InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

FRANCESC PARCERISAS VAZQUEZ (Traductor)
ISBN : 8482645951
Editorial: RBA (11/10/2012)

Calificación promedio : 4.21/5 (sobre 197 calificaciones)
Resumen:
Muy pocas veces un libro ha sido tan leído y amado como el clásico de J.R.R. Tolkien, El Hobbit. Desde que fuera publicado por primera vez en 1937, no ha dejado de deleitar a sucesivas generaciones de lectores en todo el mundo. Como todos los grandes clásicos, la relectura de El Hobbit despierta nuevas ideas y perspectivas en la mente del lector; la Tierra Media de Tolkien es una mina inagotable de tesoros y conocimientos, con raíces que nacen de las profundidades d... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (62) Ver más Añadir una crítica
patriciamiranda782
 05 mayo 2020
Cuando uno entra en el mundo de un libro nunca sabe con qué se encontrará. Las historias a veces alcanzan a cubrir las expectativas y otras veces las superan ampliamente.
Pero nunca como con El Hobbit me he sentido tan a gusto en un mundo tan maravilloso y lejano pero a la vez tan posible y creíble que uno transita las páginas de la historia sabiendo que no estás allí pero que con un parpadeo se puede estar.
Cuando alrededor de 1930, J. R. R. Tolkien comenzó a escribir El hobbit, hacía ya diez años que trabajaba en el vasto panorama mitológico de El Libro de los Relatos, que más tarde se llamaría El Silmarillion. Así como esas crónicas tempranas narraban los mitos inmemoriales de la Primera y Segunda Edad, Tolkien pronto advirtió que El hobbit iba ordenándose de algún modo como un relato de la Tercera Edad.
25 cosas que no sabías de El Hobbit
La Tierra Media fue concebida como un territorio imaginario del planeta Tierra, algo así como un período de tiempo que ocurrió antes de los primeros hechos históricos que se conocen. Los distintos reinos están inspirados en territorios europeos, de hecho, Hobbiton estaría en Oxford, Inglaterra.
El estilo directo y lineal, con alusiones (que el autor deploró más tarde) a un público infantil, no impide la poderosa irrupción de los grandes temas tolkienianos (el poder, la codicia, la guerra, la muerte) que reaparecerían en una dimensión más épica en El Señor de los Anillos.
Para quienes quieren entrar en el mundo de Tolkien no hay mejor puerta entonces que EL Hobbit.
La magia se codea con la realidad de un mundo inventado donde los valores esenciales son tan similares a nuestro mundo de todos los días que sus personajes parecen estar a nuestro lado en cada escena y entonces, sus miedos son los nuestros, sus desvelos se hacen propios y de golpe estamos viviendo la súper poderosa atracción de lo maravilloso contado desde aquello que desde niños supimos que es posible alcanzar con solo jugar el juego de ser por un momento ese héroe de papel.
El personaje central de la historia es Bilbo Bolsón un hobbit, pacífico, hogareño, como son todos los hobbits, no hacen nada impredecible y no dan que hablar a sus vecinos. Un día se le anuncia que el mago Gandalf iría a visitarlo, pero antes de la llegada del mago acuden a su casa de improviso, uno tras otro hasta un total de trece enanos que empiezan a desbaratar su pacífica, ordenada y hogareña existencia. Sin saber muy bien cómo, Bilbo acaba siendo contratado como saqueador de la expedición, cuyo destino es recuperar un tesoro guardado en el interior de una montaña y custodiada por el gran dragón Smaug. Por el camino se encontrarán con trolls, orcos, lobos, arañas, elfos, serán huespedes del hombre-oso y se verán prisioneros de los elfos del Bosque Negro. En medio de todas estas aventuras Bilbo encuentra algo, un anillo que más tarde adquirirá una importancia tal que dará pie a la saga de El Señor de los anillos.
¿Es posible ser objetivo al escribir una reseña de El Hobbit? En mi caso no y confieso que la subjetividad en este caso se adueñará de cada lector que con su nueva mirada resemantizará el contenido y los mensajes subliminales de la historia que más allá de ser el comienzo de un largo camino de lecturas se transformará en el basamento de un mundo tan maravilloso como real y tan soberbio como simple en su lectura.
El libro es producto de las historias que el mismos Tolkien les narraba a sus hijos de forma tal que no es de asombrar que sea una lectura elegida por muchos jóvenes. Y aunque llegó a mis manos a una edad en que el mundo infantil ha quedado sumamente lejos, no por eso deja de sorprenderme, de maravillarme y por momentos de sentir nostalgia por no haberlo conocido y disfrutado antes.
Es sabido que un libro nos está esperando desde siempre y si me dejo llevar por la magia de posibles realidades y aceptando que el tiempo no deja de fluir es posible sentir que El Hobbit me está esperando desde hace tanto tiempo que no puedo menos que sentirlo como ese nuevo amigo que nunca me abandonará porque desde siempre estuvo conmigo aunque yo no lo supiera.
El Hobbit, como dije más arriba era originariamente un libro pensado para niños, eso se nota en el leguaje sencillo y en la linealidad de la historia que os va arrastrando sin contragolpes técnicos de envergadura. Sin embargo, la verdadera belleza de la historia radica en la simpleza de su narración y en la profundidad del sentido que la historia adquiere dentro del mundo que nos rodea. Un libro siempre vigente, un clásico justamente porque nos habla de la vida, no importa dónde y cuándo la vida se desarrolle siempre existirá el miedo, el honor, la lucha y la amistad, la codicia, la dignidad y la lealtad, y esos son los valores con los cuales Tolkien nos abofetea en cada página y son los sentimientos que nos pertenecen porque somos Bilbo, somos Gandalf y tenemos también un poco de la personalidad de los enanos, de los elfos, incluso de los trasgos y los trolls o los huargos.
Tenemos incluso algo de Gollum, una extraña criatura, pequeña y viscosa, «tan oscuro como la oscuridad, excepto dos grandes ojos redondos y pálidos en la cara flaca». Ese personaje enigmático que regresará para sorprendernos en El señor de los anillos y que hace en El Hobbit su entrada triunfal inaugurando un personaje en el cual la dicotomía entre el bien y el mal instalados en un solo ser nos atrapa desde el comienzo.
Y es que con Gollum uno no puede sentirse ajeno a la lógica simple y sencilla, a los razonamientos simples que nos obligan a afirmar que en lo sencillo está lo complejo y que lo complejo es tan sencillo que solo es incomprensible si nos dejamos ganar por eso que nos han contado que somos y no por lo que somos. Si es verdad que desde niños nos roban la pureza y con ella la conciencia y la comprensión básica del mundo, Gollum con sus acertijos nos la devuelve.
Canta sin voz,
Vuela sin alas,
Sin dientes muerde,
Sin boca habla.
Cuando seguí leyendo, ya segura de que había adivinado el acertijo, no lo puede creer:
-¡Un momento! –gritó Bilbo, pensando aún en las cosas que se comían. Por fortuna una vez había oído algo semejante, y recobrando el ingenio, pensó en la respuesta-.El viento, el viento, naturalmente –dijo, y quedó tan complacido que en el acto inventó otro acertijo.
Y es que yo también había pensado en el viento a pesar de no haber escuchado nunca nada parecido y entonces, quizás desde ese instante (estaba en la página 84) es que sentí que el mundo de Tolkien era el mundo donde siempre quise estar o el mundo del cual nunca debería haber salido.
Lo bueno es que El Hobbit me ha hecho entrar al mundo de El Señor de los anillos con una mirada distinta, tal vez con la conciencia recuperada y seguro con la certeza de que no hay mundos imposibles si dejamos de lado la razón y nos dejamos ganar por una historia desde el corazón.

Enlace: https://www.taller-palabras...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Alezeia
 15 septiembre 2020
«En un agujero en el suelo vivía un hobbit. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusano y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o comer: era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad». Este comienzo tan mítico, que recuerda al inicio de la obra de Cervantes, se debe a una anécdota veraniega. En una tarde calurosa, hastiado de corregir exámenes, le vino a la mente este maravilloso principio. En ese instante ni siquiera sabía lo que era un “hobbit”, y mucho menos imaginaba lo que estas criaturas iban a suponer en la literatura y en su vida. Porque fueron de hecho su puerta al éxito: en sus cuarenta años de vida había escrito muchas cosas, tanto divertidas como serias; pero casi todas ellas eran sólo divertimentos privados que no esperaban ver la luz, y sólo había publicado algunos poemas y trabajos académicos, cuando por casualidad la editorial Allen & Unwin le ofreció sacar a la venta este cuento infantil.
El protagonista de la historia es Bilbo Bolsón, el aburguesado hobbit que sin comerlo ni beberlo (de hecho la buena comida y la bebida es una de las cosas que más echa de menos) se ve embarcado en una asombrosa aventura por culpa del misterioso mago Gandalf y trece enanos que tienen el temerario objetivo de recuperar su antiguo reino y el tesoro robado por el dragón Smaug. En el camino a la Montaña Solitaria, Bilbo se encuentra con insólitas criaturas, peligrosas y fascinantes, y sin darse cuenta acaba siendo –con la inestimable ayuda de un anillo mágico– todo un valiente saqueador.
Injustamente se suele hacer demasiado énfasis al carácter infantil y poco elevado de El Hobbit en comparación con El Señor de los Anillos, pues aunque las aventuras del señor Bolsón comienzan siendo cómicas y de poco coraje, el tono del libro se va elevando conforme el hobbit se adentra en mayores peligros, de modo que el terror, el heroísmo y el sentido épico de los últimos capítulos tiene poco que envidiar al posterior relato de su sobrino Frodo, aunque el conjunto de la obra sea bastante menos grave.
Hay múltiples ediciones de este libro; en tapa dura, de bolsillo, ilustrado por el propio Tolkien u otros artistas… de entre ellas, yo dispongo de la edición de «Minotauro». Sin embargo, posteriormente me informé y realmente me quedaría con El Hobbit Anotado. Esta edición tiene notas de Douglas Anderson, que además del relato incorpora al margen del texto una serie de interesantes comentarios, sobre las fuentes de la historia y los personajes, su relación con la vida de Tolkien y sus otras obras, etc; además viene adornado con muestras de las diferentes ediciones ilustradas de El Hobbit en todo el mundo; y no menos interesante, incluye también un apéndice en el que se registran los múltiples cambios (a veces muy sustanciales, como en el episodio de Gollum) que sufrió el libro en sus distintas ediciones –en inglés– desde 1937.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
AlmaLectora
 09 marzo 2020
Este libro fue una relectura que quise hacer este verano. Y es que la primera vez que lo leí fue con 12/13 años y desde entonces no he parado de leer libros de fantasía. Este libro fue el que logró que no dejara de leer, y sobre todo en que siguiera imaginando y creando en mi mente mundos mágicos.
Seguro que todos (quien más quien menos) conocéis la historia del anillo de poder. En esta ocasión lo que nos cuenta el autor es como Bilbo Bolson, el tío hobbit de Frodo, consiguió el anillo que luego dará tantos problemas a su sobrino y amigos.
Si habéis leído la trilogía del Señor de los Anillos, os digo que esta "precuela" está escrita de forma menos adulta ya que en un principio fue una historia que el autor se inventó para contársela a sus hijos.
Lo que nos iremos encontrando a lo largo del libro son una serie de continuas aventuras que vivirá Bilbo junto a unos enanos en busca de un tesoro "perdido". En cada uno de los capítulos en que está dividido el libro nos encontraremos una de las aventuras que vivirán estos pequeños personajes.
En esta ocasión, Tolkien no se extiende en las descripciones de lugares, personajes, sino que dice lo esencial de cada sitio o personaje para que la lectura sea más amena y rápida. Los sucesos son muy rápidos. Y como os digo, esos sucesos comienzan y terminan en el mismo capítulo. Por lo que el viaje se hace muy ameno y rápido para los lectores, aunque no para los personajes, ya que del principio al final transcurre un año.
Recordaba los acontecimientos principales pero no recordaba esa forma directa que tiene el autor de hablar con el lector, haciéndole participe de las aventuras de los personajes o recordandole  acontecimientos anteriores que son importantes en ese momento.
Lo que me ha parecido un poco precipitado y creía recordar como una gran batalla es el final. Pero todo ocurre tan rápido que ahora casi ni me he dado cuenta.
A lo largo de la historia podemos ver como toda esta aventura que Bilbo decide hacer por pura diversión, le cambia la forma de pensar y de ser, ya que va evolucionando a lo largo de la historia hasta llegar al final ser el hobbit que conocemos la mayoría en la continuación de estas aventuras.
Además de la aventura escrita en prosa tenemos una gran cantidad de acertijos que hacen los protagonistas por diversión o para superar alguna prueba que deben realizar para continuar su camino. También encontramos escritos en verso las canciones tan particulares que hacen los enanos y que amenizan las horas de viaje.
En conclusión, un libro que página tras página te adentra en una gran aventura. Y como todos sabemos es el comienzo de algo mucho más grande de lo que todos piensan al comienzo de este viaje. Os lo recomiendo con los ojos cerrados, ya que es un clásico que debéis leer una vez en vuestra vida.
Enlace: https://almalectora.wordpres..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
Imaginatura
 20 noviembre 2017
Siempre me resulta bastante difícil reseñar libros amados por generaciones, libros clásicos, de la lista de “leer antes de morir”. Quiero decir tanto y no sé de qué manera, porque temo expresar lo que verdaderamente opino (ya que la mayoría de las veces no me parecen tan geniales como los pintan)… Pero en ésta ocasión, me encuentro sin palabras, no encuentro las adecuadas… No sé qué decir… Estoy con la mente aun viajando, recordando con cariño a los personajes y disfrutando de los rezagos que me han quedado de éste genial libro.
Comencé a leer El hobbit a principios de año pero lo dejé porque lo estaba leyendo en la computadora y no quería hacerlo así. Abandoné. Pero ante la terrible realidad y la nueva posibilidad de leerlo en el celular, decidí que ya era momento de volver a la Tierra Media. Y así fue…
Bilbo Baggins (como a mí me gusta llamarle) conquistó mi corazón apenas aparecer en las páginas. Aunque creo que eso se debió, en mayor parte, a que imaginé a Martin Freeman (Bilbo en la adaptación cinematográfica) y sus espectaculares movimientos, gestos y reacciones; sin embargo, no se puede negar que Bilbo tiene un encanto especial: es un hobbit, un hobbit que vive en un agujero bajo la tierra y que es bastante normal, gusta de la comodidad de su hogar y de las comidas que con tanto amor guarda en su alacena. Ay, como que me vi reflejada en él, comiendo segundos desayunos y amando estar encerrada.
Voy a traer a colación algo que vi el otro día en la película Jurassic Park III; el Dr. Alan Grant dice que hay dos personas en éste mundo: quienes quieren ser astronautas y quienes quieren ser astrónomos. El astronauta va a allá arriba, vive la aventura, mientras que el astrónomo investiga y estudia todo desde un lugar seguro… ¡Por supuesto, me acordé de Bilbo! Él comienza siendo un hobbit bien asentado en su agujero, casi tiene raíces en los pies (además del pelo característico)… Entonces llega Gandalf y luego, su casa está infestada de enanos que beben, cantan canciones monas y buscan recuperar el hogar que les fue arrebatado por un dragón hace muchos años. Y Bilbo está allí, en su propio hogar, sin entender mucho, pero teniendo cosquillitas porque una parte de él quiere dejar de ser astrónomo y convertirse en astronauta. Y claro que decide salir a buscar la aventura… Y es aquí donde amo más a Bilbo, porque a pesar de estar en una aventura, conviviendo con enanos, conociendo elfos y huyendo de un ejército de wargos, se encuentra añorando su hogar continuamente, desenado estar muy lejos de donde realmente está.
Amé que Bilbo fuese así, porque de los libros con los que me he topado, la mayoría de los personajes hace lo que hace o lo que le dicen que no haga, con mucho coraje. No recuerdo haber leído mucho sobre personajes añorando la tranquilidad, deseando estar en casa, disfrutando de buenas comidas… Quizá es que tengo mala memoria. Sea así o no, el hecho es que amo la valentía de Bilbo, valentía que surge en los momentos necesarios, cuando debe enfrentarse a lo inevitable.
El resto de los personajes me parecieron tan adorables como Bilbo. Thorin, un poco gruñón, pero aun así adorable. Sí me confundí mucho con el resto de los enanos, pero estudiarlos en las entrevistas de la película me ayudó un poquito. de Smaug, el pequeño villano, debo decir que también lo adoré. Un dragón parlante no se encuentra siempre.
Pero, como en todas las lecturas, hay algo que no me satisface y es que SPOILER no se ve realmente lo que ocurre con Smaug, cómo es derrotado. Quería leer eso; pensé que sería parte de la historia, ¡pero no! Y otra cosa, es que el final fue muy inesperado. de hecho, pensé que me había saltado alguna página, que había algo mal, que faltaba algo… Fue muy inesperado. No podía creer que lo hubiese acabado, porque fue un libro tan ameno que… creo que quería leerlo por mucho tiempo más.
¿Necesito añadir algo? Como conclusión: fue un libro increíble, lleno de aventuras emocionantes y sucesos inesperados. Fantástico. No cabe duda que Tolkien creó un universo maravilloso en el que me gustaría vivir. ¡Por eso quiero mudarme a Nueva Zelanda, y de paso me llevo a la Centi conmigo!
"Smaug yacía, con las alas plegadas como un inmenso murciélago, medio vuelto de costado, de modo que el hobbit alcanzaba a verle la parte inferior, y el vientre largo y pálido incrustado con gemas y fragmentos de oro de tanto estar acostado en ese lecho valioso. Detrás, en las paredes más próximas, podían verse confusamente cotas de malla, y hachas, espadas, lanzas y yelmos colgados; y allí, en hileras, había grandes jarrones y vasijas, rebosantes de una riqueza inestimable."
Enlace: http://troupe-literaria.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
joes093
 22 octubre 2018
Esta ha sido la primera vez que he tenido entre mis manos una obra de J.R Tolkien, pero al saber que era amigo de C.S Lewis me hice más o menos una idea de cómo era su manera de narrar. (Pues se dice, que ambos de daban ideas para sus historias). Y no me equivoqué. Su manera de escribir es casi igual, sólo con una ligera diferencia: el público al que se dirige. Si bien es cierto que J. R. Tolkien tenía intenciones desde un principio que la lectura fuese para niños, lo cierto es que El hobbit terminó por ser una lectura para todas las edades y no sólo a un público en especifico. Por lo tanto, la lectura no es nada tediosa, puede serlo en un principio, pero conforme vas avanzando, más interés por el desarrollo de la misma irás teniendo y pronto querrás saber el final.
Los personajes son muy entrañables y cada una de sus personalidades con las consecuencias de sus actos, pretenden dejarte una moreleja. La forma en que es desarrollada la historia, despierta el interés del lector y lanzará sus propias expectativas al respecto.
La verdad, es que me ha gustado mucho el libro que tengo pensando leerme la saga de El Señor de los Anillos aunque el único "pero" que le pongo a la manera de escribir, son los nombres raros porque hace que la lectura sea un tanto difícil de seguir en un principio, pero eso no le quita lo interesante. (Me gustó mucho tanto el personaje con el nombre de Bombur, el cual pienso considerarlo para un gato).

Cambiando un poco el tema, no sé si ustedes hayan visto las recientes películas basadas en este libro. Las cuales tienen pretendido a ser hasta tres partes. Cuando vi las peliculas (las cuales se me hicieron algo tediosas de ver), creí que el libro sería igual de tedioso de leer pero resultó ser todo lo contrario. Entonces luego entendí, el por qué. Es un libro que consta cerca de 400 páginas que bien pudieron haber sido resumidas en dos horas y media como máximo. Las adaptaciones para el cine tiene muchas escenas de relleno que hacen de la historia mucho más compleja y difícil de entender cuando es algo totalmente sencillo. Pareciera ser, que quisieron hacer una introducción a la saga de El Señor de los Anillos acerca del Nigromante, pero la introducción de los orcos y como de los magos, a mi parecer, pudo haber sido comprensible si no hubieran abusado de los temas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         22
Citas y frases (17) Ver más Añadir cita
AnaMAnaM16 octubre 2019
En un agujero en el suelo vivía un hobbit. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer: era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad.
Comentar  Me gusta         20
Gerardo_trinidadGerardo_trinidad13 agosto 2020
¿Me deseas un buen día, o quieres decir que es un buen día, lo quiera yo o no; o que hoy te sientes bien; o que es un día en que conviene ser bueno?
Comentar  Me gusta         40
MelBookishMelBookish19 noviembre 2018
En estos lugares somos gente sencilla y tranquila y no estamos acostumbrados a las aventuras. ¡Cosas desagradables, molestas e incómodas que retrasan la cena!
Comentar  Me gusta         30
LalectoraLalectora17 noviembre 2017
Si muchos de nosotros dieran más valor a la comida, la alegría y las canciones que al oro atesorado, este sería un mundo más feliz.
Comentar  Me gusta         30
Gerardo_trinidadGerardo_trinidad13 agosto 2020
—¿Dónde has ido, si puedo preguntártelo? —dijo Thorin a Gandalf mientras cabalgaban.
—A mirar adelante —respondió Gandalf.
—¿Y qué te hizo volver en el momento preciso?
—Mirar hacia atrás.
Comentar  Me gusta         10
Videos de J. R. R. Tolkien (3) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de J. R. R. Tolkien
La frase pertenece a J.R.R. Tolkien. El Silmarillion.
otros libros clasificados: fantasíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Tolkien, su vida y sus obras

¿Cómo se llama el mundo creado por Tolkien en sus obras?

Comunidad del Anillo
Arda
Mithlond

15 preguntas
27 lectores participarón
Thème : J. R. R. TolkienCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..