InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre Alias Grace (12)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
totecabana
 31 marzo 2018
Acabo de terminar esta historia que ya me había llamado la atención por estar bien escrita y estar basada en hechos de la vida real.
Grace Mark apenas tiene 16 años y no sabe mucho de la vida, ha tenido una infancia ruda y al perder a su madre temprano no tuvo mucha guía ni muchas oportunidades. Sirvió en casas como servienta y estaba acostumbrada a seguir órdenes y ser obediente. Una mujer fría, a veces debe puede decir que calculadora, pero también con una ingenuidad que hace dudar. Lo cual la salvó de la pena de muerte.
Me encanta la manera en cómo está narrada, te engancha desde el principio. La historia es envolvente y el final para mi, poco predecible.
Definitivamente recomendable.
Comentar  Me gusta         90
Bren
 28 febrero 2018
Basada en la historia verídica de Grace Marks, acusada de asesinato a mediados del siglo XIX en Canadá, un hecho que fue muy conocido en su momento y que fue también narrado por la escritora Susanna Moodie, de quien Atwood tomó la historia para escribir esta novela. Moodie no solo escribió sobre Grace si no que además la visitó tanto en la cárcel como en el manicomio.

Hay mucha información sobre este caso en la Red, incluso en la página de la corte de Canadá se encuentran las actas originales del juicio de Grace, cuando se leen se puede observar muy claramente todo lo que cuenta Atwood en esta historia, simplemente todo esta ambientado de tal manera para darle un tono novelesco

Marks nunca se declaró culpable, pero tampoco se declaró inocente, lo que hizo en su momento que la gente se dividiera, mientras unos la creían inocente otros la consideraban tan culpable como al mismo diablo, ese mismo sentimiento logra Atwood en el lector de este libro, hace pensar en una dualidad, no sabes que pensar sobre ella, ¿fue victimaria o fue victima? al final no era mas que una niña de 16 años, con un pasado de pobreza y dificultades, en una época donde la mujer hiciera lo que hiciera siempre era culpable de lo que sucediera, donde se abusaba de las criadas y nadie tenía nada que decir al respecto.

Por otro lado me ha encantado la manera en que escribe Atwood, realmente maravillosa, hace de esta historia decimonónica, costumbrista, intimista y un poco epistolar y citando hechos reales, como periódicos, lo escrito por la misma Moodie, haciendo de esta lectura algo refrescante y diferente, logrando meter al lector en un remolino de sentimientos y haciéndonos juez de los hechos y ¿porqué no decirlo?, también un poco puritanos al ver las actuaciones de algunos personajes.

Una lectura mas que recomendable
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Edd62
 02 agosto 2020
¡ Por ahora solo puedo decir... Brillante, !
Es un hábito reseñar al terminar el libro.
En esta ocasión, me he tomado unas horas para digerir, revisar, evaluar las sensaciones que me ha producido.
Atwood se sumerge en la investigación para sumergirnos en la historia,
Una historia, si bien centrada en la por un tiempo célebre y famosa atracción de Toronto, Grace Mark. Que fue acusada de asesinato, nunca resuelto a satisfacción, su edad ( 16 años) su participación, su conducta el haber sido considerada con trastorno mental , llevan a la fama y hacen que un joven médico interesado en “ las enfermedades de la mente y los nervios” se entreviste con ella, quien aduce no recordar ls hechos, y proporciona varias versiones, pero se niega a aceptar su culpa.
Con estos fundamentos la autora nos lleva a través de la historia personal de Grace, pero también de la migración europea, las costumbres, estratos sociales y otros muchos datos interesantes.
Particularmente el estado y evolución de la medicina, ahora llamada psiquiatría forense, desde métodos ( hipnosis, libre asociación,” mesmerismo “ ) aplicación, análisis, y resultados, que bajo esas premisas y en esa época no eran muchos.
Cierto que información abundante existe, y es insertada como parte de la historia, a manera de cartas, publicaciones, pero más cierto aún que Margaret Atwood llena los huecos que deja la misma de manera ! Brillante ! , y lo hace desde la perspectiva de Grace y Jordan particularmente adentrándose en su mente y sus pensamientos.
Una historia real, que transporta al terreno de la fantasía e irrealidad para volverla humana y....creíble. Sentí a través de Jordan pensé a través de Grace ...o ...Mary ...
No he visto la serie...de hecho no sabía que existía
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
encarnipm
 11 enero 2019
Segundo libro que leo de Atwood después de su famoso “Cuento de la criada”. al principio cuesta cogerle un poco el ritmo porque empieza con cartas y transcripciones del juicio pero una vez que Grace nos cuenta su historia el libro se vuelve fascinante. La vida de esta chica que es muy interesante, eso, unido a la pluma de Atwood, han hecho que cada vez la historia fuera más adictiva. Me gusta mucho como escribe esta mujer y, además, refleja muy bien la vida de una sirvienta en la época tratada. Lo recomiendo.
Comentar  Me gusta         21
Ana35
 10 agosto 2019
Es la primera vez que leo algo de esta autora. La conocía por alguna de sus obras llevadas al cine o la televisión, pero nunca la había leído.
Me parece que está a la altura de su fama. "Alias Grace", es un gran libro, que te engancha desde el principio.
Basado en un crimen real ocurrido en Canadá, te cuenta la historia de su protagonista desde su infancia en Irlanda hasta el fin de sus días (esta parte totalmente ficticia).
Entre tanto, te narra el crimen en forma de recuerdos en primera persona, cartas de personas y fragmentos reales de periódicos que siguieron el caso en su día.
Lo hace de una forma brillante, que hace que no puedas dejar de leer.
Pese al volumen del libro, en ningún momento se hace pesado o repetitivo, maneja los tiempos del thriller como nadie.
Un gran libro y una gran autora.
Comentar  Me gusta         10
SMLauri
 11 febrero 2019
Este libro nos cuenta la historia de Grace, una mujer que está en la cárcel acusada de asesinar al que dicen que podría haber sido su amante.

Aquí dejo la reseña que hice cuando lo leí:
"Esta reseña tiene spoilers.


Sabiendo que esta historia está basada en una historia real me da un poquito de rabia no saber lo que pasó en realidad.

Ha sido muy interesante ver a la Grace de la historia y luego leer trozos de artículos reales de esa época. A veces me daba la impresión de que no eran la misma persona. Supongo que la autora lo ha hecho a propósito para que tengamos dudas sobre su culpabilidad y nos pasemos la novela sin saber realmente qué pensar.

Los personajes secundarios son todos un poco insoportables, sobre todo la gente más rica, se nota que su entretenimiento era juzgar a los demás y como Grace les cayó en gracia pues consiguieron indultarla, o esa ha sido mi impresión.

Y el final...pues es que yo creo que Grace era culpable, asique no me he quedado del todo contenta, pero es un final realista.

Me encanta como escribe Margaret y seguiré leyendo obras suyas sin duda."

Sigo pensando lo mismo. Creo que Grace era una persona manipuladora y que gracias a su cara bonita se ganó el indulto. Pero esta es solo mi opinión, quizá ella era inocente. Supongo que nunca lo sabremos...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Izamari
 15 marzo 2018
Hace unos meses se estrenó en Netflix “Alias Grace” una mini serie que desde el primer momento llamó mi atención pues estaba basada en un homicidio real y la cual estaba más que dispuesta a ver hasta que vi el temido (o amado) “Basado en el libro de Margaret Atwood”. En cuanto me enteré que era un libro no podía pensar en otra cosa que no fuera leerlo, así que apenas calló en mis manos lo devoré prácticamente a pesar de que no es muy pequeño que digamos.
…Después me prestó su enagua de franela roja hasta que yo tuviera una y me enseñó cómo doblar y sujetar los paños y me dijo que algunos lo llamaban "La maldición de Eva", cosa que a ella le parecía una estupidez, ya que la verdadera maldición de Eva era tener que aguantar las idioteces de Adán que, en cuanto surgió un problema, le echó toda la culpa a ella.
La historia de Atwood está narrada a dos voces. Tenemos al doctor Jordan, un hombre de buena familia que siempre ha vivido con comodidades y que cree en todo lo bueno de la vida. Cuando Simon es narrador de la historia, la autora usa un tipo de narración más recatada mientras que cuando Grace está a cargo, la narración tiende a ser más brusca y poquito desordenada.
Que la autora haya usado estas dos narraciones me ha parecido simplemente perfecto pues nos permitió conocer mejor a los personajes y entender su forma de ver las cosas. Por ejemplo con Grace, siento que su narración a veces pecaba de inocente pues al ser una muchacha ignorante jamás terminó de comprender del todo el mundo que la rodeaba. Ella misma dice al inicio del libro que las reclusas se quedan atrapadas en la edad en la que fueron encarceladas y Grace efectivamente sigue teniendo los ojos de una chica de dieciséis años.

Al contrario de Grace, tenemos a Mary Whitney, una antigua compañera de trabajo y amiga íntima de Grace que con descaro nos deja ver una visión más adulta del mundo en el que viven. Debo decirles que Mary es sin duda mi personaje favorito pues es gracias a ella que Grace y los lectores somos capaces de entender la vida diaria del siglo XIX sin ninguna clase de tapujos. Una vida donde las mujeres y los pobres tienen las de perder y donde la sociedad estaba llena de puritanismos que escondía sucesos sórdidos.


Y como ya se podrán imaginar, la novela de Atwood está plagada de críticas sociales, la cual encabeza la desigualdad social, pues el libro está lleno de escenas donde el pobre tiene las de perder mientras que al rico se le permiten ciertas libertades.

La autora también crítica (y con todo) a la prensa. de hecho en más de una ocasión la tacha de mentirosa y pondrá en evidencia su falta de ética. Aquí debo mencionarles que al inicio de cada capítulo la autora nos regala un pequeño fragmento de los periódicos de esa época que narran los verdaderos asesinatos y algunas de las “supuestas” confesiones que Grace dio. Atwood se documentó bastante para escribir este libro y nos deja bien en claro las incongruencias que hay entre la verdad y lo que los periódicos escribieron. Pero como la misma Grace nos dice, la gente de la época, aquella refinada y “bien portada” que apartaba la mirada a lo que consideraban escandaloso, también disfrutaba con morbosidad de la desgracia ajena.

Otro punto que es muy criticado es la misógina. Es bien sabido que en aquella época las mujeres servían para tener hijos y nada más, así que a lo largo de las 489 páginas nos encontraremos con muchísimas críticas a esta desigualdad. Por ejemplo, veremos que en la sociedad era bien aceptada una mujer desapasionada que no disfrutase del acto sexual pues si está cedía al deseo era inmediatamente tachada de inmoral y libertina.
Me resulta extraño pensar que, de entre todas las personas que había en aquella casa, yo sería la única que permanecería con vida seis meses después.
Volviendo un poco Grace, debo decirles que disfruté mucho la forma en la que la autora la retrató pues nos presenta en ella una dualidad que estará presente en todo el libro. Atwood no la retrata como una asesina pero tampoco nos deja en claro que es inocente, más bien juega con nosotros hasta el final. Un final que puede parecer precipitado después de tremenda historia, pero uno que deja con un sabor agridulce y la vaga sensación duda.


Aquella noche yo dormí con Nancy; antes de retirarnos, McDermott me dijo que había decidido matar a Nancy con un hacha cuando estuviera acostada. le supliqué que no lo hiciera aquella noche, porque podría matarme a mí en su lugar. Maldita sea -exclamó él- pues entonces la mataré mañana muy temprano. El sábado me levanté con el alba y, cuando entré en la cocina, McDermott estaba limpiando los zapatos y el fuego ya estaba encendido. Me preguntó dónde estaba Nancy, le contesté que vistiéndose. ¿La vas a matar esta mañana?, le pregunté. Me contestó que sí. Por el amor de Dios, McDermott, le dije, no la mates en la habitación, pondrás el suelo perdido de sangre. Bueno, contestó, pues no la mataré allí, pero le daré con el hacha en cuanto salga.
Sobre la serie en Netflix creo que es una adaptación muy buena pues toma los elementos principales de la historia y los refleja de buena manera, pero al ser una serie tan corta hay muchas cosas que deja de lado, sobre todo hablando del doctor Jordan a quien en el libro conocemos mucho más afondo. Lo mismo aplica para el círculo de defensores de Grace, a los cuales en la serie prácticamente no vemos pero a los cuales en el libro conocemos mucho más y sabremos el porqué de su defensa. En mi opinión, si la serie les gustó y desean conocer más de la historia si deberían de leer el libro, sobre todo para disfrutar de la extraordinaria pluma de Atwood.
Enlace: https://chaosangeles.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
marta_lo
 24 junio 2020
Con la manera de narrar de Margaret Atwood no cabe duda de que ya de por sí el libro engancha y atrae: el lenguaje es el propio del siglo XIX, tanto que parece haber sido escrito en aquella época, y además la autora utiliza sucesos reales como base de esta interesante novela. Bien es cierto que los datos de los que parte la autora son bastante jugosos, con un doble asesinato de por medio, supuestas relaciones íntimas entre varios de los personajes y sentimientos de odio entre varios de ellos. Pero ella ha entrelazado toda esta información de una manera muy inteligente, inventando lo que no se sabía, de una manera lo más cercana a la realidad posible. de todo esto sale una novela que engancha y que ya parece un clásico, por la manera en que está escrita.

La inocencia que reviste a la protagonista nos hace posicionarnos desde un principio por ella, pero no cabe duda de que hay algo más que al lector se le escapa de las manos y que lo acompaña página tras página, deseando descubrirlo lo antes posible. La autora juega con este detalle todo el tiempo, de una forma muy sutil, haciendo saber al lector que le falta algo por saber, avisando que no se espere un final plano. Aún así, el libro transcurre plácidamente, describiendo la vida de Grace desde su nacimiento hasta su situación actual en la penal.

Es increíble que el título dé tanta información de lo que va a pasar, pero que hasta prácticamente el final no nos demos cuenta. Y realmente no nos han faltado nunca demasiados detalles, pero es difícil sospechar lo que nos tiene preparado la autora. Por mucho que esto se diga, hasta que no se lee el libro, no se acaba de entender.

En una época convusla la que se describe en esta historia, en la que muchos europeos emigran a EEUU y Canadá, buscando un futuro que labrarse, una oportunidad de no morir de hambre. Grace se embarca en su propia aventura con su familia, pero a partir de este viaje, comenzará a toparse con multitud de piedras en el camino, cada vez más grandes y más difíciles de superar.

Una novela muy amena, con capítulos no muy largos, que hace reflexionar acerca de las enfermedades y trastornos mentales, de los métodos de cura y de la confianza que se otorga a los médicos que realizan estas labores.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Akasha
 31 mayo 2020
En esta novela, que ya tiene unos años, Margaret Atwood se centra en una de las presuntas asesinas más célebres de su Canadá Natal. Grace Marks, una joven sirviente que supuestamente engatusó al mozo que trabajaba en la misma casa para asesinar a la ama de llaves y a su señor. Años después, un grupo de personas de su comunidad que lleva mucho tiempo tratando de conseguir su absolución contrata a un psicólogo (ciencia relativamente reciente) para que hable con ella y este les de un informe favorable que les sería muy beneficioso.

Con la llegada del doctor Jordan se inicia un relato que intercala el presente con la historia pasada de Grace. ¿Cómo? Como siempre en el caso de Atwood, con maestría. Y es que la autora se vale de las entrevistas entre Grace y Jordan, los pensamientos del doctor, las cartas que este intercambia con diversos personajes y los pensamientos de Grace de un modo que fluye como el agua y hace que no pierdas el interés por la historia en ningún momento.

Con ese método, como es de suponer, tenemos una visión completísima sobre cómo pudo haber sucedido todo en su momento. Y digo cómo pudo haber sido porque la misma Atwood después de la novela comenta las fuentes que ha usado como referencia, lo que se sabe que es cierto, lo que es bastante probable y lo que ella, por la valiosa documentación que ha llevado a cabo, cree que podría haber sido. Cabe mencionar, además, que cada parte de Alias Grace se inicia con poemas o fragmentos de algunos textos que Atwood usó para dicha documentación.

Pero volvamos al contenido de la novela (evitando spoilers, por supuesto ;)). En primer lugar, tenemos la historia de Grace a grandes rasgos desde su infancia en Irlanda hasta que emigra a Canadá; su posterior infancia allí y sus inicios, entremedios y finales como doncella. Cómo no, siempre poniendo especial énfasis en las partes que son relevantes para la obra, y pasando de puntillas por las que no lo son tanto. En segundo, algunos retazos sobre cómo fue su primer juicio y cómo es y ha sido la vida en la cárcel. Por otra parte, sus entrevistas con el doctor y, para terminar, la vida del doctor desde que llega hasta que se va de Canadá, junto con sus teorías, dudas y elucubraciones sobre el estado mental de Grace.

Para ello, y como ya he avanzado antes, Atwood hace acopio de varios estilos diferentes. Por una parte, nos encontramos con el género epistolar, de las cartas que Simon Intercambia con su madre, amigos, etc. Por otro, tenemos la visión de Simon escrita en tercera persona omnisciente, ofreciéndonos una visión del mundo y la sociedad desde la perspectiva de un hombre de clase social elevada venido a menos por las circunstancias. Para terminar, la voz de Grace de dos formas distintas: los diálogos con Simon cuando tienen las entrevistas intercalados con un monólogo interno en el que leemos sus pensamientos.

¿Lo mejor, para mí, de tanta variedad? Que en cada caso el estilo es de algún modo también diferente. Por ejemplo, los diálogos en capítulos en los que el protagonista es Simon se muestran de la forma habitual, con guiones. Los que aparecen en los relatos y monólogos de Grace, por otra parte, aparecen sin ser puntuados como tales, lo que hace más “plausible” que nos encontramos ante sus pensamientos.

¿Qué decir sobre los personajes principales? Grace Marks es un enigma andante. Parece una mujer puritana, creyente y fervorosa cumplidora de las normas sociales, pero algunos de sus pensamientos y comentarios hacen que uno dude de si realmente es así o sólo se trata de una fachada muy bien construida. Simon, por su parte, no deja de ser un hombre en una época de y para hombres… por lo que en algunos momentos sus pensamientos y dobles morales me han sacado un poco de quicio (algo bueno, dado el tipo de historia). Y de los demás personajes solo sabemos a través de lo que estos dos nos cuentan, con lo que la visión siempre es subjetiva. Aún así, no dejan de ser estereotipos de la época muy bien creados por parte de la autora, que ayudan a hacer la historia más verídica e interesante.

¿Y sobre la trama? Es una historia cautivadora, en la que se refleja claramente el puritanismo de la época, la posición desaventajada de las mujeres y la doble moral imperante entonces. No en vano, la vida de Grace no deja de ser un drama en el que los pocos momentos de felicidad se ven truncados enseguida. Pero lo mejor de todo, es la eterna duda sobre si Grace es culpable o inocente. de hecho, el final que nos propone Atwood es tan inesperado (al menos para mí) pero está tan bien hilado con pequeños detalles de la historia (en los que piensas a posteriori) que ambas posibilidades siguen abiertas cuando llegas a la última página, ofreciendo al lector la oportunidad de elegir bando… o de no hacerlo, si no lo tenemos claro.
Por todo esto es un libro que he disfrutado mucho y mucho tendrán que cambiar las cosas para no encontrarse dentro de mis lecturas favoritas.
Enlace: https://saboratintaliteraria..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Kristie
 05 febrero 2020
Si bien el famoso El cuento de la criada, no fue un libro que pasará mi filtro (quizá tuviese un mal día o simplemente no es para mí), este en cambio me ha enamorado, sin duda alguna, ha tenido algo que ver, que viese la serie, hace tiempo hable brevemente de la serie.
En el libro serán Grace Marks (personaje real) y el Dr. Simon Jordan (nunca existió, pero la autora para hacer la novela más amena, creo a este personaje), quienes nos adentrarán a través de recuerdos la primera, y de su diagnostico y sus impresiones, quienes darán voz a una historia intrigante y porque no decirlo, tan bellamente escrita.

Grace Marks fue acusada conjuntamente con James McDermott, del asesinato de Thomas Kinnear, su patrón, y de Nancy Montgomery, la ama de llaves.
Las pruebas circunstanciales, los cambios de versión, la acusación de Jamie Walsh y el hecho de que fuera hermosa hicieron que el público la odiase, Margaret Atwood, nos da los datos para ver si la joven fue acusada injustamente o simplemente fue la causante de la muerte de tres personas (los dos muertos y el ahorcado).
Dieciséis años después de los crímenes, aparece el doctor Simon Jordan, un psiquiatra, el cual deberá informar sobre si la reclusa efectivamente no recuerda nada acerca de los hechos, o simplemente es una mentirosa que merece estar en la cárcel.
A través de preguntas capciosas, intentará que recuerde para saber que ocurrió en realidad, pero la muchacha como una antigua Sherezade lo irá narrando a su manera, a Grace nos la presentan en las entrevistas con el doctor casi siempre esta cosiendo una colcha, ingenua, sabe cual es su sitio, bien educada y culta, a pesar de su estatus, puesto que es una inmigrante y encima sirvienta.
Grace a pasado por muchas penalidades, que ella misma nos contará que le ocurrió, desde que llegó desde Irlanda a Canadá, una travesía en barco con la que fue junto con sus padres y hermanos siendo una niña y la llegada a Canadá, en la que se vio obligada con apenas doce años a ser criada en una casa, en la cual conocerá a Mary Whitney (un personaje que influenciará su vida) otra joven criada, de la que se hará muy amiga, lamentablemente un final horrible hará que tenga un episodio más bien extraño, el cual, el Dr. Jordan este muy interesado. Aunque más bien yo diría que está embrujado, y es que Grace Marks, te embruja, su relato es tan embriagador que caes rendida a sus encantos. Y ella lo sabe....
Un buen día, aparece Nancy Montgomery en la casa que esta, decida a huir de los recuerdos y de las miradas extrañas, Grace pasará a formar parte de la casa, estará un tiempo feliz, aunque se dará cuenta de los rumores que circulan en torno a Nancy y su patrón Thomas, es una casa alejada, y solamente estaba una ama de llaves y su patrón, todo es muy discreto, pero no tanto para que todo el pueblo hable...
Los días pasan, y Grace hace sus tareas, habla con Jamie, un chiquillo de unos catorce años que a veces hace recados, y recibirá una grata sorpresa, el buhanero Jeremiah llega con sus objetos sus trucos de magia y una nostalgia que Grace no creía tener.
Aunque al principio Nancy será muy amable con ella, poco a poco, se hará visible que parece más la señora de la casa que una simple sirvienta, y a medida que pase el tiempo, el resquemor que siente hacía James se hará palpable, aunque este no oculta su odio hacía la ama de llaves, hasta que un buen día la tragedia sucede... Nancy y Thomas son hallados muertos. Grace Marks, es acusada y encarcelada.

Por otro lado tenemos al doctor Jordan que viene de Estados Unidos, un pionero en su campo, deja atrás las mediciones de cabeza y demás sarta de torturas para centrarse más en lo que conocemos de un psicólogo hoy en día, veremos que con sus pensamientos y las misivas que va enviando lo que opina sobre Grace Marks, a pesar de la gran atracción que sentirá hacía la joven, al oír su relato embriagador, las fantasías estarán presentes y las hará realidad (aunque no con ella).
Intentará llegar hasta el día en que Nancy fue asesinada en el sótano, Grace se cierra en si misma y al ser esta un enigma, se decide en el último momento que un hipnotista hará esa parte, será una gran sorpresa para la joven reclusa, a pesar de los temores, dirá que ocurrió. Pero su revelación y como la dice, caerá en esa sala como una bomba, que dejará bastantes incógnitas a su paso, tantas que el pobre hombre no será capaz de soportarlas.
Esta parte, la casi final, será la más sorprendente, la que hará que los lectores piensen si ella siempre ha sido tan ladina, si ha utilizado a los hombres a su paso, o es victima de su aspecto, victima de las circunstancias... una pobre sirvienta que despertó los instintos más básicos de los hombres y la llevo hasta casi la horca.
El final es desconcertante, y más aún cuando la propia Grace es tan manipuladora así que no me lo creo, incluso, el propio desenlace nos ofrece varias opciones.

Alias Grace es un gran libro que espero que disfrutéis con la misma intensidad que hice yo, y es que desde el primer instante nos atrae tanto que nos da lo mismo si es culpable, puesto que eso es lo de menos, queremos saber más de Grace, y es por ello que os recomiendo tantísimo esta novela. Si bien yo lo hice al revés, primero vi la serie y tenía en mente todos los personajes cada vez que leía, si bien hay diferencias, el libro tiene más profundidad, pero en la serie vemos los matices de la gran actuación de Sarah Gadon, mi pequeña impresión de la serie, la tenéis tal y como digo al enlace del principio.
Enlace: https://welcometopinkiland.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre "El cuento de la criada"?

¿En qué año se publicó originalmente?

2017
1985
1994

10 preguntas
35 lectores participarón
Thème : El cuento de la criada de Margaret AtwoodCrear un test sobre este libro
{* *}