InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre La importancia de llamarse Ernesto (7)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  

Añadir crítica
Yani
 20 marzo 2018
Relectura febrero 2016 *

Me propuse hacer las reseñas de los libros de Wilde que tengo leídos, así que ahora es el turno de esta obra. Wilde es un genio de la ironía y el humor, sobre todo cuando la aplica a las convenciones sociales. Me parece que las sonrisas cómplices muchas veces son más hirientes que la contemplación del sufrimiento ajeno, hablando de las críticas, por supuesto.

La obra se podría resumir así: dos amigos, Jack y Algernon, se ven enredados en sus propias mentiras cuando inventan identidades falsas para sostener en el campo o en la ciudad. A Algernon en particular eso le va a traer problemas cuando le toque enamorarse. Las situaciones que se generan a partir de esto son muy divertidas (los diálogos también los son) y, como ya había advertido anteriormente, guardan críticas que se entienden sin problemas. Sólo es necesario saber que en la época victoriana se ponía demasiado hincapié en la respetabilidad de las personas (de la puerta de la casa para afuera, claro está) y la obra apunta a la necesidad de crearse una máscara para poder romper los límites sin quedar demasiado pegado. Obviamente, esto repercutía en varios ámbitos de la vida social. Un detalle útil: en las buenas ediciones anotadas está la aclaración del juego entre “Ernest” y “earnest”, cosa que yo no sabía.

Si bien la resolución de la obra me pareció un poco forzada, al estilo de las casualidades de Dickens, es bastante sorpresiva. Sobre los personajes mucho no puedo decir: son simpáticos, pero un poco superficiales. Cecily y su diario íntimo me dieron gracia, al igual que las observaciones de Lady Bracknell sobre el matrimonio. La verdad es que no me puedo quejar demasiado de este libro y eso, para mí, es una buena noticia.

(*) Debería bajarle una estrella porque, al releerla, el choque de casualidades en el tercer acto es tan poco realista que da risa. Aún así, los diálogos chispeantes e ingeniosos no me permiten hacerlo. Lo que sí cambió de mi opinión es lo de la superficialidad de los personajes: se comportan y hablan de esa manera (con Lady Bracknell como estandarte) porque son, efectivamente, representaciones de la clase social que Wilde está criticando. Más de un espectador se debe haber sentido identificado al verla. Las consideraciones de Bracknell sobre el matrimonio derrochan victorianismo y las jóvenes no son más que víctimas de las circunstancias. Cosa que me hace acordar a lo que dice Daisy en El gran Gatsby (aunque sean de siglos distintos, no hay mucha diferencia): "lo mejor en este mundo para una chica es ser bonita y tonta".
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
maarivero_19
 21 marzo 2018
A pesar de que Oscar Wilde sigue convenciéndome más como cuentista que como otra cosa, creo que esta obra resulta bastante impactante por el trasfondo social que tiene. Ese análisis crudo e irónico de la sociedad victoriana con su doble moral hace pensar y mucho. Además, los personajes, tanto los secundarios como los principales, están muy bien estructurados permitiéndonos ver desde el principio las características que los definen.
En el caso de Algernon, la mentira y el materialismo; y Jack, la mentira y el romanticismo. Y las protagonistas enamoradas, Gundelinda y Cecilia, con sus afectos simplemente arraigados a un nombre y no a la persona que lo porta. Y Lady Bracknell, con su deseo de fortuna y poder que solo mira como importante las posesiones y no a las personas.
La clave aquí es Ernesto, en su significado más cabal Wilde quiso mostrar la seriedad detrás del nombre, pero al crearlo como una mentira supo dejar muy en claro que la seriedad solo puede existir en la superficie, como una fachada de lo que realmente se es.
Un clásico más que recomendable.
Enlace: https://www.goodreads.com/us..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
anamrs
 14 enero 2018
No he podido acercarme de mejor forma a Oscar Wilde.

"Una comedia trivial para gente seria" No hay una definición más adecuada que la que nos da su autor. Es divertida pero a base de utilizar de una forma muy fina el lenguaje. Está cargada de ironía, dobles significados y sátiras. Es un humor diferente, inteligente. Y si especialmente amas la ironía (mea culpa) te va a encantar.

Aunque me gusta el teatro no soy precisamente una fan de leer obras de teatro, lo mío son las representaciones en especial los musicales, pero Wilde hace que eso no me importe en absoluto. He disfrutado como una enana y lo he leído lentamente, disfrutando.

Ya lo tengo apuntado en mi lista para leerlo en inglés porque tiene que ser una gozada. Además, se debe disfrutar más debido a las palabras de doble significado de las que el autor hace buen uso. Si sabes algo de inglés es posible que te des cuenta, sino tal vez las pases por alto. Por eso, una próxima lectura en inglés es algo obligatorio.
Comentar  Me gusta         20
marquez2393
 20 julio 2019
Para mí la mejor de sus obras teatrales,a pesar que en las traducciones al español pierden sentido los juegos de palabras,incluyendo el del título mismo.La fórmula que usa Wilde es la de la comedia de enredos,típica del teatro del siglo XV al XVII, que a finales del siglo XIX había sido completamente olvidada.El enredo se afianza precisamente en que dos de lo personajes se hacen llamar Ernesto en el Campo,desatando así toda una serie de situaciones jocosas.He ahí la importancia de llamase Ernesto,porque cada Ernesto busca sus intereses y los demás personajes confunden lo que escuchan de dos Ernestos diferentes.
Comentar  Me gusta         00
Megl
 22 abril 2019
No es lo mejor de Oscar Wilde para mi.
Tal vez porque no soy muy amiga de las comedias.
Es correcto, entretenido. No es la obra que más recomendaría del autor.
Coincido con Edd62, para mi lo ideal es leerlo en inglés, en la traducción se pierden muchos juegos de palabras graciosos.
Comentar  Me gusta         00
Edd62
 14 septiembre 2018
“ y como todo buen Ernesto tienes cara de honrado” por tanto debe llamarse ernesto,
Este juego de palabras , en ingles, en español pierde su gracia, es el que da origen a esta comedia ligera, de Wilde, divertida y muy bien escrita,,
Comentar  Me gusta         00
MonserratGaona
 12 junio 2018
Entretenida obra de teatro, me saco varias risas, muy fácil y rápido de leer, ideal para leerlo entre lecturas densas o salir de un bloqueo lector.
Comentar  Me gusta         00
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





{* *}