InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Rubén Masera (Traductor)Luis Domènech (Traductor)
ISBN : 8445073818
416 páginas
Editorial: Minotauro (27/06/2002)

Calificación promedio : 4.14/5 (sobre 131 calificaciones)
Resumen:
Tolkien comenzó a escribir El Silmarillion mucho antes que El Hobbit, obra concebida como historia independiente, pero que fue parte de lo que él llamaba un «tema que copia y se ramifica», y del que emergió El Señor de los Anillos.
El Silmarillion cuenta la historia de la Primera Edad, el antiguo drama del que hablan los personajes de El Señor de los Anillos, y en cuyos acontecimientos algunos de ellos tomaron parte, como Elrond y Galadriel.
Los tres S... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (23) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 17 July 2022
Cierro este libro con una única pregunta en la cabeza, sobre como ha sido posible que no lo haya leído hasta ahora. Ha sido necesario que Amazon vaya a sacar una serie (que solo puede ser un autentico bombazo o un autentico desastre. El termino medio no lo concibo) sobre la Segunda Edad de la Tierra Media para animarme a leerla. Y no entiendo como ha podido pasar esto por varias razones, y no solo porque me haya encantado, que también. Como generaciones de lectores, la saga de “El Señor de Los Anillos” y “El Hobbit” es muy importante y querida para mi en muchos niveles. Son algunos de los libros que más he releído en mi vida y por los que más cariño siento. de hecho, la idea inicial era superar el mono que me ha dado últimamente de Tolkien releyéndolos (que ocurrirá, dadme tiempo). Pero me sentía un poco culpable por no haber leído algún otro de los muchos libros que Tolkien escribió sobre su creación más conocida, La Tierra Media. Así que entre eso y lo de la serie fue que me anime a quitarme esa espinita literaria.

Al final la mejor forma de comprobar las cosas es por uno mismo. de “El Silmarillion” había oído y leído, tanto en reseñas por Internet como de gente que lo había leído, que era un libro muy aburrido, denso y pesado, plagado de nombres y de hechos en el cual era muy difícil ubicarte. Conozco más de uno ya más de dos que han sido incapaces de acabarlo. Y en cierto sentido puedo entender el porqué: no se trata de una novela de fantasía y acción propiamente dicha, sino de una crónica mítica e histórica que abarca miles de años y a centenares de personajes y de hechos. Un ejemplo más (seguramente él más paradigmático) de la genialidad y minuciosidad de Tolkien como creador de mundos en todas y cada una de sus vertientes. Poco puedo decir más al respecto que ya se haya dicho . Solo que lo que este hombre creo y como lo hizo paso a paso, sin dejar nada al azar, nunca dejara de maravillarme y sorprenderme. El trabajo de toda una vida nunca a justificado mejor la misma.

Todo empieza con una canción, la de Ilúvatar, por medio de la cual se crea Eä (el universo) y, con ella Arda (la tierra). Y el resto de historias y cuentos se encadenan como notas de una larga y hermosa canción que se da durante siglos. La canción de como la Tierra Media se convirtió en el escenario de las aventuras de Frodo, Gandalf, Aragorn y el resto de la Compañía del Anillo y demás personajes de ESDLA, punto al que termina por desembocar en su final. Y es más que eso. Es la canción de un mundo entero, y en ella tienen cabida todo tipo de notas y acordes. La lucha eterna de las fuerzas del bien contra el mal, de la luz contra la oscuridad; se alterna con historias sobre guerras y luchas, ambiciones, muerte, amores más fuertes que la muerte, amistades, perdidas, sagas familiares malditas, traiciones y heroísmo. Y todo esto tiene algo tanto de épico como de humano que logra conectar con el lector. Más allá de que las páginas de “El Silmarillion” estén pobladas de héroes, dioses, magos y elfos, hay en todos estos personajes y en sus vivencias algo profundamente reconocible y que forma parte de lo más hondo del bagaje humano y de su forma de ser.


Y es que la influencia de lo religioso y de la Biblia es innegable en este computo de leyendas al igual que la de otras mitologías como la nórdica. Pero creo que una de las cosas más interesantes en Tolkien es la forma en que, de alguna manera, humaniza a sus seres más poderosos. Sus errores o los pecados que cometen no se deben tanto a un error de cálculos o a que algo más poderoso que se interponga en sus planes (que también) como a la forma en que caen en algunos de los defectos más intrínsicamente humanos. Porque los dioses en Tolkien tienen sus propias personalidades, perfectamente diferenciadas de las del resto. Los elfos, a los que tan sabios y poderosos tenemos en nuestras cabezas, fácilmente podrían ser humanos, ya que se equivocan muchas veces y son presas del odio y las ambiciones humanas como cualquier otro de los terceros hijos. Y también son capaces de conocer el amor y la amistad, y de valorarlos en su justa medida. Los magos, enviados para proteger a la humanidad de la llegada de la oscuridad, pueden acabar siendo partícipes de la misma. Los héroes no son infalibles. Hay en todo esto algo más grande que todos estos personajes, un destino que les mueve a actuar y les supera, pero que aún así les de margen para ser ellos mismos, un libre albedrío que les hace profundamente cercanos para el lector.

En esto creo que también tiene mucho que ver el transfondo social, histórico y moral del propio Tolkien, del cual toda su obra es también deudora, bebiendo ampliamente de estas circunstancias. Nada del otro mundo, estos contextos influyen, para bien o para mal, en todos los escritores. La gracia está en ver en cómo lo hace. En el caso de Tolkien no solo vemos una historia que habla sobre la humanidad. También podemos comprobar la forma en que la Primera Guerra Mundial influyó en él, ya que de joven estuvo en el frente (Por cierto, hay un libro que habla de las experiencias en este conflicto junto a las de su amigo C. S. Lewis, creador de “Las Crónicas de Narnia”, y de como les influyo a ambos en sus celebres obras. Libro que tengo, desde hace mucho, ganas de leer también, como no). El sinsentido de la guerra y la capacidad inherente de las personas para realizarla a sangre fría, y para matar a sus semejantes es algo muy presente en todo este libro de una forma descorazonadora. Otro aspecto que también me ha parecido muy interesante es la preocupación del escritor por la ecología y el medio ambiente, la forma en que habla de cómo la industrialización y la falta de cuidado están destrozando los espacios naturales y la tierra. Ideas muy avanzadas para la época en que Tolkien vivió y que demuestran la gran sensibilidad y perspicacia de este autor.

Y como el universo y la humanidad, “El Silmarillion” es inabarcable en cuanto a la cantidad de temas y tipos de historia que tratan sus 24 historias. Quien lo lea encontrará que es un compendio en el que tienen cabida una gran cantidad de géneros. Encontramos desde la cosmología hasta la épica, pasando por la novela de aventuras e incluso la romántica. En este sentido tengo que decir que hay dos historias que me han gustado especialmente (aunque por supuesto todas las que he leído en este tomo me han encantado). Por un lado tenemos la de “Los hijos de Húrin “, que me ha recordado mucho a las grandes tragedias de la literatura griega (además que por causas obvias) por su sentido del destino, la tragedia y el pathos. Pero la palma es para la historia de “Beren y Lúthien”. No en pocas ocasiones había leído que era una de las más hermosas historias de amor que nos había legado en la literatura. Y ahora entiendo porque. Los hermanos Grimm cuentan el mito de Orfeo, protagonizado por una pareja de amantes prohibidos que se ponen el mundo por montera y desafían hasta la misma muerte por estar juntos. Es una historia desgarradoramente poética y que enternece. Tanto en contenido como por la forma en que está escrito me parece una de las cosas más preciosas que escribió Tolkien. No en vano, la relación entre la elfa y el humano está basada en su propia historia de amor con su esposa, Edith. de hecho, en las tumbas del matrimonio, bajo sus nombres y la fecha de su nacimiento y defunción aparecen los nombres de los amantes protagonistas. Un guiño de lo más entrañable que si ya me pareció encantador antes de leer este romance, ahora me lo parece infinitamente más.

El Silmarillion”, al igual que el resto de obras de Tolkien, no es un libro para leer con prisas. Y no solo por la forma de narrar de su autor, plácida y lenta, con ritmo pausado y recreándose en los detalles y en las descripciones. También porque en la obra se encadenan muchos episodios de todo tipo y condición, protagonizados por toda una horda de personajes de diferentes razas. Creo que nunca he agradecido más en mi vida que en la parte de atrás de un libro hubiera árboles genealógicos y listados de personajes, ya que me he pasado toda la lectura consultándolos. Y también la existencia de wikias hechas por los fans en las que se explicaba más detenidamente que era cada lugar, cada objeto o cual era la historia de cada uno de los personajes.

Y por supuesto, mención al estilo narrativo de Tolkien, que es muy delicado y meticuloso. La mejor forma para describirlo es como si este autor tuviera delante una lámpara hecha de cristales y dedicara todos sus esfuerzos a describir cada uno de sus cristales y la forma en que la luz juega con ellos, como son prismas de colores que van creándose en este baile, recreándose en cada uno de sus tonalidades y matices. O como si estuviera hablando de una hermosa cascada y cada uno de sus gotas de agua mereciera su plena y total atención. Hoy esto se ve perfectamente en los primeros capítulos, donde se crea la tierra y conocemos a los dioses. Están escritos con una belleza y una narrativa sin parangón, de una forma poéticamente sutil y preciosista que impacta y es imposible de definir de una manera que le haga justicia. Tanto énfasis en el detalle podría ser soporífero y pesado en cualquier otro autor. Pero en el caso de Tolkien la experiencia resulta de una belleza abrumadora y cantarina, otro motivo más para adorar esta lectura.

Tolkien fue un genial filólogo y escritor. Pero también fue un humanista y filosofo de primera. Todo esto desemboco en que su romanticismo innato se contrapusiera a la dureza del mundo en el que le toco vivir, del cual no podía escapar. Esta lucha interna se dió de la mano con su gran capacidad creadora para crear uno de los mundos y legados fantásticos y ficticios más hermosos y mejor construidos de toda la historia. Un mundo que a día de hoy sorprende, sobrecoge y enamora a partes iguales a todos sus lectores. Incluso aquellos que ya lo conocen de antes no pueden dejar de enamorarse de la Tierra Media cada vez que vuelven a Tolkien. Ahora tengo muchas ganas de seguir con este autor, especialmente de leer los libros a mayores sobre (como no) “Los hijos de Húrin “y “Beren y Lúthien”.

En lo que llevo de 2022 he dicho en varias reseñas que una lectura es de las mejores de lo que llevamos de año o, directamente, la mejor del año. Pero ya os digo desde aquí que a todas estas las ha superado “El Silmarillion”. Muy bueno tiene que ser lo que venga hasta diciembre para poder sobrepasarlo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         124
Juandi4
 29 September 2022
“En el principio Eru, que en la lengua élfica es llamado Ilúvatar, hizo a los Ainur de su pensamiento; y ellos hicieron una Gran Música delante de él. En esta música empezó el mundo”

El comienzo de todo. Aquí conocemos a Ilúvatar y los Ainur, la creación de la Tierra Media, el nacimiento de las diferentes razas, los Simarils y Númenor y sus habitantes, mencionados en la trilogía, e historias de otros personajes importantes de la Tierra Media hasta llegar a la Tercera Edad con la creación de los anillos de poder.

Yo tengo pasión con todo lo relacionado con la Tierra Media, pero este libro se me hizo pesado, aunque ya sabía dónde me metía. Es una obra compleja, compuesta a partir de distintos escritos y borradores que, después del fallecimiento del autor, su hijo Christopher compiló. Interminables linajes y listas de nombres que intervienen poco o nada en la historia, y sus leyendas o fábulas se entremezclan. Tuve que leerlo muy lentamente, mirando continuamente árboles genealógicos y mapas para no perderme, y aun así me ha costado seguir algunas partes.

Yo la definiría como la guía definitiva de la Tierra Media recomendable para los fans de la saga.

De todas formas, hay que reconocer que Tolkien era un auténtico genio. Envidio a los escritores por esa imaginación que tienen y la facilidad de plasmarlo y esa habilidad en Tolkien es inigualable. El mundo que construyó es inmenso, con todos sus personajes, criaturas, lugares y fechas. Lo tenía todo tan bien pensado, tan calculado y conectado... que me maravilla.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         327
Homolectus
 05 April 2023
El Silmarillion es una de las obras literarias más particulares con las que un lector se pueda encontrar. El libro compila los relatos de los primeros días y las primeras guerras entre los Valar, los Elfos y Melkor. Compila además el origen del mundo, un relato sobre el final de la Segunda Edad y los hechos fundamentales sobre la creación de los Anillos de Poder tan presentes en El Señor de los Anillos.

La naturaleza disímil de los relatos que incluye El Silmarillion hace difícil categorizarlo dentro de un solo género e incluso detectar una única trama principal, pues cada tanto emergen personajes y conflictos que toman la batuta de la trama. Sin embargo, temas como el destino y el peligro del orgullo son un constante en los relatos.

Si bien no es la primera vez que leo el libro, sí es la primera vez que lo hago de cabo a rabo en mucho tiempo y muchas cosas han cambiado en mí desde aquella última vez y me han permitido ver el libro desde muchos puntos de vista. Hay detalles que había olvidado como la paradoja del vacío como lugar o lo incorpóreo que resulta un personaje como Iluvatar, del cual solo tenemos el nombre y su quehacer. Sin dejar de lado el hecho de que hay algunos capítulos que recordaba más extensos porque tenía más información sobre los hechos en concreto que ahora debo descubrir de donde los obtuve, porque estoy seguro que en algún lado los leí.

El Silmarillion es un libro que tiene todo, tiene cosmogonía, profecía, tragedia, épica e historias de amor. Muchos de los motivos y temas que la literatura ha abordado a lo largo de su historia y que siempre han estado asociados con los mitos, así que no resulta raro que estos temas aparezcan junto con las historias de los primeros elfos y los primeros días.

Personalmente, hay dos cosas que a mí siempre me han resultado bastante curiosas del libro. La primera es la forma en que Tolkien presenta la luz como un objeto palpable y tangible. Algo que queda de manifiesto con Varda y sus tinajas y con la forma en que puede ser capturada dentro de los Silmarili. El otro elemento es la omnipresencia de la música, pues Tolkien no solo la usa para la creación del mundo, sino que con ella teje todo lo que puede ser y el hado de muchos de sus personajes.

Uno de los encantos que tiene el libro radica en las fuentes ficticias que cita como parte integral de su relato y que dan ganas de buscarlas y conocer más sobre los días antiguos. Todo esto es una muestra de lo fundamental que era para Tolkien darle verosimilitud a sus relatos, que se sintieran parte de algo más grande y parte de un mito real.

Si bien las historias que cuenta El Silmarillion tienen como protagonistas a los Elfos, los pocos humanos que tienen relevancia dentro de las historias son tan contundentes que por sí solos demuestran el motivo por el cual fueron incluidos en ellas. A pulso se ganaron su espacio en estos relatos y se convirtieron en grandes héroes de las historias y modelos a seguir por los humanos por venir en las historias.

Es interesante como Morgoth y Sauron encarnan dos versiones tan diferentes del mal y los dos son capaces de causar daño. Morgoth infringe daño a los golpes y por medio de la destrucción. Sauron, en cambio, es inteligente y por medio de las argucias logra lo que quiere. Sin dejar de lado el hecho de que Sauron parece conocer más de la naturaleza élfica y humana que los demás y es capaz de usar lo que sabe a su favor, basta solo con revisar la historia de Númenor para darse cuenta de esto y de la forma en la que lo maneja a su favor.

El Silmarillion es un libro infaltable para cualquier admirador de Tolkien. En él encontrará muchas de las respuestas a las preguntas que tenía en su cabeza y que dan un nuevo sentido a la obra del profesor. Es un libro que supone un reto para el lector que se adentra a él por primera vez pues no es un libro con una narrativa que fluya hacia un mismo lugar, sino que se vierte por varios lugares al mismo tiempo. Es un libro para volver a él cada tanto porque siempre ofrecerá algo nuevo por descubrir y porque seguramente querrás recordar algo de sus historias.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Ber
 22 February 2019
"Es un coñazo, superaburrido, un peñazo, densísimo, demasiado lento...". Todos estos halagos, y muchos otros, son con los que este pobre libro tiene que cargar. Y los que llevaba yo en la espalda cuando, después de leerme Los hijos de Húrin y comprobar que Tolkien no era el monstruo que me habían querido hacer creer, decidí leerme El Silmarillion.

Debo decir que, creo, las personas que opinan así de este libro esperaban encontrar una novela de fantasía y aventuras, y nada más lejos de la realidad. El Silmarillion no es una novela, es una crónica histórica en toda regla, como puede ser la Estoria de España de Alfonso X el sabio o cualquier otra. Tolkien era un magnífico filólogo, y con esta obra quiso crear la crónica de su increíblemente bien construido y amplísimo universo.

Se empieza con los dioses y la creación del mundo, el origen de la vida, de la luz, y de todos los seres maravillosos que ya conocéis. La historia de sus guerras, de las grandes casas y nombres de cada raza, de sus alianzas y de cómo todo desemboca deliciosamente bien construido en El hobbit y ESDLA. Los primeros capítulos, sobre el nacimiento del mundo y la vida, son muy poéticos y están escritos con una preocupación preciosista notoria. Son muy hermosos.

Esta obra es una maravilla, una frikada de un filólogo para filólogos, historiadores o humanistas en general, que quiso hacer algo del siglo XIII a principios del siglo XX, el sueño de un romántico tardío: crear un mundo de fantasía y magia, de honor y traición, de pasiones y sentimientos encontrados.

Por cierto, que no sé si tenía intención de crítica, pero la humanidad es la más fácil de manipular y dominar de todas las formas de existencia en su mundo, y la mayoría de los humanos acaban sirviendo a Sauron. Si todo esto fuera real, yo también estoy convencido de que sería así.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
Desvelos_de_un_ave_nocturna
 05 April 2022
La historia de Frodo y el anillo es conocida por todos pero, a lo largo de esa historia se mencionan otras épocas, otras edades y personajes que jugaron un papel importante en la batalla contra Sauron. Todo esto se ve desarrollado en El Silmarillion, que viene a ser la Biblia de la Tierra Media.

Encontramos este libro dividido en varias partes, que nos narran el origen del mundo, cómo los dioses le dieron forma y crearon vida; la historia de las joyas conocidas como Silmarillion, que es la más extensa y la que incluye más personajes; la creación de los anillos de poder; árboles genealógicos, etc.

No os voy a engañar, es un libro denso, que hay que leer sin prisas, porque en cada capítulo introduce un millón de nombres y personajes... Más de una vez he tenido que pausar y volver hacia atrás o mirar los árboles genealógicos porque me perdía por completo.

Pienso que es un libro que encantará a los fans incondicionales de Tolkien y su escritura. Es una maravilla conocer toda la historia que hay detrás de aquello que leemos/vemos en El Señor de los anillos y el Hobbit pero es cierto que, como dije antes, es una biblia de la Tierra Media y, como tal, a veces su lectura se hace un poco más cuesta arriba.

Ya me pasó con "Las dos torres", que tardé bastante en leerlo porque el autor se pierde en los detalles y descripciones y, en este caso, me he vuelto a encontrar con eso más la mención de personajes con nombres muy parecidos entre sí, lo que hacía que, en algunos momentos, me perdiera mucho.

Pero repito, este libro está hecho para leerlo sin prisas, para pararte en cada capítulo a mirar los árboles genealógicos o volver a capítulos anteriores a revisar, e incluso para ir tomando notas a lo largo de su lectura. Así es como se disfruta.

En general, un libro que hace las delicias de los fans de Tolkien, con una narración densa y relatos preciosos sobre el origen del mundo que creó el autor. No es totalmente necesario leerlo, pero sí es una maravilla que merece la pena descubrir.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40

Las críticas de la prensa (1)
jotdown19 August 2022
Uno de los grandes enigmas en torno a la obra de J. R. R. Tolkien tiene que ver con las orejas de los elfos. El escritor no dijo nunca que las tuvieran puntiagudas.
Leer la crítica en el sitio web: jotdown
Citas y frases (6) Ver más Añadir cita
Juandi4Juandi426 July 2022
Muchas son las extrañas ocasiones del mundo y el socorro a menudo llega de manos de los débiles, cuando los sabios fracasan.
Comentar  Me gusta         250
NuriaCCNuriaCC01 January 2023
Así empezó la Tercera Edad del Mundo, después de los Días Antiguos y los Años Oscuros;y había todavía esperanza en aquel tiempo y el recuerdo de la alegría, y el Árbol Blanco de los Eldar floreció muchos años en el patio de los Reyes de los Hombres, porque el vástago que había salvado, Isildur lo plantó en la ciudadela de Anor en memoria de su hermano antes de abandonar Gondor. Los servidores de Sauron fueron derrotados y dispersados, pero no del todo destruidos ; y aunque muchos Hombres se apartaron del mal y se convirtieron en súbditos de los herederos de Elendil, muchos más recordaban a Sauron en sus corazones y odiaban los Reinos del Occidente. La Torre Oscura fue derrumbada, pero sus cimientos perduraron, y no se olvidó.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
TakeshiikeTakeshiike08 October 2021
Uno y el mismo es este don de la libertad concedido a los hijos de los Hombres: que sólo estén vivos en el mundo un breve lapso, y que no estén atados a él, y que partan pronto; a dónde, los Elfos no lo saben. Mientras que los Elfos permanecerán en el mundo hasta el fin de los días, y su amor por la Tierra y por todo es así más singular y profundo, y más desconsolado a medida que los años se alargan.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
ingbazapataingbazapata30 December 2018
No ames demasiado la obra de tus manos ni las invenciones de tu corazón.
Comentar  Me gusta         10
SatrinaSatrina11 December 2017
Para aquel que no conoce la piedad, los hechos piadosos son extraños e incomprensibles.
Comentar  Me gusta         00
Videos de J. R. R. Tolkien (6) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de J. R. R. Tolkien
Minotauro es el sello de referencia de literatura fantástica, de terror y ciencia ficción. Destaca por autores como J.R.R. Tolkien y el Premio Minotauro. Todos los libros disponibles en todas nuestras librerías y en casadellibro.com: https://bit.ly/3kvbuOV
otros libros clasificados: malVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Tolkien, su vida y sus obras

¿Cómo se llama el mundo creado por Tolkien en sus obras?

Comunidad del Anillo
Arda
Mithlond

15 preguntas
40 lectores participarón
Thème : J. R. R. TolkienCrear un test sobre este libro