InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Mauro Armiño (Traductor)
ISBN : 8420698849
608 páginas
Editorial: Alianza (12/03/2015)

Calificación promedio : 4.67/5 (sobre 20 calificaciones)
Resumen:
Francia, 1866: Étienne Lantier abofetea a su patrón y se queda sin empleo. Vagabundo y sin trabajo, halla nueva ocupación en las minas de carbón. Los rigores de la labor bajo tierra, las condiciones inhumanas, la injusticia, la crisis social, la revolución y la huelga, la brutal represión, pero también el amor, son los protagonistas de " Germinal " , uno de los más rotundos y vívidos alegatos nunca escritos en favor de los explotados y los oprimidos.
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
entresomnis
 12 May 2022
Esta es la primera vez que leo a Zola y he quedado muy impresionada. No esperaba para nada que un libro que nos habla sobre el nacimiento del movimiento obrero para denunciar las condiciones de explotación que sufrían los mineros de la época fuera a ser tan ameno y con un ritmo tan trepidante.

Zola, como fundador y máximo exponente del naturalismo, analiza en esta novela la conducta humana a partir de la observación directa de la sociedad utilizando el método científico. El propio autor bajó a las minas y vio como trabajaban en ellas no sólo los hombres sino también las mujeres y los niños, en unas condiciones de explotación laboral inhumanas. Gracias a esta experiencia en primera persona consigue con las descripciones de la mina, como espacio claustrofóbico y sofocante, que el lector lo pueda imaginar como si estuviera allí, sintiendo de forma muy vivencial las sensaciones que provoca. El descenso a la mina es un momento aterrador y pensar que ese momento los mineros lo viven a diario produce estupor, indignación y horror por lo increíble que parece que eso alguien lo pueda soportar.

Es una obra con muchos personajes que tienen un peso importante, pero se centra sobretodo en una familia con siete hijos de todas las edades y sexos que permite que podamos conocer diferentes realidades. Aunque el personaje principal es el joven Étienne y la historia comienza con su llegada a un pueblo minero de la Francia del siglo XIX buscando trabajo. Una vez empieza su labor de minero y observa las subordinaciones en las que están todos, decide iniciar un movimiento de concienciación y propone una huelga para conseguir una mejora de estas condiciones. Pero el hambre y la miseria acechan a un pueblo sin recursos que soportará ese parón laboral con muchas penurias. Ahí se observarán los límites de cada uno, la degradación como seres humanos y la corrupción de las masas.

Basada en una noticia local de la época esta novela no puede dejar indiferente a nadie. Es una novela sobrecogedora, que te tiene con el corazón en un puño todo el rato, con momentos taquicárdicos y un final apoteósico. Una historia que te destroza el alma y te rompe el corazón.

Es una historia de contradicciones ya que el debate interno entre la esperanza y el miedo por querer cambiar las cosas y saber que no van a poder es un sentimiento que persigue a todos y a la vez los hace muy humanos. Porque en esta historia no hay buenos ni malos, héroes ni villanos, hay personas humanas que se equivocan y que se ven abocadas a actuar en situaciones extremas de hambre, terror y muerte.

Este libro quiere ser también un homenaje a todos los mineros que sufrieron y siguen sufriendo por ganarse el pan a base de vivir encerrados en la oscuridad de la mina, tal y como la compara Zola con un monstruo hambriento que se los traga cada día. Unos hombres que no han necesitado expiar sus pecados una vez muertos, porque en la tierra ya conocieron el infierno.

Con una prosa sublime y una historia grandiosa, Zola nos regala esta obra maestra y se asegura que a partir de ahora pase a ser uno de mis escritores preferidos y que yo siga leyendo su extensa obra.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         113
Guille63
 07 March 2023
Germinal viene a ser Las uvas de la ira francesa. Ambas tienen como objetivo mostrar los efectos de un capitalismo salvaje, sin control ni limitaciones y en ambas el desenlace es descorazonador, aunque también las dos dejan al final esa semillita de esperanza tan necesaria y, quizás, tan contraproducente. Pero la obra de Zola tiene más caras que la novela americana.

En primer lugar, nos presenta a los trabajadores de una forma más realista; primero como a unos santos inocentes que besan la mano que les ahoga (también las mujeres que soportan no solo la mano de los patronos sino la de sus hombres, a los que, pese a los malos tratos, defienden y vuelven una y otra vez, como si la relación con ellos no pudiera ser de otra manera); y después, cómo la frustración, el hambre, el no tener nada y, por tanto, la ausencia de miedo a perder algo, prenden en ellos con una fuerza inesperada y brutal y los perros muerden la mano del amo, asombrado ante el hecho de que sus siervos, despreciando todo el esfuerzo dedicado a ellos, pudieran necesitar más de lo que tienen.

Pero la gran diferencia con la obra americana es que Zola también nos expone el otro lado del conflicto, el de los propietarios y su visión clasista, casi biológica, de la sociedad, en la que los trabajadores son una especie aparte, muy distinta de ellos mismos, con otras necesidades, otros deseos y aspiraciones, que solo necesitan el salario justo y necesario que les permita poder engendrar otra generación que asegure el mantenimiento del negocio.

Este párrafo, del administrador de la mina, es muy elocuente.

"¿Quién era el idiota que basaba la dicha de este mundo en el reparto de la riqueza? Esos visionarios de revolucionarios podían demoler la sociedad y reconstruir otra, y no conseguirán añadir un solo goce a la humanidad, ni le ahorrarán ningún dolor porque cada uno tuviese más pan y más arenques. Actuando de aquel modo, incluso ensancharán la desdicha terrenal, consiguiendo que un día hasta los perros aullasen de desespero cuando les hubieran sacado de la tranquila satisfacción de sus instintos, para contagiarles el insaciado sufrimiento de las pasiones. No, el bien residía en no ser, y, pues que había que existir, ser árbol, una simple piedra o, mejor aún, el grano de arena que no puede gemir bajo el pide de los transeúntes."

Zola no es benevolente con los santos inocentes, esos explotados que de una u otra manera veneran a su señor y son capaces de arrodillarse para perseguir la huella olfativa de la presa que persigue su amo para, una vez hallada, volver a por su terrón de azúcar. Y no es benevolente con los individualistas que son capaces de trepar a costa del sufrimiento de sus compañeros y, sin justificar la violencia indiscriminada, comprende la situación de aquellos para los que solo les quedan dos caminos y no aceptan la esclavitud que supone uno de ellos.

Gran novela, brutal y magnífica.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (1) Añadir cita
Roly810515Roly81051528 January 2022
La muerte apaga la linterna.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: literatura francesaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

¿Conocedor o experto en literatura francesa?

¿Cuál de los siguientes libros fue escrito por Gustave Flaubert?

Memorias de un loco
El más bello amor
Elogio de París

16 preguntas
50 lectores participarón
Thèmes : literatura francesa , Literatura en francésCrear un test sobre este libro