InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre Recuerda aquella vez (16)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Lawerson
 30 enero 2019
Recuerda aquella vez es ese libro que vi por primera vez hace ya un par de años, donde su portada original me llamó bastante la atención y dónde su sinopsis y el imagina un lugar donde te pueden borrar tus peores recuerdos me atrapó. En este libro, Adam Silvera juega con las segundas oportunidades, los problemas familiares, la depresión y la importancia de encontrarse a uno mismo, dejando un mensaje y una historia que, desgraciadamente, aún viven muchos y muchas a día de hoy. Dividido en varias partes y contado en todo momento por Aaron, nuestro protagonista, desde primera persona, se trata de un libro cuyo comienzo es algo lento ya que nos vamos a topar directamente con el día a día de un adolescente que vive en un barrio problemático, tiene a una novia fabulosa, tiene que soportar fantasmas del pasado y empieza a encontrarse en una situación inimaginable para él. Por ello, los primeros capítulos van a servir para presentarnos a Aaron, su pasado y su presente, moldeando y creando al resto de personajes que lo complementan, en una lectura que no se desvía en ningún momento ni te deja escenas de alta tensión y peligro, pero que ha conseguido que fuera leyendo el libro sin ningún tipo de problemas gracias a la realidad que se esconde entre sus páginas. El libro no va a tener una trama donde destaque por su emoción, acción y su rapidez. Es un libro real, sobre la vida de alguien que tiene que luchar con lo que le atormenta y tiene que encontrar su propia identidad, acompañando a Aaron por cada sentimiento y vivencia que tiene, comprendiéndolo, cogiéndole cariño y protegiéndole. No obstante, sí que es verdad que, llegados a un punto, la lectura empezaba a hacérseme un poco cuesta arriba ya que no pasaba nada interesante y, esa idea que me había hecho antes de empezar, se iba distanciando cada vez más, con una lectura algo más repetitiva en la que parecía que no iba a suceder nada interesante. pero necia de mí, Silvera había guardado uno de esos giros argumentales que tanto me gustan para dejarte con los ojos abiertos como platos y empezar a comprender y entender el porqué nos ha contado todo lo anterior, haciendo que ese pensamiento de "podría habérselo ahorrado" desapareciera. Aún así, y haciendo que el ritmo recuperase su movimiento, enganchándote de nuevo y a partir de ese cambio en los acontecimientos, sí que pienso que Adam Silvera a alargado algunas cosas más de lo necesario ya por el final, cerrando la historia con unos momentos que, a pesar de no ser memorables, me han convencido.

Lo importante que tiene este libro, y por lo que pienso que realmente es necesario leerlo para tomar consciencia de lo que, desgraciadamente, algunos y algunas llegan a pasar por algo que es completamente natural y normal, es la visión y/o trato que le da el autor a la homosexualidad. Creo que refleja bastante bien los sentimientos de rechazo que algunos muestran con respecto a una persona homosexual, sea por lo que sea. Y, aunque es algo que no tiene excusa, porque no se puede tratar a una persona normal y corriente como si fuera diferente solo porque le gusten los chicos, las chicas o tenga otra orientación social, la confusión que se siente, el rechazo, el odio y el miedo propio se puede apreciar en Aaron. Pienso que el autor manda un claro mensaje de quiérete a ti mismo tal y como eres porque lo que sientes, por quien sea, es algo maravilloso y nada malo. Me parece algo importante de tratar y resaltar en un medio al que acceden muchísimas personas como son los libros, para poder concienciar y para ayudar a comprender que en el mundo existe aún mucho rechazo contra el que luchar y que hay que vencer, donde la superación y la enseñanza de valores es fundamental.

Me ha gustado mucho la pluma de Adam Silvera. Ha sido la primera vez en la que me introduzco en una de sus historias y, el haber tratado el tema de la homosexualidad de la manera en la que la ha tratado, con mucha delicadeza y sentimientos, con su toque de crudeza, realidad e injusta, ha hecho que este libro merezca mucho la pena leerlo. Además, ha sabido como tratar otros temas diferentes, también muy reales, para que la historia no se convierta en un foco de la homosexualidad si no que, y manteniendo eso como lo principal, habla y denuncia otros aspectos que deberían de cambiar.

En cuanto a los personajes, me ha gustado y no me ha gustado Aaron. No me ha gustado por el comportamiento que tiene cuando descubre que se siente atraído por un chico, rechazándose a él mismo y tomándose eso como algo malo que hay que eliminar. Me ha gustado porque ha sabido vivir con ello, empezar a aceptarlo y a empezar a ver que él es así y que es completamente normal. Sin embargo, la balanza en cuanto Aaron se pone más en la parte en la que no me ha gustado porque me he quedado con la sensación de que al final sigue pensando que ser homosexual es algo que se tiene que arreglar cuando no es así. Thomas sí que me ha gustado algo más que Aaron. Es un chico amable, leal y fiel, que ama a Thomas como su mejor amigo que es. Siempre ha intentado apoyarle y ayudarle, poniéndose de su lado, luchando para que Aaron no se fuera de nuevo por el mal camino. de todos, es el personaje que más me ha llegado.

En definitiva, Recuerda aquella vez es un libro que te enseña a aceptarte a ti mismo y a superar tus miedos, con una historia que trata a la perfección la homosexualidad y sus inseguridades, donde los problemas familiares y la amistad se unen para dejar una lectura que debería de tener todo el mundo para poder reflexionar y abrir los ojos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
librosconte
 29 enero 2019
》 "I fake-smile because everyone wants happiness for me as much as I want it for myself."


Estoy escribiendo esta reseña hecha pedazos, if you ask me(?).
Entré a leer este libro, como siempre, sin saber nada, solo que en reseñas e incluso en la primera línea de su sinopsis lo comparaban con Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, película que amo con locura 💖
Es mi primer libro de Adam Silvera y les aseguro que no será el último. Su prosa me pareció preciosa, muy Levithanesca(?), de esas que destruyen pero de una manera preciosa.
Además, me re gustó cómo estuvo narrado y separado por partes. Se lee rapidísimo gracias a que la trama atrapa desde los primeros capítulos y además por lo corto que sin estos. Tal vez al principio costó que me enganchara, pero una vez que llegué al capítulo 12 no pude parar de leer (en mi caso escuchar ya que fue en audiolibro).

Sinceramente no creía cuando decían que se parecía a Eternal Sunshine of the Spotless Mind, tal vez porque no quería creerlo(?), pero la verdad que es literal. Es lo mismo. Esto en parte resultó ser un aspecto negativo del libro debido a que, al ser Eterno resplandor de una mente sin recuerdos una de mis películas favoritas de la vida, ya era muy predecible lo que iba a pasar.
Por otro lado, el personaje principal, Aaron Soto, me pareció muy agradable, se llega a congeniar con él, de manera que, aunque supiera y fuese muy obvio lo que iba a pasar, continué disfrutando de mi lectura.

Como aparentemente me gusta sufrir(?) y recomendarles libros para que ustedes sufran conmigo, también voy a aclarar algunos trigger warnings para este libro: Tocas temas como la depresión, el suicidio y ma autoflagelación, el abuso físico, el bullying y la homofobia. Léanlo con cuidado, sabiendo esto, y sepan que en el momento en el que un libro los hace sentir incómodos, pueden y deben parar, por su salud 🤗💖

》 "I don't want this happiness, but blind happiness is better than inhabitable unhappiness."


📍 Puntuación: 4,5/5 🌟
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
C_dehalliday
 26 noviembre 2018

[edit]
Goodreads le debes media estrella a Adam(?.
1. está película me recordó demasiado a Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, donde actúa J.Carrey.
2. El protagonista es un histérico, negador, egocéntrico, parece que no conecta dos neuronas para ver que se portó para la mierda y encima se da el lujo de no perdonarle 1 sola a los demás, cuando más mierda que él no hay. Perdón, pero así me cayó(?
3. El giro que da en la mitad fue medio confuso.

Lo mejor del libro fue que mencionen a Juego de tronos(?
Comentar  Me gusta         10
hijodeletras
 22 noviembre 2017
Me gustó mucho. Tiene una idea profunda y aseveraciones correctas sobre los recuerdos y la homosexualidad.
Enlace: https://hijodeletras.wordpre..
Comentar  Me gusta         10
AlhanaRhiverCross
 30 octubre 2017
Voy a comenzar aplaudiendo a la traducción del título, porque aunque al principio puse cara rara al ver cómo había quedado esta novela al llegar a España (no fue el caso del diseño de la portada obra del ilustrador Luis Tinoco, que me pareció tremendo), una vez que vas leyendo y sobre todo al terminar, sólo puedo decir que me gusta muchísimo más la idea que transmite el título en español que el suyo propio en el original. Y además la edición española es súper mona, llena de un montón de emojis cambiantes según sea el estado de ánimo que nos transmite lo que estamos leyendo y cómo se van combinando por toda la novela con su propio significado. Son apenas unos detallitos pero que ilustran muchísimo la historia con dos simples símbolos.
Metiéndonos ya en materia, la idea básica de la novela es que en un futuro no muy lejano (de hecho, podría ser el presente) se ha llegado a un avance “médico” que logra reprimir los recuerdos de alguna experiencia concreta o parte de la vida de una persona (por ejemplo, un familiar fallecido al que nos duele recordar, un accidente traumático, un antiguo amor…). Dicho así, la sola idea invita a reflexionar sobre la ética de esta cuestión y se nos plantea ya en la contraportada una simple pregunta: “¿El pasado te impide ser feliz?”

Este es el dilema del protagonista, Aaron, que por unas cosas y otras, tiene que superar un intento de suicidio propio y el suicidio de su padre. Además, a pesar de que está muy enamorado de su novia, cuando ella se marcha unas semanas del la ciudad, conoce a Thomas, un chico que va sin rumbo por la vida cambiando de trabajos, de amistades y de parejas y que vuelve sus sentimientos del revés. Cuando ni siquiera tiene claro quién es él mismo y sin soportar el rechazo de todos los que le rodean, comienza a plantearse someterse al novedoso tratamiento Leteo de la memoria, porque si no te acuerdas de que algo te duele, pues deja de dolerte.
Al comenzar a leer la voz de Aaron, me recordó sin poder evitarlo a Holden Caulfield, además de por el tono pesimista la mayor parte del tiempo, también por la forma de expresarse e ir contando su historia a través de pequeñas anécdotas que lo relacionan con todos los personajes que van apareciendo. Además, al comenzar todo tenía un aire a “Rebeldes”, de Susan E. Hinton y por toda la ambientación y el toque pandillero que tiene el protagonista, me fue inevitable no acordarme también de Ponyboy Curtis. Pero esto sólo en cuanto al principio, que todo sea dicho, me pareció un tanto lento, quizás porque al leer la sinopsis creía que el tratamiento del olvido iba a aparecer muchísimo antes en la historia y no es el caso, porque aparece de la mitad para adelante (pero confiad en mí, esto al final resulta que es un punto a su favor). Sin embargo, en cuanto hace su aparición Thomas, ese ambiente del que os hablo se va desvaneciendo y aparece algo mucho más tipo “Las ventajas de ser un marginado”.
A lo que voy es que esta novela bebe de muchas otras novelas juveniles y en ese sentido no tiene nada novedoso, porque hay muchísimas historias de adolescentes que no encajan y se siente más o menos rechazados, deprimidos y en modo “Yo solo contra el mundo”. Pero a la vez tiene algo distinto que resulta de alguna forma (nunca mejor dicho) inolvidable, porque la originalidad de la idea central para contar un problema tan extendido como el que sufre Aaron y los giros argumentales que hay a lo largo de las cuatro partes en las que está dividida la novela, convierten una trama muy sencilla en la superficie en una novela muy profunda en cuanto al fondo. Y sobre todo es una historia muy personal, de reflexiones y sentimientos en las que el protagonista es el personaje absoluto encargado de transmitirnos tanto sus desgracias como sus alegrías, sus inseguridades y sus certezas. Así que es normal que encontremos muchísimos párrafos de texto en los que Aaron nos narra sus vivencias, y también numerosos diálogos con otros personajes en los que debemos leer entre líneas porque no siempre se están diciendo lo que de verdad piensan o sienten.
Con una sencillez abrumadora, Adam Silvera plasma una realidad demasiado frecuente en muchas personas, sobre todo jóvenes, que tratan de buscar su propia identidad y sentirse aceptados por quiénes son (no por cómo son). A través de la primera persona del narrador, Aaron, es imposible no sentirse identificados en algún pasaje, situación o conversación a lo largo de la novela, porque a pesar de que la historia gira sobre todo en torno a la identidad sexual de Aaron, los muchísimos temas que se tratan (amistad, familia, recuerdos, traumas, relaciones sinceras…) hacen que de una manera o de otra te emociones por la cercanía de las situaciones. “Recuerda aquella vez” es una novela que en realidad no trata del rechazo de los demás hacia una persona por la condición que sea, sino del propio rechazo de uno mismo. La historia de Aaron nos enseña que más importante que los demás nos acepten, es aceptarnos a nosotros mismos y a partir de ahí, cada uno puede aprender a ser feliz sin pensar en esa felicidad como la meta, sino más bien como el camino (como se suele decir).
Al terminar esta novela queda un sabor agridulce que va a permanecer mucho tiempo en mi memoria (otra vez, qué irónico) y seguramente recuerde historia como una de las más conmovedoras (no en el sentido romántico ni bonito, sino que remueve conciencias) que he leído. Sinceramente espero que se convierta en una novela de culto para muchos jóvenes (y no tan jóvenes) que pueden encontrarse en etapas de la vida en que no todo es felicidad. de verdad, una historia que puede gustar a todo tipo de lector, que debería ser lectura recomendada en los institutos de muchos países e incluso sería un regalo perfecto para abrir muchas mentes.
Si no me equivoco, Adam Silvera está a punto de publicar su segunda novela y sólo espero que también llegue a publicarse en España, porque me ha convencido tanto su forma de escribir como su forma de contar la historia. Ha sido todo un descubrimiento del que estaré muy pendiente a partir de ahora, ya que me ha demostrado que no hace falta contar una historia bonita ni feliz ni divertida para poder trasmitir un mensaje de lo más esperanzador.
Enlace: http://enmitiempolibro.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
micaworonkogitto
 05 julio 2019
Desde hace tiempo que quería empezar a leer a este autor, admito que me llamó un poco la atención porque veía muchas expectativas de la gente con sus libros, así que me di la oportunidad de leerlo también

Recuerda aquella vez nos habla de la vida de Aaron, un chico que atraviesa muchos obstáculos en su vida y que trata de ingeniarselas a pesar de todo

El libro se me hizo muy introductorio en la primera parte, si bien era lo necesario para dar a entender un poco la trama, por momentos se me hacía lento y aburrido y no podía esperar para terminarla y seguir con la siguiente.

A medida que avanzaba con la historia, me fui enganchando un poco más, capaz porque ya empezaba a encaminarse hacia lo importante y eso logró que se hiciera más llevadero.

Con respecto a los personajes, temo haber desarrollado una relación de amor – odio con Aaron; a veces sus decisiones o actitudes me exasperaban y otras solo quería abrazarlo hasta que terminara el libro. Thomas se me hizo muy particular y fue uno de mis personajes favoritos. Genevieve nunca me cayó bien, ni un poco, nada, desde el momento cero.

El libro toca temas de suma importancia y rescato la idea que tuvo el autor con respecto a ellas: el cómo encontrar la felicidad cuando todo a tu alrededor se deteriora, la importancia de tu propia identidad, tu persona y las consecuencias que genera de manera injusta frente aquellos que no están dispuestos a aceptarlo y como los recuerdos y el olvido juegan un papel clave en la vida.

También el libro cuenta con un plot twist que, después de recapacitarlo mucho, me hizo quedar como una inútil conmigo misma, sumó puntos extras por eso

Estoy un poco disgustada con el desenlace de esta historia, pero admito que tampoco me molestó mucho, siento que estuvo bien para todo lo que equivale el libro, aunque después me contradiga a mí misma con respecto a eso…
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
mabefica
 27 mayo 2019
¿Cuánto les puedo contar de esta historia sin spoilearles? No mucho. La verdad es que hacía mucho tiempo que no leía un libro que me confundiera tanto, que me llevara para un lado para terminar en un punto completamente diferente, y... ¿ese final?

Adam Silvera nos presenta una historia ambientada en un futuro cercano en la que existe un instituto que tiene un tratamiento en el que borran los recuerdos que no quieras tener, que te impidan seguir con tu vida. Nuestro protagonista es Aaron, vive en Bronx, un condado de Nueva York que según tengo entendido es bastante peligroso, en una casa muy precaria e intenta superar el suicidio de su padre y su propio intento de suicidio apoyándose en un grupo de amigos no muy estable y una novia que lo apoyó en todos los momentos que más lo necesitaba. La historia se complica cuando conoce a un chico, Thomas, que lo lleva a cuestionarse muchas cosas sobre sí mismo.

Empecemos hablando de mi experiencia de lectura, me esperaba con algo muy ligero y fácil de leer y a pesar de que lo leí en solo 3 días se me hizo muy pesado. Las primeras 100 páginas fueron muy introductorias, muchas descripciones que no tenían mucho que ver con la historia, y la verdad es que después tampoco mejora mucho.

Hay un punto clave más o menos a la mitad de la novela que me dejó con la boca abierta, me sorprendió muchísimo y hasta ahora estoy tratando de asimilarlo, es uno de esos giros de la trama que te dan ganas de empezar de nuevo el libro para darte cuenta de todos los detalles que dejaste pasar y eso me encantó. La verdad es que en ningún momento me esperé este giro ni tampoco que haya ningún giro, me pareció muy bien armado en todo sentido. Peeero por lo menos a mí me pasó que cuando la trama cambió tanto me esperaba una conclusión y listo. Y no, quedaba medio libro en el que nos tuvieron dando vueltas en lo mismo una y otra y otra vez.

Por un lado, sentí que se presentaba problema tras problema y ninguna solución, lo que es una de las posibles razones por las que se me hizo tan pesada la lectura. No había momentos de alivio, o momentos divertidos o graciosos que cortaran un poco con la tristeza e impotencia de los conflictos. No es que no me haya gustado la crudeza con la que se presentan los conflictos, me parece que en este sentido el autor logró plasmar muy bien los miedos, inseguridades y hasta la discriminación que sufre una persona homosexual, sobre todo en un lugar como el que está ambientado la novela.

La idea me encantó, como está plasmada no tanto. Me parece súper interesante el tema de los recuerdos y es algo que siento que se podría haber explotado mucho más y de otra manera. Además el concepto de poder borrar una parte de uno mismo y que esa parte que se elige borrar en este caso sea la sexualidad y -no el final sino- la conclusión a la que se llega es algo de lo que podría estar hablando por mucho tiempo sino fuera porque el libro en sí me dejó tan desorientada.

Otra cosa que sí me gustó mucho fue el personaje de Thomas porque siento que rompe muchos mitos sobre las amistades entre hombres, en ese sentido siento que el autor tuvo un objetivo muy claro y lo cumplió a la perfección. En general, los personajes me parecieron muy bien armados (si leyeron alguna reseña mía saben que para mí esto es fundamental), aunque, como dije antes, ninguno aportaba la frescura que necesitaba la historia. Era una historia oscura, lo entiendo, pero no se presenta como tal: volvemos al desconcierto.

Por hoy voy a llegar a la conclusión de que Recuerda aquella vez es un buen libro, pero tal vez no es para mí o no sea el momento en el que tengo que poder apreciarlo de la forma que lo hace la mayoría de las personas en la comunidad de lectores. De lo que sí estoy segura es que no me voy a poder olvidar tan fácil de una historia como esta y va a quedar en mi mente por bastante tiempo. Aunque si algún día lo vuelvo a agarrar porque siento que es mi momento... ese final no me va a gustar nunca.
Enlace: https://lavidaenlaspaginas.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
yvo_about_books
 29 diciembre 2018
Es fácil decir que tenía muchas expectativas para este libro, y eso puede o no haber influido negativamente en mi opinión. Porque es un hecho que me tomó siglos leer esta novela de Adam Silvera y no puedo decir que disfruté la primera parte. La prosa y los diálogos se sintieron un poco forzados y sentí que la historia se arrastraba mucho al principio. Para ser honesta, me tomó mucho tiempo para tener una idea adecuada de la historia ... Dicho esto, me alegro de que continué leyendo porque la última parte del libro fue brillante . No estoy diciendo que esté completamente compensado por el comienzo lento, pero sí explicó más sobre lo que estaba pasando el personaje principal. Recuerda Aquella Vez mezcla la historia romántica contemporánea promedio con elementos de ciencia ficción, lo que definitivamente la transforma en una lectura interesante. El mensaje detrás de esta historia también es inspirador, y especialmente la última parte tenía muchas citas realmente interesantes. He debatido si otorgarle a esta novela una calificación más alta, pero no puedo ignorar el hecho de que el comienzo simplemente no lo hizo por mí. ¿Lo recomendaría? Probablemente, con el consejo de seguir leyendo incluso si realmente no te gusta el comienzo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MelinaTorres
 10 diciembre 2018
Perdón Adam, pero no me podía enganchar con el libro. Recién al final llegó a lo interesante y terminó.
Comentar  Me gusta         00
AnethMania
 14 junio 2018
Aaron Soto vive en barrio peligroso en Bronx, Nueva York, él ha tenido una vida un poco traumática y difícil, su padre se suicidó en la bañera de su casa y a raíz de esto el mismo quiso acabar con su vida, ahora solo le queda una cicatriz en forma de sonrisa en su muñeca que le recuerda su intento fallido de quitarse la vida. Su hermano mayor lo odia y su madre se la pasa en depresión pero juntos han encontrado la manera de subsistir con lo poco que tienen, él trabaja en un mini market e intenta mantener su mente ocupada para superar todo por lo que ha pasado. Su novia, Genevieve, lo ha acompañado en esos momentos dolorosos, ella lo comprende perfectamente porque también perdió a su mama y ahora Genevieve se ha vuelto en su impulso para seguir adelante pero cuando ella debe irse de la ciudad por un mes es cuando Aaron comienza a pensar verdaderamente en su vida y en su futuro. En este transcurso conoce a Thomas, un chico que se convierte en su mejor amigo y confidente con el cual se ha encariñado bastate pero ese cariño ahora parece convertirse en una atracción, es ahí donde se cuestiona ¿Qué es lo que está sucediendo?

Sin embargo, el suicidio de su padre lo sigue atormentando y debido a ciertos acontecimientos recientes en su vida lo han llevado a cuestionarse si debe recurrir al instituto Leteo que promete un tratamiento revolucionario a base de un método que cuenta con una tecnología impresionante que ayuda a borrar todos aquellos recuerdos traumáticos, que impiden que una persona pueda ser feliz y avanzar en su vida, pero puede que esta opción esté lejos de ser una solución y llegue a convertirse en una pesadilla.

Recuerda aquella vez es una historia con una ambientación cruda pero real que trata muchos temas como; la homofobia, el Bullying, la discriminación, depresión y la autolesión, temas que han sido tocados de una manera respetuosa y muy bien lograda.

Una de las cosas que me encantaron del autor es su manera de narrar, con una pluma poética, tan sencilla y coloquial al crear personajes bien construidos y sin pelos en la lengua con historias completamente diferentes pero que ha sabido hilar perfectamente a la trama.

Adam Silvera plasma una realidad sin tapujos que es frecuente en algunas personas, especialmente en la gente joven que intenta encontrar su propia identidad y ser aceptados de alguna u otra forma, ya que por lo general la sociedad impone ciertos parámetros como si fueran la fórmula mágica para conseguir la felicidad, ese es uno de los temas principales que el autor intenta transmitirnos, porque es un novela que te pone a reflexionar y te invita a amarte como eres, a creer en ti y no dejarte caer porque siempre habrá algo o alguien que nos hará felices.

Al final nos da una lección, ya sea para bien o para mal, pero todas las decisiones que tomamos a lo largo de nuestra vida tienen repercusiones.

Me uno al club de las personas que cayeron en depresión y se les rompió el corazón con este libro.
Enlace: http://www.elplacerliterario..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La chica del tren

En qué año fue publicada esta novela

2014
2015
2016
2017

10 preguntas
37 lectores participarón
Thème : La chica del tren de Paula HawkinsCrear un test sobre este libro
{* *}