InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : B00AG3AT7K
Editorial: Tusquets (14/12/2012)

Calificación promedio : 3.64/5 (sobre 14 calificaciones)
Resumen:
En este histórico primer encuentro con sus lectores, el inspector Wallander debe resolver un caso casi tan complicado como su vida personal. Mientras procura desenmascarar a los despiadados asesinos de una anciana que ha muerto con la palabra "extranjero" en la boca antes de que los prejuicios raciales latentes en la comunidad desaten una ola de violencia vengadora, Wallander debe enfrentar el abandono de su esposa, la hostilidad de su hija, la demencia senil de su ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 07 agosto 2021
¿Qué hace del relato policial algo cada vez más recurrido por autores y lectores? La novela que acabo de leer se escribió en 1991. Según se mire, en comparación con las obras clásicas, hace dos días; pero si tenemos en cuenta nuestra medida del tiempo en esta época de inmediatez en que vivimos, una eternidad. Y eso es lo que me llama la atención. Después de veinte años la situación viene siendo, si no igual, bastante parecida. ¡Qué poco avanzamos a pesar de lo que queremos pensar!
La novela negra es un nuevo modo de denunciar la realidad social y enfrentarse a todos aquellos discursos que nos parecen abusivos. Está claro que, ante una situación de injusticia, si nos mantenemos equidistantes, la estamos apoyando, y los autores de novela negra, se posicionan para que veamos qué opinan. Ya lo sabéis; si hay alguien que lea el blog; adoro a Camilleri porque es un espejo de cómo actuamos por aquí, por esta cultura mediterránea (Antonio Manzini sigue sus pasos). También Márkaris expone su sociedad griega sin tapujos, y en nuestro país, Berna González Harbour es una representante a la altura de los anteriores. Pues me acabo de enganchar a los países nórdicos. Henning Mankell escribió una saga, no demasiado extensa, es cierto, murió en 2015, sobre el policía Kurt Wallander. En esta primera entrega hay algo que llama la atención: el título, Asesinos sin rostro y la portada, dos caballos extraídos de una pintura de James Abbott. Inquietan los caballos y el título.
Al sur de Suecia (Escania), en una granja de Lenarp han sido torturados y asesinados dos ancianos. El marido, Johannes Lövgren, «yacía bocabajo […] con la parte superior del cuerpo al descubierto y los calzoncillos bajados». La mujer, María, estaba en el suelo «atada a una silla. le habían puesto una fina cuerda alrededor del escuálido cuello». María aún tiene tiempo, antes de morir en el hospital, de decir una palabra, «extranjeros», pista por donde empiezan la investigación, incidiendo en aquellos que viven en Suecia pero no son de allí. El matrimonio vivía de forma austera, por lo que no entienden que una tortura tan atroz se haya llevado a cabo sin robar nada. Además, el único caballo que tenían estaba comiendo cuando llegó la policía. Y ahí la segunda pregunta: ¿Quién capaz de cometer dos brutales asesinatos se dirige luego al establo, para dar de comer al caballo?
Pues esto es lo que deben resolver Wallander y su equipo. Como en la realidad, la investigación parece que fluye, se estanca, empieza por otra pista, vuelve a pararse, hasta que seis meses después encuentran el rastro que los llevará a solucionar los crímenes, quiénes lo hicieron y por qué. Todo tiene un por qué y, a veces, la vida que llevamos no es la que mostramos a los demás, sino que escondemos la cara en actos vergonzantes, humillantes para los demás, incluso con tendencias asesinas.
Asesinos sin rostro extrema la causalidad y el razonamiento deductivo para establecer la relación entre la propia novela y el testimonio social reflejado en los personajes, entre los que encontramos policías corruptos, gente oculta en movimientos xenófobos, personas que esconden sus intenciones por el poder del dinero, la soledad de los ancianos y sus consecuencias, los problemas de la inmigración, el alcoholismo y todo lo que de él se deriva, la violencia de género, las relaciones familiares… Una sociedad que desmonta el paraíso idílico, educado y feliz que mostraban al mundo los países escandinavos.
Puede que el caso y su resolución no sea todo lo trepidante a lo que estamos acostumbrados en la novela negra. Transcurren seis meses y tampoco quedan resueltos todos los cabos, pero creo que esto es precisamente lo que me ha atraído de la novela. Mankell da un respiro al lector, pues las paradas de la investigación sirven para traer otros asuntos que van formando una descripción perfecta del ambiente social, policial y familiar de Kurt Wallander. No he leído más novelas del autor pero tengo la impresión de que en esta ha querido retratar a su protagonista principal. Alguien a quien, en principio, lo vemos como el antihéroe total, por el que sentimos cierta antipatía incluso, hasta que nos damos cuenta de que no es ni más ni menos que un hombre normal.
Henning Mankell no pretende interpretar los problemas sino que los trae a las páginas, sin ningún tipo de pudor. El racismo infundado es algo que tiene cabida en todo el mundo «¿Qué hay detrás? ¿Nuevos nazis? […] ¿Salir a la carretera y pegarle un tiro a una persona totalmente desconocida? ¿Solo porque da la casualidad de que es negro?».
Los conflictos más o menos graves del alcoholismo —según el grado— van desde puntuales contratiempos que prácticamente no contempla la ley, pero influyen en el trabajo policial, «Hemos tenido un fin de semana excepcionalmente problemático por peleas y borracheras. Apenas he podido hacer mucho más que tirar a la gente de las orejas», hasta agresiones o actos que pueden poner en peligro nuestra integridad o la vida de los demás, como violaciones «El alcohol lo volvía agresivo. La miró y notó que se excitaba» o accidentes «De la misma manera que cuando había conducido borracho después de la cita con Mona». Kurt Wallander pasa por esto. Imbuido en el estrés que supone su trabajo sufre el divorcio de su mujer y la separación de su hija. Las trabas para llevar una vida feliz se multiplican por lo que va siendo consciente (y el lector también) de sus defectos. El día a día es tan agobiante que su arreglo personal pasa a un segundo plano «Volvió la cara al contestar, pues en ese momento se dio cuenta de que había olvidado lavarse los dientes». Es adicto a la comida basura, rápida, aun siendo consciente de que lo ha hecho engordar «se sentía inseguro, indeciso. Y la ensalada no era suficiente comida para él».
Kurt se distancia también de su padre quien, solo, empieza a acusar los síntomas de la demencia senil «El mal olor que desprendía el cuerpo de su padre era agrio. […] Era inútil seguir hablando de un geriátrico o un piso protegido. Primero tenía que hablar con su hermana». Todo se desmorona en torno a este jefe de policía en funciones hasta que es consciente de que ha tocado fondo, «Salió del coche. La noche era fría. Tenía frío. Algo había terminado».
Pero Wallander continúa confrontando sus emociones con reflexiones hasta que, seis meses después comienza a ver los resultados. Va entendiendo los problemas que trae consigo la inmigración; el mayor, la inseguridad a la que están sometidos tanto los ciudadanos, expuestos a drogas, robos, violencia, asesinatos, como los propios inmigrantes, expuestos al paro, la mendicidad, trabajos esclavos y asesinatos. El autor es consciente del problema «La inseguridad en este país es grande […] Es la falta de política de refugiados la que está creando el caos […] Pero el Departamento de Inmigración y el gobierno tendrán que aceptar su parte de culpa».
Mankell trae a la novela los movimientos de extrema derecha, la inestabilidad e inseguridad de los campos de refugiados, las estratagemas que utilizan aquellos que no son aceptados en un país y la injusticia que se comete al mirar a todos los extranjeros como gente que invade exigiendo derechos.
Kurt Wallander va tomando consciencia de la presión que ejercen estos problemas en su yo desdoblado hasta que deja de culparse y puede volver a la normalidad «Logró perder cuatro kilos […] notaba que sus celos se desvanecían despacio». Está preparado para afrontar los siguientes casos que se le presenten. Y nosotros también. Lo hemos conocido y nos ha gustado. También el estilo del autor, frío, conciso aunque sin obviar detalles poco importantes que no aportan nada a la investigación pero reflejan el día a día de la profesión
Dejó su informe a uno de los policías […]
Luego repasó las facturas que había olvidado pagar […]
Más tarde contestó a una encuesta […]
A las ocho leyó el informe de Svedberg sobre el accidente […]
A las ocho y media, dos hombres empezaron una pelea…

Enlace: https://elblogaurisecular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
SaraV
 19 diciembre 2020
Es muy atraparte.
La historia nos habla de Kurt Wallander, un policía divorciado, que lleva con su hija una relación rota desde hace años, con su padre enfermo y, para rematar, tiene serios problemas con el alcohol.

A lo largo de la novela lo veremos caer una y otra vez. Está amargado, nada le sale bien, es incapaz de ver que la razón por la que su esposa lo dejó es, de hecho, él mismo. Sabe que está mal, intenta salir de ello pero por más que intenta no puede. En fin, es un hombre con un terrible miedo a la soledad. Me gustó el protagonista a pesar de lo molesto que era que el autor repitiera su nombre cada dos líneas.
Ejemplo:
Kurt Wallander se levantó...
Kurt Wallander pensó que...
Kurt Wallander quería hablar con...
Y un largo etcétera.
Aun así al llegar más o menos al capítulo seis dejé de notarlo o al menos ya no me pareció tan molesto y sin duda leer la historia fue mucho más ameno.

En conclusión, no puedo evitar pensar que la historia me quedó corta. No porque le faltaran páginas, más bien le faltaba contenido en especial al final, a pesar de los temas interesantes que tocó en gran medida, tales como, la soledad, la xenofobia, la vejez de los padres, etc.
La manera en que se resolvió todo no me convenció, esperaba más, sobretodo porque el protagonista, pese a sus defectos, estaba bien hecho.
Este libro lo leí por recomendación y lo agradezco, intentaré navegar más por la bibliografía del autor. Siento que necesito conocer más de sus obras.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
avegadesllegeixo
 04 septiembre 2020
CATALÀ:
Aquest és el primer títol de la sèrie de l'inspector Kurt Wallander que llegeixo gràcies a la recomanació de @g_claverol ;)
El personatge de l'inspector m'ha transportat en el temps, ja que no té res a veure amb la perfecció dels protagonistes actuals, és un senyor solitari, amb problemes personals, abandonat per la dona i la filla, amb un pare amb problemes de salut.
A banda del cas que s'investiga, en aquest primer llibre es fa una introducció als personatges i a les localitzacions, les descripcions son molt acurades (però sense excessos).
Mankell aprofita la novel·la per fer una crítica de la societat nòrdica de la època, o bé aprofita la seva crítica per escriure una novel·la, ja que les dues coses són igual d'importants en el llibre. Una societat tancada, que no està acostumada a conviure amb nouvinguts i que responsabilitza als estrangers dels problemes que tenen.
Us el recomano perquè m'ha semblat, per això que us he explicat, un llibre molt complert.
Què us agrada més, els herois o els antiherois? A mi depèn del context, però en aquest cas el personatge de Wallander, que seria com un antiheroi, està molt ben triat.
ESPAÑOL:
Este es el primer título de la serie del inspector Kurt Wallander que leo gracias a la recomendación de @g_claverol ;)
El personaje del inspector me ha transportado en el tiempo, ya que no tiene nada que ver con la perfección de los protagonistas actuales, es un señor solitario, con muchos problemas personales, abandonado por la mujer y la hija, con un padre con problemas de salud.
A parte del caso que se investiga, en este primer libro se hace una introducción a los personajes y a las localizaciones, las descripciones son muy detalladas (pero sin excesos).
Mankell aprovecha la novela para hacer una crítica de la sociedad nórdica, o quizás aprovecha su crítica para escribir una novela, porque las dos cosas son igual de importantes en el libro. Una sociedad cerrada, que no está acostumbrada a convivir con extranjeros y que los responsabiliza de los problemas que tienen.
Os lo recomiendo porque me ha parecido, por todo esto que os he contado, un libro muy completo.
¿Qué os gusta más, los héroes o los antihéroes? A mi depende del contexto, pero en este caso el personaje de Wallander, que sería un antihéroe, está muy bien escogido.

Enlace: https://avegadesllegeixo.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Guadalupetpnvs
 22 junio 2021
Es un libro que te mantiene por curiosidad hasta el final. Su estilo es descriptivo y también irónico pero para mi gusto hay demasiadas tramas paralelas.

Habla de un tema de actual y un tanto espinoso como es el de los refugiados.
Su protagonista, Kurt Wallander, es una personaje muy real y lleno de imperfecciones. Llega a tener muchas más fuerza que la trama en sí que parece que pasa a un segundo plano. En ocasiones me ha recordado al alter ego de Bukowski.
Demasiadas conjeturas y demasiados rodeos para encontrarte con un final muy abrupto porque aquí lo importante no era el crimen tan violento como inverosímil.
Comentar  Me gusta         20
helencazadoradelibros
 28 mayo 2020
En Suecia, un país donde nunca pasa nada, aparece una pareja de ancianos brutalmente asesinados. El inspector Wallander comenzara a investigar el asesinato.
.
En esta primera novela conoceras al inspector, su vida,su familia, sus amigos y compañeros, y las costumbres y modo de pensar de su país, Suecia, que es un personaje más.
.
Conocerás nuevos métodos de investigación criminal, desde la sencillez y la humildad de un inspector que no entiende los cambios que se producen a su alrededor. .
Si te apasiona la novela negra, el Inspector Wallander es una buena opción. Es una saga amplia pero se puede leer sin problemas en el orden que quieras. No suele nombrar mucho de las otras novelas asi que no hay peligro.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (3) Añadir cita
HumildeLectorHumildeLector15 octubre 2020
Vivimos como si sintiésemos nostalgia de un paraíso perdido (…) Como si echásemos de menos a los ladrones de coches y los reventadores de cajas fuertes de antaño, que se quitaban cortésmente la gorra cuando les arrestábamos. Pero ese tiempo ya pasó de forma irremediable y la cuestión es si era tan idílico como nos gusta recordar.
Comentar  Me gusta         00
GuadalupetpnvsGuadalupetpnvs22 junio 2021
La vida era un juego alternativo entre diferentes asuntos prácticos que esperaban tener una solución. .lo que había más allá eso era algo inevitable.
Comentar  Me gusta         10
HumildeLectorHumildeLector15 octubre 2020
Envejecer es preocuparse. Los temores de la infancia vuelven cuando uno se hace mayor.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: literatura suecaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Cuánto sabes sobre la literatura clásica

Es un poema épico griego compuesto por 24 cantos, atribuido al poeta griego Homero. Narra la vuelta a casa, tras la guerra de Troya, del héroe griego Ulises

La Divina Comedia
La Ilíada
La Odisea

10 preguntas
50 lectores participarón
Thèmes : Literatura clásicaCrear un test sobre este libro