InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8466329080
Editorial: Debolsillo (19/05/2016)

Calificación promedio : 4.1/5 (sobre 45 calificaciones)
Resumen:
«Y así como un poeta juega con las palabras, así ella jugaba a su antojo con los ingredientes y con las cantidades, obteniendo resultados fenomenales.» No siempre tenemos a mano los ingredientes de la felicidad. Tita lo había aprendido desde pequeña, cuando crecía en la cocina con Nacha y se le negaba toda posibilidad de vida propia desde su nacimiento. Pero lo que también aprendió Tita es que los ingredientes no son lo más importante para cocinar un buen plato... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (23) Ver más Añadir una crítica
mariajoseprincess
 31 enero 2018
Este libro me ha gustado mucho. No he leido mucho sobre la literatura mexicana y ahora me digo tonta por no empezar antes. Experimente emociones diversas: solidaridad con Tita, me identificaba con ella en lo de que su sobrina no repita su historia; tenia ganas de meterme en el libro y darle con algo a su mama, en fin.
Este libro no es solo de una historia de amor, tambien es una historia familiar, una historia gastronomica, una historia cultural. Lo recomiendo al 100%
Comentar  Me gusta         90
Cristi2510
 31 julio 2019
Con este libro tengo sentimientos encontrados, seguramente será porque tenía las expectativas muy altas. Durante años he oído hablar de él y me lo han recomendado hasta la saciedad, finalmente, este verano ha sido el momento elegido para leerlo.
La novela está estructurada en doce capítulos que se corresponden con los meses del año, y cada uno de ellos está titulado con el nombre de una receta de cocina. Tras dicho título aparecen los ingredientes que se necesitan para prepararla y cómo hacerla. A pesar de la originalidad de la estructura, creo que aquí se encuentra lo que ha hecho que no me haya fascinado su lectura. Iré por partes. Todos los capítulos se inician precisamente indicando cómo preparar la receta, pero esta no continúa, sino que se va entremezclando con el desarrollo de la trama. Hasta aquí no me ha resultado pesado. Sin embargo, lo que para mí ha desmerecido la lectura ha sido el hecho de no conocer gran parte de los ingredientes que se utilizan o incluso de algún que otro procedimiento. Por ello, esa parte de la lectura no me ha aportado nada. En cuanto a las recetas, tampoco me han gustado algunos de los ingredientes que sí conocía y, sobre todo, el modo de convertir a los animales en comida.
En cuanto a la trama, el amor creo que es el sentimiento que rige toda la novela, sin que se trate de una novela romántica al uso. Lo que no me ha gustado ha sido el realismo mágico que introduce la autora y que se manifiesta en un halo paranormal y en ciertos hechos fantásticos que no tienen cabida en la vida real.
Los personajes resultan cercanos y, como suele suceder en la mayoría de las novelas, a unos los he adorado y a otros los he odiado. La protagonista es Tita, mujer a la que la vida no se lo pone fácil desde el principio hasta el final del relato, y quien se ve envuelta en un triángulo amoroso del que le resultará difícil liberarse.
En definitiva, sí que me ha gustado, pero no ha sido lo que me esperaba. Es un clásico de la literatura que merece la pena ser leído para poder hablar con propiedad de él.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Shorby
 03 marzo 2019
Leí esta novela hace muchísimo, después de quedarme maravillada tras ver su adaptación cinematográfica, que alquilé en su día y para variar, recomiendo.
Recuerdo que la ví en invierno tronchada el sofá, con mi manta y mis palomitas… sin saber exactamente de qué iba (sí, también lo hago con las pelis). Y me encantó, así que no pude más que correr a por el libro.
Pongámonos un delantal y hagamos una mezcla de todo un poco, echemos en un mortero un buen puñado de amor e incorporemos poco a poco fantasía, machismo, clasismo, fantasmas y drama, aderezándolo con cierto toque de telenovela. Añadamos otra pizca de humor y una cucharada colmada de erotismo.
Y voilà, “Como agua para chocolate”.
Estamos en los inicios del siglo 20, en un rancho de Latino América. Tita y Pedro son dos jóvenes que se aman con locura, sin embargo, su relación está condenada al imposible. Ella es la hija menor de la familia, así que por tradición, debe permanecer soltera y cuidar de su tirana y déspota Mamá Elena, que la hace su esclava hasta el último instante de su vida.
Así, Pedro, para permanecer lo más cerca posible de Tita y vivir bajo el mismo techo, decide casarse con su hermana Rosaura, que todo lo que tiene de fea, lo tiene de amargada.
La chica vive con las empleadas de la casa, Nacha y Chencha, que le dan el cariño del que se ha visto despojada.
Para regocijo del lector, los “malos” (o en este caso, malas) de la novela, se ven castigados cruelmente, sobretodo la hermanísima, que contrae una desagradable enfermedad hasta consumirse del todo…. y que no voy a contar, puesto que es digna de ser leída.
La cocina se convierte en el espacio de poder para Tita, pues tiene muy buena mano, ya que pone cada sentimiento en cada uno de sus platos. Literalmente.
Nos va dejando meter la nariz en su cocina y en su libro de recetas, que marcan periodos de su vida a lo largo de la novela.
Esquivel nos regala esta peculiar historia, cuyo punto fuerte a destacar es la forma de narrar la misma mediante las recetas de cocina que Tita prepara, dando paso tras ellas al capítulo que sigue.
Así pasa de ser una trama amorosa trillada, para convertirse en una pequeña joyita, con un final que a más de uno hará saltarse la lagrimilla.
Realismo mágico puro y duro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
JanetGaspar
 11 agosto 2019
Como agua para chocolate” es un representante de la cultura mexicana escrito por Laura Esquivel y situado durante la Revolución Mexicana en Piedras Negras, Coahuila. Sigue la historia de Tita de la Garza, la menor de las hermanas Garza, quien es huérfana de padre y vive con sus dos hermanas mayores y su madre en un rancho. Tita es apenas una joven de escasos quince años cuando se enamora perdidamente de Pedro quien corresponde su amor con igual pasión; pero cuando Pedro va a pedir su mano la madre de Tita, mamá Elena, se niega en redondo pues es una tradición familiar el que la hija más pequeña permanezca soltera para cuidar a sus padres en su vejez.
Esta vendría a ser la premisa del libro, pero estamos ante una novela que es mucho más que eso, los capítulos están separados por recetas y no, no se trata de un recetario, los alimentos se confunden con la narración dándonos una delicia literaria y gastronómica, vamos a ello.
La comida
Para nuestra protagonista, Tita, la comida no es solo ingerir alimentos, por medio de la comida puede liberar su alma, por medio de la comida puede lograr tocar los corazones de los que la rodean y tú como lector no puedes hacer otra cosa que caer atrapado, completamente enredado en la gastronomía mexicana.
Creo que nunca he encontrado otro libro como éste, un libro donde un enamoramiento es como un buñuelo puesto en aceite, donde el amor se tiñe de sangre y rosas, en el cual la tristeza se vuelca en una cena de bodas que provoca que todo mundo se enferme y la novia termine cubierta de vomito.
Por medio de la comida Tita puede ser sensual, puede ser atrevida, cariñosa, leal o mostrar su disgusto. La preparación de cada comida marca un momento importante en la vida de la protagonista. al final de cada capítulo te das cuenta que estas enredado, completamente seducido por el mundo detrás de una cocina.
El marco histórico
Éste libro no se puede juzgar con las reglas del mundo actual, está situado en la Revolución, una era violenta donde los mandatos familiares eran férreos, donde la obediencia a los padres era ciega y las mujeres solo eran importantes en la medida que eran útiles en su casa o para tener hijos.
La Revolución, como un personaje más del libro, asoma de vez en cuando entre las páginas, ya sea para robarse las gallinas, violar a las mujeres o aterrorizar a la población. Aun así su importancia no es trascendental en el libro, apenas como un telón de fondo para que no se te olvide donde estas parado.
Los personajes
Con los personajes he tenido un problema y es que la pluma de Esquivel es completa y totalmente femenina, durante toda la narración seguimos a Tita, la entendemos, la queremos, incluso logramos simpatizar con su amor torturado pese a que su comportamiento en ese asunto es altamente censurable. Pero, ¿qué hay con el coprotagonista?, de Pedro lo único que podemos decir es que es cobarde, celoso, estúpido y cuanto epitafio negativo exista. Hace tiempo que no la pasaba tan mal con un personaje, el peor fallo de esta novela es, sin lugar a dudas, éste hombre que no hace absolutamente nada por merecer el amor de Tita y sin embargo exige su devoción.
En definitiva 4 estrellas por el romance que no logró más que enojarme, pero magnifico en todos los demás ámbitos.

Enlace: https://janetgaspar.blogspot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
erasibanez
 30 agosto 2018
Este libro nos cuenta la historia de Tita y Pedro, una pareja de jóvenes que se aman pero no pueden estar juntos debido a que, como marca la tradición, al ser Tita la menor de las hijas se verá obligada a quedarse soltera, cuidando de su madre hasta que ésta se muera. Pedro entonces decidirá casarse con Rosaura, la hermana de Tita, para poder estar cerca suyo. Receta para el desastre, literalmente, ya que esta historia utiliza la pasión que siente Tita por la cocina junto con el realismo mágico y el drama por doquier para transmitir esta historia atrapante y triste y divertida a partes iguales.
Comentar  Me gusta         50
Citas y frases (10) Ver más Añadir cita
JazzzJazzz17 diciembre 2018
“-Como ve, todos tenemos en nuestro interior los elementos necesarios para producir fósforo. Es más, déjeme decirle algo que a nadie le he confiado. Mi abuela tenía una teoría muy interesante, decía que si bien todos nacemos con una caja de cerillos en nuestro interior, no los podemos encender solos, necesitamos, como en el experimento, oxígeno y la ayuda de una vela. Sólo que en este caso el oxígeno tiene que provenir, por ejemplo, del aliento de la persona amada; la vela puede ser cualquier tipo de alimento, música, caricia, palabra o sonido que haga disparar el detonador y así encender uno de los cerillos. Por un momento nos sentiremos deslumbrados por una intensa emoción. Se producirá en nuestro interior un agradable calor que irá desapareciendo poco a poco conforme pase el tiempo, hasta que venga una nueva explosión a reavivarlo. Cada persona tiene que descubrir cuáles son sus detonadores para poder vivir, pues la combustión que se produce al encenderse uno de ellos es lo que nutre de energía el alma. En otras palabras, esta combustión es su alimento. Si uno no descubre a tiempo cuáles son sus propios detonadores, la caja de cerillos se humedece y ya nunca podremos encender un solo fósforo.

Si eso llega a pasar el alma huye de nuestro cuerpo, camina errante por las tinieblas más profundas tratando vanamente de encontrar alimento por sí misma, ignorante de que sólo el cuerpo que ha dejado inerme, lleno de frío, es el único que podría dárselo."
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
Cristi2510Cristi251031 julio 2019
Si por una emoción muy fuerte se llegan a enceder todos los cerillos que llevamos en nuestro interior de un solo golpe, se produce un resplandor tan fuerte que ilumina más allá de lo que podemos ver normalmente y entonces ante nuestros ojos aparece un túnel esplendoroso y que muestra el camino que olvidamos al momento de nacer y que nos llama a reencontrar nuestro perdido origen divino. El alma desea reintegrarse al lugar de donde proviene , dejando al cuerpo inerte.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
Cristi2510Cristi251031 julio 2019
No me importa lo que hiciste, hay acciones en la vida a las que no hay que darles tanta importancia, si estas no modifican lo esencial.
Comentar  Me gusta         10
Cristi2510Cristi251031 julio 2019
La mera verdad es que la verdad no existe, depende del punto de vista de cada quien.
Comentar  Me gusta         10
AndreapgAndreapg16 septiembre 2018
El amor no se piensa: se siente o no se siente. Yo soy un hombre de pocas pero muy firmes palabras. Le juro que tendrá mi amor por siempre.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: CocinaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

Como agua para chocolate

Laura Esquivel
Isabel Allende
Gabriela Mistral

15 preguntas
75 lectores participarón
Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro
{* *}