InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Regina López Muñoz (Traductor)
ISBN : 8417800344
Editorial: Errata Naturae (21/08/2019)

Calificación promedio : 4.67/5 (sobre 12 calificaciones)
Resumen:
Vera Brittain dedicó casi veinte años a escribir esta obra portentosa, en la que debía haber espacio «para los seres queridos y también para aquellos a quienes no conoceremos nunca, pero que, no cabe duda, son nuestros iguales». Pocas veces se ha contado la vida de aquella juventud, la que sufrió la Primera Guerra Mundial y la posguerra, con tanta profundidad, elegancia y exactitud. Se combinan aquí las peripecias (siempre verdaderas) de la hija del propietario de u... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (9) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 05 August 2022
#RetoEdwardianspirit de la cuenta @victorianspiritsblog, premisa “Libro Sobre la IGM”.
Posiblemente el libro al que más ganas tenia de hincar el diente este año. “Testamento de Juventud” era una obra que lleva muchos años en mi lista de libros de pendientes. Si no me he atrevido con él antes ha sido, para vergüenza mía, simplemente porque su considerable volumen (más de 800 páginas) me daba respeto o, directamente, pereza, según las circunstancias. Más tonta he sido yo, si me hubiera animado con él antes, antes hubiera podido disfrutarlo.
Nos encontramos ante la biografía de la periodista, escritora y activista política Vera Brittain, la cual narra sus primeros treinta años de vida. Así conoceremos, primero, a la idealista y ambiciosa hija de un fabricante de papel que luchó enconadamente por ser entrar a estudiar a Oxford con el sueño de ser escritora. Y luego veremos como todo su idealismo se trunca con la llegada de la guerra, a la cual son enviados sus mejores amigos, su hermano y su prometido, el poeta Roland Leighton. La parte central del libro serán las experiencias de la propia Vera como enfermedad de guerra en diferentes puntos del conflicto. El último tercio de la biografía nos habla de los años posteriores a la guerra, de la vuelta de Vera a Oxford y de sus primeros inicios en la política y como escritora. Es un testimonio agridulce sobre cómo las heridas que dejó la guerra en ella fueron, poco a poco, curándose. Dejando cicatrices imperecederas en ella, a quien,a veces a regañadientes, no le quedo otra que sobrevivir.
Creo, sinceramente, que nos podría haber elegido mejor libro para esta premisa.Y es que uno de los centros emocionales de este libro es ver como la Primera Guerra Mundial supuso un cambio generacional y de mentalidad tan enorme como brusco. Los herederos de la bien pensante y segura sociedad victoriana vieron como todas sus creencias, cimentados en el apogeo social, económico y político de Inglaterra durante la vida de sus padres y abuelos; se desmoronaban de una forma catastrófica hasta quedar reducidos a polvo y ruinas. La Primera Guerra Mundial supuso un golpe tan duro como doloroso para todo esos jóvenes, que habían pasado unas infancia seguros y confortables, que daban por hecho que todos los privilegios entre los cuales habían nacido y se habían criado, como la bonanza económica, el bienestar emocional, y el derecho a ser feliz; eran algo indiscutible y que les pertenecía por entero. Y de la peor forma posible todo ese mundo se vino al traste para dar paso a otro completamente nuevo. Los niños y adolescentes de aquel entonces se vieron obligados a convertirse en adultos más cínicos e inseguros, que cargaban el peso de todos los traumas que un conflicto de proporciones tan enormes les impuso, tanto a nivel emocional como físico. Toda esta transformación ideológica dejó su peso en todas las ramificaciones de la sociedad, tanto en cultura, como en filosofía, en forma de actuar. Y este cambio progresivo queda muy bien testimoniado en el libro que ahora nos ocupa. de la mano de Vera Brittain podemos ser testigos ese antes, durante y después con todo lujo de detalles y de una forma que sumerge totalmente al lector contemporáneo en esa vorágine de cambios.
Como testimonio de una época “Testamento de Juventud” es una fuente impagable. Para su composición, la autora no solo recurre a su propia lectura. Se apoya en cartas que recibió o escribió en ese momento, en su diario, en recortes de prensa y lecturas y en los recuerdos de conocidos. El resultado es una crónica fresca y a la vez muy meticulosa, llena de detalles y en la que todo está nítidamente trazado. Tanto detallismo es una de las cosas que más me ha sorprendido, en el sentido de que Vera nos dice a la perfección el día concreto en que sucedió tal cosa, o le afecta esa exacta en que tal persona dijo tal cosa. Es cierto, que hubo momentos en los que está narración se me hizo un poco pesada y densa. Esto me pasó pasó especialmente al final, con todo lo relacionado con la Sociedad de Naciones. Pero creo que eso se debía más bien a lo poco receptiva que soy a su heredera directa, la ONU. Pero por lo demás, agradezco mucho el esfuerzo de veras ya no solo para narrar sus vivencias como enfermera, sino también su historia como hija de un fabricante de papel y sus esfuerzos para entrar en Oxford antes de la guerra. La forma en que representa como todo su idealismo y todos sus sueños poco a poco fueron truncándose cuando se alzaron los tambores de guerra, y de las masas de enfermos y heridos que ésta dejó a su paso. La crisis existencial y humana que padeció una vez que terminó el conflicto, y la forma en que fue volcándose más en sus estudios, en sus sueños (que la guerra solo había pospuesto, nunca truncado) y en el activismo político, como medios para cambiar el mundo y hacer de él un lugar mejor para las generaciones venideras. Pero no puede evitar enternecerme con esto, en el sentido de que no dejan de ser las esperanzas en las que se cobijaron las perspectivas de muchas de las personas que sobrevivieron a la guerra y que querían creer, firmemente, pese a todo, en que después de tanto horror un mundo mejor sí era posible.
Si algo es “Testamento de Juventud” es, en primer lugar, un alegato contumaz en favor de la paz. Desde su posición como enfermera en Inglaterra, Malta y el frente francés, Vera es una testigo de primera fila de los horrores y el sinsentido que la guerra genera. Y pone el énfasis en la forma en que esta crea heridas físicas y mentales en los combatientes y supervivientes de la misma, en el sinsentido que resulta matar a personas a las que no conoces de nada y, por lo tanto, no tienes motivos para odiar. La crueldad, la inutilidad y la virulencia del conflicto son plasmados con un realismo crudo que te produce un nudo en el estómago mientras lo lees. Porque sabes que todo eso fue atrozmente letal y real. Un mundo de pesadilla materializado en plena Europa, y que después ha seguido edificándose en diferentes lugares del mundo y épocas. En ese sentido, y desde mi perspectiva de lectora del futuro que sabe que aconteció después, me resulta de una ingenuidad sorprendente que confiase tanto en el dialogo entre naciones como medio para evitar cualquier otra guerra.
Pero ante todo “Testamento de Juventud” es una canción de amor, una elegía para aquellos que su creadora amo y perdió en la guerra. Y, en general, para todos aquellos que perdieron la vida en los campos de batalla, todos esos nombres conocidos y anónimos. Toda esa generación perdida de jóvenes llenos de ambiciones, talentos y sueños, que tenían sus propias historias y sus propias esperanzas, que tanto podían haber aportado a sus familias y al mundo entero en otras situaciones. Jóvenes cuyas vidas fueron cruelmente segadas por el sinsentido de la guerra, por las ambiciones y la falta de empatía de unos pocos, que sin ningún tipo de escrúpulos les llevaron a luchar y a morir en pos de unos ideales que pronto se mostraron huecos e insuficientes para justificar el coste que supusieron.
A medida que vas leyendo las más de ochocientas páginas que componen ese primer tercio de su vida que biografía en este tomo, Vera se nos va presentando como una mujer de matices y contrastes que van emergiendo a lo largo de todo el texto, a medida que su propia forma de pensar y su evolución se van produciendo al son de los avatares de la guerra y la paz. Es imposible que sea una narradora que deje indiferente a nadie. Hay algo profundamente atrayente en Vera,en lo avanzada que era para su época en cuestiones como el feminismo . En su lucha enconada contra todos los obstáculos que se encontró desde su adolescencia, y de recomponerse frente a ellos, aunque aquello doliera más que la propia herida. En la claridad, inteligencia y seguridad con la que expone todos sus ideas y los argumenta. Resulta cuanto menos conmovedor ver la forma de cómo esta enfermera sin vocación y que solo quería estudiar y ser escritora, se consagró al arte de curar durante los años que duró la guerra, tanto por ella misma como por aquellos que quería y que estaba en el frente, con el fin de sentirse más cerca de ellos. Quizás empezó la enfermería de una forma no exenta de algo de egoísmo, pero el resultado fue terriblemente altruista, acabo consagrándose totalmente a ella, tratando de ayudar a todos aquellos a los que pudo. Y a la vez puede llegar a resultar a veces muy irritante, ya que ella misma no oculta que a veces, pese a todo su bagaje cultural y su apertura de miras, que puede resultar increíblemente snob y estar plagada de todo tipo de prejuicios culturales y sociales . Pero, al fin de al cabo, todo esto nos permite comprender y conocer mejor a la mujer que maneja la pluma, a la que no deja de ser la protagonista de esta historia, aunque la misma este dedicada a quienes ya no están. Vera fue una mujer de carne y hueso, con sus virtudes y defectos, sus caídas y sus momentos álgidos, sus complejos y sus miedos. Y todo eso se plasma con todas sus luces y sus sombras.
Mientras leía, muchas veces, no podía evitar comparar a Vera con otra feminista y escritora destacada de su misma época, la cual aparece mencionada en la contraportada de este libro: me refiero, como no, a Virginia Woolf. Tanto Vera como Virginia nacieron en familias burguesas y monetariamente solventes que les proporcionaron una excelente educación y una crianza que, por diferentes medios, les permitió acceder a un mundo intelectual que no estaba al alcance de muchas de sus contemporáneas. Y también, por diferentes medios, lograron convertirse en escritoras y alcanzar un alto grado cultural e intelectual e independencia económica. al final, aunque sus ideas fueran muy avanzadas para la mentalidad de su época ( eso es indiscutible) las dos son, de alguna forma, hijas de la clase social en la que nacieron en sus ideas, y de la estabilidad y confianza que da saber que siempre tendrán dinero en su bolsillo. Y eso se manifiesta en ciertos prejuicios que aun empañan ideas que, insisto, no por ello son menos avanzadas. de todas formas, también os digo que me siento más identificada con todo lo que dice y defiende Vera sobre el feminismo y la percibo más abierta de mirad en sus ideales. al final se nota que todo lo que ella consiguió en su vida adulta fue, en gran parte, gracias a su propio esfuerzo personal y a su tesón, ya que en ese sentido Virginia tuvo más suerte, ya que gracias a una herencia logró cierto desahogo económico que le permito centrarse en sus escritos . Vera, al fin de al cabo, tuvo que estudiar y trabajar mucho para lograr primero la independencia económica, y luego el respeto de sus colegas de profesión.
Para acabar, solo puedo decir que una de las mejores cosas que le pueden pasar a un lector es que un libro al que le tenia muchas ganas cumpla con sus expectativas. Y no eran pocas las que tenia puesta en “Testamento de Juventud”. Pero, al mismo tiempo, eso ha sido el gran problema con el que me he encontrado con este libro. Aunque se encuentra, de cabeza, en mi lista de libros preferidos de año, estaba más que convencida de que iba a ocupar el primer puesto. Y eso no ha sido así. Ese es el único punto negativo que puedo encontrarle a una lectura que creo, sinceramente, que debería leer todo el mundo en algún momento de sus vidas. El libro es un sobrecogedor relato sobre la guerra y la pérdida, escrito por una mujer fuerte que no tiene miedo en plasmar , ya no solo su propia alma, también como fue esa época tan turbulenta con total veracidad, y en como todo lo que vivió la afecto y la cambio de una forma cruda y conmovedora. La historia de Vera es la historia de miles de personas anónimas que también sufrieron en sus propias carnes todo lo que supuso la I G.M. Sus aportaciones fueron vitales no solo en el momento preciso de la guerra, sino que también ayudaron a que el mundo se levantará después de ello y siguiera adelante, aunque de todos es conocido que apenas 30 años después la historia volvería repetirse. “Quien no conoce su historia está condenado a repetirla” sentencia la cita. Y por eso creo firmemente en el valor de esta lectura, que puede enseñar al lector moderno que todo lo que estamos viviendo ahora no se diferencia tanto a lo que ocurrió a principios del siglo XX. En nuestras manos está impedir que no se repita las barbaries y las masacres que, por desgracia, tanto han caracterizado el paso del hombre sobre la tierra.
Lo único que puedo decir es que este libro ha venido para ocupar ya no solo un puesto importante en mis estanterías, sino también en mi memoria. Es un libro de muertes, sufrimientos y dolor, pero también de valor, renacimiento y esperanzas. Es la vida misma, y por eso impacta tanto leerlo.


+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Koke
 19 September 2020
Vera Brittain nos lleva de la mano por sus primeros e intensos años de vida, pasando brevemente por la niñez y la adolescencia para dedicar el grueso de estas memorias a los años entre 1913 y 1923, desde que comienza a prepararse para ser aceptada en Oxford hasta que se casa.
No quiero hablar mucho sobre el argumento, simplemente diré que su vida se vio interrumpida en 1914 por la Primera Guerra Mundial, en la que ella estuvo de voluntaria en Londres, Malta y Francia como enfermera y por la que perdió a muchos seres queridos.
En estas memorias encontraréis a una mujer con mucho carácter y las cosas claras (si bien no es necesariamente una persona agradable, al menos para mí). Siendo el mensaje más importante la aversión por la guerra bajo cualquier pretexto o forma, tampoco deja atrás temas y eventos fundamentales en el feminismo de la época. Además evita constantemente criminalizar a uno de los bandos y, a pesar de sus propias pérdidas a manos de los alemanes, reconoce en ellos a personas, en lugar de los monstruos que retrata la propaganda de guerra.
Otro punto muy importante es que, sin saberlo, la autora deja entrever el resentimiento que inevitablemente llevará a la Segunda Guerra Mundial, y critica en ensañamiento de Los Aliados contra los países perdedores que quedaron en la más absoluta ruina económica, con civiles muriendo de hambre por millares.
En definitiva, es una lectura que recomiendo muchísimo. He sido incapaz de contener las lágrimas e, incluso, alguna sonrisa. La calidad narrativa es impecable y es muy informativa sin ser aburrida. No dejéis de mirar la segunda foto de este post, son las tres personas que más me han marcado en la lectura y no creo que les olvide.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
lauralovebook
 19 September 2020
Esta es la historia de una talentosa chica de provincias de familia acomodada que desea romper con los moldes. Ella desea sobresalir, no quiere limitarse a ser presentada en sociedad y asistir a los bailes donde se tiene que dejar ver para conseguir un buen matrimonio. Ella quiere estudiar en la universidad, quiere igualdad, quiere ser escritora. Vera consigue entrar en Oxford no sin mucho esfuerzo pero sus planes, como bien refleja el contundente inicio de este libro, se ven truncados por la Gran Guerra. «Cuando estalló la Gran Guerra, me lo tomé no como una tragedia superlativa, sino como una exasperante interrupción de mis proyectos personales.» (pág. 9)
⭐️
La joven Vera ve partir a su hermano y amigos hacia la guerra y decide aparcar los estudios, que de repente se le antojan frívolos, para inscribirse como enfermera voluntaria en el ejército. Durante la guerra se mantendrá la tensión entre su necesidad de formase académicamente y la de sentirse útil (y ocupada para no pensar más allá) sirviendo como enfermera. al finalizar la guerra Vera buscará volver a encajar en la vida que había dejado en standby, abogará por la paz y la igualdad e intentará labrase una carrera como escritora.
⭐️
Con este maravilloso relato en que Brittain se sirve de numerosos extractos de su nutrido diario y de la correspondencia intercambiada con sus seres queridos nos acercamos a una historia conmovedora que refleja los estragos que causó la Primera Guerra Mundial a la que ella misma califica como la “condenada generación”.
⭐️
En varios puntos coincide la autora con aspectos recogidos en “Un Hobbit, un armario y una Gran Guerra”. La ingenuidad con que inicialmente la población afrontaba la contienda, la defensa de una guerra santa por parte de algunos, los problemas del progreso de la civilización, la inmensa tristeza por las vidas y el talento perdido.... «Qué desperdicio de Juventud, qué agostamiento de lo que nació para la Poesía y la Belleza.»
⭐️
Me he emocionado y he llorado como nunca lo había hecho con un libro. La cercanía con que está escrito, el lenguaje poético, la belleza de las cartas que Vera intercambió con sus chicos...me ha robado el corazón
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Elrincondelaslectoras
 22 September 2021
Vera nos relata parte de su vida en este libro. Nos cuenta su pasión por la literatura desde pequeña, su lucha por ir a la universidad contra de la opinión de su familia, nos habla de amistad, de amor, de cómo transcurría su vida acomodada planes y proyectos futuros, hasta que llegó la guerra, para poner su mundo y el de todos los que le rodean patas arriba. Mientras sus conocidos varones luchan en el frente, Vera se alista como enfermera voluntaria, con esa conciencia solidaria de sentirse útil. Cuando la guerra termina, debe enfrentarse a todas las secuelas emocionales, psicológicas y físicas, además de adaptarse a una sociedad, que precisamente por acarrear esas secuelas, la rechaza. Vera se convierte en una convencida feminista y en una gran oradora en defensa de la paz.
Diría que este libro tiene su importancia histórica, ya que será de los pocos testimonios que existen sobre las vivencias de una mujer contadas en primera persona durante la I Guerra Mundial y la postguerra. Un homenaje a toda una generación de hombres y mujeres que vieron como la guerra paralizaba sus vidas y rompía sus ilusiones.
Una narración fascinante, con mucho dolor en sus páginas, pero también con una gran historia de esfuerzo y superación. He sentido una gran admiración por Vera, una mujer fuerte, luchadora, comprometida, feminista, pura inspiración y con un gran corazón junto al que he sufrido durante toda la novela. He vivido con mucha intensidad esta lectura, me he emocionado con su dolor, me he alegrado de sus logros, he vivido con ansiedad sus preocupaciones, he visto con ella los maravillosos paisajes que nos describía.. Una lectura intensa, emocionante y absolutamente conmovedora, ya que continuamente te encuentras con los sentimientos a flor de piel, todo contado con una gran exquisitez con la que están escogidas las palabras y con un lirismo que a mí me atrapó desde el principio. Un libro que recomiendo muchísimo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Paginas_adulteradas
 10 November 2020
Vera Brittain no tenía vocación de enfermera, pero dedicó sus mejores años, su juventud, a ayudar en una de las mayores catástrofes de la humanidad, la Primera Guerra Mundial. Con un estilo directo y sincero, pero a la vez poético, describe su experiencia y la de su hermano, prometido y amigos, todos ellos alistados. "Testamento de juventud" es una combinación única de narración, extractos de su diario personal y de la correspondencia que mantuvo con sus seres queridos durante aquellos años convulsos.
En un día como hoy y en una situación como la actual, su mensaje sigue vigente:
Basta con que un oficio sea calificado de "vocación" para que unas autoridades irresponsables se sientan con total libertad de ejercer un tipo de explotación que no halla excusas en su habitual disfraz de "disciplina". [...] de todas las profesiones especializadas, sigue siendo la menos ayudada [...] y la más oprimida por preocupaciones, crueldades, adversidades y normas innecesarias".
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (9) Ver más Añadir cita
Celia_0504Celia_050414 July 2022
Cuando rememoro la guerra, nunca es verano, sino invierno; siempre frío, oscuridad e incomodidades, y la calidez intermitente del entusiasmo que nos exaltaba aun viviendo en esas condiciones. Su símbolo permanente, para mí, es una vela clavada en el gollete de una botella, la llama diminuta parpadeando con una corriente glacial, y creando, pese a todo, la ilusión en miniatura de una luz contra una negrura opaca e infinita.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         80
Celia_0504Celia_050410 July 2022
Muy pocas características del ser humano resultan tan desconcertantes como la capacidad de reducir acontecimientos de escala mundial a su propia dimensión.
Comentar  Me gusta         90
SrtaLeolibreSrtaLeolibre23 October 2020
Después de la batalla del Somme yo había visto a hombres sin cara, sin ojos, sin extremidades, hombres casi abiertos en canal, hombres con espantosos muñones por cuerpo, y pocas certezas habrían sido menos soportables que mis escabrosas especulaciones.
Comentar  Me gusta         20
SrtaLeolibreSrtaLeolibre15 October 2020
La destrucción del hombre como si fuera una bestia, ya sea éste inglés, francés, alemán o de cualquier otro país, supone un atentado contra el progreso de la civilización.
Comentar  Me gusta         20
ElrincondelaslectorasElrincondelaslectoras22 September 2021
Sólo muy poco a poco me di cuenta que la guerra me había condenado a vivir hasta el fin de mis días en un mundo sin confianza ni seguridad, un mundo en el que habría que cultivar las relaciones personales con los seres queridos bajo la sombra de la aprensión; en el que el amor parecería siempre amenazado por la muerte y la felicidad semejaría una casa provisional, construida sobre las arenas movedizas del azar.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Video de Vera Brittain (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Vera Brittain
Las intensas memorias de toda una generación. La vida de una mujer durante el primer tercio del siglo XX. Un ambicioso clásico que se reedita constantemente en Gran Bretaña y ha dado origen a películas, series de televisión y obras de teatro.
Vera Brittain dedicó casi veinte años a escribir esta obra portentosa, en la que debía haber espacio «para los seres queridos y también para aquellos a quienes no conoceremos nunca, pero que, no cabe duda, son nuestros iguales». Pocas veces se ha contado la vida de aquella juventud, la que sufrió la Primera Guerra Mundial y la posguerra, con tanta profundidad, elegancia y exactitud. Se combinan aquí las peripecias (siempre verdaderas) de la hija del propietario de una fábrica de papel de provincias que luchaba por emanciparse con las de la joven estudiante de Oxford y con el sufrimiento que esa misma joven, convertida en enfermera, encuentra en el frente durante la guerra; su pasión por el estudio y la literatura con el afecto por muchos de los que la rodearon desde adolescente… Todos sus amigos lucharán en las trincheras, y todos sus amigos vivirán el fin de una época mejor en la que todo parecía más puro e ingenuo.
«Si la guerra me perdona la vida», escribió Brittain a su hermano, «mi único objetivo será inmortalizar en un libro nuestra historia, la de nuestros amigos». Aquel deseo, casi una promesa, se convirtió en uno de los libros de memorias más famosos y conmovedores del siglo XX. A pesar de su interés por ajustarse al marco histórico de lo sucedido y a los datos reales, Vera Brittain, cuando escribe, siempre lo hace en los alrededores de la poesía y de los sentimientos, respaldados por una inteligencia viva y sus fervientes creencias pacifistas y feministas.
Cuando finalmente se publicó, en 1933, Testamento de juventud fue un éxito instantáneo. La primera edición se agotó en pocas semanas; Virginia Woolf anotó en su diario que se sentía impelida a quedarse despierta toda la noche para terminar de leerlo; y cuando apareció su edición americana, The New York Times escribió con entusiasmo que aquella historia autobiográfica era «honesta, reveladora… y desgarradoramente hermosa».
Un clásico emocionante que, al fin, casi noventa años después, podemos descubrir en castellano.
Datos técnicos: Traducción: Regina López Muñoz Fecha de publicación: 07/10/2019
Formato: 14 x 21,5 cm Páginas: 848 PVP: 27,50 ISBN: 978-84-17800-34-5 En coedición con Editorial Periférica
Más información en https://erratanaturae.com/libro/testamento-de-juventud/
+ Leer más
otros libros clasificados: biografíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea




Test Ver más

Cuánto sabes sobre la literatura clásica

Es un poema épico griego compuesto por 24 cantos, atribuido al poeta griego Homero. Narra la vuelta a casa, tras la guerra de Troya, del héroe griego Ulises

La Divina Comedia
La Ilíada
La Odisea

10 preguntas
81 lectores participarón
Thèmes : Literatura clásicaCrear un test sobre este libro