InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre Mi planta de naranja lima (21)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
totecabana
 30 mayo 2018
Aún estoy llorando! Esta es una historia llena de sentimientos, de ilusiones, de ingenuidad, de tremenduras, de realidades y de maltratos. Una historia como la de muchos (sobretodo en Latinoamérica) que me ha llegado hasta lo más profundo de mi corazón. Sus líneas me envolvieron desde el primer momento y me sentaron bajo la planta de naranja lima y viví con ellas una hermosa historia
Comentar  Me gusta         170
kunGau
 16 febrero 2019
Quisiera empezar esta crítica diciendo que este fue el único libro que me hizo llorar.
El libro aborda varios temas: las amistades, las pérdidas, la tristeza, lo duro de vivir con una familia disfuncional y pobre, etc, etc, etc.
Realmente Vasconcelos ha escrito una historia conmovedora que te atrapa desde la primera página y cuando logras soltarlo te das cuenta de que se acabó.
son 200 páginas que se leen fácilmente y cuando lo acabas quieres que continúe.

Pd: lo siento si me olvidé de alguna tilde es mi primera reseña y tengo 13 años.
Comentar  Me gusta         140
Leercomoformadevida
 22 enero 2021
Estamos ante el libro con el que más he llorado en mi vida. Zezé es un niño de 5 años con una sensibilidad que roza el cielo y una inteligencia impropia de su edad. Tiene una mente millonaria de ideas y emociones, que no encaja con su ambiente familiar.
A pesar de sus travesuras de niño, Zezé nos ganará el corazón, y mucho, tanto a nosotros, como al Portugués, otro de los personajes de la historia y que tanto amor derrocha hacia Zezé.

Nuestro amado niño sólo quiere crear, disfrutar, innovar y sacar a la luz todas las emociones y sensaciones que tiene dentro. Sólo necesita cariño y ser amado. No es casualidad que cuando tiene ese amor en la escuela o con el Portugués su comportamiento es ejemplar.

Lectura conjunta con @carmenandrés, cuanto hemos sufrido, cuanto hemos llorado, pero cuanto nos ha hecho disfrutar este pequeño diablillo. En breve iremos a por la segunda parte.

En resumen, es una joya, una auténtica maravilla. El escritor relata su infancia y nos invita a acompañarlo.

Ojalá todas las personas tuvieran sólo una cuarta parte de la sensibilidad de Zezé. Uno de estos libros que nunca podré olvidar. Pasaron horas desde que acabé y sigo llorando.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         110
lectoraaburrida
 30 mayo 2018
Leí este libro por primera vez hace unos treinta años, allá por mi adolescencia y aun recuerdo la hinchada a llorar que me dí con su lectura. Tanto me gustó el libro, que lo robé de una biblioteca (años después lo presté y nunca me fue devuelto, cosas del karma imagino).
A lo que iba, mi intención era leer la continuación de esta historia: "Vamos a calentar el sol", pero quería retomar y tener más fresca la historia inicial de Zezé. Os confieso que es una relectura que me daba mucho miedo. ¿Sabré emocionarme como ya lo hice entonces hace treinta años? ¿Mi actual exigencia y madurez como lectora me impedirá disfrutar y sufrir con la historia que entonces, en mi inocencia adolescente, me cautivó?
Pues bien... Acabo de cerrar el libro... Llorando como si no fuera a ser capaz de dejar de hacerlo nunca... Y una vez más con la sensación de haber leído la historia más preciosa que ha pasado por los ojos de un lector.
¿Recomendaría este libro? Sí, sin duda alguna. Zezé os sacará sonrisas, ternura, lágrimas...quizá a algunas personas este libro les podrá parecer sensiblón en exceso, pero os aseguro que su narrativa es tan preciosa que merece la pena.
"Cuando la inocencia se ve interrumpida y nos vemos obligados a hacernos adultos antes de tiempo. Un libro lleno de ternura".
Hasta pronto mi Zezé, hasta pronto mi pajarito.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         90
Miriam
 19 enero 2018
Es una historia que inspira una inmensa ternura. Retrata la vida de una infancia con pocos recursos económicos y pasando por algunas adversidades. Pero con algunos momentos dulces. Si tuviera que describirlo en una frase sería:« Inocencia, amor y ternura en estado puro.»
Comentar  Me gusta         80
Edd62
 14 septiembre 2018
Aun no se que puede mas, la ternura y desbordada fantasia del niño -autor, o la rabia por la crueldad e injusticia que genera tanta desigualdad, en esta novela de corte autobiográfico se impone la persistencia y el amor a la vida y las cosas que sostienen la ilusion de ir a mejor, por sobre todo aquello que causa dolor fisico, pero mas aun sobre lo que genera dolor espiritual, las multiples carencias, que llevan a truncar tantas y tantas historias parecidas... no puedo dejar de remitirme a “ El Principito, “ como referencia en cuanto a todo lo que la vision de un niño puede mostrarnos, tomados de la mano de su amor e imaginacion, su resiliencia y su capacidad de perdonar,
Comentar  Me gusta         70
joha963
 31 mayo 2018
Este fue el libro que me introdujo al mundo de la lectura. Probablemente por el impacto que la triste vida de este joven tuvo en mi yo de 11 años. El final fue realmente decepcionante ya que la tragedia siguió a este chico a donde quiera que fue.
Comentar  Me gusta         50
ElrincondeDesi
 30 marzo 2021
Este año me propuse salir de mi zona de confort y me he atrevido con un clásico de la literatura brasileña.
Con este libro cortito (194 páginas) José Mauro de Vasconcelos, nos narra la historia de un niño de 5 años, pero tiene gran parte de autobiográfica.

Zezé vive en un barrio pobre de Brasil y sueña con ser poeta de mayor y llevar corbata de lazo. Es bastante precoz y tiene una imaginación y una sensibilidad que no corresponden con su corta vida.
Su padre está en paro desde hace bastante tiempo y es mamá quién trabaja y está ausente prácticamente todo el dia. Pero no está solo, tiene cuatro hermanos más.

Le cuenta sus cosas a una planta de naranja lima a la que llama Minguinho y se inventa historias para huir de los abusos que sufre en su casa, al pobre le pegan hasta por respirar.... Estas partes se me han hecho bastante duras, nunca entenderé ni podré justificar esa brutalidad a la que lo someten.

Como buen pillo arma de vez en cuando alguna travesura (bastante originales, por cierto) y he tenido que reírme con su ingenio. En casa se dan cuenta que ya sabe leer y falsifican su edad para que lo admitan en la escuela y es allí donde vemos que al niño le sobra bondad y ternura. Es muy consciente de la pobreza que hay en casa y no por eso deja de ser generoso con lo poco que tiene con los demás.

En medio de todo esto, conoce a alguien que realmente le demuestra mucho afecto y comienza a ilusionarse con la idea de vivir una vida mejor, lejos de esa familia que lo desprecia. Y hasta aquí puedo contar. El resto y como termina la historia creo que es mejor descubrirlo por uno mismo.

Me ha sorprendido bastante la libertad que puede tener un niño de esa edad en un barrio pobre en ese país, un choque de culturas brutal con la nuestra, ya que por lo general aquí a un niño de esa edad se le protege mucho.
La historia me ha despertado bastantes sentimientos y he empezado a disfrutarla de verdad casi pasando la mitad del libro.
Al ser cortita creo que merece la pena leerla, me ha parecido muy entrañable y también triste, con un mensaje muy bonito al final.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
IreneMF
 27 mayo 2021
Zezé tiene cinco años y su vida está rodeada de pobreza y maltrato. A través de sus ojos, Zezé nos enseñará como es su día a día, sus travesuras, su mundo imaginario y su gran corazón.

Mi planta de naranja Lima” es una novela donde se muestran situaciones muy duras y a las que Zezé tiene que enfrentarse cada día: la situación de desempleo de su padre, una madre ausente obligada a trabajar en unas condiciones precarias e inhumanas, las injusticias sociales, y el maltrato que sus padres y hermanos ejercen sobre él.

Pero lo que realmente duele en esta historia es que Zezé a pesar de esa falta de amor en su entorno, dará cariño incondicional a su familia y a sus amigos, lo que le llevará a preguntarse porque todo el mundo lo odio y si es verdad que es malo y es el hijo del diablo como todo el mundo dice.

En general, “ Mi planta de naranja lima” es una novela que me ha gustado porque aunque muestra la cara de la pobreza y la violencia; también se refleja la inocencia de la infancia, una ternura y bondad que solo los niños pueden ofrecer, y como la imaginación nos permite poder evadirnos de nuestra realidad.

P.D: Si la leéis, preparad pañuelos porque hay escenas que te encogen el corazón.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
MarioG17
 11 febrero 2020
Vasconcelos tiñe de negro una novela donde el ritmo lo pone su infancia y la realidad se desdibuja en un Brasil mágico desde sus ojos infantiles.
Mi planta de naranja lima (Libros del Asteroide) se publicó por primera vez en 1968 en Brasil, tierra natal de su autor, José Mauro Vasconcelos, que nació en Bangu, un barrio más que humilde de Rio de Janeiro. de hecho, el pasado 24 de julio se cumplieron 35 años de su fallecimiento, y qué mejor que recordarlo con la que es considerada su obra magna.
La novela es una obra de imaginería envidiable en la que Vasconcelos teje la infancia de Zezé, un niño de entre cinco y seis años que es el fiel reflejo del autor. Zezé vive en un ambiente duro donde no cesa de recibir palizas e insultos y donde encuentra como mejor amigo a un pequeño árbol de naranja lima al que llama Minguinho. Por eso el subtítulo del libro reza “Historia de un niño que un día descubrió el dolor”.
La portada del libro es quizás de lo más representativo de la niñez, que es el acto de ir a la playa con un flotador, y la traducción de Carlos Manzano es sobresaliente. En todo momento la novela parece estar escrita efectivamente por un niño que sortea obstáculos para ir saliendo adelante, para evitar las humillaciones por ser hijo de una india (lo cual era un estigma en el Brasil de la época), para mantener su dignidad entre tantos golpes y para convivir con su dura infancia sin ocultar su tristeza y sus ganas de acabar con todo y, así, poner fin a su sufrimiento (recordemos que el niño tiene solo cinco años).
Esta obra comparte matices, como es de suponer, con la literatura sudamericana de la época, y leyéndola se encuentran similitudes con el realismo mágico de Gabriel García Márquez o Juan Rulfo. La novela tiene mucho jugo y podría servir para hacer un análisis minucioso del Brasil de la época, de lo que supone la más temprana infancia y la amistad, que es un tema recurrente entre el niño, el árbol y algún que otro humano al que Zezé se aferra para no caer.
Zezé se plantea qué es la amistad y qué valor tiene en él la complicidad de su amigo Valadares o del árbol de naranja lima, que supera cualquier barrera biológica y habla con Zezé como si se tratara de un igual, o al menos eso imagina el pequeño en su mente. Es una amistad nada semejante a la que se narra en libros como El último encuentro, de Sándor Márai, donde esta obtiene un cariz más dramático y solemne, ya que la amistad que persigue Zezé es más inocente y no por ello menos valiosa, quizás al contrario.
Así, entre el amor a la naturaleza y el desconsuelo de una infancia febril, Zezé nos guía por su niñez a través de multitud de diálogos y de una agilidad narrativa que hacen de esta novela la más fácil de leer que yo recuerde y que remueve el interior ante el sufrimiento del niño y la pasividad del resto.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG





Test Ver más

Criaturas de la mitología griega

Soy una criatura híbrida, mitad hombre mitad caballo.

El Minotauro
El Centauro
La mantícora
Los caballos de Diomedes

12 preguntas
161 lectores participarón
Thèmes : mitología griegaCrear un test sobre este libro
.. ..