pase el tiempo, hasta que venga una nueva explosión a reavivarlo. Cada persona tiene que descubrir cuáles son sus detonadores para poder vivir, pues la combustión que se produce al encenderse uno de ellos es lo que nutre de energía el alma. En otras palabras, esta combustión es su alimento. Si uno no descubre a tiempo cuáles son sus propios detonadores, la caja de cerillos se humedece y ya nunca podremos encender un solo fósforo.

Si eso llega a pasar el alma huye de nuestro cuerpo, camina errante por las tinieblas más profundas tratando vanamente de encontrar alimento por sí misma, ignorante de que sólo el cuerpo que ha dejado inerme, lleno de frío, es el único que podría dárselo."
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
AndreapgAndreapg16 septiembre 2018
El amor no se piensa: se siente o no se siente. Yo soy un hombre de pocas pero muy firmes palabras. Le juro que tendrá mi amor por siempre.
Comentar  Me gusta         00
SatrinaSatrina06 diciembre 2017
Lo malo de llorar cuando uno pica la cebolla no es el simple hecho de llorar, sino que a veces uno empieza y ya no puede parar.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: CocinaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

Como agua para chocolate

Laura Esquivel
Isabel Allende
Gabriela Mistral

15 preguntas
60 lectores participarón
Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..