InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Minotauro

Editorial especializada en ciencia ficción y literatura fantástica fundada en 1955 por Francisco Porrúa. Ha dado a conocer en español a a autores como Brian W. Aldiss, J. G. Ballard, Alfred Bester, Ray Bradbury, Ursula K. Le Guin, Cordwainer Smith, Olaf Stapledon, Theodore Sturgeon y J. R. R. Tolkien, entre otros. Actualmente, forma parte del Grupo Planeta.

Libros populares ver más


Colecciones de Minotauro



Publicaciones recientes de Minotauro


Críticas recientes
Bady
 30 January 2023
Los caminantes Tempus fugit nº 5 de Carlos Sisí
Está bien, muchas aventuras y, más o menos una continuidad creíble, pero creo que la serie ya debería acabar y no seguir más, se puede empezar con nuevos personajes en otras zonas.

Aquí vuelven los viejos personajes y regresan a viejos escenarios, todo viejo.
Comentar  Me gusta         20
laurapetitlecteur
 30 January 2023
El Año de las Brujas de Alexis Henderson
Después de leer La casa del hambre he enganchado con El año de las brujas y me declaro súper fan de Alexis Henderson.



Pensar que el debut de esta autora ha sido con este libro es para quitarse el sombrero.

Tiene una forma de escribir tan fluida e hila tan bien las situaciones y los personajes que no he podido parar de leer.



Es una historia hermosa, oscura, intrigante e impactante a partes iguales.

Pero sin duda, lo que más me ha gustado del libro es el mensaje que nos envía.

Con una gran carga feminista, entre sus páginas nos habla en un mundo patriarcal de la opresión hacia la mujer, el maltrato, la sumisión, la rebeldía, el castigo, el peligro del fanatismo y de la moralidad.

También me ha gustado mucho el mensaje de “misericordia” ante toda esta injusticia y terror: La venganza no es la solución y Todo NO vale!



Con una protagonista compleja pero con ideas muy claras, que llega hasta el final para demostrar que las etiquetas no definen quién eres.



Este libro me ha enganchado. intrigado y emocionado… he disfrutado de principio a fin su trama, su ambientación y sus personajes.

La autora me ha sumergido en las calles de Bethel, en sus costumbres, su gente, su oscuridad y sus demonios…



Por todo ello ha sido una lectura de 🔟
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Homolectus
 29 January 2023
Esa horrible fortaleza de Clive Staples Lewis
El estrepitoso final de una trilogía que no debió llegar tan lejos.



Nos encontramos en Thulcandra —que es el verdadero nombre de la Tierra— a finales de la Segunda Guerra Mundial y Mark Studdock es un joven que busca hacerse a un lugar dentro del Bracton College en la Universidad de Edgestow en un momento en el cual la universidad debe decidir si vender o no parte de los terrenos de su propiedad a una entidad llamada el NICE —Instituto Nacional de Experimentos Coordinados— que busca hacerse con los terrenos para construir allí su sede de operaciones.



Resulta que las tierras que despiertan el interés del NICE son un bosque antiguo que, dice la leyenda, es el lugar de descanso nada más y nada menos que de Merlín. Mientras Mark intenta hacerse un lugar en la Universidad recibe la invitación de un tal Lord Feverstone —quien resulta ser Richard Devine, el compañero del profesor Weston y Ransom a Marte— a ser parte del Instituto en cuestión.



A la par de esto nos encontramos con Jane, la esposa de Mark, quien comienza a experimentar una serie de sueños bastante vívidos y que en la búsqueda de una explicación para este fenómeno conocerá nada más y nada menos que a Ransom, el protagonista de los dos libros anteriores, que ahora resulta ser el Pendragon o heredero del rey Arturo, gobernante de la nación de Logres y autoproclamado líder del bando bueno de Gran Bretaña.



Es así como entre sueños, complots, historias de un pasado olvidado e información filtrada entre ambos bandos nos encontramos con una historia que promete ser el final de la lucha entre el bien y el mal en nuestro planeta y ¡oh spoiler! resultan ganando los buenos.



Como lo comenté en la reseña de Más allá del planeta silencioso, el primer volumen de la Trilogía Cósmica, han pasado más de diez años desde la vez que leí los libros, les guardaba una opinión bastante positiva y luego de animarme a releerlos quedo terriblemente decepcionado de la historia en general. Pero como mi mamá no crió a un cobarde, decidí llegar hasta el final y remodelar mi opinión sobre la obra entera, así que acá va.



Lo primero que salta a la vista si el libro se lee luego de haber leído los dos anteriores es el cambio en la narrativa. Acá desaparece el autor como personaje ficcional que cuenta la historia y vuelve a su posición de narrador externo. Nos encontramos también el hilo argumental de muchos personajes al mismo tiempo, contrario a los anteriores libros en los que se seguía únicamente la historia de Ransom. Tanto personaje al mismo tiempo no le viene bien a la historia, se siente pesada, lenta y a veces sin sincronía entre una y otra.



Con esto también viene el asunto de que la forma de escritura es un poco errática y nos encontramos con cambios entre el dialogo y la narración, o incluso en el cambio de escenarios, bastante desprolijos que sacan de concentración fácilmente y que por momentos pone en escena a personajes de formas un poco inverosímiles, casi como sacados de una chistera.



Si bien este es el cierre de la Trilogía Cósmica, los pocos elementos de ciencia ficción de las dos novelas anteriores brillan por su ausencia. Lo mismo sucede con los elementos míticos que Lewis se preocupó en moldear en los dos primeros libros. Acá son una sombra que de vez en cuando vienen a colación, pero como datos menores que no aportan nada a la trama. Esto lleva a que la novela intente tomar más el tinte de una novela policiaca y que para lograrlo mezcle intrigas y agrupaciones políticas secretas con esoterismo e historia antigua de Inglaterra, pero la intención se queda a medio camino y la historia no logra despegar en el estilo.



Sin embargo, la novela nos presenta ciertos puntos filosóficos bastante interesantes que dejan de forma explícita las inclinaciones de pensamiento de Lewis y sus opiniones sobre la sed de poder en un momento tan coyuntural para su país como lo fue el final de la Segunda Guerra Mundial. Pero es una pena que todas esas ideas se pierdan enmascaradas en una colección tan disímil de ideas y contextos.



Sinceramente las cosas que más me molestaron del libro fueron lo soso del principio pues en las primeras 100 páginas parece que no pasa nada más allá de conversaciones de corte administrativo y de corredor. La completa ausencia de Ransom durante ese mismo espacio y su aparición de la nada en una posición de dominio completo sin motivo alguno ni explicación más allá de la profecía que se le hizo al final del primer libro, pero fuera de eso, nada más que aportara al desarrollo de Ransom como personaje clave para el libro. A eso se le debe sumar el detalle del final, que personalmente me parece insultante y una burla al género y al lector: Merlín se presenta como el Deus ex machina que finalmente frustra las intenciones de los malos para que el autodenominado bando de los buenos gane, ¡Oh sorpresa!, ¡Oh giro en la trama! Esa presencia casi celestial en forma de Deus ex machina es frecuente en la obra de Lewis, basta con mirar los siete libros de Las crónicas de Narnia para ver como al final de cada uno sin importar lo que los niños hagan, Aslam siempre llegará a salvar el día con sus rugidos. Pero lo que más está fuera de foco es la repentina conversión de Jane casi al final de la novela. En serio que resulta aburrida, sin explicación y más cercana a la presión del momento que a cualquier otra cosa. Al final parece que toda la novela haya sido una excusa para hablar de la conversión. Actitud que no me extraña viniendo de Lewis.



Al comienzo del libro, Lewis osa decir que la historia en cuestión es “un cuento de hadas moderno para adultos.” Un calificativo curioso, llamativo, pero que no logra llenar la novela en cuestión. Esa horrible fortaleza carece de todos los elementos propios de un cuento de hadas que bien señala Tolkien —íntimo amigo de Lewis— en su famoso ensayo On faery stories.



En síntesis: Una pena que haya desdibujado tanto mi imagen de la Trilogía Cósmica luego de haberla releído después de tantos años. Tenía un mejor recuerdo de ella que ahora se ve opacado por esta lectura y por los ires y venires entre libros y libros durante los años que han pasado desde la primera vez que conocí a Ransom.



Nota al margen: Acá aparece una mención a una tal “Numinor” con una cita expresa a la obra de Tolkien que pronto será publicada —todos sabemos que no fue así—. La grafía de Númenor diferente de parte de Lewis se debe a que para cuando escribió Esa horrible fortaleza solo había escuchado una sola vez la palabra de Tolkien durante una de sus lecturas y fue la forma en la que la recordó.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00