InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8401422868
168 páginas
Editorial: Plaza&Janés (17/04/1996)

Calificación promedio : 4.4/5 (sobre 5 calificaciones)
Resumen:
Aún no tenemos la descripción del editor en nuestra base de datos (contraportada)
Añadir la descripción del editor

También puedes contribuir a la descripción colectiva redactada por los miembros de Babelio.
Contribuir a la descripción colectiva
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 27 September 2020
Hace ya diez años que nos dejó Miguel Delibes y ahora, en octubre, se cumple el centenario de su nacimiento. Por ese motivo la Biblioteca Nacional ha inaugurado una exposición con objetos del autor, escritos y voces que dieron vida a algunos de sus personajes, para que podamos ser testigos de la trayectoria de uno de los grandes escritores del siglo XX.

De forma individual, no se me ocurre nada mejor para homenajearlo que recordar Un mundo que agoniza, texto no exento de polémica pues, con su estilo claro, e introduciendo algunos de los temas recurrentes en su obra como la muerte, el amor por el hombre y la naturaleza, lo escribió como discurso para su entrada en la Real Academia, en 1975, con el sillón “e” y, en 1979 Plaza & Janés lo editó como ensayo.

Porque Un mundo que agoniza es un ensayo sobre el hombre y el mundo en el que vive, sobre un futuro que peligraba ante la superproducción y el consumismo desmedido. Es un ensayo que destila amor a la vida, a la libertad, a la sencillez de lo humilde. Es una reflexión sobre la contrapartida del progreso; algo que todos sabían, por supuesto, en la década de los 70, «un aparato supersónico que se desplaza de París a Nueva York consume durante las seis horas de vuelo una cantidad de oxígeno aproximada a la que, durante el mismo tiempo, necesitarían 25.000 personas para respirar» y, sin embargo la voz de alarma se ha obviado hasta hace muy poco.

Y no hay que olvidar que el desarrollo de algunos países conlleva un efecto rebote como el de la superpoblación «hoy nace mucha más gente de la que se muere».

A una rapidez asombrosa, de una generación a otra, «las conquistas de la medicina y la higiene» han permitido llegar —en algunas partes del planeta— con facilidad a los noventa años; pero no todos disfrutan de esa larga vida en óptimas condiciones. Es el retroceso del avance, el principio de acción-reacción que se impone en todos los campos.

Delibes percibió, en 1974, una adoración excesiva a la ciencia mientras que «los estudios de Humanidades […] sufren cada día, en todas partes, una nueva humillación». Y, en un arranque de lucidez advirtió de problemas concretos como la posible desaparición de la literatura en los estudios básicos… Ya ha ocurrido. Recortaron las horas de Lengua en el programa de toda la Enseñanza Secundaria Obligatoria, eliminaron la materia de Literatura, que era obligatoria hasta COU (hasta tres horas se impartían en dicho curso en la rama de ciencias, y cuatro en la de letras), para que en el Bachillerato actual apenas tenga peso competencial en la asignatura conjunta “Lengua y Literatura” que se estudia en cuatro horas semanales. Parece que, efectivamente, el «distraer unas horas al alumnado distancia la consecución de cimas científicas» ¡Qué ironía! Delibes era consciente, y en estos momentos se ha demostrado con creces, de que a la ciencia tampoco se le concede en España la importancia necesaria. Menos mal que don Miguel no ha vivido esta pandemia ni ha sido testigo, por tanto, de cómo muchos de nuestros sanitarios y científicos están en el extranjero.

Un mundo que agoniza denuncia la importancia que nuestra cultura le concede al dinero, «el dinero se antepone a todo […] Es la civilización del consumo […] y en consecuencia del desperdicio». Ante este afán desmedido, el hombre gasta cada vez más porque sabe que cuanto más posee más sobresale entre la masa. Es la ambición de poder. Los gobernantes mundiales, en conjunción con la ciencia y la tecnología, no descartan la posibilidad de emplear cualquier tipo de arma contra otros países (sin olvidar las bacteriológicas). Asimismo los poderosos no quieren dejar de serlo, por eso ofrecen al pueblo algo con lo que entretenerse y le evite pensar; la televisión (en la década de los 70) y también las redes sociales (hoy) son un buen ejemplo «de la malintencionada aplicación de la tecnología a la política y a la sociología». La otra mala aplicación que temía Delibes (y que ya ha llegado) es la anulación de la intimidad.

El problema que no queremos ver es que vivimos en un mundo limitado, cuya población crece y los recursos se agotan (a esto ayudamos bastante). Delibes dio la voz de alarma antes de que empezásemos a reciclar y evitar los desperdicios, antes de que llegara a oídos de todos que debíamos usar el transporte público o que era obligatorio y necesario dejar de pescar sin control. En el Congreso de Estocolmo de 1972 se aceptó “la posibilidad de que el mundo se vuelva inhabitable por obra del hombre […] el medio ambiente ha sido la víctima propiciatoria del progreso humano”.
Por todo esto, el autor vallisoletano advierte de que con la desaparición de la naturaleza no solo eliminamos el paisaje, también nos quedamos sin el oxígeno necesario para respirar; no solo eliminamos más o menos especies de animales y plantas, también terminaremos con el lenguaje y la cultura, por lo que el alcance del mal va mucho más allá de lo imaginable, es una cadena imparable que, creo, hemos empezado a sufrir.

Me apena ver a los poderes gubernamentales luchando por conquistar el dominio absoluto e indefinido, politizando cualquier intervención cuando ahora el planeta se ve asolado por una pandemia sin precedentes. Me apena ver contar muertos como el que cuenta los que no acudirán a la fiesta. Me apena vivir en condiciones inseguras que se vuelven criminales para quienes no disponen de medios económicos. Y me apena darle nuevamente la razón a este Premio Cervantes, defensor acérrimo del castellano, cuando deduce sabiamente, «Me temo que muchas de mis propias palabras, de las palabras que yo utilizo en mis novelas de ambiente rural, como ejemplo aricar, agostero, escardar, celemín, soldada, helada negra, alcor […] van a necesitar muy pronto de notas aclaratorias como si estuvieran escritas en un idioma arcaico o esotérico».

¿Cuántos de los que estáis leyendo esto habéis tenido que recurrir al diccionario? Pues sí, el futuro tan temido ha llegado. Ojalá sirva el grito de tantos, el grito de uno de los mejores escritores y más queridos, para que recapacitemos y podamos vivir en un mundo que nos merezca y lo merezcamos. Un mundo que reviva para todos por igual.

Enlace: https://elblogaurisecular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Cristi2510
 30 December 2018
Me ha gustado tanto como sobrecogido.
Se trata del relato del autor con motivo de su ingreso en la Real Academia.
En él se pone de manifiesto cómo los seres humanos nos estamos encargando de destruir el planeta. La obra está plagada de datos de diferentes investigaciones e incluye temas que van desde la contaminación hasta las relaciones humanas.
Su lectura nos hace más conscientes todavía de que el tiempo juega en nuestra contra, que sólo de nosotros depende (o dependía) salvar nuestro planeta. Un planeta hermoso, lleno de contrastes y de posibilidades que estamos destruyendo.
Resulta sorprendente que, a pesar de estar escrito en 1979, siga siendo un reflejo de nuestra triste realidad. Mejor no pensar que, los datos que ahí se refieren, pueden ser extremadamente peores en nuestros días.
Para ensalzar aún más la obra, diré que incluye ilustraciones preciosas.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (12) Ver más Añadir cita
Cristi2510Cristi251030 December 2018
Siempre que utilicemos nuestros conocimientos para la satisfacción a corto plazo de nuestros deseos de confort, seguridad o poder, encontraremos, a plazo algo más largo, que estamos creando una nueva trampa de la que tendremos que librarnos antes o después.
Comentar  Me gusta         10
Cristi2510Cristi251030 December 2018
La medicina, pese a sus esfuerzos, no ha conseguido cambiarnos por dentro; nos ha hecho más pero no mejores. Estamos más juntos, y aún lo estaremos más, pero no más próximos.
Comentar  Me gusta         00
Cristi2510Cristi251030 December 2018
La aspiración de todo hombres es elevar su rango, anteponerse, no tanto acrecentando su cultura y sus facultades como amedrentando a su adversario o debilitándolo.
Comentar  Me gusta         00
Cristi2510Cristi251030 December 2018
La medicina ha cumplido con su deber, pero al posponer la hora de nuestra muerte, viene a agravar, sin quererlo, los problemas de nuestra vida.
Comentar  Me gusta         00
Cristi2510Cristi251030 December 2018
El hombre, obcecado por una pasión dominadora, persigue un beneficio personal, ilimitado e inmediato y se desentiende del futuro.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Miguel Delibes (7) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Miguel Delibes
Grabación en directo del podcast La Melonpedia, un poscas para abrir melones desde los márgenes. Con Virginia Hernández y Raquel Antón.
Acompañan Encuentro Castellano Espliego y Abrigaño Grupo de Estudios Castellanos.
La Melonpedia. Podcast de provincias que ya va por su tercera temporada en el que Virginia Hernández y Raquel Antón analizan la actualidad desde fuera de Madrid, entrevistan a personas que hacen cosas fuera de Madrid y abren melones desde los márgenes de Madrid, con profundidad pero también con mucho humor.
Encuentro Castellano Espliego. Espacio de encuentro y reflexión sobre el territorio. Desde Palencia y desde abajo, buscando un sentir común para nuestra tierra y nuestro pueblo.
Abrigaño Grupo de Estudios Castellanos.
abrigaño:
Abrigo, paraje defendido de los vientos Voz recogida por Miguel Delibes para describir el paisaje castellano y que, caída en el olvido, fuera de uso, es testigo mudo del expolio al que se está sometiendo a un pueblo. Cuando desaparece una palabra es porque antes lo ha hecho un pedazo del mundo que hay tras ella. Es la manera de existir en ese mundo que va borrando sus contornos el que evoca habitar (habitare) como encontrar abrigo, pertenencia, ser. Los lugares comunes no pueden ser objeto de propiedad, en ellos se confunde la entidad del ser y del tener (habere). Se entienden solo en relación. Bajo este epígrafe toma la iniciativa un grupo que encuentra en lo castellano, como contenido, su motivo de estudio. Todas sus producciones quieren formar parte de un proceso de investigación crítico, heterodoxo y transformador. Su aspiración última es que estas salten al campo abierto de la realidad.
+ Leer más
otros libros clasificados: ecologíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
273 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro