InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8432222712
Editorial: Booket (03/06/2014)

Calificación promedio : 4.21/5 (sobre 158 calificaciones)
Resumen:
Cuando Rosa Montero leyó el maravilloso diario que Marie Curie comenzó tras la muerte de su esposo, y que se incluye al final de este libro, sintió que la historia de esa mujer fascinante que se enfrentó a su época le llenaba la cabeza de ideas y emociones. La ridícula idea de no volver a verte nació de ese incendio de palabras, de ese vertiginoso torbellino. Al hilo de la extraordinaria trayectoria de Curie, Rosa Montero construye una narración a medio camino entre... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (75) Ver más Añadir una crítica
Aitor_Castrillo
 21 mayo 2021
No recuerdo otro libro con el que, una vez terminado, haya llegado a conocer tanto a la persona que lo ha escrito. Porque Rosa Montero, siguiendo el hilo conductor de la vida de Marie Curie, se abre en canal y nos deja asomarnos a su interior y a sus recuerdos. He disfrutado muchísimo siguiendo este inclasificable recorrido que comienza con san Antón y la Purísima Concepción hechos una y que termina con una niña cantando debajo de una higuera.
Entre otras muchísimas reflexiones interesantes la autora dice que el verdadero dolor es una ballena demasiado grande para poder ser arponeada; que hay soledades tan grandes que no caben dentro de la palabra soledad y que uno no puede ni llegar a imaginar si no ha estado ahí; que la felicidad es minimalista, sencilla y desnuda; que el amor consiste en encontrar a alguien con quien compartir tus rarezas o que solo siendo absolutamente libre se puede bailar bien, se puede hacer bien el amor y se puede escribir bien.
Rosa, no sé cómo bailas ni cómo haces el amor. Tampoco sé si te sentiste absolutamente libre escribiendo La ridícula idea de no volver a verte, pero sé, con la certeza que me dicta lo que he sentido leyéndote, que escribes bien. Que escribes muy bien.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         212
Zairamec
 19 enero 2021

Dos relatos que se entrecuzan, dos vidas que se mezclan. "La ridícula idea de no volver a verte" es una novela que cuenta fragmentos, pedazos, retazos de la vida de una mujer que fue capaz de ponerse en uno de los podios que eran reservados solo para los varones, el premio Nobel; es un recuento de experiencias de la vida de Marie Curie a través de los ojos de su hijas, conocidos y amigos, biógrafos e investigadores, pero los mejores fragmentos vienen del mismo puño y letra de Marie Curie en el año que transcurre tras la muerte de su esposo, Pierre, sí, en ese momento de luto y fractura emocional, donde el mundo dejó de girar bajo sus pies y nadie lo notó, porque era su dolor y solo a ella le pertenecía. Sin embargo, tambien entra la voz narrativa de Rosa Montero, quien lleva la batuta y convierte esta forma de literatura, también como catarsis a su pena, "en el arma más poderosa contra el Mal y El Dolor" y en el proceso esa avalancha de emociones que se mueve a través de la palabras las "aplasta como los carbones" y hace "que se parezcan a diamantes".
La muerte es uno de los temas principales del libro, hace ánalisis en términos coloquiales enfocándose en la pérdida de Marie Curie y en la suya propia y meciona las distintas formas de morir en relación con el tiempo: la que llega en forma repentina, la que se instaura a través de meses o la que te mata lentamente, por partes, por sistemas, hasta que quedas reducido a la nada, cualquiera que sea la cara que tome el golpe al final es el mismo porque como lo menciona en el libro, nadie esta preparado para la muerte a pesar que desde pequeños nos enseñen esa extraña máxima que dice que todos los seres vivos: nacen, crecen, se reproducen y mueren; sin embargo nunca nos recuerdan que desde que nacemos empezamos a morir "el lenguaje de los certificados de defunción es como el lenguaje de la debilidad" siempre estamos muriendo, no hay alternativas, es una constante, una realidad.
Tambien esta lleno de lo que significa ser mujer, cuando te empieza a mencionar a Marie Curie en todos los roles, los que la sociedad le impone y los autoimpuestos, no pude dejar de pensar que como muchas escritoras, en la ciencia (esto aún lo vemos hoy en día) ninguna de ellas tiene El Cuarto o Habitación propia que menciona Virgina Woolf, pero aquí, podríamos que decir que ninguna de ellas tenía Su laboratorio Propio, su voz no contaba, su esfuerzos no eran válidos ni siquiera para ser reconocida en los premios, pues a pesar de las peripecias que tuvo que pasar en medio de lo catastrófico que era trabajar con radiación, también era atacada de la forma más vil a través de noticias falsas y desviando la atención del logro alcanzado hacia su vida personal y sus relaciones afectivas siendo al final solo reducida a eso.
Es un libro demasiado emocional, si bien todo el contexto histórico de Marie Curie es real y objetivo, lo demás es interpretación y opinión y no digo que este mal, pero para mí fue demasiado, es una explosión de sentimientos, se nota el dolor, la tristeza, el enojo, el miedo y la frustración y hay una parte que no me gustó es que en medio de la defensa de un personaje termina atacando a otro, en medio de la justicia que busca rescatar termina siendo injusta, pero al final recuerdo que es su libro, sus emociones, su catarsis y su forma de lograr la libertar y la ligeresa, esa que ella define como "perder peso... y volar. Flotar ingrávida en el tiempo, que es una manera de rozar la eternidad" así puede ser ella sin ser sometida a lo que se debe hacer y deja a un lado la culpa que viene cuando no se cumplen los estándares impuestos. "Vivir en la suprema gracia del aquí y el ahora". El libro es su forma de rebelión y desde esta perspectiva es inspirador y pues ella misma lo dice "No existe una sola vida sin su cuota de mugre".
PDTA: algo que llama la atención y puede incomodar es que usa Hashtag en la narración como si fueran signos de puntuación cuando quiere resaltar una palabra o una frase, que si bien puede ser novedoso, me costó digerir porque creo hay escenarios para todo en la vida y los Hashtag pertenecen a las redes sociales; el lenguaje cambia, es cierto, al final tal vez es solo cuestión de ir con la marea.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Paularl_books
 17 junio 2021
✨ “Y me hacía feliz sentir que allí, a tu lado, bajo aquel sol hermoso y frente a aquellas vistas divinas del valle, no me faltaba nada. Eso me daba fuerza y fe en el futuro. No sabía que no habría futuro alguno para mí.”
Me encantaría ser objetiva e imparcial, de verdad que sí, pero me vais a tener que disculpar; esta historia ha caído del cielo expresamente para mí y ha irrumpido en mis oídos y mi corazón, haciéndome pedazos y arropándome a la misma vez. Ojalá no hubiese sido necesaria tan pronto. Ojalá me hubiera regalado un poco más de tiempo.
Desde que recuerdo me he refugiado en los libros. Han sido mi bote salvavidas, mi distracción, mi forma de evadir esa realidad que no alcanzaba a entender o aceptar. En los buenos momentos, lo he celebrado con ellos; y en los malos, me he escondido entre sus páginas, les he pedido consuelo y me he sentido comprendida y menos sola. Ellos no me hacían preguntas incómodas, ni me gritaban, ni se burlaban de mis sentimientos o trataban en vano de subirme el ánimo con palabras vacías. Por eso, les estaré eternamente agradecida y es también por eso que escribo; para que otros niños (y no tan niños) rotos como yo sean capaces de conocerse y sanarse y para dejar de tirar piedras sobre mi propio tejado.
Había una única excepción que me retenía en el mundo real con esas manos tan grandes y ásperas y esa voz grave y dulce. Sin preguntas incómodas, ni gritos, ni burlas, ni palabras vacías; solo bondad y amor. Tal vez el amor más puro que haya experimentado. Me sentaba en sus piernas y me contaba historietas, haciéndome sentir la niña más afortunada del mundo, a pesar de todo. Era su humildad, su sencillez y sus chistes malos lo que yo tanto admiraba y valoraba. Las tardes al lado de la chimenea comiendo castañas que él mismo asaba y pelaba. Las películas malas de vaqueros. Los animales. El tocadiscos. La funda roja de mi violonchelo. Veinte años de recuerdos y ni uno solo, ni medio, malo.
«La ridícula idea de no volver a verte» ha sido el libro que me ha ayudado a sobrellevar la muerte de mi abuelo, como quizá lo hizo el diario de Marie Curie con Rosa Montero. Un diario que, por cierto, me ha sacado lágrimas como puños, por contener unos recuerdos tan sumamente dulces que Marie escribió a su marido, Pierre Curie, para tratar con el duelo de su repentino fallecimiento. Además, fue este el que incentivó a la autora a escribir, incluso, de su propio dolor tras perder a su compañero de vida, Pablo.
No tengo ningún comentario negativo. Es más, en versión audio libro, al ser narrado por Rosa, parece mucho más íntimo y emotivo de lo que ya es de por sí. Tiene una voz bonita, tranquila, sabe dónde y cómo parar, la entonación que debe usar, hasta se atreve a hacer comentarios que me han sacado alguna que otra carcajada. He estado completamente enganchada hasta el final; pasando por la curiosa y zigzagueante vida de Marie Curie que, como sabemos, descubrió el radio y el polonio; tratando temas como la desigualdad, la ignorancia, el machismo, la hipocresía, los traumas y la terrible obsesión por honrar a los padres.
Sin embargo, lo que me ha resultado más relevante ha sido escuchar cómo desaparece cruelmente esa intimidad que se forma con tu pareja, con las manías y las rarezas conjuntas y el amor incondicional que se profesa y te deja rota, sin aliento, incapaz de asimilar que jamás volverás a vivir esos momentos que tanto han complementado tu existencia. Seguir adelante con todo esto sobre tus hombros es complicado, pues únicamente queda la memoria y lo que se guarda en el corazón. Aunque es increíble cómo meros objetos (que no son más que eso) adquieren un valor incalculable, pues pertenecieron en su día a nuestro ser querido que hoy ya no nos acompaña, y parece que nos teletransporta a su lado por un rato.
Recomiendo encarecidamente este libro, tanto en formato papel (con fotografías incluidas), como en formato audio. Desde ahora, es uno de mis favoritos y siempre que me encuentre perdida, porque en este mundo ya no me queda ningún bote salvavidas, volveré a él.
Gracias Marie Curie. Gracias Rosa Montero. Gracias, abuelo, por ser tan especial, por la sabiduría que me dejas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Hefesto
 01 noviembre 2019
La ridícula idea de no volver a verte' no es una biografía sobre Marie Curie, ni tampoco una novela. Es una reflexión profunda sobre el amor, la muerte, la lucha de la mujer por ser quien quiera ser y sobre la literatura. de hecho, me atrevería a decir que la protagonista es la propia Rosa Montero.
La autora nos cuenta como el diario escrito por la ganadora de dos Premios Nobel tras la muerte de su esposo Pierre, le ayudó a terminar con una sequía narrativa de varios años y un shock o letargo emocional derivado del fallecimiento de su amado Pablo. Dicho diario es un texto desgarrador, sincero y lleno de matices que tienen una correlación compleja con sucesos de toda su vida. Sus frases exudan dolor y ese dolor es el nexo de la química y la escritora; Montero supo comprenderla, entendió cada frase y cada palabra, se metió en la piel de Curie y junto a ella pudo cerrar heridas, o al menos taponar el sangrado.
El germen del libro y de la conexión de las dos mujeres es la muerte y se vuelve sobre ella una y otra vez, pero no estamos ante un libro que se regodee en el drama ni como vehículo ni como fin; el tono es contenido, cargado de razones y la sensación que provoca es la de estar sentado frente a una amiga que te cuenta como al leer a Curie fue poniendo en orden sus ideas sobre la pérdida y el vacío que deja, el duelo y nuestra absurda manera de tratarlo.
Y a partir de ahí, narrándonos la dura vida de la científica franco-polaca, a la que nos muestra imperfecta y admirable, va hilando muchos otros temas como las relaciones entre hombres y mujeres, la desventaja y presión social que estas últimas han sufrido durante siglos y por supuesto, la vida. ¿No es la muerte lo que nos hace plantearnos, más claramente que ninguna otra cosa, la vida en toda su amplitud y con todos sus matices? Pues por ello en esta obra la muerte es recurrente, es omnipresente y es, por tanto, un alegato apasionado a favor de la vida. Exacto, eso es, he de corregirme: acabo de percatarme de que este libro no habla de la muerte, habla de la vida y la pérdida como parte de la misma y habla de pasiones. Las de Marie fueron Pierre y la ciencia. Las de Rosa son Pablo y la literatura. Así que este libro también habla del proceso de creación, del sentido que tiene, de su complejidad y su belleza. Este libro es Rosa Montero.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Cienletrasporlatido
 02 marzo 2022
Marie Curie era una gran desconocida para mí fuera de sus logros profesionales. Una mujer de aspecto serio y austero que se abrió camino en un mundo de hombres, que tuvo que pelear su reconocimiento como la gran científica que fue. Una pionera cuyas investigaciones cambiaron nuestra vida por completo.
Nada más.
A Rosa no recordaba haberla leído antes fuera de sus artículos periodísticos. Eso sí, allá donde era entrevistada o charlaba sobre cualquier tema, estaba yo. Siempre he disfrutado de su discurso. Muchísimo.
Pero, nada más.
La ridícula idea de no volver a verte aúna la parte más personal de estas dos grandes mujeres. Para Curie, es la exposición de su duelo con la publicación y análisis del diario que recoge el año posterior a la pérdida de su marido. Para Rosa, la oportunidad de hablar por fin (aunque con mucho celo) de aquello que llevaba doliendo mucho tiempo: la pérdida del suyo. Como bien dice ella en el libro, cuesta hablar de las cosas que duelen demasiado, pero creo que comenzar a hacerlo puede ser una forma de sentir que van sanando o se van aceptando.
Su título y premisa puede dar pie a pensar que se trata de un libro sobre el duelo, pero no. Sinceramente siento que estamos ante algo más cercano al ensayo que habla sobre la vida y la muerte. Siguiendo el hilo conductor de la vida de Marie, Rosa entrelaza pequeños retazos de la suya propia y reflexiona sobre grandes temas como: la ciencia, el papel de la mujer, los deberes heredados, el amor, la pérdida...
Una charla con Rosa. Un café entre amigas en el que me cuenta detalles que ha descubierto sobre Marie gracias al diario que cayó en sus manos y en el que no hay un orden narrativo, la ideas van y vienen, un tema lleva a otro, como en una buena conversación; y justamente por eso escucharla en audiolibro a la par que leía, fue una experiencia extraordinaria.
De este libro me llevo mucha reflexión y por ende aprendizaje. Un buen puñado de citas y la certeza de que hay determinadas cosas que a todos nos hace humanos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         61

Las críticas de la prensa (1)
revistan19 mayo 2021
Al enviudar, a la española le dieron el diario que la científica llevó cuando murió su marido. Escribió un texto notable.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
Citas y frases (64) Ver más Añadir cita
avegadesllegeixoavegadesllegeixo11 junio 2020
Hay libros que no entran, me pasa a veces. Empiezo un libro y no hay manera de pasar de un cierto punto. Con este me pasó esto. Me lo recomendaron varias personas diferentes y la críticas que había leído eran buenas, entonces me decidí a leerlo. Empecé pero me costaba avanzar, no había manera de entrar en él y lo dejé.

A finales del año 2019 descubrí Storytel y decidí darle una nueva oportunidad al libro pero en lugar de leerlo lo escuché… Y debo decir que no descarto leerlo en un futuro.

El argumento del libo viene marcado por la muerte, por un lado la de Pierre Curie y de la visa de Marie con él, y por otro lado la de Pablo, el marido de Rosa Montero. La parte que me ha gustado más es la que habla de la vida de Marie Curie, una mujer muy inteligente, muy trabajadora y de los esfuerzos que tuvo que hacer para sobrevivir en un entorno masculino. Es un canto a la vida, al esfuerzo, a la tenacidad. Al no decaer y al aprender a vivir con la pérdidas.

Me gustó, tengo que dar la razón a las personas que me lo habían recomendado. Y os lo recomiendo a vosotr@s también.

¿Conocéis la vida de Marie Curie? ¿Os parece una mujer interesante?
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         40
mery713mery71314 julio 2021
La Muerte juega con nosotros al escondite inglés, ese juego en el que un niño cuenta de cara a la pared y los otros intentan llegar a tocar el muro sin que el niño los vea mientras se mueven. Pues bien, con la Muerte es lo mismo. Entramos, salimos, amamos, odiamos, trabajamos, dormimos; o sea, nos pasamos la vida contando como el chico del juego, entretenidos o aturdidos, sin pensar en que nuestra existencia tiene un fin. Pero de cuando en cuando recordamos que somos mortales y entonces miramos hacia atrás, sobresaltados, y ahí esta la Parca, sonriendo, quietecita, muy modosa, como si no se hubiera movido, pero más cerca, un poquito más cerca de nosotros. Y así, cada vez que nos despistamos y nos ocupamos de otras cosas, la Muerte aprovecha para dar un salto y aproximarse. Hasta que llega un momento en que, sin advertirlo, hemos agotado todo nuestro tiempo; y sentimos el aliento frío de la Muerte en el cogote y, un instante después, sin siquiera darnos ocasión de mirar de nuevo para atrás, su zarpa toca nuestra pared y somos suyos.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
Acuario1960Acuario196007 enero 2021
«Cuanto más se envejece, más se siente que saber gozar del presente es un don precioso, comparable a un estado de gracia».

---------------------

La Muerte juega con nosotros al escondite inglés, ese juego en el que un niño cuenta de cara a la pared y los otros intentan llegar a tocar el muro sin que el niño les vea mientras se mueven. Pues bien, con la Muerte es lo mismo. Entramos, salimos, amamos, odiamos, trabajamos, dormimos; o sea, nos pasamos la vida contando como el chico del juego, entretenidos o aturdidos, sin pensar en que nuestra existencia tiene un fin. Pero de cuando en cuando recordamos que somos mortales y entonces miramos hacia atrás, sobresaltados, y ahí está la Parca, sonriendo, quietecita, muy modosa, como si no se hubiera movido, pero más cerca, un poquito más cerca de nosotros. Y así, cada vez que nos despistamos y nos ocupamos de otras cosas, la Muerte aprovecha para dar un salto y aproximarse. Hasta que llega un momento en que, sin advertirlo, hemos agotado todo nuestro tiempo; y sentimos el aliento frío de la Muerte en el cogote y, un instante después, sin siquiera darnos ocasión de mirar de nuevo para atrás, su zarpa toca nuestra pared y somos suyos. Uno descubre que está jugando al escondite inglés cuando se le muere alguien cercano que no debería haber muerto. Un fallecimiento intempestivo y fuera de lugar, la Parca avanzando a toda velocidad a nuestras espaldas mientras no miramos.

-----------------

La #Culpa. También es una obviedad, algo que señalan todos los manuales. #Culpa por no haber dicho, por no haber hecho, por haber discutido por tonterías, por no haberle mostrado más tu cariño. Uno sería infinitamente generoso con los muertos amados: pero claro, siempre es mucho más difícil ser generoso con los vivos.

------------------------

Regresa el Cazador de su jornada de caza, magullado y exhausto, y arroja el cadáver del tigre a los pies de la Recolectora, que está sentada en la boca de la caverna separando las bayas comestibles de las venenosas. La mujer contempla cómo el hombre muestra su trofeo con ufanía pero sin perder esa vaga actitud de respeto con que siempre la trata; frente al poder de muerte del Cazador, la Recolectora posee un poder de vida que a él le sobrecoge. El rostro del Cazador está atirantado por la fatiga y orlado por una espuma de sangre seca; mirándole, la Recolectora recuerda al hijo que parió en la pasada luna, también todo él sangre y esfuerzo. Se enternece la mujer, acaricia los ásperos cabellos del hombre y decide hacerle un pequeño regalo: durante el resto del día, piensa ella, y hasta que el sol se oculte por los montes, le dejaré creer que es el amo del mundo.

--------------

el cuerpo nos traiciona inevitablemente; vamos perdiendo facultades y la vida nos empuja sin que nos demos cuenta hacia las vías muertas. La última vez que uno sube a una montaña. La última vez que bucea. La última vez que juega un partido de fútbol con los amigos. Por lo general, uno no sabe que es la última vez mientras lo hace. Es el tiempo el que se encarga de despedirnos retrospectivamente de nuestras posibilidades. La última vez que uno hace el amor.

-------------------------

Os deseo un año de salud, de satisfacciones, de buen trabajo, un año durante el cual tengáis cada día el gusto de vivir, sin esperar que los días hayan tenido que pasar para encontrar su satisfacción y sin tener necesidad de poner esperanzas de felicidad en los días que hayan de venir. Cuanto más se envejece, más se siente que saber gozar del presente es un don precioso, comparable a un estado de gracia.

--------------------------------

Debemos ganarnos la vida y esto nos obliga a convertirnos en un engranaje de la máquina. Lo más doloroso son las concesiones que nos vemos forzados a hacer a los prejuicios de la sociedad en la que vivimos. Debemos hacer más o menos concesiones dependiendo de que nos sintamos más débiles o más fuertes. Si uno no hace suficientes concesiones, lo aplastan; si hace demasiadas, es innoble y se desprecia a sí mismo. No creo que se pueda expresar mejor. La vida mancha.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
SeleneJulietSeleneJuliet17 marzo 2020
Nunca había leído a Rosa Montero y esta vez llegué a ella porque vi que este libro tenía algo que ver con Marie Curie, de quien soy gran admiradora.
Parece ser que hacía largo tiempo que Rosa no escribía y sus editores estaban especialmente preocupados ya que no atendía a sus reiterados reclamos por una nueva obra, y le propusieron hacer el prólogo de una autobiografía de Mme. Curie.
Cuando lee el texto sobre el que habría de escribir, se encuentra con una mujer que pese a su extraordinaria capacidad intelectual y de trabajo, está absolutamente desolada por la pérdida de su esposo Pierre, en circunstancia casi increíble. A partir de allí se da cuenta que tienen esa situación en común. La pérdida del "hombre de la vida" de cada una de ellas.
La Sra. Montero había quedado viuda del suyo un tiempo antes , habiendo estada casada apenas un año -lo que probablemente incidiera en su falta de ánimos para escribir- y por ello va trazando un paralelo entre sus penurias y las de la dama francesa.
Es un libro doblemente autobiográfico: Mde. Curie, cuenta su vida, seguir adelante sin su amado esposo, ocupándose de sus dos hijas, pequeñas en ese momento, ayudada por su suegro que vive con ella, haciéndose cargo como siempre de los quehaceres de la casa y ocupándose de su vida profesional, accediendo al cargo que ocupaba Pierre en la Universidad -vedada para una mujer- ella fue la primera, admirada por su obra y vilipendiada por la gente cuando intentó rehacer su vida sentimental, sin olvidar su activa participación en el conflicto mundial; y Rosa Montero, que desgrana su vida afectiva y como autora y su innegable dolor por la pérdida de su esposo.
Cabe destacar, el acertado título del libro, es como si no cupiera en la cabeza que ya no se ha de volver a ver a quien tanto se amó.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         11
marulibrosmarulibros26 febrero 2022
Sólo en los nacimientos y en las muertes se sale uno del tiempo la Tierra detiene su rotación y las trivialidades en las que malgastamos las horas caen sobre el suelo como polvo de purpurina. Cuando un niño nace o una persona muere, el presente se parte por la mitad y te deja atisbar por un instante la grieta de lo verdadero: monumental, ardiente e impasible
Comentar  Me gusta         50
Videos de Rosa Montero (24) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de  Rosa Montero
Retomamos el ciclo ‘Repensando el mañana' con un encuentro online en colaboración con el Foro de la Cultura 2022. Nos acompañan el escritor francés Emmanuel Carrère, ganador del Premio Princesa de Asturias de las Letras 2021 y la periodista y escritora Rosa Montero, Premio Nacional de las Letras Españolas 2017. Modera el encuentro la escritora Berna González Harbour.
#RepensandoElMañana Más información en: https://espacio.fundaciontelefonica.com/evento/repensando-el-manana-emmanuel-carrere-y-rosa-montero/ Un nuevo espacio para una nueva cultura: visita el Espacio Fundación Telefónica en pleno corazón de Madrid, en la calle Fuencarral 3.
Visítanos y síguenos en: Web: https://espacio.fundaciontelefonica.com/ Twitter: https://twitter.com/EspacioFTef Facebook: https://www.facebook.com/espaciofundaciontef Instagram: https://www.instagram.com/espacioftef/ YouTube: https://www.youtube.com/user/CulturaSiglo21
+ Leer más
otros libros clasificados: biografíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
202 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro