InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8423354652
Editorial: Destino (23/10/2018)

Calificación promedio : 4.5/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
Reina tiene un marido, un exmarido, un amante, un hijo adolescente, un buen sueldo y un trabajo que le apasiona y al que se dedica en cuerpo y alma. A Reina le gusta su vida. Aparentemente lo tiene todo, o por lo menos eso piensa ella. Hasta que, durante uno de sus viajes de trabajo, de repente sucede algo en su casa que cambiará las cosas, y que le demostrará de la peor manera hasta qué punto es vulnerable.
Así es como empieza para Reina un largo camino de r... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
CARMINA
 20 febrero 2019
Nos encontramos ante una novela intimista, quizás la más intimista de las que he leído hasta el momento de la autora. En ella rompe los esquemas literarios a los que tiene nos tiene acostrumbrados una historia familiar narrada en dos tiempos. Y no es que no nos encontremos con una familia, que aunque muy peculiar la hay, ni tampoco nos encontremos con dos tiempos, porque la mente de Reina bucea en su pasado para aprehenderse a sí misma y buscar una razón para lo que ha hecho su hijo.
Quienes hayan leído a Care Santos se darán cuenta que nos encontramos ante una apuesta, no se si arriesgada o no porque su narración es tan impecable como siempre, pero sin duda ha salido de su zona de confort y nos ha presentado a una mujer que se va resquebrajando en un viaje interior que la deja devastada y menos segura de sí misma.
La novela empieza y termina de la misma manera, con unas misivas que parecen no tener ninguna relación con el resto de la novela y supongo que hacia ahí apuntará la segunda parte de esta historia, porque nos encontramos ante una bilogía, y se puede constatar no solo por las cartas que tienen como protagonista al padre de Reina, si no también porque una de las tramas que maneja la novela queda tan sólo insinuada y mira por donde no se por donde tirará Care pero es la que a mi en estos momentos más me apetece saber como va a terminar.
La historia que nos cuenta Care transcurre en apenas 24 horas en un aeropuerto de Bucarest cerrado al tráfico aéreo por un terrible tormenta siberiana a la que llaman la Bestia del Este, en ese momento la angustia de una madre que acaba de recibir una de las peores noticias que puede haber, nos atenaza el corazón hasta el punto de meternos en su piel y calzar sus zapatos, sufrir con ella y hacernos las miles de preguntas sin respuesta que ella se hace.
Nos encontramos con una historia a ritmo de thriller y golpe de teléfono móvil, el único nexo de unión con el lugar donde debería estar en ese momento, sin embargo conforme avanza la novela, en la medida que Reina va tranquilizándose y tomando conciencia que no puede hacer nada por acelerar su vuelta a casa también se va volviendo más intimista y reflexiva, con un viaje interior que va abriéndole heridas que había logrado arrumbar, y le hace preguntarse si realmente ha tomado las decisiones adecuadas en su vida.
Care Santos aborda en esta novela temas muy actuales, las relaciones de pareja, la maternidad, la adolescencia, la relación de padres entre padres e hijos, e incluso con las parejas de sus padres, la pedofilia, la investigación farmacéutica, las relaciones laborales, la conciliación de la vida laboral y familiar, el alzheimer.... distintos y variados temas que a mi me han hecho reflexionar, me han montado en un carrusel de emociones, me han hecho jurar en arameo en un par de ocasiones y cambiar en más de una mi opinión sobre un personaje a medida que avanzaba la trama.
Me ha hecho pensar sobre todo la forma en que trata la adolescencia, Care es madre de tres adolescentes, en muchas ocasiones pienso como puede convivir con tanto saco de hormonas en plena esfervescencia, porque yo con uno solo voy servida. Esta novela ha despertado uno de mis peores miedos, uno que ya creía dormido, y que sin embargo me ha revelado lo frágil que es la existencia, y lo mejor de todo es el respeto con el que trata ese periodo de la vida que tan difícil resulta a padres e hijos, he disfrutado con Reina Gené, con la forma en que ha abordado esa conversación con su hijo al día siguiente de haberse intentado quitar la vida y he interiorizado esa promesa que le arranca en el último momento.
El acierto de la autora en esta novela no se encuentra solo en la temática que aborda capaz de conmover al lector, si no también en los personajes complejos y llenos de matices que nos presenta, algunos con más sombras que luces que iremos descubriendo a lo largo de la lectura y cambiando nuestra forma de verlos y la impresión que nos causan en un primer momento. Dibujados con gran maestría la instropección de Reina nos lleva a conocer a los hombres de su vida, a su amigo, a su madre Cristina, a su padre José Gené y a su abuela Reina, un personaje que me enamoró a primera vista y sobre el que no me importaría volver a leer.
Con un equilibrio perfecto entre la reflexión y el diálogo ágil, la prosa de Care Santos nos adentra en la historia de una mujer que se ha hecho a sí misma, que ha tomado decisiones equivocadas, que se ha visto obligada a claudicar en ciertos temas y edificar su futuro sobre una mentira que ha condicionado su futuro, el de su marido y el de su hijo. La Reina triunfadora, capaz de detectar a los mejores profesionales a través del lenguaje no verbal se va resquebrajando a los ojos del lector, antepone su faceta de madre, abandona el trabajo e intenta volver por todos los medios a Barcelona, y solo cuando se ha convencido de que no lo va a poder hacer usa toda la tecnología a su alcance para manejar los hilos a golpe de móvil, tablet y ordenador.
Es el momento de cuestionarse la vida que uno lleva, de país en país, de hotel en hotel, lejos de su marido y de su hijo, sin tiempo a penas para dedicarse a sí misma y a sus aficiones, 24 horas de soledad y angustia dan para mucho, también para tomar la decisión correcta, poner un poco de tranquilidad en su vida, dedicarse más tiempo a los suyos y menos a un trabajo tan absorbente.
Y es que si algo se puede vislumbrar en esta historia es como se las gastan las multinacionales en sus contratos, no importa lo que paguen por un profesional pero las clausulas de blindaje son salvajes, Reina abandona el trabajo sin pensar lo que firmó en su día, pero por un lado su jefe y por el otro un candidato se lo recuerdan. Y es que a través de esas conversaciones conocemos como trabaja Reina, que técnicas aplica, que valora y que le hace ser la profesional más cualificada del sector. Pero también conocemos las practicas amorales o incluso inmorales de la industria farmacéutica, conocemos la historia de Ulf y nuestra opinión sobre él cambia radicalmente, aunque no va a ser el único personaje que nos hará cambiar de opinión.
Y por último nos adentramos en el mundo de los adolescentes, las relaciones que mantienen entre ellos, las lealtades y deslealtades, Reina se pregunta como fue incapaz de ver que le pasaba a su hijo, como iba languideciendo a su lado, como sus amigos o los que ella creía que lo eran sabían lo que ella ignoraba y no había sabido vislumbrar. Y lo que más me ha llamado la atención es la reacción de la madre de Arnau, su falta de sensibilidad, las acusaciones que vierte sobre la madre angustiada, me dieron unas ganas de darle un par de gritos y desahogarme, espero no tener yo la misma insensibilidad si algún día recibo una llamada solicitándome ayuda.
Conclusión:
Si habéis llegado hasta aquí, os habréis dado cuenta que Todo el bien y todo el mal me ha proporcionado horas de placer literario y angustia, lo primero por la prosa y saber hacer de Care Santos que como siempre es impecable, elegante, sencilla y fluye sin artificios, en mi caso montada en una noria de sensaciones y metiéndome en la piel y los zapatos de esa madre que hace una viaje a su interior y su vida para encontrar un solo motivo que explique lo que su hijo acaba de hacer.
Merece un diez ese equilibrio entre la reflexión y los diálogos que nos adentran en la sicología de los personajes, en su pasado y su presente, que van construyendo la trama a golpe de reproche y frases lapidarias que golpean al lector y le hacen parar, releer, avanzar y retroceder por puro placer, y le obligan a pensar, a reflexionar, no es una novela que deje indiferente al lector.
Y por último destacar el acierto de Care en todos y cada uno de sus personajes, no hay ninguno de ellos desdibujado y aunque la protagonista absoluta es Reina los secundarios son igual de ricos en matices, dotados de diferentes perfiles sicológicos con muchas sombras que alumbrar.
Una novela con nudos que deshacer, con piezas que ordenar, un verdadero rompecabezas que hará las delicias de cualquier lector

Enlace: https://detintaenvena.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
LAKY
 27 diciembre 2018
Reina se encuentra en Rumanía dirigiendo el proceso de selección de un alto ejecutivo de una gran empresa farmacéutica cuando su marido le llama para comunicarle la peor noticia que puede recibir una madre: su hijo adolescente se ha intentado suicidar.
Evidentemente, Reina lo deja todo para acudir a estar con su familia pero no cuenta con que una gran tormenta que está asolando el este de Europa va a impedirle coger ningún vuelo: el aeropuerto está completamente cerrado.
Durante todo ese largo día y esa más larga noche Reina nos irá contando su vida y las intimidades de su familia
Todo el bien y todo el mal” nos habla de algo horrible. Si ya es tremendo pensar que a un hijo le pueda pasar algo malo, hacer frente a la idea de que eso malo se lo haga él mismo, ha de ser totalmente insoportable. Y eso es lo que le pasa a Reina cuando le comunican que su hijo Alberto ha intentado tirarse al tren. ¿Qué le ha podido pasar? Alberto nunca había tenido ningún problema, al menos que ella supiese y ella no ha notado nada raro en los últimos tiempos. Imaginaos qué impotencia enfrentarse a algo así. Y, encima, ni siquiera poder estar ahí acompañándole porque una tormenta siberiana te lo impide
La novela plantea un tema espinoso y muy doloroso, un tema del que normalmente no se quiere hablar. Y lo hace con muchísimo tacto, de una forma admirable.
Reina se va a desnudar ante nosotros. Curiosamente, no lo hace en primera persona que es la que parece que pide una historia como ésta; es por el contrario un narrador omnisciente quien nos va contando toda su historia. Es una elección curiosa pero realmente funciona muy bien. Reina está tan bien retratada que es difícil darse cuenta de que no es ella quien nos cuenta sus cosas.
Poco a poco, Reina nos va contando cómo es su vida y, sobre todo, cómo es su familia. La conoceremos joven y enamorada de su novio, preparando una boda “como tiene que ser”. Sabremos por qué se divorció y cómo es su vida junto a su nuevo marido Samuel. Asimismo, nos hablará de la maternidad, de sus ganas de ser madre y de su hijo Alberto llegado al mundo en unas circunstancias que podríamos calificar de excepcionales. Y nos hablará sobre todo de la difícil relación entre su pequeña familia, de secretos celosamente guardados, de luchas internas por el amor del hijo, de la difícil relación que a veces se da entre padres divorciados.
La novela se sustenta en unos personajes maravillosos. Aunque Reina es la protagonista, sus partenaires masculinos no tienen desperdicio. Su primer marido Félix, el actual Samuel, Alberto, un candidato en la selección de personal llamado Ulf Everink… Todos son muy buenos personajes lo que no quiere decir que nos gusten por igual. No podría ser así de ninguna manera. Por ejemplo, porque Félix está hecho para que nos caiga mal; en contraposición al cielo de Samuel. O a Ulf que nos va a caer fatal desde el primer momento pero que quizás nos depare alguna sorpresa. Y sorpresas hay unas cuantas. Evidentemente, no es esta una novela de intriga pero eso no quiere decir que no haya alguna cuestión interesante que iremos descubriendo según vayamos avanzando en la lectura.
La historia transcurre entre Barcelona y Bucarest. de Bucarest no vamos a conocer nada más que su aeropuerto. Un aeropuerto colapsado por el mal tiempo. Un escenario que suponemos enorme pero que se nos va a hacer claustrofóbico según Reina vaya contagiándonos de la angustia de no poder salir de allí. Barcelona será, por el contrario, el escenario del pasado donde Reina nace y vive (y su familia) y ese edén a alcanzar en la actualidad para reunirse con su familia. Pero los escenarios no son realmente importantes; esta novela podría situarse en cualquier parte del mundo. Lo importante en esta novela es la historia y los personajes
Y la historia es maravillosa, de esas que llegan y te revuelven por dentro. Una historia de carácter intimista en la que los personajes tienen los sentimientos a flor de piel y que conquistan a cualquier lector. Poco a poco y regresando al pasado iremos conociendo a Reina y a sus cercanos en diferentes etapas de la vida. Conoceremos a sus padres, su primer amor, su trabajo...; todo ello da lugar a una especie de tramas paralelas pero que están totalmente engarzadas en la principal formando parte esencial de ella
Care Santos me encanta y se está convirtiendo en una de mis escritoras de cabecera con novelas tan preciosas como ésta. Me enamoró con “Habitaciones cerradas” y desde entonces he leído todo lo que ha publicado para adultos. Me fascinan sus historias y la forma tan especial en la que escribe, con ese uso tan natural y sentido de las palabras, esa elegancia, esos personajes tan bien caracterizados, esa explosión de sentimientos…

Conclusión final
Todo el bien y todo el mal” es una novela absolutamente maravillosa a la que no dudo en dar la máxima calificación. Estará entre mis mejores lecturas del año.

Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Bookeandocm
 28 noviembre 2018
Reina Gené es una de esas mujeres acostumbrada a jugar a caballo ganador: responsable de selección de altos ejecutivos en una multinacional farmacéutica está acostumbrada a pisar sobre seguro. Divorciada de Félix, su primer marido y padre de su hijo Alberto, y casada en segundas nupcias con Sam, tiene además un amante en ciernes, al que ha decidido llevarse por unos días a Bucarest para disfrutar de los ratos libres que le deje la selección de candidatos a la que acude. Todo iba a pedir de boca hasta que recibe una llamada de su marido que la obliga a volver a toda prisa a Barcelona: algo grave le ha ocurrido a Alberto, su hijo. A partir de ese momento toda su vida se va a poner patas arriba.
La bestia del este, un temporal de frío siberiano que está asolando toda Europa, con especial incidencia en Rumanía ha obligado a cortar el tráfico aéreo y no se sabe a ciencia cierta cuando se podrán restablecer las conexiones. Atrapada en un aeropuerto, sin más armas que sus dispositivos móviles y una maleta, a medida que se sus fuerzas van mermando y la impotencia aumenta, Reina echará la vista atrás para hacer balance de la que ha sido su vida. En ese lugar en que no tiene ni voz ni voto y está sujeta como otros muchos pasajeros a los caprichos de la meteorología, Reina inicia un viaje interior en el que, a medida que ella reflexiona sobre su pasado, el lector se adentra en una novela intimista que recorre el periplo vital de Reina Gené; una mujer que está en la cúspide de su carrera, pero que hoy por hoy es alguien muy diferente a la joven que se enamoró de Félix un verano. La historia va y viene sin un orden alguno, del presente en ese aeropuerto, a su juventud, a su primer amor, al nacimiento de su hijo, a su divorcio, a su más tierna infancia para ir, poco a poco, componiendo el mapa de su vida.
La maternidad, la erosión que origina la convivencia, la necesidad de sentirse comprendido, querido, deseado, de tener una ilusión, éxito profesional o la importancia que para una familia supone contar un respaldo económico son algunos de los temas componen el mosaico emocional en el que la autora explora, con la vida de Reina como epicentro. Pero Care va más allá y nos deja una reflexión tras su texto. ¿Hasta dónde seríamos capaces de llegar por salvaguardar el bienestar de los nuestros? En la vida, ¿vale todo? ¿Merece la pena poner en jaque la estabilidad que con tanto trabajo hemos labrado a lo largo de toda una vida?
Con una prosa impecable y un ritmo fluido al que contribuye además el interés que despierta la historia desde las primeras páginas: por su la carga de realidad que refleja, por la fuerza de los sentimientos que transmite, Todo el bien y todo el mal es una de esas novelas en la que, como en ciertos viajes, no solo importa el destino y el recorrido sino la forma en que se disfruta del trayecto, y hacerlo de su mano es una auténtica delicia. Un narrador omnisciente nos convertirá en testigos de la vida de una familia, de su hoy y de su ayer, de cómo lo que vivimos en el pasado afecta a nuestro futuro, de cómo los lazos se van estrechando o rompiendo y cómo la vida se va enmarañando hasta que, en algún momento, un suceso actúa como detonante y nos obliga a pararnos, a reflexionar y decidir qué es para nosotros lo que realmente importa.
Todo el bien y todo el mal es una novela de personajes en la que Reina llevará la voz cantante: veraces, imperfectos, con sus miedos, sus fragilidades, sus desconciertos, su fachada, pero todos ellos traspasan el papel y calan tan hondo en el lector que lo involucra irremediablemente en su historia. Reina es pura fuerza; es como un todoterreno, egoísta también. Una mujer que sin tener un gran físico, tiene un gran éxito profesional y personal. No acepta un no por respuesta, y a pesar de no coincidir con determinados comportamientos se gana al lector por completo. En otro plano está Sam, ese hombre paciente, cariñoso y comprensivo que todos querríamos a nuestro lado. Y Félix, el ex de Reina, ese que aunque no entiendes en absoluto, también podría ser alguien que conoces con ese carácter tan voluble.
Todo el bien y todo el mal es una magnífica historia con banda sonora: una delicia de lectura, bien trazada y ejecutada, y con unos personajes inolvidables. Una mujer triunfadora, una familia perfecta, un hijo que necesita ayuda y unas horas muertas actuarán como catalizador para que Reina decida cuáles son las prioridades de su vida. No os la podéis perder.
Enlace: https://bookeandoconmangeles..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
encarnipm
 11 diciembre 2018
Para empezar diré que me ha defraudado saber que habrá otra parte (al menos una) sin que lo avisen de forma previa. Últimamente (a no ser que sea un autor al que esté enganchada) si veo que van a haber más partes procuro leerlas cuando están todas publicadas, no me gusta perder detalles que se escapan si lees un libro y su continuación tarda, por lo menos, un año. Leo mucho y, a veces, me cuesta retomar una historia sobre la que he echado encima otras cincuenta, por poner un ejemplo.
Aparte de esto decir que he visto cosas que no me cuadran con una madre, no sé, detalles que no creo que se debieran escapar, pero cada persona es un mundo y quizás pueda pasar, aunque a mí no me haya convencido mucho. Como bueno, que la estoy poniendo a caldo y no es mala, diré que la lectura se hace de forma muy ágil y los personajes están muy bien trazados. ¿Leeré la segunda parte? Sin duda, pero espero que no tarde una eternidad en salir.
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (5) Añadir cita
CARMINACARMINA20 febrero 2019
Y por último y lo más importante: móntatelo como quieras, hijo mío, me da lo mismo si te haces ladrón de banco o escalador de ochomiles, pero hagas lo que hagas con tu vida _que también es un poco mía_, hazlo de modo que me entierres tu a mí.
Comentar  Me gusta         30
LAKYLAKY18 diciembre 2018
Los aeropuertos son una transición
Los seres vivos necesitamos transiciones. Alejarnos un poco de lo que dejamos atrás, acercarnos poco a poco a lo que nos espera. El frío de los aeropuertos, las largas distancias, el tiempo muerto e incluso el aburrimiento, todo es parte de una liturgia imprescindible
Comentar  Me gusta         20
BookeandocmBookeandocm28 noviembre 2018
Samuel nunca iba con ella. Le aburrían los viajes de trabajo. Además alguien debía quedarse en casa, con el niño. Debía de haberse vuelto loca cuando llamó a Tom y le propuso que se fueran juntos. Cuatro días, tres noches, lujo total, yo trabajo, tú haces turismo, por las noches follamos como locos, ¿te parece bien? La maldad le inundó de cosquillas el estómago. Hacía mucho que no jugaba a ser mala, adúltera, traidora.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LAKYLAKY14 diciembre 2018
Como si no supiera que en cuanto los hijos empiezan a caminar ya quieren marcharse, y que ser madre consiste en permitir que lo hagan, siempre a la distancia adecuada a cada momento
Comentar  Me gusta         20
encarnipmencarnipm05 diciembre 2018
Los recuerdos son como anclas que amarramos con hilos invisibles y que nos mantienen aferrados a un lugar, a una gente, un tiempo.
Comentar  Me gusta         10
Videos de Care Santos (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Care Santos
Desig de xocolata
otros libros clasificados: narrativa españolaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
54 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
{* *}