InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 9505470630
309 páginas
Editorial: Distal S R L (30/01/2005)

Calificación promedio : 4.32/5 (sobre 893 calificaciones)
Resumen:
Muy pocas veces un libro ha sido tan leído y amado como el clásico de J.R.R. Tolkien, El Hobbit. Desde que fuera publicado por primera vez en 1937, no ha dejado de deleitar a sucesivas generaciones de lectores en todo el mundo. Como todos los grandes clásicos, la relectura de El Hobbit despierta nuevas ideas y perspectivas en la mente del lector; la Tierra Media de Tolkien es una mina inagotable de tesoros y conocimientos, con raíces que nacen de las profundidades d... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (119) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 17 January 2023
Y por fin empiezo las relecturas de las obras más importantes de Tolkien. Tengo muchas ganas de esto, son muy queridas para mi y me hace mucha ilusión, aunque solo sea porque ha tardado en darse. Además de porque me encanta, hay otro motivo por el que me ha emocionado tanto volver a tener entre mis manos “El Hobbit”. Este este libro no solo supuso mi primer acercamiento a la prosa de Tolkien hace ya tanto tiempo (aunque realidad, yo a este autor le conocí gracias a la película animada que se hizo del “Señor de los Anillos” en el año 1978 ). Con siete años, este fue el primer libro con un poco de enjundia que leí sola por primera vez, con cierta envergadura y complejidad, letra pequeña y sin ningún tipo de ilustración. de ahí el cariño particular, que siento por él, ya no solo por el hecho de que me encante. Además, hubo una época en mi vida (en mis años adolescentes) en que todos los años releía “El Señor de los Anillos”. Pero por algún extraño motivo no siempre volvía a darle una oportunidad a “El Hobbit”. Algo que no entiendo. Además, cuando lo hacía , siempre solía leer antes ESDLA y luego volvía a este libro. Cosa curiosa, puesto que la primera vez los leí según el orden de publicación original. Así que me hacía ilusión volver a leerlos en el mismo orden en que lo hice la primera vez.

En un agujero-hobbit Bilbo Bolson lleva una vida tranquila y ordenada como buen Hobbit que es. Todo esto cambiará con la llegada a su hogar del mago Gandalf, quien arrastrará a Bilbo hacia una inesperada aventura. Contratado por un grupo de enanos, Bilbo emprenderá un viaje hacia una montaña en la que un enorme dragón custodia un increíble tesoro. Y no solo la meta es peliaguda, el viaje estará plagado de encuentros, aventuras, peligros y criaturas de todo tipo. Una travesía que cambiara la forma de ser de Bilbo y pondrá en sus manos un aparentemente inofensivo anillo lleno de poder…

Este libro para mí es la definición absoluta y total de “Casa”. Creo que es la cuarta o la quinta vez que lo leo y lo he disfrutado tanto como la primera vez. Creo que lo ha comentado hoy en alguna ocasión, pero para mí este es el camino ideal para iniciarte en el universo de la Tierra Media y Tolkien. Probablemente de todas sus obras, “El Hobbit” sea la más accesible y fácil de leer. No quiero decir que Tolkien sea terrible de leer o muy difícil, para nada. Simplemente que es un escritor muy pausado y con un estilo muy descriptivo y lírico, y que por eso más de uno no ha podio tragarle. Una pena, porque cuando se le da la oportunidad es una maravilla. Pero volviendo a lo que nos interesa, se nota mucho que “El Hobbit” es una obra enfocada al público infantil, que Tolkien empezó a componer para entretenimiento de sus hijos. Su estilo narrativo está más enfocado en la aventura, de ahí que el ritmo sea mucho más ameno y sencillo que en ESDLA. En está ocasión Tolkien no se extiende tanto en las descripciones geográficas ni tiene un ritmo tan placido. de hecho, a lo largo de sus poco más de 300 páginas no paran de pasar cosas. Además, la forma en que está escrita no pone tanto el énfasis en el drama y la tragedia como la trilogía, es menos poética y grandilocuente, con un estilo más mundano y sencillo y no poco centrado en el humor, con comentarios y referencias bastante divertidas, muchas veces sacadas de la propia vida real. Y eso es algo que creo que nunca he vuelto a ver en nuestro autor.Es una novela mucho más ágil, más centrada en entretener, en la aventura, y en ir directa al grano.

Si hay algo con lo que disfruto siempre que vuelvo a esta novela es una cosa que creo que solo pasa cuando volvemos a releer los libros que de verdad queremos y que nos han marcado en nuestra vida, y es que siempre encuentro y veo nuevas cosas en “El Hobbit”. Es un libro que se parece al buen vino, mejora con el paso de los años y con cada lectura lo disfruto más y me aporta algo nuevo. En esta ocasión, creo que me he reconciliado bastante con el personaje protagonista, Bilbo bolsón. No sé por qué, pero hasta ahora tenía la idea de que Bilbo era un personaje, un poco pesado, siempre lloriqueando por volver a su agujero-hobbit y siendo un poco carga para los enanos a lo largo del viaje. Será que ha pasado mucho tiempo desde que leí el libro por última vez. Porque ahora mi impresión no puede ser más diferente. Bilbo me parece ahora uno de los ejemplos más extraordinarios que nos ha dejado la literatura de héroe que se embarca en una odisea personal y vuelve al punto de partida totalmente cambiado y mejorado. de principio a fin tiene una personalidad muy marcada, la cual va ganando en matices y evolución según van desarrollándose sus aventuras y va sobreponiéndose a todos los peligros con los que se encuentra. No sé cómo he podido pensar alguna vez que es un inútil, cuando seguramente los enanos no habrían superado muchas dificultades sin él. Es el auténtico héroe de la historia, con todas las letras, quien pasa de ser un inútil y un débil a convertirse en todo un líder y un aventurero de lo más astuto . Y un héroe con el que es muy fácil sentirse identificado, ya no solo por su evolución. Tiene unos matices profundamente humanos que le hacen muy cercano y fácil de empatizar. Incluso divertirte con él, ya que aún el anillo no ha empezado a dejar su impronta en su persona, tal y como se ve dramáticamente en el Frodo de ESDLA. Yo creo que es más fácil para mi que conecte con este personaje ahora que soy más adulta, ya que me es más fácil comprender su añoranza hacia el hogar y el miedo que siente constante ante todos los peligros que se encuentra, muchas veces el solo. de hecho, el que se reconozca abiertamente por el narrador y por los propios personajes que ha nacido con una suerte increíble logra hacerle, de alguna manera, más cercano y conseguir que eso sea algo que se acepte con toda la naturalidad y que no resulte chirriante para nada. Y ese momento en que tiene compasión de Gollum y decide no actuar contra él… ese solo párrafo para mi lo dice todo, y me conmueve profundamente. Sobre todo cuando recuerdo la poca compasión que hacia este ser demuestran otros personajes de ESDLA. En esta ocasión, para mí, Bilbo ha tenido algo que me ha recordado poderosamente a Ulises Odiseo, el célebre héroe de la obra de Homero. Son personajes que al final solo tienen su ingenio, enfrascados en un viaje lleno de criaturas peligrosas. En las cuales se ven constantemente en la cuerda floja y obligados a evolucionar.

La novela es una autentica maravilla con la que te lo pasas pipa de principio a fin, ya sea que te embarques en ella por primera vez, o , incluso, no considerandote fan de Tolkien. de hecho, creo que esta reseña va a ser relativamente corta para lo que soy yo, porque os juro que realmente no puedo ponerle ningún, pero a esta novela. Es entretenida y edificante a partes iguales. Una buena muestra de que la literatura infanto-juvenil puede regalarnos muy buenas cosas, que no tienen porque ser necesariamente infantiloide. Porque aunque no se encuentre en tanta medida, aquí podemos ver muchas de las cosas que caracterizan a Tolkien como escritor, hay muchas y buenas pinceladas de filosofía y de ideas muy humanas y que son muy suyas. El estilo entre esas obras es diferente, pero eso no hace que “El Hobbit” sea inferior, ni mucho menos. Por cierto, en las últimas lecturas me di cuenta de que si empiezas este libro sin saber absolutamente nada del legendarrium de Tolkien, tiene que haber momentos en los que te sientes perdido, ya que hay muchas referencias a la historia de este mundo. Yo ya dije que leí este libro después de haberme visto la peli de dibujos animados del 79, así que algo de idea tenía. Y en esta ocasión vengo de haberme leído muchas de las obras complementarias editadas por Christopher Tolkien sobre la Tierra Media. Eso me parece cuanto menos curioso. al igual que cuando sabes más, y ves que en este libro toda esa mitología e historia todavía no estaban tan desarrolladas como lo estarían en años posteriores, y que hay muchas cosas y conceptos que al final se modificaron.

Fíjate que he disfrutado tanto de esta relectura que creo que me voy a ver la trilogía que dirigió Peter Jackson hace unos años. Y que conste que, como muchos fans de Tolkien, no soy especialmente admiradora de esas películas. Es lo que tiene tener que inflar un libro para poder seguir facturando y aprovecharse del éxito de la trilogía original de ESDLA. de todas formas, a esas películas tengo que reconocerle un par de cosas buenas (mira, algún, pero tenía que ponerle a este libro pese a todo). Por un lado, que logran dar personalidades diferentes y matizadas a cada uno de los enanos, que sean reconocibles para el espectador. Eso en el libro de echa mucho en falta. de hecho, el personaje de Thorín, Escudo de Roble creo que gana mucho en estas versiones, ya que buena parte de los films se basan en profundizar en sus claroscuros, sus traumas del pasado, sus ambiciones y su relación con Bilbo. Algo para lo que Tolkien no tiene tiempo. Y otra cosa hay que reconocerle a Jackson: sabe inflar de toda la solemnidad, tensión y medio miedo necesarios a los dos encuentros más interesantes que tiene Bilbo en el libro. Lo llevo pensando muchos años, creo que ese capítulo en el que Bilbo y Gollum se encuentran, y que tango marcará los compases en “El Señor de los Anillos” es uno de los mejores textos que Tolkien escribió nunca. Incluso, aunque no sepas la importancia que va a tener en un futuro, tiene algo que te hace no poder despegarte de las páginas hasta que lo acabas. A mí me ha pasado eso todas las veces que he leído esta novela. Y estoy segura que en lecturas futuras (que no tengo ninguna duda de que la sabrá) me seguirá ocurriendo.

En fin, solo puedo decir que volver siempre a “El Hobbit” es un auténtico placer. Y esta vez no ha sido una excepción. Es de los pocos libros que sé que disfruto cada vez más, y eso que ya me encantó cuando lo leí siendo niña. Ahora estoy impaciente por empezar las lecturas de ESDLA. No sabéis cuanto.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         156
Juandi4
 17 September 2022

Nunca una obra tuvo mejor prólogo que “El señor de los anillos” con “El hobbit”. Esta historia la escribió Tolkien para sus hijos y se nota en cada rincón de ella: está mimada, cuidada al extremo, con una narración preciosa y unos personajes a los que acabas cogiendo cariño.

Un viaje precioso a un mundo fantástico narrado magníficamente con todos los elementos necesarios: un hobbit audaz, unos valientes enanos, un carismático mago y un emblemático dragón, sin olvidar a uno de los "malos" más conocidos de la Tierra Media: Gollum. Todo ello con gran componente educativo, pues entre enanos, hobbits y demás razas se esconden conceptos morales tan importantes como la amistad, la lealtad, la autosuperación... ¡¡y encima hay batallas, que más se puede pedir!!

Esos momentos en los que narra dirigiéndose directamente al lector, como si alguien a quien conoces te estuviese contando un cuento bajo la luz de una chimenea me parecieron de gran originalidad
Comentar  Me gusta         3612
Homolectus
 22 March 2021
Naturalmente, cuando alguien me conoce más de cerca y descubre mi pasión por la obra de Tolkien la siguiente pregunta es: “pero ¿Qué tiene Tolkien?”, “¿Por qué él?”, “¿Por qué la goma por el hombre?”. Ante estas preguntas muchas veces formuladas nunca tuve una respuesta muy clara más allá de una pequeña sonrisa cómplice y un “porque me gusta” o un “porque me parece fascinante”; nada más. Tardé muchos años en descubrir la verdadera razón de esto tan hondo que siento por Tolkien y lo descubrí leyendo el libro por nosécualvez en la vida, justo antes de hacer esta reseña. El porqué de mi profunda admiración por la obra de Tolkien es hondo y radica en dos hechos: El tenor que tiene su obra no solo al beber de tantas fuentes mitológicas tan ricas, sino también por ser capaz de abrirse ante el lector de formas tan diferentes cuantas veces se lea. En serio que es una obra que múltiples filtros denotan la cosmovisión —muy consciente, sea dicho— con la que Tolkien se tomaba su trabajo de escribir.

La segunda razón, más personal, pero que quiero que quede de forma explícita en algún lado alguna vez en la vida es el hecho de que todas las veces que he creído que todo estaba perdido, cuando pensaba que no quedaba nada, la Tierra Media siempre ha venido a mí, ha hecho las veces de Última (o Primera) Morada en los momentos que lo he necesitado.

En síntesis, Tolkien es lo que es para mí porque siempre que lo leo descubro cosas nuevas bajo luces diferentes y porque me ha acompañado durante algo más de la mitad de mi vida. ¡Ese par de bobaditas!

Dicho esto, y dejando el sentimentalismo que nadie pidió de lado, entremos en tema. Para dar un resumen del libro no se me ocurre mejor idea que traer a colación el primero de todos los que se hayan escrito del libro, pues es el mejor y el que dio el impulso final que necesitaba el libro para ser publicado y paso a citar textual:

"Bilbo Bolsón era un hobbit que vivía en su cueva de hobbit y nunca salía en busca de aventuras, hasta que el mago Gandalf y sus enanos le convencieron de que fuese. Pasó momentos emocionantes luchando contra trasgos y wargos. Por fin llega a la montaña solitaria. Smaug, el dragón que la custodia, muere, y después de una batalla con los trasgos, el hobbit vuelve a su casa ¡rico!
Este libro, que tiene mapas, no necesita ilustraciones, es bueno y debería gustar a todos los chicos entre 5 y 9 años." (R. Unwing, 1936)


Para nadie es un secreto que El Hobbit tiene uno de los comienzos más memorables de la literatura, eso no lo digo yo; lo dice la web, y no solo en un artículo en la página 37 de Google, sino muchos otros que lo ubican en la lista de los mejores 37, 50, 20 y yo no sé cuántos más. Pero lejos de que muchos lectores seamos capaces de recitar al menos las dos primeras líneas del libro, el inicio del libro es un inicio contundente, memorable por los antecedentes que narra y lleno de datos sobre nuestros personajes que captan inmediatamente la atención del lector. Acá Tolkien no escatima en escupir todo lo que se le ocurre sobre los hobbits para presentarlos de la mejor manera y que no quede duda alguna sobre lo diferentes e interesantes que son, no solo a los ojos del lector, sino también a los ojos de los demás habitantes de la Tierra Media.

Claramente este es un libro escrito para niños, para unos en particular; y las evidencias de esto son dos elementos en particular: El narrador, que entra en escena cada tanto para recordarnos su presencia y hacer hincapié en hechos particulares del presente y del pasado —tanto próximo como remoto— de la historia. El narrador así resulta ser elemento que rompe la cuarta pared cada tanto con el fin de recordar donde está el lector y fungir como un cambio en el ritmo narrativo. Es curioso que esta técnica haya sido usada por Tolkien solo acá, pues para El Señor de los Anillos cambia por completo; pero de eso hablaremos más llegado el momento.

A la par del narrador flotante en la historia, los capítulos son otro elemento bastante distintivo del libro: Cada uno por separado son una aventura. Todos tienen un origen del conflicto, un punto cumbre y una solución del problema. Este es otro de los elementos que viene al libro desde el origen de la historia ya que, al ser originalmente una narración que Tolkien contaba a sus hijos durante el invierno, a manera de capítulos, cada uno de ellos debía tener en sí mismo un desarrollo histórico suficiente para mantenerlos cautivados con la historia ¡Cosa que logró con creces! Desde este punto de vista, El Hobbit es la colección de anécdotas del viaje que llevó a Bilbo desde su casa a Erebor, una colección de cuentos de cómo un hobbit vivió la aventura de su vida.

En medio de todo esto, el libro contiene poderosísimas descripciones de lugares, objetos y situaciones que evocan de manera impecable cada elemento que se quiere evocar. de estas hay un par que vale la pena leer varias veces y tomarse el tiempo justo para contemplarlas porque nada parece dicho sin ningún motivo, cada palabra es una pincelada muy bien pensada antes de posarse sobre el lienzo.

Ahora, si hablamos de personajes, Tolkien no se queda solo con decirnos las descripciones de cada uno de ellos —que también las hace muy bien—, Tolkien en esto se toma el trabajo muy en serio y de la mayoría de personajes nos presenta sus orígenes y procedencia. En este asunto Tolkien cava a lo más hondo para mostrar las raíces de cada uno de sus personajes; cosa que para algunos puede resultar como información innecesaria, pero que bajan la narración del plano fantástico y anclan los personajes a la realidad, todo ello gracias a su pasado familiar. ¿Será que a todas luces Tolkien sigue siendo para niños? O ¿El Hobbit sigue siendo un libro sobrevalorado?

No contento con esto, Tolkien procura acercar más los personajes al lector —creo que en este punto el lector se siente como el miembro número 15 de la Compañía— y cada tanto suelta elementos que procuran entablar una conexión con el mundo real. La comida es el más común de estos elementos y el que resulte más fácil de seguir para cualquier persona que lea el libro; así que no es un libro que sea bueno leer con hambre y lejos de la despensa. En esta categoría de elementos que conectan el libro con el mundo real entran las descripciones espaciales que hace Tolkien, a tal punto de dar direcciones precisas en el mapa ¡Esto es una pasada!; la anécdota de cómo un hobbit inventó el golf es otro de estos elementos, quizás el más curioso y el que lleva a preguntarse por un momento la verosimilitud de la narración.

Creo que sobra decir que el título hace referencia a Bilbo y este es el personaje más desarrollado de todos y el que experimenta una mayor evolución a lo largo de la novela. Cada vez brota más su vena Tuk aventurera, osada e ingeniosa; esta parece estar más cómoda cuanto más lejos se esté de Bolsón Cerrado; caso contrario el de su vena Bolsón, que añora con nostalgia su agujero y la vida llena de comodidad que su hogar le provee.

La iniciativa de Bilbo es mayor cada vez que sale en escena y le permite poco a poco tomar un papel más protagónico que el que tiene al comienzo de la aventura; esta le va a permitir dejar de ser un simple comisionado por parte de la Compañía cada vez que están en apuros para convertirse en merecedor del respeto de los enanos, algo que no dejan de recalcar cada vez que tienen ocasión. Bilbo llega a idear planes por sí solo, antes de ejecutarlos y dejar de improvisar sobre la marcha; esto es la cúspide de su desarrollo como personaje, pues el Bilbo que entra en Erebor —de forma épica y muy emocionante— es completamente diferente al que atiende a los enanos de mala gana en su casa al comienzo de la historia; parece que son dos personajes que comparten solo el nombre.

Pero todo no es mérito de Bilbo solo, el anillo —que luego será el detonante del heroico viaje que su sobrino Frodo tendrá hasta Mordor—, es parte fundamental en este asunto. Con él, Bilbo pierde cualquier asomo de duda que tenía y llega a enfrentarse a cosas que muy seguramente le hubieran hecho saltar del asiento si se encontrara en su hogar. Bilbo es el pequeño hobbit que con su actuar siempre en pro del bienestar de sus compañeros, es capaz de ganarse el respeto de reyes, de enanos, de hombres y de enanos; ellos siempre a su servicio, hasta el fin de los tiempos.

Del libro, hay tres capítulos que para mí son fundamentales y que exhiben muy bien el desarrollo de nuestro personaje principal: 1.Una tertulia inesperada, 5.Acertijos en las tinieblas y 9.Barriles de contrabando. Los motivos del porqué creo que son los más importantes ya los he mencionado en esta reseña; pero de nuevo y de forma conexa con la historia diré que el primero ubican al lector en la aventura y en lo que está por venir; el segundo de estos es el capítulo donde aparece el terrible Gollum y el capítulo en el cual Bilbo encuentra el anillo que tan útil será en lo que queda de la aventura de su familia; el tercero es un punto en el cual Bilbo demuestra su madurez y en vez de preferir abandonar a la Compañía, les sigue sus pasos, poniendo en peligro de nuevo su vida, para intentar rescatar a los enanos de su prisión; algo que logra con creces y con una fórmula que no lo considera a él como variable de esta, hasta último momento.

En El Hobbit hay algo que quizás pase desapercibido para los más pequeños de la casa, e incluso para los lectores más incautos y que es otra prueba —como si 1700 palabras después hiciera falta otra prueba— del ingenio que está detrás del papel y que firma el libro. Los juegos de palabras se asoman cada tanto y desde el comienzo del libro y van desde un simple enredo filológico sobre el significado del buenos días, pasan por los juegos lógicos de muchos y nadie, tiene su punto más icónico con el juego de acertijos entre Bilbo y Gollum, que termina con el acertijo más particular que se ha hecho en toda la historia hobbit y que llegan incluso a servir como herramienta para resumir la aventura que han vivido enanos y hobbit antes de llegar a Erebor; porque acá: el hobbit que fue arrebatado de la comodidad de su casa es capaz de recurrir a su ingenuo para con algo de artimaña y un nivel de abstracción bastante interesante, intentar intrincar los pensamientos de Smaug. Yo, personalmente, me quedo con este juego de acertijos como el mejor de todo el libro.

De Smaug, el dragón, hay algo que sobresale por encima de cualquier otro elemento —todos ellos bastante arquetípicos y de fácil rastreo en la literatura— y que contribuye a que este haya sido capaz de conservar su posición durante tantos años. Smaug sufre una transformación desde el hecho narrado por Thorin y los enanos más viejos de la Compañía, ser convierte en historia, en anécdota; y luego casi que en un mito; en una historia que nada más se cuenta para entretener a las nuevas generaciones de Ciudad del Lago, donde conforme con el pasar del tiempo y generaciones se ha perdido el miedo al dragón.

El Hobbit es una novela que Tolkien no pensó originalmente ni para que tuviera una continuación, ni para que encajara en su Legendarium, todo esto vino con el éxito que fue apenas se puso en las librerías en 1937; es por esto que procura dejar la menor cantidad de cabos sueltos y de que todo quede cerrado. No resulta extraño que, ante la inmediata comisión de parte de su editor de más historias sobre hobbits, su primera respuesta haya sido estar frente al papel en blanco por mucho tiempo.

Esto también se evidencia en algunos elementos que tienen una única mención en la obra de Tolkien y que extrañamente no tienen ese hondo cavar que lo caracteriza sobre el origen de las cosas. En esta categoría caben los gigantes de piedra, los hombres gusano y otra cantidad de asuntos que no tienen una explicación fuera del libro. Este asunto, que no es nada corto, quiero dejarlo acá hasta este punto, luego, quizás vuelva a él en otro espacio.

Pero bueno, como “no todo lo que reluce es oro” e intentando acudir a un poco de objetividad para escribir esta reseña sobre uno de los libros que abrazo con el alma cada tanto; hay cosas de este libro que no están del todo bien, o que por lo menos para mí opacan la obra.

El más evidente a vuelo de águila es Gandalf, que la mayoría de veces parece ser más una suerte de Deus ex machine para la Compañía, que cualquier otra cosa. Es un guía amañado, que aparece y desaparece al parecer según le convenga y para el cual la aventura no parece ser prioridad. Llega un punto donde uno sabe que tarde o temprano va a aparecer Gandalf para salvar el día y que todo siga en armonía. Creo que esto se debe al hecho de que, quizás, Tolkien aún ignoraba la realidad del personaje y sus verdaderas intenciones y motivaciones; algo que descubriremos mucho tiempo después, y hablo de después incluso de El Señor de los Anillos.

A la par de esto, está el hecho de que todo lo que se cuenta en la historia encaja de una forma que a veces resulta bastante inverosímil: Nuestros aventureros llegan a la morada de Elrond justo en una luna que es acorde con las runas escondidas del mapa de Thror, Bilbo encuentra la Piedra del Arca como si nada entre tanto tesoro y las fechas son demasiado beneficiosas para nuestros aventureros ¡Ojalá en la vida más cosas fueran así!

Hay algo que logré notar por primera vez durante esta lectura del libro y es cierta aspereza de Tolkien hacia los gobernantes por elección popular, una pena que sea de esos temas que tienen poco desarrollo acá y luego; pero es muy evidente el hecho por la forma en la que Bardo se refiere al gobernante de la Ciudad del Lago. Una muestra, de que todos somos hijos de nuestra época y país.

Tolkien no era un aparecido con ganas de ganar dinero a costa de sus libros, Tolkien era un académico a la vieja usanza que pasaba su tiempo libre inventando historias tanto para entretener a sus hijos, como para intentar reconstruir ese pasado mitológico que quizás Inglaterra tuvo en algún momento. El Hobbit es una novela en la cual confluyen muchas facetas de Tolkien y que resultan ser la puerta de entrada para su mundo, para su mitología; acá confluye su conocimiento profesional en lenguas y literatura, los pueblos y lugares imaginarios que ya tenía en su cabeza, su faceta como ilustrador, sus dotes de poeta —en el libro hay un total de 16 poemas y 8 acertijos—; y su sensibilidad del estilo y sencillez necesario para contar historias a los niños. Seguir creyendo que esto fue hecho a la ligera, que Tolkien no sabía lo que hacía o cualquier otra cosa del tipo a estas alturas del asunto es en realidad una muestra de lo corto de entendimiento que sea el que diga algo del tipo.

Mientras leía el libro descubrí varias cosas que quiero regalarles: Hobbit songs es una lista de reproducción de Spotify con música que se ha inspirado en la obra de Tolkien y que viene muy bien para acompañar la lectura del libro. The Hobbit & Lord of the Rings Film Music Collection es un álbum de la orquesta filarmónica de Praga en donde interpretan de forma increíble la música compuesta por Howard Shore para ambas trilogías y que me acompañó escribiendo esta reseña, también disponible en Spotify. Y por último, esta frase de otra grande de la literatura, que también admiraba mucho a Tolkien y que estoy seguro, comparte un lugar con él en Valinor, hablo de Ursula K. le Guin y que viene muy bien para terminar:

"La noción de que la fantasía es solo para los inmaduros surge de un malentendido obstinado tanto de la madurez como de la imaginación."


Yo he caminado la Tierra Media ya un par de veces, y espero que me falten muchas más veces por hacerlo. Espero no cansarme de hacerlo, porque todas las veces que lo he hecho he descubierto nuevas cosas que, a lo mejor, la vez anterior no estaban allí ante mis ojos; o quizás yo mismo olvidé como excusa para volver a andar por ella. Sea como sea, allí estaré para rato, porque en ella también voy a hombros de gigantes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
rafaperez
 20 May 2023
Mucho más que un cuento de hadas, un relato infantil o una novela ilusionante como algún experto se ha atrevido a catalogar (desde mi respeto) El hobbit es, para muchos, un libro de culto.

Absolutamente más dinámica que, la por otra parte obra maestra El señor de los anillos, las aventuras de Bilbo, los trece enanos capitaneados por Thorin y Gandalf se precipitan a ritmo casi frenético, salvando una dificultad para adentrarse en una mayor.

La busca de un tesoro y la liberación de un pueblo sometido bajo las alas del dragón Smaug se convertirá en más, mucho más, con la madre de todas las batallas del mundo épico.

La batalla de los cinco ejércitos.

Arañas, elfos, orcos, trasgos, criaturas aladas imposibles, un mágico mundo que letra a letra me eriza la piel, un manual de narrativa.

Dardo, Bardo y la flecha negra, pueblos y bosques mágicos.
Y por su puesto, Gandalf, y la brillante historia de bilbo y Gollum (un Gollum en plena forma por cierto) y el anillo que servirá de enlace entre las dos novelas de fantasía más inmensas jamás contadas.

No, no es un cuento de niños (con todos mis respetos insisto) es una oda a la literatura denostada eso sí, por ciertos movimientos cultulares que rechazan la fantasía como gran elemento cultural que es y su riqueza literaria.

Pero no podrán con Tolkien, su obra es y será siempre inmortal.

Una joya. Un clásico y una obra maestra de la literatura.
¡He dicho!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         2822
canino_68
 16 May 2022
Leído en 2022
Reseña repescada para Babelio

El Hobbit ha sido para mí una lectura refrescante, una ventana a nuevas experiencias lectoras que me han sacado de mi cómodo sillón, quizás en el proceso inverso: de libros más personales y profundos, que suelo leer, a este, más ligero y juvenil.
Sin que esto signifique menoscabar el valor de esta historia fantástica, y el gran mérito que tiene J.R.R. Tolkien al crear de la nada, cual Dios, un mundo nuevo,con hobbits,elfos,trasgos,enanos, dragones, y un sinfin de personajes, expuestos en un mundo con múltiples paisajes naturales, y condiciones espectaculares, nos envuelve con sus descripciones y nos lleva, sea dicho, a todo ritmo, por su imaginario, en un libro de aventuras, muy disfrutable.

Es justo reseñar que me costó entrar en la historia, no he sido de leer fantasía y me llevó tiempo, y páginas, entender que son historias para leer sin prejuicios, sin análisis, y abierto de mente para participar de un mundo, una historia, que el autor nos quiere contar, fruto de su imaginación, y que no tiene referentes reales, ni agarraderas......Y eso tiene mucho mérito.
Me consta que hay sagas fantásticas muy buenas, pero no creo que me llegue para leer cuatro, cinco, o más libros de una misma historia.
Pero si juro 🙏 por Bilbo Bolsón, que no volveré a prejuzgar un libro de fantasía, y para que conste a los efectos oportunos, firmo la presente reseña a día 11/03/2022.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         260
Citas y frases (41) Ver más Añadir cita
Celia_0504Celia_050414 January 2023
Los caminos siguen avanzando,
sobre rocas y bajo árboles,
por cuevas donde el sol no brilla,
por arroyos que el mar no encuentran, sobre las nieves que el invierno siembra,
y entre las flores alegres de junio, vist de
sobre la hierba y sobre la piedra,
bajo los montes a la luz de la luna.
Los caminos siguen avanzando
bajo las nubes, y las estrellas,
pero los pies que han echado a andar regresan por fin al hogar lejano.
Los ojos que fuegos y espadas han visto,
y horrores en salones de piedra,
miran al fin las praderas verdes,
colinas árboles conocidos.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         140
Juandi4Juandi431 August 2022
La ira del dragón era indescriptible, esa ira que sólo se ve en la gente rica que no alcanza a disfrutar de todo lo que tiene, y que de pronto pierde algo que ha guardado durante mucho tiempo, pero que nunca ha utilizado o necesitado.
Comentar  Me gusta         313
SylviabcnSylviabcn13 November 2022
La mayor aventura es la que nos espera. Hoy y mañana aún no se han dicho. Las posibilidades, los cambios son todos vuestros por hacer. El molde de su vida en sus manos está para romper
Comentar  Me gusta         260
SylviabcnSylviabcn29 August 2022
La mayor aventura es la que nos espera. Hoy y mañana aún no se han dicho. Las posibilidades, los cambios son todos vuestros por hacer. El molde de su vida en sus manos está para romper.
Comentar  Me gusta         240
Juandi4Juandi422 July 2022
Si muchos de nosotros dieran más valor a la comida, la alegría y las canciones que al oro atesorado, este sería un mundo más feliz.
Comentar  Me gusta         250
Videos de J. R. R. Tolkien (6) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de J. R. R. Tolkien
Minotauro es el sello de referencia de literatura fantástica, de terror y ciencia ficción. Destaca por autores como J.R.R. Tolkien y el Premio Minotauro. Todos los libros disponibles en todas nuestras librerías y en casadellibro.com: https://bit.ly/3kvbuOV
otros libros clasificados: fantasíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Tolkien, su vida y sus obras

¿Cómo se llama el mundo creado por Tolkien en sus obras?

Comunidad del Anillo
Arda
Mithlond

15 preguntas
40 lectores participarón
Thème : J. R. R. TolkienCrear un test sobre este libro
.._..