InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de AlhanaRhiverCross


AlhanaRhiverCross
30 octubre 2017
Voy a comenzar aplaudiendo a la traducción del título, porque aunque al principio puse cara rara al ver cómo había quedado esta novela al llegar a España (no fue el caso del diseño de la portada obra del ilustrador Luis Tinoco, que me pareció tremendo), una vez que vas leyendo y sobre todo al terminar, sólo puedo decir que me gusta muchísimo más la idea que transmite el título en español que el suyo propio en el original. Y además la edición española es súper mona, llena de un montón de emojis cambiantes según sea el estado de ánimo que nos transmite lo que estamos leyendo y cómo se van combinando por toda la novela con su propio significado. Son apenas unos detallitos pero que ilustran muchísimo la historia con dos simples símbolos.
Metiéndonos ya en materia, la idea básica de la novela es que en un futuro no muy lejano (de hecho, podría ser el presente) se ha llegado a un avance “médico” que logra reprimir los recuerdos de alguna experiencia concreta o parte de la vida de una persona (por ejemplo, un familiar fallecido al que nos duele recordar, un accidente traumático, un antiguo amor…). Dicho así, la sola idea invita a reflexionar sobre la ética de esta cuestión y se nos plantea ya en la contraportada una simple pregunta: “¿El pasado te impide ser feliz?”

Este es el dilema del protagonista, Aaron, que por unas cosas y otras, tiene que superar un intento de suicidio propio y el suicidio de su padre. Además, a pesar de que está muy enamorado de su novia, cuando ella se marcha unas semanas del la ciudad, conoce a Thomas, un chico que va sin rumbo por la vida cambiando de trabajos, de amistades y de parejas y que vuelve sus sentimientos del revés. Cuando ni siquiera tiene claro quién es él mismo y sin soportar el rechazo de todos los que le rodean, comienza a plantearse someterse al novedoso tratamiento Leteo de la memoria, porque si no te acuerdas de que algo te duele, pues deja de dolerte.
Al comenzar a leer la voz de Aaron, me recordó sin poder evitarlo a Holden Caulfield, además de por el tono pesimista la mayor parte del tiempo, también por la forma de expresarse e ir contando su historia a través de pequeñas anécdotas que lo relacionan con todos los personajes que van apareciendo. Además, al comenzar todo tenía un aire a “Rebeldes”, de Susan E. Hinton y por toda la ambientación y el toque pandillero que tiene el protagonista, me fue inevitable no acordarme también de Ponyboy Curtis. Pero esto sólo en cuanto al principio, que todo sea dicho, me pareció un tanto lento, quizás porque al leer la sinopsis creía que el tratamiento del olvido iba a aparecer muchísimo antes en la historia y no es el caso, porque aparece de la mitad para adelante (pero confiad en mí, esto al final resulta que es un punto a su favor). Sin embargo, en cuanto hace su aparición Thomas, ese ambiente del que os hablo se va desvaneciendo y aparece algo mucho más tipo “Las ventajas de ser un marginado”.
A lo que voy es que esta novela bebe de muchas otras novelas juveniles y en ese sentido no tiene nada novedoso, porque hay muchísimas historias de adolescentes que no encajan y se siente más o menos rechazados, deprimidos y en modo “Yo solo contra el mundo”. Pero a la vez tiene algo distinto que resulta de alguna forma (nunca mejor dicho) inolvidable, porque la originalidad de la idea central para contar un problema tan extendido como el que sufre Aaron y los giros argumentales que hay a lo largo de las cuatro partes en las que está dividida la novela, convierten una trama muy sencilla en la superficie en una novela muy profunda en cuanto al fondo. Y sobre todo es una historia muy personal, de reflexiones y sentimientos en las que el protagonista es el personaje absoluto encargado de transmitirnos tanto sus desgracias como sus alegrías, sus inseguridades y sus certezas. Así que es normal que encontremos muchísimos párrafos de texto en los que Aaron nos narra sus vivencias, y también numerosos diálogos con otros personajes en los que debemos leer entre líneas porque no siempre se están diciendo lo que de verdad piensan o sienten.
Con una sencillez abrumadora, Adam Silvera plasma una realidad demasiado frecuente en muchas personas, sobre todo jóvenes, que tratan de buscar su propia identidad y sentirse aceptados por quiénes son (no por cómo son). A través de la primera persona del narrador, Aaron, es imposible no sentirse identificados en algún pasaje, situación o conversación a lo largo de la novela, porque a pesar de que la historia gira sobre todo en torno a la identidad sexual de Aaron, los muchísimos temas que se tratan (amistad, familia, recuerdos, traumas, relaciones sinceras…) hacen que de una manera o de otra te emociones por la cercanía de las situaciones. “Recuerda aquella vez” es una novela que en realidad no trata del rechazo de los demás hacia una persona por la condición que sea, sino del propio rechazo de uno mismo. La historia de Aaron nos enseña que más importante que los demás nos acepten, es aceptarnos a nosotros mismos y a partir de ahí, cada uno puede aprender a ser feliz sin pensar en esa felicidad como la meta, sino más bien como el camino (como se suele decir).
Al terminar esta novela queda un sabor agridulce que va a permanecer mucho tiempo en mi memoria (otra vez, qué irónico) y seguramente recuerde historia como una de las más conmovedoras (no en el sentido romántico ni bonito, sino que remueve conciencias) que he leído. Sinceramente espero que se convierta en una novela de culto para muchos jóvenes (y no tan jóvenes) que pueden encontrarse en etapas de la vida en que no todo es felicidad. de verdad, una historia que puede gustar a todo tipo de lector, que debería ser lectura recomendada en los institutos de muchos países e incluso sería un regalo perfecto para abrir muchas mentes.
Si no me equivoco, Adam Silvera está a punto de publicar su segunda novela y sólo espero que también llegue a publicarse en España, porque me ha convencido tanto su forma de escribir como su forma de contar la historia. Ha sido todo un descubrimiento del que estaré muy pendiente a partir de ahora, ya que me ha demostrado que no hace falta contar una historia bonita ni feliz ni divertida para poder trasmitir un mensaje de lo más esperanzador.
Enlace: http://enmitiempolibro.blogs..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}