InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8498385156
Editorial: Salamandra (15/02/2013)

Calificación promedio : 4.25/5 (sobre 24 calificaciones)
Resumen:
Una fría mañana de noviembre, tras un penoso viaje en barco, el señor Linh desembarca en un país que podría ser Francia, donde no conoce a nadie y cuya lengua ignora. El señor Linh huye de una guerra que le ha robado todo menos a su nieta, un bebé llamado Sang Diu. Instalado en un piso de acogida, el señor Linh sólo se preocupa por ella, su única razón de existir hasta que conoce al señor Bark, un hombre robusto y afable. Un afecto espontáneo surge entre estos dos s... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (12) Ver más Añadir una crítica
Maral
 08 septiembre 2020

Cuando te lo arrebatan todo la mente necesita encontrar un motivo para poder seguir viviendo. Algo por lo que luchar, algo que te mantenga en pie. Protegerse de la muerte por colapso mientras proteges a una vida, la vida de su nieta. Eso es lo que necesita la mente del señor Linh para poder seguir adelante.
Separarse de una tierra puede ser tan insoportable que llevarte un saquito de ella se convierte en ese cordón umbilical que uno se niega a cortar, ese nexo de pertenencia que uno necesita para no sentir el desarraigo en este mundo tan hostil a veces.
Y cuando todo eso sucede los olores y los sabores dejan de existir, esos olores que nos transportan a los recuerdos del pasado que forman parte de la estructura de nuestra vida de repente no existen y los países dejan de oler a nada, porque nos son ajenos.
La soledad insultada por la incapacidad de comprender, por la falta de solidaridad, se agrava in extremis cuando esos insultos provienen del que comparte una misma desgracia y se cree por encima de otro ser humano. Así eran las personas con las que al señor Linh le tocó compartir cuarto de dormir a su llegada al nuevo país.
Cuando juzgamos a alguien en la calle solo por como va vestido, por como habla, por su apariencia física... nos preguntamos alguna vez acaso ¿qué vida hay detrás de esa imagen que nos sugiere tanto rechazo? ¿Somos nosotros como esa tendera que ante esa imagen poco aceptable se vuelve agresiva y le amenaza, ante las risas impasibles de los viandantes? ¿Nos hemos quedado sin alma?
Luego está el señor Bark, ese señor que no mira con los ojos, sino a través de un alma vapuleada y sola, que busca otra alma para poder sobrevivir a esa sociedad salvaje de esa ciudad ruidosa, que en sus conversaciones con el señor Linh hace balance de un pasado que le llena de dolor el presente y se convierten en pesadillas y pide perdón frente al inmenso océano al representante de una sociedad a la que él castigó sin tener más motivo que el sinsentido de alguien que le dijo lo que tenía que hacer.
El señor Bark es la representación de la humanidad de lo bueno del ser humano , de la ayuda, de la comprensión, de que no se necesitan palabras, de que a veces son suficientes las miradas, los gestos de cariño para que un ser humano empiece a formar parte de la vida de otro ser humano .
Yo también quisiera algún día encontrar la fuente de los cinco hilillos de agua pero no para despedirme, sino para seguir viviendo.
Y qué decir de la prosa.... que es emotiva, profunda, llena de sentimiento, provocadora de emociones al extremo, que te remueve por la belleza y por el significado, que no hay una frase que no contenga un saco de sentimientos, no hay apariencia en las letras, tan solo hay alma en cada uno de sus párrafos.
Por supuesto este libro es mil veces recomendable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Marinieves
 23 septiembre 2018
"Un anciano en la popa de un barco. En los brazos sostiene una maleta ligera y a una criatura, todavía más ligera. El anciano se llama Linh. Es el único que lo sabe, porque el resto de las personas que lo sabían están muertas".
El señor Linh, cuya edad no llegamos a conocer pero imaginamos viejo, desembarca en un país que tampoco sabemos cuál es. Ha tendido que huir de su patria, cuyo nombre tampoco se nos dice pero que por las pistas puede ser Camboya o Vietnam, lo que coloca al señor Linh, dependiendo de qué guerra huya en Francia o en Estados Unidos (por lo que luego acaba contando otro personaje). Aunque en el fondo da igual la guerra de la que huya, el país que abandona y el lugar al que llega porque la historia que cuenta es universal y los temas que toca sirven para cualquier conflicto: pérdida trágica de la familia y amigos, destrucción del lugar de nacimiento, miedo a lo desconocido, soledad, desarraigo, incomunicación, incomprensión... pero todos estos temas tratados en una trama que lo que prima en medio de tanta desesperación es la ternura del personaje del señor Linh que llega a un país que no conoce, cuya lengua no entiende, en medio de personas que parece que siempre se burlan o se ríen de él, y lucha día a día por seguir adelante por su nieta a la que canta siempre la misma canción, en medio de un mundo hostil en el que se encuentra a otra alma gemela en el cuerpo grande del señor Bark con el que se sienta en el banco y traban una amistad sin ni siquiera comprender qué se dicen, ya que el señor Bark piensa que la palabra Tao-lai (buenos días en el idioma del señor Linh) con la que le saluda es su nombre y el señor Linh, un poco extrañado de que su nuevo amigo le esté dando continuamente los buenos días, decide aprender también la expresión en el idioma del nuevo país, siendo lo único que se entienden y mal en el caso del señor Bark.
A su llegada al nuevo país el señor Linh vive en una especie de casa de acogida desde la que va poco a poco aventurándose a conocer su nuevo mundo y, cuando conoce al señor Bark, salen juntos a veces pero la historia no evoluciona de forma demasiado feliz para ninguno de los personajes porque todo parece ponerse en contra del pobre hombre que no entiende qué hacen con él y dónde lo llevan ni que su única preocupación sea su nieta a la que llama Sang Diu ("Mañana Dulce").
No os cuento más que os descubro lo mejor y tenéis que llegar al final, pero ni se os ocurra buscar información del libro en Internet, que hay gente "mu tonta" y destripa la sorpresa en la primera línea de algunos comentarios. Leed y dejaos llevar, pero por favor leed este librito y os enamoraréis del señor Linh y de "su nieta" e incluso del pobre señor Bark que también carga sus tragedias a cuestas.
Es el segundo libro que leo de este autor en poco tiempo y también me ha gustado, así que seguiré investigando títulos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Janire
 06 mayo 2019
Enternecedora. La historia que vengo a recomendaros es de las más tiernas que recuerdo haber leído.
Nos narra los distintos sentimientos por los que atraviesa el señor Linh tras desembarcar en un país que no es el suyo, huyendo de una terrible guerra que ha acabado con toda su familia, excepto su pequeña nieta que le acompaña en sus brazos, ayudándole a enfrentarse a esta nueva vida.
Muestra perfectamente lo difícil que es arrancar tu vida en un nuevo lugar, sobre todo siendo tan mayor como lo es el señor Linh, la soledad que sientes y la dificultad que supone aprender y entender un nuevo idioma. Todo eso hace aflorar una serie de sentimientos que el lector comprenderá al instante y hará que empatice desde el primer momento con nuestro protagonista.
En la historia, el señor Linh conoce de una manera casual al señor Bark y es increíble cómo pueden dos personas unirse tanto sin entenderse mutuamente. Toda esta parte de la historia me conmovió profundamente y muestra de maravilla el poder de la amistad.
Los personajes son maravillosos y son de los que se quedarán contigo por mucho tiempo que pase, gracias a sus pensamientos y sus reflexiones en cada párrafo de esta obra.
La historia es una fábula del exilio y de la soledad. Es una historia preciosa y, aunque el final es un tanto extraño y no me ha convencido mucho cómo ocurren los acontecimientos, merece mucho la pena que conozcáis al señor Linh.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Shorby
 03 marzo 2019
Esta novela plagada de elogios se ha traducido a unos once idiomas, siendo todo un exitazo desde su publicación.
Se narra en presente, con frases cortitas y una sensibilidad exquisita, la supervivencia de un abuelo y su nieta en un país que no es el suyo, cuya lengua y costumbres no conoce en absoluto, pues su aldea ha sido devastada por la guerra y el resto de sus familiares aniquilados por la misma.
El lector puede palpar la soledad y la tristeza de la pérdida, expuesta radicalmente en las primeras páginas y desarrollándose a lo largo de la historia de manera más suave para llegar a un final emocionante y conmovedor.
El Señor Linh desembarca desamparado, con la única compañía de su nieta y su maleta con unas pocas pertenencias; se lo llevan a un lugar que comparte con unos pocos refugiados, donde permanece un tiempo cobijado bajo techo, con ropa de abrigo y comida caliente para ambos. Un día, decide hacer caso a la mujer que lo recoge a su llegada y la intérprete que le ayuda, así que sale a la calle a dar un paseo –sin cambiar de acera por si se pierde- para que les dé el aire a él y su nieta… aunque hace frío, se siente mucho mejor y pasan la tarde sentados en un banco. Entonces conoce al señor Barks, “su amigo el hombre gordo”.
Tierna, emotiva y desgarradora, de principio a fin. Claudel nos cuenta con maestría una cruda y a la vez preciosa historia de amor (no el amor al que todos estamos acostumbrados) y amistad, que transcurre en un entorno bélico: el amor del Señor Linh por su nieta, la pequeña Sang Diu, a la que cuida y protege torpemente de la mejor manera que puede; y la amistad consolidada con el señor Barks, que aunque no entienden ni una palabra de uno ni de otro, salvo buenos días, disfrutan de su compañía a diario y nos dejan algún momento bastante gracioso.
Personajes escasos pero bien perfilados y fáciles de entender, gracias al lenguaje sencillo que utiliza el autor en sus descripciones, ayudan también a que la novela sea redonda… y por supuesto recomendable.
La verdad es que me he topado con ella prácticamente por accidente y me la he leído en una tarde, pues era incapaz de dejarla, con nudo en la garganta incluido en más de una ocasión –y alguna lagrimilla, para qué negarlo-. Repetiré seguro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Tanit
 29 diciembre 2019
Leí este libro en el club de lectura al que asisto, es un tipo de libro que seguramente no hubiera escogido en una librería, pero debo decir que me ha parecido delicioso. El autor tiene una capacidad maravillosa para insinuar las cosas sin decirlas abiertamente. Es una historia atemporal, ahora mismo puede verse como una situación actual pero la historia podría haber pasado hace cien años, porque lamentablemente las guerras son consustanciales al ser humano y los refugiados que estas provocan aparecen constantemente a lo largo de la Historia.
Como curiosidad, el autor no dice en ningún momento en qué país se encuentra el protagonista ni de qué país huye, sin embargo se entiende perfectamente cuál es.
Y hay que destacar que el final no es previsible, lo cual para mi habla en favor del autor y del libro.
En definitiva, un libro recomendable, de esos que dejan un sabor agridulce y que tardan en olvidarse.
Comentar  Me gusta         40
Citas y frases (4) Añadir cita
CarmenMCarmenM03 marzo 2020
Aprieta a la niña contra su pecho y le canta al oído la canción. En realidad, también la canta para él, para oír su propia voz y la cadencia de su lengua.
Comentar  Me gusta         30
CarmenMCarmenM03 marzo 2020
No se atreve a reconocer que le da miedo salir, caminar por esa ciudad desconocida, por ese país desconocido, que le da miedo cruzarse con hombres y mujeres cuyos rostros desconoce y cuya lengua ignora.
Comentar  Me gusta         10
ShorbyShorby03 marzo 2019
Soy tu abuelo, y tú y yo estamos solos, somos los dos únicos, los dos últimos. Pero estoy aquí, no tengas miedo, no va a pasarte nada… Soy viejo, pero tendré fuerzas mientras haga falta, mientras seas un pequeño mango verde que necesita al viejo árbol.
Comentar  Me gusta         00
CarmenMCarmenM03 marzo 2020
Abandonar el barco es como abandonar definitivamente lo que todavía lo une a su tierra.
Comentar  Me gusta         10
Videos de Philippe Claudel (3) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Philippe Claudel
Durante la FIL Guadalajara 2019, Philippe Claudel, autor de EL ARCHIPIÉLAGO DEL PERRO, respondió algunas preguntas del Cuestionario Langosta y reveló cuál es el mejor consejo que le han dado y qué personaje de algún libro sería.
Página oficial de Penguin Random House México. Bienvenido a nuestra comunidad de amantes de los libros. Visita nuestra página www.megustaleer.com.mx
otros libros clasificados: vejezVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Conocedor o experto en literatura francesa?

¿Cuál de los siguientes libros fue escrito por Gustave Flaubert?

Memorias de un loco
El más bello amor
Elogio de París

16 preguntas
27 lectores participarón
Thèmes : literatura francesa , Literatura en francésCrear un test sobre este libro
{* *}